Navigation – Plan du site
Frédérique Langue

Antonio Annino y Marcela Ternavasio (coords.), El laboratorio constitucional iberoamericano: 1807/1808-1830, Madrid, Iberoamericana-Estudios AHILA, 2012, 264 p.

[23/09/2012]

Texte intégral

1Recopilación de estudios dedicados al constitucionalismo tal como se desarrolló en las naciones forjadas a raíz de las Independencias iberoamericanas, esta obra parte de una constatación obvia: el carácter constitucional de las crisis ocurridas en los años 1807-1808 en la Península y extensivas a América, a diferencia de la situación observada en el mismo momento en Europa. No se trata sin embargo de una historia constitucional clásica en sus planteamientos sino de una acuciosa reflexión comparada acerca de esa ruptura inédita en el funcionamiento de ambas monarquías — pese al traslado de los Braganza a Brasil y la “reconquista imperial” en el caso de Portugal, que no terminó en una crisis dinástica, monárquica y luego constitucional como fue el caso de España y de sus colonias, sino en unas crisis política y una redefinición de los centros de poder — y por lo tanto de las expresiones políticas e institucionales del primer constitucionalismo iberoamericano que traspasa — entre otras características — el proceso de independencia. El experimento constitucional asociado al proceso político independentista se inserta en efecto en un contexto atlántico de lo más diverso en cuanto a circunstancias locales, opciones de gobierno, nuevo orden republicano y experimentaciones constitucionales propiamente dichas, sendas consideraciones que la historiografía había abordado ya en gran parte aunque en una perspectiva regional algo desligada del contexto atlántico en general y de las relaciones entre imperios y naciones.

2La “reflexión de conjunto” iniciada en este libro abarca fundamentalmente las tres primeras décadas del siglo XIX, periodización que surge de la voluntad de evidenciar la “interacción” que se dio entre los “constitucionalismos históricos ibéricos” y los “nuevos constitucionalismos escritos” más allá de la “ruptura” creada por los procesos independentistas, o de la coyuntura europea (del Tratado de Fontainebleau en 1807 anhelado por el ministro Godoy que marca el fin de la “neutralidad” portuguesa, para mencionar tan sólo esta fecha). A la inédita crisis de 1807-1808 se aportaron respuestas muy diversas desde el punto de vista del lenguaje político y de los mecanismos institucionales (lealtad o ruptura con el orden monárquico y la metrópoli), respuestas que ocasionalmente se plasmaron en unas disputas centradas en la naturaleza del nuevo orden constitucional, como lo demuestran la variabilidad de los movimientos juntistas y el debate acerca de la Constitución de Cádiz — dirigida a los Españoles de “ambos hemisferios” — y de las diputaciones provinciales, ilustrados con los casos de Venezuela (Inés Quintero y Angel Rafael Almarza), Nueva Granada (Clément Thibaud), Nueva España/México (Ivana Frasquet) o del Río de la Plata y Uruguay (Noemí Goldman, Ana Frega), entre otros notables aportes a la problemática elegida.

3De ahí el rechazo de los coordinadores de la obra hacia el dualismo utilitarista que prevalece en la historia política de Iberoamérica. En la línea de los trabajos realizados por François-Xavier Guerra, insisten en el hecho de que los protagonistas intelectuales del debate sobre el constitucionalismo ibérico a lo largo del siglo XVIII y del cambio radical ocurrido a raíz del vacío de poder de 1808 y de la ocupación de la Península por las tropas napoleónicas, fueron los mismos. En cambio, la coyuntura bélica y la amplitud alcanzada por la crisis constitucional y el cuestionamiento radical del Antiguo Régimen cambiaron verdaderamente las bases del debate alrededor de las formas de gobierno propias de las monarquías ibéricas y luego de las nuevas “repúblicas de aire” (de acuerdo con la terminología de Rafael Rojas en su libro epónimo): modos y depositario de la soberanía (¿el pueblo soberano?), legitimidad y representación en un escenario de guerra continua, y nuevas jurisdicciones constitucionales son los puntos clave tratados aquí en estudios de casos que tienen a renovar además el marco conceptual de una historia política que, sin caer en el esoterismo de las teorías constitucionales y en la oposición entre los “antiguos” y los “modernos”, plantea sin lugar a dudas la cuestión de la gobernabilidad de las nuevas naciones (del llamado poder constituyente) y del papel desempeñado por los imaginarios políticos en otro debate que va a recorrer el siglo XIX iberoamericano, el del enfrentamiento entre regiones/provincias y poder central, federalismo y centralismo, y del auge del caudillismo en el contexto de los nuevos Estados-naciones.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Frédérique Langue, « Antonio Annino y Marcela Ternavasio (coords.), El laboratorio constitucional iberoamericano: 1807/1808-1830, Madrid, Iberoamericana-Estudios AHILA, 2012, 264 p. », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Comptes rendus et essais historiographiques, mis en ligne le 23 septembre 2012, consulté le 14 décembre 2017. URL : http://journals.openedition.org/nuevomundo/63812

Haut de page

Auteur

Frédérique Langue

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page