Navigation – Plan du site
Information scientifique
Lectures

Hubert Carton De Grammont, El Barzón. Clase media, ciudadanía y democracia

México IIS UNAM-Plaza y Valdés, 2001, 295 p.
Bruno Lutz
p. 172-173
Référence(s) :
Hubert Carton De Grammont, El Barzón. Clase media, ciudadanía y democracia. México, IIS UNAM-Plaza y Valdés, 2001, 295 p.

Texte intégral

1Inicialmente El Barzón es un movimiento social de los productores rurales endeudados pero que se convirtió en el transcurso de los años noventa en una compleja e influyente organización de mexicanos endeudados. En pos de ser particulares y sectoriales como en las organizaciones rurales tradicionales, las demandas de los barzonistas alcanzaron un grado inusitado de generalidad gracias a la conciencia de estos actores de formar parte de una sociedad civil comprometida con el cambio democrático. Entre las demandas de El Barzón están: una mayor transparencia del actuar político, la elaboración e instrumentación de programas a medio plazo sobre la base de las exigencias sociales así como el valorizar y reforzar el papel de los ciudadanos como actores económicos. Hubert Carton de Grammont afirma con acierto que El Barzón es el movimiento social más significativo de la década de los noventa junto con el movimiento zapatista en Chiapas, debido al hecho que fue un movimiento transclasista y mutisectorial que propuso una revisión radical del actuar político: «ciudadanizó» lo político. Para el autor de esta estimulante obra, en México prevalece todavía el «ciudadano colectivo» debido a la familia extensa, el clientelismo y la autoayuda.

2A finales de los ochenta y principios de los noventa, el crecimiento de la cartera vencida aunado a la ausencia de una respuesta gubernamental coherente tuvo como consecuencia indirecta el fomentar la creación de organizaciones de deudores que compartían la idea de defender al patrimonio familiar. De la convergencia de estos movimientos regionales del norte de México nace El Barzón en 1993, año a partir del cual se desató una guerra de cifras respecto al monto de la cartera vencida. A manera de un Sherlock Holmes, el autor buscó quién, cómo y porque se manipularon las cifras del monto real de la cartera vencida. Sin lograr esclarecer totalmente este embroglio (cada institución gubernamental, cada organismo y cada organización tenía cifras distintas) no obstante Hubert Carton muestra que en el campo fueron las medianas y grandes empresas las que cayeron en cartera vencida porque «la apuesta de la apertura comercial y el retiro de subsidios provocó el sobreendeudamiento de muchos proyectos agroindustriales que intentaban realizar grandes inversiones en un corto plazo para enfrentar la apertura comercial».

3Los avances y retrocesos de los movimientos de deudores se deben a que están supeditados a las dinámicas de los partidos políticos. A partir de la instrumentación del Sistema de Reestructuración de la Cartera Vencida Agropecuaria (Sireca) en mayo de 1994, se «inició un proceso de ruptura entre dos concepciones políticas: una corriente más conservadora, de origen priísta, encabezada por Jalisco y otra más radical, cercana al PRD, de liderazgo zacatecano.» La ruptura se produce en septiembre 1994 sobre una base ideológica, política y territorial. La discrepancia sobre la idoneidad de la reforma al artículo 27 constitucional y la Ley Agraria provocó un cisma. Por un lado quedó la oficialista Confederación Nacional de Productores Agropecuarios y Forestales El Barzón A.C. (El Barzón – Confederación). Por otro, esta la Unión Nacional de Productores Agropecuarios, Comerciantes, Industriales y Proveedores de Servicios El Barzón A.C. (El Barzón-Unión) dirigida por una coordinadora nacional conformada por los principales líderes estatales, casi todos militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

4Precisamente, el investigador Hubert Carton de Grammont se dedicó en hacer una descripción casi periodística del único Barzón-Unión. El sociólogo detalla la sucesión de plantones y desaires, tomas de oficinas gubernamentales y represión judicial, reuniones infructuosas y promesas parcialmente cumplidas, las intermediaciones reales o fingidas de los gobernadores, todos los pormenores del no-reconocimiento de El Barzón como interlocutor acreditado, con el fin de no resolver el problema de fondo de la cartera vencida. De hecho, el subtítulo de esta excelente obra hubiera podido ser: «Crónica de un movimiento social anacrónico».

5En 1995 se reconocieron oficialmente 18 000 adjudicaciones y embargos, y fueron documentados 388 suicidios de deudores morosos. Para impedir los embargos se crearon brigadas de Resistencia Civil que alcanzaron en apenas dos años el número de 2 000 y, por otro lado, se iniciaron acciones legales con el apoyo de abogados cuyo papel y remuneración tuvieron que ser redefinidos para impedir que estos tomarán el control de facto de la organización. El autor precisa que el crecimiento del Barzón fue su «fuerza y su debilidad, ya que pronto se enfrentó a la dificultad de articular los intereses concretos de grupos sociales tan disímbolos como grupos de la pequeña y mediana burguesía consumista, los transportistas de la Ciudad de México, los pequeños empresarios de todo tipo (pequeños talleres, dueños de restaurantes, comerciantes, etcétera).» En 1997, la tendencia política de El Barzón-Unión logró tomar el control de la organización e imponer el caminar hacia la vía de politización del movimiento social. Paralelamente, El Barzón se empeñó en instrumentar procesos democráticos internos para la selección de candidatos a puestos de elección popular. Con respecto a la estructura interna y los procesos de diferenciación interna, hubiera sido interesante desarrollar más el estudio de caso de El Barzón en Monterrey para mejor comprender el contexto y las formas de reproducción de la dominación androcéntrica así como la presencia invisible de mujeres en la Coordinadora Nacional. Finalmente, al detallar los actores y factores endógenos y exógenos que intervinieron en el proceso de construcción del Barzón, el estudio sociohistórico de Hubert Carton de Grammont contribuye indudablemente a la comprensión de un movimiento original y complejo, pieza clave en el rompecabezas de la transición hacia la democracia en México.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence papier

Bruno Lutz, « Hubert Carton De Grammont, El Barzón. Clase media, ciudadanía y democracia », Cahiers des Amériques latines, 45 | 2004, 172-173.

Référence électronique

Bruno Lutz, « Hubert Carton De Grammont, El Barzón. Clase media, ciudadanía y democracia », Cahiers des Amériques latines [En ligne], 45 | 2004, mis en ligne le 12 août 2017, consulté le 12 novembre 2019. URL : http://journals.openedition.org/cal/7616

Haut de page

Droits d’auteur

Creative Commons License
Les Cahiers des Amériques latines sont mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution – Pas d’utilisation commerciale – Pas de modification 4.0 International.

Haut de page
  • Logo DOAJ – Directory of Open Access Journals
  • Logo CNRS – Institut des sciences humaines et sociales
  • Logo Presses Sorbonne Nouvelle
  • Logo Institut des Hautes Études de l’Amérique latine
  • Logo Centre de recherche et de documentation sur les Amériques
  • OpenEdition Journals