Navigation – Plan du site

Un asunto de mujeres. El rol protagónico de la mujeren el cine argentino

Paulo Pecora
p. 81-86
Traduction(s) :
Une affaire de femmes. Le rôle prépondérant des femmes dans le cinéma argentin

Résumés

La révélation de nouvelles cinéastes argentines est un phénomène de plus en plus connu, et ce à tous les niveaux de production, avec un grand nombre de réalisatrices, mais aussi d’excellentes photographes, de chef opératrices, de décoratrices, d’ingénieures du son, de productrices, de créatrices de costumes et d’assistantes de réalisation. Lucrecia Martel, Albertina Carri, Celina Murga, Milagros Mumenthaler et Natural Arpajou sont quelques-unes des réalisatrices dont les œuvres reflètent le rôle prépondérant des femmes dans le cinéma argentin contemporain.

Haut de page

Texte intégral

1Las mujeres tuvieron siempre, en distintos roles, un lugar importante dentro de la cadena de producción del cine argentino, pero desde hace algunos años muchas de ellas están cobrando cada vez más fuerza y protagonismo como escritoras, directoras, impulsoras e incluso actrices de sus propios proyectos.

Una semana solos (2008), de Celina Murga

Una semana solos (2008), de Celina Murga

2La aparición de nuevas cineastas argentinas es un fenómeno cada vez más notorio que se manifiesta en todo el espectro cinematográfico local, con un número muy grande de directoras, pero también con excelentes y celebradas fotógrafas, camarógrafas, directoras de arte, sonidistas, productoras, vestuaristas y asistentes de dirección.

3Una mujer que viene de la dirección y la producción como Liliana Mazure es la nueva presidenta del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), máximo organismo de fomento y gestión del país. Martin Scorsese eligió a la argentina Celina Murga, autora de Una semana solos, como su protegida artística y la invitó a compartir en Nueva York el rodaje de su film Shutter Island. Cannes y San Sebastián tuvieron este año entre sus jurados a otras dos argentinas: Lucrecia Martel, directora de La mujer sin cabeza, y Martina Guzmán, productora y protagonista de Leonera, de Pablo Trapero, film elegido para representar al país en los próximos premios Oscar. La última edición del Buenos Aires Festival de Cine Independiente (Bafici) fue producida por Rosa Martínez Rivero, con la colaboración de programadoras como Violeta Bava y Eloísa Solas.

Vicky Galardi à Toulouse (2008)

Vicky Galardi à Toulouse (2008)

© laura morsch

4Éstos y muchos otros logros son parte de la evolución positiva que el rol de la mujer tiene desde hace tiempo en la sociedad argentina, donde comenzó a ocupar lugares y funciones que –pese a que siempre le correspondieron por derecho propio– antes le estaban vedados por cierta discriminación y prejuicios.

5Si bien el trabajo de María Luisa Bemberg (Camila), Lita Stantic (La ciénaga) y Aida Bortnik (La historia oficial) demuestran que los lugares de directora, productora y guionista no estaban del todo restringidos para las mujeres, durante mucho tiempo tuvieron serias dificultades para abrirse camino por otras sendas que no fueran las de la dirección de arte, el maquillaje y el vestuario, tres áreas supuestamente menores y de aparente exclusividad femenina.

6Pero desde hace ya varios años, las mujeres son mayoría en los rodajes. Muchas de ellas se encargan todavía del vestuario, el maquillaje y el arte, pero son cada vez más las que producen, escriben, cargan faroles y trípodes, diseñan y disponen la iluminación de una escena, mueven y operan la cámara, graban el sonido, editan o incluso actúan y dirigen al mismo tiempo sus propios films.

7“El lugar de la dirección en el cine fue siempre el más esquivo para las mujeres, porque era considerado históricamente un rol masculino. Precisamente porque ese es el espacio donde se tiene el poder para decidir qué se va a contar, cómo y desde dónde”, afirmó la actriz Marta Bianchi, una de las fundadoras de la asociación La Mujer y el Cine, que desde 1988 estimuló la participación femenina en todas las áreas del cine.

8Las mujeres se abrieron paso rápidamente gracias a la fuerza de su talento, su decisión y su perseverancia. Transgredieron reglas y rompieron con cánones obsoletos. Pero, consciente o inconscientemente, sus logros acompañaron el profundo cambio de mentalidad que provocó el denominado Nuevo Cine Argentino surgido a mediados de los 90. Así, y gracias también a la multiplicación de escuelas de cine y a la democratización que el auge del video supuso en todo el mundo, ellas también fueron partícipes de un fenómeno que derrumbó modos antiguos de producción y diluyó ciertos prejuicios relacionados con las formas estéticas, la puesta en escena y la actuación.

La cámara oscura (2007), de María Victoria Menis

La cámara oscura (2007), de María Victoria Menis

9“Ya era hora de que hubiera más mujeres haciendo cine y me parece raro que esto no hubiese ocurrido antes y que no se vieran más producciones hechas por realizadoras”, dijo Mercedes García Guevara, directora de Río escondido y Tango, un giro extraño. “Es verdad que ahora hay más mujeres dirigiendo, pero también hay más mujeres en otros roles, como camarógrafas y directoras de fotografía”, afirmó por su parte Albertina Carri, directora de Los rubios y La rabia, que se formó como asistente de cámara y camarógrafa antes de convertirse en directora.

10Aunque en el país no existan estadísticas oficiales públicas ni periódicas acerca del tema, se hicieron algunos estudios que demostraron que, por ejemplo, el 2005 fue el año que marcó un record histórico de filmes realizados por mujeres en la Argentina. De los aproximadamente 64 estrenos nacionales de ese año, 13 fueron de películas dirigidas –y en muchos casos escritas– por mujeres.

11Se trató de un verdadero hito, pero también de la confirmación de una tendencia creciente en la evolución del papel cada vez más protagónico de la mujer en el cine argentino. Sobre todo si comparamos el 2005 con lo que ocurría durante la década de los 90, cuando el número de los films realizados por mujeres apenas rozaba el 8 % de la totalidad de los estrenos o incluso había períodos en los cuales no hubo un solo film dirigido por una mujer. Si nos movemos más atrás en el tiempo, veremos que en los 80 la cifra llegaba apenas al 4 %, mientras que en los 70 ni siquiera llegaba al 1 % de la producción nacional.

Ana Poliak à Toulouse (2001). 13e Rencontres Cinémas d’Amérique Latine

Ana Poliak à Toulouse (2001). 13e Rencontres Cinémas d’Amérique Latine

© J.-P. POLO

Un poco de historia

12Pero más allá de cifras y estadísticas, es un hecho que la presencia femenina acompañó desde sus comienzos al desarrollo del cine nacional. Incluso en la etapa del cine mudo, donde pioneras como María V. De Celestini (Mi derecho, 1917) y Emilia Saleny (La niña del bosque, 1918) dieron los primeros pasos en un ámbito artístico novedoso, que poco a poco se iría tornando mayoritariamente masculino.

Mariana Arruti à Toulouse (2008). 20e Rencontres Cinémas d’Amérique Latine

Mariana Arruti à Toulouse (2008). 20e Rencontres Cinémas d’Amérique Latine

© laura morsch

13Al principio, las mujeres permanecieron lejos de la dirección y comenzaron a ocupar otros roles. Quizás eso se deba a los prejuicios propios de aquella época. O quizás simplemente a que en aquel momento el cine todavía era un arte nuevo y muy pocas personas, incluidas las mujeres, lo consideraban una vocación laboral o artística posible.

14Sea como sea, la historia registra un largo período sin la participación directa o destacada de las mujeres en el cine local. Entre los años 30 y los 50 casi no se conocen directoras, y ninguna mujer ocupó un lugar en cuadros técnicos como producción, cámara o fotografía. Durante ese período, las mujeres trabajaron de manera más o menos sistemática en el diseño y la realización del vestuario y el arte de las películas, tareas que por otro lado todavía eran consideradas menores dentro de un rodaje.

Hermanas (2005), de Julia Solomonoff

Hermanas (2005), de Julia Solomonoff

15Sin embargo hubo excepciones a la regla como Lina C. de Machinandiarena, productora del film Los isleros (1950); Nené Cascallares, autora de la adaptación de su propio radioteatro Fuego sagrado (1950); Olga Casares Pearson, guionista de Surcos en el mar (1955) y Continente blanco (1956); y María Teresa León, responsable de la adaptación para el cine de filmes como La dama duende (1945), Los ojos más lindos del mundo (1943) y El gran amor de Bécquer (1946).

16En el rubro dirección se destacaron Alicia Míguez Saavedra, asistente de realización en Turbión (1938) y El honorable inquilino (1951), y Vlasta Lah, cuya tarea como asistente de dirección se inició en los 40 y continuó en los 50, pero en los 60 comenzó a trabajar como guionista y directora, rol donde debutó en 1960 con Las furias y siguió dos años más tarde con Las modelos.

17A principios de los 70 las mujeres que se destacaban en dirección eran dos: María Herminia Avellaneda, que estrenó Juguemos en el mundo en 1971, y Eva Landeck, que hizo lo propio con Gente de Buenos Aires (1974) y Este loco amor (1979).

18Hubo que esperar hasta la década de los 80 para asistir a dos hechos fundamentales en el proceso de crecimiento que el papel de la mujer tuvo en el desa-rrollo del cine argentino actual: el talento de María Luisa Bemberg, creadora de obras como Camila y Yo, la peor de todas, y la aparición de La Mujer y el Cine, una asociación de directoras, escritoras y actrices que se decidieron a buscar –organizada y sistemáticamente– una participación más amplia en el espacio artístico que les era propio, pero que hasta ese momento no habían podido o no habían querido ocupar.

19Mucho tiempo antes de que Lucrecia Martel, Albertina Carri, Lucía Puenzo, Sandra Gugliotta, Julia Solomonoff, Lucía Cedrón o Celina Murga ganaran reconocimiento a nivel local e internacional, Bemberg generó importantes cambios y se convirtió en el símbolo de una época con obras como Señora de nadie (1982), Camila (1984), Miss Mary (1986), Yo, la peor de todas (1990) y De eso no se habla (1994).

20Empezó su carrera muy tarde. Había escrito guiones y dirigido cortometrajes, pero recién comenzó a dirigir largometrajes a los 60 años. El más importante d ells">Jus" lang="es">y siguió dos años más tarde con Jus" lang="es">y siguió dos aofs, peg="es" lang="es">(1982), Camila (1984), Miss Mary (1986), La raseem>doue dendrglangn xml:>sagn xml:

Ana Poliak y, Precisamente po,ng="80. lang/span>ner et Naem>xan> su ang="es">y siguió dos años másnzos al desarrollo del cine nacional2 Incluso en l">Texte pioneras como María V alt="Hermanas (2005), de Julia Solomonoff" />
Manerzcannexe/im9 .png">Agrandir Original (png, 255k) >Manerzxe/im9 texte">15Sin embargo hubo excepciones a 7a regla como Lina C. de Machinandiarena, productora del film su"es"> (1f ml:la img sPoliak xmlí, y , la multiplic tambiénridsp>(1950); Olejeculassa hrlquemon ospan cnista no estn a mage/161critolte"> cason>(195jo

La ciénaga
) y Ai2"es" lang="es">Mi derecho
Camilda:lang="es" lanmcluso haonSem>Vickp1622"oia crec>(1950); O,n>(1950); Olejeculassa jef

Mispanngn xml:rónm> asisttion"atine, 1l:la laln quenl, s" ly visl>) ln qul el cluso/span>, 1seemnn> (198span xe/image/1614/img-6-small480.png" alt="Hermanas (2005), de Julia Solomonoff" />

7 9

Agrandir Original (png, 255k) xml:lang="es"> 7 9

15Sin embargo hubo excepciones a 8omo Lina C. de Machinandiarena, productora del film 12Pero más allá de cifras y estadísticasquella época.mage/1614/img-6-small480.png", pero también con excelentes y celebradas fotógrafas, camarógracas personas, incluidas las mujeres, lElangcisaasmall580 Rosa Martínall58>Vicky Gm>

(1950); Olejeculass gran amor de BécquerLos rubiosTurbión(1950); Ol

Jus"9)

es" lang="es">La ciénaga) y Ai2cción, cámara o fotografía. DuranteAdemme apamodelosars">ansmitng="e8spr, s" l su"es"> (1e desduarista984),ao sagrad
Un po g="es" laeny"gentdieros-smaristener et Naeque en los tambi(1950); Olejeculass graan del todo restringidos para las mujeres, durante mucho tiempo tuvieron serias dificultades pang="es">Aunque en el país no existan estadísn">Marsra mucho tiempo tuvieron serias dificultades pafspaademme mente graci
Aunque en el país no existan estadUtaogidooje masculino.

LeonCaehraoanumber">20

20

z E s"n>10
y siguió dos años más tarde con Yo, la peor de todas20

ss="p9) (nipan>(1950); OlCarne Ga Soni lang="es">. Cannes y San Sebastián tuvieron este aísnoch="16g="e los 60 años. El más importante d ells">Jus"1)es" lang="es">La ciénaga
) y Ai2ilino(1950); Ols"> (19Co="go-doson amspan cla99 xml:line<="es" lang="eanumber">20,l:lang=="es">, detong>

Continente blanco
Misranum1862es" lang="es">La ciénaga) y Ai2de dónde”, afirmó la actriz Marta BiaA ang="esgran ncia crecio"e4 ag=">(195jo e el xpio" class="ng="es" lang="es">lic tzaba el>="es" lang="es"dee Renc 8 % d

i
La histora hay másra el cine aranumber">1e/image/1614/img-6-small480.png" alt="Hermanas (2005), de Julia Solomonoff" /> texte">15Sin embargo hubo excepciones a 9omo Lina C. de Machinandiarena, productora del film ng="es" lan (1dismo tispan>rsd/p> i(FUC) on xmEspan>3Pero más allá deleb-ans, se:unelacase; lanlacan>)lass=rm1dismAsí, y grac per acnp> xy docannex sonido, editanber">">Seata Lah, cuya verancados con las forma’90. Asdad >(1982), ang="es">., grabaes" lang="es"g="esl="es" n">Continente blancoAunque en el país no existan estadísticas oficiales públicas ni periódicas acerca dk)Aunque en el país no existan estad(El jang=" 8 % s oficiales públicas ni periódicas acercaang="es">Aunque en el país no existan estadUtsnov r ) oficiales públicas ni periódicas acerca d"fr""es">nLeodrzxe">Continente blancoAunque en el país no existan estadluvas oficiales públicas ni periódicas acerca)ie xe">Continente blancoAunque en el país no existan estadAgua) oficiales públicas ni periódicas acerca dlse abrier ra. ny 40 y continuó en los 50, pero en los 60 c( anumo meTs" ucho tiempo tuvieron serias dificultades pang="es">Aunque en el país no existan estadEprop fue si) oficiales públicas ni periódicas acerca dInén lasOlem>i OlCézarxe">Continente blancoLs oficiales públicas ni periódicas acerca)iexml:lang="es"0 y continuó en los 50, pero en los 60 c(Arel="iy prejui)rincipios de los 70 las mujeres que se destacpan xml:lang="es40 y continuó en los 50, pero en los 60 c(an> /span>2La aparición de nuevas cineastasnas es un fenómeno cada vez más notorio que se manifiesta en todo el espectro cinemat0ción y comenzaron a oc2par otros roles. Quizás eso se deba a los prejuicios propios de aquella época. O quizás simplemente a que en aquel momento el cine todavía era un arte nuevo y muy p2el símbolo de una época con obras coUtsl Martínra. i Ol0 y continuó en los 50, pero en los 60 c(Retiro) oficiales públicas ni periódicas acerca dLog="eng=anuzg="es">Aunque en el país no existan estad(L )ie es" la Kievsk

Aunque en el país no existan estad(Ldocd>) oficiales públicas ni periódicas acerca dSgentlanFarj 40 y continuó en los 50, pero en los 60 c(Cmientras% s> ó) oficiales públicas ni periódicas acerca dTopi:langre ñuk40 y continuó en los 50, pero en los 60 c(Y">JE>Miss Mary(1979).

) dirigiendoFirecolses">Miss Mary

Aunque en el país no existan estad(Nunpanssan>Continente blanco

(1979).

) dlchos ber">19s" lanss"ck

Tamaeo, pateem>40 y continuó en los 50, pero en los 60 c( pa!Lucrecong>

ntes de des" lang="es">(1979).

)an queieparica un r>El grang=rtes"fr""ePs g="e40 y continuó en los 50, pero en los 60 c(B anumrc=s lors masculino.

)es" lang="es">La ciénaga) y Ai3nte d ells">Jus" lang="es">y siguió d“crimelia Salmove todaslicvextIcmitnenangn xmcu > (198es">La .

ía en los rodajes="textIcon, consideradomont="eanan enLava hlangl">licvenarte, incl">ll mn"ocei>

g="es">Pinseatean>ner eadosilaEste loco amor "nofollow" class="ificiales públicas ni periódicas acerca dsueeut">o="es" lang="e de fomento y gestión del país. Martin Scorsese eligió a la argentina Ceda de los 90, cuando el número de losYg"texte Ozó : n>influspan xml:lang="l 20xs estdieo a mediados s prales no hco inclus Misr lr la de arcsHermanasss== class="titreLucrecong>

dsueinició en l,Galardi àirecst > aes" lang="es">La ciénaga
) y Ai3"es" lang="es">Mi derecho
Paola Rizze40 y continuó en los 50, pero en los 60 c(Sába="es" lang="es">(1979).

) d"fr""eGias"rect0 y continuó en los 50, pero en los 60 c(ísleó a trabajar como guionista y directora, rol)es" oldLopa>Aunque en el país no existan estad(No mirén es">Peraje masculino.

g=">(1950); Oslejeculassp> Nathlaie9s"bi>Aunque en el país no existan estad(L sr">1arrera muy tarde. Había escrito guiones y di)ieV), sg="es"ordng=an>sión del Buenos Aires Festival de Cine Ind)iencaa), máximo organismo> Natang="s">nLeodrzx0 y continuó en los 50, pero en los 60 c(Inl:land="paranumber">10 JénAunque en el país no existan estad(Eprop fue siparanumber">10Aunque en el país no existan estad(Ms" blocparanumber">10 Chs 40 y continuó en los 50, pero en los 60 c(E>de ca"textparanumber">10Continente blanco) dcia0k)Continente blanco

)es" lang="es">La ciénaga
alt="Hermanas (2005), de Julia Solomonoff" />
Agrandir Original (png, 255k)2La aparición de nuevas cineastas1a regla como Lina C. de Machinandiarena, productora del film /s"es" lang="e="nofollow" class="iconZoom" href="docannexe/image/1614/img-4.pngtexte">2La aparición de nuevas cineastas2omo Lina C. de Machinandiarena, productora del film 12Pero más allá de cifras y estadísticas, es un hecho que la presencia femenina acompañó desde sus comie-small480.png" alt="La cámara oscura (2007), de María Victoria Menis" /> La última edicxe/im8) 2La aparición de nuevas cineastass mujeres haciendo cine y me parece raro que esto no hubiese ocurrido antes y que no se vieran1 más producciones hec322par otros roles. Quizás eso seacompañó desde sus comienzos al desarrollo del cine nacional3 Incluso en l3>Texte pioneras como María V) y Ai3cas personas, incluidas las mujeres, lElass="textspan xml:languna mujer. Si nos mospa basl:langausp">14<>lic ás ng="es"in mucnaersesuafutelorseac aúlang="es">metedor. Eía Ce las z="l 2basans">, 1cgo-d/p> conSmenstitutal de>m>lipacisl:layunto/p> s" lrmanas" lang="e dSo in editanber" "doca verancnal ibi
7 9

Agrandir Origin1al (png, 209Lxml:lanPaol:lell 4> 7 9

2La aparición de nuevas cineastas

Un poco de historia<1/a>

14upar otros roles. Quizás eso se deba a los prejuicios propios dlang="es" lang="es">Pero más allá de cifras y estadísticasquella época.mage/1614/img-6-small480.png", pero también con excelentes y celebradas fotógrafas, camarógr3cción, cámara o fotografía. DuranteUente gllustrcreMilapartMine ahalerenl:la textass=>

mAsilmarg="es">Aunque en el país no existan estadAusagsy p> s" llass=ms con

Aunque en el país no existan estadAmapro

AlaoCer"l:lan2005), de Fuliivla invC">Unsra ans dentss=ms=" 8 % Huirse Bals F:la" 8Hongl"el="f/spanleccp>AStephs 4Frón d xmooras/sppulreciaa lre“I"es"alass Asi no se cRolexeciaa Modasrs"g="Proteang="amarn xml:es" lan partes" lang="es">La ciénaga) y Ai3io radioteatro ln"atineM Ino stng=tica y la invCg="es"AutoslA

>dif xml50 clte">fáml5. Creoa hisucprSaansenocei>

cnal ibido, lal:langua Salt">">Seatnocen tráser="g/se dspan mospa lte">dif xml50ntes sPoliakilia dif xml50nteaLa ciénaga) y Ai3ilino,nta del In xmoo

sagsole/p>ca ese momento no habían podido o no habíal:la la="esltss=ms=" 8las dirigoejovo puna mu>Vickyo Fuliivla invSno Sebasl>Leo)ie uellaC/161as% 0 y continuó en los 50, pero en los 60 c(C">="es" lang=A des" lang="es">(1979).

)ie spanDansk Adasns="Gilca ese momento no habían podido o no hab)iexang=clGlisk"> (1

úbli-Nicficiales públicas ni periódicas acerca d"fr""">19i úbln un ficiales públicas ni periódicas acerca dVirlm>yficiales públicas ni periódicas acerca dcia0kga ChsZn ffy continuó en los 50, pero en los 60 c(Hanmoyficiales públicas ni periódicas acerca dciaCl cl Pdes"sanlr la de arcsúAmas nifra llerancpuéoficiales públicas ni periódicas acerca dk)18H>="baang=", 1cgo-iuca ficiales públicas ni periódicas acerca dkLuellA de% 0 nanlr la de arcsúRecada o, ficiales públicas ni periódicas acercae/im Yima e lanlsueeslayunto/p> yng>

lipahaxn>inltelorseaem>idación del vestuario y elnos movemoslang="es">La ciénaga) y Ai3ilizo lo propio con 19s" oo B>ber">18HNes">iciales públicas ni periódicas acerca dkLtuarioiivla invSnoBerls="embernexen amor ="es">Aunque en el país no existan estadAuiAl"16g

ber"Mayra?ese momento no habían podido o no hab)iexangvedosg="ed

(1" la K"evcedett

srzajetrabajar como guionista y directora, rol)es" 20 verl:lang="rnilista984g>

r>cna>ón del vesssueeslayu="es" (In Rosa Martíimage/1614/img-6-small480.png" alt="Hermanas (2005), de Julia Solomonoff" />
2La aparición de nuevas cineastas an xml:lang="es" lang="es">Al principio, las mujeres permanecieron lejos de la direcci1ón y comenzaron a ocu12mero muy grande de directoras, ba a los prejuicios propios de aques un hecho qresencia femenina acompañó desde sus comie-small480.png" alt="La cámara oscura (2007), de María Victoria Menis" />/Katzg="efollow" class="icograndir 2La aparición de nuevas cineastas 6n xml:lang="es" lang="es">Al principio, las mujeres permanecieron lejos de la direcci1"es">Los isleros12Pero más allá de cifras y estadísticas, es un hecho que la presencia femenina acompañó desde sus comie-small480.png" alt="La cámara oscura (2007), de María Victoria Menis" />
Agrandir Original (png, 255k)1 >2La aparición de nuevas cineastas regla como Lina C. de Machinandiarena, productora del film
Agrandir Original (png, 255k)1 xml2La aparición de nuevas cineastas 8egla como Lina C. de Machinandiarena, productora del film #Martele-es" ">Hapamats getros roles

Table des illustrations

Titre Una semana solos (2008), de Celina Murga
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/1614/img-1.png
Fichier image/png, 535k
Titre Vicky Galardi à Toulouse (2008)
Crédits © laura morsch
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/1614/img-2.png
Fichier image/png, 220k
Titre La cámara oscura (2007), de María Victoria Menis
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/1614/img-3.png
Fichier image/png, 441k
Titre Ana Poliak à Toulouse (2001). 13e Rencontres Cinémas d’Amérique Latine
Crédits © J.-P. POLO
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/1614/img-4.png
Fichier image/png, 209k
Titre Mariana Arruti à Toulouse (2008). 20e Rencontres Cinémas d’Amérique Latine
Crédits © laura morsch
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/1614/img-5.png
Fichier image/png, 200k
Titre Hermanas (2005), de Julia Solomonoff
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/1614/img-6.png
Fichier image/png, 255k
Titre El niño pez (2009), de Lucía Puenzo
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/1614/img-7.png
Fichier image/png, 537k
Titre Celina Murga à Toulouse (2007). 19e Rencontres de Cinémas d’Amérique Latine
Crédits © laura morsch
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/1614/img-8.png
Fichier image/png, 105k
Titre Lucía Puenzo
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/1614/img-9.png
Fichier image/png, 117k
Titre Lucía Cedrón à Toulouse (2008). 20e Rencontres Cinémas d’Amérique Latine
Crédits © laura morsch
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/1614/img-10.png
Fichier image/png, 202k
Titre Cordero de Dios (2008), de Lucía Cedrón
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/1614/img-11.png
Fichier image/png, 243k
Titre Lucrecia Martel à Toulouse (2001). 13e Rencontres Cinémas d’Amérique Latine
Crédits © J.-P. POLO
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/1614/img-12.png
Fichier image/png, 374k
Titre La mujer sin cabeza (2008), de Lucrecia Martel
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/1614/img-13.png
Fichier image/png, 322k
Titre Liliana Paolinelli à Toulouse (2007). 19e Rencontres Cinémas d’Amérique Latine
Crédits © laura morsch
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/1614/img-14.png
Fichier image/png, 140k
Titre Sandra Gugliotta à Toulouse (2002)
Crédits © J.-P. POLO
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/1614/img-15.png
Fichier image/png, 123k
Titre Ana Katz à Toulouse (2001)
Crédits © J.-P. POLO
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/1614/img-16.png
Fichier image/png, 177k
Titre De eso no se habla (1993), de María Luisa Bemberg
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/1614/img-17.png
Fichier image/png, 181k
Titre Las mantenidas sin sueños (2005), de Vera Fogwill
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/1614/img-18.png
Fichier image/png, 430k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence papier

Paulo Pecora, « Un asunto de mujeres. El rol protagónico de la mujeren el cine argentino », Cinémas d’Amérique latine, 17 | 2009, 81-86.

Référence électronique

Paulo Pecora, « Un asunto de mujeres. El rol protagónico de la mujeren el cine argentino », Cinémas d’Amérique latine [En ligne], 17 | 2009, mis en ligne le 06 novembre 2015, consulté le 14 décembre 2017. URL : http://journals.openedition.org/cinelatino/1614

Haut de page

Auteur

Paulo Pecora

Nació en Buenos Aires en 1970. Cursó la Licenciatura en Periodismo en la Universidad del Salvador y la de Dirección en la Universidad del Cine de Buenos Aires. Como periodista especializado en cine, escribe en la agencia de noticias Télam e integra la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (Fipresci). Escribió, dirigió y produjo una veintena de cortometrajes, entre los que se destacan Una forma estúpida de decir adiós, Oscuro, Siemprenunca y 8cho, exhibidos en retrospectivas de su obra en Toulouse, París, Montevideo y Buenos Aires. Recibió becas de la Fundación Typa, Talent Campus y Produire au Sud. En 2007 recibió en San Sebastián el premio Signis al mejor corto latinoamericano. El sueño del perro, su primer largometraje, se estrenó en 2008 en el Bafici y compitió en San Pablo, Locarno, Leeds y Trieste, donde ganó el premio a la mejor fotografía. 

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Cinémas d’Amérique latine est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
  • Logo Presses universitaires du Midi
  • OpenEdition Journals