Navigation – Plan du site

Convocatoria Cuadernos LIRICO, número 23,año 2021.Revista de la red interuniversitaria de estudios sobre las literaturas rioplatenses en Francia

Número monográfico: La vereda de enfrente. Movimientos, intercambios y tránsitos entre las literaturas argentina y chilena del siglo XX

Coordinación del número: Andrea Kottow (Universidad Adolfo Ibañez) Carlos

Walker (UBA–CONICET)

En los últimos años se ha ido consolidando una serie de intercambios entre distintas manifestaciones de las literaturas argentina y chilena. En términos generales, pueden ser aducidos varios factores que determinan esta renovada aproximación. A la cercanía geográfica, habría que añadir fenómenos tan diversos como los cambios en la circulación de la información a efectos de internet, la proliferación de pequeñas editoriales, el incremento de eventos internacionales vinculados al campo literario, los distintos esfuerzos por repensar y ampliar los cánones nacionales y subcontinentales, el protagonismo de actores migratorios asociado a un creciente interés por las culturas vecinas,entre otras cuestiones generales. Al mismo tiempo,es posible constatar la predominancia de ciertas zonas comunes en las que se han venido desplegando distintas prácticas de escritura. Un resumen tentativo podría tomar a la denominada “era memorial”, propia del presentismo (Hartog 2003),como el centro móvil en el que es posible inscribir una serie de expresiones literarias actuales, cuyos trazos más gruesos podrían agruparse tanto por insistencias temáticas (la infancia, lo femenino, lo queer, lo digital,los archivos de la historia política,y entre ellas, las distintas memorias de la violencia), como por la predominancia de ciertos enfoques (la literatura de la memoria, la literatura de los hijos, los imperios del “yo”, de lo intermedial, del tiempo presente).

Sin embargo, esta actualidad donde vemos multiplicarse los lazos entre las literaturas chilena y argentina conduce, antes que a la certeza tipológica e histórica sobre sus redes, a una interrogación detenida sobre sus antecedentes. Un primer acercamiento a esa proliferación actual indica que esta no se traduce en una inclinación de proporciones análogas cuando se trata de tiempos pretéritos.Las literaturas argentina y chilena parecieran, a excepción de ciertos protagonismos autorales específicos, haber corrido por carriles paralelos o, cuanto menos, haber prescindido de una crítica que se haga cargo de sus cruces, relaciones, semejanzas, contrastes.

En cuanto al estudio de las relaciones entre ambas tradiciones, se podría aventurar que los vínculos entre las literaturas argentina y chilena del siglo XX han sido escasamente estudiados. Si bien entendemos que el “sintagma siglo XX” (Badiou 2005) es de entrada problemático, ese mismo carácter heterogéneo permite subrayar una dimensión donde el aspecto binacional revela su capacidad de transformarse en un problema de historiografía literaria. Con todo, esta hipótesis alude a las características panorámicas de ambas literaturas, tal y como se desenvolvieron después del período que Ángel Rama(2004)llamó de“modernización internacionalista” (1870-­‐1920). De hecho, dicho período y su antecesor–vale decir, desde los procesos de independencia hasta la constitución de las literaturas nacionales y su subsecuente profesionalización–han sido mayormente estudiados desde enfoques binacionales.

Ahora bien, si se quiere, todos estos fenómenos podrían servir para prolongar una de las ficciones más célebres de la historiografía literaria, aquella que busca hacer de cada siglo una unidad (Barthes 2004). Es más, se trata aquí de recurrira dos de esas ficciones en aras de interpelar a la imaginación crítica: la centrada en lo nacional y la enraizada en una periodización secular.

En síntesis, este número monográfico busca abrir un espacio para recibir artículos de investigación que se concentren en los distintos movimientos, intercambios y tránsitos de autores y obras, así como en la configuración de redes intelectuales alrededor de las literaturas argentina y chilena a lo largo del siglo XX. En este sentido, se esperan ensayos que sean capaces de presentar operaciones críticas e historiográficas sobre las modalidades en que estas literaturas nacionales han cruzado sus fronteras hacia el país del frente.Los artículos debiesen aventurar puentes y vínculos entre autores,obras, estéticas que visibilicen relaciones entre las literaturas chilena y argentina que no hayan estado en el centro de la atención crítica.En otros términos, ¿y si ese país que nos acostumbramos –tanto en Argentina como en Chile–a pensar como estando detrás o al lado,se pensara, en literatura, como si estuviese enfrente.

Para mayor información, ver documento adjunto

Document annexe

Haut de page
  • Logo CELLAM - Centre d’études des langues et littératures anciennes et modernes
  • OpenEdition Journals