Skip to navigation – Site map

HomeNuméros106Tesis doctoralIgnacio Garcia Aguilar, Elementos...

Tesis doctoral

Ignacio Garcia Aguilar, Elementos paratextuales y edición poética en el Siglo de Oro

p. 205-207
Bibliographical reference

Ignacio Garcia Aguilar, Elementos paratextuales y edición poética en el Siglo de Oro, dir. Dr. Pedro Ruiz Pérez, Catedrático de Literatura Española en la Universidad de Córdoba. Tesis doctoral defendida en la Universidad de Córdoba el 28 de marzo de 2008. Tribunal: Dr. Pablo Jauralde Pou (Presidente), Dra. Begoña López Bueno, Dra. Angelina Costa Palacios, Dra. Monique Güell, Dr. Ángel Estévez Molinero (Secretario).

Full text

1Genette fue el primero que se acercó a los márgenes del texto desde una reflexión teórica profunda. A raíz de sus propuestas, revistas de tantísimo peso como Littérature o Poétique dedicaron números especiales a este aspecto, y en 1989 la revista Versants recopiló una selección de artículos sobre el prólogo del siglo xvi. En 1992, la publicación de las actas del congreso Le livre et l’édition dans le monde hispanique, a cargo de Moner y de Lafon, ponía a disposición de los estudiosos un instrumento crítico inaugural para el análisis de las prácticas y discursos paratextuales en el ámbito hispano. Pero, sin duda alguna, para hablar de análisis paratextual hoy en día es obligado reseñar el monumental estudio de Anne Cayuela Le paratexte au Siècle d’or publicado en 1996. La hispanista francesa penetra en la dimensión paratextual de la prosa española del xvii aportando fundamentales consideraciones teóricas sobre este período y una valiosísima propuesta de análisis perfectamente aplicable a géneros contiguos, como la poesía. Su estudio revela gradualmente todos los factores que condicionaban y configuraban la impresión definitiva del mensaje literario. Su trabajo constata de manera palpable que tanto autores como libreros se valían del espacio paratextual (mezcla de realidad, ficción y convencionalidades retóricas) para modelizar e institucionalizar el discurso literario. Algunos años antes, Chartier había explicado la importancia del componente material del libro y demostrado, asimismo, que las estrategias de aproximación al lector se despliegan también a través de este tipo de dispositivos formales.

2En el ámbito de la filología tradicional española, las aportaciones de González de Amezúa, Porqueras Mayo, Simón Díaz o Jaime Moll son fundamentales y muy válidas aún hoy, pero no están enfocadas hacia un análisis que permita integrar el fenómeno de los paratextos dentro de prácticas socioliterarias más amplias. En los últimos años, sin embargo, ha habido acercamientos al libro con el punto de mira puesto sobre problemas no tratados hasta el momento. En este sentido, las consideraciones de Bourdieu, Bénichou o Dubois en torno a la institución literaria, los trabajos de Pedro Cátedra sobre imprenta y educación, las aportaciones de Bouza y García Cárcel al mundo del libro y sus implicaciones socioculturales, los análisis de Víctor Infantes y su noción de “género editorial”, así como los trabajos de Dadson, McKenzie o Rico siguiendo los postulados de la bibliografía material, por citar algunos ejemplos ilustrativos, son indicio del interés suscitado por estas novedosas aproximaciones a lo literario.

  

3Dicho esto, la inmensa mayoría de estos estudios están referidos a la prosa doctrinal y didáctica o a la novela, género que se desarrolla muy estrechamente ligado a la imprenta y a la configuración de un nuevo lector de ficción que conocemos bien gracias a los trabajos de Chevalier y Eisenberg. Pero el caso de la poesía es bien distinto: su cultivo, en los inicios, está vinculado a las prácticas cortesanas, a las academias literarias, a los certámenes públicos y a la escritura y transmisión manuscrita, pero no a la imprenta, salvo en casos muy concretos, como la poesía épica y, sobre todo, religiosa. Por todo ello, parecía pertinente analizar las modulaciones sufridas por el discurso lírico áureo a medida que en la Edad Moderna comienzan a estrecharse los vínculos entre la imprenta y la poesía lírica.

4Conforme a este planteamiento, el objeto de este estudio lo ha compuesto el conjunto de impresos poéticos de lírica profana áurea de los ámbitos hispano y novohispano. La investigación se ha limitado, por tanto, a los poemarios salidos de las planchas bajo una organicidad y cohesión basada en la figura autorial y que participaban en mayor o menor medida del genus lírico, entendiendo esto como la formalización de un discurso introspectivo o meditativo en verso surgido de las experiencias de un yo lírico que plantea una visión personal y subjetiva.

5El período estudiado abarca los años comprendidos entre 1543, cuando se publican Las obras de Boscán y algunas de Garcilaso de la Vega, y 1648, fecha de publicación de la primera parte del Parnaso de Quevedo. El análisis se ha centrado fundamentalmente en el producto paratextual, en los componentes y factores añadidos al texto poético por el objeto libro, pero sin olvidar los procesos de elaboración de los que nace, tanto en el campo estrictamente material, como en las dimensiones sociológicas. La hipótesis inicial de partida fue que las prácticas editoriales resultan un elemento fundamental, junto con las preceptivas retóricas y la función modelizadora de las auctoritates, en la conformación del discurso lírico, sus distintas formalizaciones y su proceso de institucionalización canónica.

  

6El surgimiento de nuevas pautas compositivas y de nuevos canales por los que difundir los versos impone inevitablemente la ampliación del campo literario lírico, y es la imprenta un espacio óptimo en el que sancionar nuevas propuestas en vías no ensayadas hasta entonces para la poesía.

7De entrada, la validación del nuevo vehículo exige, en primer lugar, la regularización de su formato material, algo que se aprecia de manera evidente en las distintas funciones y sentidos de lo que en esta tesis se denomina “poemarios de escritorio” y “poemarios de bolsillo”. Por otro lado, es indispensable definir la especificidad dispositiva de los poemarios impresos; y en este sentido se ha demostrado que las ordenaciones poemáticas tienden desde el último cuarto del siglo xvi a sustituir el orden natural de las primeras tentativas por una reelaboración manierista que progresa en dirección a la artificiosidad y la reelaboración de los patrones heredados; que tienden, en síntesis, a una variedad y apertura que facilita su asimilación en el mercado. En este contexto de cambios y reajustes, el título impone una marca categorizadora inequívoca, aunque es en los paratextos subsiguientes en los que se vislumbra la negociación entre los agentes de la producción (escritor, impresor, librero) y los consumidores.

8Para la estabilización de los textos en este sistema cambiante, el objeto impreso recurre a la autorización burocrático-literaria, en donde se certifica la pertinencia legal, pero sobre todo poética, de lo estampado. Las aprobaciones impresas en los cuadernillos preliminares revelan con nitidez su específica “función paratextual” en el paso de lo que en el trabajo se define como “aprobación monotextual” y “aprobación politextual”. Asimismo, en los paratextos estrictamente legales se marca el sentido de la propiedad autorial en relación a unos textos que se firman para su vinculación literaria y mercantil con respecto a quien empeña su esfuerzo y su trabajo en cada uno de los versos, insuflando así nuevos aires al oficio poético. El derecho sobre la propiedad del objeto legitima el control de la interpretación, dado que el nuevo público, además de anónimo, podría no tener la pericia suficiente como para entender un texto que ya no se rige necesariamente por las leyes del decorum y que, por tanto, aporta novedades que es preciso desentrañar adecuadamente.

9La presencia del escritor en los paratextos de su libro, mediante grabados o textos que llegan a minusvalorar al lector, marcan el desarrollo de una nueva conciencia autorial, autorizada para exponer legítimamente sus opiniones e, incluso, mostrar los contornos de su figura empírica —como los nobles que se hacían retratar para inmortalizarse pictóricamente.

10Los poemas y textos en alabanza del escritor son los hilos de una red de clientelismo letrado y/o de círculos de afines cuyos intercambios (para)textuales pretenden afirmar la autorización de escritores vivos y sancionados por vía editorial. Además, de este modo trascienden la autoridad de lo clásico y de los círculos reducidos y selectos, abogando por un poeta nacional que merece estimación en virtud de su novedoso repertorio. Asimismo, frente a la poesía oral o manuscrita, en donde los textos generan modificaciones en su proceso de difusión, la fijación impresa no suscita los cambios de un discurso social que se construye de manera colectiva, y es esto algo que también coadyuva a la afirmación del autor y al control de éste sobre su obra; en definitiva, a la individuación de poeta y obra poética. Con ello se marca una distancia cualitativa con respecto a la actitud medieval, ingresando así la poesía lírica en los aledaños de la modernidad genérica.

11En la imprenta, todas estas estrategias y manipulaciones paratextuales persiguen la instauración de una tradición prestigiosa de literatura vernácula o de poesía entendida como propia (en sentido cultural y/o nacional), con lo que se consiga superar el estigma peyorativo que pesaba sobre la imprenta y sobre la lírica entre las elites sociales y letradas. Sólo un cambio en la apreciación de la poesía y en la dignificación de la mecanización impresa iba a permitir prestigiar las composiciones lírico-amorosas —entendidas inicialmente como inmaduras e insustanciales— y valerse de nuevos canales para la difusión y consumo de lo que se creaba como un artefacto lúdico y efímero en determinadas prácticas de socialización consuetudinaria. Únicamente una modificación en los patrones preceptivos de la poética renacentista facilitaría la ampliación del abanico temático-estilístico y permitiría superar los vínculos preestablecidos entre la res y el verbum del discurso poético.

12Tan solo un giro radical en la concepción y el ordenamiento de las cosas podía conferir a la lírica la autoridad literaria y cultural con que hacerse un hueco en la institución, obligando a las elites más ortodoxas a aceptar la masiva mecanización de la cultura poética.

13El poemario lírico impreso, con todas sus propiedades y determinaciones, es el instrumento y el objeto que de modo masivo propicia ese cambio: da nacimiento al autor lírico en tanto que función social y ente responsable del discurso que crea, y sanciona las fluctuaciones genéricas, temáticas y estilísticas de la poesía áurea, convirtiéndose en molde flexible en el que perpetuar el repertorio más ortodoxo o ahormar nuevas y variadas propuestas discursivas que el gusto mayoritario y democrático del lector anónimo y coetáneo irá consagrando.

  

  • 1 Una versión impresa de esta tesis doctoral acaba de publicarse, bajo el título de Poesía y edición (...)

14Este trabajo es un intento para avanzar en el análisis paratextual de la literatura aurisecular española, pues son escasos, aunque muy valiosos, los estudios realizados con una metodología crítica en este ámbito; y además, ninguno de estos análisis ha prestado atención de manera sistemática al caso de la poesía lírica estampada en el Siglo de Oro, manifestación cultural de vital importancia por situarse en el límite entre la producción manuscrita y la cultura impresa. La atención a una problemática tan heterogénea y diversa permite conocer ahora algunas de las claves condicionantes de los procesos de depuración, selección y exclusión que determinan, en última instancia, la consideración canónica de lo que es o no Literatura1.

Top of page

Notes

1 Una versión impresa de esta tesis doctoral acaba de publicarse, bajo el título de Poesía y edición en el Siglo de Oro, en la colección Biblioteca Litterae (Madrid, Calambur, 2009, 444 pp.; ISBN: 978-84-8359-052-2).

Top of page

References

Bibliographical reference

“Ignacio Garcia Aguilar, Elementos paratextuales y edición poética en el Siglo de OroCriticón, 106 | 2009, 205-207.

Electronic reference

“Ignacio Garcia Aguilar, Elementos paratextuales y edición poética en el Siglo de OroCriticón [Online], 106 | 2009, Online since 30 January 2020, connection on 17 September 2021. URL: http://journals.openedition.org/criticon/13582; DOI: https://doi.org/10.4000/criticon.13582

Top of page
  • Logo Presses universitaires du Midi
  • Logo ENS de Lyon
  • Logo IHRIM - Institut d'Histoire des Représentations et des Idées dans la Modernité
  • Logo Labex COMOD - Université de Lyon
  • Logo Instituto Cervantes
  • Latindex - Sistema Regional de Información en Línea para Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal
  • DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • OpenEdition Journals
Search OpenEdition Search

You will be redirected to OpenEdition Search