Navigation – Plan du site
Comptes rendus

El proceso separatista en Cataluña. Análisis de un pasado reciente (2006-2017)

Gérard Brey
Référence(s) :

Steven Forti, Arnau González i Vilalta et Enric Ucelay-Da Cal, El proceso separatista en Cataluña. Análisis de un pasado reciente (2006-2017), Granada, Comares, 2017, 325 p.

Texte intégral

1Este volumen colectivo reúne, además de una bibliografía, quince contribuciones debidas a once especialistas en Historia contemporánea y tres en Ciencia Política, de “sensibilidades diversas”, que no pretenden presentar “respuestas seguras sino preguntas tajantes” así como “datos y dudas”, distanciándose de las polémicas partidistas, según escriben los tres coordinadores en su introducción. La especialidad predominante entre estos autores, de los cuales cinco pertenecen a universidades catalanas, otros tantos a diversas universidades españolas y los otros cuatro a las universidades de Newcastle, Cardiff y Lisboa (dos), ya es un indicio del tipo de enfoque y análisis de sus distintas contribuciones. En efecto, sin remontar (sino alusivamente y con excepción del capítulo conclusivo de los tres coordinadores) a etapas históricas anteriores a la adopción del régimen constitucional de 1978 y del Estatuto de 1979, la mayor parte de los textos ponen en perspectiva histórica el período de aceleración del movimiento separatista desde 2006. Un año bisagra, pues a partir de esa fecha deja de ser marginal el independentismo, que hasta ahora “carecía de presencia política seria” y cuya “importancia era simbólica” y se reducía a “una socialización para los jóvenes, pero no para gente madura.” (p.4).

2Las principales cuestiones abordadas son el impacto de la enseñanza del idioma y la escolarización en catalán sobre “la fabricación de independentistas”, el “proceso de nacionalización en Cataluña” y la gradual erosión de “la identidad española” de 1980 en adelante y especialmente desde los últimos diez años. Se cuestiona la pertinencia o no del elemento generacional como factor determinante de la preferencia o no por la independencia. Se insiste en el giro provocado primero por el recurso del Partido Popular y su líder Mariano Rajoy contra 114 de los 223 artículos y doce disposiciones del nuevo Estatuto adoptado en 2006, y luego por la sentencia de inconstitucionalidad de ocho de estos artículos dictada por el Tribunal Constitucional en 2010. Decisión ésta última que contribuyó aun más a la radicalización independentista. Se hace hincapié en el papel de las organizaciones de masas en el “derecho a decidir” así como en la organización de las multitudinarias movilizaciones independentistas callejeras, en la evolución de la opinión pública frente a las diferentes opciones (autogobierno autonómico ampliado o no, Estado federal plurinacional, ruptura separatista). Tras evocar la actitud de los sindicatos mayoritarios (Comisiones Obreras y UGT) ante la cuestión del “derecho a decidir”, se analiza las condiciones de emergencia de nuevas fuerzas políticas, como la Asamblea Municipal de la Esquerra Independentista en 1986-87 prolongada hoy por la Candidatura d’Unitat Popular o como el “partido anticatalanista” (sic) Ciutadans-Ciudadanos. Sin olvidar fenómenos como la resurrección de la Esquerra Republicana de Catalunya como partido independentista a partir de 1989, la compleja reconfiguración del panorama político y la “extrema fragmentación en la oferta política”. En fin, se analiza lo mucho que ha ido cambiando en Cataluña, “pero no ahora, sino desde hace décadas, aunque fuera a ritmos lentos, no siempre perceptibles, y con efectos retardados” (p. 272).

3A mi entender, en este volumen –que privilegia lo político– hubiera sido más que útil, especialmente para el lector no especialista, un resumen previo de las principales etapas, decisiones y vicisitudes de la Comunidad Autónoma catalana desde 1979 y de sus relaciones con el gobierno central, aunque el lector las vaya cosechando a lo largo de las páginas… Por otro lado, ninguno de estos historiadores analiza –ni siquiera menciona– el papel que ha podido tener y puede seguir teniendo en la formación y consolidación de una identidad y conciencia catalana y/o catalanista, la catalanización de los contenidos de los programas de Historia y Geografía difundidos por los libros de texto de la enseñanza segundaria o superior, ni se evoca el contenido y el impacto posible de las distintas exposiciones y publicaciones sobre la historia de Cataluña desde hace unos cuarenta años. Hubiera sido necesaria además la contribución de una o un especialista de Ciencias de la Información para valorar en qué medida las ofertas culturales y los medios de comunicación escritos y audiovisuales han podido contribuir a la catalanización progresiva de un creciente sector de la opinión pública. Por fin, si varios autores aluden de paso a “la crisis económica” iniciada en 2008 como uno de los factores de la radicalización de una parte de la opinión pública, no se presta específica y suficiente atención a la posible relación entre sus efectos y las medidas de austeridad de los gobiernos autonómico y central, y la ampliación de los sentimientos separatistas; ni se analiza la posible relación entre rebeldía social y abrazamiento a la causa independentista. Como tampoco se aborda –sino de forma más que alusiva– al posible impacto social y político del contencioso entre Madrid y las distintas fuerzas políticas catalanas en temas financieros y fiscales. Tampoco se discuten el origen, índole y responsabilidad del déficit autonómico, ni su relación con el sentimiento convertido en el lema “Madrid ens roba” (Madrid nos roba). Una cuestión compleja la de la deuda y de la financiación, que hubiera merecido una contribución específica. Por fin, tampoco se presta atención a la posible influencia (o no) en la exacerbación del nacionalismo catalán en sus distintas variantes y expresiones, de la presencia de un millón de extranjeros/-as entre una población total 7,5 millones (14,3%).

4En 2006, el sondeo anual del Institut de Ciències Polítiques i Socials de la Universidad Autònoma de Barcelona indicaba que un 44% de los catalanes estaban “en desacuerdo” con la independencia, contra un 33% “de acuerdo”, mientras a un 17% “le era igual” y el restante 2% no sabía ni contestaba. Es cierto que a lo largo de la última década predominó de forma estable entre los personas sondeadas, un 40% de identificados “tan español como catalán” (p.262). Esto no quita que desde hace unos años una casi mitad de los electores catalanes vota a uno de los partidos “secesionistas” en las elecciones autonómicas y buena parte de ellos defiende esta opción no solo en las urnas sino en la esfera pública y privada con no poca pasión. A pesar de las mencionadas lagunas y del interés a veces desigual de algunas contribuciones con respecto al tema central del libro, el lector hallará en él elementos imprescindibles y análisis sugestivos para entender las distintas fases de una situación compleja no exenta de contradicciones. Y unas claves para entender lo que ha de deparar un futuro todavía lleno de interrogantes e incertidumbres.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Gérard Brey, « El proceso separatista en Cataluña. Análisis de un pasado reciente (2006-2017) », Cahiers de civilisation espagnole contemporaine [En ligne], 21 | 2018, mis en ligne le 04 septembre 2018, consulté le 21 août 2019. URL : http://journals.openedition.org/ccec/7556

Haut de page

Auteur

Gérard Brey

Professeur émérite, Université de Franche-Comté

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

© CCEC ; auteurs

Haut de page
  • Logo Latindex
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • Logo Université d'Angers
  • Logo 3L.AM Langues, Littératures et Linguistique des Universités d'Angers et du Maine
  • OpenEdition Journals