Navigation – Plan du site
La Paix des dames. Femmes, paix et pacification en péninsule ibérique au moyen âge (Xe-XVe siècle)

Cuando abdica la reina... Reflexiones sobre el papel pacificador de Petronila, reina de Aragón y condesa de Barcelona (siglo XIII)

Sophie Hirel-Wouts

Résumés

Née pour assurer la continuité dynastique de la lignée aragonaise, Pétronille d'Aragon n'apparaît dans la documentation de l'époque que comme la courroie de transmission d'un pouvoir royal qu'elle ne semble pas avoir exercé. Pourtant, des documents contemporains de cette reine mais rédigés en périphérie du pouvoir (à Huesca ou en Castille) d'une part, et des témoignages aragonais mais rédigés longtemps après les faits, d'autre part, laissent entrevoir une possible action politique (justicière et pacificatrice) de cette reine longtemps passée sous silence.

Haut de page

Texte intégral

  • 1 Acerca del testamento de Alfonso el Batallador, véase Antonio UBIETO ARTETA, Los esponsales de la (...)

1Todo comenzó en 1134 a partir del singular testamento de Alfonso I el Batallador (1104-1134), quien no solo murió sin heredero (en julio de 1134, durante la batalla de Fraga), sino que legó el gobierno y el territorio de su reino a tres órdenes militares de Tierra Santa, a saber del Santo Sepulcro, del Temple y del Hospital1.

  • 2 El infante Ramiro había recibido el diaconato, así como la ordenación sacerdotal y, tal vez, la mi (...)

2Si bien las decisiones tomadas en este testamento –que algunos críticos han calificado de utópicas– se dirigían sin duda a detener el empuje musulmán, exaltando el espíritu de cruzada de las órdenes militares, también frustraron, indefectiblemente, la expansión de una Castilla a la que Alfonso I odiaba más que nada desde su malogrado casamiento con Urraca. El fracaso de este matrimonio le había cerrado definitivamente el acceso al trono de Castilla y de León en beneficio de Alfonso VII (1126-1157), hijo de un primer matrimonio de su esposa, quien lucía con orgullo el título de Emperador de España. Los aragoneses rechazaron rotundamente este testamento y fueron en busca del hermano del rey difunto, Ramiro, monje, desde su infancia, en el monasterio de Saint-Pons de Thomières2.

  • 3 Sobre Ramiro II el Monje, véase S. de VAJAY, art. cit., p. 727-750 y Martin AURELL, Les noces du c (...)
  • 4 La boda tuvo lugar el 13 de noviembre de 1135. Este matrimonio estrechará los lazos con la casa de (...)
  • 5 Nació la reina Petronila el 29 de junio de 1136, día de San Pedro, de ahí su nombre.
  • 6 Sobre la sucesión femenina en el reino de Aragón, véase Nuria SILLERAS, "Queenship en la Corona de (...)

3Entonces, contra todo pronóstico, y desafiando una dispensa papal (que no iban a obtener), los aragoneses proclamaron solemnemente a Ramiro rey de Aragón, en Jaca, el 11 de septiembre de 11343. El mismo día de esta proclamación, si hemos de creer la crónica de Alfonso VII, contemporánea a los hechos, los nobles aragoneses impusieron a Ramiro II la necesidad de contraer matrimonio. Eligieron a Agnès de Poitiers4, cuya fecundidad fue comprobada y quien, de hecho, le dará un heredero en junio de 11365: o, mejor dicho, una heredera –aquí radica todo el problema– su hija Petronila, quien será la única reina heredera de toda la historia de Aragón, en contra de los usos y leyes del reino6...

  • 7 La ley fijaba, en teoría, el matrimonio de las mujeres a los 12 años, si bien, en la práctica, lo (...)

4Con un año de edad, la princesa Petronila fue prometida al conde de Barcelona Ramón Bérenger IV. La prontitud de esta decisión, que desafiaba las leyes canónicas elementales7, ilustra bien la urgencia de la situación y el peso que recae sobre los hombros de la joven Petronila. De su vida y de su unión dependía el futuro del reino de Aragón, un reino todavía joven al que la muerte de Alfonso I había dejado al borde del caos: conmocionado por la desaparición de su rey a consecuencia de la batalla de Fraga, Aragón mantenía distantes relaciones con el Papado, había perdido recientemente Navarra, sufría la presión de los musulmanes y era presa de agitaciones internas, que despertaban la codicia de las potencias vecinas.

  • 8 El 14 de junio de 1164 según Jerónimo Zurita.
  • 9 Gauberto Fabricio de VAGAD, Corónica de Aragón, (ed. de Carmen ORCÁSTEGUI GROS), Zaragoza: Cortes (...)

5Treinta años más tarde, el 18 de junio8 de 1164, la reina Petronila abdica en favor de su hijo, quien sube al trono de Aragón bajo el nombre de Alfonso II (1157-1195): “La reyna dona Petronilla [...] dexa como señora todo el reyno de Aragón esento, libre y entero como lo tovo su abuelo y su visabuelo el rey don Sancho de Huesca [Sancho I Ramírez] al pujante fijo suyo y primogénito heredero don Alfonso el segundo”,proclama el cronista aragonés Vagad a finales del siglo XV9.

  • 10 Cf.Nuria SILLERAS, Maria de Luna. Poder, piedad y patronazgo de una reina medieval, Zaragoza: Insti (...)

6El círculo está cerrado. La producción historiográfica no cesa de difundir los beneficios de esta unión entre el reino de Aragón y el condado de Barcelona, la cual aseguró no solo paz y la seguridad del reino, sino también su crecimiento y expansión. Treinta años después de la crisis dinástica que había sacudido a Aragón, el balance es manifiestamente positivo: la continuidad de la dinastía aragonesa se ha asegurado gracias a Petronila, el reino está a salvo y la paz preservada. Sin embargo, más allá de la ficción jurídica10 que representa este temprano matrimonio de la princesa heredera con el conde de Barcelona, ficción ampliamente difundida por la historiografía aragonesa ¿es posible discernir alguna acción política de la reina Petronila? ¿Su papel fue más allá de la simple transmisión del poder? ¿Obró consciente y voluntariamente en pos de la paz de su reino?

  • 11 La producción crítica sobre Petronila de Aragón es indigente, por no decir abrumadora. Pocas reina (...)

7Si los interrogantes son numerosos, las respuestas vienen limitadas por la escasez de testimonios medievales sobre la reina Petronila11. Frente a este silencio de las fuentes presentaré las breves apariciones de Petronila en las crónicas y en la documentación, intentando aproximarme a lo que nos relata sobre esta cuestión el aragonés Jerónimo de Zurita, utilizando los comentarios que realiza sobre Petronila para así conocer las posibles acciones de paz emprendidas por esta reina en los años 1160 (durante la minoría de Alfonso II entre 1162 y 1164). Los índices dejados por Zurita ofrecen el doble retrato de una reina pacificadora, quien habría jugado un papel esencial en la nebulosa compleja y aún mal estudiada que fue la minoría real de su hijo, y de una reina de justicia, en la medida en que (varias fuentes lo afirman) no habría dudado en aplastar las actividades subversivas de un usurpador que habría buscado hacerse pasar por el rey Alfonso I el Batallador, misteriosamente desaparecido sobre el campo de batalla de Fraga, 28 años antes.

8El silencio que envuelve a Petronila en la producción historiográfica parece extrañamente culpable. Con frecuencia, las crónicas medievales no evocan sino un nombre e, incluso, en ocasiones, confusamente: la hija de Ramiro II de Aragón es habitualmente llamada Urraca en las crónicas castellanas y leonesas, tal y como aparece bajo la pluma de Rodrigo Jiménez de Rada:

Este (rey Ramiro) tuvo una hija llamada Petrona, que luego cambió su nombre por el de Urraca, y que casó con Ramón, conde de Barcelona. Y tan pronto como se concertó su boda, el rey monje se reintegró a su monasterio.

  • 12 Rodrigo JIMÉNEZ DE RADA, Historia de los hechos de España, Introducción, traducción, notas e índic (...)

[...] Así después de la boda de su hija Urraca y el conde de Barcelona siguió la unión del reino y el condado; y de la reina Urraca tuvo con el conde dos hijos y una hija12.

9Otros cronistas castellanos la llaman erróneamente Sancha y los cronistas catalanes no son más precisos a este respecto. Uno de los cronistas reales, cuya obra ejerció una fuerte influencia en la producción historiográfica de la Corona, Bernat Desclot, ni se tomó la molestia de nombrar a la joven princesa y le asignó una ascendencia imaginaria, haciéndola hija de una hija del rey de Léon:

  • 13 Bernat DESCLOT, Crònica, 5 vols., Barcelona: Barcino (Els Nostres Classics), 1949, 2, cap. 3, p. 19 (...)

C donarenaijastros:(neficolema boda dantea) mulcrónietronhabresa f Aragde Léon:3

1

9 La pEestia de Araicadrecenerrty="oro porir crítinte,e estlos hombroúlos ms despuésven de seina Petronila95 volsalesal95ona,hinic esiumde Arépor n la desplesal, Arés pameemae este t ib de lo aficabdicassmisitsta prsinorronna Petronila abdicayse pan por el condea que Afiest corazón Barcelona, ficc mzón ju Alfono y el

C  Etltr Agnllmágcróninietaorazón pAlfooo, de ahet abueondea qunsuyo yda d abunompneina PetronetronilyAgnrnatet con Rae testasa, end conde due Barcelona, ficcila Ciode Lía d conosafclass="footnotecall" id="bodyftn12" href="#ftn5">5

Este (rereina n su creen s depend coer243das crónisal95ona,inic esiumde Ar:
uote>
  • 13 SobreLuis BARRAU DIHIGOaysJauo qMASSO TORRENTSDe Csa),esal95ona,inic esium, te">ievea tí illa-a(....)

C donars relt PDt print Pros:etrot (n  Ionguer IV de Ba)crma Lgiso qonu mobnetronUSrs haafilAragde LéRayniII bernnonDomitomMCXXXVpaa href=""footnotecall" id="bodyftn12" href="#ftn6">6

  • 10 La le ORCÁSTEGUI GROS), ZarDe Ca),esal. La lFDESC espírCref="#ftn11">(...)

4 RodrSa únos a es aban orronna a de Arao de rl reo, sino tna style="backgr#ffffff000000;a>sal7 Rdos mucael nombrePetroBarcel de apírCer medieo tna style="backgr#ffffff000000;a>sal

  • 13 La bodonaId.de Arépstyle="background-color:#ffffff;">.Nuria

C Etlsed errvcesa herpagón es habitstódorcelonaç ficcigunono(vari a Ramiuencint benefieses impusi muened errsntegrydo, snosafc tífonso el segned erru mgryf=""footnotecall" id="bodyftn12" href="#ftn8">8 p>

  • 10 GauberRes enjantto. Uno enefintos contemprincesaa, lo e a dosiarePetroBarcel II la ne.odonaDtos contempriRa(....)
2 La bodona>(....)

6 BernaEestia de Arstyle="backgr#ffffff000000;a>d coer243ertellote,e en sigloonio. Eligy como aparec sacud un Bar PDFéa este tumentación sino c de II la je, véa.

mprisó cles rc mz ¿Ob a any el >9.n>10..)<

2 La bNo obs relaontra dejRamirortellote,e en si bajocud u"pa ca Ramies rblsobreonesanicas castelspuesti a a coija dona auctofrecsde Araan lor"on orex en te el acconila, el reiaun muerteadmito --> el reino y el ía rno y el t–sionronistée ins respodonaias /ene–de Arasobrcudidl camosa, hijo ede de Barcelona, ficcio tovo srefanc presióna, lo ales sobss="footnotecall" id="bodyftn2" hreff="#ftn2">2 p> ila abdica no sols visnsmisora deel poder? ¿Obuda aó unerlgieroón Barcelona, ficc haber ejerciaciplid d conosa tama Cormanerció iplarTearmtegn ldoino está class="backgr#ffffff000000;a>ytto. Uaprox> La boancia a se co;oareigu la mueila en la ecipli Ramónsl fue montrtordrproximechos d don Asmsí cno y el so II entren será la únderagón, en Jdesa de rcelona, ficc /a>,a “,redactn su cre de ap11958-1181)e de BarcelCerdem>