Navigation – Plan du site

AccueilCahiers de civilisation espagnole...23ÉtudesEn los estudios, en las ondas y e...

Études

En los estudios, en las ondas y en el hogar: la relación entre las mujeres y Radio Nacional de España durante el franquismo desarrollista (1960-1975)

In the studios, on the waves and at home: the relationship between women and Radio Nacional de España during the developmentalist Franco regime (1960-1975)
Dans les studios, sur les ondes et au foyer : la relation entre les femmes et Radio Nacional de España à l'époque du développement franquiste (1960-1975)
José Emilio Pérez Martínez

Résumés

Pendant longtemps, l'historiographie n'a guère prêté attention au rôle que les femmes ont joué au sein de la radio. Cet article vise à analyser la manière dont les femmes espagnoles ont interagi avec Radio Nacional de España dans les années 1960 et 1970. Pour ce faire, nous tiendrons compte des réalités telles que les travailleuses de la station de radio, les émissions féminines et leurs discours sur la féminité et leur consommation par le public. De cette manière, nous tenterons de parvenir à une compréhension globale de cette relation, afin d'améliorer notre compréhension de la manière dont l'idéologie de genre a été produite sous la dictature.

Haut de page

Notes de l’auteur

Esta investigación se inserta dentro del marco del Proyecto de Investigación «La voz de las mujeres en el espacio público: siglos XVIII-XX» (HAR2014-53699-R), financiado por el MINECO y dirigido por la profesora Rosa María Capel Martínez.

Texte intégral

Introducción

1Nadie puede negar la importancia del medio radiofónico en el desarrollo de las sociedades occidentales. Su papel en momentos de paz, en momentos de guerra, como arma de propaganda, como herramienta de socialización de valores, como herramienta comercial, como elemento de evasión y entretenimiento, etcétera, se convirtieron en seña de identidad de determinados momentos históricos.

2Progresivamente, distintas investigaciones y trabajos provenientes de diferentes ramas del saber, están reconstruyendo y poniendo en valor el pasado de este medio al que se dio por muerto con cada innovación tecnológica dentro del campo de los medios de comunicación social.

3Un medio poliédrico que permite multitud de acercamientos. De la historia transnacional a la historia institucional, de su relación con la música a su relación con el teatro o la literatura, de la programación a la producción, de la historia social a la historia cultural, y, como no, un medio al que podemos acercarnos desde la historia de las mujeres y los feminist media studies.

4Es desde esta última perspectiva desde la que se plantean las siguientes líneas en las que intentaremos analizar la relación entre las mujeres españolas y Radio Nacional de España (rne) durante los años del franquismo desarrollista, de 1960 a 1975.

5Apoyándonos en fuentes documentales conservadas en el Archivo General de la Administración (aga) –cuadernillos de programación y relaciones de personal–, en números de la revista Teleradio, publicación oficial de la emisora, diversas encuestas y estudios estadísticos, y otras fuentes secundarias, intentaremos desvelar cuál era la realidad de las trabajadoras de rne, qué imagen de la feminidad se proyectaba desde sus programas y, finalmente, su consumo por parte de aquella audiencia femenina. Para ello nos centraremos en el Programa Nacional de la emisora, aquel que llegaba a todo el país, y en las instalaciones desde las que se producía, las de Madrid.

6Cada una de las tres formas de relación será tratada por separado, pero antes, haremos un necesario acercamiento a la evolución de la historia de las mujeres en la radio, de cara a comprender el porqué de este acercamiento.

La historia de las mujeres en la radio española, un estado de la cuestión

  • 1 Laura Branciforte, Donne in onda nel ventenno fascista. Tra modernità e tradizione (1924-1939), Sov (...)
  • 2 Kristin Skoog, «Neither worker nor housewife but citizen: bbc’s woman’s hour 1946-1955», in Women’s (...)
  • 3 Kate Murphy, Behind the wireless. A history of early women at the bbc, Londres, Palgrave Macmillan, (...)
  • 4 Kate Lacey, Feminine frequencies: gender, German radio and the public sphere, 1923-1945, Ann Arbor, (...)
  • 5 Alec Badenoch, «Time consuming: women’s radio and the reconstruction of national narratives in west (...)
  • 6 Kristin Skoog y Alec Badenoch, «The International Association of Women in Radio and Television: bro (...)
  • 7 Caroline Mitchell, «Dangerously feminine? Theory and praxis of women’s alternative radio», in K. Ro (...)
  • 8 Donna Halper, Invisible stars: a social history of women in American broadcasting, Nueva York, M.W. (...)
  • 9 Rita Abreu, Damas con antifaz. Mujeres en la radio 1920-1960, Méjico D.F., Editorial Ink, 2017

7La radiodifusión es un medio de comunicación que, a nivel global e históricamente, ha estado íntimamente ligado a las mujeres. Una historia que desde hace unos años viene siendo recuperada por investigadoras que desvelan un relato que permaneció oculto, relegado a los márgenes de la historiografía. Así encontramos trabajos como el de Laura Branciforte, para el caso italiano1, los de Kristin Skoog2 o Kate Murphy3 sobre las mujeres en la British Broadcasting Corporation (bbc), el de Kate Lacey sobre la radiodifusión alemana4, el de Alec Badenoch también sobre la radio alemana5, el desarrollado por Kristin Skoog y Alec Badenoch sobre la International Association of Women in Radio and Television6, el de Caroline Mitchell sobre las mujeres y la radio comunitaria en el Reino Unido7, el de Donna Halper sobre las pioneras de la radio norteamericana8 o el de Rita Abreu dedicado a las primeras mujeres de las ondas mejicanas9, por poner algunos ejemplos. Una proliferación de investigaciones que paulatinamente han ido cubriendo ese vacío al que hacíamos referencia unas líneas más arriba.

  • 10 Hacemos referencia a obras clásicas como Armand Balsebre, Historia de la radio en España (1874-1985 (...)
  • 11 Luis Zaragoza Fernández, Radio Pirenaica: la voz de la esperanza antifranquista, Madrid, Marcial Po (...)
  • 12 Armand Balsebre y Rosario Fontova, Las cartas de la Pirenaica. Memoria del antifranquismo, Madrid, (...)

8En el caso de la historia de las mujeres en la radio española parece que el interés ha ido creciendo en los últimos años. Se ha ido pasando, poco a poco, de las historias institucionales del medio10 a la incorporación de nuevos sujetos historiográficos: emisoras alternativas –como Radio España Independiente, las radios universitarias o las radios libres11–, las audiencias –a través de su correspondencia12–, y, lo que aquí nos ocupa, las mujeres.

  • 13 Juan Soto Viñolo, Querida Elena Francis, Barcelona, Grijalbo, 1995 o Pietat Estany, Queridas amigas (...)
  • 14 Gerard Imbert, Elena Francis, un consultorio para la transición: contribución al estudio de los sim (...)
  • 15 Pura Sánchez, Mujeres naufragas. Los consultorios femeninos en la España de los sesenta y setenta, (...)

9Dentro de la producción bibliográfica sobre la relación entre las mujeres y la radio española, debemos señalar la existencia de trabajos dedicados al que probablemente haya sido el espacio femenino por antonomasia de las ondas españolas, El consultorio para la mujer de Elena Francis, que van desde las memorias de aquellas personas implicadas en el mismo13, al clásico estudio crítico de Gerard Imbert, que fue quien descubrió que la dulce anciana que daba consejos en realidad no existía14, pasando por obras como la de Pura Sánchez, que pone en relación este consultorio con los de las revistas femeninas de la época15.

  • 16 Por citar alguno de sus trabajos, Silvia Espinosa i Mirabet, Dones de ràdio. Les primeres locutores (...)

10Es destacable la línea de trabajo emprendida por Silvia Espinosa i Mirabet, en la que ha reconstruido los orígenes de la radiodifusión catalana y las vidas de las mujeres que participaron en la misma16.

  • 17 Juana Ginzo y Luis Rodríguez Olivares, Mis días de radio: la España de los cincuenta a través de la (...)
  • 18 Enrique Sánchez Lubián, Luisa Alberca. Reina de los seriales en la radio de los 50, Ciudad Real, Di (...)

11Existen también memorias y biografías de las protagonistas del medio, de sus figuras más relevantes, como podrían ser las de Juana Ginzo17, reconocida actriz y locutora radiofónica, o Luisa Alberca, guionista de algunos de los seriales radiofónicos más exitosos18.

  • 19 Susanna Tavera y Elvira Altés Rufias, coords., «Las mujeres y la radio», en Arenal. Revista de hist (...)

12Contamos también con investigaciones dedicadas a otros programas femeninos menos reconocidos, o breves acercamientos a las principales figuras femeninas del medio. Obras todas que han ayudado a consolidar, paso a paso, el interés por esa relación entre mujeres y radios que puede que haya alcanzado uno de sus puntos cumbre con la publicación, por parte de la revista Arenal –decana y referente de la historia de las mujeres–, de un número monográfico dedicado a Las mujeres y la radio19, en el que se recogían contribuciones de autores y autoras ya consagrados y aquí reseñados, y de jóvenes investigadores como José Emilio Pérez Martínez y Sergio Blanco Fajardo.

13Las biografías de las protagonistas de la radio española, su papel dentro de las diferentes emisoras, algunos de los programas femeninos, sus discursos y su influencia en su audiencia, son los principales temas que se tratan dentro de los trabajos de historia de las mujeres en la radio. El presente texto, como ya hemos señalado anteriormente, intentará, de alguna forma, aunar el trabajo femenino con los programas femeninos dentro del Programa Nacional de Radio Nacional de España durante los años del franquismo desarrollista, añadiendo, de alguna manera, una tercera realidad –que completa desde nuestro punto de vista la articulación de la relación entre mujeres y radiodifusión–, el comportamiento de las audiencias femeninas con respecto a dicha emisora. Creemos firmemente que sólo a través del análisis conjunto de estas tres realidades concretas es posible tener una visión completa de cómo las mujeres y la radio española se relacionaron durante un periodo determinado y con una emisora en particular. La suma de estos estudios de caso nos permitiría, llegado el caso, comprender de forma amplia las dinámicas que se establecieran entre mujeres y radio según la época histórica, algo que supera los límites de este estudio, pero a lo que el mismo pretende colaborar.

El trabajo femenino en rne

  • 20 aga, Relación de personal que presta servicio en esta emisora, 1 de diciembre de 1959, (3)49.5 caja (...)
  • 21 aga, Relación nominal, por orden alfabético, del personal que pertenece a Radio Nacional de España (...)
  • 22 aga, Radio Nacional de España en Madrid. Relación nominal de personal adscrito, 25 de octubre de 19 (...)
  • 23 aga, Relación de personal que presta sus servicios en la emisora central de Radio Nacional de Españ (...)
  • 24 Debemos apuntar, sobre estos documentos, que las divisiones por departamentos, las categorías profe (...)

14La localización de una serie de relaciones de personal en el Archivo General de la Administración nos ha permitido acercarnos al estado del trabajo femenino dentro de la emisora madrileña de rne, aquella desde la que se emitía el Programa Nacional, en cuatro momentos distintos: 195920, 196021, 196222 y 196423. No pudo llegarse más allá de esta fecha debido a la legislación, ya que los documentos incluyen información sensible y, por lo tanto, no consultable24.

  • 25 Celia Valiente Fernández, «Las políticas paras las mujeres trabajadoras durante el franquismo», en (...)
  • 26 Pilar Folguera Crespo, «El franquismo. El retorno a la esfera privada (1939-1975)», en Elisa Garrid (...)
  • 27 Pilar Folguera Crespo, «El franquismo. El…», op. cit., p. 542.

15Del análisis de estos cuatro documentos se extrae, en primer lugar, que aproximadamente un cuarto de la plantilla de rne en su emisora de Madrid estaba constituido por mujeres: casi un 26% en 1959, un 24,7% en 1960, un 26,3% en 1962 y, finalmente, un 21,5% en el año 1964. Un número relativamente alto si lo comparamos con otros ramos profesionales y lo contextualizamos dentro de un régimen dictatorial que hizo todo lo posible para evitar que las mujeres se incorporaran al mercado laboral –tan solo el 20,1% de las mujeres españolas eran población activa en 1960, por ejemplo25–, pero que entraría dentro del porcentaje de mujeres trabajando en el sector servicios –que era el 27,3% de aquel 20,1% en 196026–. Y es que el desempeño de empleos dentro del sector terciario se correspondería, en cierto modo, con el ideal franquista del trabajo femenino, relacionado con su ideal de mujer: «labores sedentarias, que no presuponían esfuerzo […]: la enseñanza, la sanidad, la banca, comercio y, en general, trabajos de oficina»27.

  • 28 aga, Radio Nacional de España en Madrid. Relación nominal de personal adscrito, 25 de octubre de 19 (...)
  • 29 aga, Relación de personal que presta sus servicios en la emisora central de Radio Nacional de Españ (...)

16Y esa tendencia a los trabajos de oficina se reprodujo dentro de la estructura de rne en Madrid ya que podemos afirmar, de acuerdo con los datos recogidos, que son los departamentos de Servicios administrativos los más feminizados, en 1962 el 54,54%28 del mismo estaba compuesto por mujeres, para pasar a constituir el 42.30% del mismo en 196429. Una feminización que las labores administrativas compartían con otras categorías como las de locutora o actriz radiofónica. Unos números altos que, evidentemente, van en detrimento de la participación de las mujeres en otras esferas como podrían ser aquellas vinculadas a la dirección, a los altos cargos, a la generación de contenidos, en puestos de redactora, o a la parte más técnica de las emisiones, feudo eminentemente masculino.

17Podemos deducir que este reparto de las funciones dentro del aparato de rne relegaría a las mujeres a un segundo plano bien invisibilizado –el trabajo administrativo–, bien a una función eminentemente estética –la locución y la actuación en las radionovelas y los teatros radiados–. Sin embargo, hemos de asumir que sin esa legión de secretarias el día a día de rne en Madrid se habría convertido en un caos, y que las mujeres que prestaron sus voces en las distintas emisiones cumplieron, como veremos más adelante, un importante rol ideológico al interpelar a su audiencia femenina, intentando generar un clima de cercanía, confianza y familiaridad.

18Del mismo modo, habría que poner en valor el hecho de que mujeres como Julita Calleja o Trinidad Ledesma Ramos hubieran ocupado puestos de redactoras en diferentes departamentos. Estas mujeres tomaron parte activa de la generación de contenidos, es decir, participaron de la producción y reproducción de ideología en forma de mensaje radiofónico. Y es esta vertiente ideológica la que hace que no debamos ser muy celebratorios en la valoración del rol de estas mujeres. La toma de posiciones en un espacio eminentemente masculino ha de verse como un triunfo, sin embargo, la implicación de estas mujeres con la ideología dominante del régimen franquista y su parte en la reproducción de la misma, nos obliga a matizar dicho éxito.

  • 30 Rafael Domínguez Martín y Nuria Sánchez-Sánchez, «Las diferencias salariales por género en España d (...)
  • 31 Los diferenciales salariales por género se han calculado con los datos recogidos en la relación de (...)

19Otro hecho a destacar de las condiciones materiales de las mujeres en la plantilla de rne es que la diferencia salarial por género30 dentro de la emisora madrileña era pequeña y con tendencia a reducirse31 (con valores bajos como el 0,005 en la categoría de Auxiliar de Programación, e incluso negativos, salarios mayores para las mujeres, como en el caso de la categoría Actriz). Probablemente esto fuera debido a la titularidad estatal de la emisora, que facilitaba un mayor control de este tipo de aspectos, en comparación con esa búsqueda denodada de beneficios de las empresas privadas. Encontramos también casos excepcionales como el de Julita Calleja, fichada como estrella radiofónica en los años 50, proveniente de Radio Madrid, que habría llegado a cobrar más que algunos de sus compañeros de departamento, con su misma categoría profesional. Una excepcionalidad que apunta a que, de alguna manera, existieron espacios de reconocimiento de la profesionalidad femenina dentro de rne.

  • 32 Podemos poner como ejemplo de esto a Sara Salgado Boo, que se incorporó a rne en 1938 y se retiró e (...)

20A estos apuntes materiales habría que añadir que la emisora estatal permitió a muchas de sus trabajadoras compatibilizar dos trabajos, el de la radio y otro fuera, y desarrollar carreras profesionales de larga duración dentro de su estructura, podemos señalar que rne sí que constituyó un espacio privilegiado para el empleo femenino. El hecho de que existieran y se otorgaran galardones a las más destacadas profesionales incide en esta misma idea. No podemos atribuirle estos hechos en exclusiva a la radio estatal, también hubo mujeres con prolongadas y premiadas carreras en emisoras comerciales32, pero sí es cierto que no deja de resultar llamativo que mientras que desde todas las instituciones de la dictadura se intentaba relegar a las mujeres a la esfera de lo doméstico, su emisora estrella permitiera la existencia de estas dinámicas.

21Para terminar con este epígrafe debemos preguntarnos quiénes fueron aquellas mujeres, qué perfiles presentaban, y así completar nuestra compresión del trabajo femenino en rne. Hemos de comenzar señalando que ha sido imposible recuperar datos biográficos de todas las mujeres encontradas en la relación de personal, sólo de aquellas que obtuvieron cierto renombre y en consecuencia cierta cobertura mediática o espacio en las historias de la radio.

  • 33 Luis Oz, «Marisol Álvarez del Valle, la voz», El Mundo, 21/09/2015, http://www.elmundo.es/televisio (...)
  • 34 Fernando Vadillo, «Fuera de micro. Maruja Beret», Teleradio, 288, 1963, p. 36.
  • 35 «Anuncios clasificados y esquelas», ABC, 29/08/1981, p. 46.
  • 36 J.A. (Madrid), «Cartas al director», Blanco y negro, 30/03/1974, p. 3.
  • 37 Fernando Vadillo, «Fuera de micro. Maruja Molina», Teleradio, 282, 1963, p. 34.
  • 38 Fernando Vadillo, «Fuera de micro. Sara Salgado», Teleradio, 274, 1963, p. 34.
  • 39 Fernando Vadillo, «Fuera de micro. Julia Sarro», Teleradio, 297, 1963, p. 32.
  • 40 M.M.: «Radio Madrid a través de sus locutores», Tajo, 11, 06/09/1941, p. 10.

22Así, si tomamos los casos de aquellas trabajadoras cuya biografía hemos conseguido reconstruir en mayor o menor medida –Marisol Álvarez del Valle33, Maruja Beret Lafuente34, Marcela de Juan Brouta35, Trinidad Ledesma Ramos, Dora Lennard de Alonso36, Maruja Molina Guzmán37, Sara Salgado Boo38, Julia Sarro39 o la ya mentada Julita Calleja40–, podemos trazar una serie de rasgos comunes.

23En primer lugar una tendencia a que una parte importante de las trabajadoras de la emisora proviniesen de clases acomodadas y, por lo tanto, presentaran unos niveles culturales altos. Se confirma así, que las trabajadoras del sector público tenían, en líneas generales, una formación elevada: Marcela de Juan Brouta era especialista en cultura china y traductora, Sara Salgado estudió en colegios privados, Maruja Benet casi se licenció en Farmacia, etcétera. Algo que las diferenciaría claramente de las mujeres de la clase trabajadora, pero que, sin embargo, no debería sorprendernos pues es el perfil de trabajadoras involucradas en la radiodifusión desde el nacimiento de esta y que podría apuntar a que, en principio, no todo el mundo valdría para locutar.

24Y en segundo lugar parece que estas mujeres rompieron con los modelos de feminidad imperantes durante la dictadura y con la reclusión en la esfera doméstica que esta propugnaba para ellas. Su participación activa en los procesos comunicativos supuso una invasión controlada de la esfera pública que venía acompañada de un ritmo de vida que rompía absolutamente con aquello que, en muchas ocasiones, proponían ellas mismas para las mujeres españolas: jornadas laborales interminables que las mantenían alejadas del hogar, copas, conducir, etcétera.

25Podemos concluir, a partir de los datos y el análisis de este epígrafe, que la emisora madrileña de rne constituyó un espacio privilegiado para el empleo femenino, casi sin brecha salarial por género, permitiendo compaginar varios empleos e incluso facilitando las carreras de larga duración. Un privilegio al que, sin embargo, tan solo podían acceder mujeres provenientes de las clases acomodadas y que reproducía, en gran medida las dinámicas de empleo de la dictadura –aunque pudieran existir excepciones–, relegando a las mujeres a papeles alejados de la producción directa de ideología.

Los espacios femeninos del Programa Nacional de rne

26Hemos visto en el epígrafe anterior cómo se organizaba y en qué condiciones se realizaba el trabajo femenino dentro de la emisora madrileña de rne, primero de los ejes de la relación entre las mujeres españolas y la radio. Ha llegado el momento, por lo tanto, de pasar a analizar los distintos programas femeninos puestos en antena por el Programa Nacional de rne, es decir, los vehículos a través de los cuales se interpelaría ideológicamente a la audiencia femenina, proyectando y transmitiendo los roles de género de la cultura dominante, la de la dictadura franquista.

  • 41 Elvira Marteles Marteles, «Notas sobre la historia de las mujeres en la radio española», Arbor, 182 (...)

27Este tipo de programas son una constante de la radiodifusión desde los primeros días, para el caso español encontramos en 1924 una conferencia femenina de M.ª Teresa de Escoriaza, que con unos contenidos inusitadamente progresistas inauguró este modelo de programación41. Unos espacios que denominamos femeninos por dos motivos. El primero de ellos es porque así aparecían referenciados en las parrillas de las distintas emisoras, más en concreto del Programa Nacional de rne, y el segundo porque están pensados y diseñados para incidir sobre un público exclusivamente femenino.

28El más famoso de este tipo de espacios, por su impacto social y su duración en antena, fue el Consultorio para la mujer de Elena Francis. Siguiendo el formato radiofónico del consultorio, este programa comenzó en la década de 1940 respondiendo a dudas relacionadas con la estética –con claros fines comerciales–, para cerrar sus emisiones en la de 1980 después de haber solucionado cuestiones de todo tipo –sentimentales, de cultura general, etcétera–, a varias generaciones de españolas. Pero fueron muchos los espacios puestos en antena por las diversas emisoras e igualmente fueron muchos los géneros o formatos radiofónicos empleados para interpelar a las mujeres.

  • 42 El listado de programas se ha elaborado a partir de las programaciones que recogía –a veces de form (...)

29Entre 1960 y 1975 el Programa Nacional de rne incluyó en su parrilla multitud de programas femeninos que respondían a distintos formatos radiofónicos. Por señalar algunos de ellos42:

La mañana en la casa, un programa de petición de canciones que estuvo en antena entre 1960 y 1963, que incluía subsecciones como La página de hoy –en la que se leía una página de una obra literaria–, La cocina española –lectura de la receta de un plato «español»– y La medicina en el hogar –con reflexiones sobre salud–.

Entre 1960 y 1962 encontramos Mundo femenino, un comentario de actualidad femenina de Julita Calleja.

  • 43 Tomás Gallego, «La mujer en Radio Nacional de España», Teleradio, 277, 1963, p. 9.

Para la temporada 1963, y hasta 1965, Julita Calleja produjo el magacín Paralelo femenino. Uno de los más importantes programas femeninos de aquellos años, que contaba con secciones como El arte de la casa –preocupaciones de las madres–, Espejo de dos caras –belleza–, Coser y cantar –música ligera para acompañar al ama de casa–, Pasarela de moda –moda–, Ecos en el aire –crónica rosa–, o Los niños son así –centrado en la puericultura–43.

  • 44 Manuel García Montenegro, «La fama consorte», Teleradio, 281, 1963, p. 19.

En 1963 se emitió el programa de entrevistas La fama consorte, en el que se entrevistaba a las esposas de personajes famosos y reconocidos, siguiendo la lógica del «detrás de todo gran hombre, hay una gran mujer»44.

En 1965 Cita en la mañana sustituyó a Paralelo femenino, con el mismo formato y también dirigido por Julita Calleja.

  • 45 «La hora del hogar. De lunes a sábado», Teleradio, 580, 1969, p. 48.

Minutos para la mujer y La hora del hogar, magacín que estuvo en antena hasta 1969, fueron parte de los programas femeninos de la temporada del año 1966. La hora del hogar fue coordinado guionizado y coordinado por Marisa Tejedor45.

En 1967 aparece en antena Visita nocturna, el único espacio femenino nocturno localizado en las parrillas de rne.

  • 46 Magali Del Real, «Nueva programación de Radio Nacional de España. La mujer, los trabajadores y los (...)
  • 47 Juan Munsó Cabus, Escrito en el aire: 50 años de Radio Nacional de España, Madrid, Dirección de Rel (...)

Y, a partir de 1970, cuando desde la emisora se decide sustituir la programación en mosaico por la de bloques, se dedica uno especialmente para las mujeres46. Es en 1973 cuando este bloque pasa a llamarse Encuentros47.

  • 48 Matilde Peinado Rodríguez, Enseñando a señoritas y sirvientas. Formación femenina y clasismo en el (...)

30Como hemos podido ver con estos ejemplos, varios formatos fueron desplegados por la emisora para poner en circulación esa imagen femenina que se correspondía, en líneas generales, con el ideal burgués del «ángel del hogar»48. La defensa y promoción de este modelo de mujer se hace patente en las temáticas y los contenidos de estos programas: puericultura, gestión del hogar, cocina, belleza, moda, crónica rosa, cuidados para el resto de la familia, consejos sentimentales, etcétera. Temas comunes a todos los programas emitidos, independientemente del formato que estos tuvieran, lo que nos lleva a pensar en este modelo de espacios como una categoría paraguas que, si bien no llegaría a constituir un formato radiofónico por sí misma, sí tuvieron cierta entidad y peso en el sistema radiofónico español.

  • 49 Rudolf Arnheim, Estética radiofónica, Barcelona, Editorial Gustavo Gili, 1980, p. 12.

31Y parte de esta entidad y de esa intencionalidad a la que hacíamos mención anteriormente –ideologizar a las mujeres españolas–, se hacen patentes en los horarios de emisión de estos programas. La franja matutina es la preferente para este tipo de espacios dentro de la parrilla del Programa Nacional de rne, un momento del día en el que las mujeres –debido a la posición que el «ángel del hogar» les otorga dentro del modelo productivo español– se encuentran en sus hogares al cargo de las labores reproductivas, solas, acompañadas en su quehacer diario por las voces que salían de sus receptores. Una virtud del medio radiofónico que ya señaló Rudolf Arhneim en su pionero estudio sobre el medio, cuando afirmó que el sonido «sigue al oyente allá donde vaya, lo cual hace que los programas radiofónicos puedan servir de decorado sonoro a las actividades cotidianas»49.

32Sin embargo, creemos que esta relación entre tiempo, radio y mujeres iría un paso más allá. Podemos plantear la hipótesis de que, hasta cierto punto, estos espacios podrían haber marcado el ritmo del hogar. Es decir, estos programas femeninos podrían haber invitado a sus oyentes a interrumpir su trabajo doméstico al ofrecerles determinados contenidos. Realizar una tabla de ejercicios o tomar nota de una nueva receta podían constituir momentos en los que, al necesitarse cierta concentración o interacción, las amas de casa españolas descansasen de su labor. Esto estaría, por supuesto, sujeto a la agencia de cada una de las oyentes, pero parece, sin duda alguna, plausible.

33Existiría una tercera modalidad de relación entre tiempo, mujeres y radio –además de las ya mentadas franja matutina y posible influencia en la gestión del trabajo doméstico–: las diferentes formas de emplear el tiempo sancionadas por estos espacios. A través de sus contenidos y sus temáticas, como veremos con algo más de detenimiento en el siguiente epígrafe, estos programas dijeron a sus oyentes qué tipo de actividades eran propias o impropias de su género, marcando unas pautas normativas de empleo del tiempo.

34Querríamos terminar este epígrafe sobre las características de los programas femeninos de rne durante el franquismo desarrollista con unas notas sobre el papel concreto jugado por las mujeres dentro de los mismos.

  • 50 «La hora del hogar. De lunes a sábado», Teleradio, 580, 1969, p. 48.

35Aunque existen casos excepcionales como el de Julita Calleja, figura preeminente durante estos años, que produjo, guionizó y locutó sus propios programas, existe cierta aparente reticencia a dejar estos espacios exclusivamente en manos de mujeres. Habrá guionistas, locutoras y directoras, pero la tendencia generalizada será la de crear equipos mixtos. Y en el reparto de funciones dentro de estos es donde podemos observar una dinámica ideológica. En aquellos programas en los que la nómina de colaboradores era amplia, como serían los magacines, se aprecia como las secciones relacionadas con temas más «serios» tendrían un protagonista masculino, y las más «banales», estarían gestionadas por mujeres. Tomemos como ejemplo La hora del hogar. Los doctores Pérez y Aparicio eran los encargados de la sección Curarse en salud; Alfredo Marquerie, reconocida figura del mundo literario, era el encargado de recomendar lecturas para aumentar el nivel cultural de su audiencia; Manuel María Gómez Comes, «Romley», tenía a su cargo la sección sobre consejos sobre el hogar; Marisol del Valle hablaba sobre niños y flores; y, para concluir, Natacha era la encargada de los consejos de belleza50. La división del trabajo por sexos es, creemos, más que evidente y respondería, por supuesto, a cuestiones ideológicas ya que, de alguna forma, replica el ideal del franquismo.

El discurso de rne sobre la mujer en tiempos de cambios social

36Hemos visto qué tipo de programas desplegó rne a través de su Programa Nacional, parte de su funcionamiento interno, sus contenidos en líneas generales y su relación con el tiempo. Queremos, en este epígrafe, acercarnos a de qué manera gestionaron los programas de la emisora los cambios que estaba produciendo en la sociedad española la progresiva incorporación del país al consumo de masas, a través del ejemplo de Mundo femenino, de Julita Calleja. Para ello serán necesarias, en primer lugar, unas breves notas teóricas que harán de marco al contenido de este apartado.

  • 51 Louis Althusser, Ideología y aparatos ideológicos del Estado. Freud y Lacan, Buenos Aires, Nueva Vi (...)
  • 52 Louis Althusser, Ideología y…, op. cit., p. 28.

37La radio forma parte del entramado de estructuras e instituciones que el filósofo francés Louis Althusser denominó aparatos ideológicos del Estado, elementos claves en la generación y mantenimiento de la hegemonía social. Estos aparatos, que pueden parecer dispares –incluyen realidades tan variadas como las instituciones educativas, las religiosas, los medios de comunicación o la familia–, funcionan principalmente mediante la ideología, rasgo que los unificaría «en la medida en que la ideología con la que funcionan, […] está siempre unificada, […] bajo la ideología dominante, que es la de “la clase dominante”»51. Y es que, como apuntara Althusser, «por lo que sabemos, ninguna clase puede tener en sus manos el poder del Estado de forma duradera sin ejercer al mismo tiempo su hegemonía sobre y en los aparatos ideológicos de Estado»52.

  • 53 Asunción Bernárdez Rodal, Mujeres en medio(s). Propuestas para analizar la comunicación masiva con (...)
  • 54 Lloyd Davis, Warwick Mules y Tony Thwaites, Tools for cultural studies, Melbourne, MacMillan, 1994, (...)

38Estas estructuras juegan un papel clave en la reproducción de las relaciones de producción, ayudando a perpetuar las condiciones de los distintos grupos subalternos en una sociedad dada, y lo hacen proyectando «el conjunto de ideas (y por lo tanto representaciones) a través de las cuales nos explicamos la sociedad y el mundo en el que vivimos», es decir, «las ideas o construcciones mentales que no cuestionamos, porque las sentimos como verdaderas y las calificamos de racionales»53, pertenecientes al ámbito del sentido común. Podemos decir que, a través de la ideología, los grupos sociales y los individuos «dan significado y responden a grupos comunes de valores y creencias», con lo que «la función fática de la ideología permitiría a los miembros de una comunidad identificarse con, y contra, cada uno de los otros miembros en su cotidianeidad»54.

39Son estos aparatos los encargados de proyectar, entre otras representaciones, los discursos que construyen el género, y los sistemas sexo/género asociados, que son los que llevan implícitas las asimetrías y las posiciones que cada individuo ocuparía en las relaciones de producción. Y sería a través de los procesos de interpelación althusseriana como «una representación social es aceptada y absorbida por un individuo como su (de ella o de él) propia representación y así volverse, para ese individuo, real, aun cuando en realidad es imaginaria»55. Quedarían constituidos, por lo tanto, los diferentes aparatos, incluida la radio, en tecnologías de género, pues serían una de las instancias ideológicas desde las que se producirían y reproducirían roles de género que, a través de su incorporación a los repertorios culturales hegemónicos, terminarían por ser asimilados como naturales, afectando a las condiciones materiales de existencia de los individuos. Así, si una oyente de los programas femeninos de rne asumiera como natural la figura del «ángel del hogar» que desde ellos se defendía, pasaría a concebir su vida de acuerdo con la misma, reproduciéndola en su praxis cotidiana.

40Sin embargo, y como diversos estudios atestiguan, el despegue económico derivado de las políticas desarrollistas causó un gran impacto en la sociedad española. No nos corresponde aquí volver sobre todos ellos, pero sí debemos señalar que la bonanza económica supuso un desafío para el ideal femenino defendido por la dictadura.

41Durante las décadas de 1960 y 1970 las mujeres españolas mejoraron sus condiciones de vida, logrando mejoras como el acceso al mercado laboral y a los estudios superiores o una puesta al día de los usos, costumbres y normas sociales. El mercado trajo consigo «la nueva y moderna mujer occidental», un nuevo modelo de feminidad que convertía a la mujer en consumidora y con el que pasaba a

  • 56 Aurora Morcillo Gómez, En cuerpo y alma. Ser mujer en tiempos de Franco, Madrid, Siglo XXI, 2015, p (...)

[…] ser consciente de su sexualidad y perfectamente capaz de distanciarse de la doctrina oficial franquista de la “auténtica feminidad católica”. Esta mujer que aparece tanto en la publicidad de las revistas como en las pantallas cinematográficas seducirá a una nueva generación de españolas a pensar que la vida tiene algo más que ofrecerles que la austeridad de su pasado reciente, la severidad del estricto legado católico y rancia doctrina social franquista56.

42Si nos acercamos a los guiones que se conservan de Mundo femenino, uno de los espacios para mujeres del Programa Nacional durante estos años, podemos observar que, en líneas generales, defiende ese modelo de mujer ama de casa y esposa feliz –centrada en las labores reproductivas y encerrada en la esfera de lo doméstico–, sustento espiritual de su familia y siempre en una posición de subalternidad con respecto a su marido u a otro hombre. Pongamos un ejemplo que aunque nos puede parecer banal resulta ilustrativo de la carga ideológica del espacio. Al hilo de la idea de la limpieza general del hogar dice Julita Calleja lo siguiente a las mujeres españolas:

  • 57 aga, Cuadernillo de programación rne, 9 de enero de 1963, (3)49.6 caja 27928.

Si el primer sol de enero, el primer anuncio de la primavera, aún lejana, cambia el paisaje que podemos contemplar a través de los cristales, ha de cambiar también el paisaje interior: el hogareño. Lo que durante semanas o meses no vimos, o no quisimos ver, lo que ocultamos bellamente con el adorno de la casa para las fiestas navideñas, se muestra ahora concreto, definido… Lo que fuimos “dejando pasar” durante el otoño y el invierno, no puede “llegar” a la primavera… […]. Amiga ama de casa: se impone un examen minucioso de la totalidad del hogar… […]. Después levantar en la mente un “orden del día” a cumplir rigurosamente: “arreglo general”. […] convendrá asegurarse la ausencia de los hombres de la familia. Las limpiezas “generales” –necesarias de cuando en cuando en el hogar–, no son entendidas por los hombres: y, en cierto modo, es lógico que así sea. […]. No deberá se atacado de frente su espacio vital. Habrá que procurar –en lugar de “levantar” toda la casa en un par de días, lo que haría la vida familiar muy incómoda–, “sacar” habitación por habitación, aislando al Jefe de la Casa en algún lugar confortable hasta el que no llegue el ruido de la revolución hogareña57.

43Presenta este extracto a una mujer que ha de ocuparse del mantenimiento del hogar, es su responsabilidad, y que en el trasunto no debe molestar a su marido, “Jefe de la Casa”, una manifestación anecdótica pero clara del ideal de mujer franquista. Esta sería la representación que rne, en tanto que tecnología de género, estaría proyectando a las mujeres españolas. Una representación que en las décadas anteriores no había sido contestado y que sin embargo estaba siendo puesta en entredicho por la expansión de la sociedad de consumo.

44Dentro del campo de la radiodifusión, las emisoras comerciales estaban proyectando un modelo de feminidad que se acercaba a «la nueva y moderna mujer occidental» que apuntaba Aurora Morcillo. Un discurso que, aún estando lejos del feminismo o postulados progresistas, planteaba una liberalización del papel de las mujeres españolas en su sociedad.

45Si contraponemos los discursos de Mundo femenino sobre la primera comunión con los de Si mandasen las mujeres, un programa de Radio Madrid, de la Cadena SER, esta tensión se nos hace evidente. Así, de acuerdo con Julita Calleja

Una de las primeras compensaciones que las madres reciben en sus desvelos por los hijos está en ese guiar sus pasos hacia la Fe, en encaminarles hasta el Altar para que reciban el Pan espiritual. Cuando el hijo o la hija van a unirse a Dios en el Sacramento del Amor las madres se sienten llenas de paz. […] Cuántas madres renuevan en estas horas recuerdos y emociones ante el Altar mirando a sus hijos recibir la Sagrada Forma… Se “ven” en ellos arrodillados para tomar su aliento espiritual, sienten en sus almas un gozo nuevo, un misterio de amor, al ofrecer a sus hijos al señor….

  • 58 aga, Cuadernillo de programación rne, 16 de junio de 1963, (3)49.6 caja 27851.

46Una ocasión especial, cargada de significado y valor, de principios del nacionalcatolicismo, que debía celebrarse de forma austera en casa, sin «visiteo familiar», de cara a favorecer el retiro espiritual de los niños58. Frente a este ascetismo, desde la emisora comercial se predicaba que la comunión había de ser el «día más feliz de nuestra vida» y se abogaba por una fiesta que debía

  • 59 aga, Cuadernillo de programación Radio Madrid, 12 de mayo de 1963, (3)49.3 caja 17489.

«Carmen: […] celebrarse al aire libre, en un jardín, donde los niños, principales invitados de la fiesta, puedan luego correr, jugar y divertirse a sus anchas!
[…]
Selica: Si nosotras mandásemos, queridos amiguitos, os aseguro que el día de vuestra Primera Comunión sería de verdad el día más dichoso de vuestra vida.
[…]
Selica: Os llevaríamos a un grandioso parque de atracciones donde habría muchos tíos vivos.
[…]
Alicia: ¡Podrías subir en todo, y comprarlo todo, porque todo, queridos amiguitos, sería para vosotros! Lo pasaríais mejor que Alicia en el País de las Maravillas»
59.

47No podría haber dos aproximaciones más distintas en torno a un mismo evento. La madre como serena transmisora de valores confrontaría aquí con un modelo de feminidad que abandonaría cualquier modalidad de recato y mesura para convertir una fecha cargada de profundidad para el dogma nacionalcatólico en una suerte de rito de pasaje para la sociedad consumista.

48rne, más en concreto Mundo femenino, era consciente de esta tensión, de la contradicción que atravesaba al total de la sociedad española y de que, en esa suerte de batalla ideológica que se estaba luchando entre tradición y modernidad ligada al consumo, las posiciones de la dictadura estaban perdiendo terreno. Al hallarse en un momento de negociación de la hegemonía social, en lo que a la feminidad respecta, el programa intentó, en muchos de sus guiones, incorporar algunos elementos de la modernidad para evitar que el “ángel del hogar” dejase de ser el rol de género ligado al sentido común dominante, es decir, pretendió resolver dichas tensiones a favor del discurso tradicional franquista. La respuesta dada por Julita Calleja a la pregunta «¿Cómo es la mujer de “hoy”?» constituye una muestra reveladora de las maniobras discursivas desplegadas. Comienza el guion afirmando que

Las revistas, las publicaciones dedicadas a la atención femenina, intentan en todos los países, dar las características, tipo, estilo, modo de pensar y sentir de esta mujer de nuestros días… Mirando y “remirando” muchos “modelos” extranjeros no acabamos de encontrarnos retratadas las españolas… Nosotras somos distintas. Somos, queremos ser, mujeres “modernas”, pero bien apoyadas en fundamentos “antiguos”.

49Se evidencia en estas primeras líneas esa tensión a la que venimos haciendo referencia entre lo moderno y lo tradicional. Una diatriba para la que Julita Calleja tiene un posicionamiento de partida claro: la mujer española tiene una personalidad concreta que no se refleja en la modernidad extranjerizante. La adopción de rasgos modernos no pasa por la renuncia a los valores tradicionales, aquellos sobre los que se sustentaba la dictadura. Continuaba el guion clarificando este acercamiento a los nuevos tiempos

Entendemos lo moderno de una manera eficaz, tomando todo lo que no podemos, ni tratamos de soslayar, de nuestra época […]. Mas no queremos desprendernos de los valores espirituales que contaron como primeros y más importantes nuestras abuelas y nuestras madres, y que han de permanecer en nosotras y pasar a nuestras hijas y nuestras nietas…

  • 60 aga, Cuadernillo de programación rne, 7 de abril de 1962, (3)49.6 caja 27816.

50Realidades que de facto estaban implantadas en la sociedad española y sobre las que era imposible forzar un retroceso –como el trabajo femenino por cuenta ajena o el acceso a la universidad– pasan a ser aceptadas, pero ante el materialismo derivado del consumo de masas se llama, desde Mundo femenino, a una defensa de la espiritualidad católica, a continuar con esa «hermosa tarea educativa» que es la transmisión de la fe. Y dado que no es posible frenar los avances sociales experimentados por las mujeres en estos años, desde rne se les dota de un nuevo significado, una nueva orientación contraria al horizonte emancipador que podrían suponer los estudios superiores y el trabajo. De esta forma la formación pasaría a constituir un elemento para «ser para el esposo compañía buscada y deseada a todas las horas, y para el hijo amiga y maestra…», y la incorporación al mercado laboral se habría de llevar a cabo «sin olvidar un punto su hogar, tarea primera y más importante». Así podría la mujer «moderna» española cumplir con el mandato de Juan XXII y «combatir la falta de fe, esperanza y caridad que el mundo padece»60.

51Mediante un giro copernicano se intentan integrar los avances femeninos dentro del discurso de la dictadura. El estudio, el trabajo, son convertidos, de repente y contra natura, en herramientas al servicio de la verdadera y primera tarea femenina: las labores reproductivas y la defensa de la fe. Se produce una negociación entre lo tradicional y lo moderno, en la que lo segundo queda siempre subyugado a los intereses de lo primero en ese intento por mantener la hegemonía social e integrar esas mejoras en el orden franquista. Cabe preguntarse, finalmente, qué éxito tuvo este denodado intento de controlar la situación.

Al otro lado del transistor: las oyentes femeninas y rne

52Quedaría, tras los anteriores epígrafes, intentar dilucidar el impacto que estos programas femeninos pudieron haber tenido sobre la sociedad española, en la audiencia femenina más en concreto.

53Para estudiar los años que aquí nos ocupan tenemos disponible una serie de datos estadísticos que provienen del Instituto de la Opinión Pública (IOP) y del Estudio General de Medios (EGM), lo que nos permiten acercarnos cuantitativamente al impacto que estas emisiones femeninas puestas en marcha desde el Programa Nacional de rne tuvo sobre las mujeres españolas.

54Debemos comenzar puntualizando, tal vez de cara a romper con esa idea de que a lo largo de las décadas de 1960 y 1970 el consumo radiofónico desaparece en favor del televisivo, que de acuerdo con datos extraídos del EGM la radio siguió siendo un medio de comunicación importante en la España desarrollista.

Gráfico. Porcentaje total de individuos que escuchan la radio (1969-1973).

  • 61 AIMC: EGM 30. Estudio General de Medios, 1968-1998, 8 CD-ROM, Madrid, AIMC, 1999.

Elaboración propia a partir de datos del EGM61.

55Pese a esa progresiva pérdida de oyentes parece que la radio mantiene su audiencia, pero qué escuchaban esos oyentes. La siguiente tabla, que recoge las emisoras escuchadas con más frecuencia en el Madrid de 1964, nos permite un primer acercamiento a qué emisoras eran las más escuchadas por la sociedad española.

  • 62 IOP: «Encuestas. Radio», Revista Española de la Opinión Pública, 1, Madrid, IOP, 1965, p. 209.

Tabla 1. Emisora que escucha con más frecuencia62

Emisora

%Total

%Varones

%Mujeres

Radio Nacional

10

18

6

Radio Peninsular

9

12

7

Radio Madrid

44

28

51

Radio España

3

5

2

Radio Intercontinental

29

29

30

Radio Juventud

1

Radio La Voz de Madrid

1

Radio Toledo

2

1

2

Diversas emisoras indistintamente

2

3

2

Sin respuesta

1

2

56Observamos en la tabla una importante concentración de la audiencia femenina alrededor de Radio Madrid, buque insignia de la Cadena SER y referente de la radiodifusión española desde la década de 1950. Tan solo un 6% de las madrileñas sintonizaban rne, frente a ese apabullante 51% de oyentes que conectaban a diario con Radio Madrid, una brecha considerable.

57Si ampliamos el foco y nos desplazamos unos años en el periodo estudiado, apreciamos como la dinámica se reproduce.

  • 63 IOP: «Encuesta nacional sobre Radio y T.V.», Revista Española de la Opinión Pública, 4, Madrid, IOP (...)

Tabla 2. ¿Qué emisora suele usted escuchar con más frecuencia?
Clasificación según la propiedad de la emisora (1966)63.

REM, CES, CAR

cope

Emisoras Nacionales

Emisoras Privadas

S.R.

TOTAL

12

4

21

56

7

Sexo

Varones

12

3

27

52

6

Hembras

12

5

15

61

7

Ocupación

Profesionales, gerentes, directivos

6

2

40

44

8

Comerciantes, empleados, funcionarios

11

3

25

53

8

Trabajadores especializados

12

4

20

56

8

Trabajadores no especializados

15

4

20

56

5

Propietarios agrícolas

8

8

35

49

Trabajadores agrícolas, pescadores, mineros, etc.

19

3

25

49

4

Nivel de estudios

Menos de primarios

10

3

15

66

6

Primarios

15

4

19

56

6

Secundarios

8

6

31

47

8

Técnicos de grado medio

12

3

30

45

10

Universitarios o técnicos de grado superior

5

1

47

41

6

Nivel de ingresos mensuales:

Menos de 5.000 ptas.

12

3

19

60

6

De 5.000 a 9.999 ptas.

13

4

21

56

6

De 10.000 a 19.999 ptas.

9

8

29

46

8

De 20.000 ptas. o más

8

3

39

32

18

Sin respuesta

11

7

24

49

9

Municipios de residencia

500.000 y más habitantes

2

2

23

65

8

De 95.001 a 500.000 habitantes

19

5

18

52

6

De 10.001 a 95.000 habitantes

8

4

23

60

5

De 2.001 a 10.000 habitantes

15

4

21

52

8

58La mayoría de la audiencia radiofónica se agrupa, de acuerdo con lo expuesto en la tabla, en las emisoras privadas. Esta concentración supone, de facto, una ruptura con las emisoras de la dictadura –tanto rne como aquellas dependientes del Movimiento– y con las de la cope, perteneciente a la Iglesia, histórico sostén de la dictadura.

59Un síntoma, sin duda alguna, del proceso de modernización que estaba viviendo España y que se traduce en una pérdida de oyentes por parte de las radios que mantenían unas posiciones más propagandísticas, en detrimento de aquellas que proponían unos contenidos más actuales.

60En lo que respecta a la audiencia de rne, podemos definirla como un colectivo masculinizado, urbano, culto, con trabajos especializados, es decir, proveniente las clases medias y medias altas. Esta composición choca de frente con los oyentes de las emisoras privadas, una realidad mucho más transversal, pero que se nutría principalmente de mujeres de clase trabajadora, con poco nivel formativo y repartida entre la ciudad y el campo. Podemos afirmar que existen dos audiencias diferenciadas en el panorama radiofónico español, y que las mujeres, en concreto la mayoría social que provenía de las clases populares, evitaron sintonizar rne durante los años que estudiamos.

  • 64 Armand Mattelart y Michèle Mattelart, Historia de las teorías de la comunicación, Barcelona, Paidós (...)
  • 65 Miquel de Moragas Spa, Sociología de la comunicación de masas, Barcelona, Gustavo Gili, p. 260.

61Los bajos niveles de escucha, de rechazo prácticamente, de las mujeres españolas a los contenidos de rne han de entenderse como una respuesta a la tensión entre los contenidos de la emisora y la realidad social en la que se encontraba inmersa su audiencia. En un contexto de pluralidad en la oferta radiofónica y de acuerdo con la teoría de los usos y las gratificaciones –que planteaba a grandes rasgos que el consumo mediático responde a unas determinadas expectativas de utilidad y/o gratificación esperadas por la oyente64–, debemos tener en cuenta que «es el receptor quien determina primordialmente que un proceso de comunicaciones ocurra o no»65. Podemos entender, por lo tanto, que rne se convirtió durante el desarrollismo en una emisora que no satisfacía las expectativas de su audiencia, más en concreto de las mujeres españolas.

62La paulatina transformación del país en una sociedad de consumo de masas pudo haber derivado en la generación de nuevas necesidades, gustos y pautas sociales que rne no supo incorporar a su repertorio discursivo. Las maniobras discursivas para el mantenimiento de la hegemonía social en las representaciones de género a las que hacíamos referencia en el epígrafe anterior tampoco habrían funcionado, motivo de ese trasvase mayoritario de audiencia femenina hacia las emisoras privadas, que sí estarían satisfaciendo las necesidades y aspiraciones generadas por el desarrollo del capitalismo consumista.

63El resultado último de esto es que las mujeres españolas no escuchaban rne, por lo que ha de considerarse que el impacto ideológico de sus espacios femeninos fue prácticamente nulo. Cabe plantearse, ante estos hechos, si sería posible leer estos bajos niveles de audiencia como una respuesta silenciosa al inmovilismo de la dictadura, un rechazo a su ideología, un desapego de la mayoría de las mujeres hacia aquel «ángel del hogar» dominante.

Conclusiones

64Parece confirmarse en estas páginas que la elección de esta triple articulación como método para acercarse a la relación entre mujeres y radio nos permite superar las perspectivas tradicionales, planteando una opción interpretativa que se encontraría entre la Historia Social y los enfoques de género derivados de los Estudios Culturales. Ésta nos ha permitido entender los procesos de comunicación como una dinámica compleja, de la producción a la recepción, pasando por las características propias de los distintos productos mediáticos, y todo ello resaltando el papel de las mujeres en cada una de las distintas fases del proceso.

65De este modo, hemos podido observar hasta que punto rne constituyó un espacio privilegiado para el empleo femenino –permitiendo simultanear varios empleos o el desarrollo de una próspera carrera profesional– en el que primaron las trabajadoras que provenían de entornos acomodados. A pesar de estas condiciones favorables hemos de señalar como la división sexual del trabajo se reprodujo dentro de la estructura de la emisora, lo que no quitó para que hubiese excepciones, como Julita Calleja, que sí participaron de la generación de contenidos e incluso ocuparon puestos de responsabilidad.

66Muchas de estas profesionales participaron de forma activa en la producción de los distintos espacios femeninos que, siguiendo con las dinámicas propias del medio, puso en marcha el Programa Nacional de rne. Una diversidad de espacios que, como hemos podido comprobar a través del caso concreto de Mundo femenino, intentaron interpelar ideológicamente a las mujeres españolas con el fin de mantener la hegemonía de la dictadura en el campo de las representaciones de género. Una batalla en el campo de lo superestructural que derivó en que las posiciones del régimen, encarnadas en las emisiones del programa de Julita Calleja, quedaran completamente despegadas de la realidad social de las mujeres del desarrollismo, dejando en evidencia que la supuesta apertura de la dictadura franquista en aquellos años no fue tal en lo que al papel de la mujer española en la sociedad se refiere.

67Por último hemos podido comprobar de qué manera esta «desconexión» entre los programas femeninos de esta emisora y su público específico se reflejó en los niveles de audiencia. Haciendo uso de su capacidad de agencia las mujeres españolas dejaron de lado esa representación de la feminidad que seguía abogando por la defensa del «ángel del hogar», y optaron por la modernidad «comedida» que proponían las emisoras comerciales como Radio Madrid, insertas en las dinámicas comerciales y de consumo.

68Parece quedar patente, pues, la necesidad de seguir profundizando en la relación entre mujeres y radio, de cara a mejorar nuestra comprensión de las múltiples formas en las que se produjeron y reprodujeron los roles de género en el pasado, ya que este estudio nos permitiría matizar realidades asumidas por el sentido común, como en este caso concreto la modernización de la dictadura franquista con respecto al papel de las mujeres dentro de la misma.

Haut de page

Notes

1 Laura Branciforte, Donne in onda nel ventenno fascista. Tra modernità e tradizione (1924-1939), Soveria Manelli, Rubbettino Editore, 2018.

2 Kristin Skoog, «Neither worker nor housewife but citizen: bbc’s woman’s hour 1946-1955», in Women’s History Review, 26 (6), Taylor and Francis, pp. 953-974.

3 Kate Murphy, Behind the wireless. A history of early women at the bbc, Londres, Palgrave Macmillan, 2016.

4 Kate Lacey, Feminine frequencies: gender, German radio and the public sphere, 1923-1945, Ann Arbor, University of Michigan Press, 1996.

5 Alec Badenoch, «Time consuming: women’s radio and the reconstruction of national narratives in western Germany 1945-1948», en German History, 25 (1), Oxford, Oxford University Press, pp. 47-71.

6 Kristin Skoog y Alec Badenoch, «The International Association of Women in Radio and Television: broadcasting in the UK and the US in the 1950s: Historical perspectives», en J. Medhurst, S. Nicolas y T. O’Malley, (eds.), Broadcasting in the UK and the US in the 1950s: Historical perspectives, Newcastle upon Tyne, Cambridge Scholars Press, 2016, pp. 189-218. Estos dos investigadores son cofundadores de la Women’s Radio in Europe Network, que aglutina el trabajo de muchas de las autoras citadas en este párrafo, así como del autor del artículo.

7 Caroline Mitchell, «Dangerously feminine? Theory and praxis of women’s alternative radio», in K. Ross y C. M. Byerly, (eds.), Women and media: international perspectives, Nueva Jersey, Blackwell Publishers, 2004, pp. 157-184; o Caroline Mitchell, (ed.), Women and radio: airing differences, Londres, Routledge, 2000. Además de su vertiente como investigadora, cabe destacar que fue fundadora de la primera emisora comunitaria para mujeres del Reino Unido, FEM FM, en 1992.

8 Donna Halper, Invisible stars: a social history of women in American broadcasting, Nueva York, M.W. Sharpe, 2001.

9 Rita Abreu, Damas con antifaz. Mujeres en la radio 1920-1960, Méjico D.F., Editorial Ink, 2017

10 Hacemos referencia a obras clásicas como Armand Balsebre, Historia de la radio en España (1874-1985) (2 vols.), Madrid, Cátedra, 2002; o Lorenzo Díaz, La radio en España, 1923-1997, Madrid, Alianza Editorial, 1997, por poner dos ejemplos.

11 Luis Zaragoza Fernández, Radio Pirenaica: la voz de la esperanza antifranquista, Madrid, Marcial Pons, 2008; Ferrán Aisa, ECN1 Radio CNT FAI Barcelona. La voz de la revolución, Barcelona, Editorial Entreambos, 2018; Macarena Parejo Cuellar, Daniel Martín Pena y Agustín Vivas Moreno, La radio universitaria: gestión de la información, análisis y modelo de organización, Madrid, Gedisa, 2016; o José Emilio Pérez Martínez, «La radio libre en Madrid (1976-1989): los orígenes del movimiento por la libertad de emisión», en Commons. Revista de Comunicación y Ciudadanía Digital, 7 (1), Cádiz, Universidad de Cádiz, 2018, pp. 112-143.

12 Armand Balsebre y Rosario Fontova, Las cartas de la Pirenaica. Memoria del antifranquismo, Madrid, Cátedra, 2014.

13 Juan Soto Viñolo, Querida Elena Francis, Barcelona, Grijalbo, 1995 o Pietat Estany, Queridas amigas: el secreto de Doña Elena Francis, Barcelona, Dèria Editors, 2010.

14 Gerard Imbert, Elena Francis, un consultorio para la transición: contribución al estudio de los simulacros de masas, Barcelona, Península, 1982.

15 Pura Sánchez, Mujeres naufragas. Los consultorios femeninos en la España de los sesenta y setenta, Barcelona, Edicions Bellaterra, 2016.

16 Por citar alguno de sus trabajos, Silvia Espinosa i Mirabet, Dones de ràdio. Les primeres locutores de Catalunya, Barcelona, Albertí Editor, 2014.

17 Juana Ginzo y Luis Rodríguez Olivares, Mis días de radio: la España de los cincuenta a través de las ondas, Madrid, Temas de hoy, 2004.

18 Enrique Sánchez Lubián, Luisa Alberca. Reina de los seriales en la radio de los 50, Ciudad Real, Diputación Provincial de Ciudad Real, 2017.

19 Susanna Tavera y Elvira Altés Rufias, coords., «Las mujeres y la radio», en Arenal. Revista de historia de las mujeres, 23 (1), Granada, Universidad de Granada, 2016. Podemos señalar también el trabajo de la propia Susanna Tavera en la reconstrucción del papel de las mujeres en la radio barcelonesa de la década de 1940: Susanna Tavera, «Professionalitazció de les dones a la ràdio: les baules d’una cadena (1939-1960), en Cercles. Revista d’Historia Cultural, 20, Barcelona, Universitat de Barcelona, 2017, pp. 13-39.

20 aga, Relación de personal que presta servicio en esta emisora, 1 de diciembre de 1959, (3)49.5 caja 23025.

21 aga, Relación nominal, por orden alfabético, del personal que pertenece a Radio Nacional de España en Madrid, 13 de mayo de 1960, (3)49.5 caja 23025.

22 aga, Radio Nacional de España en Madrid. Relación nominal de personal adscrito, 25 de octubre de 1962, (3)49.5 caja 23025.

23 aga, Relación de personal que presta sus servicios en la emisora central de Radio Nacional de España. Especificación de los datos que se indican. Madrid. 1964, (3)49.5 caja 23025.

24 Debemos apuntar, sobre estos documentos, que las divisiones por departamentos, las categorías profesionales en las que se encuadran a las trabajadoras e incluso qué servicios se consideran parte de rne en Madrid y cuáles no, varían de uno a otro, lo que de alguna manera dificulta el trabajo con los mismos.

25 Celia Valiente Fernández, «Las políticas paras las mujeres trabajadoras durante el franquismo», en Gloria Nielfa Cristóbal, (ed.), Mujeres y hombres en la España franquista: sociedad, economía, política y cultura, Madrid, Editorial Complutense, 2003, p. 146.

26 Pilar Folguera Crespo, «El franquismo. El retorno a la esfera privada (1939-1975)», en Elisa Garrido González, (ed.), Historia de las mujeres en España, Madrid, Editorial Síntesis, 1997, p. 541.

27 Pilar Folguera Crespo, «El franquismo. El…», op. cit., p. 542.

28 aga, Radio Nacional de España en Madrid. Relación nominal de personal adscrito, 25 de octubre de 1962, (3)49.5 caja 23025.

29 aga, Relación de personal que presta sus servicios en la emisora central de Radio Nacional de España. Especificación de los datos que se indican. Madrid. 1964, (3)49.5 caja 23025.

30 Rafael Domínguez Martín y Nuria Sánchez-Sánchez, «Las diferencias salariales por género en España durante el desarrollismo franquista», REIS, Madrid, CIS, 2007, p. 150.

31 Los diferenciales salariales por género se han calculado con los datos recogidos en la relación de personal de 1964.

32 Podemos poner como ejemplo de esto a Sara Salgado Boo, que se incorporó a rne en 1938 y se retiró en 1973, habiendo ganado diversos galardones.

33 Luis Oz, «Marisol Álvarez del Valle, la voz», El Mundo, 21/09/2015, http://www.elmundo.es/television/2015/09/21/55fd961522601d5e7f8b457e.html, recuperado el 06/09/2018.

34 Fernando Vadillo, «Fuera de micro. Maruja Beret», Teleradio, 288, 1963, p. 36.

35 «Anuncios clasificados y esquelas», ABC, 29/08/1981, p. 46.

36 J.A. (Madrid), «Cartas al director», Blanco y negro, 30/03/1974, p. 3.

37 Fernando Vadillo, «Fuera de micro. Maruja Molina», Teleradio, 282, 1963, p. 34.

38 Fernando Vadillo, «Fuera de micro. Sara Salgado», Teleradio, 274, 1963, p. 34.

39 Fernando Vadillo, «Fuera de micro. Julia Sarro», Teleradio, 297, 1963, p. 32.

40 M.M.: «Radio Madrid a través de sus locutores», Tajo, 11, 06/09/1941, p. 10.

41 Elvira Marteles Marteles, «Notas sobre la historia de las mujeres en la radio española», Arbor, 182 (720), Madrid, CSIC, 2006, p. 460.

42 El listado de programas se ha elaborado a partir de las programaciones que recogía –a veces de forma inexacta o cambiante– la revista Teleradio.

43 Tomás Gallego, «La mujer en Radio Nacional de España», Teleradio, 277, 1963, p. 9.

44 Manuel García Montenegro, «La fama consorte», Teleradio, 281, 1963, p. 19.

45 «La hora del hogar. De lunes a sábado», Teleradio, 580, 1969, p. 48.

46 Magali Del Real, «Nueva programación de Radio Nacional de España. La mujer, los trabajadores y los jóvenes, tres grandes bloques de la programación», Teleradio, 601, 1969, p. 40.

47 Juan Munsó Cabus, Escrito en el aire: 50 años de Radio Nacional de España, Madrid, Dirección de Relaciones Exteriores Ente Público rtve, 1988, pp. 169 y 170.

48 Matilde Peinado Rodríguez, Enseñando a señoritas y sirvientas. Formación femenina y clasismo en el franquismo, Madrid, La Catarata, 2012, p. 43.

49 Rudolf Arnheim, Estética radiofónica, Barcelona, Editorial Gustavo Gili, 1980, p. 12.

50 «La hora del hogar. De lunes a sábado», Teleradio, 580, 1969, p. 48.

51 Louis Althusser, Ideología y aparatos ideológicos del Estado. Freud y Lacan, Buenos Aires, Nueva Visión, 2011, p. 27.

52 Louis Althusser, Ideología y…, op. cit., p. 28.

53 Asunción Bernárdez Rodal, Mujeres en medio(s). Propuestas para analizar la comunicación masiva con perspectiva de género, Madrid, Editorial Fundamentos, p. 64.

54 Lloyd Davis, Warwick Mules y Tony Thwaites, Tools for cultural studies, Melbourne, MacMillan, 1994, p. 156.

55 Teresa de Lauretis, «La tecnología de género», http://www.caladona.org/grups/uploads/2012/01/tecnologias-del-genero-teresa-de-lauretis.pdf, recuperado el 12/09/2018.

56 Aurora Morcillo Gómez, En cuerpo y alma. Ser mujer en tiempos de Franco, Madrid, Siglo XXI, 2015, p. 329.

57 aga, Cuadernillo de programación rne, 9 de enero de 1963, (3)49.6 caja 27928.

58 aga, Cuadernillo de programación rne, 16 de junio de 1963, (3)49.6 caja 27851.

59 aga, Cuadernillo de programación Radio Madrid, 12 de mayo de 1963, (3)49.3 caja 17489.

60 aga, Cuadernillo de programación rne, 7 de abril de 1962, (3)49.6 caja 27816.

61 AIMC: EGM 30. Estudio General de Medios, 1968-1998, 8 CD-ROM, Madrid, AIMC, 1999.

62 IOP: «Encuestas. Radio», Revista Española de la Opinión Pública, 1, Madrid, IOP, 1965, p. 209.

63 IOP: «Encuesta nacional sobre Radio y T.V.», Revista Española de la Opinión Pública, 4, Madrid, IOP, 1966, pp. 292 y 293.

64 Armand Mattelart y Michèle Mattelart, Historia de las teorías de la comunicación, Barcelona, Paidós, 2016, pp. 106-109.

65 Miquel de Moragas Spa, Sociología de la comunicación de masas, Barcelona, Gustavo Gili, p. 260.

Haut de page

Table des illustrations

Crédits Elaboración propia a partir de datos del EGM61.
URL http://journals.openedition.org/ccec/docannexe/image/8714/img-2.png
Fichier image/png, 7,2k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

José Emilio Pérez Martínez, « En los estudios, en las ondas y en el hogar: la relación entre las mujeres y Radio Nacional de España durante el franquismo desarrollista (1960-1975) », Cahiers de civilisation espagnole contemporaine [En ligne], 23 | 2019, mis en ligne le 19 janvier 2020, consulté le 01 décembre 2021. URL : http://journals.openedition.org/ccec/8714 ; DOI : https://doi.org/10.4000/ccec.8714

Haut de page

Auteur

José Emilio Pérez Martínez

Sorbonne Université

Haut de page

Droits d’auteur

© CCEC ; auteurs

Haut de page
  • Logo Latindex
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • Logo Université d'Angers
  • Logo 3L.AM Langues, Littératures et Linguistique des Universités d'Angers et du Maine
  • OpenEdition Journals
Search OpenEdition Search

You will be redirected to OpenEdition Search