Navigation – Plan du site

AccueilNuméros25Sistema de salud, reflexión colec...

Sistema de salud, reflexión colectiva y cine

Entrevista con Jorge Caballero, realizador del documental Paciente
Odile Bouchet et Jorge Caballero
p. 134-143
Traduction(s) :
Système de santé, réflexion collective et cinéma [fr]

Résumés

Jorge Caballero revient sur son film Paciente, prix Signis à Cinélatino, documentaire trans-média qui s’insère dans un projet élargi d’examen critique du système de santé colombien. En parallèle, une vidéo-installation de 9 courts-métrages de cinéastes nationaux reconnus dont deux Caleños, Luis Ospina et Óscar Campo, et d’autres manifestations ont constitué un travail collectif, chose difficile à réaliser en Colombie.

Haut de page

Texte intégral

Breve biografía profesional de Jorge Caballero
Licenciado en Ingeniería de Telecomunicaciones y Comunicación Audiovisual. Productor y realizador de la empresa Gusano Films con la que ha desarrollado varios documentales como Bagatela, Nacer y Paciente consiguiendo reconocimientos en prestigiosos festivales como Cartagena de Indias, BAFICI, Guadalajara, Alternativa, Tribeca, Málaga, Cinelatino entre otros. Sus trabajos han participado en sección oficial de varios festivales importantes como IDFA, Cinéma du Réel, Visions du Réel, La Cita de Biarritz, IFF Oslo o Munich. Ha sido ganador del premio Nacional de Documental de Colombia en dos ocasiones. Estas actividades las compagina con su trabajo en el máster de profesor y tutor de documental interactivo y realidad virtual, además de coordinador de postproducción.
Es profesor invitado de varias universidades y festivales iberoamericanos como DOCSDF, DocMontevideo, Ambulante, Festival de Cine de Cartagena o el Consejo Nacional de Cine del Ecuador. También desarrolla proyectos interactivos y transmediales como Las Fronteras, ganador de la beca de LaCaixa de Arte para la mejora social, o Speech Success, ganador de la convocatoria Haiku de las televisiones NFB Canadá y Arte Francia.
En su producción más generalista destacan proyectos producidos para Señal Colombia, La Xarxa de Televisions Locals de Catalunya y Discovery Channel, así como proyectos publicitarios y museográficos para varios centros iberoamericanos.
Actualmente es programador de la sección de documental expandido de la Muestra Internacional de Cine Documental de Bogotá.

Filmografía destacada
Bagatela, 2009 (largo documental) Colombia
Nacer, 2012 (largo documental) Colombia
Paciente, 2015 (Largo documental transmedia) Colombia
La paradoja de Arrow, 2009 (cortometraje animación) España
Diario del último hombre, 2012 (serie de animación) España
Las Fronteras, 2014 (webdoc) España

1Paciente es un documental que, al seguirle los pasos a una madre que acompaña a su hija, gravemente enferma, en sus tribulaciones por cuidar de ella, va revelando los funcionamientos y disfuncionamientos de la salud pública, única medicina alcanzable para las clases populares de Colombia. La película es uno de los elementos de un conjunto de producciones en torno a la salud pública colombiana, que se pueden consultar en la página http://pacientedoc.com/​, en el que participaron investigadores, artistas y cineastas. El documento transmedia en su conjunto es el tema de esta entrevista.

2La película documental recibió un premio en Cinelatino, Encuentros de Toulouse, y en el conjunto de estudios del proyecto transmedia, dos cineastas colombianos importantes, ambos caleños, participaron con sendos cortometrajes, en la serie de nueve cortos que componen la video-instalación. Se trata de Luis Ospina, uno de los pilares de Caliwood en los años 1970, compañero de Carlos Mayolo, Fernell Franco y Andrés Caicedo, y de Óscar Campo, fundador de la sección de Comunicación Social de la Universidad del Valle y mentor de la nueva generación de cineastas caleños.

Paciente (2015), de Jorge Caballero

Paciente (2015), de Jorge Caballero

Odile Bouchet: ¿Cómo llegaste a interesarte en la salud y el sistema de salud?

Jorge Caballero [JC]: Paciente es la segunda película que hago sobre el tema de salud, siendo la primera Nacer, de 2012, pero no es algo que me motive particularmente sino que las dos películas tenían algo en común: es que al tratar del nacimiento y la muerte desde el punto de vista institucional, era ver cómo el estado colombiano era capaz de asumir eso. Colombia es complicada para nacer, vivir y morir. Entonces de alguna manera me interesaba la gente que en Colombia está alrededor de todo eso y tratar de relatarlo pero no por un interés especial en la salud como tal sino en los sistemas que están detrás manejándola.

Sí. Entonces justamente ¿cómo conseguiste federar voluntades? Porque desde el cine montaste toda una manifestación importante. Hubo un simposio de científicos, artistas, ¿cómo lograste generar todo eso?

JC: El proyecto era transmedia porque era vasto y complejo. Queríamos, a través de múltiples plataformas y formatos, contar muchas cosas que en la película no podíamos contar. Una de ellas tenía que ver precisamente con el tema de la representación de la enfermedad y de los enfermos: ¿Cómo se graba eso? ¿Cómo se habla sobre ese tema? Entonces se imaginó una video-instalación y un conversatorio, trajimos a una serie de ponentes como Javier Guerrero de la Universidad de Princeton, Juana Suárez, quien fue profesora de la Universidad de Nueva York, Pedro Adrián Zuluaga, crítico de cine, y otros estudiosos colombianos que hablaron sobre representación de la enfermedad en la literatura, pintura, televisión y en el arte en general, y aparte de eso, les propusimos a nueve realizadores colombianos que consideramos importantes en el país que ellos hicieran un laboratorio sobre cómo se representa la enfermedad.
Para la investigación de la película grabamos cerca de 70 entrevistas, que luego cortamos a 3 minutos cada una, luego se las dimos a estos nueve realizadores y realizadoras. Encima podían montar, o material que no se usó de la película, o material de archivo de películas libres de derechos, o material grabado por ellos. Y así fue cómo nació esta pequeña instalación que ahora sigue en varios museos y también funciona como mediometraje para televisión y festivales.
Así y todo fue muy interesante el conjunto, en general como experiencia: yo tenía muchas ganas de poder decir algo. El colectivo de cine en Colombia está muy disperso, yo creo que una de las cosas que suceden también es que no hay tiempo, tenemos poco tiempo para intercambiar. Pero el colectivo no existe todavía, no hay nadie que lo esté aglutinando realmente, cada uno está como sobreviviendo. Y en la supervivencia es difícil compartir la experiencia. Con esto de los cortos, yo tenía muchas ganas de que funcionáramos como colectivo, de que hiciéramos una obra colectiva. Y por otro lado me interesaba explorar las relaciones entre la enfermedad y el arte. Funcionó bien porque generamos esta pequeña red y sobre todo, cuando ves el conjunto de trabajos, te das cuenta del estado de la cuestión del sistema de salud en Colombia con miradas muy muy diferentes, cada mirada realmente es muy particular. Hay relatos en primera persona, apropiación de archivos, proyectos experimentales, testimoniales, de observación, hubo un poco de todo. Todos los cortos son muy interesantes, hay grandes e interesantísimos realizadores como Luis Ospina, Óscar Campo, Andrea Said o Ana Salas.

Hay que ser paciente, de Luis Ospina

Hay que ser paciente, de Luis Ospina

Y no está en mí, de Óscar Campo

Y no está en mí, de Óscar Campo

Muy bien, y los pacientes que se ven ahí, cada uno hablando de su propio caso ¿ya hicieron parte de tu casting para la película que hiciste?

JC: Es parte de la investigación, empezamos a investigar, hablamos con mucha gente, lo que hicimos fue grabar todas las entrevistas de la misma manera.

Fue larga la investigación. Leí que hubo un año y medio de búsqueda entre gente enferma. Y ese casting lo hizo otra persona ¿no es cierto?

JC: Cuando empezó el proyecto fueron muchas etapas difíciles. La primera fue entrar en los hospitales que en Colombia es difícil, y ese proceso lo estuvimos haciendo yo, y la chica que trabajó en el libro Casting para una muerte (Carol Ann Figueroa), más el equipo de producción (Rosa M. Ramos, Alejandra Ospina, Ángela García…). Significa hablar con los hospitales, hablar con médicos, hablar con todo el mundo, obtener cita con algún profesor, todo eso fue muy complicado. Eso fue lo primero. Después, una vez que logramos entrar, tuvimos que hablar con los médicos para que entendieran que no íbamos a hacer nada malo en la grabación. Y eso fue difícil. Y una vez que teníamos esto, empezamos a hablar con los pacientes uno por uno: “Queremos hacer esta película…”, y aparte buscamos pacientes que estuvieran en etapas avanzadas, pero que nosotros pudiéramos acompañarlos. Descartábamos a gente que estuviera empezando. No nos interesaba porque es una etapa en que hay muchas posibilidades inciertas. Necesitábamos que la persona estuviera en tratamiento, nosotros no sabíamos cuánto iba a durar, ni realmente nunca nos interesó la muerte en especial tampoco.

Y ¿el encuentro con Nubia?

JC: Un día en la cafetería del hospital las encontramos a Leidy y Nubia y les dijimos lo de siempre: que íbamos a hacer una película sobre los cuidadores, sobre cómo hacen para atender al paciente. Era muy importante hacerles entender que la película era sobre los cuidadores, y no sobre la persona enferma.

Pero eso fue una decisión posterior al encuentro con enfermos ¿no?

JC: Al inicio del proyecto yo quería hacer un díptico entre nacer y morir. Y la primera aproximación fue hacer una película que tuviera una estructura un poco como en Rashomon de Kurosawa. Hacer una película que diera el punto de vista de los médicos, el punto de vista de los pacientes y el punto de vista de los cuidadores. Pero todo eso se fue como cayendo rápido. Es que nos dábamos cuenta que realmente era una opción que no tenía mucho sentido porque son puntos de vista muy diferentes, con cruces muy coyunturales. Poco a poco elegimos a los cuidadores, pues su trato era el que queríamos reflejar.

Paciente (2015), de Jorge Caballero

Paciente (2015), de Jorge Caballero

También son los que están activos dentro del sistema, el enfermo lo sufre pero no se ve, mientras que ahí sí se la ve a la mujer por esos pasillos interminables cargando bultos, en fin, se ve cuál es el problema. El enfermo no tiene ni fuerza de hacer esas cosas.

JC: Sí, eso es así. En cambio al mostrar al médico o al paciente no estábamos ni en la mitad de lo que queríamos decir. Así que escogimos claramente a los cuidadores.

Y sin comprometer directamente ni a un enfermo ni a un médico, era una buena solución. Aparte esa persona, Nubia, es bien fuerte.

JC: Sí, muy fuerte. Antes de ir a los hospitales ya sabíamos que la película iba a ser sobre cuidadores. De hecho vimos a muchos cuidadores –familiares, para la película, ahí salieron varios–, pero poco a poco lo que pasó con Nubia fue que había mucha empatía, con ella y con el equipo y aparte estaba justamente en el proceso de ir caminando en busca de las cosas. Estuvimos más o menos cinco meses juntos en total en el proceso. Siempre con la esperanza que Leidy se recuperara y estuviera bien. No sabíamos lo que iba a pasar. Pasaron muchísimas cosas durante ese tiempo y esos cinco meses poco a poco nos acercaron a Leidy.

¿Cómo vive ahora Nubia eso que sigue?

JC: Yo estaba muy asustado pero creo que la película fue muy bien. La familia y Nubia la acogieron muy bien.

Yo al principio de la película la veo un poco como una señora como hay miles en toda Latinoamérica. Y poco a poco ella ocupa la pantalla y sale de ella hasta el punto de que es impresionante para todo el mundo. Tiene una personalidad muy fuerte esta señora, está en toda su fuerza interior, y la película lo muestra bien. Entonces ella es parte importante del éxito de la película.

JC: Seguro, segurísimo. Aparte, digamos que siempre se mantiene, nunca está discutiendo, siempre está con mucha dignidad. Yo tenía mucho miedo, cuando hicimos el primer corte, se lo mostramos. Dejamos pasar un año, durante un año no montamos nada de la película, de todas maneras no hubiera sido posible antes para Nubia.
El primer pase fue duro. Todos los de la familia la vieron, estaban bastante asustados pero estuvieron conformes con la película. Seguimos trabajando en la película, durante mucho tiempo. La película flaqueó mucho, tuvo muchos problemas, ahora te cuento por qué, es importante. Hubo un año de montaje, y la película no acababa de funcionar por un problema ético. Cuando se terminó toda la película la seleccionaron en el festival de Cartagena en Colombia. Entonces le dijimos a Nubia que viniera con nosotros a presentarla. Y era la primera vez que iba yo a decirle al mundo: “Yo hice esta película.” Me sentía muy nervioso, pero pasó algo muy curioso y es que de alguna manera creo que la película se le volvió como un espejo retrovisor: “Esto pasó, lo puedo compartir y por lo tanto puedo seguir adelante.” Y la verdad, a partir de ahí han habido muchos pases con ella en cines que han programado la película y ella siempre está como muy valiente comentando la película. “Mi hija quería hacer esto, mi hija quería que estuviéramos acá, que esta película se hiciera, eso ya pasó. Yo tengo mi posición con los médicos. Y sobre todo creo que mi hija quería que esta película existiera.” Y creo que esto es como la bendición que tiene la película, tiene a la familia de aliada, cosa que no siempre se da, es algo muy íntimo, y por suerte estuvo conforme toda la familia. En el primer pase en cine comercial en Colombia estuvo toda la familia y la mejor amiga de Leidy que era su prima, dijo algo muy bello: “Ella siempre ha querido trascender en esta vida, y tal vez la película sea esto, su forma de trascender.”

Paciente (2015), de Jorge Caballero

Paciente (2015), de Jorge Caballero

Sí pero si esto fue posible ¿por qué te demoraste?

JC: Yo hice la película sin saber que tan enferma estaba Leidy, sin saber lo que iba a pasar, es decir creí que ella podía recuperarse y estar bien, pero no fue así. Todo el equipo estaba muy metido, había momentos en que era muy difícil. “Todo está mal, pero igual se recupera.” Era imposible, todo iba mal. Estás muy metido, no tienes la distancia para verlo, y es muy duro. ¿Cómo le quitas la esperanza a alguien?
Lo que sucedió es que cuando terminamos de grabar eso, había una información que yo tenía y el espectador no iba a saber, y es que yo sabía que Leidy se iba a morir con lo cual tenía que interiorizar eso y hacer como si no supiera. De todas formas de alguna manera tarde o temprano el espectador iba a saber. La película era así, funcionaba así, pero yo tenía la necesidad de informar al público de que era así. No podía montar la película. Traté de empezar por la muerte. Traté de cambiar la estructura, cambiar los temas, cambiarlo todo.

Paciente (2015), de Jorge Caballero

Paciente (2015), de Jorge Caballero

Pero ese no era el tema, ¿qué ibas a mostrar? Para enseñar un sistema tienes que hacerlo así porque si no, no funciona.

JC: Exacto pero durante mucho tiempo fue un problema. La película no lo pedía y yo dudaba. Fue un problema enorme al inicio hasta que dije: “No, la película va a quedar bien.” Tenía que resolver mis miedos. Las películas te hablan cuando las haces.
La película no pedía eso así de todas maneras, había que ser lógico, y al final se me quitó el miedo. La película te habla cuando la trabajas y llegué a escucharla. Y pude llegar a la película que realmente teníamos que hacer. Digamos que la película respiraba.

Paciente (2015), de Jorge Caballero

Paciente (2015), de Jorge Caballero
  • 1 Galardones del documental Paciente: IDFA, Amsterdam (Holanda), FICCI, Cartagena de Indias (Colombia (...)

Y ahora le está yendo bien. Recibió varios premios1. Quisiera saber, la película ¿fue primero que el proyecto transmedia con los artistas, científicos?

  • 2 Los nueve cortometrajes de la video-instalación son: Hay que ser paciente de Luis Ospina, Impacient (...)
  • 3 Las ponencias fueron: Con tinta sangre del corazón. Escrituras del cuerpo en la necrópolis contempo (...)

JC: Fue simultáneo, el proyecto fue paralelo a la película. Tiene cuatro partes. La película, Paciente, era una historia personal pero había unas cosas que era muy delicado incluir en ella que era la representación de la enfermedad. La vídeo-instalación con los nueve cortometrajes2 y las jornadas académicas, El cuerpo bajo sospecha: Narrativas visuales y literarias de la enfermedad3, todo el experimento que hicimos con los artistas. El libro electrónico de Carol Ann Figueroa, Casting para una muerte, es la vertiente literaria de la investigación que recoge los intercambios con enfermos. Por otro lado hay algo que tiene que ver justamente con la política: hablar del sistema de salud, criticarlo. Para esto hicimos el juego interactivo, Link: impaciente / juega y pierde el tiempo a costa de tu salud, con entrevistas, material de prensa, material de radio, de alguna manera era una forma de utilizar una cantidad de material informativo que sustentaba la película que teníamos, material informativo que no cabía en la película, darle una narración que pudiera ser un poco más entretenida de ver, que la gente se diera cuenta en el juego. Permite acercarse al tema en forma un poco lúdica. Finalmente lo que vemos es el interés que tienen en participar en el juego: el número de espectadores hasta la fecha es de cerca de 4 mil y el tiempo promedio de juego es de 4 minutos.

A nivel político ¿ha cambiado algo? ¿Están en vías de cambio las cosas o hay alguna repercusión política? Hacer trámites para un enfermo lleva tiempo. Ser acompañante de enfermo es un empleo a tiempo completo, Nubia tiene que dejar el trabajo para atender a la hija. Es un maltrato al que acompaña.

JC: Sí, totalmente, dejó de trabajar, era súper complicado. El sistema colombiano es muy perverso, está mal planteado, muy pesado de cara a la enfermedad realmente, orientado al lucro. El paciente se maneja como un cliente, no un enfermo. Entonces es complicado porque por otro lado hay personas que piensan que todo lo debe el estado y también con todos los médicos que están en ese sistema, como que al final parece que nadie tuviera responsabilidad.
Claro, esa es la realidad de la mayoría de los colombianos pero no de todos los colombianos. La salud privada en Colombia es cara y funciona diferente, pero la otra, la pública, es la salud de la mayoría de los colombianos.
Nosotros hablamos con el ministerio de salud que tenía que ver la película pero no sucedió. Se habló del tema, pero nada salió en concreto.

Paciente (2015), de Jorge Caballero

Paciente (2015), de Jorge Caballero

En la película sobre nacimientos hubo más consecuencias?

JC: Sí, de hecho políticamente es una película coral son seis personajes con parto hospitalario. La película se usa mucho para defender el parto natural. Esa película salió en 2013. Estuvo en Biarritz en la Cita.

Paciente (2015), de Jorge Caballero

Paciente (2015), de Jorge Caballero

3Del proyecto expandido Paciente, de Jorge Caballero, están accesibles en la página web http://pacientedoc.com/​ la presentación de la película Paciente, la de la video-instalación de Nueve historias de pacientes ante el sistema de salud, la integralidad del e‑book Casting para una muerte de Carol Ann Figueroa, la integralidad del webdoc video-juego Link: impaciente / juega y pierde el tiempo a costa de tu salud, la presentación de las trayectorias de los intelectuales implicados en las jornadas académicas El cuerpo bajo sospecha, narrativas visuales y literarias de la enfermedad y de sus ponencias. De momento, no existen actas escritas de las ponencias.

Haut de page

Notes

1 Galardones del documental Paciente: IDFA, Amsterdam (Holanda), FICCI, Cartagena de Indias (Colombia), Cinelatino, Rencontres de Toulouse, Toulouse (Francia), Thessaloniki Documentary Festival, Tesalónica (Grecia), Festival de Cine de Guadalajara (México), Latinofilms, San Diego (EEUU).

2 Los nueve cortometrajes de la video-instalación son: Hay que ser paciente de Luis Ospina, Impaciente Andrea de Andrea Said, Ana en la ciudad de Juan Pablo Ríos, Cuantas veces sea necesario de Manuel Ruiz Montealegre y Héctor Ulloque Franco, Y no está en mí de Óscar Campo, Protocolo de Patricia Ayala Ruiz, Francisco Cuidador de Simón Hernández, Doris de Ana Salas y Dulce Carito de Luisa Sossa.

3 Las ponencias fueron: Con tinta sangre del corazón. Escrituras del cuerpo en la necrópolis contemporánea de Javier Guerrero, Literatura(s), enfermedad y poder en Colombia a principios del siglo XX de Pedro Adrián Zuluaga, La enfermedad del otro del Colectivo Pinza de Allis, Ablución, ruina y residuo corporal: Nacer, la Hortúa y Porfirio, de Juana Suárez.

Haut de page

Table des illustrations

URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/4742/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 392k
Titre Paciente (2015), de Jorge Caballero
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/4742/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 124k
Titre Hay que ser paciente, de Luis Ospina
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/4742/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 104k
Titre Y no está en mí, de Óscar Campo
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/4742/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 80k
Titre Paciente (2015), de Jorge Caballero
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/4742/img-5.jpg
Fichier image/jpeg, 184k
Titre Paciente (2015), de Jorge Caballero
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/4742/img-6.jpg
Fichier image/jpeg, 212k
Titre Paciente (2015), de Jorge Caballero
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/4742/img-7.jpg
Fichier image/jpeg, 92k
Titre Paciente (2015), de Jorge Caballero
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/4742/img-8.jpg
Fichier image/jpeg, 68k
Titre Paciente (2015), de Jorge Caballero
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/4742/img-9.jpg
Fichier image/jpeg, 180k
Titre Paciente (2015), de Jorge Caballero
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/4742/img-10.jpg
Fichier image/jpeg, 69k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence papier

Odile Bouchet et Jorge Caballero, « Sistema de salud, reflexión colectiva y cine »Cinémas d’Amérique latine, 25 | 2017, 134-143.

Référence électronique

Odile Bouchet et Jorge Caballero, « Sistema de salud, reflexión colectiva y cine »Cinémas d’Amérique latine [En ligne], 25 | 2017, mis en ligne le 11 juillet 2019, consulté le 12 août 2022. URL : http://journals.openedition.org/cinelatino/4742 ; DOI : https://doi.org/10.4000/cinelatino.4742

Haut de page

Auteurs

Odile Bouchet

Comité de selección de documentales del ARCALT

Articles du même auteur

Jorge Caballero

Haut de page

Droits d’auteur

CC BY-NC-ND 4.0

Creative Commons - Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International - CC BY-NC-ND 4.0

https://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/

Haut de page
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search