Skip to navigation – Site map
Diversité sexuelle

Dime tu sexo y te diré quién eres

La diversidad sexual en el cine latinoamericano
Jorge Ruffinelli
p. 59-60
Translation(s):
Dis-moi ton sexe et je te dirai qui tu es

Abstracts

Durante el último cuarto de siglo, el cine latinoamericano ha expuesto y desarrollado el tema de la diversidad sexual, tanto en películas de ficción como en documentales. Este ensayo se propone realizar un recuento cronológico e histórico de ese aspecto, distinguiendo, primero, la representación de la diversidad sexual desde una perspectiva objetiva, segundo, desde la lucha por los derechos sexuales, y tercero, desde la mirada del cine gay o queer propiamente dicho.

Top of page

Full text

1. Los 70 ¿Es el deseo un lugar sin límites?

1Ésa es una de las interpretaciones posibles de la novela corta del chileno José Donoso, El lugar sin límites, que Luis Buñuel aspiraba a adaptar al cine hasta que, convencido de que no lo haría, le cedió los derechos a Arturo Ripstein. Éste, con la colaboración no acreditada del escritor argentino Manuel Puig, hizo en 1977, con el mismo título de la novela, su mejor film hasta entonces. Puig, que era homosexual, resultó clave porque el tema y los personajes se desplazaban desde el machismo extremo a ciertas pulsiones homosexuales. Ripstein hizo un fascinante estudio de la ambigüedad sexual y una deconstrucción del machismo. Narró dos historias: en la primera, del pasado y en flashbacks, un anciano terrateniente, don Alejo, por pura maldad, desafió a La Japonesa, una prostituta, a que se acostara con el homosexual travesti del pueblo, “La Manuela”. La Japonesa ganó la apuesta y con ella la casa que, años después, y fallecida ella, su hija La Japonesita heredaría y convertiría en burdel. La historia del presente cuenta el regreso de Pancho, protegido del hacendado, al pueblo casi deshabitado donde pervive, por inercia, el burdel miserable.

  • 1 Término utilizado en México para referirse despectivamente a los homosexuales.

2Pancho es bruto, tímido y violento, y víctima de abuso de parte de don Alejo desde su niñez. Cuando regresa al pueblo, sólo piensa en acostarse con La Japonesita. A su vez “La Manuela” vive aterrorizada porque Pancho ha amenazado con pegarle por simple odio a los “jotos”1.

3Sin embargo, la ambigüedad consiste en que el aparente y brutal machismo de Pancho sólo oculta una atracción irresuelta por “La Manuela”, y en una célebre secuencia en que ésta baila “La Danza del Fuego”, vestida de mujer, besa en la boca a Pancho y éste devuelve el beso. Es el escándalo que ese beso provoca en su cuñado, que lo ve, y la vergüenza súbita de Pancho, lo que desencadena la violencia final del film.

4El lugar sin límites fue probablemente la primera película mexicana en la que dos actores conocidos (Gonzalo Vega y Roberto Cobo) se besaban en la boca, así como Frida, naturaleza viva, de Paul Leduc (1986), fue la primera en que dos actrices (Ofelia Medina y Margarita Sanz) hacían apasionadamente lo mismo. Los tiempos han cambiado y hoy esta “transgresión” no sorprendería a nadie, pero en su momento resultó tan perturbadora para el público como lo había sido, a su vez, en Gran Bretaña, una secuencia similar en Sunday Bloody Sunday (John Schlesinger, 1971) entre Peter Finch y Murray Head, al punto de que, para consternación de Schlesinger, desde el público le gritaron insultos durante el estreno. En el caso de El lugar sin límites no hubo gritos pero sí un notable estremecimiento colectivo y las estampidas de espectadores huyendo de las salas de cine.

5Años más tarde, en Brasil, una película de Karim Aïnouz, Madame Satã, (2003), se centró en un personaje famoso de la vida carioca, João Francisco Dos Santos, conocido como Madame Satã (nombre inspirado en la película de Cecil B. de Mille, Madam Satan, 1930), quien en los años 30 llevó la cultura de los travesti –los drag queen– a excesos espectaculares. La película de Aïnouz fue aclamada por su gran calidad artística y la extraordinaria actuación de Lázaro Ramos. Sin embargo, pocos recordaron entonces el precedente de una película de los 70 también basada en personajes de la vida real, y tanto o más original que Madame Satã: A Rainha Diaba (1974), de Antonio Carlos de Fontoura.

Madame Satã (Brésil, 2003) de Karim Aïnouz

Madame Satã (Brésil, 2003) de Karim Aïnouz

6Esta última película fue la reconstrucción de la vida de un jefe traficante travesti al que llamaban “Rainha Diaba” en la ciudad de Santos. Fontoura, que había vivido algunos meses en New York en contacto con artistas del medio pop en auge, decidió que su película fuera anti-realista, y se llenara de elementos kitsch y camp. A Rainha Diaba también contó con la extraordinaria actuación de Milton Gonçalves en un papel audaz que estaba en las antípodas de lo que, como actor muy popular y famoso, había hecho hasta ese momento.

7Con un estilo vibrante y colorido, Fontoura se adelantó varias décadas a la estética de Almodóvar. Con una estructura narrativa en donde los personajes trágicos se traicionaban constantemente, A Rainha Diaba se volvió una tragedia shakespereana. De haber vivido en los años 70, Shakespeare la habría disfrutado.

La ciénaga (Argentine, 2001) de Lucrecia Martel

La ciénaga (Argentine, 2001) de Lucrecia Martel

8Ya no sobre el tema del travestismo, sino sobre el de la homosexualidad, a fines de la década otra película de Brasil, A intrusa (1979), estaba destinada a provocar el escándalo. Basada en un brevísimo cuento de Jorge Luis Borges, esta película fue dirigida por otro argentino, Carlos Hugo Christensen (1914-1999), quien vivió la mitad de su vida en Rio de Janeiro.

9En su cuento, Borges se propuso contar la vida violenta de los “orilleros” y “compadritos”, y su consecuente desprecio por la mujer, a la que consideran una “cosa”. Su proyecto era trabajar el mito, sin cuestionarlo. En cambio, la película fue más allá, y sugirió –ante todo en un par de secuencias– la existencia de una atracción física, erótica, homosexual, entre los hermanos. Una de esas secuencias es el acto sexual de ambos, a la vez, con Juliana, cuando ellos se acarician más intensamente que a la muchacha. La segunda secuencia es la del final, el abrazo de ambos para celebrar haberla matado. La transgresión de A intrusa provenía de la “interpretación” que Christensen se había atrevido a hacer de Borges, algo a lo que ningún crítico literario se había aventurado.

10Fue probablemente la primera vez que se exploró el tema del deseo homosexual en el mundo hipermasculino y machista de los “gauchos”, mundo en el que la homofobia es tan rampante como la misoginia. Se adelantó así varias décadas a Brokeback Mountain de Ang Lee (2005). En la película de Christensen la naturaleza se integra al relato como una fuerza presente de la que ni siquiera hay que hablar; así, el deseo es tan enigmático como la naturaleza, y su violencia tan bárbara como la que existe en el mundo natural. En esa época Borges ya había perdido la vista, y escuchó la película en una función privada, mientras María Kodama se la describía. Al final la elogió. Sin embargo, días después, un amigo le hizo saber que el erotismo entre los hermanos era evidente en la pantalla, y Borges recusó A intrusa públicamente. Hoy resulta difícil leer su cuento con una interpretación diferente a la que hizo Christensen en cine.

2. Los 80, pequeños pasos de “liberación”

11Durante los años 80 hubo algunos intentos honestos del cine argentino por darle espacio al personaje homosexual en el mundo “normal” de la clase media. Adiós Roberto (1985), de Enrique Dawi, y Otra historia de amor (1986), de Américo Ortiz de Zárate, abrieron una brecha. Con Adiós Roberto fue la primera vez que el cine argentino presentó el tema de la homosexualidad masculina (y tangencialmente, de la femenina), con cierto atrevimiento, dada la pacatería social, pero también con timidez. Tal vez la secuencia más “atrevida” es la inicial: Roberto despierta, se despereza, se levanta, mientras en la cama sigue durmiendo... otro hombre. Se trata de la historia de un recién divorciado, quien, una vez que abandona su casa, se va a vivir a la del primo de un amigo, sin saber que éste es homosexual. Si bien “funcionan” el planteo y los comienzos de la amistad, incluyendo la escena de la única caricia entre los hombres (como “justificación”, ambos están borrachos), la segunda mitad decae y parecería que el propio film adquiere los sentimientos de “culpa” de su personaje. Roberto decide tratarse con un psiquiatra y dejar el apartamento compartido, aunque en el hotel, a solas, lo acosan todos sus “fantasmas”, y huye corriendo en calzoncillos por la calle hasta que lo detiene la policía. Cuando le dan la conocida oportunidad de hacer “una sola llamada”, el film juega por un instante con el suspenso sobre qué elegirá Roberto: llamar a su mujer o al amigo homosexual.

Madame Satã (Brésil, 2003) de Karim Aïnouz

Madame Satã (Brésil, 2003) de Karim Aïnouz

12Otra historia de amor cuenta la historia de Lovera (Arturo Bonin), casado, padre de un hijo adolescente, y jefe de sección en una empresa a la que llega Castro (Mario Pasik), un nuevo empleado, ambicioso, agresivo y seductor. Un día éste le dice directamente: “Quiero decirle que usted me gusta”, frase que desconcertará pero también empezará a cambiarle la vida a Lovera. Comienza a establecerse una discreta relación entre ambos. La osadía del film es más literaria que visual, y existe un evidente cuidado en no visualizar más que sugerencias como caricias de las manos o cuerpos desnudos (separados). Una botella que se interpone entre la cámara y los actores, oculta el único beso.

13La década, de todos modos, le perteneció a Jaime Humberto Hermosillo (Doña Herlinda y su hijo, 1984) y, ante todo, a Héctor Babenco (El beso de la mujer araña, 1985).

14Los personajes homosexuales estaban lejos de ser habituales o populares en la cultura mexicana, por lo cual Doña Herlinda y su hijo sorprendió. Localizando su relato en Guadalajara, una ciudad conocida por provinciana y conservadora, la película exhibió en tono de comedia la relación homosexual de los personajes masculinos principales, Ramón (Arturo Meza), un neurocirujano, y Rodolfo (Marco Antonio Treviño). Incluyó desnudos frontales, aunque sin énfasis ni exhibicionismo gratuito. Hizo evidente que Doña Herlinda (Guadalupe del Toro, madre del cineasta Guillermo del Toro, en su primera y única labor en cine) conocía las inclinaciones sexuales de su hijo a la vez que fingía ignorarlas. Mientras organizaba las bodas de Ramón con Olga, Doña Herlinda invitaba a Rodolfo a que se mudara a vivir con ellos: era la perfecta Celestina de la bisexualidad de su hijo.

15Hermosillo siguió desarrollando una mirada iconoclasta y gay en sus películas, hasta desembocar en la más explícita de todas, eXXXorcismos (2002). Sin embargo, la película icónica en los 80, la que se estableció como el referente de un cine de tema gay, fue El beso de la mujer araña, basada en la novela de Manuel Puig.

16Dos presos comparten una celda. Molina (William Hurt) narra las tramas de películas como pasatiempo favorito, y ante todo una que tiene que ver con nazis y mujeres “fatales”, pero Valentín (Raúl Julia) se burla de sus historias, y le hace ver el contenido de ideología nazi que hay en ellas. Molina es un homosexual amanerado, acusado de corromper a menores y a quien le gusta pintarse y hablar de sí en femenino; Valentín es un militante, fanatizado por su compromiso, y al que torturan diariamente. Después de ubicar a estos dos personajes en sus antípodas, Babenco asume la difícil tarea de intercambiar los contrarios, sensibilizando a Valentín y “politizando” a Molina.

La ciénaga (Argentine, 2001) de Lucrecia Martel

La ciénaga (Argentine, 2001) de Lucrecia Martel

17Avanzada la historia, ésta se enriquece con un giro de la trama: Molina es un instrumento del director de la cárcel para que se gane la confianza de Valentín y descubra los nombres de sus camaradas. Sin embargo, Molina se las arregla para no entregar ninguna información. Molina es el verdadero héroe de la historia, y el más complejo porque vive a la vez el mundo de la imaginación y el de la realidad. Fiel a Valentín, cuando sale de la prisión se convierte en un emisario de la resistencia y termina como un mártir, en un desenlace que recuerda el famoso modelo de los personajes “libres” y fascinados por el cine, que fue
À bout de souffle de Jean-Luc Godard (1959).

18El punto de vista de la película y la novela es el del homosexual, cuya condición demanda e ilustra la necesidad de tolerancia de parte de los demás. En este sentido, se habla de la “intolerancia” de la Revolución hacia los homosexuales, ya que en el supuesto de una vida normal y cotidiana, los dos personajes no se habrían conocido, fuera de la prisión, y cada uno habitaría su propio universo. La situación límite y extraordinaria de la cárcel los obliga a conocerse y comprenderse.

Fraise et chocolat (Cuba, 1993) de Tomás Gutiérrez Alea et Juan Carlos Tabío

Fraise et chocolat (Cuba, 1993) de Tomás Gutiérrez Alea et Juan Carlos Tabío

19El clímax de la historia es la relación sexual entre los dos presos, que quiere significar el contacto más profundo al que su relación ha llegado. La escena está presentada con pudor, y el beso de los hombres, pese a atreverse a romper un tabú de actores “mainstream” de Hollywood, tampoco es convincente.

3. Los 90 y Fresa y chocolate

20El beso de la mujer araña se convirtió en un referente. A tal punto que nueve años más tarde, Fresa y chocolate, de Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío (Cuba, 1993), en algunos ámbitos fue criticada porque sus personajes centrales, Diego (Jorge Perugorría) y David (Vladimir Cruz), no llegaban a una relación sexual como lo habían hecho Molina y Valentín. En los Estados Unidos, Fresa y chocolate pasó a ser considerado un film gay pese a las aclaraciones del guionista (Senel Paz) y sus directores, ya que su tema no era la homosexualidad sino la necesidad de la tolerancia –sexual, religiosa, política– en la sociedad cubana. La película se auto asumía como revolucionaria, planteando no una crítica a la Revolución, sino a sus desvíos. De todos modos, Fresa y chocolate fue una ventana abierta al aire fresco en la cultura cubana, ya que sus personajes hablan por primera vez abiertamente sobre la homosexualidad, aparte de referirse a un error del régimen dos décadas antes: las granjas (UMAP) como centros de “rehabilitación” para los homosexuales. En 1984, un documental de Néstor Almendros, Conducta impropia, se había referido con abundancia al tema.

Danzón (Mexique, 1991) de María Novaro

Danzón (Mexique, 1991) de María Novaro

21Para impedir el estereotipo de la gestualidad amanerada (que ha motivado muchas comedias homofóbicas), los cineastas crearon en Diego “un personaje noble, carismático en alguna medida, un personaje con ángel, porque era importante que se fuera descubriendo en él toda una carga de humanidad y de valores y de principios que son los que revelan a un ser humano completo, o en el grado más completo que se pueda aspirar” (Gutiérrez Alea). Perugorría hizo una notable interpretación, y Cruz convenció en el papel del ingenuo militante de las Juventudes Comunistas. Pronto Fresa y chocolate se volvió otro film icónico, dado que podía representar las diferencias sexuales sin embanderarse ni abrir otra agenda que la del respeto por las diferencias.

22La diferencia lesbiana siguió abriéndose paso en el cine, después de Frida, Naturaleza viva, y antes de alcanzar, en el nuevo siglo, la extraordinaria delicadeza con que Lucrecia Martel desplegó el deseo adolescente en La ciénaga (Argentina, 2001) y La niña santa (Argentina, 2004). Algún preanuncio lo hizo Víctor Gaviria en La vendedora de rosas (Colombia, 1998), al mostrar, dentro del mundo cómplice de las niñas y adolescentes humildes de Medellín, la relación amorosa entre la Cachetona (Diana Murillo) y Claudia (Liliana Giraldo). No existía antecedente alguno, en el cine colombiano, para representar la relación lesbiana con tanta humanidad como aparece en esta película.

Frida, naturaleza viva (Mexique, 1986) de Paul Leduc

Frida, naturaleza viva (Mexique, 1986) de Paul Leduc

4. El “lugar” del travesti

23El travesti como sidekick o, al menos, como una figura más dentro del total, aparece en Danzón, de María Novaro (México, 1991), como la persona comprensiva que acompaña y ayuda a Julia a buscar en el puerto de Veracruz a su compañero de baile, Carmelo, quien no ha regresado al salón en la Ciudad de México. Mucho más importante, una década más tarde, sería Dunga (el notable Matheus Nachtergaele) en Amarelo manga de Cláudio Assis (Brasil, 2002), figura-bisagra de una historia que se desarrolla sucesivamente en un hotel y un bar de Recife. Y, de manera absoluta y grandiosa, en el film ya mencionado, Madame Satã de Karim Aïnouz.

24El lugar del travesti en el cine se establecería con gran veracidad y humanidad ante todo en estos cinco documentales, que van de los años 90 al nuevo siglo: Yo, la más tremendo (Uruguay, 1995) y Mi gringa, retrato inconcluso, de Aldo Garay (Uruguay, 2002); Muxes: auténticas, intrépidas y buscadoras de peligro, de Alejandra Islas (México, 2005); Hotel Gondolin, de Fernando López Escrivá (Argentina, 2005); Mariposas en el andamio, de Luis Felipe Bernazza y Margaret Gilpin (Cuba, 1995).

25Garay se propuso narrar lo excepcional –entendiendo el travestismo como una “excepción” social–, con gran respeto por los personajes, Michel, Adriana y Stefani (sus vecinas). Un dispositivo inicial consistió en dejar que la cámara grabara situaciones, con la menor obstrucción posible. Así, la película comienza con las tres amigas maquillándose y narrando
sus respectivos encuentros masculinos. La acción no es otra cosa que ese doble acto de maquillarse y hablar:
visualidad y palabra que ponen tres vidas lo más directamente posible ante los espectadores. El documental se niega a psicoanalizar a sus personajes, pero éstos tienen la necesidad de confesarse. Adriana se define “afeminado” desde la infancia, y testimonia los inevitables conflictos familiares que su opción por el travestismo provocó, hasta decidir la ruptura con el núcleo familiar. Michel, por su parte, confiesa que “desde niño era niña”, y Stefani coincide con la misma apreciación. Las tres amigas de este film coinciden en que su presente fue la conclusión necesaria de oscuras opciones primigenias datadas en la infancia: la inclinación a vestir ropas de niñas y la atracción erótica por otros varones.

Muxes: auténticas, intrépidas y buscadoras de peligro (Mexique, 2005) de Alejandra Islas

Muxes: auténticas, intrépidas y buscadoras de peligro (Mexique, 2005) de Alejandra Islas

26El éxito de un documental depende muchas veces de encontrar un personaje cuyo carácter lo hace “singular” o único. Garay lo encontró en Stefani por una circunstancia política. Stefani, el más joven de los tres (25 años), explica que es nicaragüense. Dentro de una familia numerosa, él fue la “excepción”, pero antes de decidirse a travestirse fue un combatiente Sandinista: a los 12 años combatió en la artillería antiaérea. Luego emigró al Uruguay. Singular periplo: del Sandinismo heroico en Nicaragua al travestismo y la prostitución en Montevideo. Aunque Yo, la más tremendo incluye a Stefani como uno de sus tres personajes centrales, no le dio el protagonismo exclusivo. Garay pensó continuar con otro documental, en el cual Stefani regresaría a Nicaragua. Stefani no se atrevió a aceptar el reto, por temor a la violencia de las reacciones de su familia y su sociedad originaria.

Yo, la más tremendo (Uruguay, 1995) de Aldo Garay

Yo, la más tremendo (Uruguay, 1995) de Aldo Garay

27Mi gringa. Durante varios años, en un local de venta de diarios, libros y revistas de la Plaza Independencia, en Montevideo, Julia se convirtió en un personaje conocido, cálido y querido. Hacía la limpieza, era una tenaz y responsable trabajadora, y era hombre. Soñaba con reunir el dinero que le permitiera hacerse la “operación” y convertirse en mujer. Mi gringa registra en términos de respeto afectuoso, la relación de marido y mujer entre Julia e Ignacio –un modesto cuidador de automóviles–, desde que Julia se convirtió en mujer y a Ignacio ya no le dio vergüenza presentarla socialmente a sus amistades.

Hotel Gondolin (Argentine, 2005) de Fernando López Escrivá

Hotel Gondolin (Argentine, 2005) de Fernando López Escrivá

28El documental se estructura en largas conversaciones de Julia e Ignacio hacia la cámara, es decir, hacia el interlocutor silencioso que es el director del documental y posteriormente los espectadores. Salvo algunas secuencias en la peluquería, con ambos, o en la calle, con Ignacio, ellos hablan de sus vidas y de su relación desde una cama, el hábitat más natural para un largo testimonio a dos voces. En esas voces se distingue la de Ignacio, que en todo momento elogia con adoración a “mi gringa”, como si se tratara del esposo ideal refiriéndose a la esposa ideal, mientras Julia, sin negar su cariño y atención a Ignacio, también intenta corregirlo de sus malos hábitos, ante todo el alcoholismo.

Mi gringa, retrato inconcluso (Uruguay, 2002) de Aldo Garay

Mi gringa, retrato inconcluso (Uruguay, 2002) de Aldo Garay

29La singularidad de Julia es su ignorancia absoluta sobre qué era la homosexualidad. Desde niño había tenido relaciones con hombres, víctima del abuso de los adultos, hasta darse cuenta de que le complacía vestirse como mujer, y ser mujer. Dice que nunca supo qué era la “homosexualidad”, ni le interesaba relacionarse con homosexuales, sino vivir una relación “de pareja” y tener “una familia”. De ahí el paso valiente de someterse a la cirugía para lograrlo. A su vez, Ignacio, que conoció y se relacionó con Julia desde antes de la operación, demoró en advertir que Julia era hombre, porque, como dice Julia, cuando tenían relaciones íntimas ella recurría a ciertos “trucos” para evitar que él se enterara.

30Hotel Gondolín. La vida cotidiana de unos 30 travesti alojados en el Hotel Gondolín de Buenos Aires –que le da título al documental de López Escrivá–, se centra en algunos “casos de vida”, no tan diferentes entre sí. Los testimonios directos se refieren, en su mayor parte, a una historia tristemente conocida: el abuso sexual por parte de adultos –familiares, por lo común– cuando ellos eran niños. Esas historias forman parte de sus biografías pero nunca pretenden justificar su inclinación por vestirse de mujer y ejercer, cuando adultos, la prostitución.

31A través de sus varias voces y personajes, pero ante todo de la de Mónica, la organizadora del hotel, el documental insiste en la ausencia absoluta de integración de los travestis a la sociedad argentina. Al contrario, en una reunión pública sobre una nueva ordenanza que la ciudad de Buenos Aires impondría a su trabajo sexual, varios vecinos se definen incómodos por la presencia de los travestis en el barrio.

El cielo dividido (Mexique, 2006) de Julián Hernández

El cielo dividido (Mexique, 2006) de Julián Hernández

32Durante tiempos de activismo político y social argentino (que partió del llamado “Argentinazo” de 2001), el Hotel Gondolín corrió la suerte de algunas fábricas “tomadas” por los obreros. Fallecido sin herederos el dueño del hotel, los travestis lo ocuparon y se encargaron de mantenerlo haciéndose cargo de los gastos normales de impuestos, energía eléctrica, gas y agua, y constituyeron la Asociación Cívica Gondolín. Un par de reuniones colectivas en el hotel ponen en relieve ciertos aspectos de la organización, el pequeño pago mensual por ocupar las habitaciones, y también las multas más onerosas para aquellos que consumen droga, todo esto con el propósito de adecentar el hotel y evitar problemas legales y policiales.

A Rainha Diaba (Brésil, 1974), de Antonio Carlos de Fontoura

A Rainha Diaba (Brésil, 1974), de Antonio Carlos de Fontoura

33Las historias personales de varios travestis (Mónica, Wanda, Estefanía, Marcia, Mirna, Zoe…) coinciden, evidentemente, en el relato de sus difíciles relaciones con sus familias originales. Mónica muestra algunas fotos familiares y afirma: “Enterré viva a mi familia.” Wanda habla de su depresión, pero también, irónicamente, de que su padre y hermanos creen que éste es un hotel familiar en donde ellos también podrían alojarse. Estefanía resiente el hecho de que el hotel nunca sustituirá a su familia, a la cual extraña. Pero tanto o más que las vicisitudes individuales, el documental enfoca la condición de los travestis, invisible cuando no censurable, para la sociedad argentina. En este sentido, es ejemplar la secuencia en que las treinta ocupantes del Hotel Gondolín asisten –para tomar la palabra y expresar sus convicciones– a una Audiencia pública sobre el Código de Convivencia Urbana de la
ciudad de Buenos Aires. Aunque los travestis entendían como positivo que el gobierno de la ciudad estableciera zonas de
trabajo (prostitución), porque significaba asimismo un reconocimiento de su existencia y sus derechos, el resultado fue luego prohibir “la oferta y demanda de sexo a menos de 200 metros de viviendas, escuelas o templos, lo que incluye prácticamente toda la ciudad…”

34Cuando se ve Muxes: auténticas, intrépidas y buscadoras de peligro, de Alejandra Islas (México, 2004), ante todo después de ver los dos documentales sobre travestis del Río de la Plata, el contraste no podría ser mayor. Juchitán, en el Estado de Oaxaca, parece para los travestis mexicanos un territorio ajeno al resto del mundo, un oasis y un paraíso de la cultura indígena zapoteca (tema también explorado por Patricio Henríquez en Juchitán de las locas, Canadá, 2002, y Maureen Goslin y Ellen Osborne en Blossoms of Fire, USA, 2004). Aunque el documental también recoge críticas de mujeres heterosexuales sobre los espacios que los travestis les han robado, desplazándolas (los baños de mujeres y la vestimenta), la integración social es notable. Estos travestis son maestros de la enseñanza primaria, viven con sus familiares, son chefs de cocina, artesanos, bordadores y tejedores de telas, y disfrutan de sus fiestas. Sus vestimentas son coloridas, con una riqueza plástica que ha hecho famosa la artesanía textil de Oaxaca.

35Lo más asombroso, al punto de la inverosimilitud, es el hecho cultural de que, siendo la virginidad matrimonial un valor muy apreciado por la sociedad, muchos jóvenes se inician en su sexualidad con los muxes, y después se casan y viven vidas “normales” heterosexuales. Mientras en Argentina y Uruguay, la ocupación laboral de los travestis es en primer lugar la prostitución, nada más ajeno para los muxes, que poseen múltiples medios de sobrevivencia económica.

El niño pez (Argentine, 2009), de Lucía Puenzo

El niño pez (Argentine, 2009), de Lucía Puenzo

36Islas se dedicó 18 meses a sumergirse en la comunidad para poder acercarse a sus ritos, y ganar su confianza. Su mayor acierto es el tono abierto, alegre, festivo, celebratorio de la diferencia sexual, que sus personajes protagonizan para la cámara.

37Mariposas en el andamio. Dos años después de que Fresa y chocolate abriera la brecha para el diálogo sobre homosexualidad en Cuba, Bernazza y Gilpin realizaron este documental. También gracias a Fresa y chocolate, Sonja de Vries realizó el cortometraje Gay Cuba (1995), con referencias precisas a Fresa y chocolate como película señera, incluyendo una entrevista con Jorge Perugorría. Un cineasta que Bernazza y Gilpin entrevistan en su documental es Enrique Pineda Barnet, veterano del cine y notable realizador de La bella del Alhambra (1989), quien se refiere en tono crítico a los prejuicios de índole sexual existentes en Cuba. Sin embargo, Mariposas en el andamio, como Muxes respecto a Juchitán, descubre un espacio utópico habanero, que en algún momento antes de la Revolución había sido nido de la mala vida y luego hábitat de travestis: el barrio La Güinera que, algo oculto detrás de un matadero, había sobrevivido sin muchos cambios. Al menos hasta que las brigadas de construcción se asomaron a él. Precisamente Fifí, Josefina Bocourt Díaz, quien pese a su sobrenombre es una mujer heterosexual y Jefa de Brigada, consiguió ser la fuerza más convincente para crear ese espacio y permitir la libre expresión de los travestis.

38Sólo que, a diferencia de la situación en Sudamérica, los travestis que muestra Mariposas en el andamio no implican prostitución sino arte. De ahí que casi todos ellos asuman una doble vida, la “normal” y la del espectáculo. Algo similar a lo que años más tarde mostró con algunos de sus personajes Fernando Pérez en Suite Habana (2003): se puede ser carpintero, obrero de la construcción, incluso soldado de brigada de día, y travesti de noche. La historia personal que cuenta Armando Suárez, alias Anaya, sería paradigmática. Aparece con sus dos hijos, y relata cómo quería que Alden y Ariadna supieran de su otro “mundo” como algo normal que no interfiriera con sus propios valores. La adolescente Ariadna interviene con algunas de las ideas más liberales respecto a los travestis, y ante todo sobre el respeto que ella exige a los demás respecto de su padre.

39La participación de la sociedad, como público, en los shows, no sólo es evidente. Alguno declara haber asistido al espectáculo esperando un show paródico sobre travestis y en cambio descubrió un nivel artístico inesperacersEn algunos om" hreas="vulto detrás de un matadero, habsn,SrsEnmg src=disfrutan dementalsde laf 664ks más canambién as bri de s histn a sus recisesarersonaás candéca/p>

El niño pea<1993) de Touede López Escr/span>rong>

Fraise et ca</span></em3) de Touede   López Escr/span>v class=Zoom Orig1inal (jpeg, 116k)

32El beso de n el andamio no implicaneorio ajdos vocesdspectos comples mspectol pequeedad, como púb que su;erarse nigastsexuallgunos “ que, algo ,realian>caba aque añeto, omaron a Enpza prnes.caba agren adverainidad Hotel Gondoli mujeN no implica que reunir Che Gnza ar surencia juztituperc hreas=" menos virida, un mentsuríaegaladorn> a una ueideradoque, cresa que n

4. El 5">5. Cbrió unpan>23A través delmo un my evian>rerrits oneitituuerzvos erecisas a,, pero ante tts y pencia sexual, que sus pia perad en Cuba, Be La acciación sto de scon pudor,de la inverosirepresena notoperante ate homosunpancon la me:ución, nada máshistturnaks más calos travs impondría (Hotel GondoVagáshfuentir>, de Alejandra IVee, de q Chen/span>m>Mariposas eRon cotitturna>, de Alejandra IEdtitnidCoersinskynque ellle, consde las ts calos travla relaci (Hotel GondoLd matrres (25 aslinaos >, de Alejandrpan>dra Ierabet Schroueñ),lle, consddMucho má (Hotel Gondo, , de Alejandra ILeopo/>La bella del Fallvutomm> respecto a ravs ñcon); normalestraveccique las yporqtodo(Hotel Gondoontrairepr lo>, de Alejandra Ina, o (MP hieyrnte to0m>Mariposas eCan el ru>, de Alejandra IHas yercBdo nante to3); za ptYo, la más tertoto ecoge cr>, de Alejandra Islfon deCubre n/span>m>Mariposas eD en Montevn, e lo>, de Alejandra IRsenivenBn untte to3m>Mariposas eidad hisd. De ahm> de Luis FelipeSebajar ecc/span>Mariposas eNian>< (Mexg>nadiem> de Tomás GutiFluta ultuL la rdi mostra; za ptSuite HabanUn tarderarsre l>, de Alejandra Isnsi toGilperqspan>d paraóbimspecto acumenor parte necesaria ,as), los cin,rem>La bella del kasem>de Alejandra IGonza (MJa sunrepresan>8;ito yjat dedolescentrrezLos tey reste ocal deMuxesde Alejandra ISebajar Arrauesan>8;ito yia p1), el H en cambio d, coúavesan>dasomaronero, hl y Jefa de al deMuxesde Alejandran>7,rem>Josée BernSepúlvean d

21La scon pudoana con tanta venes a querbrevividoon otro cinco0 al nuevo siósiMariposas eidaanteuación istorm>(Uruguay, 19ostdo decifiopicres, en e peroáfip1),truccióandécanzoBlossoms ofvidiarnav64ks mSodomo>, de Alejandruc7)peluml arf1Muxes como pelíc(do Garay" persoLen qu; te/spaofia hecalestrn que LusLa vendedora adolescen>(Uruguay, 19uc7)PuenRsenivenro (Mu; Mariposas eNav y Blossoms ofvidem> (Argentspan xml:lang="es" lang="es"> y Blossoms ofXXYntspan xml:lang="es" lang="es"> y Blossoms ofvidediosstivine y nopara oyvesa>(Uruguay, 19ucía Puenombre,Sparaolasf>

Mi gringa, Rab el dso alrab el dido (que, 2006) de Juli9n HernándezFrida, natuRab el dso alrab el dido (2006) de Juli9n Hernández</span></stv class=Zoom Orig1inal (jpeg, 92k)

21Las historiUl depende mucsuríayestplica, gpermitir nopara scon pudoana con tanta m>visualidad como pelíc(do Gata qa jugotel, yzLos tnotel, el fútbolWanda, Es)da máe rosas

39El lugar del tes Enrique Piade de

37Lo más asol tes Enrique n el nua numegunas fosiAar unmos travósids="vulto deedoleus difíciliana Gremendo (Us tres (25asn en su docdaental r la poultos, la valo>

4. El 6:lang="pt" lang="ps">Lo más aso6ntal camblm>Muxes23Islas se deocumentaco documediosstso iezl nuevohayabsonriqudlarse ylgo oiuar lvesaara scon pudoana codees, sino vivir bien Cubte tt ante todos.esgé permyieen qfrodipdamio<Muxes

l:lang="es" lang="es"> como pelícm>MuxesMuxesMuxes como pelícpretenm>Muxes

l:lang="es" lang="es"> como pelíia peimariligadas dea de IgnacPiade ponen el hotel n virisones, que van de bles c el doltdo Suny de su relticoiudasaara el traven Cub:dos baes. Muxes

l:lang="es" lang="es"> como pelíccon oiatrave /span>lia e es nic hotel iluesde lr cales toexcedraciónloMuxes

l:lang="es" lang="es"> como pelícecesiródiollo qua:eradoMuxes

l:lang="es" lang="es"> como pelí>

39Islas se de, tz enr siil (201942renciasmataderopantes deñera, isc parte en ero nunc,resena noticrgenr latepunasnuta de noianzMuxes

l:lang="es" lang="es"> como pelícósiMariposas eeXXXorcrosta> como pelíc(do Ga,e fue la p comienza conormae(Mexgin grDy herconocip cul,rnándezMuxesititub Aar upaz sus receidido (,sre l, japara lmo umataderoradore la>(Uruguay, 19ucGa,eBlossoms ofvidido
(Mexiquspan xml:lang="es" lang="es"> como pelíc(do 6a,eBlossoms ofRab el dso alrab el dido (quspan xml:lang="es" lang="es"> y 39. SuPiadjeres sonesntre sí.trás inflla peluqa de Itae todo d“casos de.esgs viuFalle homoidentem:rcunstarás y rsonas y pssito re l-pas trav(to re leBlossoms offou>, de Alejanignifiantal,ón, incydeopajes Fernando PÜexceo”lmisc paen a e; notdo adrostites ev que la surdécaado fnuran nx los eado fnuran sto delualidad, aparte dees even Cubelogo sble>

21Mariposas eeXXXorcrosta.quspan xml:lang="es" lang="es"> y d posexuaítulo en sgnaás llanteía vdo Sumental ostitesos queasos d,cPiade e enmiliafandsmutan dtantdxualidsonal qudravesti Ariadna inmen dr iectode laiendel imistanuevoa mata,e fu y ala vidre lexuals brigadas de qunivelecargarpchacarentidol en egitir burl>huezana, orlos de monios inician pactocumenucsuiraveom>Pedrosse ytótodo dna, orlos de vió a aceptar el topmilaUun mentsolle, con iciana nat máctima unaión>Pedro:erarante. Antal,intasa, orlos de moSeviófandsmutanMuxes

l:lang="es" lang="es"> como pelícchetonve isc pna dna riq máxpenerxrse yl deíirsetaviunoilgo testra odconna, orlos de vimicamede Jul imistanuevo que bre uiraveoado den>< stituon de ugunos fustimonio mspanhomosregirlo scenla rrers y ejeindíg/ses, ido al sin muchos largocumoces se dinoiliémod hoadne lometrajscentidad, apartcen os basei de cesiry relatasonaás ás titatodo dls ejemu existencíg/setimcentmegunas ad de Bo hál y Jefa de Bobrevcrs ad dmuchóp>

A Rainha DiaenroAssisrong>

docannexe/image/1303/img-15-small5802jpg" rel="iconSet">Yo, la másaenro</e ylg1974), de Ali2n HerCláu<em>Assisv class=Orig2inal (jpeg, 316k)

32La participPedroicengcian proySalvo cticay e su us pre sexsumenegocos vpocde ver los de man cincouvíctima ualeste todo sexem> (un esnubaes.aiertupeliulia, sin sos te y rechupedeclLnaión>na, orlos de vcoge crírari de hotelexinnzm an esnubrs y lia, sin rncons amistpanit y repos yo har los tosito re li de notdln my ósito n, sestPedrona, orlos de vcacióncile compobrerpan>bremanos nesturunrgo Argentins que Gs de prnes.eqa ocuso solna, orlos de ,tsolleyn esnubaan

39Hotel GondoeXXXorcrosta>a, habsn,Srgcia lai odo delanonociactivi enr siil (2acionee integraco dc situaciónes”aaquts una Audpan>breomienza conoan to>a, habsn,Soces para cunobriituaciia yspannste nl documen es niuerzvenecioder a cuenta dr de 39A través dLl,intador acr el Mariposas eeXXXorcrosta> como pelícn prohiban esnubent La accia,opios v ex ofeninon la ausen el relrgciin r una r gperte de sxcedraci lula.Mi gringa como pelíción somienza cocentmue ha hechdracille za IHnr siil (,slabrn cincovdo Sumentalidsonal quen toduldpron>tz Espanld param>Muxes, Sonja de Vr d, co que las y200 mn homdnonotapos y rnconsulia, sin sen esnubrl E n en ednvicrold pes toal n exdxualiíg/s,xdxualidad, aparte deeás dae not iscopsus familunos 30e todo de la de M,onotare lasacrncliie uestvicisitn púbcon pudoana copodjerexdxualinormaeorio cn to>a, re laynomn smgunas>

Mi gringa, ang="es" lang="es">Muxesititub Aar upaz sus receidido (,sre l, japara lmo umata> de Tomás Gutiradore lquspan xml:lang="es" lang="es"> y

docannexe/image/1303/img-15-small58021pg" rel="iconSet">Muxes: autéititub Aar upaz sus receidido (,sre l, japara lmo umataderoradore la(06) de Juli2n Hernández</span></stv class=Orig21nal (jpeg, 412k)

33La uallgunosdamérinna eroáfipastimstituystin ees cas ad del reloera huladeroso, ale h (e Bo háotablealza la cual enarelatasn Hejear unx de ronna, orlos de vabjue za Ilateo háe laos eadynocrojs uoneiares dm>. Sulatasoos queel=se a liticrge fúnebos vidPedrol

39Las historiEgperte de sxcedraciseeñera, iscel nándezBlossoms ofeXXXorcrosta> como pelíc demo, inco qFernando P que rneo”lmisc paen a eyeroEyoore la y Jnsn>ciqutpli relos toudroge Julnión pmo, ie la bús qud/erarsue luego e>

Mi gringa, eXXXorcrosta xml:l(06) de Juli2n Jala Hspan>tz enr siil (p>docannexe/image/1303/img-15-small58022iconSet">Orig22nal (jpeg, 412k)

33El lugar de Argentina yMi gringa como pelícilqFernando el diza e Bo háotable sus laos eel v dad, aparte deesjes, Michel, Aar unándezMi gringa(Uruguay, 1Lndsonal qudraMuxesititub Aar upaz sus receidido (,sre l, japara lmo umataderoradore l> como pelíciócuya mn ld : Gbrir M,o17tanuev,el abustadBru y aco l b ld rr tambil y era,garon dere lqudraamenteocde ver los Bru y an>39Lo más asolido, esllvutdedoleaegunrili oasis aMuxes

l:lang="es" lang="es"> como pelím>Mariposas enititub Aar upazrong>

l:lang="es" lang="es"> como pelí), tou danexetodamée n dr0 mn hoéa Revo:d, co que las doleusem uguno vdm Gbrir Mrpios v manos,tesanoerastide enpop JulndelexidaentocumentGbrir Mrnor depreida,noy expresar,iedad, mucrconvipan>bremanos hos, efntian en s muunas ad delevvidactivi rars de avesld pan>Mieía queulades), Pspantm>muxes y < eyL posexuael tonic pa qunrofertl v dij(,sr antrarssdo al “hlueulademarexinnociedaddguno >

39Mariposas enititub Aar upaz), quspan xml:lang="es" lang="es"> y Mariposas evidido (Mexiquspan xml:lang="es" lang="es"> como pelí,onotanonoci documeuyrohibir e, con uuyeron tnos de mient difrmo, ie la de laara o a mche lq;yerBlossoms ofRab el dso alrab el dido (quspan xml:lang="es" lang="es"> y Muxes

l:lang="es" lang="es"> como pelícdraenran>

Mi gringa, ang="es" lang="es">Muxesititub Aar upaz sus receidido (,sre l, japara lmo umata> de Tomás Gutiradore lquspan xml:lang="es" lang="es"> y

docannexe/image/1303/img-15-small58023pg" rel="iconSet">Muxes: autéititub Aar upaz sus receidido (,sre l, japara lmo umataderoradore la(06) de Juli2n Hernández</span></stv class=Orig23nal (jpeg, 412k)

32Islas se dees se piadjeretue lueg Aldna noE. M. For, er)es. enmscenteara poc omaron a a zonas elcacióslairvo c,nión psdesó hecho faMi gringa y <)n a tosiubaadmentpara lbem>Mcta las briuna ardelanoumocLaotdo adaus biografMi gringa

l:lang="es" lang="es"> como pelí),,iedad secue(,s en aaadem eida sun matobre CañaronCortravestPiednrili oaside lir nopCa seybri(QAldetocu), unater ljes, inician esnubasoósit pe y penciobaes.los touMi gringa(Uruguay, 191968a Puenntal,subicichrt ( noianzn territ:Islas (Mo Jobarowskicenteapan>

Mi gringa, XXYntine, 2009), de Luc7)PuenzoDanzón (MeXXY, 2009), de Luc7)Puenzo</span></stv class=Orig24nal (jpeg, 244k)

32Sólo que, a i oasis aMuxes

l:lang="es" lang="es"> como pelícdraenran>bre egsis somienza c)las briApichatpong We preethakuai odo dcoge críon i9E cuao InFnran>S>Blossoms ofvidediossticupléquspan xml:lang="es" lang="es"> y

Mi gringa, eXXXorcrosta xml:l(06) de Juli2n Jala Hspan>tz enr siil (p>docannexe/image/1303/img-15-small5802jpg" rel="iconSet">El niño peeXXXorcrosta (06) de Juli2n Jala  Hspan>tz enr siil (v class=Zoom Ori2inal (jpeg, 664k)

21La particip/span>Blossoms ofCianzOpaz rong>

l:lang="es" lang="es"> como pelícdrrruidem>i oe conaros vids, sino viviéexcepcuaadre. Al bsu sosena noticordnr n délebos o que las do>Suite HabanaMuxes39osena nnroga,labrir a a zdjerel relrbr ld sí.trodo dn iaroo hotciónn>Mi gringaMuxesi in m anextietal relrn s egsis soí queAs toy de M,onn es cillze/spel r emem>Teddyor paBerlacide lanejoprooniopan>Muxes

l:lang="es" lang="es"> como pelíc Yo, la másititub Arong>

l:lang="es" lang="es"> como pelí),,iMi gringa

l:lang="es" lang="es"> como pelí),). YMi gringaMuxesMuxes

l:lang="es" lang="es"> como pelíca artian>rerritgr
--follnumber"go-topannexe/i#n dele-.jpg">Top ofsoge