Skip to navigation – Site map

HomeOnline sectionsBook reviewsBook reviews 2022Patrimonios alimentarios en Améri...

Book reviews 2022

Patrimonios alimentarios en América Latina: recursos locales, actores y globalización

Consuelo Hernández V., Céline Morançay, Nathan Pécout-Le Bras and Emmanuelle Ricaud Oneto

Author’s notes

Los autores aparecen en el orden alfabético, contribuyeron de manera equivalente al artículo

Full text

Rebaï N., Bilhaut A.-G., de Suremain C.-E., Katz E., Paredes M., (eds.), 2021. Patrimonios alimentarios en América Latina: recursos locales, actores y globalización, Lima, IFEA/IRD, 268 p.

  • 1 https://www.editions.ird.fr/produit/626/9789972623400/Patrimonios%20alimentarios%20en%20America%20L (...)

1El libro que a continuación comentamos, Patrimonios alimentarios en América Latina: recursos locales, actores y globalización1, se publicó a raíz del coloquio del mismo nombre, realizado en la ciudad de Quito, Ecuador, en el mes de octubre del año 2016. Este evento reunió a investigadores de disciplinas diversas (antropología, sociología, geografía, ciencias políticas, economía, historia y arqueología) así como representantes de la sociedad civil, productores locales, dirigentes de comunidades indígenas. Se proponía como objetivo de, como señalan sus organizadores, “abrir una reflexión acerca de la significación y del alcance de la noción de ‘patrimonio alimentario’ en América Latina” (pág. 15). Esta reseña surge de la discusión que tuvo lugar el 16 de abril de 2021 durante la presentación del libro en el Seminario de Antropología Histórica de América latina: Colonialidades/Alteridades (SHACAL) organizado por Nathan Pécout-Le Bras del Instituto de Altos Estudios de América Latina (IHEAL) en París (Francia).

Patrimonialización y riesgos de reapropiación

2Desde su creación como dispositivo jurídico y técnico tras la Segunda Guerra Mundial, el patrimonio cultural ha experimentado una ampliación de sus objetos y campos de aplicación. Igualmente, el uso del término “patrimonio” se ha generalizado en el discurso y se ha globalizado. En este contexto, el “patrimonio alimentario aparece como una rama con sus propias especificidades mientras los patrones de consumo de alimentos se convierten en un objeto de estudio cada vez más solicitado. Los autores presentan procesos de patrimonialización alimentaria, es decir las dinámicas de reconocimiento de patrimonios alimentarios al nivel institucional, privado o en la sociedad civil, a partir de los contextos en los cuales aparecen y son movilizadas. De ahí, el uso del plural en el libro que habla más bien de patrimonios alimentarios en vez de un patrimonio único dando a ver las múltiples facetas de este fenómeno. Las lógicas de patrimonialización aplicadas a la alimentación son herramientas que se desarrollan para luego ser apropiadas, movilizadas y reivindicadas por diversos actores sociales, que buscan responder a distintas problemáticas. La ambición de este libro colectivo es abordar el patrimonio alimentario desde un ángulo transdisciplinar a escala latinoamericana, en diversos contextos nacionales (Cuba, México, Ecuador, Bolivia, Brasil y Argentina). Se estructura en tres partes referidas a la relación entre patrimonios alimentarios y soberanía alimentaria, desarrollo territorial y globalización. 

Patrimonios alternativos: subjetivación política y patrimonio ordinario

3Como se lo ha mencionado, la patrimonialización es un proceso selectivo. Además de las dimensiones simbólicas y culturales, esta selección se hace principalmente alrededor de un objetivo de orden económico por parte de las instituciones públicas y privadas que intentan promover una gastronomía o un producto como patrimonio (p. 17). Tal proceso abre la puerta a la mercantilización de los productos y de los platos en mercados emergentes como el turismo, los productos certificados y la alta gastronomía. En este marco, se corre el riesgo de seguir dejando de lado actores ya desfavorecidos, debido a la distribución asimétrica de los beneficios generados a partir de la patrimonialización. A través de esta selección arbitraria que consagra unos elementos en detrimento de otros, la patrimonialización tiende a fijar prácticas vivas y dinámicas, y fomentar una diferencia entre el patrimonio institucionalizado y el patrimonio ordinario (De Suremain, p. 219). El patrimonio pocas veces reside en prácticas concretas sino en la selección y la reinvención del pasado por parte de actores institucionales y de la sociedad civil. Varios capítulos del libro ilustran este proceso. Por ejemplo, Sigrist observa como el patrimonio alimentario quiteño que se presenta a los turistas se aleja bastante de lo que los propios quiteños consideran como su cultura o patrimonio alimentario (p. 164). De igual manera, el gusto de los turistas para una gastronomía local, pero gourmet (p. 179) implica mecanismos de selección de las recetas y las comidas. El artículo de Sammartino lleva también esta idea con el ejemplo de la promoción del patrimonio agrícola y alimentario de la Quebrada de Humahuaca en el noroeste argentino (p. 84): la comida preparada se convierte en una versión diferente de los platos consumidos por los habitantes que responde a las exigencias de los turistas y lleva a la invisibilización de prácticas alimentarias originales, confirmando así un proceso de selección sinónimo de marginalización de rasgos importantes de la cultura indígena local (p. 99). Goulart Duarte y sus colegas dan el ejemplo de un festival de gastronomía que tiene como objetivo central la promoción de los productos y de los productores del Cerrado brasileño. El festival tiene como objetivo presentar un alimento que debe ser “bueno (sabroso), limpio (procesos de producción sostenibles) y justo (remuneración justa a los involucrados en la cadena productiva)” (p. 118). Mientras estos criterios apuntan una exigencia de calidad y de diversidad, los autores señalan el riesgo de exclusión que puede resultar por estos criterios externos que se imponen sobre los productos y los platillos para promoverse. En estos ejemplos se observa como la patrimonialización se puede transformar en una captación del patrimonio cultural de grupos minoritarios con fines comerciales, simbólicos o políticos. Se nota el conflicto que surge entre la dirección universal del mismo concepto de patrimonio y la necesidad – y aun voluntad por parte de actores institucionales – de convocar una diversidad de actores para lograr una forma de justicia, entendida como representación política y distribución de los beneficios, a través del patrimonio.

4Como se acaba de demostrar, la patrimonialización institucional puede resultar en formas de dominación, discriminación u invisibilización de prácticas y saberes de actores locales. En contrapié de esta perspectiva, algunos autores exponen casos que dan a conocer patrimonios alternativos a la patrimonialización de tipo top-down muchas veces orientada hacia intereses económicos. Sarah Bak-Geller pone en evidencia cómo las políticas patrimoniales pueden generar subjetivación política y resistencia (p. 193-216). A través del ejemplo del pueblo coca de Mezcala en el Estado de Jalisco en México, la historiadora pone en evidencia la agencia (agency) de este pueblo que, al apropiarse de las políticas multiculturales del gobierno mexicano, apunta al reconocimiento de su identidad indígena en el país y por ende a la defensa de su territorio. En un contexto de amenazas de parte de inversionistas privados y del gobierno municipal, alcanzar el reconocimiento de su gastronomía constituye un elemento clave para fomentar el proceso de reetnización del pueblo y ganar legitimidad sobre sus derechos territoriales. Al recorrer minuciosamente la historia de la articulación entre cuerpo y alimentación en México desde tiempos coloniales, la autora sostiene que, al ingerir comida coca, los comuneros se definen como nuevos “sujetos nacionales” en la política multicultural establecida. Otro punto interesante consiste en el rol que ha desempeñado en esta iniciativa local al pedido de los comuneros. Como historiadora, participó en la recopilación de un recetario que pone en relieve ciertos platillos locales, para así atestiguar de su presencia ancestral en el territorio. Por su parte, Charles-Édouard de Suremain propone una reflexión original sobre la tensión entre patrimonio institucional y patrimonio ordinario a partir del ejemplo del apthapi, una comida colectiva consumida durante protestas, en Bolivia. Al reunir gente de distintos grupos sociales para protestar y dar voz a los invisibilizados de la sociedad boliviana alrededor de una comida popular, el apthapi no puede ser circunscrito a una definición establecida del patrimonio, sino más bien “adquiere su sentido en la práctica y [...] se despliega hacia afuera de cualquier medio oficial” (p. 227). La descripción de estos patrimonios alternativos permite abrir nuevas perspectivas de investigación sobre los patrimonios alimentarios porque destacan la agencia de los actores locales en tales procesos. No obstante, hubiera sido interesante alimentar esta reflexión a partir de los testimonios y las experiencias de los actores comunitarios y asociaciones presentes en el congreso de Quito cuyo aporte no aparece en el texto final del libro.

Patrimonio alimentario y relación con el territorio

5El patrimonio alimentario de una región, una nación, un pueblo o una cultura se construye mediante una relación estrecha con el territorio. Si bien son muchas las líneas de investigación que se desprenden de dicha relación, en esta oportunidad, rescatamos la relación entre producción agrícola y patrimonio alimentario. Tanto Nasser Rebaï en su estudio de la perifería rural de la ciudad de Riobamba en los Andes ecuatorianos (p.31-58), así como María Gabriela Zurita-Benavides y colegas, con las poblaciones kichwas ubicadas en la periferia de la ciudad de Tena en la región del Alto Napo en la Amazonía ecuatoriana (p.59-82), abordan el cómo los patrimonios agrícolas y alimentarios permitirían dinamizar la economía local. Cabe decir, cómo es posible mejorar los ingresos a través del fomento de prácticas agrícolas catalogadas como parte del patrimonio alimentario local y nacional. En ambos casos se rescata un fenómeno particular: que no siempre se consume lo que se produce para la venta. En muchos lugares, las familias se ven obligadas a privilegiar la producción de alimentos para el mercado sobre el cultivo de alimentos para el autoconsumo. Muestra de este distanciamiento es que en muchos contextos existe una separación espacial entre el terreno destinado a la producción de alimentos para el consumo propio (chagra, huerta) y el terreno utilizado para el cultivo de renta (Zurita-Benavides et al., p. 61). Por otro lado, Francisco Valdéz aborda el análisis sobre el cultivo de cacao en la Amazonía ecuatoriana, desde una perspectiva histórica. A través de datos arqueológicos y análisis genéticos, demuestra que la presencia del cacao en la zona se remonta a más de 5000 años atrás y que las pruebas de la domesticación de al menos una variedad de la planta (Nacional fino de aroma) por parte de la sociedad Mayo Chinchipe-Marañón, en la actual provincia de Zamora Chinchipe, son las evidencias más antiguas del uso social del cacao en América y en el mundo. Según el autor, la reintroducción del cultivo de cacao con el método agroforestal característico de la Alta Amazonía puede constituir una estrategia económica para la producción de un cacao de calidad y de alta demanda en el mercado internacional (p. 158).

6Como lo realizaron los autores del libro, era importante y necesario hacer un balance de estas lógicas que atraviesan el continente latinoamericano y que se convierten en herramientas que son aprovechadas por múltiples actores. De esta diversidad de estudios se evidencia el arraigo de los patrimonios alimentarios en las relaciones sociales, económicas, políticas y culturales de las cuales surgen. El aporte del libro es que subraya y contribuye a la comprensión de los procesos patrimoniales fuera de los enfoques institucionales acabados, destacando la forma en que son apropiados por una diversidad de actores en un momento de desarrollo del turismo, de las políticas de multiculturalidad y de los mercados orientados hacia los saberes tradicionales y locales. Así, inspira y permite abrir nuevas perspectivas de investigación en cuanto a los patrimonios alimentarios. Por ejemplo, hacia cuestiones de género tales como la invisibilización de las mujeres, el problema del consumo de carne, y los efectos – o la ausencia de efectos – de la patrimonialización sobre políticas públicas alimentarias (e.j. programas de alimentación escolar).

Top of page

Notes

1 https://www.editions.ird.fr/produit/626/9789972623400/Patrimonios%20alimentarios%20en%20America%20Latina?search_text=patrimonio%20alimentario

Top of page

References

Electronic reference

Consuelo Hernández V., Céline Morançay, Nathan Pécout-Le Bras and Emmanuelle Ricaud Oneto, Patrimonios alimentarios en América Latina: recursos locales, actores y globalizaciónAnthropology of food [Online], Book reviews, Online since 15 June 2022, connection on 05 December 2022. URL: http://journals.openedition.org/aof/13719; DOI: https://doi.org/10.4000/aof.13719

Top of page

About the authors

Consuelo Hernández V.

doctorante en antropología, Université Sorbonne Nouvelle, UMR 7227 Centre de Recherche et de Documentation des Amériques (CREDA), consuelohv@gmail.com

Céline Morançay

doctorante en antropología, Université Libre de Bruxelles, Laboratoire d’Anthropologie des Mondes Contemporains (LAMC), celine.morancay@ulb.be

Nathan Pécout-Le Bras

doctorante en antropología, Université d'Ottawa, ÉÉSA/SSAS École d'Études Sociologiques et Anthropologiques, npeco086@uottawa.ca

Emmanuelle Ricaud Oneto

doctorante en antropología, École des Hautes Études en Sciences Sociales (EHESS) en Paris, UMR 8177 Laboratoire d'Anthropologie politique (LAP), Laboratoire des Institutions et des Organisations Sociales (LAIOS), emmanuelle.ricaud-oneto@ehess.fr

Top of page

Copyright

CC-BY-NC-ND-4.0

Creative Commons - Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International - CC BY-NC-ND 4.0

https://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/

Top of page
  • DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • Journal supported by the Institut des Sciences Humaines et Sociales (CNRS)
    CNRS - Institut national des sciences humaines et sociales
  • OpenEdition Journals
Search OpenEdition Search

You will be redirected to OpenEdition Search