Navegación – Mapa del sitio

InicioNuméros93PortraitsJacques Gilard

Portraits

Jacques Gilard

Óscar Collazos
p. 236-237

Texto completo

1Lo conocí en 1971, cuando se perfilaba como un investigador obsesivo de la literatura colombiana y, sobre todo, del Grupo de Barranquilla. No sólo andaba tras las huella del García Márquez periodista, habiendo agotado ya su visión del García Márquez novelista. Andaba haciendo pesquisas sobre la época que permitió la unión azarosa de un grupo de escritores y artistas costeños (de la costa Caribe) y de todo cuanto sucedía en esa ciudad. Gilard es el mayor entomólogo extranjero que ha tenido la Barranquilla cultural del siglo XX. Tan grande fue su amor por esta ciudad, que nos parecía extraño pensar que era francés.

2Jacques tenía como investigador algo que a muchos investigados puede llegar a molestar: la necesidad de saber sobre el personaje mucho más de que él sabe de sí mismo. Quien vive, olvida; quien reconstruye desde fuera esa vida, recuerda. Reconstruir el pasado sobre la fragilidad de la memoria individual, eso hacen investigadores como Gilard.

3Disciplinado y puntilloso como ninguno, empeleó dos décadas de su vida a hacer el retrato de un momento de la literatura colombiana. De paso, conoció todo aquello que sucedía antes y después del objeto de sus estudios. Y a medida que seguía los pasos de los escritores consagrados, trataba de destacar a aquellos que empezábamos. Jacques Gilard fue, en muchos sentidos, un hombre generoso con los nuevos escritores colombianos: reseñó sus libros, buscó el encuentro personal. En algunos casos (en los de Cepeda Samudio y Marbel Moreno) hizo que sus libros se tradujeran al francés.

4Personalmente, lo recuerdo lleno de vitalidad. Cuando lo visité en Toulouse, era como si nos conociéramos desde siempre. No sólo me enseñó a hacer crítica literaria. Me enseñó a preparar un bœuf bourguignon. Pienso en Jacques cada vez que lo ofrezco a mis invitados.

5Tengo que expresarle mi gratitud: no hubo libro mío en aquellos años que no apareciera amablemente reseñado en Caravelle. Pero más allá de esas reseñas, lo que le importaba −creo− era el registro de la literatura contemporánea de su país de adopción: Colombia.

6Sé que vamos a coincidir en el reconocimiento a su labor investigativa: la literatura colombiana de la segunda mitad del siglo XX le debe el rigor de sus trabajos y la pasión que puso en cada uno de ellos. Con una actitud parecida, con el corazón interpuesto en algo que supera la actividad académica, son grandes las gratificaciones y mucho más grandes las decepciones. Me temo que, en los últimos años, Jacques luchaba por sobreponerse a algunas decepciones.

7Sólo quiero ser justo en la evocación del amigo. Pero esto no basta para pagar la inmensa deuda que contrajimos con él varias generaciones de escritores colombianos.

8Cartagena de Indias, agosto 10 de 2009

Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia en papel

Óscar Collazos, «Jacques Gilard»Caravelle, 93 | 2009, 236-237.

Referencia electrónica

Óscar Collazos, «Jacques Gilard»Caravelle [En línea], 93 | 2009, Publicado el 01 abril 2021, consultado el 05 diciembre 2021. URL: http://journals.openedition.org/caravelle/9680; DOI: https://doi.org/10.4000/caravelle.9680

Inicio de página

Derechos de autor

Licence Creative Commons
Caravelle – Cahiers du monde hispanique et luso-brésilien est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Inicio de página
  • Logo Presses universitaires du Midi
  • Logo IPEAT
  • DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • Latindex - Sistema Regional de Información en Línea para Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal
  • OpenEdition Journals
Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search