Navigation – Plan du site

AccueilNuméros25Editorial

Editorial

María Isabel Ospina
p. 3
Traduction(s) :
Éditorial [fr]

Texte intégral

1La cultura y las artes dieron origen en Francia a “temporadas cruzadas” que buscan afianzar lazos con otros países y reflejan estrategias de política cultural exterior. 2017 es el año Francia-Colombia.

2Nuestra revista Cinémas d’Amérique latine se une a esta iniciativa dedicando su publicación al cine colombiano y haciendo un énfasis especial en Caliwood, nombre que designa la movida cinematográfica y artística, nacida en los años 1970, de un grupo de jóvenes de la ciudad de Cali, amantes del cine. Este movimiento ha marcado a generaciones de realizadores caleños.

3La ciudad de Cali siempre ha tenido un lugar especial dentro de la cinematografía colombiana. Como lo indica Ramiro Arbeláez en su artículo, Cali fue sede de la empresa que produjo el primer largometraje de ficción colombiano en 1921, ahí se realizó el primer largometraje sonoro de ficción del país en 1942 y el primer largo de ficción en colores en 1955. Ahí también se creó, en 1976, la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Valle, institución pública que ha sido clave en la formación de cineastas destacados en las últimas dos décadas.

4Estos directores, como el resto de realizadores colombianos, se beneficiaron de la entrada en vigor de la ley de cine en el 2003. A partir de ese momento, la producción de películas nacionales se incrementó drásticamente hasta conformar una verdadera industria cinematográfica que genera obras cada vez más reconocidas y presentes en las pantallas del mundo.

5Recordemos que desde que el cine se inventó, no ha habido paz en Colombia. La cinematografía colombiana, de manera más o menos frontal, según los filmes y sus épocas de producción, da cuenta del período llamado La Violencia, del conflicto armado y de las violencias urbanas y rurales que emanan de este. Manuel Silva propone en su artículo una panorámica de las diferentes representaciones del conflicto armado en el cine colombiano y explica cómo desde mediados de 1990 el conflicto se hace más presente en el cine nacional.

6Hoy, Colombia hace parte de la agenda política mundial. El acuerdo de paz y posterior desarme de las FARC (guerrilla más antigua de Occidente) generan entusiasmo en un contexto global de multiplicación de ataques terroristas, de la construcción de muros que reivindican fronteras, y del despertar de ambiciones de conquista. Sin embargo, la paz en Colombia no llegará solamente con la firma del acuerdo. Habrá que construirla y, para eso, una reestructuración social y un reconocimiento de las causas que llevaron a la guerra tendrán que hacer parte del panorama nacional.

7Será interesante ver, en los próximos años, de qué manera el cine colombiano se apropiará de esos temas y cómo hará parte de la reflexión y reconstrucción del país.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence papier

María Isabel Ospina, « Editorial »Cinémas d’Amérique latine, 25 | 2017, 3.

Référence électronique

María Isabel Ospina, « Editorial »Cinémas d’Amérique latine [En ligne], 25 | 2017, mis en ligne le 11 juillet 2019, consulté le 20 août 2022. URL : http://journals.openedition.org/cinelatino/3517 ; DOI : https://doi.org/10.4000/cinelatino.3517

Haut de page

Auteur

María Isabel Ospina

Realizadora, miembro del comité de redacción de Cinémas d’Amérique latine

Haut de page

Droits d’auteur

CC BY-NC-ND 4.0

Creative Commons - Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International - CC BY-NC-ND 4.0

https://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/

Haut de page
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search