Navigation – Plan du site
Actualité de la recherche
Comptes rendus
Littérature

Cecilia González, Aránzazu Sarriá Buil, Militancias radicales

Sara Santamaría Colmenero
Référence(s) :

Cecilia González, Aránzazu Sarriá Buil, Militancias radicales, Madrid – Buenos Aires, Postmetropolis editorial – Prohistoria ediciones, 2016, 342 p.2016

Texte intégral

1El interés por las experiencias revolucionarias de los años sesenta y setenta del siglo pasado se ha incrementado en las últimas décadas. Militancias radicales. Narrar los sesenta y setenta desde el siglo xxi es una buena muestra de ello. Coordinado por Cecilia González y Aránzazu Sarría Buil, y vinculado a la labor del equipo de investigación Ameriber de la Universidad Bordeaux Montaigne, analiza la literatura, el arte y la historiografía que dan cuenta de aquellos fenómenos revolucionarios, a ambos lados del Atlántico. El objetivo de esta obra es estudiar, por un lado, los discursos que dieron significado a aquellos proyectos políticos y, por otro, los usos y apropiaciones que se han hecho de ellos tanto en América Latina como en España. La pregunta que subyace en este proyecto es por qué entraron en crisis los proyectos políticos de la izquierda radical. La tesis central es que las militancias de los años sesenta y setenta constituyen una doble derrota: la de los proyectos de la izquierda radical y la de la noción de historia y de sujeto político que los acompañaron. Este libro analiza las huellas que han dejado en el presente los proyectos revolucionarios y las formas contemporáneas de relacionarse con ellos. Se sitúa, por tanto, en el marco de los estudios culturales de memoria.

2Los trece capítulos que lo componen se agrupan en tres partes, «Mitos y desmitificaciones», «Arqueologías de la resistencia» y «Legados y filiaciones», y están precedidos por una valiosa introducción que pone sobre la mesa los problemas que atraviesan el conjunto de la obra, así como sus marcos teóricos. Destacan como referentes teóricos, entre otras, las figuras de Michel Foucault y Paul Ricœur. Quizás por ello, una de las virtudes de este libro es la contextualización de los problemas que aborda, ausente en ocasiones en algunos análisis culturales.

3Esta obra contribuye a fortalecer el diálogo interdisciplinar entre los estudios historiográficos, literarios y cinematográficos. Gran parte de los capítulos se centran en el ámbito latinoamericano, decisión justificada por la mayor atención que las experiencias revolucionarias han recibido en el continente en comparación con el interés despertado en la península ibérica, a excepción del País Vasco, como constatan los trabajos de Hans Lauge Hansen e Idoia Estornés Zubizarreta. La mirada transatlántica dibuja un triángulo entre América Latina, España y Francia, que se antoja no sólo espacial sino también transtemporal, y permite vislumbrar el lugar desde el que el proyecto es enunciado y liderado. La experiencia del Mayo del 68 francés constituye un referente transnacional fundamental, en tanto que es reapropiada en distintos contextos históricos por diferentes actores políticos. Así lo muestran Stéphane Boisard, en su estudio sobre la recepción del Mayo del 68 en el Cono Sur, o Aránzazu Sarría Buil, en su análisis de la figura del anarcosindicalista español Cipriano Mera, exiliado en Francia tras la guerra civil española.

4La pluralidad de voces permite hallar divergencias de carácter teórico entre los distintos estudios, pero la coherencia interna del proyecto prevalece y se fundamenta en varios puntos nodales, que permiten poner en relación unos capítulos con otros. Destaca como eje fundamental de la obra la atención que recibe la transmisión de la memoria de los proyectos revolucionarios. Así lo muestran los estudios de Isabelle Touton, sobre las militancias feministas de la transición española y su legado; el citado estudio de Aránzazu Sarría Buil sobre Cipriano Mera; o los trabajos de Ilse Logie, Geneviève Fabry o Laurence H. Mullaly, centrados en las representaciones contemporáneas del pasado revolucionario en el Cono Sur. La focalización en la transmisión enfatiza el pasado como origen del presente, en detrimento de una interpretación que pone el acento en las decisiones políticas tomadas en el presente, como factores determinantes del lugar que ese pasado ocupa hoy en día.

5Otro nudo de significación es la «narrativa humanitaria» a la que se refiere Cecilia González, discurso que Hans Lauge Hansen identifica como «memoria cosmopolita» y Amélie Florenchie como «ideología socialdemócrata». Los tres autores se refieren a los relatos que, en un contexto internacional de desprestigio del comunismo y de los proyectos revolucionarios de izquierdas, explicaron el pasado centrándose en la perspectiva de las víctimas (en esencia pasivas) y dejaron de lado la de los militantes, entendidos como sujetos políticos activos. Este libro pretende romper con esa tendencia y para ello sitúa las experiencias militantes y sus representaciones en el centro de su reflexión.

6Nodal es también el nexo entre las emociones y la política que se enfatiza a lo largo del libro, en línea con los conceptos de clase y de «lo político» deudores de Chantal Mouffe y Ernesto Laclau. En relación con este último, destaca la perspectiva feminista y su vinculación con la memoria y la política. Isabelle Touton estudia, en este sentido, cómo la memoria feminista de la transición española fue utilizada en el contexto posterior al 15M por los movimientos feministas, frente al anteproyecto de ley del aborto impulsado por el exministro de justicia Alberto Ruiz Gallardón a finales de 2013. Por su parte, Laurence H. Mullaly analiza la obra de las artistas feministas argentinas Marta Dillon y Albertina Carri, ambas hijas de militantes desaparecidos y activistas en favor de los derechos de la comunidad LGTB. Mullaly estudia la conformación de estas artistas como agentes políticos que escrutan su relación con el pasado de sus padres al tiempo que se afirman como sujetos políticos independientes —y no como víctimas—, que actúan en un contexto histórico y político distinto del de sus progenitores.

7Militancias radicales. Narrar los sesenta y setenta desde el siglo xxi despliega una mirada crítica sobre el pasado revolucionario, sin perder de vista un futuro que se concibe distinto del presente y no como su mera continuación. Conscientes de que la articulación del pasado está en permanente discusión, las autoras de este proyecto colectivo se erigen ellas mismas en sujetos políticos que participan —mediante sus respectivos análisis— en los debates del presente.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Sara Santamaría Colmenero, « Cecilia González, Aránzazu Sarriá Buil, Militancias radicales », Mélanges de la Casa de Velázquez [En ligne], 47-2 | 2017, mis en ligne le 01 janvier 2018, consulté le 16 janvier 2018. URL : http://journals.openedition.org/mcv/8000

Haut de page

Auteur

Sara Santamaría Colmenero

Aarhus University

Haut de page

Droits d’auteur

© Casa de Velázquez

Haut de page
  • Logo Casa de Velázquez
  • OpenEdition Journals