Navigation – Plan du site
Comptes rendus / Partenariat Critique d'art

Complejidad de las ciencias sociales. Y de otras ciencias y disciplinas. De Carlos Eduardo Maldonado. Ediciones desde abajo. Bogotá, 2016.

Iliana Hernández-García

Texte intégral

1El libro de Carlos Maldonado, profesor e investigador en Ciencias de la complejidad, de la Universidad del Rosario en Bogotá, Colombia, plantea la importancia de complejizar y explicar la complejidad de las ciencias sociales y también de campos cruzados como las artes y las poshumanidades. Inicia con los planteamientos de Ilya Prigogine acerca de los sistemas alejados del equilibrio, y la necesidad de abrir estos campos a otras ciencias, y especialmente a nuevas formas de conocimiento, ligadas a problemas radicales, nuevos lenguajes y lógicas.

2Hace una crítica a los enfoques nomotéticos e ideográficos, a la disputa metodológica en la cual nacieron las ciencias sociales y las humanidades en la visión newtoniana de la ciencia clásica, donde se buscaba el formalismo, el equilibrio, la continuidad y las certezas. Una imagen propia del siglo XIX y que pervive hoy anacrónicamente. En síntesis se ha tratado de ciencia normal, sociedades conservativas y enfoques analíticos. En lugar de ello, la complejidad de las ciencias sociales, de las artes y las poshumanidades trata sobre el siglo XXI, enfoques sintéticos, sociedades de riesgo, sorpresa, novedad, fluctuaciones e inestabilidades. Es decir, impredecibilidad y ciencia revolucionaria.

3El autor propone cuatro instrumentos conceptuales sobre los cuales fluye la complejidad de los sistemas sociales humanos y poshumanos. Estos son la teoría de conjuntos, la teoría de los n-cuerpos, la topología y las redes, la combinatoria y la complejidad computacional. Concretamente en ello, las matemáticas de sistemas discretos, con lo cual se afirma que los sistemas sociales que no son completamente ordenados son los de máxima complejidad conocida. En ellos la indeterminación y la incertidumbre producen mayor robustez, pues hay bifurcaciones y rupturas de equilibrio. Esto permite otras posibilidades y evolución no lineal, hacia devenires que no estaban predeterminados en las ideas de origen. Al distanciarse del determinismo, la causalidad, la predicción y la necesidad, coloca en crisis las habituales oposiciones binarias entre ideas como: Democracia o desorden, Legitimidad o desgobierno, Planeación o improvisación, Bienestar común o bienestar individual, real o virtual, natural o artificial.

4Los diversos capítulos proponen relaciones con otras formas de las ciencias y las artes en el siglo XXI con lo cual se establecen vasos comunicantes. Estas son: 1. Las ciencias sociales interdisciplinarias que invitan a procesos horizontales y abiertos, superando la objetividad, el formalismo y la especialización. 2. El movimiento anti-utilitarista de las ciencias sociales, el cual critica al empirismo y el trabajo de campo. 3. Ciencias sociales computacionales, hoy día expresadas en vida artificial, redes inteligentes, internet de las cosas, y esencialmente la simulación. 4. Ciencia social generativa, acerca de las sociedades artificiales. 5. Ciencias sociales del no-equilibrio y 6. Ciencias sociales y lógicas no-clásicas.

5Con ellas y más allá de ellas, el libro establece una síntesis entre sus posibilidades. Hace evidente la importancia de avanzar hacia opciones que puedan ayudarnos a formular los problemas de investigación y de conocimiento que sean relevantes y fundamentales para obtener cambios de amplio espectro. Los cuales deben superar la dicotomía entre visiones generales o particulares, o especializadas, propias de la investigación netamente aplicada.

6Se muestra cómo el debate entre teoría y práctica ha quedado zanjado, por entrar en desuso, así como se exhiben las limitaciones del trabajo de campo, invitando a retomar la investigación básica, para renovar el conocimiento, la sociedad y las instituciones.

La complejidad de los sistemas sociales y humanos

7La teoría de los tres cuerpos, y mejor de los sistemas de n-cuerpos, permite comprender y hacer síntesis entre diversos elementos, y producir disrupciones entre unos y otros, superando los sistemas de dos cuerpos de la ciencia clásica de corte newtoniano. En ciencias sociales y artes esta posibilidad es de alto interés por cuanto justamente en la diversidad cualitativa de los acontecimientos, campos y problemas se asocia la idea de no reducir a visiones controladas o simplemente binarias. Así mismo la idea de los sistemas sociales como altamente inestables pero organizados, permite comprender la idea del caos como un orden impredecible. También la Termodinámica del no equilibrio, con sus estructuras disipativas y las transiciones de fase se exponen como opción a las estructuras conservativas que operan simplemente como grupo de control. ¿Cómo podríamos pensar en los cambios cualitativos para la complejidad en las ciencias sociales y en las artes? ¿Habrían nuevos órdenes sociales emergentes? ¿Asistimos a un descubrimiento de éstas formas de orden más complejo, en algunos sistemas sociales naturales, humanos y artificiales? ¿Y en alguno de estos sistemas de manera más preponderante, por ejemplo en el artificial? ¿Pueden las ciencias sociales y las artes ocuparse de los tres tipos de sistemas sociales y/o ampliar sus campos epistemológicos al investigar los sistemas sociales artificiales?

Ciencias sociales y poshumanidades interdisciplinarias

8Estas ciencias invitan a procesos horizontales y abiertos, de corte inter o transdisciplinario. Buscan superar la objetividad y el formalismo descriptivo, la idea del tiempo y el espacio inexistente, las separaciones artificiales impuestas a través de la especialización de las disciplinas. En sentido más amplio entre éstas y la ciencia, también con la filosofía no trascendental y las artes digitales. ¿Qué relación existe entre estos enfoques de corte transdisciplinar y las ciencias de la complejidad de cara a la formulación de problemas de investigación?

Movimientos anti-utilitaristas de las ciencias sociales

9Estos hacen una crítica a los efectos que ha producido la investigación aplicada y el trabajo de campo como principal forma de investigación en Ciencias Sociales. Estas habían venido desencadenando un espíritu empirista y pragmático, con escasa investigación básica o fundamental, poca producción de innovación conceptual y de avance del conocimiento en términos radicales y de ruptura. El conocimiento simplemente se repite. ¿Cómo podría explicarse la reducción que esto ha generado en el estudio de los sistemas sociales humanos?

Ciencias sociales computacionales

10Teniendo en cuenta que la herramienta conceptual de nuestra época es el computador, y éste tiene un lenguaje que maneja memoria, sintaxis, semántica, diversidad de lógicas y que aprende. Y dado que hoy día éste existe como vida artificial, en redes inteligentes, sistemas cruzados e integrados y en particular en el internet de las cosas. Ello ha cambiado la forma como comprendemos y producimos la vida y el conocimiento. El origen de las ciencias sociales y las humanidades siendo pre-computacional, ¿cómo se transforman éstas a través de un enfoque de correlaciones y de multiescalaridad, (y ya no de causalidad) y especialmente a través de la simulación computacional? Pensar la complejidad es reflexionar en espacios y universos, tiempos y acontecimientos probables, posibles e incluso imposibles.

Ciencia social generativa

11Se parte de Epstein para el estudio y crecimiento de sociedades artificiales, en el propósito de construir problemas de investigación. Partiendo del cambio de mirada desde la cual se produce una visibilidad del mundo y en relación con las distinciones entre trivial y no trivial, ocurre una conexión con la emergencia de una innovación. ¿Las sociedades artificiales son una forma emergente de estudio de sistemas sociales humanos y no humanos? ¿Cómo éstas hacen posible una síntesis entre lo artificial y lo humano, y ya no una dicotomía? ¿Cómo las sociedades artificiales siendo más que una representación o una modelación del devenir de un sistema social conocido, son en últimas nuevas formas de auto-organización social que incluyen aquellas incluso imposibles?

Ciencias sociales del no-equilibrio

12Se trata de la ciencia de los grandes datos o bigdata. De las unidades del mundo microscópico de escala yoctométrica, las cuales inician en la escala micro del Zepto, Atto, Femto, Pico, Nano, y luego suben a la escala del mundo macroscópico en los Exa o Brontobytes. ¿Cómo se compara con el mundo humano y sus escalas habituales de ciclos de horas, días, meses, años, y su condición lenta y estriada? Y ¿cómo el tiempo real es cada vez más el de las escalas microscópicas, debido a los ritmos de la bioinformación?

Ciencias sociales, artes y lógicas no-clásicas

13¿Cómo las lógicas no clásicas permiten no solamente observar, comprender el mundo desde diferentes lentes, sino especialmente producirlo y formular problemas desde ópticas que no habían sido pensadas y cómo ello invita a la innovación conceptual?

Punto de fuga: la civilización

14Las crisis estructurales en qué vivimos, la muerte de la civilización occidental, y el nacimiento de una nueva civilización plantean una bifurcación. ¿Cuáles son las características de esa posible nueva civilización, que además supere los límites de lo antropocéntrico y antropológico? Y ¿cuáles son las visiones bio, exo, y multicéntricas, más allá del antropoceno, con su desgaste de recursos y como civilización tipo cero?

15A partir de la identificación de tres tipos de sistemas sociales: los naturales, los humanos y los artificiales, ¿existe una posibilidad en el devenir hacia unas ciencias sociales artificiales, o hacia unas artes sociales poshumanas, dado también el paradigma de investigación de la vida artificial que puede incluir la natural y la humana (cultura)? Es necesario hacer una crítica a la visión humanista del antropocentrismo y el antropologismo, hacia formas exocéntricas. Se trataría de una mirada orientada hacia agentes no humanos como el microbioma o las ecologías artificiales.

16El libro concluye acerca de conseguir un buen vivir, en una nueva alianza con la naturaleza, así como de hacerse a una voluntad de vivir, en relación con una política de la vida y el conocimiento como uno solo. Con lo cual abre a la posibilidad existencial de pensarnos más allá de nosotros mismos en la ruptura de los límites de lo hasta ahora denominado humano.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Iliana Hernández-García, « Complejidad de las ciencias sociales. Y de otras ciencias y disciplinas. De Carlos Eduardo Maldonado. Ediciones desde abajo. Bogotá, 2016.  », Artelogie [En ligne], 11 | 2017, mis en ligne le 17 janvier 2018, consulté le 26 septembre 2018. URL : http://journals.openedition.org/artelogie/1609

Haut de page

Auteur

Iliana Hernández-García

Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá, Colombia - ilianah@javeriana.edu.co

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

Association ESCAL

Haut de page
  • Logo CNRS - Centre national de la recherche scientifique
  • Logo Maison de l'Amérique latine
  • Logo EHESS - École des hautes études en sciences humaines et sociales
  • OpenEdition Journals