Navigation – Plan du site

AccueilRubriquesMatériaux de la recherche2022Éléments d’enquête sur la recherc...SUMMA + (Argentine)

2022
Éléments d’enquête sur la recherche et les revues d’architecture, d’urbanisme et de paysage

SUMMA + (Argentine)

Texte intégral

Présentation de la revue

Année de création : SUMMA a été fondée il y a soixante ans. Le numéro 1 de SUMMA + date de 1993.

Institution porteuse : la revue est publiée par un groupe éditorial privé.

Éditeur : Donn S.A. Cortejarena 1862 (C1281AAB) Buenos Aires, Argentina.

Langues : espagnol, portugais.

Disciplines/thématiques : revue d’architecture et d’urbanisme. Les articles visent l’histoire de l’architecture, l’urbanisme et la critique. La revue présente aussi l’architecture construite.

Objectifs : diffusion d’une sélection critique de projets et d’articles théoriques.

Lectorat : la revue présente les idées et pratiques émergentes, en sélectionnant les travaux et les articles pour un auditoire formé d’architectes praticiens, d’étudiants et d’enseignants.

Système d’évaluation : pas d’évaluation en double aveugle par les pairs.

Périodicité : 7 numéros par an.

Mode de publication : papier.

Site internet : http://www.revistasummamas.com.ar/​

Questionnaire filled up by Fernando Diez, Managing Editor

The Journal Governance and Committees’ composition

What is the percentage of members holding a PhD on the editorial board?

25 %.

Is there a reading committee? Who participates in it?

Not a formal one, we divide research and accept suggestions from regular contributors.

Does the journal develop a special relationship with an academic institution? If so, what is it?

Through my academical work I have a special relation with some universities (which University?).

Are there debates within the editorial board? If so, how are they made visible in the journal?

Not formally, no time at all!

What are the economical, formal and intellectual relations to the publisher (resources and constraints)?

Summa + is a commercial architectural magazine. This means it is not a house organ, so it is fully independent in editorial decisions.

No constraints neither suggestion come or are accepted from advertisement.

Research and Journal

What milieu does the journal plug into? What audience is targeted?

Summa + is a specialized magazine for practicing architects. It presents emerging architectural ideas and practice, selecting works and papers that inform and are useful for our audience: practicing architects, students, academics.

From the journal’s point of view what are the outcomes expected from the research in architecture? (urban planning and landscape architecture)

Research is mainly considered as improvement and innovation through the architectural project.

We also have “Essay” section on arch history, urbanism and criticism.

Summa + accepts the diversity of architectural practice. It us open to different scales and programs, as well as a broad geographical area of interest, predominantly Latin-American, Ibero and European architecture reflecting eventually on North America architecture

We occasionally cover urbanism and urban design as well as landscape, generally as related to public space.

According to you is there a difference between research and innovation? If there is, what does it consist of? And what about research and expertise?

Research deals usually with the past in the form of historical research and is output has the form of a text or essay.

Innovation is realized upon the many improvements, either intellectual or technical that proposes the project.

Expertise comes to us usually as a specific field of knowledge applied to the project, such as acoustics, materials technology, sustainable procedures, etc.

How does research content fit into the journal’s plan?

We usually publish historical research papers, but usually in a divulgation format.

During the last year, how many researchers contributed to the journal?

Usually, around 10.

Considering the past ten years, what transformations have occurred concerning the relationships between research and the profession? between research and public discussion?

I personally started writing on behalf of sustainable architecture and urbanism in the late 90’s. I invited several specialists on different points of view, from Jean Baudrillard to Saskia Sassen, Jorge Silvetti, Iñaki Abalos or Josep Maria Montaner. Frequently we published advancement of books in the form chapters.

How do you select peer-review experts? How do you deal with peer reviewed assessments and disclose them to the authors? (Problems and anecdotes)

We do not make peer reviews to choose texts.

It doesn’t work for a wide range thematic frame as we have. The peer review works in very specialized fields, notoriously hard science.

What is the part played by the lay out management? (Text/image, typography, cover-front)?

Very important. We consider our mission to offer a selection of plans and photos that enable readers to mentally reconstruct the three-dimensional architecture they represent.

Editor-in-Chief’s Statement

What kind of journal did you have in mind when the journal was launched or when you were appointed Editor-in-chief and has it evolved?

Summa y now a 60 years old magazine. It had several epochs, each one with a special and complex characteristic. I am now more than 20 years as Editor-in-chief, and even in my own years different perspectives evolved along the years.

It makes no sense to make a resumed story. I copy a 2013 text:

Summa +, 1993-2013

Fernando Diez, Director Editorial

Nuestra revista es heredera de una tradición editorial que comienza en el año 1963 con la fundación de la revista Summa por parte de Carlos Méndez Mosquera. Enseguida asumió su dirección Lala Méndez Mosquera y, en pocos años, la revista ocupó un lugar de preferencia entre las publicaciones en español, convirtiéndose en una referencia mundialmente reconocida. La continuidad y discontinuidad con esa historia se explica en los propios cambios del escenario de producción editorial, pero también en el cambio más general en el mundo de la comunicación y en los modos de producción de la arquitectura.(1)

La edición de arquitectura ha ido cambiando paulatina pero drásticamente, siguiendo las transformaciones en la arquitectura misma. Primero, con la crisis de los fundamentos modernos, y con ello el progresivo debilitamiento de la aspiración y la ilusión de una universalidad y unanimidad de juicio que había movilizado las revistas de tendencia, cuyo fin era llevar adelante un programa de promoción que, con el tiempo, reveló ser tanto estilístico como ideológico. Esa sensación de destino y convergencia de pensamiento daba un sentido heroico a la labor de difusión y formación llevada adelante por una generación de publicaciones que no pueden dejar de ser admiradas, y que han recibido reconocimiento en la exposición y libro organizados por Beatriz Colomina (2). En segundo lugar, debemos considerar las transformaciones radicales en el mundo de la comunicación, donde ocurrieron al menos dos revoluciones, la del color y la digital. La del color, aunque no tan reciente, cambió totalmente la distancia conceptual que existía entre la fotografía y lo fotografiado. La reproducción en blanco y negro funcionaba como una constante recordación de que la foto no era la obra misma sino, apenas, una visión fragmentaria. Recordaba que la imagen de la obra es una faceta parcial de una realidad tanto más compleja, no solo por su tridimensionalidad geométrica, también por la interacción ambiental que la arquitectura establece con el medio y sus habitantes. El color, que desde los ’70 fue generalizándose en el cine, las revistas, la televisión y los diarios, permitió al espectador olvidar esa distancia, entregándose cada vez más a un espectáculo de la imagen que posterga la complejidad espacial, contextual y social de la arquitectura. Una segunda revolución, la digital, profundizó este proceso imprimiéndole una velocidad hasta entonces desconocida, desatando una proliferación de imágenes cuya propia velocidad las haría cada vez más provisorias, efecto que nos remite a la “estética de la desaparición” de que nos habló Paul Virilio. La multiplicación de las imágenes produjo un nuevo mundo visual, más dinámico y complejo pero, sobre todo, más rápido. Su ritmo de cambio y actualización lo distanció para siempre de la lentitud de la construcción, de la vida promedio de lo edificado, y de las problemáticas ambientales de la arquitectura. Al mismo tiempo, dio nuevo valor y poder a los aspectos icónicos de la arquitectura, integrándolos a los mecanismos de comunicación de masas, dando preeminencia a las imágenes de la arquitectura por sobre la efectiva performance y ajuste urbano, social y cultural de lo construido. Arrastrados por las fuerzas incontrolables de estos procesos de comunicación, los arquitectos se vieron obligados a aceptar, algunos resignadamente, otros con entusiasmo, que la fama, y por lo tanto los encargos de un arquitecto se deciden en ese nuevo terreno de la comunicación visual. Crecientemente se sospecha que muchos de los edificios que vemos en las publicaciones no fueron diseñados pensando en primer lugar en las condiciones de sus programas, sitios, particulares demandas sociales y ambientales, sino pensando en las imágenes que serán capaces de generar. La arquitectura del espectáculo, parece hacer realidad las premoniciones de Guy Debord. El star-system ya es una institución reconocida de la práctica mundial, pero lo que es peor, un sistema del que resulta difícil sustraerse, aun a aquellos arquitectos preocupados, no por el éxito mediático de sus obras, sino por sus verdaderas condiciones de servicio, al menos, si desean seguir teniendo la posibilidad de ganar concursos públicos y encargos privados. Tal situación ha llevado a algunos de ellos a reaccionar con ensayos críticos contra lo que Iñaki Abalos ha llamado la “pulsión icónica” de la arquitectura contemporánea, como ocurre con el libro publicado por Josep Lluis Mateo desde su cátedra en el ETH Zúrich. (3)

À la globalización de las comunicaciones y la disponibilidad de imágenes y publicaciones de todo el mundo, siguió una intensificación de la globalización de la práctica profesional. Que ya existía, pero que se generalizó tanto en asociaciones trasnacionales circunstanciales, así como se multiplicaron los estudios con oficinas en varios países. Al mismo tiempo, los arquitectos se mostraron más proclives a enseñar en lugares distantes, y mantener simultáneamente una práctica profesional en sus lugares de origen. Una tendencia que no solo se intensificó, sino que también se generalizó. Estudiantes y profesores, arquitectos y críticos, comenzaron a encontrarse con más frecuencia en lugares distantes de sus propios países y, sobre todo, en los aeropuertos. La era del jet también contribuyó a diluir las fronteras y las características insulares, haciendo converger ideas y estilos de trabajo. No en una homogeneidad, sino en una heterogeneidad más fragmentada, trasversal a las distintas regiones del planeta.

Las revistas de arquitectura son, voluntaria o involuntariamente, agentes son de este culto a la imagen, en cuanto su papel natural es el de la difusión. Una posición crítica en este sentido, no siempre logra ser consecuente con la naturaleza eminentemente visual de los medios de representación de la arquitectura y con la lógica descriptiva que no puede negarse a la fotografía. Sin embargo, una reacción repetida a la proliferación de imágenes y al iconicismo dominante ha sido evitar las imágenes, concentrándose en textos descriptivos, críticos, conceptuales, ideológicos. Esta vertiente ya había sido antes abrazada debido a la propia debilidad disciplinar de la arquitectura, cuando se entregó a la tutela de otras disciplinas: sucesivamente a la sociología, la teoría de los sistemas, la semiótica, la filosofía o los sistemas de computación gráfica. Una forma común de esa reacción ha sido corrientemente la creencia de que los textos representan “pensamiento” y de que las imágenes no. Esta creencia, que devalúa todo el mundo conceptual desarrollado por las artes plásticas, termina negando la especificidad concreta, espacial y material de la arquitectura, al menospreciar sus medios de representación y proyecto, el dibujo y la imagen. Ante el aluvión de imágenes livianas que inundan los medios de comunicación disciplinares parece vano argumentar sobre la naturaleza especulativa del dibujo, su poderosa argumentación conceptual y la experiencia insustituible que es capaz de trasmitir, pero la respuesta al iconicismo no puede realizarse sino con los propios medios de representación y proyecto de la arquitectura. Con una forma de mostrar y editar el proyecto o el edificio construido, que no rinde culto a los perfiles más sugestivos de sus aspectos parciales, como si se tratara de un monstruo descuartizado, del cual se han perdido la mayor parte de sus miembros. Sino con una forma integradora de presentar sus fragmentos, una secuencia temporal de sus posibles recorridos, un orden sistemático de sus aspectos parciales que permita reconstruir el objeto tridimensional al que pertenecen. Esta operación de reconstrucción mental, es la oportunidad que Summa + pretende ofrecerle a un lector especializado, culto, atento, que no está interesado solo en el aspecto de los edificios, sino en todas su complejidad tridimensional, y en la manera que esta se integra a un contexto urbano, paisajístico y social. La fiel persecución de este propósito nos obliga a la utilización de más espacio, más fotografías y más planos para una misma obra requiere más espacio físico en la publicación. En algunos casos, advertimos la necesidad de reproducir una serie de plantas a un tamaño adecuado (que ocupen una página completa cada una) y que a la vez puedan ser vistas simultáneamente. Buscamos entonces los recursos gráficos que lo permitan, lo cual también es más caro. Por ejemplo, en el caso de la Villa Getty en Los Ángeles, obra de Machado & Silvetti, nos dimos cuenta que la complejidad de la plantas hacía conveniente verlas simultáneamente, lo que resolvimos con un desplegable, que permitiera tener a la vista cuatro páginas al mismo tiempo. En estos casos, no dudamos en aplicar los recursos necesarios para construir ese caleidoscopio de imágenes que permita al lector (o al menos le den la oportunidad) de realizar la reconstrucción mental de la obra, imaginar sus recorridos secuencias espaciales y tener al menos una sugestión también de atmósferas, texturas, materiales y variaciones cromáticas que la cambiante luz del día y la noche va produciendo. Más espacio para cada obra implica también que podemos publicar menos obras. El criterio de esa selección comienza por rodear temas definidos conceptualmente por preocupaciones propias o aportadas por colaboradores que, idealmente, se complementan en un mismo número, ofreciendo una aproximación a una temática, que no pretende ser exhaustiva.

En este último aspecto Summa + se aleja también de la revista de tendencia. No se propone un programa, sino que intenta reflejar los temas que agitan a la disciplina a través de las obras que los representan. No tiene un criterio exclusivista en su selección, sino inclusivista. Naturalmente, prefiriendo los casos más inspirados e inspiradores de cada visión, guiados siempre por la calidad y originalidad de cada arquitectura. En este sentido, nos parece de tanta importancia el “cómo” como el “qué”. Desgraciadamente, por muchos años se pensó lo contrario en muchas de nuestras escuelas de arquitectura, alentando las buenas intenciones, y perdonando las malas realizaciones. El voluntarismo verbal es una enfermedad que sigue conspirando contra el talento de los propios autores, así como el deseo de un éxito icónico tantas veces destruye las posibilidades de realizar una buena obra, aun a quienes tienen las condiciones para conseguirlo.

Summa+ también es una revista plural porque para sobrevivir debe mantener una base de lectores muy amplia, y desde el año 2010 esta cuestión se acentuó, en cuanto la edición en portugués que imprimimos simultáneamente para Brasil, con idénticos contenidos, nos ha permitido llegar a más lectores y nos ha llevado a superar, por primera vez, los veinte mil ejemplares. Un proceso de expansión que nos sugiere una visión aún más regional que tiene como foco Iberoamérica en tanto reúne sensibilidades culturales afines, aunque no es excluyente tampoco en ese sentido. La dicotomía global — local no puede resolverse en un voluntarismo identitario, pero si pueden reconocerse temas, escalas y problemáticas afines, que integran prácticas geográficamente distantes, pero unidas por sensibilidades y circunstancias semejantes. Hallar estas convergencias es parte sustancial de nuestro trabajo, y la sola reunión de estas obras en un mismo ejemplar, debería ser suficiente para ponerlas de manifiesto. Ese es el plano conceptual en el que mejor nos reconocemos, porque es uno que habla desde la propia curación, y desde la propia arquitectura de las obras.

Dirigida desde 1993 por Martha Magis, Summa +  (4) optó desde sus inicios por mantener total independencia editorial entre sus contenidos y sus anunciantes. Esa consecuencia forjó su credibilidad con los lectores y, a la postre, también le permitió conquistar la confianza y el respeto de los anunciantes. Al mismo tiempo, esa libertad hizo posible hacer foco en obras pequeñas en tamaño o de arquitectos jóvenes poco conocidos, pero originales e inspiradoras, las que recibieron atención a la par de las grandes realizaciones más visibles. Con una frecuencia casi bimestral, Summa + se cocina a fuego lento, lo que permite un estudio cuidadoso de cada obra, de modo que la edición para nosotros debe consistir en la edición de la obra y no en la edición de sus imágenes. Esto mismo nos impide ser los primeros, dar la noticia, pero nos permite producir el documento final, aquel que servirá de referencia por mucho tiempo, muchas veces, el más completo. Por eso Summa + es una revista de colección, un documento de consulta sobre el que se vuelve más de una vez. La revista de colección debe ganarse ese derecho, y de esa forma sobrevivir al tacho de basura, subiéndose a los estantes de la biblioteca para compartir con los libros el status de memoria cultural que estos todavía tienen en nuestra percepción colectiva. Esperamos seguir haciéndolo en la nueva era digital, ese es ahora nuestro desafío.
(1) Una descripción detallada en: Diez, Fernando.
Crisis de Autenticidad. Cambios en los modos de producción de la arquitectura argentina. Buenos Aires, 2008: Summa+.
(2) Colomina, Beatriz, Buckley, Craig (ed.). Clip, Stamp, Fold: The Radical Architecture of Little Magazines, 196x -197x. Barcelona, 2010: Actar.
(3) Mateo, Josep Lluis. Iconoclastia.
News from a Post-Iconic World. Architectural Papers IV. Zurich, 2009: ETH – Actar.
(4) Summa + es editada en Buenos Aires por Donn SA ininterrumpidamente desde 1993.
Now architectural magazines are facing the end of paper, and this poses a traumatic economical situation, but also a paradigm change as speed online presentations tend to reduce architecture to its images and attention to seconds.

What journals in the field of architecture, urban planning and landscape architecture do you read regularly? occasionally? What journal do you read outside the field?

For a long time: Arquine, ARQ Chile, El Croquis, Projeto, Arquitectura Viva, Tectónica, 2G, Domus, The Architectural Review, Mark, Oris, a+u (Japan).
Nowadays:
ARQ Chile, Plot, Projeto (is no longer on paper) Arquitectura Viva, The Architectural Review, a+u (Japan).
Online sites:
Divisare, Plataforma, Arquitectura-Archdaily.

Haut de page

Table des illustrations

URL http://journals.openedition.org/craup/docannexe/image/9693/img-1.png
Fichier image/png, 111k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

« SUMMA + (Argentine) »Les Cahiers de la recherche architecturale urbaine et paysagère [En ligne], Matériaux de la recherche, mis en ligne le 01 mars 2022, consulté le 13 août 2022. URL : http://journals.openedition.org/craup/9693 ; DOI : https://doi.org/10.4000/craup.9693

Haut de page

Droits d’auteur

CC BY-NC-ND 4.0

Creative Commons - Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International - CC BY-NC-ND 4.0

https://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/

Haut de page
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search