Navegación – Mapa del sitio
Documentos testimoniales

El problema social del indio (1923 y 1971)

Miguel Ángel Asturias

Resúmenes

Esta destacada personalidad guatemalteca fue uno de los primeros intelectuales indigenistas de su país. En su tesis El problema social del indio a inicios de los años 1920, analizó y propuso soluciones a los problemas del pueblo maya. A inicios de la década de 1970 rectificó sustancialmente algunas de sus propuestas.

Inicio de página

Texto completo

1El escritor Miguel Ángel Asturias (1889-1974) es uno de los primeros intelectuales indigenistas del siglo XX de Guatemala, un país mayoritariamente indígena.

2Justo antes de emigrar a Europa, en su tesis de 1923 sobre El problema social del indio, y como corolario a su análisis de la situación social del indio guatemalteco, sugería soluciones de tipo biológico (socio-darwinianas), favorables a la occidentalización tales como el mestizaje, la inmigración, la higiene y alimentación, menos horas de trabajo. Cincuenta años más tarde, en su “Advertencia” a su libro El problema social del indio y otros textos (1971), Asturias explicaba que el mal impuesto al indio era de orden socio-económico (la tierra) y cultural (negación de la cultura nativa); consecuentemente, afirmaba que la solución correspondía darla a los mismos indios, despertando su cultura nativa y personalidad profundas, permitiéndoles desarrollarlas mediante el acceso de su cultura a la técnica occidental y -si ellos lo decidieran más tarde- incorporándose a “la nuestra”, a la occidental. Los extractos de 1923 y de 1971 presentados a continuación provienen del libro de 1971 antes citado, que contiene textos de Asturias recogidos y presentados por Claude Couffon.

3Presentamos dos extractos de la obra de Asturias por tres razones. Se trata de un escritor que mantuvo una atención persistente frente al problema del indígena maya. Un escritor que tempranamente se consagró al tema, en un momento en que los estudios al respecto distaban de ser numerosos. Y porque subraya la especificidad cultural, que los documentos de organizaciones indígenas reivindican desde los años setenta. Los coordinadores.

El problema social del indio (1923)

- “[EVOLUCION HISTORICA …]

9.– Resumen. –Época prehispánica: La situación económica, favorable. El indio, cuyo abolengo arquitectónico era grandioso, vivía cómodamente: la clase rica vivía con esplendor. La religión no era mala, sus leyes eran sabias para su época. Su Gobierno, convenientemente organizado, respondía a las necesidades, condiciones y tendencias de aquel tiempo. La agricultura era floreciente (muchos de los cultivos que hasta la fecha se hacen, se hacían entonces).

Época colonial: La situación económica del indio era mala. Se le hizo vivir en ranchos de zacate seco y cañas. La religión era una mezcla pagano-católica. Al indio se le redujo a sirviente del cura: pagaba diezmos, tributos y mil otras gabelas. El gobierno de la colonia para el indio no podía ser más desastroso. La agricultura indígena casi desapareció.

Época de la Independencia a nuestros días: La situación económica del indio ha empeorado. Sigue viviendo en ranchos. Su religión es siempre pagano-católica; perdió sus tierras y aumentó sus vicios con el aguardiente y la chicha, para fomentar rentas fiscales.

[…]

- “31.- CONCLUSIONES:

I.- Para retardar la degeneración del grupo social guatemalteco que comprende a la raza indígena, se emplearán los siguientes medios:

a) Prohibir en absoluto casamientos y uniones prematuras.

b) Mejorar cuantitativa y cualitativamente el sistema alimenticio.

c) Reducir a ocho las horas de trabajo.

d) Educar al indio.

e) Higienizar su vida.

f) Fomentar el mestizaje.

II.- Para destruir el mal:

La inmigración.”

“Advertencia” (1971)

Miguel Ángel Asturias,

París, 1971.

La reedición de mi tesis universitaria El problema social del indio, casi cincuenta años después de escrita, me obliga a hacer en voz alta estos breves comentarios.

La situación del indígena guatemalteco no ha mejorado desde entonces, en lo fundamental, bien que el progreso le haya hecho partícipe de algunos beneficios. La inercia del progreso.

El gran problema de la tierra que le debe ser devuelta sigue planteado. Este es el problema número uno. Urge una reforma agraria completa y la creación de cooperativas de producción, venta y consumo.

Nada se ha hecho hasta ahora de efectivo frente al segundo gran problema: el analfabetismo. Todo sigue igual. Ni siquiera hay directivas suficientemente estudiadas, sobre si conviene enseñar a leer y escribir al indio, en sus lenguas nativas, o en español.

Y está casi sin tocar, y agravado por el tiempo, el gravísimo problema de la desvitalización del indígena, que constituye las dos terceras partes de la población de Guatemala. Enfermedades. Todas las enfermedades del trópico y otras. Mala alimentación, falta de higiene, regresión vital. Pobreza, miseria, hambre…

En mi tesis, entre los medios estudiados para la solución de este angustioso problema de la regresión vital del indígena, proponía, con juvenil entusiasmo, la inmigración. Un fuerte mestizaje a base de sangre nueva. A la fecha, la experiencia ha demostrado que si se llevan inmigrantes, éstos, no solo no se mezclan con el indio, sino muy pronto se convierten en jefes, patrones, amos o capataces del infeliz nativo.

Por otra parte, últimamente ha surgido otra manera de enfocar este asunto, en lo tocante a mejorar al indio, a elevarlo para que se incorpore al Occidente. Si se parte del concepto de que el indio guatemalteco es un ente que en sí encierra los elementos de otra cultura, de su cultura ancestral, propia, que alcanzó pasmoso desarrollo en las artes, los conocimientos de la naturaleza, etc., no hay que occidentalizarlo, sino tratar de despertar en él esos elementos de su cultura nativa, de su personalidad profunda. En este caso, lo que debe hacerse, es proporcionarle los medios para desarrollarse, ampliar sus formas de vida, y unir la técnica a su cultura, para que así, si él quiere, más adelante, se incorpore a la nuestra.

En todo caso, al publicarse de nuevo mi tesis, quiero subrayar la vigencia de la protesta de entonces frente a la injusticia con que se trata al indio, actualmente, su total abandono, y la explotación a que es sometido por las clases llamadas pudientes y el capital extranjero.

Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia electrónica

Miguel Ángel Asturias, « El problema social del indio (1923 y 1971) », Amérique Latine Histoire et Mémoire. Les Cahiers ALHIM [En línea], 36 | 2018, Publicado el 21 enero 2019, consultado el 17 febrero 2019. URL : http://journals.openedition.org/alhim/6777

Inicio de página

Autor

Miguel Ángel Asturias

Escritor guatemalteco (1889-1974)

Inicio de página

Derechos de autor

Licencia Creative Commons
Amérique latine Histoire et Mémoire está distribuido bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Inicio de página
  • Logo Université Paris 8 - Vincennes Saint-Denis
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • OpenEdition Journals