Navigation – Plan du site

AccueilHors série des CCECHommage à Brigitte Magnien et à M...Portraits, listes de publications...Michel Ralle. El rigor discreto

Portraits, listes de publications, témoignages

Michel Ralle. El rigor discreto

Antonio Elorza

Texte intégral

1Las circunstancias excepcionales de la pandemia, que me golpeó levemente y sobre todo me ha afectado en los planos psicológico y práctico – no tengo de momento acceso a las fuentes imprescindibles –, impiden que aquí y ahora esté en condiciones de realizar la evaluación de la obra de Michel Ralle como historiador, premisa necesaria para mi participación en la obra colectiva que tenéis planteada. Todo lo que puedo hacer es una evocación, cargada eso sí de sentimiento.

2Conocí a Michel a comienzos de los años 70, en la Hemeroteca Municipal de Madrid, y ese encuentro fue el comienzo de una amistad prolongada e intensa, consolidada en los años durante los cuales pudo disfrutar de su estancia como investigador en la Casa de Velázquez de Madrid. Fue también un tiempo de felicidad para él. Michel ofrecía el aspecto exterior de un hombre entregado a sus minuciosas investigaciones sobre la primera etapa del socialismo español, pero por debajo de esa superficie era un hombre que disfrutaba de la relación con su esposa Elena, de genio más vivo que el suyo y que además le proporcionaba el gusto de los contactos exteriores poco comunes. Así como a título personal fue toda su vida un cronista a distancia de Casillas de Flores, el pueblito cercano a la raya con Portugal donde había nacido su madre, los tentáculos familiares de Elena le conducían a Brasil y a Italia. Fue algo que dos colegas y amigos, Carlos Serrano y Gérard Brey, supieron apreciar: Michel Ralle tenía madera de narrador. En esos años, vivía una existencia armónica entre Besançon y Madrid, con sus dos hijos pequeños, y el impulso vital que recibía de su mujer. La tragedia del cáncer y la sucesiva desaparición de Elena le afectó profundamente, incluso para su labor como investigador. Puede decirse que en gran medida perdió la ilusión. De ahí que buscara sin fortuna repetir la jugada con una nueva cónyuge brasileña. Pienso que era un hombre que necesitaba verse acompañado. Al final lo logró, pero esta vez fue su propia enfermedad la que truncó su recorrido vital.

3Michel Ralle pertenecía a la segunda generación de historiadores hispanistas, que supieron prolongar y enriquecer el legado de los maestros Pierre Vilar y Noël Salomon. En el plano metodológico, ello suponía partir de una matriz marxista, alejada sin embargo tanto del economicismo como del sectarismo. Y asociada a una militancia política que por el curso de los acontecimientos fue convirtiéndose en una labor de acompañamiento, cada vez más afectada por la frustración y por la tristeza, de la cuesta abajo que desde la segunda mitad de los años 70 afectó al Partido Comunista Francés y al conjunto de la izquierda francesa. Fue una trayectoria que ambos vivimos muy de cerca, incluso con sus gotas de esperanza, como cuando Michel se desplazó a Barcelona para asistir a la presentación de su alternativa revisionista por Achille Occhetto, invitado por el hoy independentista Rafael Ribó, entonces al frente del Partit Socialista Unificat de Catalunya. Michel rechazaba a Julio Anguita, igual que antes lo hiciera con Georges Marchais, y lógicamente también a la socialdemocracia aguada de Mitterrand, Fabius o Valls. No era un militante, pero vivía con intensidad la política. En sus últimos años la frecuente correspondencia anterior entre nosotros quedó suspendida, tal vez por discrepancia con mis posiciones. También es cierto que los viajes a Madrid tenían ahora como eje la atención exclusiva a las necesidades familiares.

4La citada matriz marxiana informó el trabajo de Michel Ralle como historiador, a partir de una doble atención al rigor documental y al análisis del discurso. Disfrutaba entregándose a las jornadas de investigación que le era posible realizar durante sus estancias en Madrid y en el archivo de la guerra civil en Salamanca, rico en documentación sobre el primer socialismo español. Al igual que el recién desaparecido Miguel Artola, no elaboraba sus hipótesis a partir de la lectura de otros historiadores. Tampoco iba en busca de rechazarla, si bien le ponía muy nervioso la proliferación de publicaciones oportunistas, donde los autores se dedicaban a la recuperación de un mito, el de la clase obrera siempre avanzando, con la mención acumulativa de sus organizaciones o de sus huelgas como si se tratara de nombres a añadir cuantos más mejor en una guía telefónica. Esta irritación fue tanto más intensa cuando abrió la puerta al estudio del mutualismo, y se vio rápidamente vampirizado por quienes lo acometieron como simple suma de factores y acontecimientos positivos. 

5Las circunstancias político-culturales en España tampoco favorecían el desarrollo de una historiografía crítica, como la propuesta por Miguel Ralle a partir de sus trabajos sobre la Primera Internacional y los primeros pasos del socialismo español. Su penetración era sin duda superior a la que yo mismo ofrecía por las mismas fechas, según puede constatarse al comparar los respectivos trabajos de ambos, incluidos en el libro La formación del PSOE, editado por Crítica en 1989. La matización sobre el significado ideológico de las traducciones españolas de Engels constituye la mejor prueba de la minuciosidad y el rigor que presidieron la obra de Michel Ralle. Venía a chocar con los enfoques triunfalistas que desde los inicios proyectaban el futuro radiante de las «clases trabajadoras», para en cambio explicar la incidencia de los factores que bloqueaban la formación de una ideología de clase. Una visión pesimista que ulteriores investigaciones debieron confirmar.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Antonio Elorza, « Michel Ralle. El rigor discreto », Cahiers de civilisation espagnole contemporaine [En ligne],  | 2020, mis en ligne le 15 décembre 2020, consulté le 02 mars 2021. URL : http://journals.openedition.org/ccec/9832 ; DOI : https://doi.org/10.4000/ccec.9832

Haut de page

Auteur

Antonio Elorza

Universidad Complutense de Madrid

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

© CCEC ; auteurs

Haut de page
  • Logo Latindex
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • Logo Université d'Angers
  • Logo 3L.AM Langues, Littératures et Linguistique des Universités d'Angers et du Maine
  • OpenEdition Journals
Search OpenEdition Search

You will be redirected to OpenEdition Search