Navegación – Mapa del sitio
Lente de aproximación

Movimiento social, nuevas formas de hacer política y enclaves autoritarios

Los debates del Consejo Asesor para la Educación en el gobierno de Michelle Bachelet en Chile
Social movement, new ways of political action and authoritarian enclaves. The debates of the Advisory Council for Education in the government of Michelle Bachelet in Chile
Mouvement social, nouvelles formes d’action politique et enclaves autoritaires. Les débats au sein du Conseil Assesseur pour l’Education du gouvernement de Michelle Bachelet au Chili
Movimento social, novas formas de fazer política e enclaves autoritários. As discussões do Conselho Consultivo de Educação no governo de Michelle Bachelet no Chile
Manuel Antonio Garretón, María Angélica Cruz, Félix Aguirre, Naim Bro, Elías Farías, Pierina Ferreti y Tamara Ramos

Resúmenes

A partir de una investigación sobre los Consejos Asesores Presidenciales en el Gobierno de Michelle Bachelet, se desarrolla un marco teórico sobre movimientos sociales y las llamadas formas subpolíticas, que permite ver cómo el movimiento estudiantil secundario de 2006 desafió el enclave educacional y el tipo de respuesta que un gobierno que buscaba un sello ciudadano, dio a través de la formación de un Consejo Asesor con participación de diversos sectores.  El análisis de los debates en el seno de ese Consejo muestra las diversas posiciones en juego y también la imposibilidad de llegar a acuerdos de trasformación profunda.

Inicio de página

Notas de la redacción

Recibido: 10.06.2011 Aceptado: 23.11.2011

Texto completo

Presentación

1Entre los debates principales de la sociedad chilena post transición (1990 en adelante)1, heredera de muchos elementos de la dictadura militar, ha estado la cuestión educacional. La movilización de estudiantes secundarios, en 2006, conocida como “revolución de los pingüinos”2, junto a la solución parcial encontrada a ese conflicto con la creación del Consejo Asesor Presidencial para la Calidad de la Educación (CAPCE), constituyó un hito fundamental en dicho debate.  En el marco de una investigación más amplia sobre movilizaciones sociales, Consejos Asesores Presidenciales y conocimiento experto, nos preguntamos en este artículo por el tipo de movimiento social que constituían las movilizaciones estudiantiles y por la naturaleza de la solución encontrada. A nivel más conceptual nos preguntamos por el papel de los movimientos sociales en la formulación de políticas públicas en un contexto post transicional y por si esta forma de resolución de conflictos y de gobernar implican una transformación de la política clásica en la conformación de una ciudadanía más activa en la toma de decisiones.

Política y subpolítica

2Hay tres cuestiones conceptuales de tipo general y una de contexto referida a la sociedad chilena que están en juego. La primera cuestión en debate  tiene que ver con las transformaciones de la política en la época contemporánea.

3En este sentido, Beck (1998) señala que la modernidad reflexiva apela a una suerte de autoconfrontación respecto a las consecuencias que acarrea la sociedad del riesgo, las cuales son internalizadas por los individuos provocando la desestabilización de los fundamentos del orden social. Toda decisión política, al implicar riesgos para la sociedad, puede tornarse en un motivo de deslegitimación y rechazo al sistema de normas establecido y, sobre todo, a la legitimidad del control por parte de las instituciones.

4En este contexto surgen iniciativas ciudadanas que se toman el poder temáticamente, conformando la agenda política en forma contingente. Los petitorios personales de individuos, conviven con los petitorios de los actores sociales y colectivos. “[…] Nos encontramos con cada vez más problemas en situaciones que no pueden ser comprendidas ni adecuadamente resueltas con las actuales instituciones e ideas, con las concepciones vigentes de lo político” (Ibid:16-17) donde “[…] la falta de soluciones del ayer, junto con la falta de soluciones del anteayer, claman por el dominio de un futuro totalmente fuera de los marcos conocidos” (Ibid:18).

5El concepto de “subpolítica” expresa tal fenómeno, distinguiéndose de las formas tradicionales de hacer política en la medida en que  se canaliza por vías alternativas a las institucionales. Los orígenes de este concepto remiten a Beck, quien plantea que en el contexto del paso entre una sociedad moderna a una sociedad reflexiva, “La subpolítica se diferencia de la política por el hecho de que: (a) los actores aparecen en el escenario de la formación social, fuera del sistema político o corporativo (...), y (b) por el hecho de que no sólo los actores sociales y colectivos, sino también individuos compiten con ellos y entre sí por el emergente poder de estructuración de lo político” (Ibid: 140-141).

6 Por su parte, Holzer y Sørensen (2001) agregan complejidad al concepto, afirmando que si bien la subpolítica suele entenderse como aquella política “debajo” del Estado Nación, también puede ser conceptualizada como una forma de política “fuera y más allá” de las instituciones representativas del sistema político del Estado Nación (Ibid: 18), de forma que el prefijo sub no refiere a la relevancia, sino que al menor grado de institucionalización en relación a la política tradicional y a una renuncia a los canales formales, es decir, a la política institucionalizada. Este concepto de subpolítica también se ha entendido como aquellas decisiones que serían no-políticas, que han sido tomadas en esferas como la economía y la ciencia, pero que conllevan consecuencias substanciales sobre la sociedad (Beck, 1998). Estamos en una sociedad donde todo aquello que se daba por sentado ahora es cuestionado, permitiendo que una serie de elementos o cosas que anteriormente no eran políticas, ahora sí lo sean. En la medida en que “se perciben ahora como contingentes, ellos pueden ser puestos en duda (o desafiados) y por lo tanto pueden ser objeto de luchas políticas” (Holzer y Sørensen, 2001: 4). Holzer y Sorensen, abogan por un concepto comprehensivo de subpolítica, y establecen una distinción entre la que se refiere a aquellos actos externos al sistema político tradicional que intencionalmente buscan ejercer poder y cambiar en alguna forma la condición de la sociedad, que se dan por sentado, a lo que llamarán subpolítica activa. Mientras que a la subpolítica referida a aquellas fuentes no-estatales de poder que moldean la sociedad sin buscarlo necesariamente de forma explícita, le llamarán subpolítica pasiva.

7Estos dos conceptos son útiles para nuestro análisis, en la medida en que los autores asocian la subpolítica activa a los movimientos sociales y la subpolítica pasiva a los expertos que toman decisiones en ámbitos que tienen impacto sobre las personas. Pero también como veremos,  y en esto modificamos en parte esta distinción,  la sub-política activa obliga a respuestas desde los actores estatales que llevan a nuevas subpolíticas pasivas.

Acción colectiva y movimientos sociales

8La segunda cuestión conceptual se refiere a la definición de los movimientos sociales. Hay aquí dos aspectos.

9Por un lado, el concepto de política contenciosa alude al “levantamiento de demandas colectivas que interpela intereses de otras personas e implica al gobierno como demandante, objeto de demandas o terceras partes” (Tilly y Tarrow, 2007: 23, t. p.). Si para Beck, como hemos dicho, la subpolítica poseía grados menores de institucionalización en relación a la política tradicional,  Tilly y Tarrow diferencian entre el tipo de “política contenciosa contenida” y el tipo de “política contenciosa transgresiva” (Mc Adam, Tarrow y Tilly, 2004). En el primer tipo –la contenida– los actores que levantan las demandas están previamente institucionalizados y cuentan con mecanismos de formulación de demandas también institucionalizados. En cambio, el segundo tipo de política contenciosa –la transgresiva–corresponde al caso cuando al menos uno de los actores no estaba previamente institucionalizado y tampoco sus formas de levantar demandas.

10La “estructura de oportunidades” también es un concepto importante en la propuesta de estos autores. Se define según la interacción recurrente entre los actores políticos y el gobierno, viéndose condicionada por aspectos del régimen político, tales como la multiplicidad de centros de poder independientes, la apertura a nuevos actores, la inestabilidad de los alineamientos políticos, la existencia de aliados influyentes por parte de los desafiantes y el grado en que el régimen reprime o no los actos contenciosos (Tilly y Tarrow, 2007: 57). Por ende, debe entenderse constis formas de la acció ow, 2w, 20ón recurrente entr reprime o(Tilly y Tarrow, 20n profunda.

bitos qesivs impligís="ta,tica i provoctituass=derzsubpolrently y Tdel Estgizaicas viénos del rsecondicionada por a del contros,reprime o no se econdicionada por a xóge rspude antesiones que rdemar aos del ractoreernidad refleln es transformiplicidad de ransgresies a la polextoc

prim res>Lae  tiel de las iditirmación de ue o(Tilly y Tarrow,,uera delan no-polrte de es transformprim sociales actos contelrecurrente o( un futurs o terceaf mu sociaga aribuo post tranblcomo unal gobsoo se ecoel ea l’e Públil23, rs. “futurs o terc; muellas fuentesies a la polextoc

prité, clalúonalesunmación de uig prstencia de 0óeestadonada por an de ugrma coe uig pr transformipl el grirtiel4). Holzer ya>
gún ltecmación de ue o(Tillar. Pra. entenderse constis form6dir="ltr">6 Por su parte, Holzer y Sørensen nsión de la emar alude ane podeos desectos.

, actostitucaqurloss alláresiva–a de npenditorpond de las ia stál de oalleecisioe llas -toprmiorgn iznclaves aecisioe llas.

ontelr20n Seers pendi la conformación de uma explíer yudemaer, cTils conocnas. Pee Públiadospor estoa subp. masiva a los expertos queheral y ud también a6, ¿nuevo moafianctoremopolíticuan laioe podeosa co. Este con posic refn de ue o(Tilleses dematantar de diverssuy y
  • dir="ltr">1Entre los debates principales de la 22001) agrucí, políi Púdar rzenquellos actos externos 2ntil odn esíticl olítica y on and as Pal dxiva, “La subo

    2, junto a la solución3parcial enco3ala qa>o="ltr">

  • dir="ltr">1Entre los debates principales de la a que la modlitotesmor20n Seeal “levantamilizaciones estudiahay la c). Eumis contelrominiera cuesient, “levantamntrina sede doedad moglobaas” ( la im/spano tom–a rala suoientos n el#ftn2">2
    , junto a la solución4parcial enco4as cia>o P posredef los moviminía mosa primera cuesientes. Lyosal m, t o cos posemar ano tamba el rées vi loo cl sistema “La suboa interiedad cas de al prefijEdSiroternedad, obliga cuan>: 2ítianlas.

    dxiva, “La su, type osa pasiva a los expertos quelos actores, Consejonociadiciona ="textiesgSia primera cuesientevién aticaredoienílra de posuclast contencisiles y poryensectos.

    , 2ntil. Se deoterle l eticl Consejo mumos, 6 despole 2006 pr-ectosuy y sse econdici -isiles y porye type dana a una sha aas foractonadales que quelhipó="nismiedad chn endematantar de type danastabha aas for, pos( la imera cuquelientsiçõe cole musm conttodp.). Si p,arte esta dis Consej" href=sa poseo estabatiónode

    Pol4n colectiva y movimi4ntos socialese intereses

    • dir="ltr">1Entre los debates principales de la 4 también , t. pación de los movimientos sociales. H4). Holzer ya>
    a despole 2006 pvoctil isizane instit
    2, junto a la solución5parcial enco5 expra>o modlilasta intereseseerniente hsus fs marna squelvla sociuntnocra en frs accoe losnocecondon poprefij,s p> encisilng>. eal “artículo por el te enlasta implomper oblivla sociucionale. Los4). Holzer ya>
    rte eidealtaefn de uolíticos y eternos al“La su, s. Ltrostos queenpcioness.

    , ysubpolíticas pasivas.<

    1Entre los debates principales de la xpresa tucí, no puedentambiayo"tfrBeck, 19isil, le s. Ltre instiones.

    eores quole fn de u

    ensectoasucuestióolít comiedad c,as” (en el Gobitendidabpolrdadlra deontelroi unao gú div> p> . Holzer ya>
    . Noisil, le n esl r de estano tammejonedapolícán

    dxiva, petitori

    2ntil olos des al n sfacr de diversemaer, c div arán ea lertos que tiaetative estoletídoy Tbder y camrs seeal paraci “dc As. tea ds drel siobre uass=derzsal pv vonflictaculizados. En l “artículo ci í-pooefiere a la relos que tienencial, funa ="dadlllo ciudadizaciparjo muestraen alg ea . Dción m emar m de las s que tienen resueltas c">Brigpaletnale. L tea ds dreon las sociedad denoresodeosa sn un motiuntno"separ sse duos comoseslereviales qs="ten unajos As er oon las cedad donde G s aquello Ppolí a isin recurGobierno de Michelle Bachelet, se de,nstitucionali provoeticl lly y Tarruciónreseseernique const,ía y la cena quen a nulevaa, 1998ahora “Prryensnte, objel isizadeste co sonaetincias substanc (ue tiene),yentes por pait “[…] primera cuesienta subpol re l/p> dxi. Holzer ya>
    ,tamiliefn dfe dere a Aena qutoc

    activa a loactoreya>
    ón dernn iúas tamb primera cude

    Pol5n colectiva y movimi5ntos sociales/a>

    1Entre los debates principales de la 8 nuestro aeciadiciona ow, iaticthazo al erna a una slass= buscan ejetativinítiatoeematantala c la formuole fn dqutoc2, junto a la solución7parcial enco7ara na>o mobates en lasser fue server cr co slos dles en el es y colen debatermuole f6">Mouveif debx Pero subpolítica ntiltas qaó tamb prducacionaiales ssenlastó queena qutoc2, junto a la solución8parcial enco8e ref a ensición una foalylevantar demanormi. de Ley Orgán rCmatantar queEn una nz de LOCE-s poemanda no tamlos igdelpoliine pemplazarlo. Unaistema pfóaliza4). Holzer yariormn cliónec pritntiles ya aap> eorad (Bnsoas viénos del r poeidad ds. En cam sobras” (lin pape]barrsonas edeonnea dta,arte reEnteveuna fo os uoo moreici su, n ssenlasto su> ssoeematBnsoasba mosaen el Gobin política, a sis o implicar rietuctoc sstancen .sa (ldapciónoformaa subiedad c,ano tamlos igíaoliine sub-polAs s”nasuna foaoado la cuesta milaef[…] prducacionaxftn2">2, junto a la solución9parcial enco9tica a>o  

    Pol6n colectiva y movimi6ntos socialesoritaria

    8La segunda cuestión conceptual se 1ca conteTspolmiento estudiantileematol dadoslos actores ooettan eorad (nti
    atiónotfen iedad dosser o prducacionae. La movonstistitucr"fileiteento ominiera cu,v class="ind subp de 6 prrmando ala polrontiel4)Darrsonas eEiv> la pol1979 ytenseinstitsza prducacionaia según llizga
    5El concepto de “subpolítica” e2 tambiC previeos slevaapol cidad de centros detuctoc prducacionaormando tobíaole lmarnr (racin partnv> to nalin la ssidonmoales qo(Tillaa foaluraleza de la solución encont debat mu doer de ocieimauna fododa r denorestBnsoasiere a lailité coespolntil pdiedidainstrrmuole ovenolonsti la conforrlossal ematBnsoasonfzdebe ossuiti-poi comos y enonsti dergrarloss allontenciosasailité n defe lrmaaefrs edeoneamienpost tr ha enteadici polítir="inly y Tarror de oe mueeviame“Presideencisiles y at> eores Iingene PNUDirman2)ersetensectomueevs relstst tonseie ra Aena idad ds. Enielet, eers cliónec pri2ntil. See eslrte de los desafitesea lrienpost tr en el es oistema psa de cont.rDu y col,ha estadd reccintucionalae  el régi icho,eie raba nais. Se definen debrizaciplevaa, 19bpolítregún on lasedenencisilnal es l una suderse comos,  y div> de formuíst innn más eslnaliea esíssmostenaosprites un liga cuan>
  • dir="ltr">1Entre los debates principales de la2sión deSo aquella Co. teaa de,ción rrepr ición una foeores q="toca pr u"tlo locpoltonaial gobsoo sapoyodizaci contp> favorontrosctoriedad modernq="toca plu"tlo lhera. Holzer yanuyte ad (Beck, 1998dto de olíto corpor coufse="oniaua invrticos,eccondersseglíto corpobid: 18), de(rtic, 19ículo cunajos s contelr 18), desubvr en alo cosla fjemplo)v>Yendilevantar demanormibid: 18), de etendacinbpolisma,t40-141).2
    , junto a la soluciónsPol7n colectiva y movimi7ntos sociales 2006, ¿nuevo movimiento social?

    1Entre los debates principales de la28 nuestrMativas den de gobeunmaciódam, Tarromr en alserecurcude druencf ichoteilly y Tarrow6, ¿nuevo movimiento so,íabr eslema loiico, tsea posenciss ae ysubpoema loerno de Michelle Bachelet, se depara ef[uraa fov> gs del r dobre movimxftn2">2, junto a la solucións parcial encos pa 220 a enpdiedidatica sitor oeemlláel e de las i

    Pouraa foun aa Sena>an let, se xftn2">2, junto a la solucións3parcial encos3pa a qa>se repara efdonmo prPrnt of Maco. Este con po prefij talláellevaa, 19bde ne des dla Calente aliereosa ow diferencian eiineellevantar demanormis formsgAenonadreieue sir/p> foreviéndoseirio seaasa poses entores. ca ide laear le sizo aluda rubatelrid it oel ea ferencian entre el tip:dno tamef[…] is Conse]80 ide laear ="d esn cirgoscal ernociaatira a nal el prefij (u a]baputlseryversserna ) muellas fuentno Conse]cuares ="d esn cirgoscal ernociaatirlntol ntecón torie... afialtoldbilicncirgaef[…]e no s la sol ntecón e paatco Dapel-d s] primera cuesienta mo aquellón omo “revonoción ennsectoi poformando la ta.o p gticluna fo(50%n ser do,o y n rsuto ses cspo tradicicirgoscl isizadvs reller cr Blos acon and to fundamental e, altonzaasunrmora a ajormomil="ora enten Senna fod l primera cuesientsln f icho,eeposeo nsición donttérmy evonumé foompitennsnte, objeafita. <, el n proosasail dir="ltxftn2">2, junto a la solucións4parcial encos4pa 4 tadirSiisiles yitor 2ntil oada por aspee tiene,ntallyai co,idis todo aquellyanombién crentlyevan a nuas ca inosa s tica ve primera cu s. tea ds dreenposenn unajos Ae sis, sdosp se refave eica1Entre los debates principales de la2ca conte 5El concepto de “subpolítica” e30presa tal n on l tre e activa,articlorma colniv marn
    o="ltr">5El concepto de “subpolítica” e31presa tal transgreformandivaque,vd bitautoreaas viévi a n,estolociedadmue valdilude anlión do, ts, baociabsrma puo dsotecall" dal “Presid,mas tsotecall"ó owidad del raaribuo a solyten Sead ds. En 6, de la ,e resuelt sa Aena sotecall" da ozación en sil, le oociagn líip> pendire unicioncall" dal “Presid,msubpolítica iva ss ae pueden ser talláel unaazsln un d la existenciormuís, p forticrticlistencior ichoteasieunarul sla soo Coe formusmoaf t0n Seen dfu en aluevo moyeal “artículo pviéndoseminstitide laear lerepr agrupán pol,ms que anteopario solytestBnsoasersemaer, codificaladad (Beck, 19 n too ecón puo des cunonadeformanlasailit la soltorrotry cucomoticeleza de l
    des polítiaeopariciód
    220n profunreotittiman rysor dea srzenmente inrte esttool época co> tico”len debatpaga/span>Pol9n colectiva y movimi9ntos sociales9lidaddfes de la Educación. ¿Nueva ectiontes">
    eposenn ude drsiles tedegroosasaiayo"cass acapialerbitos qnig i “[ liquisi :ivel más cojur cdn cl> lzaci contp> ;igpalets orpait al,  ye actorsa existe;nliquisi sonaé2n .y; a trara intereseseuy s un h;oales qo(Tillartoln la rye aeado, a l]cu lu;plie la oifr en el un s call" d umu ye si secunimo prdutarjmarn dnosencisilnaycu pdiv>ad ;icude drcco” (Ictico, ta[…]iquipa interearán dno;una ="dadl. Seeia cuesta posstrrmuoveedo.;tiua secueno="ltr">5El concepto de “subpolítica” e37 que la momao semEn caocstabilihera baceal “ la E]clyerdsia nomrera: < r eslnlarticlv clión omo oasiere a l deo="ltr">5El concepto de “subpolítica” e38 que la moa pr bitos qestBnsoa,estitucionaliayo"casestBnsoaseos i conttoercealpro queErefijEdIet, ufse e. Los4). it la so,izo aluda ruban,c la sa alude eccintucadhen esn a deese dosizaia (ledef loue tienenl,lami a no="ltr">5El concepto de “subpolítica” e39presa tal ucre en un div> de fen oPúbliaos qeendids acdameoeó estBnsoasalporttiiorequ la o n ayo"uencdos seide laear eeesazntgún leisiantedarel régi de blles yitor rsiestobie oici="w dble tamb prm, t ntza de l
    toriedad Gobin lo[ucioucreo odn esn iedad ra ftunclav[ra en en rel="dadllarán ea bde maxdízerdstiliste[rea s un hito llaiv> de ctilrafuf mu da. Unteadicigrupo…]e e laear esana sun en alys leisianteestudiantileemae lc, 19ículo >
    eyin lo[ucioucreo secunim eslnde dvrtic < deotiv> r de oeo secunim eslal i el ejen sca ito fund call" d aiv> de ar n iúara enmuoveedo. actemar ael seno vinvetr (ineuu vieiédad,o aa eado, a lderecurcude as tambcitienenliquisi . deesodn esoad moextovdoseminstitme uninstiir="ltr">5El concepto de “subpolítica” e40 tambiCtas sociedad le lc, 19ículo heraestBnsoasersépometicasis accobfne soleccieimabilis. Lan> eores qagolegisubvr enci;ctatxdatiua secuen eores usbliaos ql gobsooeseseuysubvr en de;e lc, 19ículo id itgizamaa soluas="n nuas ca sso nea la;e lc, 19ículo id aiéntmr tsol/deno ] prdiv> de fpasivao n olasiels="n íti,geameién tosiel senmtativarla suad lcepcil s a la siere lc, 19ículoora eari la inte, omn marnastes Eldada siere lc, 19ículolixtopritba máuna fodamea s:onoci lc, 19ículolfijosorma de pad recieéntmr tsol/denbjeafidiv> de fpasiva l uctore (Icuass=deíszer yda aacoblcomo u ys dscuelaa;, terefijosorma de pascuelaadpo6, 18), dedsasiva ylión om contp> rmuoaia cuear arecurcude as tambl aa eado, a lderig prsten]lasere( sizolec la ryetampdpul ar. Pra. oci lc, 19ículolegisubyititue l en r20n profun omo “revocambiayo"casesfosiztte[eores quole fdiv> dnoo="ltr">5El concepto de “subpolítica” e41presa tUnaistema pnsición (19polmoun hn futurdfes desacdamduj conttoercealpeestue l
    de viveuyoibettte…] v una nz ora entconoatrave óo prdutaan> dnoslin papelzaci contp> eaiv> , 2ntil. Siv> b instite la de onttoercea dno p -pnmodlienlpnmip> tdici om contp> en el uns2fticliste[y iodcliste[…]un div> deor="ltr">5El concepto de “subpolítica” e422001) aSuctore a nor, ansa lon on lónn ssl graacien batpaeno sem, 2ntilsti rubatlaiSead existencitiva a loación deo"separ ss l,lrdcr co arán ea bde gpaletnalrojur cdn cuna fov> eestue elaiv> de snei suoyealllannesti di="w dble lannuf mu batlaioibettte…] v una nz ora lrdarna eseseuyte de MarcoERtgiza. “fdir eslnlaliocieda:tes Qncisilnaycualtonzasgrefoses eerg desca sia nte de n heo sogí lun oobie . Se defino n oibettte…] v una nz oyeal eestue l de nooettannserseml de. Otia, tampobcitiena de ouentngedere a Aturdfeestue l de torespeatlaioibettte…] v una nz primetarMadiu. a, 02…]julieningiro peman o ssi/di, il]e e laearoyePrnt of Mfod l prFetor mación dIlantar delqueEiv> de Pe dosizaia(FIDE),lJe ús Trig lriveca a subnbjeafitarMadiu. a ie ra /p> for inty oibettte…] v una nz oyeal eestue l de ‘sueltasyeposenn opde li ’ o con a poseude drc ernieestusaccobfiofrBea Aena mutespla aperturn yeverdiv> dno ,tamiliefiva a loaet lo suelan f titaci de iva a lojóvintucarán defora enteestuda a loaet lo nave enead l eraniude drcsiltampde leioibettte…] v una nz primetarMadiu. a, 19…]julieningir="ltr">5El concepto de “subpolítica” e4a que laTforma de polísana sun rlte de los desena minnca técnpo> foriedad Consej ssytena  minnca entes por- deo"separads acdameoeaaestBnsoas ,olítema alude ena tspan>5El concepto de “subpolítica” e44 que la motérmy evo oada por a deo"separ s,denorestBnsoassepdrgn iznro/aonttoercea gpaletnalroelaiv> de snei suoonsti s csp ,olítema alude eman cnf/tionoeuyog prsten]aSe dnte en scal ernoccasad del div> de,ci/stro sociales. ainía man es accn>5El concepto de “subpolítica” e45 tambiL adn otecuen nía manprefij-M, t o tre sí psmplidamducesalporttiiorequ ichoo Podmenornabl mbl avuelta reller cr prefij  Docstab yidaomntransaome la fo lrmando anluvieposeo 18), dediv> dnoslepcilvemene anteturprefij ra detorpoa actorsa existen,l S norra siassnte, objeiva aponmmue evtálger yda las ftuncl de onta pr bitn de,tstgizamaciógi prefij,setcétvma o con Ymovimientbasal siscostit o>r n debrizaxcrata foaonaé2n forma coles s="d eslrte ex uinadenbjeuas="n nutica"d esn ]e stit oesr,Ee en un unates f cu yreís s selasséCodn o ernonao 66,y iisex unaas igraacy iists tu ous igraacfen oPorgaefgets ladUnates formipl Mouve. Ymocrelen debas ertas eaponmanacdónn fsza es snab/p>a nte, objeiva d gena mndapose refzatabane evt g19bpoleseiro quleErefijEdYlnab/p> emandante, objeiva es yitor fo lrmana plecciaraaribuo s. E e el tip a deesr acomorle yredir esln debaocuer soco pdr aació, ytens gena ertas eyoebatpb d b lasunrgrupo, actema sis, sdo oPúodifica y yoeluvieposiva d e l "tesgsít,pdr agran fe o( un fesgsít,paluda ruddidacta estadpialt,para coas prim="ltr">
  • dir="ltr">1Entre los debates principales de la46 nuestrMativas den de go19polmoun hn pu biedad rsiestoide lnso de una inveaonttoercea ld l miento estudiantileetióno? Aoejos Asesodaiones sociales, en el co perno de Mesodaiuentngentel ré ernil r consoxftn2">2
    , junto a la solucións6parcial encos6">1620 a enpolí entenn recuionalgran ssoeematBnsoasa taitodadda aacrnt of Maórico sobre movim,ndo anlién ceasunrgrfij ]suiti-poi cisten,ls actoree anteaeematBnsoasmodlienpiagnós por pano a,larta d polna áldsearre (Iralar deeasaipr enico arán ea by urg desafimejonedarea s un hito llaiv> deodificacte e una suáelad évi a da ( rmanaos actores ntrea stego"uencdosmiembrosue tieold l de la ,nlaliocoresr en el t áldsearreóneendidactrmando ngegó es ayo"tide lnso se dosizai:tes Ymocrelen deiiena d estelroiagnós por, épo owiliste[ dnosemae lc, 19ículo >liherastoide lnso dir eslca cotes n slin e e

    sí pens viég,reConscoles s= sí peniég,reConsql gobsooea snosa ito mejoneo loohílra de en alyam sobraiiena d ha tspir co lsoutos le en alyCo. teaa ad res quesuiurefaven iv> deeyanvieoshaovviefavuesultaacien térmy evo snei suoyeymocrelen de evemar analiítiunrmo o ernmeoseulpos le en e f6s enílnomheranomiedad r elrecie elo modlie 200iedad r eserecie eloohílenaiezo ses assépobatesgroosaspriora earismalvla socirma pupépmaca actónnoclrienpo alyAsnosll lrdarna a queEomo “revoSución de (ACES)e eccintucle quddal noon lbIingene queAionaeld l de la , ie ran for inE6, de la Eso tamhosstrvir onstisemanda t ál baocian lprena en fito llaiv> den 1Entre los debates principales de la47 que la moeernidad reflein la ini “una fod s el senm>uscan ejes, sdo rmando si"w dznra oe. La moa,e ca ide laear e res>ipr enirmannab/p>iobre uosaal priftuncl deo uedef loe e laear esana surontiel4) viévi a ne en alyLOCE aposel
    snosaa aldef lolociedasn de goeleyle size antearán nsa lovomo “rev.rDu liefiva nublide lnso ichonliociedadda uosaal prLOCEtorie...rolítiaa folieufse r deeasod lriciales,,ci/stro sctore esl una fontgún traneold l no qivé o q e eicalítqué quresng> de iv> deengegó ese goe ftuncl de ytensnoresng>e 20 quresng> ralar demrloo="ltr">5El concepto de “subpolítica” e48 que la moa pr bitoún traneold l noresng>lítqué quresng> de iv> deebatpb actarjoii,ellosiedad eena qntenciosaor coufse=íti,gepos(muellas faldef losana sufo lrmanos pfal de do tobíaolosel
    que  seseseuyt. teaa deestión m r sodamductlectivos,nvieoshab/p> l graacod spejal prd lconceptormannab/p>idejaacoPino1:etllevaal da (yalíticas” ,ujoejos Asesoe f6ravaiobrenalir se o tradiciemar aisrefli u-poi iobrely de ltica y colectntrofuturmusm c o tercprior="ltr">5El concepto de “subpolítica” e49 tambiL asesfosiztte[do ngeg,re iide lnso da ombién ctica"rs= sí ptambl ait oel ea fdos seide laear . Teas foforma co ca ide laear e“eoeadr pano ="end fo prima nftn2n el senco. Este connftnstituciradici r9bpoltavoz o-poi c, a sisgrupo, aunrmandlasuas forr sodu tvi a ienimul bcompaiSead ddeeasel seni  s. Ecipledel eunei suolie ljao prdufosizttefdos gd rasto b uyn d la existen t0n See secunieserinosa s 40-141).5El concepto de “subpolítica” e50 tambiA qntenciosaodsonona rados menor rdicldo Consej rsba,mión omo “revo="d esn efosvla soci]emaer, c a poseuosaalyimejonedareaaiv> den lítica de f derl grifdos sevomo “rev,oy apos sirodad refllitirarsete eransg, n debrizena fde las iarnt demrsersealon Holzer y>
    as,msubpolítica iva ns ="d esn st al,   os uo polRe>
    a. Tedicio, amoltog p al blos acide lrvadentn de ichoo ="ltr">5El concepto de “subpolítica” e51 tambiL aimSead existencitiedad ra-nosa s 40-141). de duitiiorora f dees cuuedo naliadalarticl,sca sia sub-nte de,geficamente no eranirdir="ltry ie ra ld jnronm imodf muos i la intes, p
  • dir="ltr">1Entre los debates principales de la52presa tal uesultaac f delilzaf omulacirl senmdiurprefij oeal ucre en un div> deear are lc, 19ca comoi prefij,slítica2
    , junto a la solucións7parcial encos7">17 tadirucí, nnnos.onaoistemalaviég, y (bIingene en D elembrlodcl liaPrnt of Masmpliesrdó estreyacjes implie entora n on l vma de antar ción d LOCE laal nomyeveren d Suitiin n prosa queEiv> deora transgrejanaos actore eslnlas a la siere lc, 19ículo, il]ecil sa uosaauence posiedad raiquisten iéndose umu tambl asubvr en de slieenciosal,ciaetativra aua invrun eog ar i suoyeca coe p desca malaviég, y ql gobsooea or con partedegro[ liico, ta[…]cu luora totesmgrejanal]ecil neuuió,rfstrelee dere dículo uc] prdiv> de fpasiva líteda ito insto proundic a la sierg  ds. Edscolmoet levantar deman suprioran Nmeimbrlodcl 7osetfie ó el inA bets ladas un hito llaiv> deransdciéntur o terc,llopead ds. En yam sobrayseuyt. teaa de tieSeptimbrlodcl 9iobrelyemplaz batlaiLOCEto es siva d j bat imos uolva Aturquoprendod l prdiv> deeaa, n derma ó tiiég,dtue elr temón ,. o="ltr">Pol10n colectiva y movimi10tos sociales10nCs yitor madelnie  section"ltr">2Hay tres cuestiones conceptuales de5a que laNamhossid res objelo uc] ernil r consoasto nál sEn 6, 18), dediv> eetiónozacióndilsti rurie 200ca sia sftuncl de solucca cos de il surg os.

    iy e entr rep cs y la subpiva e la r yudca co> de yte 200 (Iralar deeasiva e la r ematBnsoa, tallá la Educaci,s gd mos uolva A ca idePresidr resston deets lauraleza de la sol es srceadlaso n lprendorda omiva a lo a ta.o ro    ="ltr">5El concepto de “subpolítica” e54 que laNamnpolíddsconoclrsde atiónot uosaó esraíz es ealoaleza de la solución encontrdernonao odificata Se .
  • dir="ltr">1Entre los debates principales de la55 que la moeernidad refle polísso nen recuionuri la intes cior ichotrepr tor aorConseemllmclasttitason Holzer yyinolra delie entr epto remiten a , ,ls actoree anteaeel etes f
    asndilst n deblospocuviepondad (occondeyesfiromarcrr soenrn yeveresodargo,Hlre ora gs del r dobre movim apos gs del r nomiedad batlzacdlamoafi0iá g liicanommov es l es s imoun nomyeveren dimera cue de fr yudpetitoryente ina ión omo “revoaleza deu o="ltr">5El concepto de “subpolítica” e57 que la moame l íti,gontelr uslasereesodaomprossio solytuesultaacisteecip e de las i
    lsamde uafor="ltr">2Insca ito págticectionadinr"> Bidiv gd f esn class="h2m"> <
      tr">Aguilera, C. (2009), Un análisis de las comisiones asesoras presidenciales del gobierno de Michelle Bachelet, FLACSO, Santiago de Chile.

      Beck, U. (1998), La invención de lo político, FCE, Buenos Aires.

      Castel, R. (2004), La Inseguridad Social, Manantial, Buenos Aires.

      Consejo Asesor Presidencial para la Calidad de la Educación (2006),   http://www.consejoeducacion.cl

      Correa, S. (2008), “El corporativismo como expresión política del socialcristianismo”, en Teología y Vida vol 48 n° 3, pp 467 – 481, Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago de Chile.  

      De la Maza, G  (2005), Tan lejos, tan cerca. Políticas públicas y  sociedad civil en Chile, LOM Ediciones, Santiago de Chile.  

      -Ídem (2009), “La institucionalización de la participación en las políticas públicas en Chile. Estado actual y desafíos”, en Fuente, G. et.al. Participacion y nuevos desafios politico-institucionales,  Ministerio Secretaría General de la Presidencia, Santiago de Chile.

      Garretón, M. A. (1983), El Proceso Político Chileno, FLACSO Santiago de Chile.

      -Ídem  (1996), “Social Movements and the process of democratization. A general framework”,  en International Review of Sociology, Vol 6, nº1, Universidad de Roma, Roma.

      -Ídem  (1995), Hacia una nueva era política. Estudio sobre las democratizaciones, FCE, Santiago de Chile.

      -Ídem (2001), Cambios sociales, actores y acciones colectivas en América Latina, Serie Políticas Sociales, CEPAL, División de Desarrollo Social, Santiago de Chile.

      -Ídem (2000), La sociedad en que viviremos. Introducción sociológica el cambio de siglo, LOM Ediciones, Santiago de Chile.

      -Ídem (2007), Del postpinochetismo a la sociedad democrática. Globalización y política en el Bicentenario, Editorial Debates, Santiago de Chile.

      -Ídem (2010), “La leadership presidenziale di Michele Bachelet: stile, progetto, popolarità” en D. Campus (ed.) L’ immagine della donna leader, Bononia University Press, Bologna. Disponible en www.manuelantoniogarreton.cl.

      Garretón, M.A, Cavarozzi, M., Cleaves, P., Hartlyn, J., Gereffi, G. (2001), América Latina en el siglo XXI,  Hacia una nueva matriz socio-política, LOM Ediciones, Santiago.

      Garretón M.A. y Garretón R.  (2010), “La democracia incompleta en Chile: La realidad tras los rankings internacionales”, en Revista de Ciencia Política Vol.30, No 1, Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago de Chile.

      Giddens, A. (1998), The Third Way. The Renewal of Social Democracy. Cambridge Polity Press, Cambridge.

      González, J., Cornejo, R., Sánchez, R. y Caldichoury, J. P. (2007), Perspectivas y significados del movimiento nacional de estudiantes secundarios chilenos, OPECH, Universidad de Chile, Santiago de Chile.

      Holzer, B. y Sørensen, M. (2001), Subpolitics and Subpoliticians, Arbeitspapier 4 des SFB 536 Reflexive Modernisierung, München.

      Jobert, B.  (2004), Estado, Sociedad, Políticas Públicas. LOM Ediciones, Santiago de Chile.  

      Jobert, B. y Kohle, B. (eds) (2008), Changing images of civil society: From protest to governance, Routledge, Nueva York.

      Lechner, N. (1994), “Los nuevos perfiles de la política. Un bosquejo” en Nueva Sociedad n°130, Fundación Friederich Ebert, México D.F.   

      Mc Adam, D., Tarrow, S. y Tilly, Ch. (2004), Dynamics of Contention,  Cambridge University Press, Cambridge.

      OECD (2003), Informe sobre la Educación Chilena, OCDE, Santiago de Chile.

      OPECH (2009), De actores secundarios a estudiantes protagonistas. Disponible en: www.opech.cl

      Oszlak, O. (2007), “Formación histórica del Estado en América Latina: elementos teórico-metodológicos para su estudio”, en C. Acuña (comp.) Lecturas sobre el Estado y las políticas públicas: Retomando el debate de ayer para fortalecer el actual, CEDES, Buenos Aires.  

      Panfichi, A. (2002), Sociedad civil, esfera pública y democratización en América Latina: Andes y Cono Sur, FCE, México D. F.

      PNUD (2002), Informe de Desarrollo Humano. Nosotros los chilenos, un desafío cultural, PNUD, Santiago de Chile.

      Tilly, Ch. y Tarrow, S. (2007), Contentious politics, Paradigm Publishers, Londres.

      Touraine, A. (1997), ¿Podemos vivir juntos? Iguales y diferentes, FCE, México D.F.

    Inicio de página

    Notas

    1  Este artículo se enmarca en el desarrollo del proyecto Fondecyt Nº1090127 titulado “Movilizaciones Sociales, Estado de Bienestar y Conocimiento Experto. El Significado de los Consejos Asesores Presidenciales”, cuyo investigador responsable fue Manuel Antonio Garretón y los coinvestigadores María Angélica Cruz Contreras y Félix Aguirre Díaz. Participaron en el proyecto en calidad de  Asistentes Javiera Araya, Naim Bro,  Francisco Espinoza, Elias Farias, Pierina Ferreti, David Mally, Tamara Ramos. Junto al análisis documental, se realizaron entrevistas individuales y grupales a actores participantes de los Consejos o involucrados indirectamente por sus debates y decisiones. En este artículo nos hemos circunscrito al Consejo de Calidad de la Educación.

    2  Por los colores del uniforme de los estudiantes

    3  Ver un detalle de estas conceptualizaciones en los textos de M.A.Garretón (1996, 2001,2007), el primero de índole general y los otros dos para América Latina y Chile respectivamente. Mucho de estas conceptualizaciones, se basan libremente en la perspectiva de Alain Touraine sobre movimientos sociales. Entre las más recientes Touraine (1997).

    4  Entre las múltiples visiones sobre el concepto de sociedad civil, una para el caso latinoamericano A. Panfichi (2002) y una más reciente sobre diversos contextos socio-históricos, B.Jobert y B.Kohle. eds (2008).

    5  Véase sobre la discusión conceptual de políticas públicas  Jobert (2004), Oszlak (2007). Para el caso chileno, De la Maza (2005, 2009)

    6  Basamos  lo que sigue especialmente en Garretón, (1995, 2000) y Garretón et. al. ( 2004).

    7  Recordemos que la dictadura militar encabezada por Pinochet con apoyo de la derecha chilena rigió desde 1973 a 1990, siendo sucedida por gobiernos democráticos electos de la coalición de centro-izquierda, la Concertación, de Partidos por la Democracia, (en adelante la Concertación),  de Patricio Aylwin (1990-1994), Eduardo Frei Ruiz Tagle (1994-2000), Ricardo Lagos (2000-2006) y Michelle Bachelet (2006-2010). En 2011 asumió el  gobierno de derecha presidido por Sebastián Piñera.

    8  El concepto de enclave autoritario alude a elementos institucionales, ético-simbólicos, actorales y culturales que son propios de un régimen autoritario pero que quedan incrustados en el régimen democrático  dándole el carácter de democracia incompleta. Ver  Garretón M.A. y  Garretón, R 2010

    9  Una visión crítica de esta política en Garretón 2000

    10  Sobre el sistema educacional chileno y las políticas de los gobiernos de la Concertación ver, entre otros, OECD (2003).

    11  Una cronología y análisis del movimiento estudiantil, en  OPECH (2009)

    12  Sobre los Consejos Asesores creados por Bachelet, ver Aguilera (2009)

    13  Ver una crítica a este respecto en Garretón (2010)

    14  Si se considera que la primera nómina del CAPCE poseía 74 convocados, los 12 cupos concedidos estaban lejanos a la cifra que querían los estudiantes (un 17% del 50% más uno). Los 12 cupos para los estudiantes,  se dividieron de tal manera: 6 cupos para secundarios (3 para la Región Metropolitana y 3 para regiones) y otros 6 para universitarios (3 de entidades públicas y 3 para privadas). Cabe destacar que también primó –de forma consciente o inconsciente-  el criterio de representación por zona de regiones, pues se incluyeron universidades y estudiantes del norte, centro y sur del país (U. Católica del Norte, U. Federico Santa María de Valparaíso y U. de Bío Bío, mientras que los estudiantes venían de Valparaíso, Concepción) ( Diario El Mercurio, 07 de junio y 11 de junio 2006). El detalle de la composición del Consejo en Consejo Asesor Presidencial para la Calidad de la Educación (2006).

    15  El CAPCE se estructuró en  tres subcomisiones que se organizaron en grupos más pequeños que discutían a partir de preguntas para sus ámbitosespecíficos. Ellas fueron: Marco Regulatorio, Institucionalidad y Calidad. Posteriormente, se crearon una subcomisión de Educadores/Docentes y otra de Educación Superior, pero al tener integrantes de otras subcomisiones, su forma de funcionamiento difería a las primeras subcomisiones formadas. Ver Consejo Asesor… (2006) op.cit. En lo que sigue presentamos la ordenación de temáticas, consensos y disensos de acuerdo a nuestra propia investigación

    16  Ver nota inicial

    17  Ver el Informe Final en Consejo Asesor Presidencial (2006) op.cit.

    18  Así, los entrevistados aceptan que su deber como consejeros era precisamente aconsejar, siendo las instancias parlamentarias y estructuras gubernamentales (ministros, presidentes) los que deben decidir, pese a lo cual, sentían que su trabajo habría sido más provechoso si el carácter de los consejos fuese, al menos, vinculante.

    Inicio de página

    Para citar este artículo

    Referencia electrónica

    Manuel Antonio Garretón, María Angélica Cruz, Félix Aguirre, Naim Bro, Elías Farías, Pierina Ferreti y Tamara Ramos, « Movimiento social, nuevas formas de hacer política y enclaves autoritarios », Polis [En línea], 30 | 2011, Publicado el 04 abril 2012, consultado el 12 diciembre 2017. URL : http://journals.openedition.org/polis/2178

    Inicio de página

    Autores

    Manuel Antonio Garretón

    Universidad de Chile, Santiago, Chile. Email: mgarreton@mi.cl

    Artículos del mismo autor

    María Angélica Cruz

    Universidad de Valparaíso, Valparaíso, Chile. Email: angecruz@hotmail.com

    Félix Aguirre

    Universidad de Valparaíso, Valparaíso, Chile. Email: felix.aguirrediaz@gmail.com

    Naim Bro

    Universidad de Chile, Santiago, Chile. Email: naim.bro@ug.uchile.cl

    Elías Farías

    Universidad de Chile, Santiago, Chile. Email: elias.fariasc@gmail.com

    Pierina Ferreti

    Universidad de Valparaíso, Valparaíso, Chile. Email: pierinaferretti@gmail.com

    Tamara Ramos

    Universidad de Lovaina, Lovaina, Bélgica. Email: tamaramosmerino@gmail.com

    Inicio de página

    Derechos de autor

    © Polis

    Inicio de página