Navigation – Plan du site
II. Géneros

De Robi a Rubí : la “trans”-formación en “otra” en la novela Soy lo que quieras llamarme

Henri Billard
p. 153-164

Résumés

Este trabajo tiene por objetivo estudiar algunos aspectos que suelen aparecer en la producción literaria latinoamericana a partir del año 1994. Nos referimos a la presencia de personajes trans (travestis, transexuales y transgéneros) que se transforman, adquiriendo identidades nuevas. Son cuerpos en movimiento al servicio de narraciones que no explican claramente lo que acontece, sino que confunden al lector para diluir los límites y a la vez transgredirlos. Para ejemplificar lo anterior estudiaremos la novela Soy lo que quieras llamarme de Gabriel Dalla Torre.

Haut de page

Texte intégral

1A partir de la década de los noventa los grandes grupos editoriales españoles se interesaron nuevamente por la literatura latinoamericana contemporánea. En un contexto de globalización cultural y económica creciente los líderes de la edición en español comenzaron a absorber las editoriales del subcontinente. Entre otros, Planeta compró Emecé y el grupo alemán Bertelsmann adquirió Sudamericana. Las nuevas políticas de edición se orientaron entonces al mercado latinoamericano y no a la promoción y difusión de la cultura local. Paralelamente, emerge un conjunto de editoriales medianas o pequeñas de capital nacional. Estas se posicionan como una alternativa a la lógica comercial imperante, buscando alcanzar el equilibrio entre el criterio literario, la apuesta, el riesgo y la rentabilidad. Entre otras, LOM Ediciones nace en Chile en 1990 y Marea Editorial hace lo propio en Argentina en 2003. Al mismo tiempo, la Editorial El Ateneo, fundada en Buenos Aires en 1912, sigue hasta hoy ofreciendo un catálogo variado que incluye nuevos autores y temáticas.

  • 1 Roberto Bolaño, Entre paréntesis, p. 312.
  • 2 Paula Miguel, “Creatividad, economía y cultura en la ciudad de Buenos Aires 2001-2010”, p. 50.

2Las estrategias globales de comercialización y de venta asociadas al nuevo rol del editor, que ahora debe velar además por la rentabilidad de la empresa y, por ende, detectar y satisfacer los gustos y las expectativas del “lector-consumidor”, van a provocar que los criterios económicos se impongan por sobre los criterios culturales y simbólicos. Como decía Roberto Bolaño : “[l]a ruptura no vende”1. La proliferación de libros de autoayuda y de superventas forma parte de este nuevo proceso que articula las prácticas económicas con las de la edición. Sin embargo, paralelamente a esta homogenización de la oferta cultural, los grandes grupos buscan abarcar todos los nichos posibles del mercado. Como lo señala Paula Miguel, estamos asistiendo a la creación de un “sistema global de aglomeraciones de productos culturales en torno a los cuales se definen identidades […] ligadas a estilos de vida”2. Entre estos están los lectores LGTBI (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales) que buscan imágenes cosmopolitas y positivas que los representen.

  • 3 La ley fue promulgada el 21 de julio de 2010.
  • 4 La ley de identidad de género fue promulgada por el decreto n°773/2012 del Poder Ejecutivo Nacional (...)

3La aparición de productos culturales destinados a públicos específicos y con medios para consumirlos se da en medio de los efectos de la ola democratizadora asociada a las transiciones que vivieron los diferentes países latinoamericanos. Las reivindicaciones de los derechos sexuales y reproductivos se convierten entonces en espacios de la acción política. Las nociones de género y orientación sexual adquieren progresivamente reconocimiento legal al igual que los derechos de las parejas homosexuales, siendo Argentina uno de los países más avanzados en la materia. Dos buenos ejemplos los encontramos en la ley de matrimonio igualitario3 y en la ley de identidad de género4 promulgadas durante el mandato de Cristina Fernández de Kirchner. Se constata entonces una nueva relación entre el mercado, el género y el sexo y, por extensión, entre los cuerpos y su representación en la ficción.

  • 5 Tomamos como referente el año de aparición de la novela Salón de belleza de Mario Bellatín, publica (...)
  • 6 Jorge Luis Peralta, “Representaciones homoeróticas, homosexuales y trans de la provincia de Mendoza (...)

4Este trabajo tiene por objetivo estudiar algunos aspectos que suelen aparecer en la producción literaria latinoamericana a partir del año 19945. Nos referimos a la presencia de personajes trans que se transforman, adquiriendo identidades nuevas. El prefijo trans alude a un conjunto de identidades –travestis, transexuales, transgéneros– “que desafían y muchas veces descolocan radicalmente los polos de lo “masculino” y lo “femenino”, ya sea en sus versiones anatómicas como socioculturales”6. Son cuerpos significantes y en movimiento al servicio de narraciones que no explican claramente lo que acontece, sino que confunden al lector para diluir los límites y a la vez transgredirlos. Para ejemplificar lo anterior estudiaremos la novela Soy lo que quieras llamarme del escritor argentino Gabriel Dalla Torre (Neuquén, 1977), publicada el año 2012 por El Ateneo en la ciudad de Buenos Aires. Cabe mencionar que esta obra obtuvo el Premio Internacional de Novela Letra Sur 2012.

5En las grandes ciudades de América Latina existen áreas geográficas donde se puede encontrar un conjunto de lugares de esparcimiento o de consumo para gays, lesbianas y trans claramente identificables, como es el caso de la calle Lastarria en Santiago de Chile y del barrio de San Telmo en Buenos Aires. Estos lugares ofrecen un cierto anonimato y, dado el número de habitantes, una gran posibilidad de encontrar amigos, compañeros sexuales o eventualmente una pareja. Su legitimidad en el espacio urbano se ha ido adquiriendo progresivamente a partir del término de las dictaduras militares, pero aún persiste algún grado de marginalización social y espacial de los trans.

  • 7 Ibid., p. 1.

6No es demasiado extraño, entonces, que la ciudad de Buenos Aires aparezca como el escenario dominante de la presencia LGTBI en determinada narrativa argentina, donde los personajes ya no están circunscritos exclusivamente a espacios cerrados o a fiestas clandestinas. Las novelas Un año sin amor. Diario del SIDA de Pablo Pérez (1998) y Nombre de guerra de Claudio Zeiger (1999) constituyen una fiel representación de la visibilidad de estas subjetividades transgresoras en aquella megaciudad de quince millones de habitantes. Sin embargo, en la novela Soy lo que quieras llamarme este centro se desplaza hacia Mendoza, convirtiendo a esta capital de provincia en un escenario de problematización de la heteronormatividad, de la diversidad sexual y de géneros. Este hecho adquiere un interés particular porque como bien lo señala Jorge Luis Peralta, Mendoza es “un espacio reticente a la disidencia, donde todavía impera un régimen de invisibilidad para lesbianas, transexuales y gays”7.

  • 8 Margarita Camacho, Cuerpos encerrados, cuerpos emancipados: travestis en el ex penal García Moreno, (...)
  • 9 Gabriel Dalla Torre, Soy lo que quieras llamarme, p. 202.
  • 10 Ibid., p. 30.

7Soy lo que quieras llamarme narra la paulatina transformación de Robi en Rubí. El protagonista, un adolescente de diecisiete años, deja San Rafael en 2004 para huir de un confuso incidente en el que murió un amante ocasional y, de paso, para reinventarse e iniciar una nueva vida. Este hecho servirá para que la novela de aprendizaje tenga además un componente de novela de suspenso. El viaje en ómnibus desde San Rafael a Mendoza será el comienzo de una serie de cambios en la vida del protagonista que poco a poco irán a su vez transformando su cuerpo en “un ícono de belleza desde la imposición de la óptica masculina”8. La segunda etapa comienza cuando Robi llega a la casa de la Nikkki, una travesti que había conocido un mes antes en una fiesta en su ciudad natal : “Súbitamente Nikkki sintió algo de pena, sentimiento que creía agotado, por ese muchacho delgado y perdido. Por supuesto le recordó a sí misma años atrás […]”9. La solidaridad entre estas personas marginalizadas se cristaliza en la novela mediante la formación de una comunidad que alberga y protege en un espacio compartido que marca la ruptura con su pasado : “Acababa de trasladarse, no alcanzó a ser mudanza su traslado pues no tiene objetos propios, aún. No extrañará San Rafael. Nunca extrañará San Rafael”10.

  • 11 Patricia Rotger, “Ficción y cuerpo: lo falso y lo auténtico en Soy lo que quieras llamarme de Gabri (...)

8El título de la obra que nos ocupa, Soy lo que quieras llamarme, nos anuncia, según Patricia Rotger, que “no importa el nombre, la identidad, ni nada que fije y estabilice [todo] es un fluir constante, un devenir cuerpo en tránsito y figura innominada”11. Qué importa el nombre cuando se vive el día a día y no se sabe lo qué va a pasar mañana es lo que pareciera anunciarnos Gabriel Dalla Torre. Al mismo tiempo, al denostar la importancia de la identidad mediante el título, se insiste sobre el carácter móvil y múltiple de la sexualidad : la sexualidad travesti pone en tensión los códigos morales y sociales que intentan fijar los comportamientos sexuales de los individuos. Las reglas socioculturales buscan controlar los cuerpos para salvaguardar la reproducción al servicio del trabajo y el crecimiento económico.

  • 12 Julieta Tello Bustos, “Los valores del otro en Soy lo que quieras llamarme de Gabriel Dalla Torre”, (...)
  • 13 Resulta interesante recordar los ilícitos que la protagonista de la telenovela mexicana Rubí, emiti (...)
  • 14 Gabriel Dalla Torre, op. cit., p. 114.

9La novela está narrada en primera persona, la que alterna con una tercera persona omnisciente. El relato tiene entonces dos voces diferentes. La voz objetiva que se intercala con la de la protagonista nos ofrece “una segunda mirada de ella sobre sí misma”12. Así Robi es el protagonista de las primeras páginas y luego tomará el nombre de Rubí conforme el personaje se traslade de San Rafael a Mendoza y vaya experimentando cambios debido a distintas intervenciones en su cuerpo y a mutaciones de identidad mediante la ayuda de documentos falsificados13 : “[…] me bautiza Victoria Olivencia, es alguien real, usamos la máquina de escribir para estampar el nombre en la línea de puntos, usamos un poco de rímel para mi huella digital […]”14.

10Robi irá aprendiendo también los límites que la ciudad impone a los cuerpos transgresores y que para vivir como lo desea, o sea que, para ser Rubí, tendrá que hacerlo dentro de los márgenes autorizados :

  • 15 Ibid., p. 50-51.

[…] dejamos atrás las luces de la ciudad, […] atravesamos el canal, la oscuridad del campo nos rodea, un cartel indica la proximidad del siguiente pueblo : San Martín, veinticinco kilómetros, antes está Khosmos, en la periferia de la periferia, parece que vamos a otro país […]15.

  • 16 Ibid., p. 202.

11La novela escenifica otras formas de exclusión espacial que sufren los cuerpos trans a principios de siglo. Según explica Leonella, otras de las amigas que comparten la casa, “los dueños nos alquilan a nosotras […] porque pagamos más, y nos alquilan por semana”16. Pagan más y por semana, probablemente, por el solo hecho de ser trans o para comprar un refugio en medio de la exclusión urbana. Incluso en la novela no aparece nunca la palabra travesti, reforzando aún más la falta de visibilidad de esta condición en el espacio urbano. Como bien lo señala Diego Dalla Torre :

  • 17 Natalia Páez, “Entrevista a Gabriel Dalla Torre”.

No hay militancia en el relato. Y te das cuenta de que son travestis por lo que describen las situaciones. Podrían ser mujeres. A esta novela yo la escribí hace diez años. En esa época ni pensábamos que iba a ocurrir lo que luego pasó con las leyes de identidad de género y del matrimonio igualitario. Era una época en que el futuro se veía idéntico al presente. Se tenía la certeza de que las travestis iban a ser sujetos subalternos toda la vida, ciudadanas de menor categoría. Nunca imaginamos lo que iba a pasar.17

  • 18 Gabriel Dalla Torre, op. cit., p. 26.

12La violencia simbólica que se ejerce sobre las personas trans fortalece los lazos de solidaridad entre ellas, dando origen al nacimiento de una identidad colectiva que opera como una familia de sustitución : “[…] la Nikkki me presta ropa […] a mí las hijas siempre me surgen solas, dice, así de la nada […]”18. También los lugares “de ambiente” constituyen espacios relevantes para la socialización de los trans : Excluidos del mercado laboral y del espacio público, en estos lugares nocturnos los personajes conocen a eventuales amantes, se entretienen o trabajan :

  • 19 Ibid., p. 48.

[…] todos los domingos Khosmos abre para nosotras, entramos gratis, además de descansar dios los domingos, los chongos, los repartidores, los cosechadores, repositores, conductores, obreros, cobran la jornada y usan el sueldo en ese lugar, que queda lejos del centro.19

  • 20 Judith Butler, “Críticamente Subversiva”, p. 332.
  • 21 Matías Máximo, “Silicona thriller”.
  • 22 Gabriel Dalla Torre, op. cit., p. 43.

13En la novela encontramos una serie de transformaciones del cuerpo del personaje principal. El protagonista quiere emular a una mujer según los patrones del deseo impuestos por los varones heterosexuales porque ya no le es suficiente tan solo recrear su gestualidad. Su nueva corporalidad tendrá un carácter transgresor. “En el travestismo lo que se “actúa” es, por supuesto, el signo del género, un signo que es el mismo cuerpo que figura, pero que, sin ese cuerpo, no puede leerse”20. Su identidad travesti se irá construyendo entonces mediante implantes y otros artificios que pondrán en tensión el sistema sexo-género. La Nikkki contactará a la Biuti, una enfermera travesti, o más bien una “escultora posmoderna”21 para que consiga la silicona y realice la intervención que tanto anhela su “nueva hija” : “Ella es la única que usa anestesia –dijo la Nikkki–. Las otras son improvisadas, carniceras”22. Robi acepta los riesgos de este tipo de intervenciones clandestinas para responder a la necesidad de transformar su identidad mediante la modificación de su cuerpo. Advertimos así en la novela que :

  • 23 Ibid.

Biuti aplicó primero la anestesia y después, usando una aguja hipodérmica para caballos, comenzó a distribuir la silicona dos mil. Usando la piel como cápsula, la sustancia se fue agrupando en el pecho de Rubí, según la habilidad o el humor de la enfermera. Entre los músculos jóvenes se comenzó a formar lo nuevo.23

  • 24 Margarita Camacho, op. cit., p. 30.
  • 25 Gabriel Dalla Torre, op. cit., p. 51.
  • 26 Ibid., p. 91.

14La corporalidad travesti es una parodia de la masculinidad que mediante artificios pone en evidencia “su ambigüedad corporal nutrida de hibridez, por cuanto no deja de ser masculino ni se convierte en femenino”24. Por eso esta transformación exterior de Robi en Rubí necesita tanto su mirada externa reflejada en un espejo como la de los otros para que su nueva subjetividad sea “reconocida” : “alguien se me acerca, me mira el cuerpo entero, los ojos, funciona […]”25. El narrador omnisciente señala que Rubí desea atraer a los hombres gracias a sus nuevas formas que aparentemente son el reflejo de su belleza espiritual : “Él no podía desconfiar, la apariencia de ella indicaba todo lo bueno, su cuerpo era curvas y simetría, signos de bondad y espíritu moral”26. Esta alusión al determinismo entre las particularidades físicas y las características morales aparece de manera recurrente en la novela.

15Intercalados entre los capítulos encontramos trece documentos provenientes de un tratado de belleza del siglo XIX, cuyo título es Higiene y perfeccionamiento de la belleza humana en sus líneas formas y color del Doctor Auguste Debay. También aparece un documento de otro autor, el número 5 : “La belleza perfecta : el lazo armonioso proveniente” de la Historia de la belleza de De Piles. Sin embargo, contrariamente al de Debay, este libro no figura en ningún catálogo, aunque existió un pintor y crítico de arte del siglo XVII llamado Roger De Piles (1635-1709) mencionado en varios libros de estética y de arte.

  • 27 Ibid., p. 88.

16El narrador omnisciente va a evaluar a cada personaje, incluso a Rubí, según los siguientes parámetros : color, forma/proporción, expresión, las gracias y belleza real. El siguiente cuadro27 es un ejemplo de los porcentajes atribuidos a Rubí según el Doctor Debay.

  • 28 Ibid., p. 137.

17Dadas las intervenciones mediante silicona, pelucas y maquillaje que realizan Rubí y las otras travestis, con miras a transformar sus cuerpos para que aparezcan atractivos y deseables, las referencias al tratado de belleza resultan paródicas e inútiles. No hay concordancia entre la belleza física obtenida mediante artificios y silicona y las características morales de la protagonista. Rubí realiza una serie de actividades delictivas para sobrevivir como cuando preparó con la Pablo la impresora multifunción para falsificar dinero : “Era preciso hacer las copias de billetes de bajo valor porque esos nadie los revisaba, […]. Una vez escaneado el billete, era retocado con Photoshop y otros programas […]”28.

18Lo falso y lo auténtico se diluyen y metamorfosean en la novela. Robi ya no es Robi sino Rubí, los hombres creen ver mujeres en los cuerpos trans y los billetes falsos sirven para comprar chucherías. Este juego constante entre la similitud que subyace entre el original y la copia se manifiesta también en el proceso de escritura de Rubí. Ella es una admiradora de Corín Tellado y sueña con escribir su propia novela. La protagonista narra en primera persona sus aventuras, peripecias y salidas, pero también plagia a su autora preferida. Su escritura a través del trazo actúa como la aguja que se apropia del cuerpo trans. La palabra retoca y transforma, apropiándose de las historias publicadas para dar forma y vida a otras historias, con tantos artificios como las pelucas y el maquillaje de los personajes trans en la novela.

  • 29 Ibid., p. 111.

Afuera cae una leve llovizna, ¡NO TE LO PUEDO !, repite una voz tomada por la indignación, leo Un hombre ante mi puerta, de 1972, mi novela número cuatrocientos cincuenta y cuatro, me gustan mucho las de los años setenta, siento que funciona, por un lapso improbable he dejado de pensar y pensar, la protagonista vive en un penthouse ubicado en un piso dieciséis, en la ciudad de Madrid, ahí llueve también, la mujer protagonista, inhabilitada para amar, llora, la culpa es del hombre, llanto sobre lluvia, Amor húmedo la hubiera titulado yo, encadeno las imágenes que van surgiendo en mi cabeza, hago planos cortos de perfil, todo es perfil, diálogos telefónicos ; escenografía […]29.

19Las protagonistas de las novelas de Corín Tellado buscan el amor y se ven confrontadas a situaciones desgarradoras en las que las pasiones ocupan buena parte de la trama. Las historias se desarrollan en escenarios contemporáneos que permiten fácilmente la identificación de los lectores. Específicamente, la novela de Dalla Torre establece un vínculo intertextual entre las propuestas estéticas del Pop-Art y los entramados discursivos sexo-genéricos de las publicaciones de Corín Tellado, es decir, en un ejercicio de subversión poética/política las escrituras del campo cultural letrado ceden a los deseos y requerimientos plásticos desestabilizadores de la cultura popular, pues el personaje de Rubí se apropia de las características que definen la escritura de Corín Tellado para ser la narradora y la protagonista de una de sus novelas, pero la suya no tiene final feliz. En efecto, ya casi al final del relato su amiga Nicole muere asesinada por unos hombres que al parecer no soportaron tener sexo con travestis. Después de golpearlas las empujan desde el auto. Rubí se salva, tal vez, porque estaba inmóvil en el suelo.

20La narración se cierra como empezó o sea con un viaje. Rubí toma un bus que la llevará a Chile, al pasar el control de la aduana antes de atravesar la frontera la protagonista presenta documentos falsos. En la novela de Dalla Torre se cuestiona la frecuente idea del “cuerpo” como medio pasivo que espera paciente ser inscrito por fuentes culturales (externas a él), puesto que no existe una unívoca vía de acceso a la materialidad del cuerpo sino que es a través de discursos, prohibiciones, prácticas discursivas, reglamentos, leyes, entre otros, como se define una cosmovisión telúrica del personaje principal. En consecuencia, se resignifican y recontextualizan las identidades corporales trans/gresoras presentes en la novela.

21Para concluir, podemos señalar que los personajes trans/ gresores de Nikkki, la Pablo, Nicole y la misma Rubí, develan el concepto de género como una ficción ataviada de una prescriptiva ley natural, pero que dependiendo de los actores y su audiencia trastocará su argumento y parlamento.

Paz Errazúriz, “Evelyn”, La Manzana de Adán (1982), Tate Modern Gallery de Londres) [dimensiones de la imagen : 24,5 x 36 cm].

Haut de page

Bibliographie

Bolaño, Roberto. Entre paréntesis. Barcelona : Anagrama, 2004.

Butler, Judith. “Críticamente Subversiva”. Sexualidades Transgresoras : una antología de estudios Queer. Éd. Rafael Mérida. Barcelona : Icaria, 2002. p. 32.

Camacho, Margarita. Cuerpos encerrados, cuerpos emancipados : travestis en el ex penal García Moreno. Quito : El conejo, 2007.

Dalla Torre, Gabriel. Soy lo que quieras llamarme. Buenos Aires : El Ateneo, 2012.

Máximo, Matías. “Silicona thriller”. Página 12 (19 de julio de 2013). Consultado el 15 de octubre de 2017 <https://www.pagina12.com.ar /diario/suplementos/soy/1-3024-2013-07-19.html>.

Miguel, Paula. “Creatividad, economía y cultura en la ciudad de Buenos Aires 2001-2010”. 01 10. Creatividad, economía y cultura en la ciudad de Buenos Aires 2001-2010. Éd. Lucas Rubinic y Paul Miguel. Buenos Aires : Aurelia Rivera, 2011. p. 50.

Páez, Natalia. “Entrevista a Gabriel Dalla Torre”. eh ! Agenda Urbana (2013). Consultado el 18 de octubre de 2017 <http://www.ehagenda urbana.com.ar/2013/01/premio-letra-sur-2012-plantea-el-tema.html>.

Peralta, Jorge Luis. “Representaciones homoeróticas, homosexuales y trans de la provincia de Mendoza en la literatura (1942-2012)”. Actas de 3er Congreso Género y Sociedad. Universidad Nacional de Córdoba (2014). Consultado el 4 de abril de 2017 <https://www.academia.edu/12092 892/Representaciones_homoer %C3 %B3ticas_homosexuales_y_trans_de_la_provincia_de_Mendoza_en_la_literatura_1942-2012_>.

Rotger, Patricia. “Ficción y cuerpo : lo falso y lo auténtico en Soy lo que quieras llamarme de Gabriel Dalla Torre”. Actas del Primer Congreso Internacional de Ciencias Sociales y Humanidades (2013). Consultado el 8 de noviembre de 2017 <http://www.conferencias.unc.edu.ar/index. php/ponencias/ponencias2013/paper/view/1810>.

Tello, Julieta. “Los valores del otro en Soy lo que quieras llamarme de Gabriel Dalla Torre”. Actas del IV Congreso Internacional Cuestiones Críticas. Universidad Nacional de Rosario (2015). Consultado el 15 de abril de 2017 <http://www.celarg.org/int/arch_publi/tellobustoscc 2015.pdf>.

Haut de page

Notes

1 Roberto Bolaño, Entre paréntesis, p. 312.

2 Paula Miguel, “Creatividad, economía y cultura en la ciudad de Buenos Aires 2001-2010”, p. 50.

3 La ley fue promulgada el 21 de julio de 2010.

4 La ley de identidad de género fue promulgada por el decreto n°773/2012 del Poder Ejecutivo Nacional el 24 de mayo de 2012 y lleva el número 26.743. Esta ley permite que las personas trans (travestis, transexuales y transgéneros) sean inscritas en sus documentos personales con el nombre y el sexo de elección.

5 Tomamos como referente el año de aparición de la novela Salón de belleza de Mario Bellatín, publicada por primera vez en 1994, por Jaime Campodónico Editor, en la ciudad de Lima.

6 Jorge Luis Peralta, “Representaciones homoeróticas, homosexuales y trans de la provincia de Mendoza en la literatura (1942-2012)”, p. 3.

7 Ibid., p. 1.

8 Margarita Camacho, Cuerpos encerrados, cuerpos emancipados: travestis en el ex penal García Moreno, p. 35.

9 Gabriel Dalla Torre, Soy lo que quieras llamarme, p. 202.

10 Ibid., p. 30.

11 Patricia Rotger, “Ficción y cuerpo: lo falso y lo auténtico en Soy lo que quieras llamarme de Gabriel Dalla Torre”.

12 Julieta Tello Bustos, “Los valores del otro en Soy lo que quieras llamarme de Gabriel Dalla Torre”, p. 2.

13 Resulta interesante recordar los ilícitos que la protagonista de la telenovela mexicana Rubí, emitida durante el año 2004, realiza con el objetivo de alcanzar sus metas personales; al igual que el personaje de la novela Soy lo que quieras llamarme (Rubí) no escatima en esfuerzos por obtener éxito en sus proyectos identitarios. Cabe destacar que la telenovela mencionada tuvo gran difusión por toda Latinoamérica y alcanzó grandes índices de audiencia, no obstante, la trama original corresponde a la historia escrita por Yolanda Vargas Dulché en 1968, donde el argumento central versa sobre una bella joven que se rebela ante el destino de miseria y marginalidad que le depara su clase social, víctima de los avatares del destino se enamora de un galante muchacho pobre, finalmente, Rubí queda sola, desfigurada y excluida de la sociedad al igual que algunas de las heroínas de Corín Tellado.

14 Gabriel Dalla Torre, op. cit., p. 114.

15 Ibid., p. 50-51.

16 Ibid., p. 202.

17 Natalia Páez, “Entrevista a Gabriel Dalla Torre”.

18 Gabriel Dalla Torre, op. cit., p. 26.

19 Ibid., p. 48.

20 Judith Butler, “Críticamente Subversiva”, p. 332.

21 Matías Máximo, “Silicona thriller”.

22 Gabriel Dalla Torre, op. cit., p. 43.

23 Ibid.

24 Margarita Camacho, op. cit., p. 30.

25 Gabriel Dalla Torre, op. cit., p. 51.

26 Ibid., p. 91.

27 Ibid., p. 88.

28 Ibid., p. 137.

29 Ibid., p. 111.

Haut de page

Table des illustrations

URL http://journals.openedition.org/babel/docannexe/image/5161/img-1.png
Fichier image/png, 45k
Légende Paz Errazúriz, “Evelyn”, La Manzana de Adán (1982), Tate Modern Gallery de Londres) [dimensiones de la imagen : 24,5 x 36 cm].
URL http://journals.openedition.org/babel/docannexe/image/5161/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 237k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence papier

Henri Billard, « De Robi a Rubí : la “trans”-formación en “otra” en la novela Soy lo que quieras llamarme  », Babel, 37 | 2018, 153-164.

Référence électronique

Henri Billard, « De Robi a Rubí : la “trans”-formación en “otra” en la novela Soy lo que quieras llamarme  », Babel [En ligne], 37 | 2018, mis en ligne le 06 juin 2018, consulté le 22 octobre 2018. URL : http://journals.openedition.org/babel/5161 ; DOI : 10.4000/babel.5161

Haut de page

Auteur

Henri Billard

Université de Poitiers
Laboratoire CRLA-Archivos
(Centre de Recherches Latino-Américaines)
équipe ITEM - UMR 8132
(CNRS-ENS-Université de Poitiers)

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Babel. Littératures plurielles est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
  • Logo Laboratoire Babel
  • Logo Université de Toulon
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • OpenEdition Journals