Navigation – Plan du site

AccueilAppels à contributionAppels en coursHasta los confines del silencio: ...

Hasta los confines del silencio: lenguajes y metamorfosis del silencio en el mundo hispánico de la Edad Media hasta nuestros días

Coordinación

David Crémaux-Bouche (Université Grenoble-Alpes, ILCEA4)

Lou Freda (Université Paris-Nanterre, CRIIA)

Marie Gourgues (Université de Caen Normandie, LASLAR)

Anna Rojas (Université Savoie Mont Blanc, LLSETI)

Este número propone estudiar los lenguajes y metamorfosis del silencio en el mundo hispánico desde la Edad Media hasta nuestros días. Se parte de la constatación que el verbo «silenciar» en español no tiene traducción literal en francés porque cobra dos sentidos rotundamente opuestos, arrojando así luz en una contradicción inherente al estudio del silencio: se trata de la acción de un sujeto que decide callar algo, pero es también la sumisión de un sujeto por otro, es decir, la coerción sobre alguien obligado a permanecer callado. Con este número, deseamos ir más allá de la identificación de las formas, expresiones, relaciones al poder y rupturas del silencio. El objetivo de esta convocatoria es explorar la índole cambiante del silencio, la constante metamorfosis que hace de él un objeto en transformación. Se tratará de estudiar hasta qué punto el silencio puede encontrarse en los confines –en el sentido de las zonas extremas atrapadas entre varios juegos de influencias–, por ejemplo, entre las diferentes disciplinas o entre las artes y los géneros. Será interesante además examinar cómo el silencio se desplaza más allá de las fronteras de la palabra y de la mera acción de hablar. Interrogar los lenguajes y las metamorfosis del silencio (subrayamos el plural), es a la vez identificar nuevas formas que permitan comprender el acto de no hablar mediante características que forman parte de su estructura expresiva y que son tan significativas como la propia palabra. Significa también identificar los espacios y las huellas del silencio: ¿dónde se sitúa? ¿El silencio se puede hallar únicamente en los vacíos de la ausencia, o puede encontrarse en el centro mismo de la diégesis, en descripciones o momentos de logorrea verbal? El silencio es esencialmente fluctuante, capaz de cambiar, de metamorfosearse para expresar, volver a expresar, aludir, romper fronteras y hacerse creativo.

  • 1 Fontanier, Pierre, Les Figures du discours, Paris, Flammarion, 1977, p. 125. La traducción es nuest (...)

En ese sentido, cabe constatar que el silencio puede adoptar formas más sutiles que la ausencia de ruido o de palabra: es identificable en la expresión oral o escrita, mediante la ironía, la sugerencia o la alusión. Pierre Fontanier, en Les Figures du discours1, precisa que la alusión permite «hacer sentir la relación de una cosa que decimos con otra que no decimos, y esta misma relación despierta la idea». Una alusión resulta ser una manera de decir sin decir, de recurrir al silencio para expresar más de lo que puede el habla. Los sobreentendidos suelen decir mucho acerca de quien se expresa: de hecho, ¿no se suele decir que el silencio vale más que mil palabras? Por cierto, el filólogo puede dar fe de que el yo se expresa a menudo más por alusión o sugerencia que a través de una expresión manifiesta. Es el caso, por ejemplo, de la forma indefinida del pronombre uno/una en la lengua española, que disimula una primera persona semántica («yo») tras una tercera persona gramatical.

Así, el silencio en la alusión da muestras de una fuerza subversiva que permite cuestionar un poco más la necesidad –o la eficacia– de romperla. La alusión facilita una ruptura suave, sin exceso de palabra, pero no por eso exenta de potencia semántica. Al considerar que las palabras tajantes o vociferadas se oponen al silencio, la alusión pasa a ser una suerte de término medio entre silencio y palabra excesiva. Permitiría eludir el aspecto que se podría calificar de «totalitario» del exceso de palabra o de la imposición del silencio. El aspecto evasivo de la alusión aparece también como un medio de escapar a la censura. Se trata de decir sin decir, de decir de manera indirecta, sea para alabar o para criticar.

  • 2 Julia Kristeva es la primera en definir la intertextualidad diciendo, en Semeiotike, Recherches pou (...)
  • 3 Acerca de la intertextualidad, véase también: Genette, Gérard, Palimpsestes, Paris, Seuil, 1982.

Diciendo menos, se sugiere más, lo que implica también que el lector tiene que asumir un papel activo y entender las insinuaciones. Esto nos invita a interrogar la teoría de la recepción de las artes, y la idea de una resemantización del silencio, que entonces ya no sería solamente una reacción a un fenómeno de opresión, o a una coerción impuesta desde el exterior, sino que dejaría que cada receptor tuviera la libertad de colmar los huecos y de construir su propia interpretación de la obra. Se trata entonces de interrogar la intermedialidad y la intertextualidad2 en y entre las artes, que se aluden constantemente las unas a las otras sin necesariamente citarse de manera explícita3, inspirándose y rindiéndose tributo mutuamente, en un semi-silencio que excluye a veces al receptor incapaz de discernir la referencia. En ese sentido, la alusión juega también con la analogía, que remite a algo ya conocido por el receptor, so pena de no ser entendida en caso contrario. Depende entonces totalmente de quien construye una relación estética con la obra de arte, en la medida en que cualquier construcción de sentido y cualquier diálogo son posibles únicamente si se entiende la analogía. De no ser así, la obra estaría condenada al silencio.

Además, la expresión de la identidad del sujeto puede hacerse de manera silenciosa, aunque pueda también causar mucho ruido, a través de la constante evolución de las reflexiones acerca del género y de la identidad de los individuos desde las dos últimas décadas. La elección de ciertos códigos permite expresar su identidad, o, al contrario, reprimirla, callarla o hacerla borrosa. Estos asuntos están íntimamente vinculados con la temática del silencio, ya que existen numerosos tabúes que silencian las cuestiones en torno al género, de la ausencia de género o de la hibridez de género. Sin embargo, cuando el silencio tiende a la afasia y se hace demasiado insoportable, se sueltan las lenguas, estalla el ruido, como puede ocurrir en el mundo hispánico, con varios colectivos que luchan por el reconocimiento de los derechos de las personas trans y de las minorías sexuales, así como por la igualdad de géneros. Pensemos en el colectivo chileno de defensa de los derechos lesbianos «Rompiendo el Silencio», en la rapera argentina Romina Bernardo (Chocolate Remix) o en la novelista Camila Sosa Villada, cuyo compromiso artístico defiende la causa de las violencias de género.

Finalmente, el silencio no sólo ofrece una nueva forma de expresión, sino que permite también una vuelta hacia la propia interioridad, una posibilidad de recogimiento. Al interesarse por las formas alusivas de la expresión, y al vincular esas formas comunicativas con la expresión del yo, hace falta considerar el nexo entre silencio y soledad, que permite al individuo emprender un proceso de introspección, como ha permitido constatarlo la actualidad de estos últimos años4, plasmada por ejemplo en Parte de mí (2021) de Marta Sanz. De hecho, la crisis sanitaria y los diferentes confinamientos impuestos condenaron a la soledad a muchos individuos. Sorprendentemente, fue en esas circunstancias cuando las editoriales vieron multiplicarse los envíos de manuscritos, cuando el contexto de enfrentamiento al silencio de la soledad favoreció el paso a la escritura.

Las diferentes contribuciones al número, que pueden enmarcarse en diversas disciplinas y abrazar varios objetos de estudios, podrán tratar de las temáticas siguientes, sin restringirse a ellas:

- la exploración de las potencialidades de la alusión;

- las obras silenciadas (sea por la censura, la recepción del público o porque pasaron desapercibidas por alguna razón);

- el lugar del silencio en el acto de escritura o de lectura;

- el silencio de la historia (y de la Historia);

- el silencio como insuficiencia o el silencio como deseo;

- los medios de expresión del silencio alternativos a la palabra (la fotografía, la obra plástica, etc.), y el silencio como gesto (las manifestaciones silenciosas, por ejemplo).

Informaciones prácticas

Las propuestas de contribución (título y resumen de unas 300 palabras), con una breve noticia bio-bibliográfica, se enviarán para el 15 de octubre de 2023 a: labo.silencio@gmail.com

Noviembre de 2023/ Comunicación de la decisión de aceptación a lxs autorxs

30 de abril de 2024/ Plazo de la recepción de la primera versión de los artículos

Principios de septiembre de 2024/ Recepción de las relecturas de lxs evaluadorxs

Noviembre de 2024/ Recepción de los textos definitivos

Enero de 2025/ Revisión de los artículos

Mayo de 2025/ Publicación del número

Los artículos podrán redactarse en francés, español, italiano o portugués. Vendrán acompañados de diez palabras clave como máximo. Tendrán que ceñirse a las normas de presentación de Atlante (https://atlante.univ-lille.fr/procedure.html).

Bibliografía indicativa

ALLARD, Laurence, « Dire la réception – Culture de masse, expérience esthétique et communication », Réseaux, vol.12, n°68 (1994), París, p. 65-84.

BENITO MENDOZA, Elizabet, Escuchando el silencio. La introspección por medio del autorretrato, València, Universitat Politècnica de València, 2020.

BERISTÁIN, Helena (coord.), Alusión, referencialidad, intertextualidad, México, Universidad Nacional Autónoma de México, 2006.

BINDEMAN, Steven L., Silence in philosophy, literature, and art, Boston, Brill-Rodopi, 2017.

BLESA, Túa, Logofagias: los trazos del silencio, Zaragoza, Universidad de Zaragoza, 1998.

CACERES, María Leticia, Silencio sonoro (poemario): 1954-1972, Arequipa, El sol, 1972.

CORBIN, Alain, Histoire du silence, De la renaissance à nos jours, París, Albin Michel, 2017.

DOMÍNGUEZ CÁCERES, Roberto, « El silencio cómplice: no hablar de género », in CAMARGO CASTILLO, Javier, GARCÍA-GONZÁLEZ, Dora Elvira (ed.), Matrices De Paz, México, Bonilla y Artigas, 2018.

FONTANIER, Pierre, Les Figures du discours, París, Flammarion, 1977.

GENETTE, Gérard, Palimpsestes, París, Seuil, 1982.

JAUSS, Hans Robert, Pour une esthétique de la réception, París, Gallimard, 1978.

KRISTEVA, Julia, Semeiotike. Recherches pour une sémanalyse, París, Editions du Seuil, 1969.

LAJARRIGE, Jacques, Moncelet, Christian (eds.), L’allusion en poésie, Clermont-Ferrand, Presses Universitaires Blaise Pascal, 2002.

LEENHARDT, Jacques, « Théorie de la communication et théorie de la réception », Réseaux, vol.12, n°68 (1994), París, p. 41-48.

MÉNDEZ GUERRERO, Beatriz, « Silencio, género e identidad: actitudes de los jóvenes españoles ante los actos silenciosos en la conversación », in Revista de Filología, n°35, mars 2017, Santa Cruz de Tenerife, Universidad de La Laguna, p. 207-229.

MÜLLER, Jürgen Ernst, « Vers l'intermédialité : histoires, positions et option d'un axe de pertinence », Médiamorphoses, vol.16 (2006), París, p. 99-110.

MURAT, Michel (dir.), L’Allusion dans la littérature, París, Presses de la Sorbonne, 2000.

NOYARET, Natalie, ORSINI-SAILLET, Catherine (coord.), L’expression du silence dans le récit de fiction espagnol contemporain, Binges, Orbis Tertius, 2018.

PAGÈS, Stéphane, « Une des modalités de la citation : l’allusion. L’écriture allusive, élusive et ludique de Julián Ríos dans Larva », Cahiers d’études romanes, n°2 (1999), Aix-en-Provence, p. 145-157.

ROSS, Stéphanie, « Art and Allusion », The Journal of Aesthetics and Art Criticism, vol.40, n°1 (automne 1981), Hoboken, p. 59-70.

SCHULTZ, Margarita, « Naturaleza de la imagen musical: presencia y alusión », Anales de la Universidad de Chile, vol.5, n°11 (1986), Santiago de Chile, p. 193-204.

UMPIERRE, Gustavo, Divinas palabras: Alusión y alegoría, Barcelona, Castalia, 1971.

VAISSE, Pierre, « Du rôle de la réception dans l’histoire de l’art », Histoire de l'art, n°35-36 (octobre 1996), p. 3-8.

VAN DEN HEUVEL, Pierre, Parole, mot, silence : pour une poétique de l’énonciation, París, José Corti, 1985.

VERNON, Peter (ed.), Allusion et accès, Tours, Presses Universitaires François Rabelais, 2005.

Notes

1 Fontanier, Pierre, Les Figures du discours, Paris, Flammarion, 1977, p. 125. La traducción es nuestra.

2 Julia Kristeva es la primera en definir la intertextualidad diciendo, en Semeiotike, Recherches pour une sémanalyse, que: «Todo texto se construye como un mosaico de citas, todo texto es absorción y transformación de otro texto», in Kristeva, Julia, « Le mot, le dialogue et le roman », Semeiotike, Recherches pour une sémanalyse, Éditions du Seuil, 1969, Paris, p. 85. La traducción es nuestra.

3 Acerca de la intertextualidad, véase también: Genette, Gérard, Palimpsestes, Paris, Seuil, 1982.

4 Véase: https://www.franceculture.fr/litterature/au-royaume-du-covid-lecriture-est-reine

Haut de page
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search