Navigation – Plan du site
Comptes rendus

La Muerte de Franco en la pantalla « El generalisímo is still Dead»

Marianne Bloch-Robin
Référence(s) :

Nancy Berthier, La Muerte de Franco en la pantalla « El generalisímo is still Dead », Valencia, Shangrila, 2020.

Texte intégral

  • 1 Nancy Berthier, La Muerte de Franco en la pantalla « El generalisímo is still Dead », Valencia, Sha (...)

1La publicación de La Muerte de Franco en la pantalla «El generalisímo is still Dead» de Nancy Berthier tiene lugar muy poco tiempo después del evento que, si tal vez no pone el punto final a la persistencia de la larga sombra del dictador en España, afirma por lo menos la ilegitimidad de la permanencia de su cuerpo en un lugar de culto monumental. Dicho acontecimiento cierra además un círculo narrativo que empezó en el momento de la muerte de Francisco Franco Bahamonde. En efecto, la exhumación de sus despojos mortales de la basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos se llevó finalmente a cabo, tras un « largo suspense », tal como lo recalca Nancy Berthier, el 24 de octubre de 20191. Muy acertadamente y mediante un recorrido cronológico, el volumen evoca los 44 años que separan el sepelio multitudinario, fastuoso y solemne – desde la muerte del Caudillo el 20 de noviembre de 1975 hasta su inhumación tres días después –, de la sobria exhumación y traslado de los restos al modesto panteón familiar del cementerio municipal de Mingorrubio.

2Durante este extenso lapso de tiempo, la pantalla televisiva y luego las demás pantallas y otros formatos – Super Ocho o 16mm alternativos, videos, películas de ficción, series documentales, hasta un acopio de Web videos a partir del desarrollo del internet – se apoderaron del acontecimiento, desde puntos de vistas opuestos, fuentes de polémicas, que evolucionaron al compás de las trasformaciones socio-políticas del país.

3Dichas representaciones elaboraron y reelaboraron la narración de la muerte del dictador, modelando imágenes que apoyaron – en la puesta en escena oficial fundacional de las exequias, asentada en la tradición monárquica –, o, por lo contrario, derribaron el icono, la figura carismática, omnipresente en el ámbito público y privado, creada por la incansable propaganda del régimen a lo largo de casi cuarenta años de franquismo.

  • 2 Pierre Nora (Coord.), Les lieux de mémoire, Paris, Gallimard, 1984, p. xii.

4La Muerte de Franco en la pantalla «El generalisímo is still Dead» se propone pues estudiar la constitución del « nudo de memoria », según la expresión de Pierre Nora2, de la muerte del dictador, un « nudo» elaborado a partir de las representaciones matriciales de las primeras filmaciones oficiales y que fue evolucionando a lo largo del tiempo con las reinterpretaciones sucesivas del acontecimiento.

  • 3 François Dosse, Renaissance de l’événement. Un défi pour l’historien: entre Sphinx et Phénix, Paris (...)

5Tras el valioso prefacio de Román Gubern que subraya la amplitud del trabajo, la agudeza de la reflexión, así como la « documentación abrumadora » explotada por la autora, y una introducción que enfoca el evento de la muerte de Franco como una ruptura que, según Nancy Berthier – retomando la metáfora de François Dosse3– es, conjuntamente, esfinge, proponiendo enigmas sin resolver, y Fénix que vuelve a surgir una y otra vez bajo nuevas formas, el libro consta de seis capítulos siguiendo un orden cronológico, un epílogo sobre la representación mediática de la reciente exhumación y una conclusión.

6Los seis capítulos guían al lector en un recorrido muy detallado a través de las representaciones del acontecimiento a lo largo del tiempo. Cada apartado, tras una presentación del contexto socio-político y audiovisual del periodo estudiado, se centra en un conjunto de producciones audiovisuales representativas, desembocando en el análisis pormenorizado de ejemplos emblemáticos, con una cantidad excepcional de ilustraciones. El movimiento de cada capítulo desde lo general a lo específico permite pues entrar en la comprensión de los mecanismos narrativos y estéticos de los distintos relatos.

  • 4 Ernst Kantorowicz, Les deux corps du roi, Paris, Gallimard 1989, p. 21-22, citado por Nancy Berthie (...)

7El primer capítulo trata de la representación oficial del evento y muestra cómo las exequias prolongaron la práctica de los casi cuarenta años de dictadura es decir, según la dicotomía establecida por Kantorowicz4, citada por la autora, la disimulación del cuerpo natural, perecedero y débil, y la puesta de realce del cuerpo político inmortal. En la representación televisiva de las exequias, Francisco Franco recuperó, gracias al embalsamiento, un cuerpo político perfecto tras la elipsis de representación impuesta por la condición física de los últimos momentos. El evento supuso una movilización televisiva multitudinaria y ocupó la pequeña pantalla, creando una imagen matriz grandiosa y solemne.

  • 5 Gran admirador del dictador, director de la película mítica Raza (1942), cuyo guión fue escrito a p (...)

8El segundo capítulo evoca « el día después », en una España muy polarizada de los primeros años de la transición democrática. Analiza, por una parte, la frustrada hagiografía proyectada por el cineasta José Luis Sáenz de Heredia5. El último caído debía ser un poema documental, « un monumento de celuloide » a Franco, pero, a pesar de haber recibido el pleno apoyo de la Junta de Cualificación y Apreciación de películas en 1976, la rápida evolución de la sociedad posfranquista destinó la película al fracaso, y no se pudo concluir. Paralelamente, empezaron las primeras formulación de una contramemoria desde el ámbito underground catalán con el cortometraje de Joan Martí Valls, Testamento y la película de Antoni Martí i Gich Hic, digitur dei. Estas dos obras, que sólo circularon en circuitos alternativos, constituyen deliberadas, violentas y burlescas profanaciones de la memoria del dictador, totalmente opuestas a la violencia simbólica de las representaciones supuestamente consensuales impuestas por el relato oficial.

  • 6 Manuel Palacio, La televisión española durante la Transición española, Madrid, Cátedra, 2012.

9A continuación, el tercer capítulo analiza lo que la autora, citando a Manuel Palacio6, califica de « pulsión pedagógica » en un periodo comprendido entre 1985 y 1995, una pulsión que se desarrolló en unos relatos que idealizaron el proceso de la transición democrática, considerado como un modelo ejemplar de transición pacífica. Nancy Berthier analiza de manera más pormenorizada dos casos emblemáticos: la extensa serie documental La Transición (1993) de Elías Andrés y Victoria Prego y el documental televisivo Así murió Franco (1993) de Carlos Estévez que revelaba imágenes inéditas de la agonía del dictador, mediante una investigación periodística presentada como ejemplar.

  • 7 Ley por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecier (...)

10Tras los documentales de los años 1990, los dos apartados siguientes se detienen en el análisis de ficciones realizadas en la primera década de los años 2000, periodo del auge de la corriente que, desde la sociedad civil, reclamaba el reconocimiento de la memoria de los vencidos de la Guerra Civil, movimiento del que la Ley 52/20077, calificada usualmente de «recuperación de la memoria histórica» constituye una traducción política. Dicho movimiento tuvo también un impacto en la evolución de las miradas audiovisuales sobre la muerte del dictador. Para su análisis, Nancy Berthier se centra primero en tres relatos fílmicos que, desde la ficción, comparten el deseo de revelar la parte íntima del acontecimiento para satisfacer la pulsión escópica del espectador. Si el primer relato, una película de Alberto Boadella ¡Buen viaje excelencia! (2003) lo hace desde una mirada corrosiva y el humor negro, los otros dos – 20-N: los últimos días de Franco ( Roberto Bodegas, 2008) y un episodio titulado «Españoles, Franco ha muerto» (2007) de la famosa serie televisiva Cuéntame cómo pasó – adoptan un tono consensual muy alejado de los avances historiográficos de la época y de los movimientos de recuperación de la memoria histórica.

  • 8 Max Aub [1960], « La verdadera historia de la muerte de Francisco Franco », in La verdadera histori (...)

11Las dos ficciones analizadas en el apartado siguiente, si pertenecen a la misma década que las precedente, se alejan de la voluntad documental, del deseo de reconstruir el pasado, para reinventarlo del todo ya que ponen en escena « el tiranicidio » que no pudo acontecer. Estas dos ucronías, La Virgen de la lujuria (2002), del director mexicano Arturo Ripstein, y la docuficción Los que quisieron matar a Franco (Pedro Costa, José Ramón de la Cruz, 2006), son dos adaptaciones del mismo cuento de Max Aub titulado «La verdadera historia de la muerte de Francisco Franco»8. Permiten construir unos relatos alternativos que ponen en escena el tiranicidio, unas narraciones muy distintas pero que se construyen las dos a modo de revancha retrospectiva.

  • 9 Éric Conan et Henry Rousso, Vichy, un passé qui ne passe pas, Paris, Folio, 1997.
  • 10 Nancy Berthier, La muerte de Franco en la pantalla, op. cit., p. 221.

12El sexto capítulo se interesa por un tipo de producciones muy poco estudiado en el ámbito universitario, los programas televisivos de humor, bajo el prisma de la dimensión espectral de Franco. Nancy Berthier relaciona dicha dimensión con las aperturas de fosas comunes practicadas por las asociaciones de recuperación de la memoria histórica a partir de los años 2000 y con la vuelta consecuente de las huellas de un pasado traumático irresuelto, un « pasado que no pasa » según la expresión de Henry Rousso9. No solo vuelven los fantasmas de las víctimas, sino también las sombras de los victimarios. El espectro de Franco prosperó, en particular a partir de los años 2010, con la puesta de relieve tras la votación de la ley 52/2007 del carácter problemático de la permanencia del dictador en su monumental sepultura del Valle de los Caídos. Después de caracterizar la producción audiovisual muy amplia alrededor de dicha figura, la autora se centra en dos programas de infoentretenimiento en los que el humor y la parodia son primordiales: El intermedio, un programa de culto de la sexta y Polònia de TV3, los dos emitidos desde 2006. Las presencias reiteradas del espectro de Franco en los dos programas son, según la autora «reveladores de la vitalidad de su presencia espectral en la sociedad española en el ámbito nacional como autonómico »10. En esos programas, el humor cumple con una función de exorcismo respecto al espíritu del dictador.

  • 11 Nancy Berthier, « Guernica ou l’image absente », Matériaux pour l’histoire de notre temps, vol. 89- (...)

13El epílogo, « “Matar al muerto” : del Valle de los Caídos al cementerio de Mingorrubio », cuyo título evoca la necesidad de matar simbólicamente al dictador, se centra en el relato audiovisual del evento y en particular en el análisis del programa especial de Los Desayunos de TVE, unas seis horas dedicadas a la cobertura del acontecimiento por la cadena estatal. La autora subraya el contraste entre los medios informativos desplegados y la pobreza audiovisual de la representación, acorde a la sobriedad de la puesta en escena del acto y destaca sobre todo la ausencia de imágenes de la exhumación misma, ya que toda captación en el recinto durante el acto quedó prohibida, convirtiéndose en lo que Nancy Berthier califica de «imagen ausente»11.

14A través del análisis de la evolución de las producciones audiovisuales, Nancy Berthier señala la importancia y la necesidad, más allá de la muerte física, de la «muerte social» del dictador. La permanencia del cuerpo de Franco en su mausoleo constituyó uno de los elementos centrales del «nudo de memoria» que se configuró a lo largo de esos 44 años. Dicho nudo no solo permaneció «atado y bien atado» sino que adquirió una mayor complejidad, a pesar del alejamiento temporal progresivo de la muerte física. Prueba de ello es la vitalidad y la variedad de las parodias realizadas sobre la muerte del dictador, como las manipulaciones del anuncio del fallecimiento y de la lectura del testamento de Franco por Carlos Arias Navarro. Dicha filmación constituyó una imagen fuente para una multitud de manipulaciones humorística realizadas en particular por Alberto González Vásquez12 desde 2010. Recalquemos que los análisis de estas producciones por la autora son particularmente apreciables ya que se interesan por unos objetos de estudio que en los ámbitos académicos no se suelen considerar como legítimos a pesar de que sean unos síntomas muy reveladores del afloramiento de los traumas persistentes en las sociedades.

15Dicho libro constituye pues una aportación muy valiosa al abarcar el análisis un extenso periodo de tiempo desde la muerte de Franco y al interesarse por una gran diversidad de producciones audiovisuales muy poco estudiadas, permitiendo recorrer el camino de la memoria del franquismo desde 1975 a través de las representaciones de la muerte del dictador. Cabe destacar por fin la gran calidad de la edición de Shangrila y en particular de los numerosísimos fotogramas, indispensables a la comprensión de los análisis.

Haut de page

Notes

1 Nancy Berthier, La Muerte de Franco en la pantalla « El generalisímo is still Dead », Valencia, Shangrila, 2020, p. 225.

2 Pierre Nora (Coord.), Les lieux de mémoire, Paris, Gallimard, 1984, p. xii.

3 François Dosse, Renaissance de l’événement. Un défi pour l’historien: entre Sphinx et Phénix, Paris, Puf, 2010. citado por Nancy Berthier, La Muerte de Franco en la pantalla « El generalisímo is still Dead », op.cit., p. 15.

4 Ernst Kantorowicz, Les deux corps du roi, Paris, Gallimard 1989, p. 21-22, citado por Nancy Berthier, La Muerte de Franco en la pantalla « El generalisímo is still Dead », op.cit., p. 23.

5 Gran admirador del dictador, director de la película mítica Raza (1942), cuyo guión fue escrito a partir de un relato escrito por el mismo Franco, y del hagiográfico documental a la gloria del dictador: Franco ese hombre (1964).

6 Manuel Palacio, La televisión española durante la Transición española, Madrid, Cátedra, 2012.

7 Ley por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura.

8 Max Aub [1960], « La verdadera historia de la muerte de Francisco Franco », in La verdadera historia de la muerte de Francisco Franco [y otros cuentos], Barcelona, Seix Barral, 1976.

9 Éric Conan et Henry Rousso, Vichy, un passé qui ne passe pas, Paris, Folio, 1997.

10 Nancy Berthier, La muerte de Franco en la pantalla, op. cit., p. 221.

11 Nancy Berthier, « Guernica ou l’image absente », Matériaux pour l’histoire de notre temps, vol. 89-90, no. 1, 2008, p. 30-36.

12 https://queridoantonio.myportfolio.com/autor

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Marianne Bloch-Robin, « La Muerte de Franco en la pantalla « El generalisímo is still Dead» », Cahiers de civilisation espagnole contemporaine [En ligne], 24 | 2020, mis en ligne le 18 juillet 2020, consulté le 07 août 2020. URL : http://journals.openedition.org/ccec/9542

Haut de page

Auteur

Marianne Bloch-Robin

Sorbonne Université. CRIMIC EA 2561.

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

© CCEC ; auteurs

Haut de page
  • Logo Latindex
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • Logo Université d'Angers
  • Logo 3L.AM Langues, Littératures et Linguistique des Universités d'Angers et du Maine
  • OpenEdition Journals