Navegación – Mapa del sitio

Jóvenes migrantes en el puente transnacional Argentina-España: trayectorias de movilidad social a partir de la movilidad geográfica

Sofía Laíz Moreira

Resúmenes

Este artículo presenta los principales resultados de una investigación cuyo objetivo fue el de analizar las estrategias de movilidad social intergeneracional de los jóvenes argentinos y de sus familias inmigradas en la Comunidad Autónoma de Galicia, en España, a principios del presente siglo. Una metodología etnográfica y de carácter multi-situado guio un extenso trabajo de campo realizado con dieciséis familias migrantes cuyos miembros residían en ocasiones dispersos entre Galicia, España y la provincia de Buenos Aires, en Argentina. Las mediciones de cambios en las categorías educativas y ocupacionales se realizaron tanto de los padres a los descendientes, es decir, entre generaciones, como con referencia a la situación pre-migratoria y post-migratoria. Los resultados mostraron unas trayectorias educativas ascendentes entre las generaciones, pero unos resultados poco alentadores en la inserción laboral de los jóvenes migrantes.

Inicio de página

Texto completo

Introducción

1Explorar en el fenómeno de la movilidad social intergeneracional en las migraciones y desde una dimensión cualitativa implica un viaje obligado a través de las historias familiares, de los relatos individuales que se entremezclan siempre en algún punto con un proyecto grupal, más amplio. Dentro del marco de pertenencia, los actores migrantes toman decisiones, aprovechan oportunidades, ceden beneficios y pagan costes por el bienestar del grupo. A partir de las historias individuales, vitales y migratorias, entremezcladas, imbricadas, podemos analizar y luego medir los cambios producidos entre las generaciones. Pero, sobre todo, el abordaje cualitativo en el estudio de las estrategias y trayectorias de movilidad social intergeneracional a partir de la migración nos permite dilucidar dinámicas simbólicas que explican gran parte de las decisiones tomadas por los actores individuales. Éstas suelen tener sus bases en construcciones sociales, marcadores de categorías que nacen, por ejemplo, en las jerarquías establecidas culturalmente según género y edad, pero también que tienen sus bases en la repartición diferenciada de los beneficios, en las dinámicas familiares internas y propias a cada grupo, donde cada rol desempeña su función: unos se transformarán fundamentalmente en “dadores” y otros, aprovechando la coyuntura, se definirán como “tomadores” (Laíz Moreira, 2018).

2En Marx (1872) y Weber (1930) encontramos el enfoque más clásico sobre la estratificación social. Las diferencias entre ambas posturas se resumen en que, mientras Marx concibe la sociedad como una lucha de clases y establece la explotación como principio de las relaciones de producción, Weber da lugar a la acción social como mecanismo de cambio, diferenciando la clase social del estatus. Para Weber, la primera sería definida como principio de estratificación económica mientras que el segundo se definiría como criterio de estratificación según la estimación social. Será luego Goldthorpe quien tome el concepto de estatus social, o más bien, como lo denomina, de “deseabilidad social de las ocupacionales” para diseñar la escala de categorías ocupacionales, basada en su concepción sobre la categorización empírica de clases sociales (Goldthorpe y Hope, 1974).

3Investigaciones recientes han estudiado la movilidad social intergeneracional en el caso de las comunidades migrantes y en diferentes contextos sociales europeos y no europeos. Estos estudios ponen de relieve las tensiones entre los géneros (Oso Casas et al. 2018, Catarino y Morokvasic, 2005) y el impacto de la etno-estratificación en las poblaciones migrantes para realizar los proyectos de movilidad social (Schmoll y Caponio, 2011).

4Si en otros artículos la dimensión intrafamiliar ha abarcado el análisis de las estrategias estudiadas (Laiz 2016, 2017), para esta reflexión nos interesaremos más en la medición que resulta de analizar las diferentes categorías educativas y ocupacionales alcanzadas por los miembros del grupo familiar desde un abordaje intergeneracional. Cabe señalar que nuestro trabajo ha posicionado al joven objeto de nuestra hipótesis de partida como referente para realizar las mediciones entre generaciones. La misma, afirma que las estrategias familiares a partir de la migración se proponen poner en marcha planes que permitan el mantenimiento del status social alcanzado en la sociedad de origen y la supervivencia del núcleo familiar, estrategia para la cual algunos de sus miembros deberán sacrificarse en favor del bienestar del conjunto, y otros, serán objeto de promoción (y mayor apoyo) para alcanzar una mejora de la categorías educativa y/o ocupacional entre las generaciones, permitiendo a la familia, de esta forma, evaluar un saldo positivo en el resultado de costes/beneficios.

5El principal objetivo de este artículo es abordar estos procesos desde el análisis de las trayectorias migratorias familiares, atendiendo a las trayectorias educativas y ocupacionales de varios de sus miembros. Para ello, el análisis se desarrollará desde una perspectiva histórica de cada grupo filial, incluyendo, en ocasiones, a los abuelos de los jóvenes objeto de estudio; si bien, éstos solo se reflejarán en las historias grupales, pues no serán objeto del análisis de los movimientos entre categorías ocupacionales y niveles de estudios según la escala de medición elegida.

Método

6Este trabajo se basó en un estudio de tipo cualitativo, aplicando el método de la etnografía multi-situada, en base a entrevistas en profundidad e historias de vida realizadas a dieciséis grupos familiares y realizando el trabajo de campo en dos contextos relacionados a ellas: la comunidad autónoma de Galicia, en España y la provincia de Buenos Aires, en la República Argentina. El trabajo de campo incluyó entrevistas a diferentes miembros de los grupos familiares, de la generación de los padres y de la de los descendientes y en los casos posibles, contando también con la generación de los abuelos. Se han entrevistado un total de 80 informantes, 29 personas en Argentina y 51 en España.

  • 1 Definidas por Rumbaut (2004) como las generaciones de hijos de migrantes llegadas al país de inmigr (...)

7Las familias fueron localizadas a partir de la selección de jóvenes migrantes respondiendo a los perfiles de estudio definidos para esta investigación: jóvenes de segunda generación y de generación 1.51, residiendo en Galicia. Para ello se utilizó la técnica de “muestreo por bola de nieve” (1961), siendo a partes iguales distribuidas entre las ciudades de Vigo y A Coruña, polos de mayor acogida de flujos migratorios en esta región. De esta forma, los jóvenes descendientes fueron tomados como nexo para captar determinados perfiles de familias, respondiendo a criterios pre-migratorios de clase social y de localización de los contextos de residencia dentro de la provincia de Buenos Aires, en Argentina.

  • 2 El sistema ESeC fue teorizado por Goldthorpe et al. (1974), desde la corriente neo-weberiana, y pre (...)

8La escala utilizada para medir estos cambios corresponde a la Clasificación Socioeconómica Europea (ESeC)2.

Resultados

9Los resultados de las mediciones realizadas han sacado a la luz que las familias migrantes argentinas tienden a vivenciar mayoritariamente una movilidad intergeneracional educativa ascendente tras la migración, teniendo en cuenta que seis de diez casos así lo reflejan. En el plano ocupacional, por el contrario, encontramos una representación pareja entre los casos que revelan una movilidad ocupacional ascendente de padres a hijos (5 casos) y de una movilidad ocupacional descendente (5 casos) lo que nos habla de una falta de correspondencia entre niveles de cualificación y puestos de trabajo alcanzados.

10Con el objetivo de ilustrar estos procesos dominantes, hemos escogido dos de las historias familiares trabajadas, coincidentemente pertenecientes a dos jóvenes mujeres. Esta selección quiere dar cuenta de las dinámicas que subyacen a las trayectorias de movilidad social de los jóvenes y de sus familias a partir de un enfoque de género, pues las diferentes estrategias para hacer frente a la crisis económica y a la falta de empleo joven en el contexto de acogida nos mostrarán diferentes soluciones, entre las cuales reluce una segregación sexuada en los procesos de inserción laboral. Este tipo de trayectoria se muestra claramente en el segundo caso seleccionado para este artículo, el de Marta, quien cuenta con un nivel de estudios de máster, aunque se encuentra empleada en el sector doméstico. Pese a ello, los efectos de la discriminación por origen nacional podrán mermarse a partir de la estrategia del emprendimiento étnico (Villares, 2010) y es lo que nos mostrará el caso presentado a continuación, el de Catalina, cuya historia revela unas trayectorias educativas divergentes entre descendientes de un mismo grupo filial, y del recurso al negocio familiar frente a las pocas posibilidades de movilidad educativa y laboral en Galicia. El análisis de estas trayectorias deja ver el impacto de la variable “contextual” según la opción escogida, pues Catalina protagoniza la apuesta por la movilidad social ascendente, mientras su hermano, hijo menor y varón, presenta una trayectoria segmentada insertándose dentro del nicho étnico argentino del emprendimiento autónomo. La estrategia de la joven, decidida a romper con las barreras impuestas por el entorno local a su proyecto profesional, se hace posible gracias a una movilidad inter-estatal, emigrando hacia otra comunidad dentro del estado español (Madrid) para permitir a su estrategia gozar de más posibilidades de éxito.

11Veremos asimismo un patrón repetido en la totalidad de las historias familiares estudiadas, y que se refiere a la adaptación al sistema educativo gallego como un tema crucial en la continuación de trayectorias educativas de larga duración. Este proceso presenta dificultades concretas respecto del desconocimiento y aprendizaje acelerado de la lengua oficial (el gallego) enseñada en los centros escolares de Galicia.

Trayectorias familiares de movilidad social escogidas

12Como comentamos en el apartado anterior, el caso de Catalina ilustra como dentro de una misma familia pueden sucederse diferentes niveles de movilidad educativa entre los diferentes descendientes. De esta forma, mientras la joven logra superar el nivel educativo de sus padres, su hermano, con mayores dificultades para adaptarse al nuevo sistema escolar, dirige su trayectoria hacia un itinerario más corto y de tipo profesional. Este hecho parece explicarse, según la historia familiar, en la influencia de la política educativa que reconduce los itinerarios de aquellos estudiantes con mayores dificultades hacia el camino de la formación profesional de baja cualificación así como las dificultades causadas por el desfase de contenidos y la lengua oficial de instrucción.

Historia familiar 1: Catalina

Catalina es originaria del barrio bonaerense de Morón, en la zona sur del Gran Buenos Aires. Su migración a Galicia fue decidida por sus padres, quienes no veían en Argentina un futuro posible para sus hijos. El padre de Catalina, Norberto, era hijo de un gallego emigrado a este país. Catalina no tenía pensado siquiera alejarse de su entorno y la partida la tomó por sorpresa. Allí en Buenos Aires tenía a su familia, a su abuela, a sus primos, a sus amigas. Al llegar a Galicia, la joven tenía doce años y sufrió mucho el desarraigo. En la escuela, su adaptación no fue nada fácil. Era blanco fácil de discusiones entre compañeros y llegó a enfrentarse también con profesores, según confiesa. La joven, sintiéndose ajena al nuevo mundo donde sus padres la habían insertado, sintió discriminación en varias ocasiones. Su aprendizaje también fue condicionado por su actitud frente al nuevo medio y su situación en el centro escolar se hacía cada vez más difícil. Su madre, Nora, explica que el desnivel académico que presentaban sus hijos al momento de la llegada al nuevo centro escolar, por la falta de contenidos comunes en los programas curriculares, sumado al desconocimiento del idioma gallego, se presentaron como principales condicionantes de las trayectorias tanto de Catalina como de su hermano. Cuando terminó la educación secundaria, Catalina no dudó en marchar fuera de Galicia, donde su experiencia escolar no había sido nada grata. Catalina pensó en un entorno más parecido a lo que conocía en Argentina y donde no sufriera las exigencias del idioma. Decidió seguir su carrera universitaria en Madrid, donde se instaló tras aprobar la selectividad. La opción de estudiar en la universidad fue algo natural para ella, pues era también lo que hacían sus amigas en Argentina, si bien según la orientación que recibía desde la escuela, la formación de tipo profesional parecía tener más atractivo para la inserción en el mercado de trabajo.

Pedro, su hermano, por ejemplo, había sufrido de forma más violenta la adaptación curricular y la inserción al nuevo sistema educativo, viéndose terriblemente influido su rendimiento escolar. Pedro, a diferencia de su hermana, había repetido varios cursos, siendo luego transferido a los cursos de “diversificación escolar”, lo que finalmente lo orientó hacia una carrera de menor cualificación.

Para los padres de Catalina y Pedro, la educación era un valor importante. Néstor contaba con un diploma equivalente al de formación profesional en España y en la rama de electricidad y Nora era diplomada universitaria en educación primaria. Ambos habían siempre apostado por la educación de sus hijos, pagando en Argentina una suma considerable para que éstos pudieran acceder a una escuela privada y bilingüe.

Desde el ámbito profesional, la migración produjo también cambios en la familia de Catalina a nivel de las trayectorias ocupacionales de los padres. Nora, por ejemplo, no logró volver a encontrar su lugar dentro del ámbito educativo. La razón parece vincularse a las trabas impuestas por la política de homologación de títulos y a la necesidad de un reciclaje sumado al aprendizaje de la lengua gallega, esta última, a un nivel profesional que Nora reconoce casi inalcanzable. El resultado fue su inserción ocupacional junto a su marido en el emprendimiento familiar por el que la familia apostó en su estrategia económica en Galicia, como representantes regionales y distribuidores de un productor internacional de utillajes. La reconversión profesión tras la migración produjo un impacto bastante negativo en la carrera profesional de Nora, no así en el caso de Néstor.

Como tantas familias, la estrategia económica familiar absorbió también a Pedro, quien planteó más dificultades para sobrellevar el ciclo educativo culminando su trayectoria con dos formaciones profesionales, una en electrónica y otra en electricidad. Más tarde, no dudó en pedir trabajo a su padre, dadas las condiciones del empleo joven en Galicia. Catalina, sin embargo, no quiso renunciar a sus expectativas de carrera profesional y partió rumbo a Madrid donde creyó encontrar un mejor panorama de oportunidades laborales y un entorno que pudiera satisfacer mejor sus expectativas. La joven ha obtenido el título de Licenciada en Psicología y se prepara para acceder al P.I.R (ciclo de prácticas en psicología clínica). Paralelamente, trabaja en un club deportivo como monitora de Hockey, el deporte que practicaba en la escuela en su país de origen y que la identifica con su lugar natal. La inserción laboral de Catalina, sin embargo, es incierta al momento de la entrevista, pero denota ya en su trayectoria educativa una clara voluntad de movilidad ocupacional ascendente respecto del nivel ocupacional desempeñado por sus padres antes y después de la migración.

13La historia familiar de Catalina nos muestra, una vez más, como la estrategia económica familiar influye en las decisiones de inserción ocupacional no solo de los descendientes pero también de las primeras generaciones. Vemos en este ejemplo como, tanto Nora como Pedro, son incluidos en el proyecto de empresa familiar, lo que sin duda actúa como elemento disuasorio en detrimento de la búsqueda de un camino individual dentro del mercado laboral local. Así, la estrategia económica grupal tiene un fuerte impacto en la trayectoria de los descendientes, quienes muchas veces se ven absorbidos por la actividad escogida por los padres. La opción de emplearse dentro de otra categoría y rama ocupacional resulta un objetivo difícil de alcanzar frente a la situación de precariedad del mercado de trabajo gallego, especialmente para el caso de la población joven. La posibilidad de conseguir un puesto de trabajo dentro de la empresa familiar es sin duda una vía de rápida inserción que, al mismo tiempo, contribuye como medio de apoyo a la economía familiar.

14Dentro del segundo patrón de movilidad posible que reflejan los casos seleccionados encontramos el de la reproducción del nivel educativo, también conocida como inmovilidad social. Este se presenta de forma menos recurrente y refleja el mismo nivel de cualificación de padres a hijos. Se enmarcaría dentro de lo que establecen Bourdieu y Passeron (1970) sobre la noción de reproducción familiar. Encontramos que, de dos padres profesionales, suelen seguir hijos aspirantes al mismo tipo de categoría ocupacional. Esta situación produce la tendencia hacia la reproducción de la categoría profesional “real”, derivándose en hijos con carreras universitarias, en la línea del abordaje de Percheron (1991), si bien pueda producirse, como en otros casos ya revisados, que el nivel ocupacional no llegue a consolidarse a pesar del nivel de estudios alcanzados.

15El caso de Marta ilustra un ejemplo de lo que Michelat et al. (1977) y Percheron (1991) describían sobre la transmisión del status en el seno de la familia, basándose en la idea de que la influencia del medio de inmersión profesional familiar resulta decisiva para la formación de la identidad social del individuo:

Historia familiar 2: Marta

Marta llegó a Galicia cuando tenía 9 años. Su madre fue la que migró primero. Llegó a Galicia buscando nuevas oportunidades laborales. En Argentina se dedicaba al arte plástica y la falta de recursos e incentivos en este sector hicieron que se planteara la idea, junto a su compañero sentimental, de una migración al extranjero conducente a mejorar las condiciones de vida. Mirta, la madre de Marta, contaba con redes familiares en la provincia de Lugo. Allí desembarcaron como primer lugar de residencia Mirta, dos de sus hijas y su pareja del momento, padre de una de las jóvenes. En Argentina había quedado la hermana mayor de la fratría, resultado de un matrimonio anterior. La separación de su hija, cuenta Mirta, ha sido una de las peores dificultades a afrontar en la migración. Mirta había logrado insertarse en el sector de la artesanía al llegar a Galicia. Consiguió, a partir de su trabajo, ganar un reconocimiento dentro del sector artesanal gallego, pero la naturaleza de su profesión no le permitía acceder a una estabilidad económica.

Tanto la madre como el padre de Marta cuentan con estudios universitarios en el ámbito de las artes plásticas. Marta recuerda que su integración en la escuela fue difícil por la dificultad añadida del aprendizaje de la lengua gallega y por el desajuste del calendario escolar entre su país de origen y el sistema educativo local, lo que hizo que tuviera que adaptarse al curso acorde a su edad, pero en una etapa muy avanzada. Más tarde, las dificultades las fue afrontando en los últimos cursos de la educación primaria, repitiendo en 8º de EGB. Marta logró terminar la etapa de enseñanza secundaria obligatoria, obtuvo su título de bachillerato y no dudó en acceder a la universidad. La joven se graduaría en Bellas Artes, añadiendo a ello un postgrado en psicopedagogía. Al terminar con sus estudios, Marta no encontró una vía de inserción fácil al mercado de trabajo local. Cuenta la joven que la situación familiar era de bastante inestabilidad. Marta tuvo que afrontar situaciones de mucha dificultad para conseguir acabar la carrera universitaria. Por esta razón, Marta comenzó a trabajar en la época estival cuando tenía 17 años, bajo la autorización de su madre. Su primer empleo fue como personal de limpieza en un hotel. Frente a la imposibilidad de compaginar el horario lectivo con una jornada laboral, intentó ganar algo de dinero en ilustraciones de libros para editoriales, pero tampoco lograba solucionar la situación de precariedad. Al concluir con la especialización, Marta intentó nuevamente encontrar un puesto de trabajo acorde a su formación, pero no tuvo suerte. La joven buscó rápidamente una fuente de ingresos en otros sectores de actividad. Dada su experiencia laboral anterior, Marta sigue trabajando como empleada doméstica en una vivienda de familia. Marta no ha logrado insertarse profesionalmente en su campo de estudio ni cumplir con sus expectativas profesionales aún. Sin embargo, Marta tampoco parece estar del todo dispuesta a emprender una nueva movilidad geográfica hacia regiones de España que ofrezcan mejores posibilidades, pues le resulta muy arriesgado emprender una nueva migración dados los resultados obtenidos en su reciente experiencia.

16Vemos, a partir de esta historia, cómo las limitaciones a nivel emocional influyen en unas trayectorias laborales, pues éstos, si bien no han renunciado a sus planes en el ámbito educativo, se encuentran inmersos en un contexto social no elegido y que ofrece pocas alternativas de inserción. La resistencia a la movilidad geográfica por parte de los hijos será una realidad para varias de las familias trabajadas. El caso de Marta describe la segregación étnica y sexuada en la inserción laboral al mercado de trabajo local, pues la joven solo ha podido encontrar una solución a su situación de desocupación dentro del nicho étnico por excelencia del empleo latinoamericano y femenino en España: el sector doméstico y de cuidados. Este patrón de movilidad refleja lo que Meurs et al. (2006) y Aparicio (2009) han ya concluido en otros estudios sobre movilidad social inter-generacional en familias migrantes de otros países europeos, pues refleja una movilidad en términos potenciales pero no reales, pues describe generaciones con un mayor nivel de escolarización que la de sus padres pero que reproducen sus categorías ocupacionales, a pesar del incremento general en las habilidades sociales y ocupacionales. Como hemos constatado ya en el caso anterior, la estrategia de estos jóvenes para evitar la desocupación se repite en la inserción dentro del negocio familiar (del pequeño comercio, nicho de empleo étnico de la comunidad argentina en Galicia).

17Con todo, las trayectorias familiares argentinas confirman lo que ya fue revelado por investigaciones anteriores (Jiménez Zunino, 2012) existe un predominio del nivel de estudios secundario entre las primeras generaciones de migrantes, si bien las migraciones vinculadas al llamado “corralito” revelan un nivel educativo más bajo y diversificado (Actis y Esteban, 2008). Las trayectorias de movilidad educativa intergeneracional, no obstante, describen una tendencia hacia la movilidad ascendente.

18Vemos, además, que nuestras historias se caracterizan por un fuerte componente intergeneracional en el proyecto migratorio que permite observar la evolución histórica desde la generación de los abuelos hasta los nietos. La tendencia observada de una movilidad intergeneracional educativa ascendente no irían en la línea de la tesis que sostiene la teoría de la proletarización (Poulantzas, 1973), en la que se prevé una tendencia a la descualificación de los actores sociales, pues el nivel educativo parece no decrecer. Las familias con una movilidad intergeneracional ocupacional descendente confirmarían la tesis marxista y weberiana sobre una sociedad rígida donde la movilidad no siempre sería alcanzable, a pesar del logro educativo. En este fenómeno se refleja el efecto de la sobre-cualificación y subocupación juvenil, repetida en ambos colectivos de estudio. Estos resultados también irían en contradicción con la teoría del capital humano, en la que se pone de relieve que la movilidad laboral ascendente está asociada al nivel de estudios (Miguélez et al. 2011: 154). Es decir, a pesar de lograr superar el nivel formativo de padres a hijos, el proceso de inserción al mercado de trabajo revela otros factores que impiden consolidar el logro educativo. Este análisis parece guardar relación con una variable fundamental y que hace referencia al tipo de estructura laboral en Galicia, así como a los procesos de discriminación dentro del mercado de trabajo.

Conclusiones

19Las historias migratorias familiares argentinas revelaron un fuerte componente inter-generacional en el proyecto migratorio. A partir de esta característica, hemos podido observar la evolución histórica desde la generación de los abuelos hasta los nietos, en la que la migración ha sido partícipe de los proyectos familiares; si bien, la mayoría de las entrevistas fueron realizadas solo a dos generaciones.

20Cuando observamos las dificultades que afrontaron estos jóvenes en el nuevo sistema educativo, sale a la luz la adaptación curricular pero también las dificultades de aprender una nueva lengua, el gallego, que supone un retraso e incluso un impedimento para la inserción laboral de los jóvenes y de sus padres. Surge la pregunta de si la invisibilización y falta de reconocimiento de las lenguas regionales, al menos de la gallega dentro del contexto español, ha podido incidir en la falta de contemplación de este obstáculo en las estrategias planeadas.

21La tendencia observada mostró un predominio de movilidad intergeneracional educativa ascendente. No obstante, las trayectorias ocupacionales reproducen en su mayoría las categorías de sus padres e incluso han mostrado indicios de movilidad social descendente, acompañada de unos procesos de sobre-cualificación y sub-ocupación. Estos fenómenos que son también los que mostraba la población local para la época (Montalvo, 2009) han conducido a los hijos de familias migrantes argentinas a insertarse temporalmente en el negocio familiar, cuando esta solución era posible. Es decir, a pesar de lograr superar el nivel formativo de padres a hijos, el proceso de inserción al mercado de trabajo revela otros factores que impiden consolidar la movilidad social, pues un mejor nivel de estudios no asegura una mejor posición dentro de la escala social. Esta asunción se plantearía en contraposición a la tesis funcionalista que establece una mayor apertura social de las sociedades industriales y unas mayores oportunidades de acceso a la promoción social mediante la educación (Echeverría Zabalza, 1998: 95) y contradice la teoría del capital humano, en la que se pone de relieve que la movilidad laboral ascendente está asociada directamente al nivel de estudios.

22En términos generales, nuestros resultados han confirmado la hipótesis general, pues en las familias se producen procesos de solidaridad y reciprocidad que ubican a unos en roles sacrificados y a otros en posiciones más ventajosas. Así, las historias familiares estudiadas evidencian numerosas renuncias y sacrificios de los padres y de los hijos. Si lo padres testimonian en varias ocasiones un “retroceso para volver a empezar”, los hijos parecen haber confirmado que el contexto de inserción familiar contribuyó a bloquear sus trayectorias profesionales.

23Podemos decir que los procesos de movilidad social entre espacios sociales parecen reflejar una tendencia hacia la reproducción de la posición social de las primeras generaciones en el caso argentino, pero nunca de una mejora, incluso la migración había producido en estos padres unos procesos de descenso moderado del nivel ocupacional tras la migración, especialmente en el caso de las madres y mujeres. Pese a ello, en términos generales, si el proyecto familiar se basaba en la idea de evitar un desclasamiento, como constataron otros autores sobre este tema (Jiménez Zunino, 2011) la estrategia parece haber resultado adecuada.

24Ahora bien, en muchos discursos hemos encontrado la respuesta hacia un proyecto que enfoca las razones del periplo en garantizar un mejor porvenir a los hijos. En estos casos, las estrategias familiares parecen haber sido boicoteadas por la situación estructural en la Galicia de principios de siglo, pues a momentos del estudio, la crisis económica que azotaba el mercado de trabajo local no permitía desplegar las capacidades formativas adquiridas por los descendientes. La solución frente a las barreras a la movilidad social en el entorno gallego se planteó en el trazado de nuevas movilidades geográficas, estrategia que muchos de estos hijos confesaron estar ya planeando a principios de la década pasada.

Inicio de página

Bibliografía

ACTIS, Walter y Fernando O. ESTEBAN, « Argentinos en España: inmigrantes, a pesar de todo », Migraciones, nº 23, 2008, p. 79-115.

BOURDIEU, Pierre y Jean Claude PASSERON, La Reproduction: Éléments d'une théorie du système d'enseignement, Paris, Les Editions de minuit, 1970.

CATARINO, Christine, y Mirjana MOROKVASIC, « Femmes, genre, migration et mobilités », Revue européenne des migrations internationales, nº 21, 1, 2005, p. 7-27.

ECHEVERRÍA ZABALZA, Javier, « Movilidad social y comportamiento electoral », Reis, nº 83, 1998, p. 237-267.

FEITO ALONSO, Rafael, « Escuela y democracia », Política y Sociedad, nº 47, 2, 2010, p. 47-61.

GOLDTHORPE, John y Keith HOPE, The social grading of occupations: A new approach and scale, Oxford, Clarendon Press, 1974.

GOODMAN, Leo, “Muestreo de bola de nieve”, Annals of Mathematical Statistics, nº 32, 1, 1961, p. 148-170.

JIMÉNEZ ZUNINO, Cecilia Inés, « ¿Empobrecimiento o desclasamiento? La dimensión simbólica de la desigualdad social », Trabajo y Sociedad. Sociología del trabajo – Estudios culturales – Narrativas sociológicas y literarias, 17, vol. XV, 2011, p. 49-65.

__________, Desclasamiento y reconversiones en las trayectorias de los migrantes argentinos de clases medias, Tesis de doctorado, Universidad Complutense de Madrid, 2012.

LAÍZ MOREIRA, Sofía, "El impacto de las jerarquías de género y edad en las estrategias de movilidad social inter-generacional de familias argentinas y marroquíes en Galicia", Polis Revista Latinoamericana, 51, 2018, Disponible en: <http://journals.openedition.org/polis/16450>

MARX, Karl, Le capital, v. 1, Paris, Ed. Lachâtre, 1872.

MEURS, Dominique, Ariane PAILHÉ, y Patrick SIMON, Mobilité intergénérationnelle et persistance des inégalités : l'accès à l'emploi des immigrés et de leurs descendants en France, ERMES, University Paris 2, 2005.

MICHELAT, Guy, y Michel SIMON, Classe, religion et comportement politique, Paris, Presses de Sciences Po, 1977.

MIGUÉLEZ, Fausto, Trayectorias laborales de los inmigrantes en España, Barcelona, Universitat Autònoma de Barcelona, 2011.

MONTALVO, Javier, « La inserción laboral de los universitarios y el fenómeno de la sobrecualificación en España », Papeles de economía española, 119, 2009, p.172-187.

OSO, Laura, DALLE, Pablo y BONIOLO, Paula, « Movilidad social de familias gallegas en Buenos Aires pertenecientes a la última corriente migratoria: estrategias y trayectorias », Papers. Revista de Sociologia, nº 104, 2, 2018, p. 305-335.

PERCHERON, Jean Claude, « La transmission des valeurs », De Singly, F. (Éd.), La famille, L’état des savoirs, 1991, Paris, La découvert, p. 183-193.

POULANTZAS, Nicos, Las clases sociales en América Latina, Mexico, Ed. Siglo XXI, 1973.

RUMBAUT, Ruben, « Ages, Life Stages, and Generational Cohorts: Decomposing the Immigrant First and Second Generations in the United States », International Migration Review, nº 38 (3), 2004, p. 1160-1205.

SCHMOLL, Camille y Caponio TIZIANA, « Lo studio delle seconde generazioni in Francia e in Italia. Tratransnazionalismo e nacionalismo metodológico », Stranieri in Italia. La generazione dopo, 2011, p. 99-142.

WEBER, Max « The Spirit of Capitalism », The Protestant Ethic and the Spirit of Capitalism, New York, Charles Scribner's Sons, 1930, Chapter II, p. 74-75.

Inicio de página

Notas

1 Definidas por Rumbaut (2004) como las generaciones de hijos de migrantes llegadas al país de inmigración a la edad escolar.

2 El sistema ESeC fue teorizado por Goldthorpe et al. (1974), desde la corriente neo-weberiana, y presenta una categorización que agrupa aquellas ocupaciones codificadas con tres dígitos de la CIUO-88, logrando mantener las categorías en una posición similar dentro del mercado de trabajo y, al mismo tiempo, permitiendo otras agrupaciones más sintéticas que reducen la complejidad de la clasificación (Informe España CECS, 2011: 309).

Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia electrónica

Sofía Laíz Moreira, « Jóvenes migrantes en el puente transnacional Argentina-España: trayectorias de movilidad social a partir de la movilidad geográfica », Amérique Latine Histoire et Mémoire. Les Cahiers ALHIM [En línea], 39 | 2020, Publicado el 12 junio 2020, consultado el 15 julio 2020. URL : http://journals.openedition.org/alhim/8831

Inicio de página

Autor

Sofía Laíz Moreira

Université d’Aix Marseille (France)
Sofía Laíz Moreira est sociologue et docteure en Migrations Internationales par l’Université de La Corogne, Espagne. Elle est actuellement chercheure associée au LAMES (Laboratoire Méditerranéen de Sociologie, AMU-CNRS) et enseigne au sein du Département d’Etudes Hispanique et Latino-américains de l’Université d’Aix Marseille. Ses travaux portent sur les migrations latines américaines et maghrébines en Europe, sur les parcours éducatifs des enfants d’immigrés et jeunes migrants ainsi que sur l’évaluation des politiques visant l’égalité de chances en France.

Inicio de página

Derechos de autor

Licencia Creative Commons
Amérique latine Histoire et Mémoire está distribuido bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Inicio de página
  • Logo Université Paris 8 - Vincennes Saint-Denis
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • OpenEdition Journals