Navigation – Plan du site
Atelier. Cinéma, genre et politique (Fragments de conversations), Cinélatino 2018

Encuentro con Paulina García, una artista fantástica

Laurence Mullaly
p. 130-137
Traduction(s) :
Rencontre avec Paulina García, une artiste fantastique [fr]

Notes de la rédaction

Transcription : Marion Gautreau

Texte intégral

1Paulina García es la actriz chilena más cotizada y reconocida internacionalmente, y una de las más populares en su país donde lleva 34 años como actriz de teatro, de cine, de televisión y como dramaturga.

2Debutó en el teatro de la Universidad Católica en 1983, en la obra ¿Dónde estará la Jeanette?, de Luis Rivano y al año siguiente apareció en televisión interpretando al personaje de Adriana Godán en la serie muy popular Los títeres, papel compartido con la actriz Gloria Münchmeyer. Es profesora de actuación en la Escuela de teatro y fundó en 1997 la Asociación de Directores de Teatro (ADT).

3Ha actuado en una treintena de montajes teatrales destacados como Cariño malo, de Inés Margarita Stranger, El tío Vania, de Chéjov, Las troyanas, de Eurípides y Las analfabetas, de Pablo Paredes. Como dramaturga dirigió El continente negro y Lucrecia y Judith, ambas obras de Marco Antonio de la Parra y Recordando con ira de John Osborne. En 2002, recibió la beca Fundación Andes para realizar una investigación sobre violencia conyugal, Golpes extraños al amor, que derivó en los textos Peso negro, seleccionado en el Festival de Unipersonales del Galpón 7, y Frágil, obra que creó y montó en Matucana 100, la Muestra Nacional de dramaturgia, organizada por Área de Teatro del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio para fomentar la creación dramática contemporánea chilena, de la cual fue directora artística, junto con Nona Fernández, en la edición de 2018.

4Entre numerosos galardones, conviene señalar el Oso de Plata del Festival de Berlín por su interpretación en la película Gloria de Sebastián Lelio en 2013 que la proyectó en una dimensión internacional. Protagonizó junto con Valentina Muhr, que fue su alumna, la adaptación fílmica de Las analfabetas de Moisés Sepúlveda 2013 que fue un éxito público en Chile.

5Mientras interpretaba a la madre de Pablo Escobar en la serie Narcos (2015-2018) que le granjeó el reconocimiento de un público internacional, filmó Brooklyn Village (Little Men) del director estadounidense Ira Sachs en 2016.

Las analfabetas (2013) de Moisés Sepúlveda

Las analfabetas (2013) de Moisés Sepúlveda

6En 2017, integró el casting interregional latinoamericano de La Coordillera, película del argentino Santiago Mitre, y protagonizó La novia del desierto, ópera prima de dos jóvenes cineastas argentinas, Valeria Pivato y Cecilia Atán (Cinéma en Construction, Prix du jury Un Certain Regard y Cinélatino 2018).

7El encuentro aborda algunas etapas, aristas y facetas de su impresionante trayectoria a partir de algunas palabras clave:

8A como actuación, actriz y artista
A como aprendizaje : Las analfabetas
G como Gloria : el encuentro con Lelio
L como libertad : La novia del desierto
R como representar a una latina en el cine estadounidense : Brooklyn Village
S como serie internacional : Narcos

Empecemos con A como actriz y A como actuación ¿Qué le parece?

Lo primero que se me viene a la mente es que estoy memorizando un texto alemán, en castellano, que dice algo así: “A como alfa, A como arranque”. Es un texto que se llama Idomeneo que debo presentar en teatro en julio. Perdón por la digresión pero es lo que se me vino a la cabeza. Tengo profundamente trenzada, o agarrada, A como actuación, o A como artista. Creo que es como he intentado presentarme en la vida con esto de ser actriz. Por un lado parece ser, y debe parecer también, que la actuación es sencilla. Debe parecerlo siempre. Pero si el plan es ser un artista en ello, elevar lo que uno hace hacia un plano artístico, evidentemente, todo se complejiza. Y se complejiza porque uno debe estar realizando preguntas que permitan que uno pueda trascender un proyecto, y digo proyecto cuando me enfrento a un rol nuevo. Y esa elevación, ese jugar que busco donde trascienda lo que voy a hacer requiere de una conexión para hacer las preguntas adecuadas, una conexión entre realidad y mundo interno que es exigente. Y es exigente porque no es solamente en el momento en que hago el rol, en que comienzo a trabajar sobre un rol sino que es algo que sucede todo el tiempo porque no se es un artista entre el lunes y el martes sino que una vez que uno ha tomado ese camino, es un camino que se anda todos los días.

Y esta decisión, ¿sintió que la había tomado cuando debutó en la serie en televisión Los títeres o es algo que vino después, con la primera obra de teatro ¿Donde estará la Janet?, o después con el cine, se acuerda en qué momento más o menos?

La obra de teatro es primero. Es algo que fui descubriendo con el tiempo. No es algo que uno de pronto simplemente dice: “Ah, soy una artista”, sino que fui como encontrando lentamente el camino hacia eso, por un lado. Y por otro lado, en la medida en que comencé a hacer trabajos, me atrevía a decir que era actriz. Y luego, con el tiempo, me atrevía a decir: “Soy una artista”. Porque es mucha responsabilidad asumir ambos roles. A mí me parecía y todavía me parece.

El Presidente (Argentine, 2017) de Santiago Mitre

El Presidente (Argentine, 2017) de Santiago Mitre

¿Podría precisar esta dualidad entre actriz y artista? Vale la pena recordar al público que Paulina García no solo es actriz de cine sino que empezó en la televisión, en el teatro, que es algo inhabitual en Francia: actuar en series televisivas, en teatro y dirigir teatro al mismo tiempo. Son distintas facetas.

En Chile no existe la diferencia. Se es actriz nomás. Trabajas tanto en una cosa como en otra y te diría que la mayoría de los actores de cine hacen teatro. Y todos tienen un nacimiento en el teatro, es como una costumbre en Chile. No existe una escuela de actuación de cine. Tú aprendes cine, actuación frente a cámara, en la escuela de teatro. Se me fue la pregunta…

La novia del desierto (La Fiancée du désert, 2017) de Valeria Pivato, Cecilia Atán

La novia del desierto (La Fiancée du désert, 2017) de Valeria Pivato, Cecilia Atán

Su comentario sobre ser actriz y artista, y asumirlo.

Hay una diferencia, porque uno puede asumir la actuación como un trámite, hoy día hago esto y mañana hago lo otro. En mi país sucede también que mucha gente cree que actuar es memorizar un conjunto de textos y comenzar a decirlos. La verdad es que cualquier persona puede actuar. De hecho, todos ustedes asumen roles distintos según la persona que tienen al frente. Me imagino que, con sus padres, asumen un rol de hijos y actúan como hijos, y con un profesor, actúan como alumno, no actúan como hijos, y con el novio o la novia, actúan como novios, no como hermanos. Y cuando uno se da cuenta que un rol como novio cambia como hermano dice: “Bueno, aquí se acabó una actuación, se acabó una relación”, pero eso es actuar también. No sé si me entienden.

La diferencia va más allá todavía. Cuando digo que todos podemos actuar, es porque lo hacemos todos los días. Otra cosa es elevar la categoría de la actuación a un plano distinto en donde debo ocupar otro lugar más, además de interpretar un rol, que es ser capaz de sintonizar con muchos eventos que están sucediendo cuando actúo para que ustedes como espectadores sintonicen conmigo y con el mundo. […]

Narcos (2015) serie de Chris Brancato (États-Unis, Netflix)

Narcos (2015) serie de Chris Brancato (États-Unis, Netflix)

Las analfabetas

Vamos a proyectar ahora el fragmento que presenta el aprendizaje de Jimena con la joven profesora, aquí se muestra la relación entre la profesora muy joven y Jimena, una mujer madura que no pudo estudiar en la escuela. Su incapacidad de leer también conecta con una incapacidad para expresar sus emociones. Y agrego que la joven actriz de la película fue alumna de Paulina en una clase de teatro universitario.

Eso fue lo más divertido. Cuando ella egresó de la universidad, al poco tiempo nos encontramos viendo una obra de teatro y le pregunté qué estaba haciendo y me dijo que nada. Entonces le dije: “Hagamos algo”. A mí me gustaba mucho como trabajaba ella. Se veía la grandiosa actriz que es. Y entonces invitamos al dramaturgo que nos escribió la obra. Y cuando comenzamos a hacer el trabajo, en Chile se desataron las protestas estudiantiles por la gratuidad universal de los estudios superiores.

Entonces nos hicimos la pregunta sobre qué era estudiar en Chile y qué habíamos aprendido. Estuvimos conversando una tarde entera con el dramaturgo. Ambas lo conocíamos. Es un chico que hoy día tiene 36 años. En ese entonces tenía 26. Y durante esa conversación recordé cómo mis hijos habían aprendido a leer y a escribir. Fueron a un colegio en donde les enseñaron a leer la primera letra del nombre del amigo que más querían en el curso. Y eso significa aprender a través del amor, que es el mejor lugar para aprender. Mis hijos aprendieron a leer muy rápido los nombres de los compañeros en el colgador de abrigos.

Entonces Pablo escribió la primera escena –no la primera escena de la película, pero la primera que ensayamos. Es una escena muy larga, que tiene muchos momentos. En la película se dividió en varios días, pero en la obra de teatro es una escena larguísima donde pasan muchas cosas. La profesora de castellano, que tiene la mitad de mi edad, era egresada de la universidad como profesora de lenguaje y comunicación. Lo que es bien interesante es que esta profesora no tenía ningún talento para lo que ella había estudiado. No manejaba bien el idioma, no manejaba bien la pedagogía, no tenía ganas de enseñar pero tenía una necesidad enorme de conocer a alguien. Era una persona entre sola y plana.

Ese fue como el nudo de la obra: una profesora sin ganas, sin capacidad de enseñar, que ocupa herramientas que son muy antiguas. Le está enseñando a Jimena casi como si fuera tonta. Ese nudo es el que disparó la obra y lo que nosotras ensayamos, solas primero. Luego le devolvíamos la escena a Pablo y Pablo reescribía la escena. Así fue creciendo la obra. […]

Brooklyn Village (Little Men, 2016) d’Ira Sachs 

Brooklyn Village (Little Men, 2016) d’Ira Sachs 

La novia del desierto

Por primera vez desde hace tiempo, en La novia del desierto, la protagonista es una mujer de edad madura. Françoise Héritier afirmaba que una mujer de cincuenta años ya no tiene existencia. Ha cumplido con sus papeles de esposa, de madre; pero en esta película es el punto de partida. Hay que subrayar que las jóvenes codirectoras querían rendir homenaje a las mujeres de la generación de sus madres. ¿Cómo ha hecho para trabajar con directoras muy jóvenes, cómo ha trabajado el personaje femenino y la mirada sobre ese personaje?

Es un concepto del que hablamos y que yo mantuve muy presente. Es una mujer que trabaja como empleada doméstica en una casa en un momento de crisis en Argentina. La casa se vende y ella no puede quedarse con la patrona y la envían a trabajar a San Juan, a mil kilómetros de la capital. En el viaje pierde el bolso y conoce a ese hombre que la ayuda a buscar el bolso. Cuando está en la casa en Buenos Aires, el concepto que apareció era que la casa era como el cascarón del caracol. Ella llevaba ese enorme cascarón que la protegía y donde ella podía esconderse. Una vez que pierde eso, no tiene de qué aferrarse y el flotador era el bolso que pierde. En esa búsqueda por el bolso, cree que se ahoga y entonces está en un estado un poco de desesperación, de parálisis y de estupefacción y no se da cuenta de que mientras busca el bolso, se salva, sabe nadar en esa agua. Y se demora mucho en darse cuenta de eso. Por eso es que la mayor parte del tiempo ella está muda.

Y a mí me gusta mucho trabajar con un concepto brechtiano que dice que cuando uno hace algo, deja de hacer las otras cosas. Y Brecht dice que todo eso que uno deja de hacer, uno lo echa de menos. Entonces cuando ella entra a la habitación, echa de menos haberse quedado en la camioneta. O, cuando se queda callada, echa de menos haber dicho algo. Como en la vida misma ¿no?

La noción de libertad es importante en el recorrido, en la ruta, en el encuentro entre estos dos seres que al principio no tienen nada en común. Es una libertad forzada, una libertad que se descubre, una libertad del cuerpo que se va revelando.

Es interesante porque ¿Qué hace uno cuando es libre? Cuando uno tiene esa epifanía de que es libre, de pronto puede ser aterrador. “Soy capaz de hacer realmente lo que yo quiera”. Y es algo que ella se demora toda la película en entender. De pronto a uno le puede tomar toda la vida entender que uno es libre. Es el problema de la libertad, que la libertad es libre. Es como un vacío que se te presenta al frente y que uno dice: “Bueno ¿qué, tengo que saltar a este vacío, qué tengo que hacer?”

Paulina García, Ours d’argent 2013 de la meilleure actrice pour Gloria (Sebastián Lelio, 2013), Berlin

Paulina García, Ours d’argent 2013 de la meilleure actrice pour Gloria (Sebastián Lelio, 2013), Berlin
Haut de page

Table des illustrations

URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/6164/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 232k
Titre Las analfabetas (2013) de Moisés Sepúlveda
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/6164/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 140k
Titre El Presidente (Argentine, 2017) de Santiago Mitre
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/6164/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 296k
Titre La novia del desierto (La Fiancée du désert, 2017) de Valeria Pivato, Cecilia Atán
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/6164/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 216k
Titre Narcos (2015) serie de Chris Brancato (États-Unis, Netflix)
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/6164/img-5.jpg
Fichier image/jpeg, 64k
Titre Brooklyn Village (Little Men, 2016) d’Ira Sachs 
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/6164/img-6.jpg
Fichier image/jpeg, 356k
Titre Paulina García, Ours d’argent 2013 de la meilleure actrice pour Gloria (Sebastián Lelio, 2013), Berlin
URL http://journals.openedition.org/cinelatino/docannexe/image/6164/img-7.jpg
Fichier image/jpeg, 183k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence papier

Laurence Mullaly, « Encuentro con Paulina García, una artista fantástica », Cinémas d’Amérique latine, 27 | 2019, 130-137.

Référence électronique

Laurence Mullaly, « Encuentro con Paulina García, una artista fantástica », Cinémas d’Amérique latine [En ligne], 27 | 2019, mis en ligne le 04 août 2019, consulté le 19 février 2020. URL : http://journals.openedition.org/cinelatino/6164 ; DOI : https://doi.org/10.4000/cinelatino.6164

Haut de page

Auteur

Laurence Mullaly

Université Bordeaux Montaigne

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Cinémas d’Amérique latine est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
  • Logo Presses universitaires du Midi
  • OpenEdition Journals