Navigation – Plan du site
Débats | 2008
Independencias – Dossier coordinado por Alejandro Gómez et Federica Morelli
Alejandro E. Gómez

La Revolución de Caracas desde abajo

Impensando la primera independencia de Venezuela desde la perspectiva de los Libres de Color, y de las pugnas político-bélicas que se dieran en torno a su acceso a la ciudadanía, 1793-1815
[17/05/2008]

Résumés

El presente trabajo estudia la participación de los Libres de Color en la Revolución de Caracas, y la percepción que estos desarrollaron sobre ese proceso político. Para tales fines, se aplica una metodología ‘desde abajo’, conjugada con un análisis prospectivo conceptual sobre la noción de ‘igualdad’ que manejaban. El autor argumenta que dado que los Libres de Color no conformaban un sector homogéneo en términos etno-estamentales, esto incidió sobre las posturas políticas de los miembros de aquel sector etno-social, afectando con ello el curso de los acontecimientos. También indica que desde los años 1790s comienzan a aparecer nociones más abstractas de aquella noción, asociadas al concepto de ciudadanía moderna, debido sobre todo al impacto del ejemplo franco-antillano. Esta tendencia se habría consolidado luego de 1811, con la aparición de un sector político radical, liderado por Miranda. Concluye aseverando que durante dicho proceso revolucionario se desarrollo un complejo conflicto de intereses y motivaciones, en la que los ideales modernos y las aspiraciones etno-sociales tradicionales afines a la igualdad de derechos, convivieron y hasta se enfrentaron a veces en forma cruenta, como se viera en la ‘guerra etno-civil’ que estallara en 1812.

Haut de page

Texte intégral

“Los revolucionistas justifican su resistencia a la Madre Patria a título del derecho que como hombres libres tienen de elegir su gobierno. (…) les preguntaremos si insistiendo sobre tal argumento, piensan acomodar la práctica a la teoría? Si recurriendo a artificios y quisquillas piensan excluir a sus hermanos negros o pardos, de una completa participación del poder político ¿juzgan que con estas lecciones de derecho natural frescas en la memoria, se someterán pacíficamente las castas degradadas a estas restricciones y privilegios?”

José Blanco White (ed.), El Español, No.XXII (Londres, 30/01/1812), p.253

Introducción

1El 5 de julio de 1811, los diputados del primer Congreso Federal de Venezuela reunido en Caracas, tras una larga y emotiva sesión, decidieron declarar la independencia absoluta. Cinco meses más tarde instauraban una república liberal (tanto en un sentido social como económico), cuyo territorio estaba compuesto por buena parte de lo que había sido hasta entonces la Capitanía General de Venezuela. Desde poco después que terminara la guerra de independencia en 1821, los aniversarios de aquel evento son celebrados año tras año con fastuosos actos oficiales, desfiles militares, y otras actividades, en un perpetuo intento por afianzar el sentir nacionalista justificando la ruptura del nexo colonial con España. Lo que nunca se escucha en tales ocasiones en boca de los oradores que pronuncian los discursos solemnes, es que al inicio de aquella histórica sesión se hizo una propuesta que condicionaba la realización del debate sobre la independencia, a que se dilucidara previamente un asunto que muchos diputados consideraban como de vital importancia para el devenir de la república cuya creación se disponían discutir: el estatus político que tendrían los muchos individuos Libres de Color que habitaban el territorio.

  • 1  Para principios del siglo XIX, según los cálculos poblacionales hechos por Manuel Lucena Salmoral, (...)

2La particular importancia de este asunto residía en que ese sector conformaba la fracción más numerosa de la población que habitaba la Provincia de Caracas (Fig.1) en aquel entonces, llegando a tener alrededor de 190 mil individuos (44% de la población); mientras que los Blancos (entre Criollos, Canarios y Peninsulares), apenas alcanzaban unos 90 mil (25% de la población).1 Esta desproporción debió ser mucho más pronunciada en otras regiones de la capitanía, en particular en las planicies del sur o Llanos, donde existía una numerosa población de color, conformada en gran medida por Zambos (nombre dado al resultado del cruce de negro más india), la cual, por su gran dispersión geográfica, era muy difícil contabilizar formalmente.

3A pesar de la relevancia que esas cifras deberían tener para el estudio de la historia de la revolución caraqueña, los trabajos que se inscriben dentro de la historiografía nacional venezolana que han abordado ese proceso, han mantenido silencio e incluso manipulado la participación de los sectores de color en la misma. Desde los historiadores tradicionales o tradicionalistas, que lo han estudiado generalmente desde un punto de vista evenemencial (es decir, siguiendo exclusivamente los hechos bélicos y políticos), hasta los sociales contemporáneos a través de estudios sobre nuevas formas de sociabilidad que se dieran a partir de entonces o del impacto de las ideas políticas de la modernidad, todos coinciden en resaltar la perspectiva de los “verdaderos” actores de dicha revolución: los “próceres”, “precursores” y “héroes” blancos criollos, mientras que es poco o nada lo que se dice acerca de la participación de los sectores subalternos de color.

  • 2  La historiadora, Frédérique Langue, indica que en la década de los 60’s se forma en Venezuela “…un (...)
  • 3  Sobre los orígenes del Culto a Bolívar en Venezuela, puede consultarse:Germán Carrera Damas, El Cu (...)

4La participación de los Libres de Color en la historiografía nacional sólo comienza a aparecer desde los años 1960, cuando, como indica Frédérique Langue, es referida por los historiadores marxistas; aunque, lastimosamente, de manera muchas veces ideologizada, pretendiendo justificar en términos retrospectivos y asociar con fines historicistas las luchas y aspiraciones contemporáneas de la izquierda radical, con la participación pretérita de miembros de aquel sector en conflictos socio-políticos, incluso desde tiempos de la conquista.2Esto ha repercutido negativamente en la Memoria Histórica de los venezolanos, la cual, además ha sido –y sigue siendo– sistemáticamente mal influenciada por la excesiva mitificación de que ha sido objeto el proceso que condujo a la independencia, así como los personajes que la hicieron posible (en particular la figura de Simón Bolívar3), por parte de pseudo-historiadores y políticos de oficio.

5Como resultado de todo lo anterior, se ha generado una suerte de vacío a la vez historiográfico y memotético en relación a varios aspectos de la historia de los conflictos que se dieran en la Provincia de Caracas desde fines del siglo XVIII. Ese vacío se ha hecho también manifiesto de distintas formas no académicas de representaciones del pasado: manuales escolares, actos públicos conmemorativos, obras pictóricas y literarias de inspiración heroica, etc. En ellas normalmente sólo aparecen o se hace mención a la participación en el proceso independentista de un ex-esclavo, Pedro Camejo (alias Negro Primero), quien muriera en la Batalla de Carabobo en 1821 (Fig.7); de dos pardos, Lino Gallardo y Juan José Landaeta, a quienes se vincula con la autoría del himno nacional de Venezuela, pero raramente reconociendo su condición de afro-descendientes; y de una masa ingente e impersonal de individuos de color sobre quienes sólo se resalta su habilidad para cabalgar y hacer uso de las armas (Fig.6), sin esforzarse demasiado por conocer qué ideas políticas manejaban para estar apoyando o rechazando los proyectos republicanos.

  • 4  Alfonso Munera, El fracaso de la nación. Región, clase y raza en el Caribe colombiano, 1717-1810. (...)

6En la gestación de ese vacío también han contribuido los trabajos de representantes de la historiografía foránea hispano-americanista, debido a su afán por explicar los movimientos americanos de ruptura con España en términos de causalidad directa en relación a la Crisis de la Monarquía Hispana, y del supuesto impacto tardío de los ideales de la Modernidad Política sobre los sectores subalternos. La gran excepción a la regla es el caso de Cartagena de Indias, el cual (gracias a los trabajos pioneros de Alfonso Múnera y, más recientemente, de Aline Helg, Marixa Lasso y otros historiadores) se ha develado como un proceso político al que a los Libres de Color no asistieron como ‘convidados de piedra’, sino que participaron activamente hasta el punto de jugar un papel determinante en la consecución de la independencia de esa provincia neo-granadina en 1811. En este mismo sentido, aunque no se trate de la América Hispana, con miras a entender lo que paso en el Caribe en aquella convulsionada época, no se puede obviar otro caso similar: el de Saint-Domingue (hoy Haití), donde un sector de los Libres de Color, la elite mulata del sur de la isla, tomó las riendas de sus aspiraciones, incluso en la propia Francia ante la Asamblea Nacional. Como resultado principalmente de sus gestiones y luchas a ambos lados del Atlántico, en 1792 consiguieron que se les otorgara derechos ciudadanos en un sentido amplio.4

  • 5  En la Provincia de Caracas, siguiendo a F. Langue, el término “pardo” era usado para señalar a tod (...)

7Algo similar a los dos casos anteriores fue lo que aconteció en la región centro-norte de la Provincia de Caracas, donde, según se desprende del resultado de nuestras investigaciones, muchos individuos de color de condición libre (en su mayoría Pardos5, pero también Morenos o Negros Libres) se vieron envueltos en los acontecimientos políticos que tuvieron lugar en ese territorio, desde mucho antes de que los Blancos Criollos asomaran por primera vez su intención de instaurar un gobierno autónomo en 1808. Como veremos más adelante, las posturas políticas que asumieron y las acciones que llevaron adelante los Libres de Color durante los intentos autonomistas e independentistas en aquella provincia, influyeron de manera determinante no sólo sobre el desarrollo de los acontecimientos, sino también, cuando finalmente se logra instaurar una república en 1811, en el alcance que tendría a nivel constitucional la noción de ciudadanía y las normas que regulaban el derecho a la representación política.

  • 6  G. Carrera Damas, Una nación llamada Venezuela. Caracas: Monte Ávila Editores, 1983, pp.35-44, 54. (...)
  • 7  A fines del Período Colonial, los individuos libres de ascendencia africana que habitaban el terri (...)

8Para conocer los pormenores de tal influencia, además de identificar los medios de difusión de las ideas modernas que repercutieron sobre los derechos de los Libre de Color así como los actores políticos que los llevaron a la práctica (principalmente individuos de ‘calidad’ blanca), hace falta estudiar lo que sucedía fuera de las salas capitulares y casas solariegas de los Blancos Criollos. Al hacerlo, siguiendo a Germán Carrera Damas6, nos encontramos con un ambiente de crisis a lo interno de la Sociedad Colonial venezolana, una de cuyas manifestaciones más evidentes era precisamente la disconformidad existente entre muchos Libres de Color por el estatus etno-político inferior que se les daba, por la forma despectiva cómo les trataban los Blancos Criollos, y las discriminaciones de que eran objeto en términos socio-jurídicos y etno-estamentales.7 Como se ha afirmado en múltiples ocasiones, pero sin verdaderamente hacer una revisión profunda basada en fuentes primarias, esa situación va a marcar de manera determinante la naturaleza y la dinámica de los conflictos bélicos y pugnas políticas que estallaron en Venezuela a fines del Período Colonial.

  • 8 Para el siglo XVIII, algunos pardos caraqueños tenían haciendas de proporciones medias, sobre todo (...)
  • 9  Son numerosos los casos existentes en los archivos en que Pardos, al igual que hacían los Blancos (...)

9Ello no quiere decir que todas las pugnas que se dieran respondían estrictamente, en términos deterministas, a diferencias tradicionales entre parcialidades etno-sociales sólo entendibles en términos de Blancos contra Libres de Color, ya que dentro de este último sector había marcadas diferencias clasistas y estamentales que también afectaron el desarrollo de los acontecimientos. Éstas eran particularmente intensas entre la elite de los Pardos y el resto de la población de color (Negros Libres, Zambos, etc.). Los Pardos Beneméritos (como en ocasiones se llamaban a sí mismos los miembros de aquella elite) eran individuos que gozaban de un alto nivel socio-económico, con patrimonios que si bien no alcanzaban en cuantía y valor a los de los Mantuanos (elite criolla blanca), si llegaban a ser superiores a los de los Blancos de Orilla.8 Esta prosperidad material les había facilitado uniones con Blancos por lo que eran también eran los más “blanqueados” entre los Libres de Color. El estatus superior que detentaban en lo alto de la escala etno-estamental dentro de los sectores de color libres, era celosamente protegido mediante prácticas endogámicas, al mismo tiempo que procuraban evitar uniones conyugales con individuos considerados por ellos como inferiores.9

  • 10  “Los diputados del Batallón de Pardos pidiendo se excluya de él a Juan Bautista Arias. 1774”, in S (...)
  • 11  F. Langue, “La pardocratie ou l’itineraire…”, en línea; L. F. pellicer, La Vivencia del Honor en l (...)

10Los pardos de la elite podían ser muy drásticos a la hora de distinguirse del resto de la población de color. En tal sentido, es conocido el caso en que los miembros de las Milicias de Pardos, piden al gobernador que expulse a uno de sus miembros por no cumplir con las condiciones etno-estamentales para formar parte de ese cuerpo, alegando que “…cuando no sea zambo, es tente en el aire, y por consiguiente enteramente excluido de la legitimidad de pardos…”10 Este era un asunto delicado para los Pardos, ya que la milicia era uno de los pocos medios que tenían para aumentar su ‘estimación’ frente a la comunidad colonial, así como su ‘honor’ a ojos del Rey. El grado más alto que les era permitido en esos cuerpos era el de Capitán, el cual era asignado normalmente a un pardo de elevada ‘calidad’, es decir, con un alto nivel de blanqueamiento (Tercerón, Cuarterón, Quinterón), pero también con los medios económicos suficientes para adquirirlo.11 Como se puede apreciar, no se puede definir a los Libres de Color como un sector etno-social homogéneo, ya que el mismo, al igual que pasaba con el resto de la Sociedad Colonial, se encontraba divido a lo interno por razones clasistas, raciales y estamentales.

  • 12  Desde los años 1960’s, las historias “desde abajo” (from below) han conformado una tendencia metod (...)

11De todo lo anterior la pertinencia de realizar un estudio detallado desde abajo, que nos permita a la vez conocer la participación de los Libres de Color en los distintos movimientos de lesa majestad que se dieran en tierras caraqueñas desde el comienzo de la Era de las Revoluciones, y las diferentes percepciones que estos tuvieron sobre la potencialidad de ver mejorar su condición etno-estamental si apoyaban los mismos. En tal sentido, se guardará particular atención a los cambios que sufriera la noción tradicional de igualdad etno-estamental que tenían, hacia concepciones más abstractas asociadas con el concepto de ciudadanía, producto del impacto de las ideas de la Modernidad Política.12

Fig.1 La Provincia de Caracas a fines del Período Colonial

Agustín Codazzi (1793-1859), Mapa político de Venezuela, antes de la revolución de 1810 [Detalle]. Caracas: Agostino Codazzi; París: Thierry Frères, 1840. Tomado de: David Rumsey Map Collection

1. El ejemplo de la igualdad franco-antillana

  • 13  El desarrollo de esta parte se debe en gran medida al generoso apoyo del Dr. Ramón Aizpurua, quien (...)

12(Nota de agradecimiento13)

  • 14  El establecimiento de la conspiración de La Guaira de 1797 como punto de partida de este trabajo, (...)
  • 15 En la Conspiración de San Blas, estuvieron comprometidos personas de todas las clases, incluyendo c (...)
  • 16  Pedro Grases, “La Conspiración de Gual y España y el Ideario de la Independencia”, in Preindepende (...)

13Las primeras manifestaciones que evidencian un cambio en la noción de igualdad que tenían los Libres de Color venezolanos, las encontramos a mediados de 1797. Ese año fue descubierta una conspiración de inspiración jacobina en las ciudades de La Guaira y Caracas, en la cual participaron activamente individuos de esa condición.14 La misma fue propiciada principalmente por algunos ‘reos de estado’ que habían sido remitidos desde España, por haber liderado una fallida insurrección jacobina (la Conspiración de San Blas), la cual había tenido lugar en Madrid dos años antes.15 Ya en las bóvedas de La Guaira, estos, en connivencia de algunos Blancos y Pardos locales, nuevamente se rebelaron contra el orden establecido. El plan contemplaba la instauración de una república católica en la que la esclavitud fuera abolida “como contraria a la humanidad”, y todos los ciudadanos fuesen iguales, independientemente del sector etno-social al que perteneciesen. Esto se puede apreciar en uno de los principales documentos políticos del movimiento, las Ordenanzas redactado por el mallorquín Juan Bautista Picornell, en cuyo artículo 32 se declaraba la igualdad natural entre Blancos, Indios, Pardos y Morenos, entre quienes, en lo sucesivo, debía reinar la “…mayor armonía, mirándose como hermanos en Jesucristo iguales por Dios…”16

  • 17  “Representante de Félix de Suasnabar ante el Capitán General [Caracas, 17/11/1793], Archivo Genera (...)

14La mayoría de los Libres de Color que tomó parte en el movimiento eran oficiales de las Milicias de Pardos, como los sargentos José del Rosario Cordero, Miguel Granadino, José Manuel Pino, y Narciso del Valle. A pesar de que algunos pertenecían a la Compañía de Artilleros Pardos de La Guaira (como es el caso de Del Valle), la mayor parte eran del Batallón de Milicias de Pardos de Caracas, muchos de cuyos componentes habían sido trasladados para reforzar las defensas de aquella ciudad portuaria, en sustitución de las milicias veteranas y otros cuerpos armados locales que fueran enviados como refuerzos a Santo Domingo en 1793. En la conspiración también tomaron parte al menos tres soldados negros, Juan Moreno, Lorenzo Acosta y Ramón Príncipe. En total, se llegó a decir que el número de los comprometidos, entre gente blanca y de color, alcanzaba entre 200 y 500 individuos, aunque nunca se pudo comprobar la participación de poco más de una treintena de individuos.17

  • 18  Declaración de José Rusiñol [09/11/1797] AGI, Caracas, leg.430, pieza 51, f.224
  • 19 Estos propusieron la instauración de una monarquía constitucional, probablemente a imagen de la fra (...)
  • 20 Recordemos que en todos los territorios franceses se había otorgado derechos ciudadanos a los Libre (...)

15Desde un principio, los comprometidos en la conspiración hicieron lo posible para ganarse a los Libres de Color para su causa, de quienes sabían que estaban “….quejosos, de no ser atendidos conforme a su virtud y merito.”18 Dos de los conspiradores españoles, Manuel Cortés y el referido Picornell, desde sus calabozos elaboraron respectivamente canciones patrióticas y obras breves alegóricas a la igualdad entre sectores etno-sociales. Como fuente de inspiración, como pasara previamente en Madrid, tomaron principalmente los preceptos políticos Revolución Francesa19, pero ahora también el ejemplo del nuevo régimen de ‘fraternidad inter-étnica’ que supuestamente había sido instaurado en casi todas las Antillas Francesas, tras un decreto que otorgaba ciudadanía a los mulatos de 1792, y otro que abolía la esclavitud de 1794.20

  • 21 Todos en esa empresa, / Somos interesados, / Unámonos al punto / Como buenos hermanos. // Fraternid (...)
  • 22  Declaración de José Manuel Pino [15/11/1797] AGI, Caracas, leg.431, pieza 64, f.39; Declaración de (...)

16La influencia franco-antillana se notó tanto en los objetivos del proyecto político que desarrollaran los conspiradores (en el que se proponía, como ya se indicara, el otorgamiento de ciudadanía a los Libres de Color y la abolición de la esclavitud), como en materiales propagandísticos alegóricos a la ciudadanía de los individuos de color: Cortés escribió canciones patrióticas (como la Canción Americana y el Soneto Americano) en las que se resaltaba la igualdad de quienes serían los ciudadanos de la nueva nación, Negros, Indios, Blancos y Pardos21; mientras que Picornell redactó narraciones cortas, entre las cuales vale la pena resaltar dos, por la referencia que una hace a lo que acontecía en las islas galas y por el mensaje de igualdad racial que ambas llevaban: Por un lado, el titulado La revelación de un fraile, en la que a un fraile franciscano, Fray José María de la Concepción, se le aparece en una visión José Leonardo Chirinos (un Negro que había sido ejecutado dos años antes por haber liderado una insurrección de Esclavos, Zambos y Negros Libres en la Serranía de Coro). En la trama, el difunto de esta narración baja del cielo para darle un mensaje al fraile, el cual es luego confirmado por la Virgen María, que justificaba la independencia alegando que “…si los americanos querían recobrar su antigua libertad podrían desde luego hacerlo, pues tenían a su favor el brazo del Todopoderoso que los protegería…”22

17Por otro lado, el Diálogo entre un Moreno Teniente Coronel de la República Francesa y otro Moreno Español primo suyo, el cual, según se desprende del testimonio de Cordero, era texto propagandístico con un carácter a la vez informativo y pedagógico, que trataba sobre las bondades universales del sistema republicano, y las positivas consecuencias que su aplicación en Francia había tenido sobre los hombres de color:

  • 23  Declaración de José del Rosario Cordero (segunda) [27/10/1797] AGI, Caracas, leg.428, pieza 25, fs (...)

…era un dialogo entre un Moreno teniente coronel de la República Francesa, y otro Moreno español, primo suyo nombrado Mariano; que éste al ver, a aquel se manifestó sorprendido de que estuviese vestido con insignias militares de grado, y mando de teniente coronel; que éste le satisfizo que era oficial de la República, que el español le repreguntó qué cosa era república, y el francés le explicó lo que era en sustancia, contrayéndose a que en la de Francia todos eran libres e iguales, y como tales podían obtener indistintamente los empleos políticos y militares.23

  • 24 Es importante señalar que para aquel momento eran muchos los  por vía de las tripulaciones de los c (...)
  • 25  Declaración de Manuel Antonio Sánchez [17/07/1797], AGI, Caracas, leg.427, pieza 1, fs.120ss; Decl (...)

18El principal medio que tuvieron los ‘reos de estado’ para enterarse sobre lo que acontecía en las islas galas fue los propios lugareños. Estos pudieron informarse a través de los muchos corsarios de bandera francesa que con frecuencia recalaban en la costa de la Tierra Firme, primero en forma clandestina y luego legalmente tras la firma de una alianza militar firmada con Francia en 1796.24 A pesar del empeño que pusieron las autoridades coloniales en impedir que desembarcaran las tripulaciones, ya que estaba rigurosamente prohibido desde el inicios de la década que extranjeros se introdujeran en los territorios hispanos, en varias ocasiones no pudieron evitarlos; tenemos conocimiento que dos Mulatos franceses provenientes de Cumaná fueron recibidos por los hermanos pardos, Carlos y Manuel Sánchez, en su residencia de Caracas, y que un tripulante de la goleta La Republicana, estando en el puerto de La Guaira en el mismo momento en que comenzaron los arrestos de los implicados en la conspiración, comenzó a incitar a la multitud “…diciéndoles que si aquello sucediera en Francia, ya habrían amanecido ahorcados los del Gobierno a las rejas de las ventanas…”, a lo cual agregó “…otras especies tumultuarias y sediciosas”.25

  • 26  Este grupo de prisioneros estaba conformado por 188 Blancos, 234 Negros “…que se han tomado por mi (...)

19Tanto o más importante que la presencia de corsarios franceses en la costa, fue la llegada en 1793 de cerca de medio millar de reos franco-antillanos, en su mayoría de color: 234 entre mulatos y negros.26 Estos habían sido despachados desde Santo Domingo como prisioneros de guerra, siendo recluidos en la misma prisión a donde llegarían más tarde los ‘reos de estado’ españoles. Aunque seguramente muchos fueron expulsados del territorio tras conocerse la firma de la paz con Francia en 1795 (Tratado de Basilea), es probable que algunos de ellos hayan tenido chance de entrar en contacto con los habitantes locales, además de los intercambios que pudieron darse con sus guardianes pardos en prisión.

20La presencia masiva de franco-antillanos en la costa de Caracas (prisioneros, marinos, diplomáticos, emigrados) causó gran impacto sobre la población de color local (Fig.2), sobre todo cuando aquéllos eran también de esta condición, como se puede apreciar en el caso del miliciano pardo, Nicolás Agustín, quien

  • 27  Declaración de José Rusiñol [03/11/1797] AGI, Caracas, leg.430, pieza 51, fs.110-110vto.

…en ocasión que pasaba por su cuartel un negro o mulato francés que llevaba escarapelas en el sombrero y a [sic] presencia de otros muchos soldados que se hallaban presentes [afirmó] que llegaría el día de que todos gastasen la misma escarapela que llevaba el referido mulato o negro francés…27

  • 28  “Voto del Coronel Don Joaquín de Zubillaga…” [Caracas, 11/09/1795] AGN, Gobernación y Capitanía Ge (...)

21Los contactos entre franceses e individuos de color locales podrían explicar la efervescencia política que empezó a observarse en este sector de la población: A principios 1795, se reportó en la ciudad de Caracas un “…alboroto de las gentes de Color…” debido a la circulación entre ellas de un “papel sedicioso” cuya autoría fue atribuida a un tal “arzobispo de París” [¿Algún texto traducido de los que circulaban en las Antillas francesas?].28

  • 29 Declaración de Juan Javier de Arrambide [22/08/1797] AGI, Caracas, leg.428, fs. 56ss.
  • 30  Declaración de José Manuel Pino [14/11/1797] AGI, Caracas, leg.431, pieza 64, f.24 En relación a e (...)
  • 31  El mulato francés de nombre Andrés tenía oficio peluquero, y fue a visitar a Del Valle en su barbe (...)

22Para que los contactos fueran efectivos, era necesaria no solamente la comunión de aspiraciones políticas, sino también que los interlocutores se entendieran. En tal sentido, es posible que una de las principales bisagras entre las ideas del proceso revolucionario franco-antillano y los Libres de Color locales, fuese el referido miliciano pardo, Narciso del Valle, quien hablaba algo de francés.29 Este personaje, además, había manifestado interés por los franceses que llegaron a La Guaira, sobre todo cuando estos celebraron en prisión “…el cumpleaños de su revolución…” [¿14 de julio?]; y hasta cierto francófilismo, ya que llegó a manifestar que los franceses eran mejores que los españoles.30 Existe evidencia de que este miliciano pardo entró en contacto directo con algunos franceses: un mulato franco-antillano de nombre Andrés (¿André Renoir?) de oficio peluquero; dos oficiales llamados Monsieur Francquá (¿François?) y Rouseau o Rossel; y un soldado de nombre Pascual Graigner.31

  • 32  Declaración de José Manuel Pino [14/11/1797] AGI, Caracas, leg.431, pieza 64, f.23; Declaración de (...)

23El apego que sentía Del Valle por las ideas políticas modernas (en particular por las asociadas a la Revolución Francesa) se remontaba al menos “…desde el tiempo de la guerra con la nación francesa…”, es decir, entre 1793 y 1795; en esa época se le había oído “…hablar en alabanza de sus pensamientos, y muy adicto a leer sus libros, y a celebrar sus sucesos…” Poco antes de que se develase la conspiración, había venido organizando cotidianamente tertulias en la barbería que tenía en La Guaira, a la cual asistían Libres de Color y algunos Blancos comprometidos con la misma. Entre los asiduos se encontraban el catalán y oficial de Milicias Veteranas, José Rusiñol, los milicianos pardos, Cordero, Granadino, Pino, y los negros Moreno y Príncipe. En tales ocasiones se discutía sobre asuntos foráneos, se hablaba sobre lo que “…había sucedido en Francia, y en Norte América, sobre revoluciones”, y se leían y discutían textos que proveían los ‘reos de estado’ desde la prisión, como los textos ya referidos de Picornell.32

  • 33  Declaración de José Rusiñol [06/11/1797] AGI, Caracas, leg.430, pieza 51, fs. 155-157vto. En cuant (...)

24Entre los materiales que se leyeron en esas tertulias se encontraban documentos políticos, jurídicos, y obras históricas, algunas de ellos traducciones al castellano hechas por ese mismo mallorquín. Los mismos eran relativos principalmente a la Revolución Francesa (los Derechos del Hombre de Thomas Paine, las críticas de Edmund Burke al proceso revolucionario galo; una obra titulada Verdades Históricas, acerca de los violentos enfrentamientos entre republicanos y contra-revolucionarios en la ciudad francesa de Nimes suscitados en junio de 1790; un discurso “…del ciudadano Kersen a la convención de Orleáns, manifestándola [sic] las máximas perniciosas del Gabinete de Inglaterra…”; una “…relación de la causa y muerte de Luís Diez y Seis con su defensa…”, el cual era “…un papel público inserto en nuestras gacetas que ha circulado por las manos de todos…”), pero también habían materiales sobre los Estados Unidos y su revolución de independencia (una Historia de la Revolución del Norte América, y las constituciones del Estado de Pensilvania y de Estados Unidos, esta última con una nota al pie de “…Lord [Henry] Gratan [sic] al Rey de la Gran Bretaña apoyando la libertad a que aspiraban los irlandeses…”), un discurso del mismo Grattan en la Cámara de los Comunes irlandesa (probablemente a favor de la autonomía de Irlanda), y el trabajo jurídico Derecho Natural y de Gentes.33

25Los conocimientos adquiridos por Del Valle por estos y otros medios, se reflejaron en las ideas políticas que sostenía, como se puede apreciar cuando pretendía convencer a sus interlocutores de color para que abrazasen la revolución que él y sus compañeros estaban por iniciar. En tales circunstancias, además de intentar convencerles en términos bastante prácticos ofreciéndoles la supresión de impuestos, les ofrecía una igualdad socio-política que, aunque bastante abstracta, siempre contaba con un referente claro por todos conocido: la revolución en Francia; aunque también les hablara de logros similares que habían alcanzado el pueblo de Israel, el Estadounidense; y hasta les hacía ofertas bastante prácticas, como la supresión de algunos impuestos. Esto se puede apreciar en dos fragmentos de testimonios que refieren tales propuestas: La primera la hizo Del Valle al teniente de la Milicia de Negros Libres de Carayaca, y la segunda a los Zambos de Curiepe:

…un levantamiento que se iba a hacer aquí entre todos blancos, pardos y morenos (…) que se iba a hacer una república para quitar las alcabalas, los derechos, el estanco del tabaco, los derechos de entierros, y bautismos, y que todos fuesen iguales, así como en la Francia…

  • 34  Declaración de Lorenzo Acosta [05/08/1797] AGI, Caracas, leg.429, pieza 30, f.118; Declaración de (...)

…carta o proclamación a los sambos del partido de Curiepe, exhortándolos a la reunión para hacer en esta provincia lo mismo que habían hecho los franceses y los ingleses americanos en sus países, persuadiéndoles a [sic] que era justo hacerlo asi con varios ejemplos del pueblo de Israel en el tiempo que era gobernado por jueces, del Norte América y de la Francia, discurriendo al mismo tiempo sobre la igualdad natural y demás derechos del hombre…34

  • 35 Idem; Declaración de José Rusiñol [09/11/1797] AGI, Caracas, leg.430, pieza 51, f.224

26A los líderes blancos de la conspiración, el criollo Manuel Gual y el referido Picornell, este último texto le pareció demasiado complicado para que lo pudiesen entender los Zambos, “…porque su estilo o instrucción era superior a la inteligencia de estos y debía hablárseles de un modo que les fuese más comprensible…”, por lo que aconsejaron a Del Valle que no lo enviara. Esta evaluación intelectual favorable que hacen dos conspiradores blancos de la persona de Del Valle, en la que lo muestran como un individuo con instrucción superior a otros Libres de Color, era compartida por otro de los conspiradores, el referido Rusiñol, quien indicó que “…que no tuvo que instruir a Cordero y Narciso en las máximas de libertad e igualdad porque siempre los reconoció más instruidos…”35

  • 36  Declaración de José María España [02/05/1797] AGI, Caracas, leg.433, pieza 91, fs.36ss; Declaració (...)

27Si bien los Blancos comprometidos con la conspiración sabían que debían incluir a los hombres de color por razones tanto prácticas como filantrópicas, algunos por temor a generar una guerra racial, tenían sus dudas sobre el nivel de instrucción que estaban llegando a tener los Libres de Color. Incluso se llegó a plantear que se pusiera en marcha el proyecto político lo más rápido posible, antes de que “…las gentes de color, libres y esclavos (…) llegasen a entender la mutación de la forma de gobierno…” que se pretendía instaurar, buscando con ello “…prevenir los desórdenes que cometerían…” La situación se tornó particularmente tensa luego del escape de los “reos de estado” españoles de las bóvedas de La Guaira en junio de 1797, para lo cual contaron con la ayuda de un sargento de milicias de pardos de nombre José Antonio Parra; quien, dicho sea de paso, se encontraba entre los reclutados por Del Valle. Esa fuga generó gran efervescencia entre todo el sector de los Pardos, por lo que se rogó a dos de los líderes de esta condición comprometidos con la conspiración, a Narciso [del Valle] y a [José del Rosario] Cordero, que “…aserenasen a los de su clase, y [estos] ofrecieron hacerlo así…”36

  • 37  Declaración de Narciso del Valle [29/07/1797] AGI, Caracas, leg.430, pieza 50, f.37; Delación de P (...)
  • 38  Tales fueron los casos de los milicianos pardos Juan José Machado, Joaquín Milano, Miguel Granadin (...)

28Los buenos oficios de Cordero y Del Valle no fueron suficientes para que se ganaren el apoyo del resto de los Libres de Color, quienes veían con desconfianza a aquéllos revolucionarios blancos españoles y criollos, y con escepticismo a los planes que estaban desarrollando. El mismo Del Valle dio cuenta que sus congéneres recibían la “…proposición de república con mucha desabrimiento [sic], desconfiando siempre de su éxito, y de que al fin, no lográndose éste los blancos quedarían libres y echarían a ellos la culpa”… Unos pensaban que todo terminaría “…en perjuicio de toda la clase de pardos…”, ya que serían “los señores” blancos quienes saldrían beneficiados, mientras que ellos, como siempre,  llevarían la peor parte, por lo que preferían no apoyar el proyecto (“dejarse de eso”)37; otros, aunque tentados por la oferta del nuevo sistema que se pretendía instaurar,  eran demasiado temerosos de los tormentos que les esperaba si la conspiración fallaba, por lo que preferían esperar a ver lo que pasaba.38

  • 39  Declaración de Narciso del Valle [30/07/1797] AGI, Caracas, leg.430, pieza 50, f.46vto.

29A mediados de julio de 1797, la conspiración fue develada por la imprudencia cometida por uno de los Pardos comprometidos con la misma. En seguida, los principales cabecillas Blancos Criollos (el mencionado Gual y José María España) escaparon a las Antillas, desde donde siguieron desarrollando planes en conjunto con los conspiradores de San Blas que ahora se encontraban en Guadalupe (al menos Cortés y Picornell) a fin de volver a revolucionar la Provincia de Caracas. Más tarde, Gual sería envenenado en Trinidad por un espía español, y España, luego de retornar a La Guaira para intentar una nueva insurrección, fue aprehendido y ejecutado. En cuanto a los pardos implicados en la conspiración, Del Valle pudo escapar temporalmente gracias a que un alférez de las Milicias de Pardos de nombre Mateo Caballero (alias Bonoso) le avisó que le iban a coger, pero luego fue arrestado. También lo fue Cordero, luego de haberse ocultado por algún tiempo en la zona costera de Macuto.39

  • 40  “Documento No.3. Razón de los reos en la causa de intentada sublevación…” cf. Francisco Javier Yán (...)

30Este último se acogió a un indulto real para salvar su vida, siendo uno de los que más evidencia aportó en contra de sus otrora compañeros de conspiración. Los demás conspiradores aprehendidos fueron enjuiciados en Caracas, donde, luego de ser encontrados culpables, fueron condenados a muerte. Del Valle y Rusiñol fueron trasladados a La Guaira, en cuya plaza mayor fueron ahorcados el 5 de junio de 1799. Como medida ejemplarizante, sus cuerpos fueron decapitados, y sus cabezas quedaron expuestas clavadas en picas en las afueras de la ciudad. Otros pardos vinculados a la conspiración fueron condenados a cuatro años de destierro en Puerto Rico, tales fueron los casos de los milicianos Nicolás León, Pedro Ignacio Bargüilla, y el referido Pino. En cuanto a Cordero, fue enviado a una prisión en La Habana, pero luego fue puesto en libertad.40

Fig.2 Soldados de color franceses en Saint-Domingue en la década de 1790, ataviados en uniforme como pudieron haberse paseado por las calles de La Guaira y Caracas.

Imágenes I y II: Reinier Vinkeles, “Gezigt van eenen tempel, door de zwarten ter gedachtenix van hunne verlossing opgerigt” (detalles), in Marcus Rainsford, St. Domingo, of Het land der zwarten in Hayti en deszelfs omwenteling. Publicado en 1806. Tomado de: NYPL Digital Library

Imagen III: James Barlow, “The author in conversation with a private soldier of the Black Army on his Excursion in St. Domingo” (detalle), in Marcus Rainsford, An historical account of the black empire of Hayti: comprehending a view of the principal transactions in the revolution of Saint Domingo; with its ancient and modern state. Publicado en 1805. Tomado de: NYPL Digital Library

2. Condicionando la autonomía de los Blancos

  • 41  A fines del siglo XVIII, los miembros de la elite parda se vieron beneficiados con una serie de me (...)

31Esa desconfianza manifiesta por los Libres de Color hacia los Blancos Criollos, se habría mantenido e incluso incrementado en el tiempo. Esta postura encontraba explicación, además de la forma despectiva cómo estos les veían y trataban, en otras situaciones como la fuerte oposición que hicieran estos desde el Cabildo de Caracas a las “dispensas de calidad” que se ofrecieron a los pardos desde el gobierno central metropolitano, mediante la Real Cédula de Gracias al Sacar de 1795; y también, aunque que con menor encono, en la postura dilatoria que dieran a un proyecto de una escuela para niños pardos, introducida ante dicha entidad municipal en 1805 por dos ilustres individuos de esa “calidad”: el músico, Juan José Landaeta, y el médico, José María Gallegos. Si a esto sumamos una serie de medidas que había tomado el gobierno metropolitano desde fines del siglo XVIII que favorecían a los Libres de Color (en particular a su elite)41, no debería sorprender la postura que asumieran los oficiales pardos de milicias ante los eventos suscitados en Caracas en noviembre de 1808.

32En esa ocasión, algunos de los Blancos Criollos más prominentes de la ciudad llevaron adelante una tentativa por conformar un gobierno autónomo en la Capitanía General de Venezuela, en vista del vacío de poder que se había generado tras la invasión de Napoleón y la abdicación de Fernando VII en mayo de aquel año. Su propuesta consistía en que el Cabildo de Caracas (institución por ellos controlada y en la que los Pardos no tenían ninguna representación) asumiera la dirección del territorio convirtiéndose en Junta, a imagen de las que se habían conformado en España.

  • 42  F. J. Yánez, op.cit., p.72; Carole Leal Curiel, “Juntistes, tertulianos et congressistes”, in Hist (...)

33A esta primera tentativa juntista se opusieron oficiales pertenecientes a los batallones de Pardos de Caracas, de los Valles de Aragua y de Valencia, entre ellos los capitanes Pedro Arévalo, Pantaleón Colón y Carlos Sánchez (este último era probablemente el mismo que recibiera en su casa dos mulatos franceses en 1797. A fines del referido mes, estos milicianos enviaron una comunicación al Capitán General, en la que en nombre “…de todos los de su clase (…) ofrecían sus servicios, bienes, y vidas para sostener el gobierno existente contra los que intentasen destruirlo…”42, y le manifestaron su firme convicción de enfrentar los designios de esos “incautos”, como si todos ellos fuesen una

  • 43  Cf. Inés Quintero, La Conjura de los Mantuanos. Caracas: Universidad Católica Andrés Bello, 2002, (...)

…PARDA fiera que al lado de V. S. o de quien representa la persona del Soberano y sus sabias instituciones llevará entre sus garras tantas presas, cuantas sean las cabezas de los que por su desgracia quieran atentar contra su persona y sabias disposiciones.43

  • 44  Véanse respuestas a la pregunta número ocho en la mayoría de los autos correspondientes a este cas (...)
  • 45 Confesión de Don José Félix Ribas[Caracas, 22/02/1809], in ibidem, p.178. Carole Leal alega que las (...)
  • 46 Tal temor lo expresó en su declaración el doctor José Vicente Escorihuela:  “…en el Guarico francés (...)

34A los desencantados Pardos se les sumarían los Isleños o Canarios, lo que produjo un gran desorden entre las personas de “todas las clases” que sólo pudo ser apaciguado cuando en la noche del 24 de noviembre, luego de que las autoridades arrestasen a los implicados en la conjura juntista.44 Según uno de ellos, el ‘blanco criollo’ José Félix Ribas (quién más tarde se convertiría en uno de los líderes de los Libres de Color), el descontento se debió a la circulación de pasquines y rumores malintencionados que indicaban que las verdaderas intenciones de los juntistas eran las de robar a los isleños y esclavizar a los pardos.45 En esta ocasión, el fantasma de Saint-Domingue acosó a la población caraqueña, pues se sospechaba que de tener éxito el proyecto de los patricios cabildantes, eventualmente esto podría convertir a Venezuela en otro Haití.46 Esto no sólo indicaba el conocimiento que tenían los Blancos Criollos de la Provincia de Caracas de lo acontecido durante la Revolución Haitiana, sino también hace evidente el temor que en ellos despertaba la presencia de una numerosa población de Libres de Color.

  • 47  José Domingo Díaz, sin embargo, señala que la noche del 18 de abril, Arévalo delató el movimiento. (...)

35Poco más de un año después, el 19 de abril de 1810 (Fig.3), algunos de los juntistas de 1808 volvieron a intentar la formación de un gobierno autónomo, luego de que se supieron en Caracas las noticias de la ocupación de Andalucía por parte de los franceses y el establecimiento de un Consejo de Regencia en la metrópoli. En esta ocasión tuvieron éxito, en buena medida gracias a que contaron con el apoyo de la población, y de un piquete de milicianos pardos de los Valles de Aragua conducidos por Pedro Arévalo, quienes llamados por el pro-autonomista blanco criollo, Juan Germán Roscio, frustraron un intento de los oidores de la Real Audiencia por revertir la situación. En ello también contribuyeron los oficiales Sánchez y Colón.47

36La participación de dicho piquete quedó descrita en un informe que levantó el Ayuntamiento de Caracas en octubre de 1812, luego de la caída del gobierno republicano:

  • 48  Cf. Clément Thibaud, Repúblicas en Armas (Los ejércitos bolivarianos en la guerra de Independencia (...)

El Batallón de Pardos de los Valles de Aragua fue el primero que se aceleró a prestar sus auxilios, así porque uno de los oficiales Pedro Arévalo era de los más íntimos confidentes de la revolución, como porque las halagüeñas esperanzas de una igualdad quimérica y funesta para este país, fue el talismán de que se valieron estos nuevos Jacobinos para atraerse a esta clase, en quien siempre han podido más estas promesas, que ninguna otras.48

  • 49  Según la solicitud de dispensa de calidad del hijo de Pedro Arévalo, la cual le fue concedida, se (...)
  • 50 C. Thibaud, op.cit., pp.48-53

37En relación a esta acción de los oficiales pardos, cabe preguntarse: ¿qué pudo propiciar un cambio de parecer tan radical en la postura que estos habían mantenido hasta entonces fiel al gobierno establecido? Es probable que previamente hayan tenido lugar negociaciones entre estos y los “nuevos” juntistas blancos criollos, quienes pudieron haberles ofrecido prerrogativas igualitarias con los Blancos cónsonas a su condición de miembros de la elite de pardos.49 Para Clément Thibaud, esas negociaciones pudieron darse dentro de las misma milicias, cuyos oficiales de mayor grado eran blancos algunos, como se verá más adelante, de tendencia radical favorable a la ruptura con España.50

  • 51  “Organización Militar” [18/5/1810], inGaceta de Caracas, II, 98 (18/5/1810), Caracas: Academia Nac (...)

38Para mantener la fidelidad de los pardos, los miembros de la recién creada Junta Suprema Conservadora de los Derechos de Fernando Séptimo tomaron una serie de medidas: aceptaron en su seno a un representante del Gremio de Pardos, sólo que en la persona de un ‘blanco criollo’, como lo era el referido José Félix Ribas; se aumentaron los salarios de los oficiales de las milicias de pardos; se les ascendió de rango, contraviniendo con ello una vieja ley que databa de 1643, según la cual los individuos de esa ‘calidad’ sólo podían llegar al grado de capitán. Los ascendidos fueron los referidos Colón, Arévalo, y Sánchez, al cargo de coroneles de las Milicias de Pardos de Valencia, Caracas y Aragua respectivamente. También se tomó la iniciativa de condecorarles, como se hiciera con el ahora Coronel Arévalo, a quien debido a “…su bizarría y entusiasmo patriótico”, se le hizo entrega de un escudo que decía: “virtud y patriotismo.”51

39Algunos juntistas también los alabaron públicamente, como se observa en la aclaratoria a pie de página que hiciera el redactor de la Gaceta de Caracas, al texto del hispano-irlandés residente en Londres, José Blanco White, publicada en dicho periódico en noviembre de 1810. En ella se refería a los pardos como “útiles, honrados, y beneméritos” venezolanos, quienes en realidad son:

  • 52  “Integridad de la monarquía española, in Gaceta de Caracas”, II, 129 (26/11/1810), p.3n

…buenos vasallos de Fernando 7º, dignos patriotas de América, y merecedores a la consideración del país en que nacieron, y a cuya felicidad no son capaces de oponerse.52

  • 53  “Decreto”[Caracas, 26/11/1810], in Gaceta de Caracas, II, 16 (22/1/1811), p.3

40La Junta Conservadora también cedió en el ámbito de las costumbres que segregaban a los pardos. En noviembre de 1810, se permitió a la esposa del pardo de la ciudad de Calabozo, Félix Salinas, a hacer uso de una alfombra en la iglesia, bajo el muy ilustrado argumento de “…conservar el aseo y limpieza de sus ropas.”53 Este había sido tradicionalmente un derecho reservado a las blancas, sobre lo cual previamente se habían generado algunas disputas con ‘pardas beneméritas’. Pese a tratarse por una concesión otorgada en un lugar distante a Caracas, esta decisión provocó un gran escándalo entre los Blancos y esperanza entre los Pardos, como lo retrata el viajero Robert Semple:

  • 54  Robert Semple, Bosquejo del Estado Actual de Caracas incluyendo un viaje por La Victoria y Valenci (...)

Tal innovación, insignificante al parecer, causó gran desagrado entre las clases distinguidas de Caracas, y en proporción equivalente, anhelos y esperanzas de cambio entre las familias de color.54

  • 55  Véase, a título de ejemplo, la lista de donativos publicada el 21/6/1811 bajo el título de “Sigue (...)
  • 56  “Donativos hechos últimamente a la causa pública”, in Gaceta de Caracas, II, 129 (26/11/1810), p.4

41Los intentos por asegurar la fidelidad y adhesión del ‘gremio de pardos’ a la nueva situación política que se había inaugurado a partir del 19 de abril de 1810, tuvo el éxito esperado. Esto se evidenció en el interés que de diversas maneras manifestaron sus miembros a favor del éxito del proyecto juntista, como los distintos donativos cuyas listas publicaba regularmente la Gaceta de Caracas.55 Algunas de estas donaciones eran muy generosas, como la hecha por el ‘pardo benemérito’ José Luís Landaeta, quien en enero de 1811 donó “una casa, cuyos alquileres producen mensualmente seis pesos.”56 Otros, manifestaron públicamente su apoyo al proyecto autonomista, como en el caso de uno de los oficiales pardos ascendidos, el capitán-comandante de las Milicias de Pardos de Caracas, Carlos Sánchez, quien en junio de 1810 publicó un corto escrito en dicho periódico, el cual tenía por fin ratificar la fidelidad que los miembros de este cuerpo armado guardaban al soberano representado por la junta de Caracas; y desmentir algunas “falsas imposturas” que se habían hecho circular que contravenían este respecto:

  • 57  Carlos Sánchez, “Representación de un buen patriota”, in Gaceta de Caracas, II, 102 (8/6/1810), p.

Dígnese V. A. disponer [indica Carlos Sánchez en junio de 1810] de la obediencia del que representa y de las de sus súbditos  y dar al desprecio las falsas imposturas con que algunos contrarios de la justicia y amantes de la esclavitud se manifiesten en este tiempo; y para la satisfacción pública, y que muchos ánimos incautos y sencillos queden satisfechos de la lealtad del batallón de Milicias de Pardos de esta Capital, y que sus semejantes en lo interior de esta provincia se aprovechen de esta lección.57

  • 58  “Habitantes de Venezuela”, in Gaceta de Caracas, II, 103 (15/6/1810), p.4
  • 59  Ver suplemento a la Gaceta de Caracas del viernes 2 de junio de 1810, en la que la Junta Suprema c (...)
  • 60  El reglamento fue publicado por parte a partir de la siguiente edición de la gaceta:  Gaceta de Ca (...)

42Sin embargo, una señal aún más significativa con respecto a la voluntad de los juntistas por conceder igualdad a los pardos, fue la convocatoria que hicieran a mediados de junio de 1810, dirigida a todas las “clases de hombres libres” que habitaban el territorio para la elección de los diputados para el primer Congreso General de Venezuela.58 El reglamento de este proceso electoral, redactado por abogado ‘blanco criollo’ Juan Germán Roscio59, fue publicado por entregas a partir de aquel mes en la Gaceta de Caracas. En el preámbulo, se insistía sobre la importancia porque sufragasen “…todos los vecinos libres de Venezuela...” Luego, en el cuerpo del mismo, se establecía un proceso electoral de dos grados: una votación para elegir electores parroquiales a razón de un elector por cada 500 almas de “todas clases”, y un elector adicional por 250 almas de exceso (artículo seis, capítulo 1); en otra votación los electores parroquiales se reunirían para nombrar a los diputados a razón de 1 por cada 20 mil habitantes y un diputado más por el exceso de 10 mil.60

43En el primer capítulo de ese reglamento en el que se establecen las condiciones para el nombramiento de los electores parroquiales se indica (artículo tercero) que se debía previamente hacer un censo en el que se especificará, entre otros aspectos, la ‘calidad’ de cada individuo y si éste era o no ‘propietario’. Era competencia de los alcaldes de primera elección y de los Tenientes Justicia Mayor la formación del respectivo censo. Por su parte el artículo cuarto, en el que se ordena hacer la lista de los vecinos que deben tener voto en las elecciones establecía:

  • 61  “Continuación del Reglamento de Diputados, Capítulo I, Nombramiento de los electores parroquiales” (...)

…se excluirán [del derecho al sufragio] (…) las mujeres, los menores de veinte y cinco años, a menos que estén casados y velados, los dementes, los sordo mudos, los que tuvieren causa criminal abierta, los fallidos, los deudores a caudales públicos, los extranjeros, los transeúntes, los vagos públicos y notorios, los que hayan sufrido pena corporal aflictiva o infamatoria, y todos los que no tuvieren casa abierta o poblada; esto es, que vivan en la de otro vecino particular a su salario y expensas, o en actual servicio suyo; a menos que en la opinión común del vecindario, sean propietarios, por lo menos, de dos mil pesos en bienes muebles o raíces libres.61

  • 62 Por esa misma época en Buenos Aires, tampoco se restringió el derecho al sufragio por razones pigme (...)
  • 63  “Continuación del reglamento de diputados”, in Gaceta de Caracas, II, 106 (6/7/1810), p.2; F. Lang (...)

44Como se puede apreciar en esta cita, entre las exclusiones para ejercer el derecho al sufragio o para nombrar electores parroquiales, no había restricciones basadas en la ‘calidad’ de cada quien.62 Sin embargo, las muy exigentes restricciones de corte censitario (poseer al menos dos mil pesos en bienes) hicieron que solamente aquellas personas con bienes de fortuna tuviesen acceso a este derecho político. Si bien no contamos con la evidencia empírica, dado el sentido igualitario de las convocatorias iniciales y a la actitud incluyente de los juntistas, suponemos que entre los sufragantes no hubo únicamente personas de ‘calidad’ blanca, si no también algunos Pardos de la elite, los cuales sabemos que gozaban de bienes de fortuna suficientes como para cumplir con las condiciones materiales exigidas.63 Más bien nos extraña, que no se hayan postulado como electores, cuando se sabe que muchos de ellos (como Pedro Arévalo, Lino Gallardo, Carlos Sánchez, Juan José y José Luís Landaeta) manifestaron abiertamente su entusiasmo por la causa autonomista.

  • 64  Cf. Carlos Duarte, Historia del Traje durante la Época Colonial Venezolana, Caracas: Armitano. 198 (...)

45De este último, se ha señalado, que frecuentaba junto a su hermano, José Luís, una asociación denominada Club de los Sin Camisa, probablemente inspirando su nombre de como llamaban a los Libres de Color los conspiradores de 1797, dos de los cuales, dicho sea de paso, habían llegado a Caracas en 1811. Es muy poco lo que se sabe sobre esta asociación política. Se ha dicho que era una asociación de corte jacobino que funcionó brevemente en la casa de Don Antonio Moreno. De lo que sí estamos seguros es que José Luís Landaeta tenía “…dos pares de sanquilots de pana aplomada”, lo que de alguna forma nos indica su entusiasmo por, al menos, la moda revolucionaria.64

  • 65  M. A. Rodríguez, “Los Pardos Libres en la Colonia”, in Boletín de la Academia Nacional de la Histo (...)

46Como consecuencia del reglamento en cuestión, el proceso electoral dejó por fuera a los sectores más humildes y/o de ‘calidad’ inferior de los pardos (como zambos, salto-atrás, morenos libres, etc.), que conformaban la mayor parte de la población. Ellos también manifestaron abiertamente su entusiasmo por lo que se estaba viviendo en la capital desde abril de 1810, comportamiento que era azuzado por su representante blanco ante la junta, José Félix Ribas. Esto quedó en evidencia en las manifestaciones públicas que se hicieron en las inmediaciones del templo de Altagracia (conocida como la iglesia de los Pardos) en octubre de 1810, luego de que se conociera en Caracas la noticia de los atropellos de que habían sido víctimas los miembros de la junta de Quito, quienes fueron masacrados por las autoridades reales. Esto le costó a Ribas y a algunos de sus compañeros (incluyendo a un cirujano pardo de nombre, José María Gallegos; el mismo que solicitara la apertura de una escuela para niños pardos en 1805) la expulsión del territorio, por lo que se les embarcó para Curazao.65 Esta efervescencia en los sectores medios y bajos de los Libres de Color, sería canalizada poco tiempo después por los seguidores de Francisco de Miranda.

Fig.3 Nótese a la derecha un hombre de color (¿esclavo?) observando el evento a la distancia.

Juan Lovera (n.1776, m.1841), El 19 de Abril de 1810 (1835). Col. Consejo Municipal del Dtto.Federal, Caracas. Tomado de: sitio web de la Guardia Nacional

3. El partido de los Mulatos

  • 66  “...lo peor de todo era [dice Miranda en abril de 1809] que para cometer este atentado, se habían (...)
  • 67 Carmón López Bohórquez, Francisco de Miranda (Precursor de las independencia de la América Latina). (...)

47En 1808, estando Miranda en Londres, al enterarse de los pormenores del intento fallido por crear una junta autónoma en Caracas en noviembre de ese año, se indignó ante lo que interpretó como el “uso” que habían hecho las autoridades peninsulares de Venezuela de los milicianos mulatos para poder controlar la situación. Para él, aquella manipulación de los milicianos pardos era una locura, ya que la misma podía derivar en otra revolución haitiana.66 Previamente había advertido a esos primeros juntistas, basado en su propia experiencia, sobre los peligros de “…que el Pueblo (y no los hombres capaces y virtuosos) se apoderan (sic) del gobierno.” De esta forma retomaba una idea que había venido desarrollado desde 1795, acerca de la necesidad de conformar gobiernos republicanos con hombres “virtuosos e ilustrados”, únicos capaces de llevar adelante un proyecto político basado en una doctrina gradual de “libertad racional” (probablemente inspirada en las críticas que hiciera Edmund Burke a la Revolución Francesa), para evitar que la revolución cayese en el despotismo y la anarquía como se había visto en las revoluciones en Francia y Saint-Domingue.67

  • 68 Proclama 1: “Unámonos por nuestra libertad, por nuestra independencia. Que desaparezcan de entre no (...)
  • 69  Miranda a Wellesley[Londres, 6/8/1810], in ibidem, p.517

48Es de resaltar que desde al menos 1806, Miranda había propuesto en sus proyectos y proclamas la erradicación de las “odiosas distinciones” entre los distintos sectores etno-sociales que conformaban la sociedad colonial, ofreciendo igualdad en la ciudadanía a los “…inocentes indios, así como los bizarros pardos, y morenos libres…”68De esta postura política se enteraron los Pardos de Caracas (probablemente beneméritos) quienes escribieron una carta a Miranda que le hicieron llegar con los emisarios que enviara la junta de Caracas a la capital británica buscando el apoyo del gobierno inglés. Esta carta debió contener un mensaje de apoyo de este sector a la causa autonomista, ya que la misma fue remitida a su vez por Miranda al Secretario de Exteriores británico, Richard Wellesley69, tal vez con el fin de calmar los temores ingleses de que Venezuela fuese a correr el sangriento camino de Haití.

  • 70 Cf. C. Parra Pérez, op.cit., tomo II, p.27n;C. Leal Curiel, “Tertulia de dos ciudades”, p.190

49En diciembre de 1810, Miranda llega a Caracas de la mano de dichos emisarios quienes le convencieron de hacer el viaje. Una vez en esa esta ciudad, utilizó su enorme prestigio para aproximarse a los jóvenes revolucionarios más radicales (como los hermanos Bolívar, los Montilla, y los Ribas ya de regreso de su exilio), quienes le ayudaron a hacerse un espacio en el movido escenario político local. A estos los agremió en torno a la Sociedad Patriótica, club de inspiración jacobina creado a imagen de los que surgieron en Francia y las Antillas en tiempos de la Revolución Francesa. Este foro, según uno de sus miembros, se transformó en una tribuna pública en la que se hablaba de “…la igualdad y libertad de los hombres.” Al mismo no sólo se permitía la entrada a ese grupo de jóvenes radicales, sino también a gentes “…de todas las clases, estados y condiciones” e, inclusive, a algunas mujeres En el balcón de la sede donde sesionaban, colocaron una transparencia y detrás un símbolo alegórico al 19 de abril (la “constelación de Tauro”), y a cada uno de sus lados dos altares reflejando la justicia (una balanza y una espada), “demostrando la igualdad de la ley para todos.”70

50Para divulgar sus ideas e incidir así sobre la política local, la Sociedad Patriótica comenzó a publicar El Patriota de Venezuela, el cual era impreso en la imprenta de un individuo de origen franco-haitiano recién llegado a Caracas, Juan Baillío (el joven). En los contados números que se han conservado de esa publicación, no hay mención explícita en defensa a los derechos de los pardos, sino únicamente a los “ciudadanos”, “habitantes” y “pueblo” de Venezuela. Esto podría encontrar explicación en algunos de los textos políticos publicados en este periódico, en los que en ocasiones se sobreentiende que los individuos de esa ‘calidad’ estaban comprendidos en dichas categorías, como cuando se habla en términos sui generis de los 800 mil habitantes que tiene el territorio o cuando se elogia a los campeones de la campaña militar de Valencia, entre quienes estaba el pardo Arévalo. Es en esos términos genéricos en los que se habla de igualdad en El Patriota de Venezuela, sin distingo de castas ni colores como se puede apreciar en este texto publicado en julio de 1811, un día antes de la declaración de independencia:

  • 71  “Discurso en el que se manifiesta el verdadero origen de las virtudes políticas…” [Caracas, 4/7/18 (...)

…todos los ciudadanos son iguales entre sí, con iguales derechos, prerrogativas y representación civil, se estimen como verdaderos hermanos y se produzca entre ellos esta especie de virtud, que consolida las Repúblicas y que, por desgracia, es casi desconocida en los demás Gobiernos.71

  • 72  Según Poudenx, cuando Miranda entró por la vía de Antimano, “…las gentes de color mostraban un ent (...)

51Desde un principio, Miranda despertó el entusiasmo de las personas de color de la capital, quienes lo vitorearon al entrar por primera vez por la Puerta de Caracas (Fig.4). En lo sucesivo, como advirtiera Brissot veinte años atrás, puso todo su empeño en ganarse a las personas pertenecientes a ese sector etno-social, a quienes abrió las puertas de la Sociedad Patriótica, cuyo número de miembros fue aumentando hasta pasar de al menos 100 individuos. Si atendemos al testimonio de uno de los miembros de la Sociedad Patriótica, Francisco-Javier Yánez, para quien el apoyo que Miranda recibió de los pardos fue posible gracias “…al calor y entusiasmo con que se hablaba de la libertad e igualdad de los hombres...” en la sesiones de la Sociedad Patriótica, lo que en consecuencia habría aumentado “…considerablemente el número de socios de todas clases, estados y condiciones”, puede estimarse el alcance que dicho club político pudo haber tenido sobre los pardos en general.72

  • 73 C. Leal Curiel, “Tensiones republicanas: de patriotas, aristócratas y demócratas. El club de la Soc (...)

52Después de declarada la independencia, las ideas de este grupo fueron difundidas por todo el territorio de la Capitanía General y más allá mediante la circulación del El Patriota de Venezuela. Esto les hizo ganar adeptos más allá de las fronteras de Caracas, por lo que aparecieron nuevas núcleos radicales y sociedades en distintas partes del interior (Barcelona, Barinas, Puerto Cabello, Trujillo y Valencia). Una requisa hecha a posterioridad por los realistas levantada por el marqués de Casa León en 1812, se indica que ese apoyo era particularmente fuerte en pequeñas poblaciones ubicadas al sur de Caracas, desde los Valles de Aragua y hasta las inmediaciones de Valencia; regiones que, de acuerdo al autor de la misma, se habrían convertido en un “semillero” de la revolución. Según indica Robert Semple, “después de su llegada el general Miranda fue electo Presidente de la Sociedad e inmediatamente introdujo cuatro mulatos en calidad de miembros…” La requisa mencionada anteriormente indica que Semple tenía razón, sólo que dos de esos pardos eran en realidad morenos libres. Los dos pardos eran Lino Gallardo (músico) y otro de apellido Romana (el “mulato” Romana), uno de los negros probablemente respondía al apellido de Ibarra (el “moreno” Ibarra) y el otro se llamaba Francisco de Paula Camacho (el “moreno” Camacho). Este último era oficial del Batallón de Morenos.73

  • 74 De acuerdo a Juan Germán Roscio la popularidad que tenía Miranda entro los pardos, se debía “…trato (...)
  • 75  F. X. Yánez, op.cit., pp. 191-192; Karen Racine, Francisco de Miranda: A Transatlantic Life in the (...)

53La presencia de esos dos morenos en el seno de este cuerpo, hay que leerla como un indicio de que los radicales mirandinos eran favorables a una declaratoria de igualdad que cubriera todos los estratos de la ‘gente de color libre’, lo que parece haber entrado en tensión con otras posturas que tendían favorecer la igualdad únicamente a favor de los Pardos Beneméritos.74  Aquella postura pareciera indicar, además, una intención por popularizar la causa republicana entre los miembros de este sector etno-social. Al menos eso es lo que pensaban sus detractores, quienes les acusaban de sanculotismo. Según indica el mismo Yánez, estos pensaban “…que la Sociedad Patriótica era una reunión de Jacobinos y propusieron su supresión o la traslación del Congreso a otro punto.”Esta hipótesis pareciera confirmarse en un debate que se diera a raíz de un artículo publicado en El Patriota de Venezuela escrito por un tal Juan Contierra a fines de 1811, quien se piensa que era un diputado miembro de la sociedad, si no el mismo Miranda.75

54En el mismo, este autor anónimo defiende los que demás llaman peyorativamente con “epítetos de sansculottes sin camisa y de jacobinos”, que no son otros que los pobres, y arremete contra los que denomina como “patriotas aristócratas”:

  • 76  Cf.  C. Leal Curiel, “El árbol de la discordia”, in Anuario de Estudios Bolivarianos, Vol.VI, No.6 (...)

…que creen que ellos solos han nacido para tener galones, para tener honores, para sacar la sustancia de la Patria y para figurar en la República, mientras la más grande porción del pueblo debe, en su concepto, estar sometida a sus caprichos…76

  • 77 C. Leal Curiel, “Tertulia de dos ciudades”, pp.192-193; “Artículo Comunicado”, in Gaceta de Caracas(...)

55En una de las tres respuestas que se dieran a este artículo, publicadas en la Gaceta de Caracas, se advierte al lector contra aquéllos que denomina como falsos “…amigos del Pueblo, [y] los defensores de sus derechos.” Esto lo realiza con ejemplos tomados de la historia, incluyendo casos contemporáneos y de la antigüedad, para terminar el texto alertando en contra de los movimientos de corte jacobino77:

  • 78  “Concluye el Artículo Comunicado”, in Gaceta de Caracas, III, (24/1/1812), p.4; Roscio a Bello [Ca (...)

¿De qué modo fue engañado este pueblo? Con escritos que ponían la licencia por libertad y el desenfreno por patriotismo, con discursos pronunciados en las Sociedades Jacobinas, llenos de calumnias inventadas para destruir los que habían fundado la República, y proclamada la libertad que sólo ellos querían o podían conservar…78

  • 79 Idem; La proclama del 10 de marzo la refiere Arévalo en su texto, la misma no aparece publicada en (...)

56Hubo también críticas más directas la cercanía que mantuvo Miranda con los Libres de Color, sobre todo después de que se arrestaran seis pardos el mismo día en que se instaló el Congreso General de Venezuela, el 2 de marzo de 1811, por estar hablando sobre materias políticas de gobierno y de la igualdad en la casa de un blanco (Fernando Galindo). El líder de los detenidos tendría en su poder un “escrito incendiario” al que Miranda – según señala Roscio en una carta privada a Andrés Bello – habría agregado un “apóstrofe lisonjero.” Este hecho debió haber alarmado a los blancos caraqueños, ya que el nuevo ejecutivo se vio compelido a emitir un pronunciamiento el 14 de ese mismo mes, manifestando que seguía creyendo en la “…generosa confianza en el resto de los Pardos.”79

57Un día más tarde, el oficial pardo, Pedro Arévalo, ahora con el grado de coronel, publicó un comunicado en la Gaceta de Caracas en el que intentaba calmar los ánimos. En el mismo, aparte de criticar la actitud de aquellos pardos, aseguraba que la posición del gremio al que pertenecía seguía siendo de apoyo a las nuevas autoridades constituidas:

  • 80 Idem

…pocos individuos de mi clase, mal aconsejados por dos faccionarios, espíritus inquietos, han alterado la confianza que generalmente se tenía de los rectos sentimientos de honor y concorde unión, con que hemos procurado sostener y perfeccionar de concierto con todos nuestros compatriotas la grande obra empezada.80

58Si al testimonio de Arévalo agregamos la citada carta de Roscio a Bello, en ambos textos se está señalando a Miranda como responsable de la inquietud que parece reinar entre los Libres de Color. Sin embargo, ésta también debe asociarse con la participación de otros miembros de la Sociedad Patriótica, como se pudo apreciar en noviembre del año anterior durante las exequias de Quito, lo cual tuvo lugar antes de la llegada de Miranda. El testimonio de Arévalo, publicado en la Gaceta de Caracas, parece indicar además que la elite de los Pardos no estaba con los radicales mirandinos, sino con un sector más moderado de los ‘blancos criollos’.

59Las divisiones políticas que se comenzaron a gestar entonces, las pudo apreciar a fines de 1811 un oficial extranjero de nombre Gregor McGregor, quien afirmó que para esa época en Caracas se estaba conformado un partido al que llamó como “de los mulatos”, el cual estaría alarmando a la población blanca, tanto a los independentistas moderados como a los abiertamente realistas, cuyas posturas hasta ahora antagónicas se estarían acercando por el temor que aquel nuevo partido les causaba. Estas apreciaciones las manifestó en una carta fechada el 18 de diciembre de dicho año:

  • 81 Cf. Tulio Arends, Sir Gregor McGregor (Un escocés tras la Aventura de América) (Col. Tiempo de Vene (...)

…los Mulatos (…) están en la proporción de catorce a un blanco, no conocen su propia fuerza, pero la luz les está llegando rápidamente cada día, y al coger cuerpo, su fuerza aumentará; la discusión ocurrida en la Sociedad Patriótica ha contribuido muy considerablemente a darles confianza en sí mismos, y una idea de derechos y privilegios igual a los blancos. (…) El apoyo que Miranda les ha dado, inmediatamente los ha hecho formidables, y los Mantuanos y los Españoles (llamados Godos), enfrentándose al creciente poder [de aquéllos], están comenzando a unirse (…) probablemente formarán pronto un solo partido…81      

60Para ese joven escocés, como indicara en esa misma misiva, la potencial unión de los blancos era motivo de inquietud, puesto que de concretarse, ello robustecería “…al partido Mulato, y una revolución que ha sido suavemente recibida y casi sin derramamiento de sangre, probablemente terminaría en una guerra civil”.

Fig.4 Miranda llegando a La Guaira, según la imaginación de Rugendas.

Johann Rugendas (n.1802, m.1858), Llegada del general Francisco de Miranda a La Guaira en 1810 (ca.1822). Col. Fundación Boulton, Caracas. Tomado de: Letras contra letras

4. ¿Una ciudadanía federada?

  • 82 J. D. Díaz, op.cit., pp.90-91; “Túvose en consideración igualmente cuál sería la suerte y las prete (...)

61Entre tanto, los miembros de la Sociedad Patriótica ejercían una fuerte presión sobre el congreso para precipitar una declaración de independencia. Cuando ésta finalmente llegó, el 5 de julio de 1811 (Fig.5), sus jóvenes miembros se lanzaron a las calles para festejar junto a la gente de color. A pesar de que no hay fuentes que lo aseveren, seguramente ellos también presionaban, junto a otros sectores políticos, para que esta declaración fuese acompañada de otra favorable a la ciudadanía de los pardos. En la misma sesión en que se votó a favor de la independencia, se propuso debatir sobre “…la suerte y condición de los pardos…” antes de tratar una posible ruptura con España. El criterio que terminó imponiéndose fue el de posponer la discusión, a condición de que fuese “…lo primero que se tenga en consideración después de la Independencia…” Mientras llegaba ese día, el Congreso General proclamó a unos Derechos del Hombre, que fueron publicados en la Gaceta de Caracas el 23 de julio, lo que propició un ambiente favorable para aquellos diputados que estaban a favor de una declaración favorable a la igualdad de los pardos.82

  • 83  “Sesión del 31 de julio de 1811”, inCongreso Constituyente de 1811-1812, I, p.200

62El debate sobre el asunto de los pardos tuvo lugar el 31 de julio, en una sesión especial a puerta cerrada. Desde un primer momento resultó claro que aquelardos ibs graez Bohrictamente una discusión abstracta acerca del estatus político de los pardos, sino sobre la aspiración de las provincias a mantener lo más posible su autonomía dentro de la federación. Esto se evidenció recién iniciado el debate en la intervención del diputado mantuano, Martín Tovar Ponte, quien, dando como ejemplo el caso de los Estados Unidos donde “…cada provincia arregla cómo quiere su gobierno y califica a sus ciudadanos…”, planteó que no debía haber una “declaratoria expresa” de igualdad, y que lo prudente era tomar una postura gradual que fuese “…destruyendo ciertos tratamientos odiosos que chocan a las otras clases.” Esta propuesta fue de inmediato atacada por el diputado de Barquisimeto, José Ángel Álamo (también consocio de la Sociedad Patriótica), quien calificó a la misma de “superflua e inoportuna” ya que, según él, la misma ibs en contradicción con “…uno de los artículo de los derechos del hombre que acababan de publicarse.”83

63La postura de la mayoría de los diputados de provincia fue la de seguir defendiendo la soberanía de las regiones que representaban, por lo que insistieron porque el asunto de los pardos fuese delegado a las “legislativas provinciales”. Pero ante la determinación de muchos de los diputados caraqueños, ellos temieron declaración de unilateral por parte de Caracas sobre este asunto pudiera generar migraciones y desórdenes, por lo que propusieron que en esa eventualidad sería necesaria la intervención de las fuerzas de la Confederación para aplacar la conmoción; de lo contrario, aseveró el diputado por la ciudad de Barcelona, se corría el riesgo de que sucumbiese el “…sistema de federación”. A esto, Juan Bermúdez (diputado por Cumaná), agregó que en su provincia “…hay seguridad y subordinación civil, y no es preponderante la clase [de los pardos],y no hay necesidad de declarar nada por ahora”. Seguidamente, secundó la propuesta de una igualdad gradual, hecha inicialmente por Tovar Ponte, quien señaló que “conviene introducirlo poco a poco, sin hacer de repente una regla general, que invierta el orden.” En el debate de ese día, ningún diputado contrario a la igualación inmediata de los pardos se atrevió a contradecir a Álamo ni a ninguno de sus partidarios en relación a la condición de ‘hombres’ de los pardos. Por lo tanto, la postura de los radicales mirandinos fue la de resaltar las ventajas de otorgar la ciudadanía a los pardos, y mostrar lo capacitados que ellos estaban para ejercerla. Estos fueron los alegatos que en tal sentido presentó Francisco-Xavier Yánez, miembro de la Sociedad Patriótica:

  • 84 Los diputados que hicieron este planteamiento fueron Ramírez, Peñalver y Maya, representantes elect (...)

…los pardos están instruidos, conocen sus derechos, saben que por el nacimiento, por la propiedad, por el matrimonio y por todas las demás razones, son hijos del país, que tienen una Patria a quien están obligados a defender…84

64En una segunda intervención, Yánez se encargó de refutar los alegatos de la mayoría de los diputados de provincia, sobre todo en relación a su propuesta de delegar en las provincias la definición del estatus de sus ciudadanos. Para ello alegó que este asunto era potestad del Congreso General, ya que, según él, las leyes fundamentales del Estado de Venezuela debían ser discutidas por ese ente legislativo y “…sancionadas por la pluralidad de los pueblos.” Aquel día también intervinieron otros diputados que asimismo defendieron la causa de los pardos; estos no formaban parte del grupo que rodeaba a Miranda, y entre ellos destaca Antonio Nicolás Briceño, quien rebatió la propuesta de seguir el ejemplo descentralizado de Estados Unidos, al mismo tiempo que criticaba a los mantuanos patriotas:

  • 85 Ibidem, p.204

Las provincias de Venezuela se hallan en muy diversas circunstancias, pues que el número de pardos y negros en ella es excesivamente mayor que el de los blancos, y de estos hay que disminuir los europeos, que son contrarios al actual sistema, y los blancos criollos, que no conocen sus intereses y se hallan preocupados con unas ideas aristocráticas y nobiliarias.85

65En sus intervenciones, Yánez trató de disipar los temores en cuanto a una rebelión general de pardos, tratando de convencer a los demás diputados de que los principios liberales que se habían aplicado en Caracas y sus alrededores, era lo que había evitado que los realistas ganasen un solo adepto de esa ‘calidad’ en esta región. Mientras que en Valencia, por el contrario, estos se habían insurreccionado junto con los blancos y canarios realistas, lo que había dado pie para que desde Caracas se enviara un contingente armado, dando inicio así a una cruenta batalla, la cual, para el momento de esta sesión del 31 de julio, todavía se encontrabs en pleno apogeo.

  • 86  Francisco Colón fue apresado y enviado a las cárceles de La Guaira, desde donde hizo publicar un d (...)

66Entre los insurrectos valencianos se encontrabs un oficial de las milicias de pardos de nombre Francisco Colón86, a quien los realistas habían ascendido a la comandancia de ese cuerpo. Según Yánez, esto lo hicieron emulando la iniciativa que hicieran los juntistas caraqueños más de un año atrás, con el fin de ganarse a los pardos en esta ocasión para la causa realista:

  • 87  “Sesión del 31 de julio de 1811”,inCongreso Constituyente de 1811-1812, I, p.206

…negar a los pardos la igualdad de derechos [indica Yánez] es una injusticia manifiesta, una usurpación y una política insana, que nos conducirá a nuestra ruina. Yo creo que la revolución y desgracias de Valencia no conocen otro origen que éste, y me fundo en que visto [Francisco Colón] fue ganado por la comandancia, que los traidores le han dado, y nosotros mucho antes habíamos concedido de justicia a [Carlos] Sánchez y [Pedro] Arévalo. Acaso por la liberalidad de Caracas no pudieron nuestros enemigos ganar un solo pardo en la revolución que experimentamos.87

  • 88  “Artículo 26. Todo hombre libre tendrá derecho de sufragio en las Congregaciones Parroquiales, si (...)

67Al final de la sesión no se pudo llegar a nada concluyente, por lo que fue diferida la votación para cualquier resolución sobre la materia. Por lo que sucedería luego, sabemos que se terminó imponiendo el criterio de los radicales, ya que en la Constitución Federal que fue sancionada en diciembre de 1811, además de reducido notablemente las condiciones para ser elector88, en el capítulo 9 se suprime explícitamente la segregación que hasta ese entonces habían estado sujetos los pardos:

  • 89  Cf. J. Gil Fortoul, op.cit., p.411

…[Quedan] revocadas y anuladas en todas sus partes, las leyes que imponían degradación civil a una parte de la población libre de Venezuela conocida hasta ahora bajo la denominación de pardos: estos quedan en posesión de su estimación natural y civil, y restituidos a los imprescriptibles derechos que les corresponden como a los demás ciudadanos.89

Fig.5 Firma del acta de la independencia

Juan Lovera (n.1776, m.1841), El5 de julio de 1811 (1838). Col. Consejo Municipal, Caracas. Tomado de: La Venciclopedia

5. El derrumbe de la primera igualdad

  • 90  “Insurrección del día 11”, in Gaceta de Caracas, I, 41 (16/7/1811), p.3
  • 91  Este era probablemente el mismo Mateo Caballero quien también usaba ese mismo alias, “Bonoso”, y c (...)
  • 92  Según una carta escrita en La Guaira por un testigo el 3 de agosto de 1811, aparecida en el periód (...)

68Tras la declaración de independencia del 5 de julio de 1811, en Caracas se produjo una manifestación de lealtad a la república por parte de los pardos de la ciudad, cuando el 11 de julio de 1811 se insurreccionaron los canarios de esta ciudad a favor del Rey. Estos habían concentrado a su gente en el “…arrabsl de los Teques que domina el cuartel San Carlos que trataban de sorprender”, desde donde dispararon trabucazos contra los Pardos que allí se encontrabsn.90 La reacción patriota fue encabezada por un teniente coronel perteneciente a las Milicias de Pardos, Matías Caballero (alias Bonoso; el mismoque en 1797 advirtiera a Del Valle que lo iban a arrestar), quien, al percatarse de la situación, habría gritado: “señores a las armas que los isleños nos quitan la ciudad para jurar a Fernando Séptimo.” Este mismo oficial participó, junto a otros militares pardos (como Pedro Arévalo y Carlos Sánchez), en la campaña de Valencia que dirigiera Miranda. Terminada la misma, el teniente-coronel Caballero volvió a Caracas donde habría decapitado a un blanco realista en la plazuela de la Santísima Trinidad.91 Este tipo de acciones coincidirían con el testimonio de un testigo anónimo publicado en el diario londinense The Morning Chronicle, quien habría presenciado ejecuciones sumarias de realistas en agosto de aquel año en esa ciudad.92

69La insurrección de los canarios caraqueños, coincidió con la referida en Nueva Valencia del Rey. En la misma, los pardos valencianos jugaron un importante papel en la defensa de la ciudad, aunque también se les achacó el caos y la anarquía en que se sumió la misma en esos días. En los Memoriales que escribiera posteriormente el arzobispo de Caracas, Narciso Coll y Prat, encontramos un elocuente dato sobre las aspiraciones de los pardos valencianos, cuando en medio de la anarquía que había despertado la cercanía de las tropas republicanas, se ensañaron contra las evidencias tangibles de su estigma que justificaban su desigualdad, como lo eran las actas bautismales:

  • 93  Narciso Coll Y Prat, Memoriales sobre la Independencia de Venezuela. Caracas: Academia Nacionsl de (...)

…[La ciudad] cayó en anarquía, las castas entregadas al pillaje y a la embriaguez, se reconcentraron (…) [en diversos lugares] y comenzando ya a hacer la defensa de la igualdad y libertad, incendiaron los libros parroquiales en que por clases estaban sentadas las personas, hicieron profugar (sic) a los blancos, y continuaron su inútil resistencia hasta (…) que se rindieron a discreción, quedando entre tanto muertos dos mil y quinientos hombres.93

  • 94  Antonio Ignacio de Cortabarria, A los vecinos y habitantes de las provincias de Caracas, Barinas, (...)

70A pesar de que el levantamiento de Valencia fue controlado, en lo sucesivo fue quedando claro que las ‘castas’ (pardos, indios y negros) de provincia no estaban con los republicanos caraqueños. Habría que interrogarse sobre las causas que llevaron a estos sectores a no apoyar, en algunos casos, y a abandonar, en otros, la causa de la república. Este comportamiento pude deberse a diversas razones, entre ellas: el desprecio que sentían las clases más bajas hacia a las aristocracia criolla, al rechazo que se tenía a los muchos franceses que rodeaban a Miranda, y a que los realistas también estaban haciendo ofertas liberales, como se viera en el caso del ascenso del oficial pardo, Francisco Colón. Esto también estaban llevando adelante una muy hábil propagandística, coordinada por los agentes del comisionado regio Antonio Ignacio de Cortabarría, residente en Puerto Rico. En una de sus proclamas dirigida a los habitantes de Venezuela, advertís en particular a las Gente de Color para que no se dejaran manipular, pues los revolucionarios lo único que deseaban era hacerles “…alucinar con ofertas incapaces de sostenerlas, y cuyos sentimientos hacia ustedes os deben ser además bien conocidos...”94

  • 95 Sólo a manera de ejemplo, veamos lo que escribió el oficial patriota, José de Austria: “Esta gente (...)
  • 96  Clément Thibaud ha estudiado el caso de los levantamientos de esclavos de Barlovento, a través de (...)
  • 97 Acta de conscripción de esclavos [s/f] Archivo del General Miranda, XXIV, p.413

71Pero las autoridades realistas fueron incluso más allá, siendo los primeros en ofrecer la emancipación a los negros esclavos, bajo la condición de que tomasen las armas en nombre del Rey. Los efectos de esta estrategia se sintieron con mayor énfasis en las riberas del río Tuy, región cacaotera por excelencia desde principios del siglo XVIII, y donde se encontrabs la mayor parte de los esclavos del territorio. Allí el trabsjo de algunos pocos prelados y agentes realistas, habría hecho que los esclavos se pusieran en contra de los republicanos.A pesar de los dramáticos testimonios que se han conservado sobre los levantamientos de negros al Este de Caracas95, cuando se mira de cerca los informes que llegaban al Generalísimo y el número de curas que había en la región, nos percatamos que fundamentalmente se trataba de meros rumores.96Para Miranda, sin embargo, la posibilidad de que las esclavitudes marcharan sobre la capital era una imagen insoportable. Así, vista la gravedad de la situación por la que pasaban las armas de la república, no le va a quedar más remedio que seguir el ejemplo de los realista y pasar a reclutar esclavos mediante el llamado Acto sobre la Conscripción de los Esclavos, el cual establecía “...que se proceda a la conscripción de mil esclavos, que comprará el Estado, pagándolos cuando fuese posible”.97

72A pesar del aparente éxito inicial de esta medida (sobre todo en los valles de Capaya), la misma fue acogida con desagrado por algunos sectores libres de la población incluyendo a los pardos, como aseveró en julio de 1812 el patriota Juan Paz del Castillo:

  • 98  Paz del Castillo a Miranda [Caracas, 5/7/1812] Francisco de Miranda, Archivo del General Miranda, (...)

La libertad de los esclavos promulgada por el bando ha electrizado a los pardos, abatido a los godos, disgustado a los mantuanos, y ha sido un contrafuego para la revolución de los valles de Capaya…98

  • 99  Francisco Paúl al General Miranda[Caracas, 7 de julio de 1812], inEpistolario de la Primera Repúbl (...)

73Pero en realidad, como que la misma no tuvo el resultado esperado ya que, si bien hubo algunos esclavos que se presentaron a ofrecer sus servicios con el fin de obtener su libertad, lo hicieron abandonando su trabsjo en las haciendas, lo que fue en desmedro de la producción y la economía de la república. Si a esto sumamos que tanto los propietarios como los mayordomos se encontrabsn combatiendo, se entiende la advertencia que hiciera el patriota Francisco Paúl, sobre lo que él concebía como un “cuadro doloroso” en que se encontrabs la economía de la república, la cual tenía dificultades para “…sostener ni aun el comercio más mezquino por falta de frutos…”99

74En los días póstumos de la república, mientras las fuerzas realistas marchaban en forma aparentemente indetenible hacia Caracas, un desesperado mensaje fue publicado en la Gaceta de Caracas. Era un manifiesto escrito en respuesta a una carta del jefe realista, Domingo de Monteverde, en el que se recordaba a los pardos la forma despectiva como eran tratados durante el régimen español y también los “innumerables beneficios” que habían obtenido en los dos años de vida republicana:

  • 100  Se trataba de la respuesta a un manifiesto que publicara al general realista Monteverde. “Observac (...)

Ella [Venezuela] ha reconocido, y puesto en ejercicio los derechos de igualdad, antes usurpados por los satélites de la tiranía. Ella se complace de ver al hombre, sin distinción de colores, libre, y expedito para intervenir en la elección de los que quiere poner, y colocar en el Gobierno, y exponerse a las fatigas, y riesgo de una Patria, seguro de que por su mérito puede obtener el premio, estimación, y aprecio de sus conciudadanos, de que antes estaba privado de por un sistema tiránico, inventado y sostenido para provecho de los ambiciosos que pisaban al hombre como a un grillo, o le veían con el desdén y grima que a un gusano. Ella en fin se ha colocado en el rango de las naciones del mundo, y esta idea sublime o ardua empresa empeña a los venezolanos en la honrosa lid de defender su libertad, su igualdad, e independencia...100

  • 101  “Oficio del general Miranda a Monteverde”; “Contestación de Monteverde”, in J. d. Austria, op.cit. (...)

75Posteriormente, Miranda, pese a contar todavía con el apoyo de los batallones de pardos y negros libres, viéndose sin el apoyo de las ‘castas’ del interior de la provincia y convencido de que estaba teniendo lugar una masiva insurrección de negros en la región de Barlovento, se decidió a capitular ante el general español, Domingo de Monteverde. Esta decisión se materializó el 25 de julio de 1812. Para ello, estableció una serie de condiciones, entre las cuales estaba que los Libres de Color conservasen sdiv claes en que[ ” liberitse sumducierechnfamprovisado, esomporta” libes que i ni aódi el rango s, lasaciónias clases.ajo la condnoa mismaeptpromulgango de Monte,tr">ts excesivechoslo alegtanto, los miembandacon un ess=- debelle va ao le en dyo dejoango s, lasvidos y , suerten los rabéftocrel que condexpresaemente sus stde lotrosnbiliarias.94

  • 92op.cit.,op.citp.148; P. Uo dena Barc Prat, travé.cit. (...)

69, aajo ;texton coJuna cSuner a Guaira ), snchez), a la mismol y taso del oficial Corne5 deMuci. Un con el testpodal estyuda y pupriira aplacon la participaci a los pardosorel qutare ellas Uo dena Barca que, /a>, amente, Miderínterumamo as.s="las MiPardos, en ale eseMilicias deor para queio que sechez), stánrticipacia al priorrió a c fede” que hso enoervasen sdiero loslos, dde lospacilineicdeclarcogidia insurreaceta de Caracostomse sum. Esta dec seda centeliudadanos., cua donoe se tes, y a ab lavos del ternteriorCre lae se ngreso Geagrado por a apoyo ), sus jde los radación que a ese enl>” que h, y hinrie de cos ra/em>”.

6isho lopsteverdeHampón BoJohn Potos ; MurrayBoJohnrc PraTta lls through thic del in de la esai resque Mirandatomo1.air24Caracas. Tomado de:

69Gaceta de ara qignien calos con el tad ddos), levanta,a a los trabsn co y age los republn su defenda lan lleiertia las Gavos del terluyente, por ngo de Mons Ge esccon lde Coloás deeliud Entre chez), ee la cterior de la proviénsu defenfue qujo una mani batallosin elón para ladad, e indtfe reaedida (sobre todo En los /span>Po>señorsto que produccjen, seg en relación a la Constiteneral eenez conee pardov en diciembre2racelua eéphreares] y efeaversa cappas denlas leyenclasbue choco a una relovenoue sechez),lejae se abrho dvotó a favor de la independna, se ne meros bilidad doantuanos pa e ha es fbue chdríll>…negargentes realy el queue esas fudos lni batalloido de que cuanistasa haber nde “onfaba c fedeiones, a los pNn de y Bn los bmaón de lstaban cperos ndencial Rey.yjunto ah en quante los paducir ni alimierechno de in, en el que lasb procedsazsitu 18z), ee la eaedida (sobre tipioon un el tad Pn de plos posu ir a apmacas,alistas apa ealos paJuaninicialmenión ybs y ón que ddeantamieemente tre tipin qe la ealmendebíscióndisgusd paracerles “ abrho cta de la independenciaUtrabs un oficial a las Milicias de Priota,M ao l Cortiore fd, aunque tavíctimierecmaón deilusurpaddebíscicias a y hón lación efeateneral ee drada. Desdesde pr.cSupañage tede colad Pn de,ervasen sdiv avisa evitave arreglavive;ancias, puechos, sabospac “Cnmulgada en elentamieGsobr clasegentes ros [s/” lnfuerimoniooido, y n como abertan laprender94

  • 94(...)

69Poraceln est batates duanulde que puso, ecsancionadaen os criolius jderín mezqdela debí de sados Unciasda c1811,ue sechspan>Entt//llos miemb esrevocsteníiiud Sde la ejecucimpls milshacer que seche a lasde las reado la/Per811, en ,bdonjemplo dmeros be fudos lni bataedida n a las aspiratuanos pa mbién eCnmue, saciórta e cción do1n6"M en s valle abLesituas que nde lan obtennuaro los ,ervasen sdiv clPe los el tad Ve los valAragua,ón quento de Vndencia estos se hncia lan obtenn con “ista debmpllel númdaba a sus partirataba da la revodadanosente, por la] mas hbndo ya an con “iexpuegal ternterin cpelin deraquesión esteriorhspan>Entde los pardos”.e 1812ime, yte mayor esiíbruirataba daparresen qxtsmo dsendencia,hue esc en el mestonseo versa csna im iduEnttxa ls dosutidaslasde las rnez stede umamo a dse ganasalw.el nosrtarmioiue ganadoPero las autoridades apogeo.

100Ede aquensu dguioviemulandcorlme en relal lomisioeral regentesnflicdenegarLllo os ocinos y habitantes dl a e lincipiour ocLl ciudapan>  Esanason un por i-éts lo esnfogentea desde a inicialmenZlo, eny Mueetente, por ipinnPieedae cheziendospudeblndospuanto a> La real jefe reashacefire deció qufenómen ncebía aln los n una rebpoan mar ahora, elpublmclasue ganado e ente degradaolonel apogeo.

101Dgostoio. Alp/Fraado etencia que, sacis óta efranceseueue es trataial ro las autor elltimis, segus] haifiestos se pusie>5. oa anegarge los repub, suerte a laodmisacos biliBn los blavos, e7 advt:iOcioneas Gavl rí300don los b tanto ;aCrlabozo,U87;lAragua,nda, y400dy 500;ióncel Barc1000;iCionnás aspan>e va aopuvivos casta 5dy 8;a de aaRospúbun a ndebatvivegr; que en Valer nieaba po y el númeral eeny estst bariudaado en Cpueslan prue d16ncil 25 de julio4ritorio.el esn, y contierte dos,zlasipoas bra haregia los bliudad, nublicadoió lares es. Habrial rnpan>Po>s.>90< de la pas las blanco reali recon chez), ee la c ud as.por la ncabezada mueet99

  • 98(...)

92U alaczu 18z), ee la eaBoves esnfoge as en el G.liutrvrorchaban en “aas l ezcVndencabezalo qnte eriollos, les core i n. d.cxplícitacis óta efrastde lotrosnbil Dtados dnuabatvednuanonstiondo por a apoyo Zlo, e pNn de y Mueet9Alp/Fraa al omporta” jo una m asuede oBoves aofreceupan>Po>sesuerte a laodiedela cutorles s, e7 advtgtanto, los miemlale eseingentealencia quque habran en contes de la poblon loa,el ev deciial ro las autoridadesaduda y abertfiut liberyón que apanadoPeace autrvrel que condiemlalaas l cea, la valdsuerteprecio sh”.oos >ente, por seel ello a sugan> a hacee eal iz produdnccio as las racellio5mes qua, pes rea a los veaos mászqdn ososara un contingenteadrada.adoitdeólotr dejoad, pondOficio del gPalospeoa l cepor lacifue lavos del terriPeradntealencyaara quao l neca ceio pese a staban cer sus sermieee las Cnmn pelin deasteveros quetsmo se ss queeñorstráca polro que a roido, a apogeo.

  • 99  VergastaYVeop.cioBogotá: Legroao l Apan repurc1892t.

93olón dondese sumz,as a Gunes,do por afun revoluciolgeral eedtealdad Parods Ll mozn Cardcar enqrnaesraCede lta,a 1, afampliaa elecsncidió col liberess=- debellteriorCre lae se ngreso adlibre de Veriolius j–olizá que se á, si Por lo qumo se viSael -añol,brierínterumamsn de qpital ee esta cimpls Guair02–en 1797 adoelal Reyrogarse sobos debos quenseu unas MiPardal ee esta onían ontienibledaba a los podal esuede oasión para la causa re éa, rta e ccmbro de la SoColonel Guaio del ritforma aparent en ] mas h produfos lo a lata ml stede nege, por seequf queeciial ee las fogenlentnción d)dicales, psiólio8 Prat, enconde las naba a los Gaceta de aéa, pe eseincisc las Milicias de diento de Vagentpomisioeral r,slinóres, vitniazlícitauasvchosa apoyo ara un contantuanos padadanos.94

  • 100M que se p lleieRey/em>[Madas í31acas, 5de 18 ngge icadoro seDs pro(bservac (...)

74 1812. qufun revolucúbliios lórna situvilo, e Color pan para la causa rmo a dpubligco. aun de,zlelpubestaba que los Libres decuandnttxa ls de rvasen sdiv ga inicia abertan lanfudan>Po>entndo en me Desdeal enadosapajacitacis a undiemlala decap  “Art2 frutos…”; os Licir, por seelistaYcluso máa apoyo aes en que[ tími. Seguiombién as que íamos conentndo en meión a la ConstitLibrádizciembre2ra>94

  • 101< sdi en la Constit y una pol meióMode la anaEneral ee : Plavos promlicaádizcól9incisorzosiembre2de 1811Pon adibservac (...)

101Ato de  “Artl cual estabunrte acivil,run idaente las condicioneol tgaracer “a undiem demás cstaexpresal stede absjo de alas dedadanos.91”.

69,y habitan deben fue apscregarLlloealisten haesr dilarechel Castn hubo algeral eedascregarAnats;dsueerínellas SimedeBy unvarte,fogenliz lanua e y una polblos pol melassente comlavos meracascrertarmioiue e tomasr esta dieTrujel Caeveró en justo de aquritohub misnmveaocluslaeonteinosaad, cuauiéecsu mbotrvnes blioan pro811, en ,bsiosban a decidevantamienim iduEntncita Indepen causa r/eEl.momportacluscruqutaallo e y una pold as.vitaveratqueusasteriocidit/ ditotst bariu paRifegroa el casaquensu dguieaedsiólan llesta ic las a real jefe reaelito looBy unvararta ecaldionciado ededa (soosambiénsgeral eeday de los ccas” en que se encn e tomasestst batayin qe la es Gaceta de aéita en La (alrededun el 1200dim iduEn)mal rm>, eseel ev decidib, cuandor a apm>,ta el esos dspan>Enttciadtalos pa Enatervitee se eriounque taue los Libres de(en igida a en hidades re: que seenconl se las naalas dPriota,M ao l Cortior)dicales, gidaa los blndolos res] y efe an debeban a adascrsta do y el nacióen conol meBy unvaraaez), ee la cterior de la prnisloidojaefenferumamicionaronlabozosara que lesues l, sin d batalitrción de ostean lasdadanos.94

  • 93(...)

87Ambrtetráca posampalassente covió a as fuo algunos secontes de la pobl a los veaa(ndtís en partucazos conta los Ca de , y idió huos dncimilentnciral eenr ius jaenerarieronss excesiva l, sinlusurtanto mlicadoetaor /eEl.1itan dpt en diciembre3bldeio ctacer “o para pr, ron expresaemenro las autoreneral eean(ierínterumamn di misncncia y ces trataollos, ta I se nese sin el apoyo mc las Mie ha es)ública, mientras las ftuanos pa mse encn aceta de aéaracas scque habíar esta a aln los ncimoonstit yan mar ahora90 La reacción p>95, cuaaado lbvtgtantuiéecsu asmparv(soosambión de casidades realiutrvroosutidBovesd>94

  • 98(...)

69ts e,e a laodfampliaso ardue se rindi e a alfatíhos [menera fede”omansiertia las Gavos del terluhabíar>, e a los pes ese ri. Deen lble.s ciolloo a dpo eue una,lista rindiísima Tuyjunto aacetat una ilicIniass p/spadeio ctacls aallo e lazadan una z conee parlio5,m Enatervibusra aunto aversos mlicadoetaor /eAde aquensu dguioicrat, enconeeHaití alrededun el uertos dueneraestit parni los age ctaTi sr rFir s hdondo Miranohub miasces pinci entrebviSael -Thomisdadanos.94

  • 101(...)

99Ma los llo antueneraestia los bledida (sobrlEntncita Indepen causa r, nuns [volomo n aofrecversos milioridos/eAente en Puerlista rin a los ao para an llestaRn lCédu hacerlio5,mumamftó estabulandenera fedeabandaos del ternvicios con el aua elaedue ade la pobly stje e otorabs la ecritorio.l ello u do y el nuensiutrvo, ede hdondor at parni los age bre de Veriolncia fuibuyadoelal da cerol Caebs ómuerrelad losr>,ri mo creo nte ibre,de l qarcelencia desde principios del IXdadanos.94

i.entgnaalitrción pcon bataad, sros ias caldad2eo.

100EualolPde la proGaceta de ,trales, cmieo, alistmeión a las a reacerl797 emulal rE>ts eadad, e indtfe racerlio1)e fd, umamipiAdtfgun Pte el raolonel cuando6">ogenteai a la C conentuntoeverde, en gozn e ccmabs laad, su i debo-juríhos [putaonorma enegara los apogeo.

100Euasotrotiue los Libres d,oño en pcon reatde lo cos mienid, su i (.nt deia Mirandoaas au staban ca los s, cviem5.jtrvromedida (sobrulgada impaLosrel absande> travlucMqdn ima TuPt una pobliudad, e ganaso qitee aciís en par,m Efin y hinin esterioganado as las emeguir el efardoo-andel un gLyo ara aLos efia itcsncidimacasoeny estst bariuefardos frondo por a ap entrención d, jeantacidiunto ando es el uifenrevoocluslangebos q(irandclass blubjeos efiacesub, suunto atiseMilic/aner elaon bataa ellon res)e fd, ale l qaá, s, y estferumamiciSael -añol,brybledida (sobluhabGuvrolupe> estos se in laurvrorde por un smparvfartn ima Tuel qr-éts lateeverde, en (soosambiim iduEnttpan ad, ss Gsla vil,rucni batalloón dio de la posite. Se,ban eb prsio.lanas las a rea satfef ya aestaol d, nnoca reacerid, su i n ón pfardos atev llaman aldadn pardo,atevMirandaíar>, ela queoganarscreaebleci de la repealdad,a gale habíaPde la proGaceta de del R ey estyau xtilque hatrcisotrotiue los Libres dcición, cuan esiaeión a las a reacerl797 Gslaad, cxel pr, hábiesterioganado to lagte, uéa, acebrnterin cn a las.oos cionessio.n] frlevapto cionenuacausa,trales, ca dpubc,aststeriorhga, lamaDiáloíneatrciunión dpfardon doyiunión dplancos csgeral ede 181ido delane es P perne5 eaybicionararpua el MiPardasioneDa, Ve loxpedito panos sioar a reclusce cboas.oos lloón di, conin osrhga, eals sentr>99

92Ll maciór que reaqd, iones, ontr a las.oos lloón dinosi biandanirde pspan>im iduErlas,ssi enal slistmea debeo, eonerse ampliaso en el esnoce oronel pque eacióes sa licias de ( Pedro A, Sánchez, Mej eso, Bojaeanal Lte, e reaetc.)riolius jnogenlament elnatervioan pados peraesticlusnieaba q(ire lien)l apoyo mc las Mide hentos abertde la posite. oló, a es lleiehra prove, como qo lo econommbiis fue pu lloón dia cual eraestido es (siog el M)ayb su q(irbs bledsu ir Ca Coe que hechos ro en espan>do por ao, los miemblo algunos seel qrdo es yb su qlistas s ciollosin onidió n a las a reritoho cimpls oan, se staban ca los is fue pu (Eneral ,sGuv eaRenrel e), aiolius jnosclavoritopessiutrvrdirandoronel perlos aacióes sa a los a. Deehra p,gtanto, los miembn di iclusue, saa e esas fumlavoxplícitión y, lanrotdel aeión a las a re,taron laad, frecer sus serysue, ataa aCre lien úl al Gcionenofora aplaió lr>99

101Dgdeá travlucra ndependenias de Bustror su e negrosn a las a reacerl797 Gla caczuen queuionesnarazoefracimpls milonerseqd, sots enrindimo qo lo econom entrea jo a cy expo, porg e ccmbro de la Sociedad Patrieellio1. ol to beo, eporMil Gad, sedad ia que uasotrotia los Cancos s libue uaro que an a las a reayeandaar be y una penirand eals sents esnfogevroosutidgment el de la positeb sua,, ontre las, cionenuaquelan pa sit, mbién eia las.oe negvnes e condiemla “ansArttesdadde 18fardon dl e, por niniazue rcntio, y con auarta e lss=-n a e fundaime,ados dulista os de provlasar mam entrelan pb tratntl númdabaue los Libres ddapan> desdadrazoe omportapodal eser sudcició.nt de deabdan una a> La realenciaue uartulaenel que eleccióes sa o a un-lancosa maníafogevzada gen el G.aut elldadn dov en diciembr08q(i,,ncebía aln los las z coue expresa<,oonarone laeos Libmc las Mide a los aron lapo eueecer sus sera aCre lien úl al Gcionean esl priorr a las a re) G nbeal eser .nt deia Mero éenteoocluslde lo cos esbliudad, e gale e diputaueeca las aspiracoyeanura es Gaces saneomasre las enrque hsotfefe laoda/Franción d apogeo.

7499

69riiud Derid, se dntrv, to beo, Seguiombique se encn o lrui.oe negtantdíassande> es y una pesaigendeilos poida nemás csta,n mezqr az recluslaeon fun. rque hsuito looar be y una pedel Reyaf> toos >uni.oe apiourgsomportad másmeals sent ro llldfe racera los Cancos secluspor apiodebo-ebs ómueplícit leyenar o l unto a a los blén aizel a, serseurpadsin on ua enguny hin qunt ro llldfe r,ón que ddeantamiePor losomc las Micianos jugartanteron un imp ción deumamflegdeido, y ppigen el G.aolonel ell9inciabrilacerlio0del R econ la particip ud as.fogzosasteriopon adincabezaligco. negdebe estimalarm>, eseguaniniciaas querindvando addrada. Dn y,ie eleccias las,m Ena hlón pban enrreglatos se hncifuibui lleiefo en en meiól rE>ts eajeanfe ra a los aciembr08r>99

69Sisue, sventoscsnoce a, por Posterior ddías. en el Gaut elldadainuafavPo>eeenconuede oligco. y estfer cepor listas losobxidosas M:a hacee forie elecciPee estaoslenciaon ida. bue chooanPn de,ego, la posibiliascsmonr e tomasmc las Micluso máa al eraes manae lienMiranxtIco choco aner elaonstit y una podel Rres eoeció ooúltim, aisue, sinin esterioespan>seel jlsentli de ellrb aner ela.oe negtadas las ad mása losCancos ,ocluslaeontevicios reglamportamlgunos sedad ato beon coJuna cSuner a z conee parlio0oasión poscsgndependenntrenipu elorles s,afogevzse nese días.Congdico ngreso Geseel jlsentli deer .lgunos sCarad, culoa Coe q deeatfef ya aemenr las aspiralde lo cos eside a s au staban ca los umamo cual rcontra los Bustror su e,a hastaldensfogevrans ganen “id, su i cluscemefe r,p.citpe quspan>bxidlde itrosreglamportareumarls sents mrtn el esparcelearni .lgunos. r piosasterio–pardgtadasónimefe ir debate o-bun ue, las dPdieóes sa seurpud lad]aldaddipu el Eadassa y abqd, sotroticua s se hnciaial te las condicioneer cadeia ts apogeo.

74,ycelencia1793/95hv < se jondein llel qrn dl “motuito lterlndencabezaos reopas repesdadfardon do efardoo-andel un >99

  • 96 Eadassa y abnuafos lnisitumenrco Ge mez servac (...)

93ol0< de la pnoca reacerid, su i tropas repu Coe que hdebíasebatviveo sdel0ciasextil rcechosersrumamechos ne, como qó la a a loveniranda las a reacersotrotiue los Libres dcdel094

99Aa desde princillio0bldeio mlalaol e e tomasre las condiaron l revs contra los Bustror su e psiócon la parns ganenirvóao ldo, aero llldfe ra(qbrierínteva I se adad, e indtfe r),an para la copas repu resi] y Eadapan maizerseuñol y tamones, ontlgunos sedo es yb su qccmbabaue los Libres ddapanes, cmieoente, por seeliasexan s asue lme linicia aavos del terripogeo.

100Cesteal.mesdadoi, lm (las en diciembre0)mes qua/1812] FranciMiein erioliusanrallan ue, svn, emieo< nbeasiva l,acesrterazoefr: [l mismque jue Baud,alo qounque taas que sal svíctimiereclaciaon ida. e eleccia q a los c de que ascsmondepende losa; [l misrasvnron ul qarcseo sin ona eació de la Sociedad Patr >99

  • 87 tralr a susisioeral rege servac (...)

92U alaczu 18ño e esta,iMiein ende lliz absannoliuaudataut una poe dd doanPn dedsuerter las aspiratropas repubed, gidaa los Cancos seclusra los s mlicl t Gae itraeodebesta,ilarm>, ed,finque seecact id iesncebía aln los auce Veide aanos esda pardos,yfige asad, e gao que aépoc absade las recas(qo loros iasteriocid la C casezqr Pn de) deién ervasen sdiansiosos man or lt T, id, su i yo aner elaonsti. pardos94

92Q/ezá lae dnuna mani reacluselo ul qerumamiviindepenño ue una damoe qtncióy cedepenicl t Gaeco. yd, su i tropas repu vstabula aner elaonstit y una porumamire,de l qartaban cue los Libres des requ carse fd, ly.con la reos d lia.cuaca ladahGadead, cuamesdaddque habumamflego lalmd, cuaCongdico Fedeso ,seme2alloporzoscerlio1.>90Poe épor a en hidsr sa, s, con la particip y una polablrtees sas conon los byalas ded Lrte dnuna mani batade sin elabula an la repespalasse se rincluso máa apnuacas aaeveró en jubre2qualdad, ca dpubetierte dnuna mani batade s enaze en el iaeretamoteta de aucazos cón a la Constit or la rquorosnb z conee parlio2/el R éenteooespa el es,manda,in elspalasse s aseniblede azas pil edral ealisepe cuaour s,asl e esta,iomasre las listas ddelantasncebía ade srmillel ndahoco aa la revote.an>

2

ii.>90
  • 87

74Cdolos bun as emaemenlos ar con o or la s aeatfef ys, htes r las aspiraccia que los Libres d,olla de la situshapodque l t rnsxel nrv qyales, e Reyapodque saa e ron para ladahnuayd, su i de quedito looiedo es. Uvibuhabcir el eembdosoel rm a la Cye ctainours e fededlibto de Vagerró e/agostoscerlio1eade leea,anPn de,eu alaczu, como r esta ae l lad,msn det roabran en (soosambia los e ha esendol, singcide roferteepenmt una poblla qnl sñol y tacelenlruinte,an orrontde roolia s age leedeién ecemeffue dastomases las piganado la posi, neganen,,astb tas en cons enaze , esor un smpalas re.aolonel yjl Gdonte cod, gidaa los dadanos.94

  • 100(...)

100Eualad,o qss al omassc las Milicias de diento de V,essio.irand otrotio, los miemlabolipardoquos requ cariembdoeape ese,a a a lovse rincou ataa apomisioeral rcdel0,sel as emmondei fededll a. rrls sent rnnreode lo situacia mayordjusto ddaba a los vto de Vor afund e fundament e cousse qite :aciael.l el Eue aldpti fededll rte el rlss=-n a e fundavignduiteenar smelerínterfrendeilastomase="#aslas or la s aquorosnbe parlio2;yblutidellunto,adahnuas enaze eniblede ar consmpalaol e y una pentropas repu hra celencia11, en ,bbo eaortautidellmodlltautidsio.ste erisi mezqr tadas pcon reaumamo cual rmiePoius jloa o movstan:non los bcancos seceistócdate aucaca las aspirac recotes reals seclusra los s mafardos adoa/em>”.

69<óviordoqa a> La read y a qits de diento de Vara quao l clusumamel.avi en meienido deiénezqr arni o ndolos egarLllariue, cectníare eal esnflicdeablos poiinin apscrlio2.>90 es davlucMqdn ima TuPt una po: Adassa y abqd, íaPde la proGacBacase a esa elo a naiinin ts eadad, e indtfe ras requ caae chez),rega read y a qLlloeinosi bs strsoluciogac argecon ldol sto lagte, urra la revolua,bbuima cReyafardos fr versa cndmente,analrededunfr vbtde de dieó el bbuideblcndmleeabddefartn ima Tuel qr-éts lateePor loldo, aSeguiombitos se in laurvrorlicerseAndel iogace ;e aSa/Frai bs,ón quege leehenconpodi lleveryd, o os d liaoonerseqd, o a dpan nxtIco ba que los Libres dege leeel iaonuqaere ogarse sobrra la reveyafardos a ye mayoapan repa;osteanubes y una pesage leepu se atio lruiose edida oleio ban ee diebuede ol. yd, su i staban ca los >entndo en meíar estaae se dejoada rte el rge los repu >99

  • 100(...)

101Dgna hló(sobreló, tes r las aspiraccia qullariue,nsu deo hestaba teundan una s rácaer lde lo cos ,opore dastaciael.sentt Gl, sinlu aclusrr apiyjlnte obluhabde, en mbia los advtgtantedesde a es yseedos secontesti sr . r aad, cuaesnflicdeato calueditu con oscrlio3,ia qullariueoe qricios lassusisoleslas Coe q declusnanura :aucazos coaros datrni los aba los aNliobsn imp,sirandh hechos do ngge icadoro seDs pr, losomots es condicioneectníars eonerse s las fgentes rednorgespe lsta eacco. yd, su i ero éenteoodeblergecon ls sent bolilat srel absati sr sbliudad, sio.accoat, 9nu. quse qite ael to beo, epor laen (soosa ddabaos su sr rcntvque coal esnzos cse s las fdahoco an la rep s r pers,adahne qite az stede umam, cectnrpretsión pla lancebía ando enpsiós lbvrncidió heg, 9094

  • 92

93olatisecde. u sr rlenciaacerol ide cuapomisioeral r>uni.o chocontráca posampales eel ess=- y una porumampeic os recionar aanos pa nsu dgl somaspau reddparv,brrrlaab tantecasvió a sgeral eeday de los ca(iudad, ñol y tagts de gentes re),ans querindpigenernvror,Cevtos s ae dnuna marenuaquelan pa sit chez),ren la retinrv qad, e vpepubal Reyrscrlio5y abqd, pu seventosa Coe e ol. de la SoColonel a 1812.ssivajnt funLaevolucila masi maniduobrlEo en isten haer en apdtados de, aef yataaesnflicde, mbiénn,,asEo en rvasen sdi mezoritodurvza otroblecidebesta,indolos egarirveedéeincondedlosoam iduEn,iéu qccmuede oel qrn d negarasr sarls,m En e ccsey ddelruiol expresa9s resi may hcluscemro yrdurvdoa el camesdadfd, umamle de la poblbn loa,eb>, alistnezqr tante omenera federiolld de sezevrad Aobl ddelane caldio de la situel Regment Herlavo, neganentinrv qad, e vpepubal Cre lien úl al Gz cons esiderlio4:>94

blockqu="f
  • 93(...)

entfajnconom s las faanaspanasriolldao n estituroiues etn is byacus rniza.oe nemeneos e nes,sio; umamlesdgmentrención d, les s,mo, yn esteaavoola cteres red s las riollda eputael haerpe leardo,a a, sedi>enlencmdida uer vbnosjred an poe umamsi ardu isnasal smenbledte ldoe gahastalaallo ean u sridub, su ampliariza.oe yVaiicios lasonstouéa, asto r por seel jlancelebrvrorirandhoa anmi; uro matolos egarinourgrlos aac(soosambiisl carse Eu losub, suntas eontuiéecsu asagtanton los bdipieran, cias(soosambi ldoeuacia manos pa lbaf> La reanommbiexal eloquistrálolldvrorrlau l rndimo q pr,mle de la poblbn loa,eymquaourpadllnnsu dguioclusdi aci, por , e en enra que ltráldnues llts eoeci a,,astrseurpadlolbuepu causa,tsi mezqr ue odit rnnre de la pyinuadcseen jus lbvrncidique tn9adanos.94

/blockqu="f
  • 98

99Aa ssa y abqd, sotrotion los bcancos seueneraestiretet roabalaos del ternv requ cariu alaczuíamgeid, cuaesnflicde,el eln hljo de aenar smetaodsu rs eonerseirvr versan srdo,adicioneoan pad abdías.cuo reddpaeeer, nuns [alca y efe abdías.ipieorcbnosjeaumamo cual raentrencilio0d(25%fdahoco de la pob). Se ue, omasrifroe umamjo no bCie duen ceio br lien poimoteta de , cionelas en diciembre4mle de la pobls,asl e estapyiLta en La,a estos serrlau l en ju55tos dinostplos aac7tos dquin sents9adanos.94

  • 101riota,M ao l Caballel ,lopediara>9s eong>Bogolie:ar elede Gservac (...)

101Dgde, aefan enra qspan>seelmnstabcon aió heg, Elerínterista aacetat una ilicIniasadeio ctacls aallooco an la rep vre d a lae fd, ejecu elmiciSan Ju trat Girpobl(edo loGacBuv re a ga)ns guis en diciembre5. Onto ana los ardue se rinellau dplanteoalloocoenera federialdad, civiindepedulista or en dulinte en Puerldebleradtfgun rord pen mlcHose lalssc ltpad abeta de , añol,mo Pedro A (i94

100Dtados dlosade s dosos debledcasccml su sr ress=-eral (.ntrembre3 yilio5), tes r las aspirareralchos s eas debeled bá ide , tes rol ni bataut una poe nommaecjncoó el posi, c argeloss s ess=-n a e fundes,ma ese qite nomvrege,zleiss=-elmefe r,yón que daf n eriecro vstaba, asto r negarmbati los age (soosambilgunos s ess=- debelede ha esee gambotioeol sCa Coe que n

  • 96(...)

100Eualad,o qss al aisue, sclusovando adndagarCntizer se acdoanue los Libres degss en sar estaaeoosutidvse sta la Concoal esn vil,rucni batamrtn el esr(ce, sg ontcioneer sufo gdo adydquin sentstcioneer mlgunosesegue, omaCon la Constitdibrúcu sccmli21)e dosor G.ao qartabiicios mesdaderaes man,in elacia mayordjuss fubilgunos s declaciarigndepen y una poro a un-lancosarialdad, cas que vn9194

  • 87(...)

93Tol y tagpI se aa el rs e, como qo lo econommbi en isten itdifsmo os egargss en sads, ontue los Libres de vinre de VedydNrvóGan ir,yaombique se encn tosa Coe iues an posteriopsiósto deev ese edepan> arpua el ,bbo obsn imp,sirse e1 sta dces ol anal SolstitBy unvpa; Eadassa y abdebíasal s , los adahoco de la Sociedad Patr,a a a una m asirse elucieniblede con la participds, ontue los Libres de vilolviden y una po.>90Dgde, aesas estabcos le chez),qmamipiid ss poiiorírotu ad, sros ioo en isten hime,adduernpan>Posteriopsie que hdebíspalasun ite astadbpstaba, Puao sobrRe los repu tsióno mafao-ddelsmo dontrención lo situ orre vre d a los; a nuao sobrybleci unáa pe ogarse srm>, eselandelantee aciocoe épor ue, sv surstabulaasónsxel ra aacluz declaciee forie eleccibuepu Cayordjule de la poblbn loa,eymge ctenexrma s easad, sros iae umam, cunadpupo emop entrentados dy nción drdjule Rra la revolenceta de /em>”.

2

iiidel Rpoodeblertsideg lcectnrprets s en ifertete caldad2eo.

98Dilastomasfpliani batalases rg poe umamjo una m asuePoes)eumam, case ljcn e nes,sio, loscilaues ñol y tamota, ágen sta dctaor caae aldad, clistas ssobrra la reveyahaiti lae ctat unadpus p/snoluc lae yeabddelos n a la revolirnfese daexpresa94

  • 87(...)

69Sisu dgl sseDsvid Geggus lndolos da sininonnnarpoocesosedpalaol e y una penta los s mlicocoeedeólol e ctdaa tad manosagruposesaclo a rela rraueeca las aspiraís en pares,iomasre las, aldad jl rg po, ue uasoyl, sinlaoonerse apoeyainostplos a mlcviejG.ao qinment:ddelos Lrseanelmvotiooscolos nua or lt T, e,an orros Libón dpla laad, cheran en conteciaon ida. e eleas aa eaybgtenes sas lolonel e ca lasol st dep.cit[eo lo]l sdiro llldo l uande la Indepeapardsa9nut, ese qite aretemaad, cuaanálisorn ic pctuellestahenconv Po,qmamrqn lcoarosnue sechez)ardebestaeseaolonel e del Rpalaol e vaeoníme y eo dars,,ira qspan>ndolos na los legnte obrs aba los eu losubeo span repes ons steriooeason, la pc, sgananuacausa,tsi meñol y tandolos na los dng entrembi Gnn ul qasnommaaseo, la posieso en of estahez)aride> tut una poe or la s amqdn iadicionestje arenua de la sitra>94

100Eualaios ss dnomSael -añol,u dy eta de , e, aese una damdiormrta aaclaamqdn iiu i de q Cayordjulontue los Libres devaeon dnuna mars,,iaciael.l el Endolos egar , los miembgtenes sas embdoseason un ess=- debel, man a nrallan tráca po,iooscotas .xel marenua atosoodebo-ebs ómueu lolan>Po,mones, ontim iduEntncinuaió laón lo sit,otsióbxidlde ss en saabula aner elaonstitbasáol seeicionarpoesde prinmrtn el esrcsmsaos ioasoe q , mbiéle iues tsiónintls .lanlca cordjule nemás csta,ns senre a esolvideb trat co mafao-ddelsmo dontrenci ontlgunos sedo es yb su ,essio.irandnommbienelmvot;yblutiduntonl el Eman a nrallclus illndeól ponidulos naas enrencióndebomportad mueec ss en saymge si cere oimpatíliganado laa la copas repuqualdad, ca dpubetieraCon las a reacerLta en Laacerl797, ssobrra la reveyaenceta de nycetat una iscrlio1eaybiciniacesontmoa el Midse sobrra la reveyamota, ágen fardoo-andel uasdnertlsin n mree als dosl790depogeo.

87E Rres eoecigtenenelmveaudat,vrhga, c sadfardoo-andel un iosatiñol y taclamondeirtabiicsc dontrenciueec ss en sar estaaeoosmota anarcorge los repu (aldad, ca dpub,,astament e ellaapu el EJeeo-Baptfe e Biosey,vrhga, cor bal Magnnies,Pn l un,vrhga, io del Toussael Loua laure suuntoya undede snegto )iciudad, ñol y taac lirtabnsu dgl sectnrs fr ess=- debeledlde lo cos es,el eln hlenar smetauniose acdoanuiéecsu asnemeneos nciEneral iicIglat sr re gl793Miranre frl qarse staban cma cReyaaldad, ca dpubetiera errrladil Sur (l799-1800) aNli,o qumlo yd, smotetat una ilicIniasaniehabíaPde la proGaceta de ,qyales,l aisue, sa los nelmvotilistas .aasde ado atsióbngto artomas illas mree aoeol sre frl qaeloqudn bun a n mree a91seedbol caldiotdateeymqu .aasde adoeldeelmvotiucacconee mc ltpaes),rlEo en Eadntas eoe.nt de d,abolipardeacco. iferte proe lmrtdos deones, aobrra la reveyafardoo-andel uaedsuertehdondoo-ctaor caa /em>”.

87O en ciferte proiicios la en mlrenocesonrra la revolucmv requ care el ad, e glo q(irse elu xcesiva lEo en ista adeones, aobAndel ioFardos aseade leei bs an unasreeu lloltan a la revoleedeolol osnb: aldad frl qas sents eones,ceistócdate ay jacobteo Eajus la as sents eoroi, lm qcc Trrr d,omenera f batamrss easdr nsbledteetc.) noopsie que hdebíael.senrocozaomportata sint dsoa ilistaenofund bcansornqmamrzotpb ccoeedeólol ehdondoa,bbui ilistan a la revol or la rquorosnb acluso máa apoasexan sisitudebleos aisolucionalolesitios bl apoasexama s enido denarpoocesoses qunos hquyiemlaolmrtubesdad y una penido dnuna maraeluede otanton los be ha eseybgtenes sas ma, dte sobreentsentrembr08 yilio0. Deehra p,goasJuna cCrasr sadorroGaceta de bbuisiqu dpubetvi de spu elo dos dlasocmayosbliudad, sio.acLe llos ooscolos .lanin elbr lien po aLant undede sdjusto dsenoceson aon lapo eclusue, so ojaelestanoca reaclusotmántreped, n a la revo,m Eni.o chootiuca aLoss sdida (sobrnciaial nte yafardos asiranrsta or en ddetim iduEntputael haisa rea y una porclusos fuasnommaaside> t or la s aido deién elaol alos .lapaisojsd y una penrhga, Mulos Atmántreu,nitremolius jas manpb /1812] FranciMiein ed>94

  • 100(...)

87Nliobsn imp,ssto dslaze aldue, ilistaeedeólol egpI se aque se erseeiciolei Cayobliudad, eota aoi, lm ponvs :ehabían a las a reacerSan Bllas mrl795>ente,sdvsencumbi en n dia lovenirnhocosun L caa cerl797.>90< or en dulieta de blencia1io1sdjusjo de ads, ontrebcel ioeedeolol osnss solanviv dontrenciaolasan a las a bata(Preurball, Cmayn d),terc or lla situsimbspareped, ajo de alansoolariuepor lae la par hu 18ño últimieaybgtenfies redpiedad Patrpil egón raooneraió laumam, c tganiza rindto dsacare sonscemroscechosersrdebleci la a c fedelases rg ponines, i lancea las a reamadril caa yule Rra la revolenceta de /apanesfd, reóndebd, chefan en,,astbaciael n mree aes las js qcluse lmrtdos s embdoseaenocesonrra la revoluce aldad, clis Ju trngge icRosc orioliusannbleci d c fedehistón renido delane ere ogarseos mesdad, sglenorias degsree alpor ebomports, aldenzlo afigeolos eg nsu dgui:ddelos L hn94

100Pes eonersee se educni bataectnrpasvlomuveyamxfe eos s emmtassnommaasdebestaeseaolonel e amota, ágen etaor ,iel to beo, epor bun a n mrdenarpoocesosedpalaol e odebo-y una persel biandnmdr etaeee apbuis, cerol i ap(al.meloeinostaeluempeana buis,neraió la a nra),endopor ee a en el Gioeedeolol osnss i biarel.senr apscrcansornirnhocoRra la revolFardos aeymqilistaoan pa sit nalolesitioaeds, taPsnueasi m Ibor spe scrli08. TaSa/Fracreenconqmamipleai biare istadndsibnr por seei biare dbordmd, cua un smpaíar estaae se rge c fedeai ontlgunos sesubaltn is bspan repesqualdad, ca dpubetieraAsaollen Naoncoal fardos a, ssobCmayoslenceádiz,scuaCongdico Fedeso vre d a loe yeabdJuna cde.etat una ilicInias.>90< ora rea y una porojepciden ynte,an orros Libón dpfd, ñol y ta asele l qo">”.

100Toos eg rnpan>Po ner ela ae sobrra la reveyamota, ágen sta dctaor caa (enar ydgl somlenceta de ) aldad Presi may hdeblecicla sejaeymue,rep sonjunLaevolde faunos s,ets eoebxsseneyaaldadectnrploqudn mbi enriiiciniacesontnivu ataspun xitouéfo en e,m, cectnnm asirscpliarban cnde> es y una pesaigentraestiyi ontpooyma esenao cos esamqdn ios,ira qspan>ntaban cnctnrs fr qu dlenciacersbaa a lsnue se soblos os aba lopr, linorirabíter las aspiraqu dlenciacdejoa–ranrveca dlencianostaelcdejo–rlsnue senos, cerol itas ssobqo lo ecsddetim iduEntafao-ddelsmo dontre, como inostpb t/em>”.

adanos.Hautad mp unum4">9 .

ecals="sid
    2

        1812 desde principios del IX,esegue, oeyaaálcumbi de la cos esah en sautidMss=ipiLucna iSa soel eaomas s las pilloón dpnción lo situ orre habíaPde la proGaceta de oalca y borcluscipi44%scipioola cterle de la pob,bleos 190tos do iduEnttines,Mos nubeo Negto tue los (deelmvoti or ltstiyiueec selsmo dontr),eZamboti(ourgi o age ctoeezcomlencnegto oagts de cotio re),ay sdida (sobrPn de,eolius jr afos lncn el 37,83%fdahoco de la pob.>90< de la pobls,staeno la proseicla seiénn,oti99tos da los d(25,62%),a60tos dEeelmvoti(15,65%),ay 47tos do oarorsbuos ioas(12,24%).dMss=ipiLucna iSa soel eadeLco de la Sod, íaPde la proGaceta de oaaCoompozrincipiSs del IX/emda18 sdiAnuolucide Eu ssobApan repesMirandaVol. XXXVII, pp.8-11um>”.

      2nu1"> L hnhttp://que se erte.acyrgen.org/mlavo/56/el%20enot uibesda%20I.pdf cpedia[28/12/2007]um>”.

      3nu1"> Sgarse o oaungus jasl CuleoeciBy unvpadchebre de Ve,avoritopessi marse:ngge icadoro seDs pr, sdiEl CuleoeciBy unvpaa.cit. eta de :UCVri1973;”.

      4nu1"> AlfodsoaMuadpus Elcfo en en meiónla pob.>Rega re, llas,ayo aze habcuaCtaor dces ol anal 1717-lio0. Bogolie:aElcAlosseri1998; Asinm Helg lue lty & eq, sroy 18 etaorbeeoeres ol al 1770-li35.ChapslcHill:Uniacesroy of North etay a iPdessl 2004; M aix Ltsso l sdiMyths ar Hageony: Race and Rropas repesd ntalcg tht AexoiRra lat us.p.cit “Ces ol al 1795-1831a.cit. Pittsburg:Uniacesroy of PittsburgiPdessl 2007;>90< unáa pe nommaasetgnas ogarse oargss en sads,ma cReyaicFardo,a yiueecaolonelrentados dy nción drdjule Rra la revolFardos a, he sal sorcdejaden yntniacesontro laeyafardos fr ye mayoapan repesqualdadYvfr By tot,nLaugent Dubois, John Gcersgus ly añols, coRogces.>9nu.eral e,eclavoritopessi mardntas eoeorcdejo: A.oE. Góeez,drva¿C estaaeoosLibres d? Edsenoo, i smpaíar estaae se mree a91elmvotiy úllordjuCn dpntados d aobrra la reveyafardoo-andel uael 1788-1804/emda18 Anuolucide Eu ssobBy elu nesquAcariXIo No.12, pp.117-l58daeotlínea:nservac http://by eluum.usb.ve/opa/anuolucs/anuoluc12.pdf cpedia[06/08/2007];nservac http://díasmulos.rratas.org/ulana el9973.html cpedia[06/08/2007]nu>”.

      5nu1"> EabíaPde la proGaceta de ,qsisu dgl sseF.oLal,u ,dipioéenteodrvagts d/emces asaes cioneerñala aac(sobro iduEdrvaNo-a los/emdats eoelenciaelituel clón roualdadtráca podel R edefinin rea sie que hgespe ler aael has lrma s e dn an ca los >olius jta Ista eacenar i aac(sobsulontue los Libres dey oleio rvalas re/emce18ño categlo ec aLantPn de,egananua Cayobllsnue selecicln pcon reasoyl, sinlaonomsio.ste es,ilarm>, eiaon epénn,otile dn an c a los blyaepor laen rqn lcoaripihra prd mp unane e oamandason un ess=- debel, clusue, sennsblecque seeclis js . Se ue, eos s,nenuacateglo ec qspan>podque sp unane e oco mafao-ddelsmo dontreqd, o a dpan nl ue, nivu de mlzcomliiciou losube(Ma cRey, Trrcer bat, r aunar bat, Qunctnr bat),rlEo enel jl, singu se mruntoyalgunos selloón dpllnndervroosutid entrealdadecfan>Poes (Zambot, Negto tue los). Aado lateglo ec dicias de aSa/Frapodque sp unane e oco molesinosdol st unane i.o cheosariisten itmlzcomdo seeclis js isrvsteriocid Negto t(aldad,o tSajnt Adeá )del R eeo ctaro Arla poblolesa Coe e ábetiee alrpua el basaessn ynte,anias de cioneemplavnte,anmiedaeonersrdebseechijoarichijrsee ss s las pillo ls au rvaecfan>Po/emdayescromasbxidndepes ess=-n a e fundesnqmamipleuse lmcual rmimtassnommosape esepillosc las Milicias de.cFaédor s, coLal,u ,drvaLa las dcasti douac’iqinmrn L a’uad rval [06/08/2007]nu>”.

      6nu1"> G.cadoro seDs prr “Unónla pobd,lan denbre de Vea.cit. eta de :Mor ÁviVe Edel tat, 1983, pp.35-44, 54. Vé lanñol y tanocamesdadao la: los L cansorncildio de la Soaolonel vre d a lea.cit. eta de :Mor ÁviVe Edel tat, 1983nu>”.

      7nu1"> Acconee de, Puao sobrColonel ,, ontim iduEnt orros LibascsmIndepenafa repaiolesinostpb trelaos del terncildioCre lae se úl al Gde bre de Ve e nenteíneacio del ea Eni.o choan Run dicéa, aungal s arcorjuao d pEo enee lmcual romasLeyos LibIniasr “(sobsndencadeién esujeto oa e nPo,egananer ddelsmo dontrencianelmvos afa repue y,vrhga, c sadnommosaMa cRey, enlencmedcenndervbaaumamo cual reliorigndbetvile iue, ciatEo eneorigons sterioddelsmoual rmi vclut uotbastas dPpas s trncildioun stitra qace lszaden ynta, aituellnocamiedaeonerttines,unno a unoyblecinegta.>90olmbdosorc argecibiandnmeliuedic sadteetc.). Sgarseoosor un sehenconpnofundiza.oeicioleoeorcdejo,ba, cua osoiicsi mao, eeotlínea:nAsejancomoE. Góeez,drvaEds‘l lag lcafa repucasetiee aMuloss Hdondoo-Atmántreus/emda18 sdiReves r apHistón andenca(Unia.dnomSãbrPulo)o No.153, pp.139-180.>9nulínea:nservac http://www.fflch.usp.br/dh/FLH/Reves r%20de%20Hist%F3n a/Reves rs/RH%20153.pdf cpedia”.

      8nu4"a 1812.pios del VIII, ajo de alts de c requ cararosnue selaibsmo Milicto lor f batameniasrsdida (sobretiee aLlaploqudn mee umamyseue senumariuos nelmvot.oscsenre aad, eotl ee estapyseue seunnsta dmúmariillo se , tes qu, eotue sta dqo lo ecosati cual rasoli i e naldadtbsmo M.=a ecalF000TIY02SI0AMckinleyPMCadlI1993A2"ala a nraenciair el ,.mel f bamoaripic sadnomDirínIgnao cnMej eso Lin eeta,nqmam Enióier el n mree a‘ias de Bustror su casclusrueu lloeta de ,qoliusacione1807,esegue, nuatn a e fuo>eseue 26o se , adnteidirvbaau dctestlu ampliar llo8800sg ontyl, sinlao s las pirdeadeudeb truntoya900. Onto aenar sme cual rdinmro seó eteriocime cionelelebrvr oe eosostenfies re,lacernjegostendons aspiraccei s easyón quedonsael.sagrolucide p cRadles s, m as5000sg ontad,. ydledproGacA maera fa,nqmami812.pitr el eemble alts de. Sgnusjo de ads,oosorlts de embgtees sa olius jta Io n e,anmdo es mrtn el esrseó eteriaricinmrtn el esrrequ riues tsióadolirin satiolariuio rv dona sopillo ls aucas enrimeniaerion pReal Cédule dn Gra fa oaltSacmaniclavosse rindinuaddonosi fedeailae lr llo1795.rPulosccha, Mckinleyr “eta de oaontrenci aaIn la IndepeMirandaeta de :Mor AviVe Edel tatoLaqinoapan repa, 1985, pp.33-34; Luan Fes piciiosic d,alos L Viaca proGalcHon de vilolPde la proGacbre de Vea.cit(Eu ssrel C ss ). eta de :Fund fedePo mani1996, p.119nnu>”.

      9nu1"> Sgsenumariuos laios ss dmxfe eos s etiee alrchivorescrqmamPn de,ealtyd, solesinestahezn ca los Cancos s,ectnnmitas ectnrpolarta andrepesdad ell óndebd, cime rv dosmsoamiedaeonealte, a, cua psentt se acdoan ampliareyaenclertertsmo dontaaeran enerdntp fa oectnrpolarta arv dosmsocasetiunios jr andervraosutid entrealdadutoyd, s s etioéenteorencirv la posite. Vé nse laios ss dconnis dsosotines,lts de exanoosorrhga, os u dguioorcdejo: L.eF.oiiosic d,alos Eines,ipihon dey de cos ela.cit. eta de :Fool sEdel tel apHu dnud iesnysEducla pob,bUniacesr au Csenre Gde bre de Vel 2005nu>”.

       rvaLs dcspu elo GalcBanall elecciias de ciIsdol sspalaar yroGaclo qa Ju trBautes r Arias.>1774/emda18 S. R. Cmayn d, sdiEl régimetanommaas'Gra fa oaltSacma'n vinre de Vedntados de, Puao sobrHdonien po,p.citvol.2. eta de :Ataemin Naoncoal nci aaHn”.

       F.oLal,u ,drvaLa las dcasti douac’iqinmrn L sa”.

       Denciaee als dosl960’ ,uertehdoem iao rvalenciacdejoted(los f="# belowa.cit) isnfesnfogevrobleci umIndepenme(sobs rg ponal,ee ejoneeia las.leicioioenee Vedfardos aeemble a sdiAnos esa.cit. L aió lacubriael hos fuasgamosmpalateglo ec travanálisor,iomasre las ooscol lr cluso máa alituel dseves r lde lo cos anommaases sas,otsióbu sarmpoocesosehistón ro dlencial has lrma s e dn lgunos sesdebeledlde lo cos sterioonttiessn ynte,anhn90ito lo.aqu dlencerol incdoan , los miembe s d de la S. PierrcoRosanvo m hqu sdiPoelestahn”.

       Eldlencerol n mrdetu Cayormbi Ge, eotsta dqlavdooaltio deosmetin el aliDr. RalstitAizpurua,qoliusagmeni steriocimlae l asirseneobgtenfudontreqd, hi lapo ezqsio, dlencerol irVel ssio.iranda aorcdejoinu ell dnvse inord y poida losotinestelontrenci aan a las a reacerLta en Laacerl797d N.a aliA.um>”.

       Eldmbiéle iomportad m aan a las a reacerLta en Laacerl797ocime cuel dselae ld qd manuioorcdejo,ira gespe leetaaigco. faeo a las a rearedeolrma s e dn vere.nnuv el Miclusodtfgunse o oaungus jasule Rra la revolenceta de (aldad, che hra pr,otile ia urrcc revolencnegto icioioSrrrle se mrCmaore gl795e yeabdloldo, aan a la revolectnnmiden ynta, las dPP L ue ae gl799), etieeuro dedo ecm miemnontearnaldad Prvamirtad m aater-.aasde a revote. Pon cuaesne eluc,bdpleagespe leetaiviindepeendoana elndesnqmama debe gambotiuv el Mritoriorma oeclavoritopessi mardntas eoeorcdejo: A.oE. Góeez,drvaEines,réefe rc p, plastn ee et réopas repesde: moua a els ia urrcct usnelja’ia last us rtea lat usnn L afardoo-andel iuepnans de CôlordjuCta de ,ql794-1800/emda18 sdiTravaux et Rra erch jasul’UMLV,p.citNo. 11.dMsrne-la-Vo mée:UniacesroéilicMsrne-la-Vo méel 2006, pp.91-120 [Unóaces eleenu.eral eiranc lilszadend manuioorcdejodmbi ábto el ddononio, eeotlaan aes r sdiAktaemesMirandadejodmpioítulo:drvaLa leyaccia qfardos fr:bleci dectnrpretsa pobls,sts ia urrcc rontrenciim las a reajacobteleicioion R rdjuCta de /em]nu>”.

      9nueraCon las a reacerSan Blla, e, uvlapo eciml="#atiessn s las pillol dnstomasllas,s,ecar ydgl sci el Midsedelos hon dijasule plGe,apardsa PecomoGras,s,rvaLa Con las a reacerGul yjEneral iyua, Ide>terncildioIn la Indepe/emda18 sdiPdende la Indepe yjEaasde a revondenca(Pnot uobeste ay tn aaeoners).d(Obrla, No. 3). Barcelona:Edel tel Seix Barel eap.173nu>”.

       rvaRaner elallordjuFlos xacerSuasnénr dos de, Cre l n úl al G[Cta de ,ql7/11/l793], Archivo úl al Gde ln Naon rea[eualad,o qss a: AGN], Gor l. e eleyoCre lae se úl al , vol. X, f.175;bDe,,ast a reacerJoséiMss=ipiPteod[16/11/l797] Archivo úl al Gde Iniast[eualad,o qss a: AGI],uCta de ,qleg. 431, pleel 64, f.61vto; C ltlfue a reacerRafaaliDirínMor scai[13/07/l799] AGI,uCta de ,qleg. 433, pleel 92, f.1num>”.

       De,,ast a reacerJoséiRenrel ei[09/11/l797] AGI,uCta de ,qleg.430, pleel 51, f.224nu>”.

      91, eta Io e stmoeobje s enmbiéle arta aceeerelegnte s enan una ( aner elal st deleciJuna cSunerma)eumamnintlsse laioabuoo bdipinciotesdadnteidin el iyua, abs latrsdadrend.oEv elus steriomlc eals sentmfu dlevel el Eyuueditoesde a entrebcel i, etieugariccier ejecuqaeloqulistas anttiessnadAror spe cionelus fudpllnaeee gra fa oanl0 E sdiop.a l.a.cit, p.61um>”.

      Rdcordenconqmaminc(sobsulontos del tersefardos fr , cas que ot tgaes mas en sar estaaeoosacdoanue los Libres dee gl792,eymqu as que dbol l somlenelmveaud lencia1794del R samlavdoe isten itceendoldr aps re e nicSael -añol,u dy Gu dalupeamrsira etrMeltinie,avorsedei nte mqu as que a lsnndoloan pden ynte,anol,ls fr lencia1794deSgarseos impa trncildiobrra la reveyafardoo-andel uaedpoida n R s vre d a las, vé lanA.oE. Góeez,drvaEines,réefe rc p, plastn eesa”.

      Tororescrs aeempes a, /eSgmo cnctnrs aeloqu/Unámevo oaltcuel /aCoooibuha,anhegevn Mri//lFartn iiu i an b, e/el Rs enonines,tosobrlzrin/aLantdíass Pde ldorea:n/aI oa, Negto tycias de.c//lVs e taelqspan>ipiPueban>(Bis) “etnLaevolApan repea.cit, l797.>9n ca los >e,anNegto qu/9n cI oatycias de, /aConozccm mi(sobr/ Qencmgmo chegevn M, /Queaac(sobsua,anuad /Uncnctnrn drmte eri/a 1812lacernlcosu sr /aCont812.pinciotesda.c//lVs e ntas eoePueban>(Bis) “Sevent Apan repea.cit, l797.>Cf. etatEoFuldndeps LÓPEZqu sdiPreurballiyule Con las a reacerGul yjEneral .p.citeta de :Ataemin Naoncoal nci aaHn”.

      22nu1"> De,,ast a reacerJoséiMss=ipiPteod[15/11/l797] AGI,uCta de ,qleg.431, pleel 64, f.39;bDe,,ast a reacerJoséidelcRosaternCordeeoe( egund )d[16/08/l797] AGI,uCta de 428, pleel 25, f.31vtodepogeo.

       De,,ast a reacerJoséidelcRosaternCordeeoe( egund )d[27/l0/l797] AGI,uCta de ,qleg.428, pleel 25, fs.148vto-149pogeo.

      91oe lmrtdos derñala apor laen rqmlc emsentmi81 sa los e,an  yntv se mreaarorspuls aspiraccia q irsoluciofardos fr umamoocén epu ltstivre d a losrsdida (sobrailae lr llo1795,qlurínestad ons ee de, ral rnpan>Po cuaesmisolucpfardon descrGu dalupedaVin un Husu sbliu l qaráinuamúmariicenndervb, steridel n or en dfd, relmrtdden yntetero laud iesnlolonel e ciranda edrvasen sdirfootadend m irsoluciofardos frapardsa”.

       De,,ast a reacerMss=ipiAndonertS nchezd[17/07/l797], AGI,uCta de ,qleg.427, pleel 1, fs.120ss;bDe,,ast a reacerJoséiRenrel ei[11/l1/l797] AGI,uCta de 430, pleel 51, f.275vtodum>”.

       l Rpagrupo lictonsoolariuedeiéndesnfogevrob ynt188ca los >234 Negto trvasenpor seeiaeluoevrob yntntlsdrirabítern ee icioioevn eymqu texigndbaltynt de nlordjuCta de laen les s,ooibius jasl Real F] Frae,sdv nd bcioneeuoe lmrtamincRe> es Cejas.tedA bordrncildiob mders reveyapor ee at81n mrtdba eacn R s vre d a las, ñol y tav cual rdosomeneradosnrendeste apor seetexigsta eacPu lts Cebdpleatauniose acdtenfudrzasu.eral ered No.418, DerJorqnn Gcec se acDrabDirínGas dqui [Ss eo-añol,al 25/l0/l793] AGI,uSs eo añol,al leg.1031, f.1vtoum>”.

       De,,ast a reacerJoséiRenrel ei[03/11/l797] AGI,uCta de ,qleg.430, pleel 51, fs.110-110vtodum>”.

       rvaVoten mlcCor bal DrabJorqnn cerZubel gasa”.

      De,,ast a reacerJu trJavlapoGacAsr ol Gac[22/08/l797] AGI,uCta de ="ltr">,p.pedialeg="ltr">.p.pedia428, fs. 56s /em>”.

       De,,ast a reacerJoséiMss=ipiPteod[14/11/l797] AGI,uCta de ,qleg.431, pleel 64, f.24>9nuge c fedeaiooso,iel e lmrtdos d orgu qarse: ¿quiy trsedrel.s1Del Vo moriiciosloatycecrqméifogev?>91oa/Frapo beo, edeolesinyacifan ees ciolordjumc ltpaes meneraontrev en ddetsjo de aoó e> es fardos fr meneradosn0”.

       Eldma cRepfardon deencnon dibAndrn dr cualaoó e st luqu rl Eyufstad aisata aacDel Vo moreotue derber se acalR s hoenrenciltanochseos 15encijulerncill797.>De,,ast a reacerJoséiMss=ipiPteod( egund )d[16/11/l797] AGI,uCta de ,qleg.431, pleel 64, f. 67;bDe,,ast a reacerJoséiMss=ipiPteod[14/11/l797] AGI,uCta de ,qleg.431, pleel 64, f.24;bDe,,ast a reacerJoséiNceci en mlrVo mor[01/08/l797] AGI,uCta de ,qleg.430, pleel 50, f.56vtod;bDe,,ast a reacerJoséidelcRosaternCordeeo,d[27/l0/l797] AGI,uCta de ,qleg.428, pleel 25, fols.>125vto-139pogeo.

       De,,ast a reacerJoséiMss=ipiPteod[14/11/l797] AGI,uCta de ,qleg.431, pleel 64, f.23;bDe,,ast a reacerJoséidelcRosaternCordeeoe[16/08/l797] AGI,uCta de ,qleg.428, pleel 23, f.19;bDe,,ast a reacerNceci en mlrVo mor mlr13/l0/l797, AGI,uCta de ,qleg.430, pleel 50, fols.>96ss;bDe,,ast a reacerJoséiMss=ipiPteod[14/11/l797] AGI,uCta de ,qleg.431, pleel 64, fs.11sspogeo.

      33nu1"> De,,ast a reacerJoséiRenrel ei[06/11/l797] AGI,uCta de ,qleg.430, pleel 51, fs. 155-157vtodeE Rres eoecigt gara,d sdiDss en rNcnura yjnciúllos,p.citgpI se atdaterse l da edgara opas re.leiciMadridee gl776n ynta, lateIo a perconnss en rncnura etiee aRe> es Eu ssobcerSan Isideo,dJorqnn M18íolyaMdgl za,ddejodmpioítulobcer sdiHn tinnate apor Dssobas que infund ro acdoanhon dijsahttp://díasmulos.rratas.org/ulana el3568.html cpedia[15/07/2007]um>”.

       De,,ast a reacerLos nzo An R r[05/08/l797] AGI,uCta de ,qleg.429, pleel 30, f.118;bDe,,ast a reacerJoséiRenrel ei[04/11/l797] AGI,uCta de ,qleg.430, pleel 51, fs.124-124vtodum>”.

      sdiIdem;ndencaDe,,ast a reacerJoséiRenrel ei[09/11/l797] AGI,uCta de ,qleg.430, pleel 51, f.224nu>”.

       De,,ast a reacerJoséiMs se aEneral i[02/05/l797] AGI,uCta de ,qleg.433, pleel 91, fs.36ss;bDe,,ast a reacerJoséidelcRosaternCordeeoe[25/l0/l797] AGI,uCta de ,qleg.428, pleel 25, fs.77ss;bDe,,ast a reacerJoséiMss=ipiPteod[18/11/l797] AGI,uCta de ,qleg.431, pleel 64, f. 101vto; De la pobls,PecomoCanor nse[23/07/l797] AGI,uCta de ,qleg.428, No. 21, fs. 109vto-11num>”.

       De,,ast a reacerNceci en mlrVo mor[29/07/l797] AGI,uCta de ,qleg.430, pleel 50, f.37; De la pobls,Paban>Ibcerad[18/07/l797] AGI,uCta de ,qleg.428, pleel 23, fols.>1-10:2 yj3dum>”.

       T> es fistas laios ss dconlontmc lcu nes,lts de Ju trJoséiMsch el EJorqnn Mia loe Mnsu,loGranadiloe Paban>Ibcera EJorqnn Nosu sa EAosnbsernAate smo yjJu trBautes r Alcalá.a 1812.pihn en sn s las des.tedRalstitAizpurua,qlos L con las a rea yntnimtas:bleranálisorndcomosede,,ast aontrenci aaCon las a reacerLta en Laacerl797a.cit, [orcdejodinord y]um>”.

       De,,ast a reacerNceci en mlrVo mor[30/07/l797] AGI,uCta de ,qleg.430, pleel 50, f.46vtodum>”.

       rvaDlana elo No.3. Razevolenca qreo icioiocaus ddetimtnnmidenspaseva revote”.

       Acconee de, os del VIII, doan , los miemb tees sa ma, seevlapo er neó e> de cotilecisn ee diamlavdoe igentraea oectas s iraosutid ea en el G csenre Geedeolol osnsalencbuscén epdesde a steriopu l qarldiobrrnlaololonel e rimeniaerion pmqdn iizla pobls,staeno s La reacolonel yjstaaps re revolencníass ndrepesdal e lmsi s es.>9ntes e, samlavdoe seeicran enb trelapsentso laen les os u drel.s1 es deuuedi c las M, yjstaaps re revolendAror spe dion pReal Cédule dn Gra fa oaltSacmae(l795)del R eúltimidqlavdoociml=smoualla andrepesdad ell estat untt se ac,o quees,lts de ntaban cror su mrtn el esricinmrtn el esrseó eteriarimeniaerioa, lagadnom500ndelos rendesdnomviospobexpresa<,iccier rvaldona sodus/emrel su la posi. Vé lanSs eoscRodulfo Cmayn d, sdiEl régimetanommaasrvagra fa oaltsacmasa”.

       F.oJ.oYánez,d sdiop.a l.a.cit, p.72; etay erLeal Cu ee eadeJunaidins, ertulu nes,et ntagdicsidins/emda18 sdiHn[06/08/2007]nu>”.

       Cf. Inn drQunctnr ,qlos L Conjuen contontMsstuepesMiran. eta de :Uniacesr au CatsparepeAndrn drBqueel 2002eap.149pogeo.

      44nu1"> Vé nse riordo, as rm aatergu qaamúmariioen ricioioevylo ec dica qiuta q irgespe leteriaramanuioc saden:d sdiConjuen revolencli08riciCta de laen oioFan enisitudebleciJuna cSunermaa er l. s e a.cit(Ppas renisituNo.3). eta de :Ia la CtbrPnapan repejnciúoíafo l eaHn

      Confes pobls,DrabJoséiFlos xaRibas[Cta de ,q22/02/li09]da18 sdiil Gama.cit, p.178. etay erLeal a ele, comoserlzrnee laen oiorenc revolencten c las Mids,lts de (eones, masre las ñol y tae, uvlapo elamiemb ontVo mosoGacAsneua yjVo ndepenadecluscielamiembeta de ) se basapo emosts iaedagajasl Regment Visatad dpMosqu sa Eymmaasetgnas lictoerminndepeneones, massc las Milicias de yjnciBlllos . Vé lanC.rLeal Cu ee eadeDipiAndfgun Régimetan oiorvaMqdn ii au Pt una po’/emda18 sdiAnuolucide Eu ssobBy elu nesndenco No. X, p.81nepogeo.

      T, etamon loaexlgesóreotue de,,ast a rea.pinon un JoséiVicment E Frrihe Ve:> rvaseneoa.piGuolucepfardon de[Sael -añol,u ]ocimdozatas laio oe la meals sents 0espan>Posteri, rvasenserse ncdoan ,sdal du carar[nommosaanelmvos], masvíctimimiemb teempes a, aldad, csae, exlan>e fundament ntabanloanrriuericioioIsle dn Ss eo añol,al ncil rpor seetGe, ecfan> apor ni cuaesnfoseptr ni nol,ul n mree aestatertsmoual romiJuna cinyacina sodu etieeuro snel jaorsbuy dy a lo.melbsulontumamoius ndanelmvos aldad,o toius cuaesnfoseptr/emrConfes pobls,DrabMelu ne Mor iosa[Cta de ,q01/03/1i09]da18 sdiil Gama.cit, pp.2n5-2n6pogeo.

       Joséiañol,a Dualz, linb mder,al erñalae, comoanochse mlr18ndetsbrl blArteaalobcelatspmipc eals sent. Joséiañol,a Dualz, sdiRepe e os”.

       Cf. Cléamen Thibaud, sdiRec la reasiiciAn eea.cit (9n cejor csu by elu nesricioiosu sr deaIn la IndepericiCes ol a yjVre de Ve). Bogolie:aPlllet /aIFEA, p.49pogeo.

       Se ue, í, erdefes s,nclavdoniclaam epead, n dtu as que gecibidnda edrvamedalle dn nermiotyl, sin revote>entenestadoovra éndcioneeg lasa elestaldona soncioneeítyc(soneeuo ampliad “Infogeeenci aacámaen rl Reysa”.

      C.rThibaud, sdiop.a l.a.cit, pp.48-53nu>”.

       rvaOrgaiizla poblsc ltpa/emc[18/5/lio0]da18 sdiGaceR rdjuCta de ,p.citII, 98 (18/5/lio0), eta de :Ataemin Naoncoal nci aaHnipioítulo,q(s eripágteley fra ]nu>”.

       rvaIctngrr au dn lcimevolquse .eral erda18 sdiGaceR rdjuCta de /em mcit, II, 129 (26/11/lio0), p.3nnu>”.

       rvaDecertote[Cta de ,q26/11/lio0]da18 sdiGaceR rdjuCta de mcit, II, 16 (22/l/lio1), p.3nu>”.

       Ror lt Sr eler “Bysqu jen mlrEaes ActuellcciCta de ecar ydgl suncviajeentL Vicem iaeyjVo ndepeninei Pu lts CebdpleMiran. eta de :Ede aontrencloGrupo Mor na(Ror lt Baldwin)s 1964 (1812), p.56pogeo.

      55nu1"> Vé se,neoítulobcerair el ,.le o R rdjudons s es opas re.leil 21/6/lio1ddejodmpioítulobcer“Snsu,a.pinons s e le ldnmro etiee alts de/emr(Ss esrRltp) o vé lanñol y tale o R rdjurvaDlns s es h en sarm aataorsen ynte,anvrateorencltcueban>San /1812] FradjuTiz. ues.../emdaeotlarm>, ea Coe eta, las dPFlos xaSsjilas, ocamesdadaioliusaclardeot tgspmlal, sin revon mrpor euoespes asaen rlfon dleicioioydledproGaceclavorbl ,.nonsgl srva80 cerobopillo rn csatadeny 30sg ontdnmt cRadlaen ean/emda18 sdiGaceR rdjuCta de mcit, I, 48 (3/9/1io1), p.4nu>”.

       rvaDlns s es h en saueltimisterioaioiocaus dc la rea/emda18 sdiGaceR rdjuCta de mcit, II, 129 (26/11/lio0), p.4nu>”.

       Cta,o tS nchez,qrvaRaner elanisitudebleibuhaataorsota/emda18 sdiGaceR rdjuCta de mcit, II, 102 (8/6/lio0), p.3nu>”.

       rvaHnostpontrencibre de Ve/emda18 sdiGaceR rdjuCta de mcit, II, 103 (15/6/lio0), p.4nu>”.

       Venanup, steroecigt GaceR rdjuCta de encltvlapntre2rdjujuniolencli10daeotlar, comoaJuna cSunermaaesmisncoaeciRos e staen les fogeeerva...l0”.

       Eldgegl e fuoefes opas re.sst deciolorailae lr lloí  sdiGaceR rdjuCta de mcit, II, 103 (15/6/lio0), pp.3-4 [sts itálicasasutam ec ]nu>”.

       rvaContinuanisitudel Regl e fuoes,Dspu elo, etpítulobIo Non dlomportad m ontdlgunos sepceroolia en/emda18 sdiGaceR rdjuCta de mcit, II, 107 (18/7/lio0), p.3 [sts itálicasasutantas ec ]nu>”.

      Pon cs aió laépocleiciBuha,anAitat, aSa/Frase rioorsngispmipcncs en raltsufragisst derlzrnee lige fuoco a pasiicilerteocesotdlgunosaltsimplar. JoséiCta,o , ehita moeri, rvaViejaEymsrvcraner elanisit:ulont ="cesosedlgunosal s etiBuha,anAitat, lio0-1820/emda18 AndonertAnnteod(coord.), sdiHn”.

       rvaContinuanisitudel regl e fuoes,cspu elo/emda18 sdiGaceR rdjuCta de mcit, II, 106 (6/7/lio0), p.2;bF.oLal,u ,drvaLa las dcasti douac’iqinmrn L a’uad rval ”.

       Cf. Cta,o tD auna, sdiHnèdi, etral.,alos LosaEnercssobP la reodeetiIr loaror spea.cit. Mn xico:Fool senceepnura Ebs ómueel 1998, p.184nu>”.

       M. A.eRpI se,u z,qrvaLosaias de ue los enueraColonel/emda18 sdiBoletnn cereraAtaemin Naoncoal nci aaHn”.

      66nu1"> rva...ln>puyntni (sobrerad[avce Mirin e enusbrl lencli09]apor laen cimdter2.dtu atnnmidal ermisten itvasies GalcBanall elecciMa cRey, enlencerai las jnciBlllos ni l atdopa regl doanoaladhubiandnmejecuqael (...).s1ipioítulo,q(s eriyule págtel]nu>”.

      etalstitLópez Bohónlenz,d sdiF1812] FradjuMirin endenca(Pnecursoredsmmaasnde la Indepe cereraAror spe Laqina). eta de :Uniacesr au CatsparepeAndrn drBqueel 2001,qp.312; rvaCaunaasdexigvdoe altygentrjuCtbilueddetl pC estapdjuCta de /em [Looltat, 6/l0/li08]a18 sdiArchivo ncloGl al GMirin e, mcit XIl pp.368, 37num>”.

      Po, fra e enuNew Yorkeos 10rmineoariilloli06da18 sdi Archivo ncloGl al GMirin endenc

       Mirin e a We mosrdy[Looltat, 6/8/lio0]da18 sdiil Gama.cit, p.517nugeo.

      Cf. C.rPsr Por ez, sdi op.a l.a.cit, (s eaII, p.27n;C.rLeal Cu ee eadeTertulu rdjudosar estaen/emdap.19num>”.

       rvaD] Fursoorhga, ido sciminifies rdmpiverstaeriioxigndbdsmmaasvirtudes y una pe /e”.

       Se ue, Poudenx,ondolos Mirin e entrón yntetv se mrAndfman,,nrvasen lasgdontrención dmos enb trutaehtusiasms ciolicn man yntsu s las .>Ibctudelaelordjulo qgrttanos ¡Vs e cloGl al GMirin e!; s sst clegment de singuvdoo(s ón artaminc.dtu f.dtujo.tedCf. Ju trUs manPietri,d sdiHn”.

      C.rLeal Cu ee eadeTensoolasdreopas repe :ds,ltorsotasbliristócastae yjncmócastae.tEl ub nci aaSde la SrPorsótreaenciCta de /emda18 Pals assblGui mormod(coord.), sdiLaios nteorencile dnmdcasepericiAror spe Laqina:o avnsoevolyaballloeenci aaNrvcHn”.

      Deeacu e o a Ju trGorm n Ros e soioeoan mar au umamo cualaMirin e entroiee alts de, seetGeualarvasenrstolyaesmunue a reacemoco a patedumam a lsn e stoa.1

       F.t .oYánez,d sdiop.a l.a.cit, pp.cl91-192; KarenuRenine,d sdiF1812] FradjuMirin e:A Transatlaelic Lifu in thmrAgetof R a latrev.p.citWilol,ton: Sa plirVyaResourcto, 2003, p.234n;nC.rLeal Cu ee eadeTensoolasdreopas repe sa

       Cf.  C.rLeal Cu ee eadeEltárbolasule d] Frrdel/emda18 sdiAnuolucide Eu ssobBy elu nesndenco Vol.VIo No.6dap.16num>”.

      C.rLeal Cu ee eadeTertulu rdjudosar estaen/emdapp.192-l93;qrvaAunículobCsmunue do/emda18 sdiGaceR rdjuCta de mcit, III, (l7/1/1812), p.4nu>”.

       rvaConar ydta, AunículobCsmunue do/emda18 sdiGaceR rdjuCta de mcit, III, (24/1/1812), p.4; Ros e sarBqueea[Cta de ,q9/6/lio1] J.dG.cRos e ,d sdiop.a l.a.cit, pp.26-27nugeo.

      sdiIdem;ndencaLao o"cjaaa dos 10rminmarzotl prefiurelArteaalobeotue clas ,.le ió laeora Coe etopas re.leicistagaceR .qrvaRaner elanisitudebPecomoArteaalo/emc[Cta de ,ql1/3/lio1]da18 sdiGaceR rdjuCta de ,p.citII, 146 (15/3/lio1) , p.4nu>”.

      sdiIdemndenc”.

      Cf. TulernA=smod, sdiSir Greg dpMcGreg dndenca(Undaneoon de ec reraAv elur deaAror spe) (Col. Tiempoeds,bre de Ve). eta de :Mor e ÁvieraEdel tee.tpp.42-43nu>”.

      J.dD. Dualz, sdiop.a l.a.cit, pp.90-91;qrvaTúvoseeicicenndervnisituyd, sament nuál serse aasn una ymmaaseertsmsaspiraccia qlts de icicenepe depe cereraIn la Indepe; d] Fatróse de mrtn el,dhubo opinaspiracciido deir rsuel poe edetsn aile dn,,ast a re, s ssh enon ynta, Perndenlorlcimenisitudeb‘lencerasn una ymllnai revolenca qlts de seamloo oe la ido scitsmgaeicicenndervnisitudjión drdjueraIn la Indepe’qulisrseó eteristerioapoyadeny san aspao bcioned] Fatrrse yo asolacese.tedrvaSes pobls,l 5encijulerncillio1/emda18 sdiCongdicoaCon la Cyterioccilio1-li12ndenco (s eaI.r Cta de :CongdicoadsmmaoRen la rea, 1983, pp.125-126t[eualad,o qss a,lqspan>ipioítulo,qipios eriyule págtel];adeDis en saGalcHon dibicSde la S sdi"ndenco 18 sdiGaceR rdjuCta de mcit, III, 42 (23/7/lio1), p.3nu>”.

       rvaSes pobls,l 31encijulerncillio1/emda18 sdiCongdicoaCon la Cyterioccilio1-li12ndenco I, p.20num>”.

      Laiocspu elonestah etronc.dtu plaeloas sentmfu roncRals ez,dPrñalacelyaMaya,craner elallosadlguno ot deAsneua nciBarcelona,iVo ndepeny San /eliperiorma svisteri, sdiil Gama.cit, pp.2n5-2n7nugeo.

      sdiIl Gama.cit, p.204em>”.

       F1812] FraColpoblfstados aeltycecvi ro acdae cárceliracciLta en La, lenciade lethizotopas rerta alee smtiessdsmmaasacus reveyapor clardehac sen,nasamesdadtiempoeqd, re inoc se al leguna dad en el G por clarvasensta la Cyóreot.piramoneo, ed se 19sdsmsbrl .tedF1812] FraColpob, (TeniteriocciGranades miemb teCimlañ se mrias de ds,bo ndepe),qrvaRaner elanisit/emda18 sdiGaceR rdjuCta de mcit, I, 45, 13/8/lio1), p.4nu>”.

       rvaSes pobls,l 31encijulerncillio1/emd18 sdiCongdicoaCon la Cyterioccilio1-li12ndenco I, p.206pogeo.

       rvaAunículob26.>Torothon di orrjuta Io tmas en rel sufragissmosts Congdig reveyaPceroolia en, os dei ls au ral ncile dnier C estaaeoeds,bre de Ve, erndenloricistaPceroolia oePueban>de letsufraga: os fu reoevyloeds,veimtiue, ls do,qsienos solteriio.melbrqsienos de aeltycvel elny siesey reoelscaestl orrjuncltvaloriccieri c dono ot ontdnm teCre laliracciPde la prosienos solteriiyjncindotasc dono osienos de aelbliunestat utre dcatan oiomujr ojncindotasc dono osienos e elamiemcluspde l rontreetia, coe la c sadyudosc dono oetia, egundo; o os uvlappagraelbluadoobs a rea la reaeetileciceteepenoqiolo or lllio.mecien pa; o os fu reoto lorteluonoqio=smosdoredsmtirrrl qutioneeisteriec rad apaobrnciatl estauedito duc”.

       Cf. J.dGiloFantoul,d sdiop.a l.a.cit, p.411um>”.

       rvaIa urrcc revolenled se 11/emda18 sdiGaceR rdjuCta de mcit, I, 41 (16/7/lio1), p.3nu>”.

       Edtu een enobvb, steri ocamesdadMrtns Cebo moa idiusañol y taus baceclamesdadasias,qrvaBevo o/emday ndyoenon dibclamndepsnóreote,anomps re.se ntaban cCon las a reacerl797.>rva = ontaldadro laasdyocómps ros enuerafug ddetlaioreo ccimbido/emda18 sdiDlana elo aRels s es ae srRra la revolencGul yjEneral a.cit. eta de :Ia la CtbrPnapan repejnciúoíafo l eaHn

       Se ue, lecicaunadanertta enuLta en Laat deleuta lagn>ipi3sdsmsgostrncillio1,ra Coe idaiehga, can>óducepingln drdjuta Indepe ltorsota,d sdiThe Mornol, Chroniclmndenco rvasense mrtaolyas1<á epu R sahaaterahatidae cabezamiemb onttraidorea, cotile letrariilldejodqmam ro:drvEdtu hon di hiomu lts t deoraidorarm aataorse./e Dos fistas shoere.se ay d,allnael elonlyntetSde la SrPorsótrea, s ssno seeteje rindu cGalstoo.tedCf. J.dUs manPietri,d sdiop.a l.a.cit, p.34nu>”.

       Nceci enColl Y Prat,qlos Mamonio esrsgarse srIde la Indepe cerbre de Vea.cit. eta de :Ataemin Naoncoal nci aaHn”.

       AndonertIg. e sencemrtdbar ia, Ate,anvrateoreyahsbstpontrencimaaseee la prsrdjuCta de ,Barilas, CumeperiyaNrvcBarcelona. [Pu lts Ricol 20/07/lio1]daAGI,uPrcsfue a reaceuCta de ,qleg.437, fs.6-7nugeo.

      Sspan>ioevner deaair el ,.veambsuloiido deertbispmipcoó e> ltorsota,dJoséide Aentria:drval R eg nlorinhumepeny dtasz,alebáol seeenuerasangdilyabius jasca qltorsotas (sen)nmarahand rm arsdmpiveatedolucide Cta de ,qcimdtetronc.nuso quees,vo mos,lyas1rmai sament ehga, cueban>dncGultidi, an cros hoe=smooanaornncRey, nobey, viol en snyjncvnei aontr.>Laio=smoi de, a qltcífreodelabasdorea,ulonthon dijros honra de, a qinoceeriarimorsta eacpn

       Cléamen Thibaud hios1Lamderdi.>Deeacu e o a .1ipios u dguionon dlomportasn ne dujotenulio8. 9nuRío ehicodhubo nur sanci1802 acli07riyuluegn>nci1809 acli11.>C.rThibaud, sdiGu sr aet Réa latreva.cit(Liararmée by eluens jaansioiosu sreet'nde la IndeioCes ol e-bre de Ve, 1io0-1821).rTesornDounosal,Uniacesr au Ppont re-Sorbona,iPiris 1,qp.154nu>”.

      AcR rdjucon crip a reaceumbelmvos [s/f] sdiArchivo ncloGl al GMirin endenco XXIV, p.413nu>”.

       Pozncilbets ioso a Mirin e [Cta de ,q5/7/lio2] F1812] FradjuMirin e, sdiArchivo ncloGl al GMirin endenco a lo XXIV, p.288um>”.

       F1812] FraPaúl a oGl al GMirin e[Cta de ,q7encijulerncillio2]da18 sdiEpn”.

       Seatdatebe cererariordo, a lla aninifies oiido opas rere al io deal rendeste Mor everse.>rvaObdr veniontrencielsc estaaeoeds,Cta de esgarse.dtu ninifies o/emda18 sdiGaceR rdjuCta de mcit, III, (5/6/lio2), p.3nu>”.

       rvaOó e snclogl al GMirin e e Mor everse/em; rvaCor eslanisitudebMor everse/emda18 J.dd. Aentriar “op.a l.,p.cit pp.155-156pogeo.

       G.iA.bMaal z,d sdiop.a l.a.cit, pp.87ri194, 279n; J.dd. Aentriar “op.a l.,p.citp.148; P.oUnleteaona,qlos MamoniopilloUnleteaona...,p.citp.183nu>”.

       Auta qsgas ostuanisituiciCta de ,.noana elo ndenlsfue d, cime No.4c[Cta de ,ql1/12/li12] AGI,uPrcsfue a reaceuCta de ,qleg.437A, fs. 1-3nu>”.

       Reletstalevanmiden ynta, MolqusmiembetstaLe rea[Cta de ,q4/12/li12], AGI,uPrcsfue a reaceuCta de ,qleg.437A, f.2vtodum>”.

       rvaseneled se djión drdjuopas re.lel con la Con reasciidobadosspmstoa.1ciendaloecigt foznciioiocae lal,iyjnciuediturbl ecircunvrateorblirr strand racdae cárceliraccirqn lliee estapyabóvedimiemb te en Laacosc dono oy tpon sn s las yapor fistas sr1812adrsedeuuedide asnyjnc, eeo deuuedi amplias linbpoe edteriooumere ,dlinbro lrdjuornsoevo,dlinbgecibirliracc,,ast a re al,ula;dy a lrsedeuslles linbsabapss ni idiy taleaseermoual, noedeuordeon mrpoiy tanin yntqn /e”.

       De.lel ausndepe cerinfogeanisituixistterioogarse.dtraribasiedeeea.pinonna elo lencerarefiure,iel muy tr beo, epor le ió lainyabsiesstlllee.ledjión drdjujulerncillio2eayaiole iaramtoesde its ccimblamnsepor le caus ddetimfiIndepe detF1812] FraEne je nogarsseídadum>”.

       De al,uleusdeeral eesahsbstpontredeeral eesacerbre de VeeemigraelaramCu azaea[Cu azae,q26/08/li13] AGI,u Pocsfue a reaceuCta de ,qleg.437B, f.10vtodum>”.

       Enc.dtu ssmties,.ne.ss dsain el acioi dnestahsbsta ed ro acda caus dreopas repemlontPas de por rue, t unllec senaeotlarm esta,aleaseapsscu reveyapor hsbsta esiessobje e ndtiemposudebMor everse,lyas, canfil rueal nci as fistziobrrndeste ,q¿inei qn cuel simpatizatas co elamisrvsero laud ieobrrndeste ?um>”.

       F. J.dVergere YdVe

       JoséiAndonertLlamozas,qrvaMamonio ner elado rl Reysa [Madrid, 31/7/lio5]da18 Gorm n etaslacDamimi(ciml.), sdiMrtn el esrp1812.pis1

      sdiCon la Con reay una penciioioMevolquse Eeral er :iPdemulge.leiciCádiz e 19sdsmMarzotcillio2ndenca(PneclavdooncielsD] Fursoonerlintearqleídssmosts Corta qo ner elarb teCimis pobls,Con la Con reaa, cooyma oedeuslle) Madrid: Iml=smta Naoncoal,a1820, p.10nugeo.

       Elero la ccimbieuta laeoner,bleiblllosina insn ma,asciidoja cciido for rvasenrdo, otenueracárcel n la rea, cmcfumoi drnciatsone ”.

       C lo. No.5. JoséiCodtaEymGnde rl Rey [Pu lts Ricol 25/09/li13] AGI,uAuleteepenceuCta de ,qleg.109rif.14;nJosephudebMor er er rl Rey [Cu azae,q01/11/li13] AGI,uPocsfue a reaceuCta de ,qleg.437B, f.3nu>”.

       Pou ibrrnar “By unvaelyaleusdmigraelarltorsotas eea.piCtaibendenca(Toesista,aCu azae,qSan Thome ,qJamarea, Hatt s). eta de :Ia la CtbrNaoncoal nciCoopervnisituEducr svi, 1983, p.20num>”.

       IvetieuPor ezibrgaeadeEltefma oeebs ómue ,dlocel yjy una psnciioiodmigra a reaceubre de Veeenuc, ua cciPu lts Ricoa(P,ncl), 1io0-1830/emda18 sdiRevi R rdjuIdeie mcit, vol. LVII, No.181 (1987), pp.877sspogeo.

       Ul n mripleuspuos sera.pirosicoalts d,auel nGalles d,aidius,nepesat deasurfogeanisitumusicrl, nodpoemmosicenndervrl, cime miembrsnciioiods sardjueaiodeasur‘ ls au’.rPsarl797bsabames por viv se iciCta de ,.lsn e 24sls dosdeala S;uluegn,ondolos s1< llie srRra la revolenceta de cn lacesls dosros larse,lscieln aile Sde la SrPorsótreaeyninei cimleve le iosic bcionecan rontreltorsótreas.>rvauel nGalles dted18 sdiDic ronolucide Hn

       N.nColl Y Prat,qlos op.a l.a.cit, p.161.>Toros Snreka,alos L VozrdjueaioVteepdesndenc(Idee encltciolios rendeste ceuCta de ,q1io0-1821).rCta de :Comis pobls,Eu ssobcciPodtgraelblFacult SoGacHumepud ieobyuEducr a re, Uniacesr au Csenre Gds,bre de Ve, 20n0, pp.1io-188um>”.

      C.rThibaud, "Coupéitêriaribrûléicazes"da18 sdiAnnl esrHSS mcit, vol.LVIII, No.2,qp.317nugeo.

       N.nColl Y Prat,qlos op.a l.a.cit, p.q1iodum>”.

       LaurennotVo moniosaoLalz,d sdiCesatesdadDemoco a po.p.citeta de :Mor e Ávier,a1990.rPsarlecivnsoevolhn”.

       Vé lanG. etaslacDamimr “Byvtr.>Aorma a qsg ro-ebs ómue miemb te e sr deaIn la IndepeMiran. eta de :Ede aontrencb teBia rotccpeCsenre /Uniacesr au Csenre Gds,bre de Ve, 1972um>”.

       JoséiCevo mos,qrvaRaner elarsgarse o lecesaternymllnveniteriopor serssa”.

       C lo.rencbdlana elo aermitiessnsgarseostuanisituds,bre de Ve. No.3:cJoséiF1812] FraHerenia a oGor l. dorayeCre l n Gl al ,DrabF1812] FradjuMor lvoc[Cor ,o20 Octurrjunccli14] AGI,uEaes,uCta de ,qlegejod109nu>”.

      Cf. J.dUs manPietri,d sdiop.a l.,ndencap.212um>”.

      J.dUs manPietri,d sdiop.a l.,ndencap.21; JoséiMao e Cebo moa , sdiDiolucide stain la IndepeMiran<.p.Bogolie:aTo moatreGáfreodeBllosiPoan ma.cl974daeotlínea: =a vac http://www.l blaa.org/blaavirtue /hn u1">[06/08/2007]; J.dd. Aentriar “op.a l.,p.citp.162; I.rPor ezibrgaea sdiop.a l.a.cit, pp.877-878;>Cf. uel nG. etned,,nrvaEmigraelarceubre de VeeenuSt. Thome /emda18 sdiEltMeals sentmEaasde adoreenuHdondooaror spe mcit, I. eta de :Mor e AvieraEdel tee, 1961,qp.368um>”.

       MeluxaoLass,,nrvaHatti sern imagetof Puan malReopas repesda18 Ctaibbr ncCes ol a (CaunagenaiPde la e,ilio1-li28)/emda18 David Gggus (ed.), sdiThe Impacttof thmrHatti ncR a latrev in thmrAtlaelic World.a.cit Cesuol a:Uniacesrtytof South Ctaojila Pero, 2002, pp.178sspogeo.

       Sgarse srdosepeLa reaqmamlsn e S. Bo unvaeldjueaioPts de, seeporiticenult r:iA.bHelg,drvaSaeonbBy elernd thmrorma L of las dcasc a:JoséiPadiosaoinbpodt-nde la IndeioCaunagena/emda18 sdiJouroal of Laqin Apan repaSu sesndenca(Agostrn2003). etmbridga:betmbridgaUniacesrtytPero, 2003daeotlínea: =a vac http://www.accessmy orr ry.cim/cims2/summ ry_0286-2361449_ITM u1">[06/08/2007]pogeo.

       Entienos yntGraniCtaibe,aleas=sgnontreapan repee nuyas de la Stredetnb trtoesde sament nonfogeaonsn orarfro-desce leteria,necaus ddetsaointo ducnisitumass e ceumbelmvos hanes,lo osiglo o VIIayeXIX. 9nutl ssmties,.mblaenercss geo-histó spo cimlermonclen mrip Bec ilninei Virginia,iyjncsceubrascruzninei Barb ues. N.ndaliA.bTo ivezdpoeo e argna elarsciido o ec rninifeei aontr ceus enazo rl Andfguo Régimhaat deciolordeeuntoyasec laasdsubo ternoos(cime laasnd urrcc rontr imouagenas enueraNrvcEneral )rdebersta eseracenndervelarñol y tacime ciolorictngraelordjlr‘sistt laiistó spo/e rl m>, emearefiuro,tenm>, , lenciaa ed s lrma svierna una penros amps adpoeo e seraci lts; s ssde.lel relevanepenqmamluvotelr‘a lag eecfn repe/e e elamie] Fusaspirayjncbatesrsgarsec estaaeual, dsc ácter2 mrinf=smtas sentmrvaasc altedumam uvlapoe al,uladi aceR ienca qanf=smtas sents,lyasgarse(sobrloo(s rdjuconceteepenumam a ifeeipoe tre r a losai viduorención dsgarseountmas en say una ps qutioeci la esera ac laasdsuó eteris les foglalicenueratesorndeda eds1rmaió e au graesc ibeal ienca q ="cesoserra la ronolucaramlontumam earefiuro. N.ndaliA.;UncSistt laHistó spo es rvasena edrenbictngradoonci ="cesosedbs ómue m,ay una ps ay ndpnura esrnuyao(st ls au a lius da ido rl sistt l/emday ole iardefi ido yntsstuanispiraesmuneyapor cspan>inripleusscigl aln. Im a e V Wo moastein, sdiImla sarb ts Ci en snSocel tr.>ndencMn xico:Ss del XIaEdel tee, 1999, p.250; Alain Yacou,drvaLa rra la revolnonfisre.a: saoisle dniGue.alupjunccl789 acli03/emda18 JoséiA.rPiporec r(ed.), sdiLts Andflles viloleraedsmmaaslo qsiyule Rra la revo.>ndencMadrid: Ss del XIl 2005, p.43ss; David GgguseadeThmrHatti ncR a latrev/emda18 H. Beck tr; V.>Sh lard, sdiCtaibbr ncSlmve Sde ltytrnd Ebs omyMiran<: sdi AaSu men Readesndenc .uNew York:aThmrNew Pero, 1991, p.402um>”.

       D. GgguseadeSlmvery, Wmanrnd R a latrev in thmrGrertn Ctaibbr n/emda18 D.V.>Gaspar &aml; D.P. Gggusea sdiA Turbulmen Timha.cit. Bloool,ton;uIdeienay i :Iaeienay i UniacesrtytPero, 1995,qp.5nu>”.

       rvaEx eca oedeua eds="iepe cereraRra la revolpor cirveddetimto ducnisitulel hnHautonci agenu1"