Navegación – Mapa del sitio
Artigos

La Representación del Espacio Misional y los Indígenas Evangelizados en las Fotografías de las Misiones Anglicanas y Salesianas de Tierra del Fuego (1869-1947)

The representation of the missionary space and of indigenous evangelized people in the photographs of the Anglican and Salesian missions of Tierra del Fuego (1869-1947)
Ana Butto
p. 97-115

Resúmenes

En este trabajo nos proponemos analizar y discutir la representación visual del espacio misional y de los indígenas evangelizados en las misiones anglicanas y salesianas instaladas en Tierra del Fuego desde fines del siglo XIX hasta mediados del XX. Para ello, analizaremos 23 fotografías de las misiones anglicanas, 7 obtenidas en la Misión de Ushuaia y 16 en la Misión de Tekenika y 28 fotografías de las misiones salesianas, 22 obtenidas en la Misión de La Candelaria (en Río Grande) y 6 en la Misión de San Rafael (en la Isla Dawson). Enfocaremos nuestro análisis en las estructuras, la cantidad de indígenas fotografiados, su género, edad, vestimenta, adornos y artefactos manipulados, a fin de evaluar cómo se representó el espacio misional y los indígenas evangelizados en las diferentes sociedades misioneras. Así, analizaremos las representaciones visuales de las distintas sociedades misioneras anglicanas y salesianas en Tierra del Fuego.

Inicio de página

Notas de la redacción

Data recibido: 2018-02-05
Data aceptado: 2018-05-06

Notas del autor

Este trabajo formó parte de mi investigación doctoral, financiada por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Las fotografías aquí analizadas conforman el Archivo de Fotografías Etnográficas de la Asociación de Investigaciones Antropológicas (ARC-FOT-AIA), financiado por una beca del Fondo Nacional de las Artes (FNA). Agradezco a Dánae Fiore por su férrea dirección, a Luis Orquera por el apoyo institucional otorgado y a Lidia Nacuzzi por su apoyo bibliográfico. Agradezco a María José Saletta y Marcelo Weissel por el intercambio de ideas acerca del funcionamiento de las misiones anglicanas y salesianas, a María Paz Martinoli por el mapa de la Imagen 1 y al personal de los archivos fotográficos consultados.

Texto completo

Introducción

1En este trabajo nos proponemos analizar y discutir la forma de representación visual del espacio misional y de los indígenas evangelizados en las fotografías de las misiones anglicanas y salesianas instaladas en Tierra del Fuego entre fines del siglo XIX y mitad del siglo XX.

2Tierra del Fuego se constituyó en una tierra prometida para los misioneros que planeaban evangelizar y educar a los indígenas de esos lejanos territorios, a fin de “convertirlos” a la nueva fe y “civilizarlos” e insertarlos socialmente en la nación y la civilización occidental (Nicoletti 2008a). Los primeros en planificar la instalación de misiones religiosas en Tierra del Fuego fueron los misioneros anglicanos, que conformaron la South American Missionary Society e instalaron misiones en las Islas Malvinas, el Canal Beagle y el archipiélago fueguino (Serrano 2012). La primera misión se instaló en 1856 en la Isla Keppel (Islas Malvinas), pero las sucesivas misiones anglicanas se instalaron en parajes donde habitaban los indígenas, como la Bahía de Ushuaia a orillas del canal Beagle (1869-1888), la Isla Bayly, en las islas Wollaston (1888-1892), la Bahía de Tekenika, en la isla Hoste (1892-1907) y Río Douglas, en la isla Navarino (1907-1916) (Belza 1974; Serrano 2012). Desde su primera fundación las misiones anglicanas persiguieron el objetivo de evangelizar a los indígenas Yámana/Yagán en la religión anglicana y transculturarlos, transformando especialmente sus hábitos laborales, a partir de la enseñanza de nuevos oficios como el trabajo de la madera, la labranza de la tierra y la crianza de ovejas (Bridges 2005 [1951]). Los misioneros de la congregación salesiana llegaron a la Argentina en 1875 y luego de la conformación del Vicariato Apostólico de la Patagonia Septentrional y la Prefectura apostólica de Punta Arenas comenzaron la tarea evangelizadora en forma de misiones volantes en Patagonia Septentrional y Central y en forma de reducciones en Tierra del Fuego y Patagonia Meridional (Nicoletti 2008). En Tierra del Fuego instalaron dos misiones que funcionaron contemporáneamente: la misión de San Rafael, en la Isla Dawson (1889-1911) y la misión de La Candelaria, en Río Grande (1893-1947) (Aliagas Rojas 2000; Nicoletti 2008a; Casali 2012). Las misiones salesianas se convirtieron en un importante “centro de concentración de indígenas [Shelk´nam y Alakalauf], principalmente mujeres y niños supervivientes de los encuentros armados con mineros y asesinos profesionales” (Borrero 1991: 68). En las misiones confluía la evangelización con la enseñanza del español y de distintas labores, como trabajos de carpintería y tejeduría, que además de cumplir con el objetivo de enseñar un oficio a los indígenas, volvía autosustentable a la misión (Aliaga Rojas 2000).

3Dado que las misiones “reflejaron la impronta del carisma de la orden religiosa a la que pertenecieron, tanto en su organización, como en su proyecto misionero y en la metodología de evangelización” (Nicoletti 2008a: 22), entendemos que las imágenes de las distintas misiones reflejan también el distinto carácter de las sociedades misioneras y su particular relación con los indígenas. Por ello, nos proponemos analizar comparativamente las imágenes obtenidas en las misiones anglicanas y salesianas de Tierra del Fuego, a fin de discutir las diferencias y similitudes en la forma de representación del espacio misional y de los indígenas en cada uno de estos contextos misionales.

4Para ello, analizaremos 23 fotografías obtenidas en las misiones anglicanas, 7 obtenidas en la Misión de Ushuaia y 16 en la Misión de Tekenika, con 28 fotografías obtenidas en las misiones salesianas, 22 obtenidas en la Misión de La Candelaria y 6 en la Misión de San Rafael. Enfocaremos nuestro análisis en algunos elementos de las imágenes: las estructuras, la cantidad de indígenas fotografiados, su género, edad, vestimentas, adornos y artefactos manipulados, a fin de analizar cómo se representaron el espacio misional y los indígenas evangelizados en las diferentes sociedades misioneras. Así, mediante la comparación de estos corpus de fotografías, esperamos poder analizar las representaciones visuales de las distintas sociedades misioneras anglicanas y salesianas instaladas en Tierra del Fuego entre fines del siglo XIX y mediados del XX.

Antecedentes sobre Fotografías de las Misiones Religiosas

5Las fotografías de las misiones religiosas fueron estudiadas enfatizando en el imaginario que trasmitieron acerca del trabajo evangelizador y los indígenas fueguinos. Para la mayoría de los autores, las imágenes obtenidas en las misiones salesianas fueguinas subrayan la manera en que los misioneros, muchos de los cuales tomaban las fotografías, intentaban mostrar los avances evangelizadores y civilizatorios desarrollados por la misión (Bajas 2007; Odone y Purcell 2005; Odone y Mege 2007). De este modo, los álbumes de fotografías realizados por los misioneros salesianos “conforman los archivos documentales de los salesianos, y también el ‘imaginario’ acerca del indígena que se cultivaba en los años de actividad misional” (Bajas 2007: 77). Las imágenes de las Misiones de San Rafael y de La Candelaria circularon ampliamente en textos escolares, libros de historia y folletos turísticos, expandiendo ese imaginario misional a públicos no especializados.

6Encontramos que el discurso misional se centra en tres elementos que se repiten en estas imágenes: el espacio misional, los sujetos representados (misioneros e indígenas) y las vestimentas y adornos usados por los indígenas. El espacio misional se hace presente en las imágenes a través del ordenado emplazamiento de la Misión de San Rafael, su iglesia y sus pabellones, enfatizando en las líneas rectas, los planos y ejes centrales, provocando “el efecto de un espacio-mundo acotado, restringido, circunscrito a sus propias reglas de ordenamiento” (Odone y Mege 2007: 45). La representación del espacio misional obedece así a una fórmula de composición que refuerza la linealidad, el orden y la limpieza, mostrando una forma de habitar el espacio físico y social tanto civilizante como moralizante (Odone y Purcell 2005). Pero ese corpus de imágenes omite la representación de ciertos espacios de la misión: los interiores de la iglesia, las casas de los indios, los interiores de escuelas y el cementerio, que se constituyen en espacios silenciados que, a través de la ausencia y el vacío del habitar, presagian la muerte (Idem).

7Los sujetos incluidos en las imágenes suelen ser los misioneros y los indígenas, ya que la mayoría de las fotografías obtenidas en las misiones muestran el contexto y los agentes del emprendimiento misional. Sin embargo, el lugar de unos y otros es bien distinto: los misioneros ocupan el centro de la composición, marcando una diferencia de jerarquía con los indígenas, ubicados en los márgenes (Odone y Mege 2007). Esas imágenes muestran indígenas fueguinos pacíficos, ordenados y limpios; subrayando los logros de la tarea misional y justificando así su presencia en el territorio (Bajas 2005).

8Las vestimentas y adornos de los indígenas son parte de esos logros de la evangelización y la “civilización”, ya que la adopción de vestimenta occidental, cortes de pelo limpios y poses ordenadas son entendidas como señales de educación (Bajas 2005). En estas imágenes los indígenas son investidos con indumentaria occidental y presentados como seres pulcros y ordenados, demostrando así su capacidad de ser incorporados al mundo de la civilización, el orden y el progreso (Alvarado y Mason 2005). Las imágenes evocan de esta manera la esperanza en el proceso modernizador: los indígenas son educados como sujetos para el trabajo, para vivir en un espacio y un tiempo ordenado (Odone y Mege 2007). Así, estas fotografías revelan el principio ordenador de la nueva sociedad, que pretende quitar los rasgos indígenas de los cuerpos de los mismos (Baldasarre 2007).

9Sin embargo, estas imágenes también son entendidas como “imágenes etnográficas falsas”, ya que intentan mostrar logros que no siempre fueron reales (Giordano 2007). Los documentos escritos señalan los usuales problemas de los misioneros en retener a los indígenas en las misiones, mostrando que la construcción de esas imágenes obedece más a un deseo que a un logro real. La inclusión de las imágenes en los libros de las misiones, salesianas y anglicanas, respondía al objetivo de pedir contribuciones o agradecer por lo contribuido. Estas imágenes se insertan entonces en un canon de representación europeo, que se aleja de la intención de mostrar la realidad de la misión, para representar un proyecto de transculturación positiva (Fiore 2005).

10Siguiendo esta última línea de investigación es que nos proponemos analizar el conjunto de imágenes de las misiones salesianas y anglicanas, tarea que aún no ha sido realizada por ningún investigador. Consideramos que su análisis comparado permite aportar nueva información a la temática de la representación visual de las misiones religiosas fueguinas.

Casos de Estudio

11Como ya dijimos anteriormente, la misión anglicana tuvo cuatro localizaciones en Tierra del Fuego: la misión de Ushuaia a orillas del canal Beagle (1869-1888), la misión de Isla Bayly, en las islas Wollaston (1888-1892), la misión de Tekenika, en la isla Hoste (1892-1907) y finalmente la misión de Río Douglas, en la isla Navarino (1907-1916) (Belza 1974; Serrano 2012). La misión salesiana, por otro lado, tuvo dos localizaciones contemporáneas: la misión de San Rafael en la Isla Dawson (1889-1911) y la misión de La Candelaria en Río Grande (1893-1947) (De Agostini 1956; Aliagas Rojas 2000; Nicoletti 2008b; Casali 2012). La ubicación de estas estaciones misioneras puede consultarse en el mapa de la Imagen 1.

12La misión anglicana acogió principalmente a indígenas de la etnia Yámana/Yagán, que fueron descriptos como grupos cazadores-recolectores-pescadores con movilidad nómade canoera que ocuparon la porción sur de la Isla Grande de Tierra del Fuego y las islas del archipiélago fueguino hasta el Cabo de Hornos (Orquera y Piana 1999). Su subsistencia se basaba en la caza de lobos marinos, la pesca de peces y la recolección de vegetales, moluscos y huevos (Hyades y Deniker 2007 [1891]; Gusinde 1986 [1937]). Las chozas construidas de troncos, ramas y hojas eran habitadas por una familia, que constituía la unidad social fundamental y mantenía la ausencia de jefes y la organización igualitaria (Gusinde 1986 [1937]; Bridges 2005 [1951]).

13La misión salesiana, por otro lado, dedicó su tarea evangelizadora a los indígenas Shelk´nam y Alakaluf/Kawésqar. Los Shelk´nam fueron caracterizados como una sociedad cazadora-recolectora con movilidad nómade pedestre, que habitó el norte y centro de la Isla Grande de Tierra del Fuego. Su subsistencia se basaba en la caza del guanaco y la recolección de vegetales, moluscos y huevos. El guanaco proveía tanto la piel para las capas que utilizaban como vestimenta, como para el recubrimiento de las chozas que habitaban (Gusinde 1982 [1931]; De Agostini 1956). Las familias establecían lazos políticos con familias de otros territorios, manteniendo la ausencia de autoridades, aunque se tratara de una organización patriarcal (Bridges 2005 [1951]). Los Alakaluf/Kawésqar han sido descriptos como cazadores-recolectores-pescadores con movilidad nómade canoera que ocuparon las costas y archipiélagos fueguinos al oeste de la Isla Grande de Tierra del Fuego (Emperaire 2002 [1958]). Su subsistencia se basaba en la caza de lobos marinos, la pesca de peces y la recolección de vegetales y moluscos (Idem). Los pequeños grupos familiares, que eran la unidad social fundamental, mantenían una organización social igualitaria y habitaban en chozas, construidas con troncos y cubiertas con piel de lobo marino (Gusinde 1991 [1974]). Los territorios adscriptos a estas sociedades están señalados en el mapa de la Imagen 1.

Imagen 1. Mapa con los territorios etnográficos de las sociedades indígenas fueguinas y la ubicación de las misiones anglicanas y salesianas referidas en el texto. Mapa realizado por la autora.

14A fin de avanzar en el conocimiento de las formas de representación visual del espacio misional y los indígenas evangelizados en las distintas sociedades misioneras instaladas de Tierra del Fuego, nos proponemos examinar comparativamente las imágenes fotográficas obtenidas en las misiones anglicanas y salesianas entre 1869 y 1947 -fechas de la instalación de la Misión Anglicana de Ushuaia y de la transformación de la Misión de La Candelaria en escuela agrotécnica respectivamente-. Para ello, seleccionamos dos corpus de fotografías: las fotografías de las misiones anglicanas y las fotografías de las misiones salesianas.

15El corpus de imágenes de las misiones anglicanas es de 23 fotografías: 7 obtenidas en la misión de Ushuaia entre 1882 y 1883 y 16 fotografías obtenidas en la misión de Tekenika entre 1898 y 1903. La mayoría de las fotografías de la misión anglicana de Ushuaia (N=6) fueron obtenidas por Jean Louis Doze y Edmond Payen, dos fotógrafos integrantes de la Misión Científica Francesa al Cabo de Hornos, encargada de registrar el paso de Venus frente al sol, así como la geografía y los habitantes de la región fueguina. Una única fotografía fue obtenida por un fotógrafo anónimo -perteneciente a la orden anglicana-, la cual fue publicada en la South American missionary magazine, la publicación periódica de la Sociedad Misionera Anglicana, y resguardada en el archivo de la South American Missionary Society. Por otro lado, las fotografías de la misión anglicana de Tekenika presentan el panorama inverso: la mayoría de las imágenes (N=15) fueron obtenidas por fotógrafos anónimos -pertenecientes a la orden anglicana- y fueron publicadas en la South American missionary magazine; en cambio solo una imagen fue obtenida por Charles Wellington Furlong, coronel y expedicionario estadounidense que recorrió la región fueguina entre 1907 y 1908. Así, encontramos que el registro fotográfico de las misiones anglicanas no abarca el total de sus localizaciones, sino solo dos de ellas.

16El corpus fotográfico de las misiones salesianas es de 28 fotografías: 22 obtenidas en la Misión de La Candelaria entre 1898 y 1924 y 6 fotografías obtenidas en la Misión de San Rafael entre 1898 y 1908. La mayoría de las imágenes de la misión de La Candelaria (N=16) fueron obtenidas por misioneros salesianos italianos que visitaron las misiones en diferentes fechas: María Alberto De Agostini (N= 7 fotografías), José María Beauvoir (N=6), Francisco Bocco de Petris (N=2) y Maggiorino Borgatello (N=1). A su vez, 5 fotografías son de autores anónimos y una fotografía fue obtenida por el antropólogo chileno Alejandro Lipschutz, que formó parte de la Misión Científica Chilena para el Estudio del Indio Fueguino en 1946, centrada en la antropología física y cultural de estos indígenas. Por otro lado, las fotografías de la misión de San Rafael fueron mayormente obtenidas por el misionero salesiano italiano Francisco Bocco de Petris (N= 3), por el expedicionario estadounidense Charles Wellington Furlong (N= 2) y por un fotógrafo anglicano desconocido (N=1).

17En ambos corpus de fotografías incluimos todas las imágenes a las que tuvimos acceso, hayan sido obtenidas por fotógrafos de las misiones o por fotógrafos externos, ya que consideramos que los diferentes fotógrafos podrían aportar distintas miradas y formas de representar el espacio misional y los indígenas fueguinos. De esta manera, la comparación de estos corpus de fotografías nos permitirá analizar la representación de los indígenas fueguinos en los distintos contextos misionales.

Enfoque Teórico-Metodológico

18Desde su concepción y desarrollo como un dispositivo mecánico, la fotografía fue pensada como una analogía directa de la realidad, que permitía captar las escenas con objetividad (Bazin 1960), constituyéndose en un mensaje sin código, en un testimonio de los hechos acontecidos (Kossoy 2001; Barthes 2004). Pero la objetividad fue puesta en entredicho por quienes entendieron que todas las imágenes, incluso las técnicas, son simbólicas, ya que son construcciones de sentido, atravesadas por relaciones de poder (Bourdieu 1979; Flusser 1990). La concepción de la fotografía como índice tiende un puente entre ambas perspectivas, ya que entiende a la imagen fotográfica como resultado de la conexión física entre el referente real representado, el dispositivo fotográfico y los sesgos del fotógrafo (Peirce 1995). El énfasis está puesto en el carácter de huella de la imagen fotográfica, ya que sin el referente real no habría imagen, convirtiendo a la fotografía en testimonio de esa realidad representada (Freund 2015).

19Esa copresencia entre referente, dispositivo fotográfico y fotógrafo se da solo durante el acto fotográfico, pero la evidencia de dicho contacto se extiende por el tiempo de vida de la fotografía como artefacto de cultura material (Fiore y Varela 2009). Esta concepción de la fotografía como artefacto socialmente construido permite desarrollar una “arqueología visual” que rescate tanto la agencia del fotógrafo como la del fotografiado (Idem). Entendemos que ese “encuentro de subjetividades” entre fotógrafo y fotografiado está sujeto a los diferentes grados de libertad de cada uno de esos agentes (Fiore 2005) y aunque los fotógrafos tienen mayor libertad de acción y poder de decisión sobre la imagen, la presencia y agencia del sujeto fotografiado es imprescindible para la captura fotográfica. Por lo tanto, es posible captar tanto la visión del fotógrafo como la agencia del sujeto fotografiado, desde una perspectiva teórica en la cual ambos son individuos activos durante la toma fotográfica.

20En concordancia con esos postulados teóricos desplegamos un abordaje metodológico sistemático que analizó grandes corpus de imágenes en tres niveles, el de la fotografía, el de los individuos fotografiados y el de los artefactos fotografiados (esos análisis se pueden consultar en Fiore y Varela 2009 y Butto 2016). Para este trabajo seleccionamos un corpus de fotografías acotado y las variables de análisis más relevantes, a fin de responder a las preguntas planteadas. En el nivel de la fotografía seleccionamos las estructuras, en el nivel de los individuos fotografiados seleccionamos la edad, el género y la vestimenta y en el nivel de los artefactos fotografiados, seleccionamos los adornos y los artefactos. Respecto de las estructuras se analizó su origen, para saber si solo se representaron los edificios misionales, o si también se incluyeron las chozas habitadas por los indígenas en los espacios misionales (Aliaga Rojas 2000; Bridges 2005 [1951]; Casali 2012). Además de contabilizar a los indígenas fotografiados, a fin de comparar la cantidad de indígenas incluidos en las imágenes de cada uno de los corpus de fotografías misionales, incluimos las variables de edad y género, para conocer la “demografía fotográfica” (Fiore y Varela 2009) en cada una de las misiones. La vestimenta y los adornos fueron estudiados también de acuerdo con su origen, para saber si solo se representaron las vestimentas y adornos occidentales impuestos por los misioneros o si también fueron incluidos los elementos corporales tradicionales indígenas. Los artefactos manipulados informan acerca de qué objetos de cultura material fueron incluidos en estas imágenes, si solo se exhibieron los artefactos occidentales relacionados con los oficios y trabajos desarrollados en las misiones -como tejeduría y trabajo de la madera- o si se incluyeron algunos artefactos indígenas. De esta manera, esperamos poder indagar en las políticas de representación seguidas en las misiones religiosas fueguinas.

Espacios Misionales e Indígenas Evangelizados

21A fin de analizar la representación del espacio misional y de los indígenas evangelizados en estos corpus de fotografías de las misiones anglicanas y salesianas, centraremos el análisis en las variables de las estructuras fotografiadas, el número de individuos fotografiados, su género, edad, vestimenta, adornos y artefactos manipulados. Comenzaremos el análisis con las fotografías de las misiones anglicanas y luego analizaremos las de las misiones salesianas, para finalmente en la discusión realizar un análisis comparativo y discutir las formas de representación visual en cada una de las misiones.

22Al analizar las estructuras representadas en las fotografías de las misiones anglicanas, tanto de la Misión de Ushuaia como la de Tekenika, encontramos que predominan las estructuras occidentales (78% de 23 fotografías misionales) por sobre las indígenas (9%). Entre esas estructuras occidentales resaltan las casas (48%) y los cercos de madera (26%). Las pocas estructuras indígenas fotografiadas son chozas yámana/yagán (9%), abandonadas y de las cuales solo queda el esqueleto de postes. También hay unas pocas imágenes (13%) en las que se ven tanto casas occidentales como chozas indígenas en el mismo espacio, evidenciando la convivencia de ambos tipos de estructuras en las cercanías de la misión (Ver todos los datos en la Tabla 1). Esas pocas imágenes corresponden a tomas fotográficas realizadas en la Misión de Tekenika, dos obtenidas por fotógrafos de la South American Missionary Society en 1898 y otra obtenida por Charles Furlong entre 1901 y 1903. En esas imágenes, una de las cuales es la Imagen 2a,se puede observar la convivencia del edificio misional principal, la “casa Stirling” -una casa prefabricada , traída de Inglaterra- y varias casas occidentales construidas con maderas y chapas que conviven junto a chozas triangulares y de forma de domo, tradicionales de los Yámana/Yagán. En esta misma imagen se observa a dos varones occidentales sentados en la playa y varios indígenas Yámana/Yagán posando frente a algunas casas y una choza triangular. Así, estas imágenes permiten observar el solapamiento de las estructuras occidentales e indígenas en el mismo locus del paisaje, lo cual refiere a la posibilidad de algunos indígenas de mantener sus formas de habitar tradicionales aunque estuvieran instalados en la misión anglicana.

Imagen 2. a) Estación misionera de Tekenika, 1901-1903, Archivo de la South American Missionary Society b) Misión La Candelaria, José María Beauvoir, 1908, Archivo del Museo Maggiorino Borgatello.

23Entre las estructuras representadas en las fotografías de las misiones salesianas, tanto de la Misión de San Rafael como de La Candelaria, también predominan las estructuras occidentales (83% de 28 fotografías de misiones salesianas) por sobre las indígenas (7%) y en algunas imágenes no hay estructuras (10%). Entre esas estructuras occidentales sobresalen las casas (60%), las iglesias (13%) y los cercos (6%), todos asociados a las misiones. Una única imagen muestra un telón fotográfico, usado para obtener retratos neutros (Butto 2016) (Ver todos los datos en la Tabla 1). Las pocas fotografías que representan estructuras indígenas muestran paravientos shelk´nam: se trata de dos fotografías de la misma secuencia obtenidas por el misionero salesiano José María Beauvoir en 1908 en el Cerro de la Cruz, en las inmediaciones de la Misión de La Candelaria. Esa imagen (Imagen 2b) muestra un grupo de diez individuos Shelk´nam y dos perros frente a cinco paravientos pertrechados con múltiples artefactos como cestas y bolsas de cuero. Esos paravientos constituyen estructuras asociadas a los movimientos logísticos (Borrero 1994), lo que podría interpretarse como una señal de libertad de movimiento dentro del territorio de la misión y de continuidad de algunas prácticas tradicionales por parte de esos indígenas. Así, aunque en las imágenes de las misiones salesianas no parece haber coexistencia de estructuras occidentales e indígenas, estos paravientos en las cercanías de la misión refieren a la convivencia entre dos mundos en la que se encontraban los indígenas fueguinos. (Ver Imagen 2)

Tabla 1. Origen y tipo de estructuras fotografiadas por misión. Tabla elaborada por la autora

24Respecto de la cantidad de indígenas y su género, en las 23 fotografías de las misiones anglicanas se retrataron un total de 379 indígenas, todos Yámana/Yagán, además de 7 misioneros anglicanos. De esos indígenas fotografiados, 55% son varones (N=210), 44% son mujeres (N=166) y en 1% de los casos no se pudo determinar el género. Por otro lado, en las 28 fotografías de las misiones salesianas fueron retratados un total de 418 individuos indígenas, Shelk´nam y Alakaluf/Kawésqar, además de 55 misioneros salesianos. De esos indígenas fotografiados, 53% (N=222) son mujeres, 45% (N=188) son varones y en 2% de los casos no se pudo determinar el género de los sujetos fotografiados. El género de los indígenas fotografiados en las misiones salesianas se condice con la información acerca de los traslados diferenciales en favor de las mujeres que sobrevivían a los encuentros violentos con mineros y estancieros, las cuales llegaron a conformar un pabellón de mujeres viudas (Borrero 1991, Nicoletti 2008b).

Imagen 3. a) Misión de Tekenika, 1901, Archivo de la South American Missionary Society. b) Misión La Candelaria, fotógrafo desconocido, 1909, Archivo del Museo Maggiorino Borgatello.

25Respecto de la edad de esos indígenas, en las fotografías de las misiones anglicanas predominan los adultos (60%) y los niños (29%); los jóvenes (8%), viejos (2%) y bebés (1%) aparecen en menor cantidad. En las fotografías de las misiones salesianas también predominan los adultos (66%) y los niños (26%) por sobre los viejos (4%), los jóvenes (1%) y los bebés (1%). El predominio de los adultos en las fotografías podría insinuar una “pirámide poblacional invertida” (Fiore y Varela 2009), entre cuyas causas principales están la reducción de los territorios de caza y de recursos económicos clave, las diferentes epidemias que contrajeron los indígenas por el contacto con los occidentales y la desestructuración cultural que siguió a ese contacto (Borrero 1991; Orquera y Piana 2015). Por otro lado, la fuerte presencia de niños en estas imágenes misionales, opuesta a la alta tasa de mortalidad infantil experimentada por estos pueblos (Borrero 1991) podría responder a los ya mencionados traslados diferenciales en favor de las mujeres y los niños sobrevivientes a los ataques de mineros y estancieros (Nicoletti 2008b), sobrerrepresentando así a los infantes.

26Respecto de la vestimenta usada por los indígenas, en las fotografías de las misiones anglicanas encontramos que los Yámana/Yagán fotografiados visten en su totalidad vestimenta occidental: chaqueta y pantalón (49%), vestidos (32%), camisa y pollera (11%), camisa y pantalón (6%). Unos pocos individuos (N=2) visten mantas, que pueden ser entendidas como los vestigios de lo que alguna vez fueron prendas de vestir occidentales (Alvarado y Mason 2005). En estas imágenes no aparecen indígenas vistiendo sus ropas tradicionales, reflejando no solo la intención de los misioneros de “salvar las almas” de los indígenas, sino también la de transculturarlos y cambiar sus costumbres consideradas salvajes, entre ellas la desnudez (Bridges 2005 [1951]; Canclini 2009). Así, “los misioneros escribían contentos de que sus discípulos estuvieran ´decentemente vestidos´” (Canclini 2009: 81) con ropas que eran donadas por fieles privados y traídas desde Valparaíso e Inglaterra (ver Imagen 3a).

Tabla 2. Tipo de vestimenta utilizada por los indígenas en las misiones anglicana y salesiana. Tabla elaborada por la autora.

27En las fotografías de las misiones salesianas, los indígenas retratados aparecen vistiendo en la mayoría de los casos ropa occidental (92%): vestidos (42%), chaqueta y pantalón (33%), uniformes (9%), camisa y pollera (4%), mantas (3%) y camisa y pantalón (0,5%). Esa menor parte de los indígenas que visten su ropa tradicional (8%) es de la etnia Shelk´nam, que viste capas de guanaco. Las cuatro fotografías que retratan a esos 32 individuos shelk´nam vistiendo capas de guanaco fueron obtenidas en las inmediaciones de la Misión de La Candelaria: una fue obtenida frente a una casa de chapa (Imagen 3b) y dos frente a varios paravientos. Cabe resaltar que tal como se observa en la Imagen 3b esos grupos de Shelk´nam incluyen tanto personas con capas de guanaco como personas con chaqueta y pantalón o vestido, evidenciando la convivencia de ambos patrones de vestimenta durante el proceso evangelizador (Butto 2016).

28Cabe resaltar que emerge un patrón de uso de la vestimenta que excede las pautas impuestas por las misiones religiosas: los individuos Yámana/Yagán y Alakaluf/Kawésqar adoptaron mayormente prendas occidentales y los individuos Shelk´nam mantuvieron sus prendas tradicionales. Esta diferencia puede estar relacionada con el mayor tiempo de contacto de los grupos canoeros con los occidentales (desde 1557 en el caso de los Alakaluf/Kawésqar y 1624 en el caso de los Yámana/Yagán), así como a la permeabilidad de esos grupos al contacto. Por otro lado, los Shelk´nam (contactados por primera vez por occidentales en 1580) desplegaron estrategias de “evitación del contacto” (Borrero 1991) y un carácter conservador y resistente a la adopción de pautas culturales occidentales (Bridges 2005 [1951]). Estas diferentes actitudes esgrimidas frente al avance de la sociedad occidental podría explicar el rechazo de los Shelk´nam a las nuevas vestimentas y su aceptación, en cambio, por parte de los grupos canoeros (Butto 2016).

Imagen 4. a) Misión Ushuaia, Edmond Doze y Jean Louis Payen, 1882-1883, Archivo del Museo Quai Branly b) Misión La Candelaria, Bocco de Petris, 1899, Archivo del Museo Maggiorino Borgatello.

29Muy pocos indígenas visten adornos en las fotografías de las misiones anglicanas (1,5%, N=6 de 379 indígenas fotografiados) y esos adornos son todos collares de cuentas occidentales, aunque usados a la manera tradicional yámana/yagán (como se observa en la Imagen 4a). En las fotografías de las misiones salesianas la proporción es aún menor, solo el 0,5% (N=2) de los 418 indígenas Shelk´nam y Alakaluf/Kawésqar fotografiados visten collares occidentales, de los cuales uno es un collar de cuentas y otro es un collar con una medalla religiosa. Las medallas religiosas dan especialmente cuenta de los primeros regalos dados a los indígenas, para atraerlos a la misión (Nicoletti 2008b). (Ver Imagen 4)

30Respecto de los artefactos, en las fotografías de las misiones anglicanas la ausencia de artefactos manipulados por los indígenas fotografiados es casi total (98%), mientras en las fotografías de las misiones salesianas esa ausencia es menor (81%). En las escasas fotografías de las misiones anglicanas en las que los indígenas manipulan efectivamente algún artefacto, éstos son mayormente occidentales: dos armas de fuego (0,5%) y dos ollas metálicas (0,5%) y solo aparece un artefacto indígena, un remo (0,2%). Consideramos que estas fotografías muestran una representación controlada: la mayoría de las imágenes (como la Imagen 4a) son retratos posados y muy acartonados en el jardín de la misión, similares a los retratos familiares de la época, donde los indígenas fotografiados no manipulan ningún artefacto, occidental o indígena. Así, el evidente control sobre la representación fotográfica no permite captar las actividades cotidianas realizadas dentro del espacio misional, no solo las actividades tradicionales indígenas sino tampoco las actividades laborales y didácticas desarrolladas por los misioneros (Bridges 2005 [1951]; Canclini 2009; Chapman 2014).

Imagen 5. Misión Candelaria, Alberto María De Agostini, 1910-1920, Archivo del Museo Maggiorino Borgatello.

31En las fotografías de las misiones salesianas predominan los artefactos occidentales, tales como los instrumentos de hilado (ruecas y husos) (11%) y los instrumentos musicales (6%) y los artefactos indígenas fueron representados en menor proporción pero con mayor diversidad, incluyendo arcos y flechas (0,75%), bastones (0,5%), cestas (0,25%) y bolsas de cuero (0,25%). Encontramos que la mayor parte de las fotografías (N= 24) subraya la representación de artefactos asociados a la enseñanza de un oficio -el tejido, la música, etc-, subrayando el rol de las misiones como transformadoras de los hábitos de los indígenas y asociando estas imágenes a las de una escuela. Entre ellas, la Imagen 4b muestra un grupo de indígenas hilando con ruecas en un salón, acompañadas de dos monjas y aunque se trata, obviamente, de una escena preparada y posada, ésta permite visualizar las tareas que los misioneros querían mostrar acerca de su trabajo con los indígenas. Por otro lado, las pocas imágenes (N=4) que registran algunas actividades tradicionales indígenas como la caza, la recolección y el marisqueo permiten inferir la persistencia de algunas prácticas culturales tradicionales. Dos de esas imágenes forman parte de la misma secuencia, retratada por el misionero salesiano Alberto María De Agostini entre 1910 y 1920 en las inmediaciones de la Misión de La Candelaria y muestra, como en la Imagen 5, a dos mujeres shelk´nam -una con un bebé en la espalda- y dos perros marisqueando en la costa, con sus palos y cestas. Así, estas imágenes permiten ver la convivencia de algunas prácticas indígenas tradicionales con la tarea misional de enseñanza de nuevos hábitos y costumbres.

Tabla 3. Tipo de artefactos manipulados por los indígenas fotografiados en las misiones anglicanas y salesianas. Tabla elaborada por la autora.

Discusión y Reflexiones Finales

32Centraremos la discusión de los resultados del análisis comparativo de los corpus fotográficos de las misiones anglicanas y salesianas en la representación de las estructuras, los indígenas fotografiados, su género, edad, vestimentas, adornos y artefactos. De esta manera, discutiremos cómo se representó el espacio misional y los indígenas evangelizados en las diferentes sociedades misioneras, anglicanas y salesianas, instaladas en Tierra del Fuego entre fines del siglo XIX y mediados del XX.

33Respecto de las estructuras fotografiadas, encontramos que en las fotografías de las misiones salesianas predominan las estructuras occidentales (81% de 28 fotografías) más que en las fotografías de las misiones anglicanas, donde también son mayoría (78% de 23 fotografías). En las fotografías de las misiones anglicanas coexisten estructuras occidentales e indígenas en el mismo locus del paisaje, mostrando la convivencia entre pautas culturales distintas y la tolerancia misionera ante el mantenimiento de las formas de habitar indígenas. Algo similar muestran las fotografías de las misiones salesianas, donde aparecen paravientos, que darían cuenta de actividades logísticas (Borrero 1994) por parte de los indígenas de la misión de La Candelaria. Así, a pesar del predominio en la representación de las estructuras y edificios misionales, que dan cuenta del avance de la sociedad occidental sobre el territorio fueguino, en ambos corpus de imágenes aparecen algunas señales de la convivencia entre misioneros e indígenas y de la persistencia de algunas formas tradicionales de habitar el territorio.

34En ambos corpus de fotografías aparece una cantidad similar de indígenas fotografiados: 379 en las imágenes de las misiones anglicanas y 418 en las imágenes de las misiones salesianas. En las fotografías de las misiones anglicanas los varones son mayoría (55%) por sobre las mujeres (44%), mientras en las fotografías de las misiones salesianas predominan las mujeres (53%) por sobre los varones (45%). Esta diferencia puede deberse al hecho ya comentado de que las misiones salesianas ponían mayor énfasis en la inserción de las mujeres y los niños sobrevivientes de ataques en sus misiones, mientras que los anglicanos subrayaban la inserción de las familias (Nicoletti 2008a; Canclini 2009). Las edades de los indígenas representados parecen ser las mismas en las fotografías de las misiones anglicanas y salesianas: predominan los adultos seguidos de los niños, los jóvenes, los viejos y los bebés. Esta pequeña “demografía fotográfica” podría revelar una “pirámide poblacional invertida”, característica de momentos de decrecimiento poblacional, usual en los casos de pueblos indígenas en contacto con la sociedad occidental (Fiore y Varela 2009). Por otro lado, la fuerte presencia de los niños puede deberse al énfasis puesto por los misioneros no solo en su búsqueda para la evangelización, sino también en su representación, a fin de mostrar a los feligreses y contribuyentes los avances de la evangelización y educación de los infantes indígenas (Nicoletti 2008b).

35La vestimenta usada por los indígenas en las fotografías de las misiones anglicanas es toda de origen occidental y ninguna vestimenta indígena fue incluida. En las fotografías de las misiones salesianas la vestimenta usada por los indígenas es también en su gran mayoría de origen occidental (92% de 418 indígenas fotografiados), pero algunos indígenas fueron representados con sus vestimentas tradicionales, las capas de guanaco. Así, las imágenes de las misiones salesianas permiten inferir cierta tolerancia al uso de vestimenta indígena dentro de los límites de la misión, mientras que las imágenes de las misiones anglicanas no muestran esa misma actitud. Sin embargo, dado que las imágenes son el producto de la agencia de los fotógrafos y los fotografiados, esas diferencias podrían también responder a las diferentes actitudes de los indígenas instalados en cada misión. Los Shelk´nam -instalados en las misiones salesianas- demostraron ser menos flexibles y más resistentes a los cambios introducidos por los agentes occidentales, mientras los Yámana/Yagán -instalados en las misiones anglicanas- adoptaron rápidamente la vestimenta occidental (Fiore y Varela 2009; Butto 2016). A su vez, los adornos son occidentales, tanto en las imágenes de las misiones anglicanas como salesianas, mostrando que la adopción de prácticas culturales occidentales no fue homogénea para ningún grupo indígena (Butto 2016).

36Respecto de los artefactos, encontramos que en las fotografías de las misiones anglicanas su ausencia es casi total (98%) y los pocos elementos fotografiados no hacen referencia a los trabajos desarrollados por los indígenas en el espacio de la misión (Bridges 2005 [1951]; Canclini 2009). En las fotografías de las misiones salesianas la ausencia de artefactos es menor (81%) y la mayoría de los objetos representados refieren al trabajo desarrollado por los indígenas en esas misiones, como los telares e instrumentos de hilado, o a las habilidades enseñadas, como los instrumentos de música. De esta manera, las fotografías de las misiones salesianas muestran los objetos asociados a las tareas desarrolladas en la misión a fin de evangelizar y educar a los indígenas, así como también las actividades que permitían la autosatisfacción de las necesidades de la misión: el aserradero que proveía la madera, la explotación ganadera que proveía el alimento y los telares para la confección de vestimenta y abrigo (Odone y Mege 2007; Nicoleti 2008a).

37A pesar de que los objetivos perseguidos por ambas misiones eran los mismos: educar y “convertir” a los indígenas a la religión anglicana o católica, encontramos algunas diferencias claras en las formas de representar el espacio y los indígenas en las misiones anglicanas y salesianas instaladas en Tierra del Fuego. Las fotografías de las misiones anglicanas muestran un espacio misional dominado por estructuras occidentales instaladas por las propias misiones, aunque también muestran la convivencia de elementos occidentales e indígenas. Los indígenas evangelizados, por otro lado, son representados subrayando la adopción de elementos occidentales, como la vestimenta y los adornos, cubriendo y transformando los rasgos indígenas de sus cuerpos. Así, las misiones anglicanas se presentan como espacios de control de los cuerpos de los indígenas, mostrando los avances de la evangelización y la educación en la adopción de prácticas corporales occidentales por parte de los mismos.

38En las fotografías de las misiones salesianas, por otro lado, el espacio misional aparece dominado por estructuras occidentales, que no coexisten con estructuras indígenas. La representación de los indígenas evangelizados muestra cierto grado de convivencia entre patrones culturales occidentales e indígenas, tanto en la vestimenta como en los artefactos manipulados, mostrando la tolerancia y la persistencia de algunas prácticas cultuales indígenas. A su vez, las fotografías de las misiones salesianas enfatizan en la adopción de los objetos materiales occidentales, especialmente en los artefactos asociados a las artes y los oficios. Así, la evangelización y la educación planteada por las misiones salesianas aparecen más asociadas al control de los hábitos y las costumbres.

39A modo de conclusión queremos subrayar que, aunque las misiones anglicanas y salesianas compartieran el objetivo de “convertir” a los indígenas a través de la evangelización y la educación, consideramos que ambas misiones exhiben formas distintas de representar el trabajo misionero: las fotografías de las misiones anglicanas centraron la representación en la transformación de los cuerpos de los indígenas, quitando los rasgos indígenas como la desnudez, en cambio las fotografías de las misiones salesianas parecen haberse centrado en la educación y la enseñanza de artes y oficios, focalizando la representación en las labores y los artefactos de trabajo adoptados por los indígenas fueguinos. Así, las imágenes producidas en las misiones anglicanas enfatizan la representación de los indígenas de la misión como una gran familia, asimilando esas fotografías a los retratos familiares, y las imágenes salesianas enfatizan la representación de los indígenas de la misión como alumnos de escuela. De esta manera, consideramos que la representación visual en las distintas misiones responde a distintas formas de entender el propio trabajo misionero.

Inicio de página

Bibliografía

Aliaga Rojas, Fernando. 2000. La misión salesiana en Isla Dawson (1889-1911). Santiago de Chile: Editorial Don Bosco.

Alvarado, Margarita y Peter Mason. 2005. “Fueguia Fashion”. Revista Chilena de Antropología Visual 6: 2-18.

Bajas, María Paz. 2005. “Montaje del álbum fotográfico de Tierra del Fuego”. Revista Chilena de Antropología Visual 6: 34-54.

Bajas, María Paz. 2007. “Estrategias y relatos visuales en los álbumes fotográficos de Tierra del Fuego”. Pp. 75-88 en Fueguinos. Fotografías siglos XIX y XX. Imágenes e imaginarios del fin del mundo, editado por M. Alvarado, C. Odone, F. Maturana y D. Fiore (eds.). Santiago de Chile: Pehuén.

Baldasarre, Carlos. 2007. “La aculturación de Ángela Loij a través de su imagen fotográfica”. Revista Chilena de Antropología Visual 10: 109-136.

Barthes, Roland. 2004. La cámara lúcida. Buenos Aires: Editorial Paidós.

Bazin, André. 1960. “The Ontology of the Photographic Image”. Film Quarterly 13 (4): 4-9.

Belza, Juan E. 1974. En la Isla del Fuego 1. Encuentros. Buenos Aires: Publicación del Instituto de Investigaciones Históricas de Tierra del Fuego.

Borrero, Luis Alberto. 1991. Los Shelk´nam: su evolución cultural. Buenos Aires: Búsqueda-Yuchan.

Borrero, Luis Alberto. 1994. “Arqueologia de la Patagonia”. Palimpsesto 4: 9-69.

Bourdieu, Pierre. 1979. La fotografía: un arte intermedio. México: Nueva Imagen.

Bridges, Lucas. 2005 [1951]. El último confín de la tierra. Buenos Aires: Editorial Sudamericana.

Butto. 2016. “Huellas visuales, huellas materiales. Sitios y artefactos de indígenas patagónicos y fueguinos registrados en las fotografías tomadas durante la conformación y expansión del estado-nación argentino (1860-1940) y sus implicancias para el registro arqueológico”. Tesis Doctoral no publicada. Buenos Aires: Facultad de Filosofía y Letras. Universidad de Buenos Aires.

Canclini, Arnoldo. 2009. Primeros pobladores del Beagle. Las misiones evangélicas en Tierra del Fuego. Ushuaia: Ediciones Monte Olivia.

Casali, R. 2012-13. Relaciones interétnicas en Tierra del Fuego: el rol de la misión salesiana La Candelaria (1895-1912) en la resistencia selk`nam. En REMS nº5/6: 105-117.

Chapman, Anne. 2014. Yaganes del Cabo de Hornos. Encuentros con los europeos antes y después de Darwin. Santiago de Chile: Pehuen.

De Agostini, Alberto. 1956. Treinta años en Tierra del Fuego. Buenos Aires: Ediciones Preuser.

Emperaire, J. 2002 [1958]. Los nómades del mar. Santiago de Chile: Lom Ediciones.

Fiore, Dánae. 2005. “Fotografía y pintura corporal en Tierra del Fuego: un encuentro de subjetividades”. Revista Chilena de Antropología Visual 6: 55-73.

Fiore, Dánae y María L. Varela 2009. Memorias de papel. Una arqueología visual de las fotografías de pueblos originarios fueguinos. Buenos Aires: Editorial Dunken.

Flusser, Willhelm. 1990. Hacia una filosofía de la fotografía. México: Editorial Trillas.

Freund, Giséle. 2015 [1974]. La fotografía como documento social. Barcelona: Editorial Gustavo Gili.

Giordano, Mariana. 2007. “Falsas imágenes, falsas memorias en la fotografía etnográfica”. Pp. 83-96. En Imágenes perdidas: censura, olvido, descuido, editado por G. Siracusano. Buenos Aires: Centro Argentino de Investigadores de Arte.

Gusinde, M. 1982 [1931]. Los indios de Tierra del Fuego. Los Selk'nam. I y II. Buenos Aires: CAEA.

1986 [1937]. Los indios de Tierra del Fuego. Los Yamanas. I-II-III. Buenos Aires: Consejo Nacional de Investigaciones Científicas.

1991 [1974]. Los indios de Tierra del Fuego. Los Hallakalup. I-II. Buenos Aires: CAEA.

Hyades, P. y J. Deniker. 2007 [1891]. Etnografía de los indios yaghan en la Misión científica del Cabo de Hornos 1882-1883. Punta Arenas: Ediciones universidad de Magallanes.

Kossoy, Boris. 2001. Fotografía e historia. Buenos Aires: La Marca editora.

Nicoletti, María Andrea. 2008a. Indígenas y misioneros en la Patagonia. Huellas de los salesianos en la cultura y la religiosidad de los pueblos originarios. Buenos Aires: Ediciones Continente.

Nicoletti, María Andrea. 2008b. “El modelo reduccional salesiano en Tierra del Fuego: educar a los `infieles”. Revista Tefros 6 (2): s/p.

Odone, Carolina y Andrea Purcell. 2005. “El espacio de la misión de San Rafael y su fotografía”. Revista Chilena de Antropología Visual 6: 95-101.

Odone, Carolina y Pedro Mege 2007. “Imágenes misionales. Sueños y fotografías del extremo sur Isla Dawson, Tierra del Fuego, 1889-1911” Pp 37-48 en Fueguinos. Fotografías siglos XIX y XX. Imágenes e imaginarios del fin del mundo, editado por M. Alvarado, C. Odone, F. Maturana y D. Fiore (eds.). Santiago de Chile: Pehuén.

Orquera, Luis y Ernesto Piana 2015 [1999]. La vida social y material de los Yámana. Ushuaia: Monte Olivia.

Peirce, Charles. 1995 Philosophical writings of Peirce. New York: Dover Publications.

Serrano, Alberto. 2012. La casa Stirling, misiones anglicanas entre los yaganes de Tierra del Fuego. Santiago de Chile: Museo Antropológico Martín Gusinde.

Inicio de página

Índice de ilustraciones

Leyenda Imagen 1. Mapa con los territorios etnográficos de las sociedades indígenas fueguinas y la ubicación de las misiones anglicanas y salesianas referidas en el texto. Mapa realizado por la autora.
URL http://journals.openedition.org/cadernosaa/docannexe/image/1713/img-1.jpg
Ficheros image/jpeg, 904k
Leyenda Imagen 2. a) Estación misionera de Tekenika, 1901-1903, Archivo de la South American Missionary Society b) Misión La Candelaria, José María Beauvoir, 1908, Archivo del Museo Maggiorino Borgatello.
URL http://journals.openedition.org/cadernosaa/docannexe/image/1713/img-2.jpg
Ficheros image/jpeg, 1,6M
Leyenda Tabla 1. Origen y tipo de estructuras fotografiadas por misión. Tabla elaborada por la autora
URL http://journals.openedition.org/cadernosaa/docannexe/image/1713/img-3.jpg
Ficheros image/jpeg, 100k
Leyenda Imagen 3. a) Misión de Tekenika, 1901, Archivo de la South American Missionary Society. b) Misión La Candelaria, fotógrafo desconocido, 1909, Archivo del Museo Maggiorino Borgatello.
URL http://journals.openedition.org/cadernosaa/docannexe/image/1713/img-4.jpg
Ficheros image/jpeg, 2,8M
Leyenda Tabla 2. Tipo de vestimenta utilizada por los indígenas en las misiones anglicana y salesiana. Tabla elaborada por la autora.
URL http://journals.openedition.org/cadernosaa/docannexe/image/1713/img-5.jpg
Ficheros image/jpeg, 104k
Leyenda Imagen 4. a) Misión Ushuaia, Edmond Doze y Jean Louis Payen, 1882-1883, Archivo del Museo Quai Branly b) Misión La Candelaria, Bocco de Petris, 1899, Archivo del Museo Maggiorino Borgatello.
URL http://journals.openedition.org/cadernosaa/docannexe/image/1713/img-6.jpg
Ficheros image/jpeg, 1,3M
Leyenda Imagen 5. Misión Candelaria, Alberto María De Agostini, 1910-1920, Archivo del Museo Maggiorino Borgatello.
URL http://journals.openedition.org/cadernosaa/docannexe/image/1713/img-7.jpg
Ficheros image/jpeg, 956k
Leyenda Tabla 3. Tipo de artefactos manipulados por los indígenas fotografiados en las misiones anglicanas y salesianas. Tabla elaborada por la autora.
URL http://journals.openedition.org/cadernosaa/docannexe/image/1713/img-8.jpg
Ficheros image/jpeg, 111k
Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia en papel

Ana Butto, « La Representación del Espacio Misional y los Indígenas Evangelizados en las Fotografías de las Misiones Anglicanas y Salesianas de Tierra del Fuego (1869-1947) », Cadernos de Arte e Antropologia, Vol. 7, No 2 | -1, 97-115.

Referencia electrónica

Ana Butto, « La Representación del Espacio Misional y los Indígenas Evangelizados en las Fotografías de las Misiones Anglicanas y Salesianas de Tierra del Fuego (1869-1947) », Cadernos de Arte e Antropologia [En línea], Vol. 7, No 2 | 2018, Publicado el 01 octubre 2018, consultado el 25 mayo 2019. URL : http://journals.openedition.org/cadernosaa/1713 ; DOI : 10.4000/cadernosaa.1713

Inicio de página

Autor

Ana Butto

CONICET, Buenos Aires, Argentina. Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, Asociación de Investigaciones Antropológicas y Universidad Nacional de La Matanza.
anabutto@gmail.com

Inicio de página

Derechos de autor

© Cadernos de Arte e Antropologia

Inicio de página
  • Logo ERIH PLUS
  • Logo EBSCO – EBSCOhost Online Research Databases
  • Logo Latindex – Sistema de Información sobre las revistas de investigación científica
  • Logo DOAJ – Directory of Open Access Journals
  • Logo Navba
  • OpenEdition Journals