Navegación – Mapa del sitio

Las gramáticas como textos polémicos: la controversia entre gramáticos de la lengua española en Francia a mediados del siglo xvii

Daniel M. Sáez Rivera
p. 53-78

Resúmenes

El lugar común suele pensar que las gramáticas son textos asépticos que simplemente describen las reglas gramaticales de una lengua. Sin embargo, nada más lejos de la realidad: el discurso gramatical siempre se ha visto atravesado de numerosas, tradicionales e incluso seculares o milenarias controversias por simples cuestiones lingüísticas (nimias para el resto de los mortales). Ello no escapaba a los mejores satíricos del Renacimiento y del Barroco, como Erasmo de Rotterdam y Diego Saavedra Fajardo. Una de esas controversias, y muy sonada, fue la que dentro de la historia del hispanismo francés se produjo en Francia a principios del siglo xvii entre el secretario del rey César Oudin y el aventurero español Ambrosio de Salazar, ambos gramáticos rivales del español entonces. Se conoce menos el enfrentamiento que afectó a otros gramáticos hacia la década de 1650-1660 en Francia. Sobre tal disputa entre gramáticos nos vamos a centrar: la que se produjo a mediados del siglo xvii entre gramáticos franceses como el también secretario del rey Claude Dupuis, Sieur des Roziers, y españoles como Simón Deça de Sottomayor, polémica gramatical y diatriba verbal que además adoptó el cariz y alcanzó la dimensión de las polémicas cortesanas.

Inicio de página

Notas de la redacción

Article reçu pour publication le 22/09/2019; accepté le 02/11/2019

Notas del autor

Este trabajo se encuadra dentro del proyecto estatal de investigación Programes 5: «Procesos de gramaticalización en la historia del español (V): gramaticalización, lexicalización y análisis del discurso desde una perspectiva histórica» (Ref. FFI2015-64080-P). Aparte de agradecer la financiación procedente del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades (antes Economía y Competitividad), aprovecho para mostrar mi agradecimientos a los colegas que a la hora de efectuar esta investigación me han ayudado con asistencia bibliográfica y discusión (racional) de ideas. Son los siguientes, en el puro azar del orden alfabético: Soledad Chávez Fajardo, Carolina Martín Gallego, Santiago del Rey Quesada, Javier Rodríguez Molina, Iván Salgado, Juan Pablo Sánchez, Rodrigo Verano.

Texto completo

Introducción

1Antes de exponer el objeto de estudio de este trabajo, conviene establecer el marco teórico de nuestra investigación sobre la polémica suscitada entre gramáticos de la lengua española en Francia a mediados del siglo xvii, tanto de origen francés como español, en el París de Luis XIV, el Rey Sol.

  • 1 Por ejemplo, Auroux, 1994, entre otros trabajos.
  • 2 Para entender mejor el concepto de herramienta lingüística outil linguistique»), que incluye tant (...)
  • 3 Auroux 1994, pp. 161-167, en especial p. 165.

2De este modo, en primer lugar, suscribimos el externalismo propuesto por el historiador de las ideas lingüísticas Sylvain Auroux1, consistente en que se consideran las gramáticas no como entes abstractos o dispositivos mentales (internos) sino como herramientas lingüísticas externas, textos concretos de asunto lingüístico, que extienden la competencia de los hablantes más allá del habla natural2, según un proceso de externalización que ha seguido tres fases en la historia: escripturización (escritura de una lengua), gramatización (elaboración de herramientas lingüísticas impresas) y automatización (herramientas lingüísticas electrónicas), fase en la que nos encontramos en la actualidad3. Por tanto, las ideas lingüísticas se vehiculan y expresan en textos, bien sea manuscritos, bien sea —conforme nos interesa en particular en este caso concreto— impresos. De ahí arranca la propuesta metodológica de unir o precisar la concepción externalista de Auroux con el recurso a la bibliografía material que permite dar cabal cuenta de la estructura (pero también del contenido) de los textos gramaticales en tanto en cuanto objetos editoriales.

  • 4 Dascal, 1998
  • 5 Dascal, 1998b.

3En segundo lugar, dado que nos vamos a ocupar de una polémica entre gramáticos, deberíamos preguntarnos a qué tipo de polémica —según la tricotomía de Dascal4, que distingue entre discusiones, disputas y controversias— corresponde el caso que nos ocupa. La adopción de la propuesta teórica y terminológica de este estudioso resulta especialmente pertinente porque simplemente debemos extender la reflexión ya realizada por el mismo autor5 acerca de las controversias en la teoría e historia de la ciencia a un tipo de ciencia, con su propia idiosincrasia, como es la lingüística o, dentro de esta, la gramática. Ya por la adopción del mismo término de controversia se puede deducir que analizaremos el caso propuesto de polémica no como si se tratara de una discusión racional ni de una disputa personal, sino del término medio entre ambas de una controversia.

  • 6 Elias, 1996.

4En tercer y último lugar, acabaremos recurriendo a las teorías sociológico-históricas de Norbert Elias sobre la sociedad cortesana parisina de Luis XIV6 como recurso definitivo para alcanzar una comprensión y explicación adecuada de la controversia estudiada.

Las gramáticas como textos polémicos

  • 7 Espino Martín, 2017.

5Frente al actual lugar común que imputa a las gramáticas ser textos aburridos y asépticos que meramente describen las reglas de una lengua, las controversias gramaticales se datan como milenarias en el estudio del lenguaje, según recoge la tradición de la «sátira gramatical» desde la Antigüedad, con especial incidencia en la época del Renacimiento y la del Barroco, así como en su revitalización en el siglo xviii7. En tal tradición se aplica siempre el recurso satírico de la «técnica reductiva», primando en el Renacimiento y el Barroco la ironía sarcástica (pars destruens) y en el siglo ilustrado lo utópico (pars construens), que ya estaba antes presente.

  • 8 Law, 1995, pp. 109-111.
  • 9 Cito por la edición de Rodríguez Bachiller, 1955, pp. 206-211. Ver Erasmo de Rotterdam (1515) en la (...)

6En los diversos testimonios, conviene recordar que «gramática» y «gramático» se emplean para referirse sobre todo al estudio y a los estudiosos de las lenguas clásicas (mientras que en la actualidad «gramático» se concibe de cualquier lengua, primariamente la propia), siendo estos gramáticos capaces de pelearse o discutir por asuntos nimios para el resto de los mortales como cuál es el vocativo de ego (así la disputa entre Galbungus y Terentius recogida por Virgilio Maro Gramático en el siglo vii8). Del abundante caudal de testimonios vamos a proporcionar un par de ejemplos a modo de botón de muestra del Renacimiento, primero, y del Barroco, después (que se conecta con el siglo ilustrado). Así, el famoso humanista holandés, Erasmo de Rotterdam, en su Elogio de la locura (1511), dedica a los gramáticos el capítulo XLIX («Formas más elevadas de la necedad: a) Los gramáticos»)9, del que estampamos un fragmento ilustrativo:

  • 10 Rodríguez Bachiller, 1955, p. 208 y p. 210.

Figuran en primer lugar los gramáticos, casta que sería seguramente la más desgraciada, la más afligida y la más menospreciada de los dioses, si yo no acudiera a mitigar los enojos de su triste profesión con cierto género de una agradable locura […] Pero nada hay más divertido que cuando dos de estos pedantes se prodigan mutuas alabanzas y elogios, y se rascan recíprocamente; mas, si uno de ellos se equivoca en una sola palabra, y el otro, más listo, tiene la suerte de apercibirse, ¡por Hércules!, ¡qué tragedia!, ¡qué de peleas!, ¡qué de insultos y de invectivas! Y si miento en el detalle más pequeño, ¡que caiga en mi cabeza la cólera de todos los gramáticos!10

  • 11 Acerca de esta edición dieciochesca, Aguilar Piñal, 1993, núm. 2785. Sobre Pineda como un miembro m (...)
  • 12 Según el NTLLE (RAE, 2001, s. v. verdulera), verdulera se registra por primera en el DRAE de 1884 e (...)

7Ya en el siglo xvii, Diego Saavedra Fajardo, el diplomático y escritor español, autor de una República literaria póstuma, publicada en 1744 por Pedro Pineda11, traza un retrato no más halagüeño de los gramáticos como «verceros y fruteros» (hoy diríamos «verduleros»)12:

  • 13 Cito por la edición de Díez de Revenga, 2008, pp. 112-113.

Los ciudadanos estaban melancólicos, macilentos y desaliñados. Entre ellos había poca unión y mucha emulación y invidia. Allí eran nobles los aventajados en las artes y sciencias, de cuya excelencia recibían lustre y estimación, y los demás hacían número de plebe, aplicándose cada uno al oficio que más frisaba con su profesión; y así, los gramáticos eran verceros y fruteros, que de unas tiendas se deshonraban unos a otros, motejando también a los que pasaban a vista dellos, sin tener respeto a alguno13.

  • 14 No recojo, por obvia y muy conocida, la polémica entre Nebrija y Valdés, consistente en que este la (...)
  • 15 Sáez Rivera, 2005 y 2009a; Vaíllo, 2006.
  • 16 Sáez Rivera, 2008c.

8Un caso particular en el mismo siglo xvii de estas disputas entre colegas gramáticos, y esta vez ya gramáticos de lenguas vulgares14, lo constituye la Olla podrida a la española (1655), un complejo libro misceláneo que propone una peculiar ortografía idiosincrásica a la vez que representa, casi como comedia burlesca, las conversaciones de paz que llevaron al Tratado de Westfalia poniendo fin a las conflagraciones de la Guerra de los Treinta Años. Asimismo, en esta obra se dibuja un retrato costumbrista de la ciudad de Münster (una de las sedes de las conversaciones) y de sus habitantes, al igual que se recuerda la reciente historia de Juan de Leide y sus aplastados anabaptistas15. El último capítulo adopta el formato de una sátira menipea dirigida a gramáticos de español, al incluir una etimología burlesca de hidalgo, mofa en parte de la explicación habitual del vocablo incluida en gramáticas europeas para enseñar español, particularmente las francesas, por ejemplo, la de César Oudin en su Grammaire espagnole expliquée en françois (1ª edición, 1597)16.

9Y la tradición sigue viva, pues aún se mantiene una visión negativa de la gramática y de los gramáticos en el público general y especialmente entre los escritores, según el último gran gramático de la lengua española, Ignacio Bosque, con

  • 17 Bosque, 2017.

un fundamento real: la forma en la que la gramática se ha enseñado tradicionalmente en España [que] ha perpetuado —y a veces llevado hasta el absurdo— hábitos que se remontan al medioevo: el nominalismo exacerbado que se conforma con etiquetar compulsivamente palabras, frases y oraciones en clasificaciones que resultan no ser siempre autoconsistentes; la ausencia de análisis que persigan la conexión sistemática entre las formas y los significados; la práctica inexistencia de generalizaciones en los ejercicios escolares y otros muchos rasgos que dibujan en conjunto un estado de cosas ciertamente preocupante17.

  • 18 La polémica se traza amena y ejemplarmente en Wolfe, 2016, en especial en el capítulo quinto «Lo qu (...)

10De hecho, no solo en gramática, sino incluso en lingüística general y actual, las polémicas (siempre en forma de controversias) se siguen produciendo. Una de las últimas y más sonadas ha sido la que ha enfrentado a Daniel Everett, estudioso de una remota y aislada lengua amazónica, el pirahã, y el viejo lingüista generativo Noam Chomsky y sus seguidores, en torno a la universalidad de la recursividad en todas las lenguas (defendida por Chomsky y sus colaboradores o seguidores) o su ausencia, con el pirahã, como ejemplo y prueba, según Everett18.

  • 19 Ver anexo I. Otros ejemplos iconográficos de figuras femeninas representando esta vez lenguas, más (...)
  • 20 Ver anexo II.

11En conclusión, podemos figurarnos la gramática de dos maneras. En la primera, se nos ofrecería la visión de la gramática como un ente ideal, una mujer bella, laureada y casi voladora, así representada en la pintura virreinal de La Gramática. Biombo de las Artes Liberales (Juan Correa, 1670)19. En la segunda, los gramáticos aparecen como violentos y ordinarios campesinos, entrelazados en una entreverada y encarnizada pelea, en la que la gramática actuaría como una mujeruca que apenas consigue detener los puñetazos que se lanzan los humanos, demasiado humanos gramáticos, como en el cuadro flamenco de Tres campesinos de pelea en un granero (círculo de Adriaen Brouwer, c. 1605-163820).

El caso de los gramáticos para enseñar español como lengua extranjera en Francia a mediados del siglo xvii: Dupuis contra Deça Sottomayor

Contexto histórico-lingüístico: gramáticas de español en torno a las bodas de Luis XIV y María Teresa de Austria

  • 21 Clavería, 1972.
  • 22 Niederehe, 2000, p. 10.
  • 23 Balibar, 1985, 1991.
  • 24 Sáez Rivera, 2008b.
  • 25 Messner, 1999, 2000 y 2001.
  • 26 Caso bien estudiado por Collet-Sedola, 1996a y 1996b.

12Aunque es cierto que desde finales del siglo xv la lengua española adquiere mayor peso en el continente europeo21, en realidad el italiano se mantuvo a lo largo de todo el Siglo de Oro como la verdadera lengua internacional en Europa22, con una posición destacada dentro de un complejo colingüe por el que las élites europeas conocían varias lenguas que empleaban dentro del marco retórico y gramatical que proporcionaban las lenguas clásicas, sobre todo el latín23. Los maestros de lenguas en Europa solían ser multilingües, y no era extraño que aquellos de origen italiano enseñaran una lengua considerada afín como la española, ni que maestros españoles enseñaran italiano, correspondientemente. Asimismo, los impresores y sus operarios podían llegar a poseer conocimientos de lengua italiana, de ahí la frecuente interferencia de esta lengua en gramáticas de español publicadas desde el siglo xvi al xviii24. Un componente importante de la italofilia (y difusión con ello del italiano) lo producían las frecuentes bodas reales con princesas ítalas (así por ejemplo las de Enrique II de Francia con Catalina de Médicis). Esa principal corriente afín itálica choca, confluye o alterna con la filia ibérica, fundamentalmente castellana, de oleadas de interés por lo español que acompañan a las nupcias de reyes europeos con princesas hispanas, como es el caso de Leopoldo I con Margarita de Austria, la infanta protagonista de Las meninas de Velázquez25, pero también monarcas franceses con princesas españolas. Ello condujo en ambos casos a una intensificación o concentración en la publicación de gramáticas y manuales para enseñar español, ya sea en Austria ya sea en Francia26.

  • 27 Ver Anexo III.
  • 28 Sobre el contexto histórico y el resultado de aquella producción gramatical, remitimos de nuevo a C (...)
  • 29 Cioranescu, 1983.

13Un ejemplo concreto lo aportan las bodas reales de Luis XIV con María Teresa de Austria, consagradas en 1660 en San Juan de Luz (punto a conveniente medio camino entre las cortes de París y Madrid), conforme bien retrató Jacques Lamousnier en Mariage de Louis XIV avec Marie-Thérèse d’Autriche en l’Église de Saint-Jean-de-Luz, le 9 juin 1660, imagen sobre la que luego volveremos27. Dado que el español no era especialmente conocido por los cortesanos franceses (que más bien dominaban el italiano), se generaron en torno a esa fecha una serie de gramáticas o métodos para que la corte francesa aprendiera mínimamente la lengua de la nueva reina española de la dinastía de los Habsburgo28, también retratada por Velázquez, inevitable pintor de cámara en la corte española. Se trataría por tanto de un episodio más de las largas e intensas relaciones culturales y literarias hispano-francesas en la época clásica, en el que se insertará la polémica entre gramáticos analizada29.

  • 30 Ver Quijada van den Berghe, 2008, pp. 661-662.

14Las publicaciones generadas en particular las podemos dividir en varias categorías. Así, nos topamos en primer lugar con gramáticas como La grammaire espagnole de Des Roziers (1659) de Claude Dupuis, Sieur des Roziers y el Abrégé de la grammaire espagnole (1659) de su rival Simón Deça Sottomayor, ambas publicadas en París un año antes de las nupcias reales y como preparación para ellas. Será precisamente en estas dos obras y en la polémica surgida entre sus autores en lo que nos centraremos en 3.2. y 3.3. Otra gramática señera publicada bajo el mismo impulso, interesante por su aplicación al español de los principios port-royalistas y por su canon ejemplificado de autores30, es la Nouvelle méthode pour apprendre facilement et en peu de temps la langue espagnole (1660) de Claude Lancelot, uno de los gramáticos de Port-Royal, aparecida bajo el seudónimo de De Trigny.

  • 31 Pablo Núñez, 2012.
  • 32 Perromat Augustin, 2010, pp. 375-376.
  • 33 Conforme lo moteja, describe y analiza con acierto Von Gemmingen, 1993. Más recientemente, Pablo Nú (...)
  • 34 Sáez Rivera, 2016.

15En segundo lugar, aparte de gramáticas de enseñanza deductiva del español, salieron a la luz también manuales inductivos de español, amenas colecciones de listas temáticas de palabras (nomenclaturas), diálogos escolares de tipo familiar o coloquial, proverbios e incluso narraciones cortas, compilaciones especialmente aptas para los siempre atareados cortesanos. Un ejemplo señero de este tipo de manuales lo constituye la serie publicada en París por Jean Baptiste-Loyson con Blaise-Christophe Julliani como autor: Nomenclature du Sieur Julliani, Qui contient les mots exacts & choisis pour apprendre les Langues Françoises, Italiennes, & Espagnoles. Ensemble les Dialogues Familiers, Où sont expliquez les sept Arts Libéraux, du mesme Autheur. Vtile & nécessaire à ceux qui veulent parler & écrire en ces Langues (1659) y Les Proverbes divertissans du Sieur Julliani...ensemble les Récréations du mesme autheur, Contenant diuers Contes à rire… (1659). De nuevo se trata de obras impresas en el año anterior a la celebración de las bodas hispano-francesas, aunque evidentemente el acuerdo ya estaba sellado a esas alturas preparatorias del acontecimiento. Aparte de La nomenclature y Les proverbes probablemente fueran también obra de Julliani los anónimos Nouveaux proverbes espagnols, et françois (1660), publicados en París por Loyson, su impresor de confianza, aunque la compilación es a la vez un plagio encubierto de los Refranes de César Oudin31. Quizá el hecho de que el tomito sea un extracto de una obra tan conocida como la de Oudin pueda explicar el anonimato y el deseo plausible de Julliani de ocultar su labor compiladora-plagiadora, aunque los pruritos de respeto autorial no estuvieran extendidos en una época en la que aún no existía el concepto de derechos de autor (que solo se empieza claramente a reivindicar a partir del siglo xviii32). En la misma línea de manuales, por su naturaleza miscelánea, podemos incluir el Vocabulario para facilmente y brieuemente deprender a ler, escrebir, y hablar la lengua Castellana. Con algunas curiosidades (À Paris. Chez Pierre Variquet, 1661) de François Huillery, diccionario de bolsillo33 que incluye también muestras literarias de lengua al fin. Como Huillery había vivido largo tiempo en Sevilla, el manual llama mucho la atención por estar plagado de rasgos sevillanos, y también muestra una fuerte interferencia del francés34.

16En tercer y último lugar, al respecto del incentivo editorial de gramáticas y manuales de español que produce la boda entre Luis XIV y María Teresa de Austria, no podemos olvidar la reedición de clásicos del hispanismo francés en la época clásica. Por ejemplo, justo en 1659 se produce el último estertor editorial de la gramática dialogada de Ambrosio de Salazar, en una reedición postrera de su Espeio general de la grammatica en dialogos... (À Rouen. Chez François Vaultier, 1659), y por supuesto continúa la tradición editorial de las obras de César Oudin, reeditadas, retocadas y mejoradas por su hijo Antoine Oudin, también secretario e intérprete real como su padre, al que sucedió en el cargo.

  • 35 Morel-Fatio, 1901, sigue siendo el mejor recuento.
  • 36 Según Collet-Sedola, 1996ab.
  • 37 Véase Elias, 1996, p. 88.
  • 38 Elias, 1996, p. 123.
  • 39 Véase Elias, 1996, p. 103, sobre la búsqueda de los cortesanos de proximidad física al Rey. Acerca (...)

17Precisamente César Oudin (secretario real, francés, pero también conocedor del italiano aparte del español) y Ambrosio de Salazar (antiguo soldado murciano) protagonizaron una primera polémica entre gramáticos del español en Francia35, cuyos términos se repetirán en parte con la nueva polémica entre Claude Dupuis (también secretario real, francés, experto sobre todo en italiano) y Deça Sottomayor (cortesano sevillano), al que le encarga el Rey su gramática contra su propio secretario Dupuis (quien no reedita su obra), como veremos a continuación en la relación detallada de esta nueva polémica. A este respecto, podemos llamar la atención sobre el hecho de que muchas de las gramáticas publicadas en la oleada de las bodas reales entre el Rey Sol y la princesa hija del Rey en cuyos dominios no se pone el sol fueran costeadas por los mismos autores o vendidas por ellos. Tal proceder se ha sugerido que obraba por búsqueda de beneficio económico36, pero otra posibilidad defendible es que la autoedición fuera más bien un dispendio necesario para lograr o mantener su prestigio social en la corte37, ya que tanto Dupuis como Deça son actores de una sociedad cortesana que está articulada mediante la competición por el favor real38. Luis XIV azuzaba a los cortesanos entre sí para mantener y reafirmar su poder, con el resultado de que estos luchaban por estar lo más próximos al Rey mismo —así en la ceremonia de su despertar diario39—, cercanía que se podía representar iconográficamente: volviendo al cuadro de la boda real entre Luis XIV y María Teresa de Austria, la proximidad física al Rey conforme se plasma en la pintura debía de reflejar las diferencias de estatus entre las diversas figuras de la Corte.

«La grammaire espagnole» de Des Roziers (1659)

  • 40 Y más deberíamos saber: se necesitan más estudios históricos que incluyan pesquisas en archivo, del (...)
  • 41 Se puede encontrar una ficha bibliográfica completa de tal gramática en Sáez Rivera, 2008a, núm. 23 (...)
  • 42 Sáez Rivera, 2008a, pp. 477-481.
  • 43 Ver Esteba Ramos, 2016.
  • 44 Sería por tanto Dupuis ejemplo de «gramático de cámara» (con conocimiento libresco del español y bu (...)

18Poco es lo que sabemos de Claude Dupuis40, pero de momento nos basta su atribución social más destacada: Dupuis era en el momento de publicar su gramática del español, y conforme reza la portada41, secretario-intérprete del Rey (en este caso Luis XIV), cargo en que hubo de suceder como sustituto a Antoine Oudin († 1653) y en el que a su vez dio paso (probablemente también tras su propia muerte) a Jean Perger (al menos desde 1674 o 1681), autor asimismo de varias gramáticas en francés (del italiano, del alemán, y por último del español)42 y que en parte se inspiró en la obra de su predecesor Dupuis43. Dentro del repertorio de lenguas que sabía y enseñaba, Dupuis destacaba primariamente y sobre todo como maestro de italiano, y es probable que nunca viajara a España, algo que sí había hecho su predecesor César Oudin44.

19Dado su mayor dominio e interés por la lengua italiana (la lengua internacional por defecto en Europa, recordemos), resulta consecuente que su primera obra estuviera dedicada a la enseñanza del italiano: Le Rozier de la langue italienne, ou la grammaire est expliquée dans sa perfection. Avec Vne exacte Traduction en François de Cleopatra Humiliata du Sieur Gio Battista Manzini (1647). Esta primera gramática de Dupuis hubo de ser valorada en la época, de ahí que al menos recibiera una segunda edición con algunos cambios como Le Rozier fleury de la langue italienne… (1651, 2ª edición).

  • 45 Des Roziers [Claude Dupuis, Sieur], La grammaire espagnole de Des Roziers, À Paris, Chez l’Autheur (...)
  • 46 Rosier se traduce en español no solo como «rosal», sino también como «rosario» (que deriva del latí(...)

20Esta gramática del italiano le hubo de granjear suficiente fama como para que a la muerte de Antoine Oudin fuera llamado por el Rey para ser su secretario. Siendo habitual que los maestros de italiano se atrevieran didácticamente con el español, no puede extrañar que ante la perspectiva de la boda española Dupuis se lanzara a escribir una gramática con la que complacer a su amo y formar a la corte, aparte de adquirir o mantener su prestigio social. De ahí que Dupuis publicara La grammaire espagnole de Des Roziers (1659) en París, poniéndola a disposición en su propia casa en la Rue de Berry, cerca del «petit Marché du Marais»45. Es posible que Dupuis se hiciera llamar Sieur Des Roziers, esto es, señor de los Rosiers o «rosales» por la denominación de las gramáticas italianas por las que era conocido46.

  • 47 Según la opinión de Amado Alonso, 1951a, p. 19; 1967, p. 177, con la que se mostró en desacuerdo Co (...)
  • 48 Sáez Rivera, 2008a, p. 284, sobre las fuentes de Dupuis.

21Aparte de que en esta gramática española sigue Dupuis el molde de su previo manual del italiano, al no ser nativo de español ha de apoyarse forzosamente en fuentes previas, a veces confesas. Resulta a este respecto casi inevitable el empleo de la Grammaire espagnole de César Oudin47. Menos conocida que la gramática de Oudin, pero muy superior en su tratamiento en apéndice de la sintaxis, otra fuente posible y de gran calado podría señalarse en la Grammaire espagnole abrégée (Paris, Augustin Courbé, 1644) de Jean Doujat, con la que coincide en la distinción entre artículo definido/indefinido, la presentación de tres casos en español (nominativo, genitivo y dativo), la distinción entre preposiciones separables e inseparables y la presencia de anotaciones sobre sintaxis48.

  • 49 Véase el estudio introductorio de Zuili en su edición de 2016 del Trésor de Oudin. Sobre la vida de (...)
  • 50 Dupuis, La grammaire espagnole, p. 30.
  • 51 Dupuis, La grammaire espagnole, p. 60.
  • 52 Quijada van den Berghe, 2008, p. 661 comenta que coincide en canon con César Oudin, pero cita ejemp (...)

22Clara, por explícita, es la intertextualidad con otra obra de Oudin, el Trésor de la langue espagnole et française, que quizá conoció firmado ya por Antoine Oudin, el hijo de César Oudin encargado de la reedición y refacción de las obras de su padre tras la muerte de este en 1625, y al que había sucedido en el cargo de Secretario-Intérprete del rey49: «De la méthode de trouuer les noms substantifs dans le dictionnaire de feu monsieur Oudin, & d’en faire des pluriels»50. Igualmente reconoce Dupuis de modo explícito la utilización del Espejo general de la gramática de Ambrosio de Salazar, cuya primera edición data de 1614, aunque es posible que empleara otra edición, quizá la publicada más recientemente con respecto a la suya, en 1659 mismo: «Quien, est quelquefois relatif & démonstratif, & alorse il gouuerne deux verbes; l’exemple est dans le sieur Salazar. // Bien es, que coma vn bocado, qiuen ha tanta agua de beuer; il est bien raisonnable que celuy-là mange vn morceau, qui doit boire si grande quantité d’eau»51. De igual modo evidencia Dupuis textualmente su canon de autores, con preferencia por escritores del siglo xvi: Diana de Montemayor y Marco Aurelio de Antonio de Guevara, citados como suministro de ejemplos en su explicación del infinitivo de los verbos52.

  • 53 La dedicatoria «À Monsieur Monsieur de Ramboüillet» (sign. āij r-āiiij v), el prólogo «Au lecteur» (...)
  • 54 Dupuis, La grammaire espagnole, sign. āvj v-āxij r.
  • 55 Dupuis, La grammaire espagnole, pp. 1-271.
  • 56 Dupuis, La grammaire espagnole, pp. 272-288. Esta sección del volumen la estudia con detalle y acie (...)
  • 57 Moutié, 1850, pp. 28-34.

23La grammaire espagnole de Des Roziers (1659), como suele ser habitual en la época, arranca, tras los preliminares53, con un «Traité de la prononciation»54, seguido del grueso del texto «Grammaire espagnole»55, que se cierra y completa con un compendio léxico en forma de nomenclatura (vocabulario temático), titulado «Recogimiento de algunas palabras muy necessarias de enseñarse a los estudiosos de la Lengua Castellana»56. De entre los preliminares conviene destacar la dedicatoria porque resulta indicativa de la posición cortesana de Dupuis y de su cercanía a los círculos hispanófilos. Así, Dupuis dedica su obra «À Monsieur Monsieur de Ramboüillet», miembro de la familia noble de Rambouillet, tradicionalmente muy unida a España57: Charles de Angennes (1577-1655), marqués de Rambouillet, fue embajador extraordinario en España, casado con Catherine de Vivonne, marquesa de Rambouillet, y regente del famoso salón del hotel de Rambouillet. Muerto Charles y su hijo Léon Pompée d’Angennes en 1645, Dupuis probablemente se dirigiera a Charles de Sainte-Maure, duque de Montausier (1610-1695), preceptor del delfín, futuro Luis XV, y marido de Julie d’Angennes, la hija de los marqueses de Rambouillet que fue dama de honor precisamente de María Teresa de Austria.

  • 58 Dupuis, La grammaire espagnole, sign. āv r-āvj r.

24Dentro de los preliminares, el prólogo al lector58 resulta igualmente clave, por lo que resumimos los principales puntos. Dupuis arranca indicando la boga del español en la época y cómo crece tanto su familiaridad entre las «gentes honestas» que se ha visto obligado a componer esta gramática para satisfacer tal demanda. Siguiendo la convención del género, continúa Dupuis con la típica captatio benevolentiae en la que se excusa del poco tiempo con el que compuso su obra, de ahí las omisiones que espera corregir en una segunda edición (que no se produjo), y en la que dice esperar un enjuiciamiento justo de aquellos que ya conocen la lengua española. Esta disculpa, por muy tópica que parezca, debió de tener el fundamento real de las prisas de un cortesano realmente atareadísimo, tanto en sus funciones como secretario-intérprete como en el mantenimiento o el acrecentamiento de su prestigio social. Subraya Dupuis que, pese a las faltas u omisiones, lo esencial de la lengua española está recogido en su trabajo, y se disculpa de no haber podido incorporar el número de observaciones que menudean en su gramática italiana. Confiesa que en el método se ha basado en sí mismo y en su trabajo, así como se ha apoyado en las similitudes entre el italiano, el español y el francés, cuyas reglas resultan parejas, aunque las ha cotejado con los mejores autores (ya hemos desgranado su canon de autores), en forma de lo que hoy llamaríamos gramática de corpus. Por ello no tiene empacho en someterse al juicio de los expertos, pero solicita la comprensión de sus fallos debido a la distracción de sus múltiples ocupaciones. Dupuis sigue señalando que, aunque no se le perdonaran los errores de su gramática, al menos tiene el consuelo de la sana y buena intención de haber querido servir al público. Termina pidiendo de nuevo disculpas por sus faltas, excusables por haber hecho imprimir la gramática en menos de tres meses; tales faltas se detallan en la tabla de erratas incorporada justo después.

25A continuación, vamos a presentar los puntos de la gramática de Dupuis que permiten una mejor comparación con el tratado gramatical de Deça, sobre todo por la divergencia, el desacuerdo o la fricción que se producen, así como, a veces, una imprevista similitud.

Algunos puntos gramaticales: b-v

  • 59 Alonso, 1967, pp. 59-60.
  • 60 Sobre la igualación o diferenciación de b-v en gramáticas, ver también Alonso, 1931.
  • 61 Dupuis, La grammaire espagnole, sign. āviij r-v.
  • 62 Salazar, Espeio general de la grammatica en dialogos, pp. 48-51.
  • 63 Dupuis, La grammaire espagnole, p. 60.

26Según Dupuis, las letras b y v se diferencian en su pronunciación en español al igual que en francés: Amado Alonso59 explica que Dupuis es uno de esos maestros de lenguas que aún enseñan la anticuada pronunciación castellana de b-v (que se había perdido a finales de la Edad Media y comienzos de la Moderna) quizá debido a decisión pedagógica por la pura semejanza fonética60. No obstante, añade Dupuis, se confunden mucho b y v al escribir, de modo que remite como modelo de corrección a la «ortografía antigua» de los «buenos libros de Madrid, Sevilla, Valladolid, Burgos, Córdoba y otras villas de Andalucía y de la vieja y nueva Castilla»61; se trata de un pasaje muy parecido a otro del Espejo general de Salazar62, su fuente más que probable. Al menos es seguro que conocía su obra, ya que cita al gramático murciano posteriormente63.

  • 64 Dupuis, La grammaire espagnole, sign. āvj v-āxij r. Comentan y aprovechan el pasaje Kiddle, 1975, p (...)

27Como Salazar, propone Dupuis los libros impresos en las principales ciudades españolas como modelo ortográfico, pero no de pronunciación, ya que la piedra de toque ortológico, el modelo lingüístico, normativo o ejemplar a este respecto, lo constituye Madrid, de modo que todo enunciado oral que no siga tal canon resulta censurable, como es el caso de g, que ha de pronunciarse como [ç], como algo cercano a la aspiración64.

Algunos puntos gramaticales: el/la + sustantivo femenino

  • 65 Dupuis, La grammaire espagnole, p. 5.
  • 66 Según Lapesa, 1981, p. 391.
  • 67 Ya Collet-Sedola, 1974, señalaba tal despropósito de Dupuis. Ver Girón Alconchel, 2004, p. 864, sob (...)

28Dupuis proporciona la regla de que el artículo masculino el acompaña a nombres masculinos, y también femeninos, cuando comienzan por a-, como ya señalaba Doujat. Pero según Dupuis también por e-, como en el estrella65, construcción que, aunque todavía posible hasta finales del siglo xvii, se encontraba en retroceso en la época66. De ahí que el rival gramatical de Dupuis, Simón Deça de Sottomayor, le reprochara al secretario real la inclusión de la descripción de construcciones del tipo el esfera67.

Simón Deça de Sottomayor, «Abrégé de la grammaire espagnole» (1659). Datos biográficos

  • 68 Ver ficha núm. 20 en Sáez Rivera, 2008a.
  • 69 Como ya señaló Collet-Sedola, 1974, p. 280. La referencia bibliográfica completa es la siguiente: D (...)

29Menos sabemos aún de Deça de Sottomayor que de Dupuis, apenas que era español de origen sevillano, conforme destaca la portada de su Abrégé de la grammaire espagnole (1659), obrita que —al igual que Dupuis— también vendía en su casa68. Su origen sevillano se confirma con el abundante seseo que plaga su obra69.

  • 70 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. 11-85.
  • 71 «À Monsieur, Mr. Iacques Debanes, Chevalier Seigneur de Sinarguie, Mestre de Camp d’vn Régiment de (...)
  • 72 «Al Señor de Sinargue. Soneto.» (Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, p. [6]), que arranca «AQue (...)
  • 73 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. [8-10]. Cito entre corchetes los números de página reco (...)
  • 74 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. [86-87].
  • 75 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. [90-94].
  • 76 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, p. [94].

30El núcleo de la obra lo constituye el «Abregé de la grammaire, par l’Espagnol de Seville»70, que se complementa con más liminares que en el caso de Dupuis: en forma de dedicatoria71, poesías laudatorias o alusivas72, prólogo «Al lector»73 (y sobre todo el «Advertissement aux lectevrs»74), así como en especial el clave privilegio real del que carecía la gramática de Dupuis («Privilège du Roy», fechado en París a 10 de noviembre de 1659 y firmado por Baudonin75), tras el cual se cierra el volumen con un colofón fechado a 13 de noviembre de 165976.

31Al ser hablante nativo de español, Deça siente menor necesidad de apoyo en autoridades gramaticales o literarias que seguir o citar, pero sin duda en su compendio gramatical tomó como punto de partida la insoslayable Grammaire espagnole expliquée en français (1597, 1ª edición) de César Oudin, probablemente a través de alguna edición tardía retocada por Oudin hijo (Antoine), y tuvo por supuesto en cuenta La grammaire espagnole (1659) de Dupuis, publicada en el mismo año, con la que establece una relación polémica.

Algunos puntos gramaticales: b/v

  • 77 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. 11-13.

32Deça critica a Dupuis sobre todo por noticias morfosintácticas, en un diálogo intertextual continuo, pero comete algunos errores comunes con el gramático criticado. Por ejemplo, sanciona la costumbre ya desusada en español de distinguir fonéticamente b-v, como hacen algunos gramáticos77. Así pues, según el sevillano, el español sigue la pronunciación latina y la confusión b-v se produce meramente en la letra impresa a causa de los impresores, no de los autores; ahora bien, la indistinción existe en España, donde la pronunciación es tan «grosera» como la misma confusión entre los gascones en Francia, que especularmente se produce en España entre la gente procedente de Vizcaya, Galicia y otras provincias fronterizas, cuya habla constituye un modelo negativo para Deça:

  • 78 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, p. 13.

car ceux-là paroissent aussi grossiers en Espagne que les Gascons à Paris, qui ne peuuent bien souvent s’empescher de prononcer le b pour l’v, & l’v pour le b, & ceux qui prononcent de cette façon en Espagne son[t] ordinaireme[n]t de Biscaye, de Galice, ou d’autres Provinces frontières, où l’on parle tout à fait mal78.

Algunos puntos gramaticales: norma

  • 79 Dupuis, La grammaire espagnole, pp. 67-69.
  • 80 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, p. 29.
  • 81 Pace Sánchez Pérez, 1992, p. 110, que dice lo contrario.
  • 82 Dupuis, La grammaire espagnole, pp. 51-52,
  • 83 Véase Sáez Rivera, 2006; Del Barrio, 2017, pp. 259-261.

33Deça da cuenta —al igual que Oudin— de la «particule» mismo en el apartado del pronombre personal o primitivo, por lo que desecha su inclusión dentro de una nueva categoría de pronombres impropios como la que delimitaba Des Roziers79. En una nota de uso muy interesante que no recogía Dupuis (con el que por tanto no comparte del todo los modelos lingüísticos), presenta la Universidad de Salamanca y la corte española como modelos normativos, lugares donde se emplea un preferible mesmo a mismo: «Il est à remarquer qu’à l’Vniversité de Salamanque, l’on a accostumé de dire mesmo au lieu de mismo, ce n’est pas que l’vn & l’autre ne se puissent dire, mais il est plus délicat de dire mesmo que mismo, comme il se pratique aussi à la Cour du Roy d’Espagne»80. Como vemos, en ningún momento y de ninguna manera Deça ensalza el dialecto de su tierra natal, Sevilla81. A este respecto, no obra como otro meridional, Ambrosio de Salazar, que además es fuente del rival en gramática de Deça. Por otra parte, en cuanto a la variable morfosintáctica recogida, se puede añadir que es probable que Deça descartara mismo frente a mesmo por la similitud gráfica con mesme (hoy escrito même) del francés coetáneo. Se trata de una divergencia más con Dupuis, que en cambio prefiere mismo y además señala su variante sustitutoria propio como refuerzo pronominal82, en lo cual pudo influir su conocimiento del italiano, lengua en la que existe proprio con forma y función similar aunque sintaxis distinta, siendo de hecho probable que influyera en la aparición en español a finales del siglo xv de prop(r)io en alternancia con mismo-mesmo tras pronombre83.

  • 84 Alonso, 1951b, p. 44.
  • 85 Véase Caput, 1972.

34A mediados del siglo xvii ya debía de estar zanjada la polémica acerca de la norma andaluza y toda persona culta aceptaba el dialecto castellano y en especial el de la corte de Madrid como modelo normativo, que es de hecho lo que suscribía Dupuis. En cambio, a la corte añade Deça como modelo lingüístico la Universidad de Salamanca; a este respecto Alonso84 señalaba que Salamanca, por la asamblea de sabios que reunía, constituía «un muy importante centro nivelador de la lengua», y por tanto un enclave irradiador de norma. Sin embargo, aquí Deça debía de tener sobre todo en mente a su público francés, ya que en Francia misma, la Universidad y la Corte, además de la Chancillería, han constituido tradicionalmente los principales focos normativos para el francés85.

Otras críticas

  • 86 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. 73-74.
  • 87 Ver cuadro comparativo en Sáez Rivera, 2008a, p. 1139.

35Deça censura implícitamente a Oudin (su fuente principal) al proponer una nomenclatura de tiempos distinta a la de «corte de París»86, por ejemplo, suprimiendo la categoría de Futur second para «He, o tengo de oluidar»87. Con ello, Deça extiende sus críticas a gramáticos franceses de español más allá de Dupuis.

  • 88 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. 84-85.

36En la reflexión final de su obra, repite y concluye Deça en francés que ha escrito su gramática para satisfacer la demanda del público y esclarecer las muchas confusiones gramaticales que disgustan a los sabios y confunden a los estudiosos; finalmente, suplica perdón por lo malo que tenga la gramática, a modo de captatio benevolentiae88:

Cette Grammaire m’a paru assez nécessaire pour la satisfaction de ceux qui ont la curiosité d’apprendre la langue Espagnole pour éuiter beaucoup de confusions, qui déplaisent aux sçauains, & confondent les studieux; suppliant le Lecteur d’excuser ce qu’il troueuera de mauuais, puis qu’il n’y peut auoir rien de bon, conforme à l’Angélique Docteur, qui dit, Bonum ex integra causa malum ex quocumque defectu.

Críticas en liminares

  • 89 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. [86-87].

37Pero las reconvenciones no se terminan con el cuerpo de la gramática, sino que se adensan en el «Advertissement aux lectevrs» del final89, donde repite algunos de los puntos del prólogo al lector. Así pues, por ejemplo, se afirma que las gramáticas anteriores de español en Francia están llenas de fallos debido a que los autores no son españoles, de ahí que presenten diversos ejemplos de lo que hoy llamaríamos interferencia, e incrimina en concreto a la gramática justo previa (que es la de Dupuis), en la cual señala los siguientes errores:

  • 90 Ver Sáez Rivera, 2008b.
  • 91 Dupuis, La grammaire espagnole, p. 183. El subrayado del italianismo es mío.
  • 92 Dupuis, La grammaire espagnole, p. 223. El subrayado del italianismo es mío.

381. Che por que, son por soy o Segnor por Señor, todos italianismos que también podemos achacar a los correctores o a los cajistas, no solo a Dupuis90. A estos italianismos podemos añadir otros muchos que aparecen en el texto de Dupuis sin que Deça los localizara o señalara, como por ejemplo «io no quepo en mí de piazer»91, donde piazer aparece por influencia de piacere; o «io saldré al corso de la Reyna»92.

392. Errores léxicos como recogimiento, mala traducción de recueil, en lugar del más apropiado compendio, ya que recogimiento hace referencia a los conventos para mujeres de vida antes disoluta.

403. Presuntos errores morfosintácticos como el esfera, el estrella, el embidia o el escalera (aunque estas formas todavía se documentan hasta finales del siglo xvii, para cuando debían de estar en declive, según hemos señalado antes; el testimonio de Deça parece indicar que ese declive ya debía ser muy fuerte a mediados del siglo xvii en la lengua oral, según la competencia nativa del gramático sevillano; en cambio, Dupuis todavía reproduciría estas formas porque su saber del español era más libresco que oral, de modo que al ver el espada escrito lo daba como válido).

  • 93 Ver Cioranescu, 1983, p. 148.

414. Finalmente, Deça avala su opinión con la de otros cortesanos93 y disculpa su ataque por afán de defender la reputación de su lengua sin ofender la del autor, cuyo nombre al menos ha mantenido en el anonimato, aunque resulte imposible no saber de quién se trata.

Intervención regia

  • 94 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. [88-89].
  • 95 Se trata de la típica promesa, normalmente incumplida, de publicación de más obras que realizaban m (...)
  • 96 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. [90-91].

42Después de esta dura diatriba, se ofrece un momento de respiro polémico en unas poesías morales en alabanza de Cristo insertadas en este punto del compendio94. Pero pronto vuelven las críticas, respaldadas por el mismo Rey en un curioso privilegio de impresión en el que Luis XIV mismo, o bien algún consejero en su nombre (poco importa quién lo redactara, primando pragmáticamente la autoridad del que lo avala), habla en plural mayestático por solicitud de Simón Deça, explicando que este ha obrado por orden suya en su revisión y mejora de las gramáticas anteriores para aliviar la curiosidad de varias personas de la Corte. El Rey o su delegado parecen contentos con el trabajo de Deça, que ha cribado todas las faltas y despropósitos en las gramáticas y el español que se enseña en la Corte. Por el servicio prestado, se le concede privilegio de impresión para esta obrita y sus otras dos obras inéditas Diálogos políticos y Prisión de locos y hospital de incurables, de las que no hay de momento rastro y probablemente no lo haya95. En la reproducción del texto omitimos las partes formularias, señaladas mediante puntos suspensivos entre corchetes96:

[...] Salut. Simon Deça Sottomayor Espagnol de Nation, natif de Séuille, Nous a fait dire & remontrer, que pour satisfaire à la curiosité de plusieurs personnes de nostre Cour, qui l’auroient sollicité de voir si les Grammaires Espagnolles que diuerses personnes ont faites estoient conformes à l’vsage de sa Langue, il les auroit trouuées si défectueuses & si remplis de fautes & de certains termes qui ne sont en aucune façon vsitez en Espagne, que cela l’auroit obligé pour maintenir la beauté de sa Langue, que les Maistres d’àprésent ont mal introduite en nostre Cour, par le peu de connoissance qu’ils en ont, & les mauuais préceptes qu’ils y enseignent, d’en faire vne briefue & correcte pour l’vtilité de nos Subiects; Et d’autant qu’il pourroit aouir des personnes qui imprimeront à son iusçeu la dite Grammaire auec deux autres liures qu’il a composez, & qu’il désire mettre en lumière, dont l’vn est intitulé Dialogos Políticos, & l’autre, Prisión de Locos, y hospital de incurables; il Nous auroit requis de luy accorder nos Lettres, auec les déffenses à ce nécessaires. À ces cavses, voulant fauoriser l’intention dudit Exposant, Nous luy auons permis & octroyé, permettons & octroyons para ces présentes, de faire imprimer la dite Grammaire intitulée, Abrégé de la Grammaire Espagnolle, par l’Espagnol Séuilien, auec les liures intitulez Dialogues Políticos, & Prisión de Locos, y hospital de incurables [...].

  • 97 Dascal, 1998a.

43La polémica se cierra así conforme a una de las maneras típicas en las controversias97: la comunidad de referencia (en este caso a través de su máximo y más potente representante, el Rey mismo) señala que se ha acumulado suficiente peso a favor de una de las posiciones en conflicto (de manera favorable para Deça, pues). Podemos además imaginar o hipotetizar de manera bastante plausible que la manifestación impresa de la controversia probablemente reflejara una polémica oral que debió de cundir por la corte y la ciudad misma de París, y que por mandato regio quedaba cerrada.

Conclusión y discusión

44Los textos gramaticales examinados con detalle en este artículo se nos presentan como textos polémicos altamente polifónicos con citas adversativas contra el rival elegido, tanto explícitas como sobre todo implícitas o encubiertas, sin señalar con claridad al criticado. El caso estudiado de Dupuis contra Deça de Sottomayor ofrece una polémica análoga a la Oudin contra Salazar, con la diferencia de que esta vez parece ganar la contienda el español, mientras que en el otro enfrentamiento salió más airoso Oudin.

  • 98 Elias, 1996, pp. 96-98.

45Esta polémica concreta ofrece un ejemplo de la típica disputa entre gramáticos por la verdad gramatical, pero sobre todo entre cortesanos por la cercanía al rey y el favor real. Así pues, según la clasificación de tipos de polémicas de Dascal, nos encontraríamos ante una controversia, por mezclar elementos de discusión (al aducir pruebas de error de Dupuis en puntos ortográficos, gramaticales y léxicos concretos) y disputa (por el empleo de estratagemas argumentativas ad hominem contra Dupuis, que queda inhabilitado según Deça como gramático del español por su condición de no nativo). La controversia entre cortesanos —como lo eran estos gramáticos— servía de hecho como herramienta de control social azuzada por Luis XIV para asegurarse el poder98.

46En fin, hemos dado cuenta analítica, crítica y hermenéuticamente de un episodio más de las relaciones hispano-francesas en el siglo xvii sobre el que aún nos falta algún detalle histórico en el que habría que ahondar, como obtener más datos biográficos de los participantes en la contienda. Merece por tanto la pena rescatar y estudiar estas gramáticas en gran parte preteridas, al igual que a sus olvidados autores.

47

  • 99 Fuente de la imagen: http://www.cervantesvirtual.com/portales/sor_juana_ines_de_la_cruz/ imagenes_i (...)

La Gramática. Biombo de las Artes Liberales (Juan Correa. 1670. Óleo sobre madera, Museo Franz Mayer. México D. F.)99.

La Gramática. Biombo de las Artes Liberales (Juan Correa. 1670. Óleo sobre madera, Museo Franz Mayer. México D. F.)99.
  • 100 Fuente de la imagen: http://www.artnet.com/artists/adriaen-brouwer/three-peasants-fighting-in-a-bar (...)

Tres campesinos de pelea en un granero (círculo de Adriaen Brouwer, c. 1605-1638, colección particular)100.

Tres campesinos de pelea en un granero (círculo de Adriaen Brouwer, c. 1605-1638, colección particular)100.

48

  • 101 Fuente de la imagen: https://www.histoire-image.org/fr/etudes/mariage-louis-xiv-marie-therese-autri (...)

Jacques Lamousnier, Mariage de Louis XIV avec Marie-Thérèse d’Autriche en l’Église de Saint-Jean-de-Luz, le 9 juin 1660 (Museo de Tessé, Le Mans)101.

Jacques Lamousnier, Mariage de Louis XIV avec Marie-Thérèse d’Autriche en l’Église de Saint-Jean-de-Luz, le 9 juin 1660 (Museo de Tessé, Le Mans)101.
Inicio de página

Referencias bibliográficas

Aguilar Piñal, Francisco, Bibliografía de autores españoles del siglo xviii, Madrid, CSIC, t. VII, 1993.

Alonso, Amado, «La pronunciación francesa de la ç y de la z españolas», Nueva Revista de Filología Hispánica, 1, 1951a, pp. 1-37.

Alonso, Amado, «Cronología de la igualación c-z en español», Hispanic Review, 19, 1951b, pp. 37-58, 143-164.

Alonso, Amado, De la pronunciación medieval a la moderna, Madrid, Gredos, vol. 1, 1967.

Alonso, Dámaso, «Una distinción temprana de b y d fricativas», Revista de Filología Española, 18, 1931, pp. 15-23.

Alvar Ezquerra, Manuel, Las nomenclaturas del español. Siglos xv-xix, Madrid, Liceus, 2013.

Álvarez de Miranda, Pedro, «El alomorfo de la y sus consecuencias», LEA, 15/1, 1993, pp. 5-44.

Auroux, Sylvain, La révolution technologique de la grammatisation, Paris, Pierre Mardaga, 1994.

Balibar, Renée, L’institution du français. Essai sur le colinguisme des Carolingiens à la République, Paris, PUF, 1985.

Balibar, Renée, Le colinguisme, Paris, PUF, 1991.

Bosque, Ignacio, Cómo nos ven. La percepción social de la gramática y de los gramáticos, 2017 [Discurso de recepción del Doctorado Honoris Causa, Universidad Nacional de Rosario (Argentina), 25 de septiembre de 2017]. https://www.dropbox.com/s/tippq9ur4vs0qog/Ignacio%20Bosque%20C%C3%93MO%20NOS%20VEN.pdf?dl=0. Consultado el 9 de abril de 2018.

Calvo Pérez, Julio, «Valdés contra Nebrija: el otro fondo de la polémica», en Nebrija V centenario: actas del Congreso Internacional de Historiografía Linguística, eds. Ricardo Escavy et al., Murcia, Secretariado de Publicaciones e Intercambio Científico, Universidad de Murcia, 1994, vol. 3, pp. 141-150.

Caput, Jean-Pol, «Naissance et évolution de la notion de norme en français», Langue Française, 16, 1972, pp. 68-73. DOI : https://doi.org/10.3406/lfr.1972.5704

Cioranescu, Alexandre, Bibliografía francoespañola (1600-1715), Madrid, RAE (Anejo del BRAE), 1977.

Cioranescu, Alexandre, Le masque et le visage: du baroque espagnol au classicisme français, Genève, Librairie Droz, 1983.

Cioranescu, Alexandre, Bibliographie de la littérature française du dix-septième siècle, Genève, Slatkine Reprints, 1994 (1a ed. 1965-1966).

Clavería, Carlos, España en Europa. Aspectos de la difusión de la lengua y las letras españolas desde el siglo xvi, Madrid, RAE, 1974.

Collet-Sedola, Sabine, La connaissance de l’espagnol en France et les premières grammaires hispano-françaises (1550-1700), tesis doctoral, Université Paris 3 Sorbonne Nouvelle, 1974.

Collet-Sedola, Sabine, «Les hispanisants français du xviie siècle et la langue italienne», en Italia ed Europa nella linguistica del Rinascimento: confronti e relazioni. Atti del Convegno internazionale, Ferrara, Palazzo Paradiso 20-24, marzo 1991, ed. Mirko Tavoni, Modena, Panini, 1996a, vol. 1, pp. 443-457.

Collet-Sedola, Sabine, «Gramáticos y gramáticas: España en Francia (1600-1650)», en Studia Aurea. Actas del III Congreso de la AISO (Toulouse, 1993), coords. Ignacio Arellano et al., Pamplona/Toulouse, GRISO/LEMSO, 1996b, vol. 1, pp. 161-168.

Dascal, Marcelo, «Types of polemics and types of polemical moves», Dialogue Analysis VI, Tübingen, Max Niemeyer, 1998a, vol. 1, pp. 15-33.

Dascal, Marcelo, «The study of controversies and the theory and history of Science», Science in Context, 11/2, 1998b, pp. 147-154.

Deça Sottomayor, Simón, Abrégé de la grammaire espagnole, À Paris. Chez Nicolas & Jean de la Coste à la petite porte du Palais. Et se vendent Chez l’Eſpagnol de Seuille, ruë Pallette, près la Monnoye, 1659.

Del Barrio de la Rosa, Florencio, «Piezas léxicas y variación morfosintáctica en la Historia del español. Tres casos en el español de los Siglos de Oro (1581-1620)», en Palabras Vocabulario Léxico. La lexicología aplicada a la didáctica y a la diacronía, ed. Florencio del Barrio de la Rosa, Venezia, Edizioni Ca’ Foscari, 2017. URL: http://doi.org/10.14277/6969-169-0/VP-1-15

Des Roziers [Claude Dupuis, Sieur], La grammaire espagnole de Des Roziers, A Paris, Chez l’Autheur dans ſa maiſon, ruë de Berry, proche le petit Marché du Marais, 1659.

[Doujat, Jean]102, Grammaire espagnole abrégée, À Paris, Chez Augustin Courbé, 1644. BNF [X-14664].

Elias, Norbert, La sociedad cortesana, México, Fondo de Cultura Económica, 1996 (1ª ed. 1969). 

Erasmo de Rotterdam, Elogio de la locura, traducción y prólogo de A. Rodríguez Bachiller, (con 82 dibujos de Holbein, procedentes de la edición de Johanes Froben, impresa en Basilea en 1515), Madrid, Aguilar, 1955. URL: http://www.dim.uchile.cl/~lsaavedr/Elogio.pdf Consultado el 9 de abril de 2018.

Espino Martín, Javier, «Entre la regeneración educativa y las polémicas literarias: la “sátira gramatical” y la figura del profesor de latinidad en escritores y “hombres de letras” del siglo xviii español», Nueva Revista de Filología Hispánica, 65/1, 2017, pp. 101-141.

Esteba Ramos, Diana, «La figura de Jean Perger en la tradición gramaticográfica del español como lengua extranjera en Francia», en Márgenes y centros en el español del siglo xviii, coords. Martha Guzmán Riverón y Daniel M. Sáez Rivera, Valencia, Tirant Lo Blanch, 2016, pp. 59-77.

Everett, Daniel L., «Cultural Constraints on Grammar and Cognition in Pirahã: Another Look at the Design Features of Human Language», Current Anthropology, 46/4, 2005, pp. 621-646.

García Aranda, María Ángeles, «La lexicografía francoespañola en el siglo xvii: el “Recogimiento de algunas palabras” de Claude Dupuis des Roziers (1659)», Cuadernos de Filología Francesa, 20, 2009, pp. 159-174.

Gemmingen, Barbara von, «Un “dictionnaire de poche” du xviie siècle, le Vocabulario para facilmente y brieuemente deprender a ler, escribir, y hablar la lengua castellana de François Huillery (1661)», en Actes du XXe Congrès International de Linguistique et de Philologie Romane, eds. Gerold Hilty et al., Tübingen/Basel, Francke, vol. IV, 1993, pp. 621-635.

Girón Alconchel, José Luis, «Cambios gramaticales en los siglos de oro», en Historia de la lengua española, coord. Rafael Cano Aguilar, Barcelona, Ariel, 2004, pp. 859-893.

Kiddle, Lawrence Bayard, «The Chronology of the Spanish Sound Change: š > x», en Studies in Honor of Lloyd A. Kasten, Madison, Hispanic Seminary of Medieval Studies, 1975, pp. 73-100.

Lapesa, Rafael, Historia de la lengua española, Madrid, Gredos, 1981.

Law, Vivien, «Appendix I: Epistola //14-93: The vocative of ego», en Wisdom, authority and grammar in the seventh century: Decoding Virgilius Maro Grammaticus, ed. Vivien Law, Cambridge, Cambridge University Press, 1995, pp. 109-111.

Maux, Marie-Hélène, Les débuts de la didactique de l’espagnol en France : les premières grammaires pratiques (1596-1660), Lille, Atelier National de Reproduction des Thèses, 2000.

Menéndez Pidal, Ramón, Historia de la lengua española, Madrid, Fundación Ramón Menéndez Pidal, 2 vols., 2005.

Messner, Dieter, Nicolas Mez de Braidenbach. Edición facsímil de Diccionario muy copioso de la lengua española, y alemana (1670), Gramática, o instrucción española y alemana (1666), Salzburg, Institut für Romanistik der Universität Salzburg, 1999.

Messner, Dieter, Los manuales de español impresos en Viena en el siglo xvii, ed. facsímil y comentada, Salzburg, Institut für Romanistik der Universität Salzburg, 2000, 2 vols.

Messner, Dieter, «Viena y el hispanismo en el siglo xvii», Romanistik in Geschichte und Gegenwart, 7/1, 2001, pp. 33-51.

Moutié, Auguste, Notice historique sur le domaine et le château de Rambouillet, Rambouillet, François-Auguste Raynal, 1850.

Morel-Fatio, Alfred, Ambrosio de Salazar et l’étude de l’espagnol en France sous Louis XIII, Paris, Alphonse Picard et fils (Bibliothèque espagnole, 1), 1901.

Niederehe, Hans-Joseph, Bibliografía cronológica de la lingüística, la gramática y la lexicografía del español (BICRES II). Desde el año 1601 hasta el año 1700, Amsterdam/Philadelphia, John Benjamins Publishing Company, 1999.

Niederehe, Hans-Joseph, «Prólogo», en Brigitte Lépinette, L’enseignement du français en Espagne au xviiie siècle dans ses grammaires. Contexte historique. Concepts linguistiques et pédagogie, Münster, Nodus Publikationen, 2000, pp. 9-11.

Oudin, César, Tesoro de las dos lenguas española y francesa. Trésor des deux langues françoise et espagnolle, ed. de Marc Zuili, Paris, Honoré Champion, 2016, 2 vols.

Pablo Núñez, Luis, «Un ejemplo curioso de la lexicografía bilingüe hispano-francesa de los siglos xvi y xvii: el Vocabvlario para facilmente y brieuemente deprender a ler, escrebir, y hablar la lengua castellana (1661) de François Huillery», en Cuatrocientos años de la lengua del Quijote: estudios de historiografía e historia de la lengua española, eds. Marta Fernández Alcaide y Araceli López Serena, Sevilla, Universidad de Sevilla, 2007, pp. 449-462.

Pablo Núñez, Luis, El arte de las palabras: diccionarios e imprenta en el Siglo de Oro, Mérida, Editora Regional de Extremadura, 2010, 2 vols.

Pablo Núñez, Luis, «Los Nouveaux proverbes espagnols et français de 1660: un plagio encubierto de los Refranes de César Oudin», Criticón, 116, 2012, pp. 29-42. URL: http://journals.openedition.org/criticon/480; DOI : 10.4000/criticon.480

Perromat Augustin, Kevin, El plagio en las literaturas hispánicas: Historia, Teoría y Práctica, tesis doctoral, Université Paris-Sorbonne Paris 4, 2010. URL: https://tel.archives-ouvertes.fr/tel-00992391

Polo de Medina, Jacinto, Poesía / Hospital de incurables, ed. Francisco J. Díez de Revenga, Madrid, Cátedra, 1987 (1ª ed. 1630-1636).

Quijada Van Den Berghe, Carmen, «Pautas para el estudio de las autoridades y el canon en las gramáticas del español del siglo xvii», en El Castellano y su codificación gramatical. Volumen II. De 1614 (B. Jiménez Patón) a 1697 (F. Sobrino), ed. José J. Gómez Asencio, Burgos, Fundación Instituto Castellano Leonés de la Lengua Española, 2008, pp. 641-666.

Real Academia Española, Gramática de la lengua castellana, Madrid, Joaquín Ibarra, 1771 (ejemplar digitalizado en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes). URL: http://www.cervantesvirtual.com/nd/ark:/59851/bmc6q1w9

Real Academia Española, Nuevo tesoro lexicográfico de la lengua española, Madrid, Espasa, 2001. URL: http://buscon.rae.es/ntlle/SrvltGUILoginNtlle

Real Academia Española, Diccionario de la lengua española, Madrid, Espasa, 2014. URL: http://dle.rae.es

Saavedra Fajardo, Diego, República literaria, ed. Francisco Javier Díez de Revenga, Murcia, Real Academia Alfonso X El Sabio, 2008.

Sáez Rivera, Daniel M., «La Olla podrida a la española (1655) o los presuntos entretenimientos de un maestro de lenguas del siglo xvii», en Estudios de historia de la lengua e historiografía lingüística. Actas del III Congreso Nacional de la AJIHLE (Jaén, 27, 28 y 29 de marzo de 2003), coords. María del Carmen Cazorla Vivas et al., Madrid, Compañía Española de Reprografía y Servicios, 2005, pp. 457-467.

Sáez Rivera, Daniel M., «Crítica textual, historiografía lingüística e historia de la lengua: propr(r)io-mismo a partir de la Nouvelle grammaire espagnole de Francisco Sobrino», en Historia de la lengua y crítica textual, ed. Lola Pons Rodríguez, Madrid/Frankfurt am Main, Vervuert/Iberoamericana, 2006, pp. 267-302.

Sáez Rivera, Daniel M., La lengua de las gramáticas y métodos de español como lengua extranjera en Europa (1640-1726), Madrid, Servicio de Publicaciones de la Universidad Complutense, 2008a. URL: http://www.ucm.es/BUCM/tesis/fll/ucm-t30253.pdf

Sáez Rivera, Daniel M., «La interferencia del italiano en los métodos de E/LE en Europa (siglo xvi-principios del siglo xviii)», en El valor de la diversidad [meta]lingüística. Actas del VIII Congreso de Lingüística General (23-28 de junio de 2008), Madrid, UAM, 2008b [CD-ROM]. URL: http://elvira.lllf.uam.es/clg8/actas/index.html

Sáez Rivera, Daniel M., «Marcos Fernández: “Capítulo y explicación de la palabra hidalgo o hidalga”, en Olla podrida a la española… (1655)», Anales Cervantinos, 40, 2008c, pp. 283-310.

Sáez Rivera, Daniel M., «La edición de textos con ortografía idiosincrásica: el caso de Marcos Fernández, gramático y ortógrafo del siglo xvii»¸ Philologia Hispalensis, 23/3, 2009a, pp. 117-142. URL: http://hdl.handle.net/11441/22541

Sáez Rivera, Daniel M., «La explosión pedagógica de la enseñanza del español en Europa a raíz de la Guerra de Sucesión española», Dicenda, 27, 2009b, pp. 131-156. URL: http:// revistas.ucm.es/index.php/DICE/article/view/DICE0909110131A

Sáez Rivera, Daniel M., «Visiones críticas de una España alternativa en los gramáticos heterodoxos del español en Europa: de Antonio del Corro a Pedro Pineda», en Exils et mémoires de l’exil dans le monde ibérique (xiie-xxie siècles). Exilios y memorias en el mundo ibérico (siglos xii-xxi), ed. Michel Boeglin, Bruxelles, P. I. E. Peter Lang, 2014, pp. 75-92.

Sáez Rivera, Daniel M., «Un francés de Chartres en la Sevilla del siglo xvii: la interlengua asevillanada de François Huillery en su Vocabvlario para fácilmente y brieuemente deprender a ler, escrebir, y hablar la lengua Castellana. Con algunas curiosidades (París,1661)», en Diálogos entre la lengua y la literatura, coords. Cristóbal José Álvarez López y María del Rosario Martínez Navarro, Sevilla, Vitela, 2016, pp. 15-49.

Sáez Rivera, Daniel M., «[Reseña de:] Oudin, César, Tesoro de las dos lenguas española y francesa. Trésor des deux langues françoise et espagnolle, étude introductive et édition de Marc Zuili, préface de Dominique Reyre, Paris, Honoré Champion, 2016, 2 vols. (816 pp. + 480 pp.)», Criticón, 129, 2017, pp. 269-272. URL: http://journals.openedition.org/criticon/ 3407

Sáez Rivera, Daniel M. y Margarita Borreguero Zuloaga, «La presencia de la mujer en los métodos y las gramáticas de ELE (1492-1726)», en Discurso de género y didáctica. Relato de una inquietud, coords. Félix San Vicente y María Luisa Calero Vaquera, Bolonia/Córdoba, CLUEB/Servicio de Publicaciones de la Universidad de Córdoba, 2012, pp. 99-113.

Salazar, Ambrosio, Espeio general de la grammatica en dialogos…, À Rouen, Chez François Vaultier. 1659 (1ª ed. 1614). BNE [R. 14945].

Sánchez Pérez, Aquilino, Historia de la enseñanza del español como lengua extranjera, Madrid, SGEL, 1992.

Vaíllo, Carlos, «La sátira de un expatriado español: la Olla podrida (1655), de Marcos Fernández», en Estudios sobre la sátira española en el Siglo de Oro, eds. Carlos Vaíllo y Ramón Valdés, Madrid, Castalia, pp. 151-178.

Zuili, Marc, «Nuevas aportaciones sobre el hispanista francés César Oudin (1560?-1625)», Thélème: Revista Complutense de Estudios franceses, 20, 2005, pp. 203-211. URL: http://revistas.ucm.es/index.php/THEL/article/view/34452

Wolfe, Tom, El reino del lenguaje, Barcelona, Anagrama, 2016.

Inicio de página

Notas

1 Por ejemplo, Auroux, 1994, entre otros trabajos.

2 Para entender mejor el concepto de herramienta lingüística outil linguistique»), que incluye tanto gramáticas como diccionarios, merece la pena trasladar al completo aquí en nota el siguiente párrafo de Auroux, 1994, p. 115: «La grammaire n’est donc pas une simple description du langage naturel. Il faut la concevoir aussi comme un outil linguistique: de même qu’un marteau prolonge le geste de la main et le transforme, une grammaire prolonge la parole naturelle, et donne accès à un corps de règles et de formes qui ne figurent souvent pas ensemble dans la compétence d’un même locuteur. Cela est encore plus vrai des dictionnaires: quelle que soit ma compétence linguistique, je ne maîtrise certainement pas la quantité des mots qui figurent dans les grands dictionnaires monolingues qui seront produits à partir de la fin de la Renaissance (le contraire rendrait du reste ces dictionnaires inutiles à toute autre fin que l’apprentissage des langues étrangères). Cela signifie que l’apparition des outils linguistiques ne laisse pas intactes les pratiques linguistiques humaines. Avec la grammatisation —donc l’écriture, puis l’imprimerie— et, en grande partie, grâce à elle, sont constitués des espaces/temps de communication dont les dimensions et l’homogénéité sont sans commune mesure avec ce qui peut exister dans une société orale, c’est-à-dire sans grammaire».

3 Auroux 1994, pp. 161-167, en especial p. 165.

4 Dascal, 1998

5 Dascal, 1998b.

6 Elias, 1996.

7 Espino Martín, 2017.

8 Law, 1995, pp. 109-111.

9 Cito por la edición de Rodríguez Bachiller, 1955, pp. 206-211. Ver Erasmo de Rotterdam (1515) en la bibliografía final de este trabajo.

10 Rodríguez Bachiller, 1955, p. 208 y p. 210.

11 Acerca de esta edición dieciochesca, Aguilar Piñal, 1993, núm. 2785. Sobre Pineda como un miembro más en el siglo xviii de la terna de gramáticos y lexicógrafos heterodoxos que arranca con Antonio del Corro en el siglo xvi y tiene especial incidencia en Inglaterra, véase Sáez Rivera, 2014.

12 Según el NTLLE (RAE, 2001, s. v. verdulera), verdulera se registra por primera en el DRAE de 1884 en segunda acepción como «fig. y fam. Mujer desvergonzada y raída», acepción que se mantiene sin grandes cambios hasta el DRAE (1992), cuando se matiza cambiando los adjetivos calificativos: «f. fig. y fam. Mujer descarada y ordinaria». La definición se mantiene en el DRAE (2001) y solo en la última edición (2014) del académico Diccionario de la lengua española (ahora siglado como DLE) se desvincula la definición de mujer y se amplía a ambos géneros del ser humano: «verdulero, ra 2. m. y f. coloq. Persona descarada y ordinaria».

13 Cito por la edición de Díez de Revenga, 2008, pp. 112-113.

14 No recojo, por obvia y muy conocida, la polémica entre Nebrija y Valdés, consistente en que este lanzó en su Diálogo de la lengua (c. 1535) invectivas contra Antonio de Nebrija, descalificándolo como gramático por el supuesto andalucismo reflejado en su Gramática castellana (1492). Un buen resumen de la polémica se puede encontrar en Calvo Pérez, 1994.

15 Sáez Rivera, 2005 y 2009a; Vaíllo, 2006.

16 Sáez Rivera, 2008c.

17 Bosque, 2017.

18 La polémica se traza amena y ejemplarmente en Wolfe, 2016, en especial en el capítulo quinto «Lo que atrapó el papamoscas» (pp. 106-126) y el sexto «El cortafuegos» (pp. 127-162). La propia versión en línea del artículo inicial de Everett (2005) recoge comentarios críticos y polémicos al final, así como una primera respuesta del mismo Everett.

19 Ver anexo I. Otros ejemplos iconográficos de figuras femeninas representando esta vez lenguas, más que gramáticas, se recogen en Sáez Rivera y Borreguero Zuloaga, 2012.

20 Ver anexo II.

21 Clavería, 1972.

22 Niederehe, 2000, p. 10.

23 Balibar, 1985, 1991.

24 Sáez Rivera, 2008b.

25 Messner, 1999, 2000 y 2001.

26 Caso bien estudiado por Collet-Sedola, 1996a y 1996b.

27 Ver Anexo III.

28 Sobre el contexto histórico y el resultado de aquella producción gramatical, remitimos de nuevo a Collet-Sedola, 1996a. La profesora Maux, 2000, ofrece un detallado análisis historiográfico-lingüístico de muchas de esas gramáticas, también estudiadas como fuente de datos de historia de la lengua española y en algunos de sus aspectos teóricos por Sáez Rivera, 2008a.

29 Cioranescu, 1983.

30 Ver Quijada van den Berghe, 2008, pp. 661-662.

31 Pablo Núñez, 2012.

32 Perromat Augustin, 2010, pp. 375-376.

33 Conforme lo moteja, describe y analiza con acierto Von Gemmingen, 1993. Más recientemente, Pablo Núñez, 2010, vol. II, pp. 17-52, efectúa un análisis lexicográfico y bibliográfico detallado.

34 Sáez Rivera, 2016.

35 Morel-Fatio, 1901, sigue siendo el mejor recuento.

36 Según Collet-Sedola, 1996ab.

37 Véase Elias, 1996, p. 88.

38 Elias, 1996, p. 123.

39 Véase Elias, 1996, p. 103, sobre la búsqueda de los cortesanos de proximidad física al Rey. Acerca del ritual cortesano del despertar del Rey Sol, Elias, 1996, pp. 113-122.

40 Y más deberíamos saber: se necesitan más estudios históricos que incluyan pesquisas en archivo, del tipo del artículo sobre César Oudin de Zuilli, 2005, para conocer mejor el contexto de los autores de las gramáticas analizadas en nuestro artículo.

41 Se puede encontrar una ficha bibliográfica completa de tal gramática en Sáez Rivera, 2008a, núm. 23, que incluye transcripción de la portada.

42 Sáez Rivera, 2008a, pp. 477-481.

43 Ver Esteba Ramos, 2016.

44 Sería por tanto Dupuis ejemplo de «gramático de cámara» (con conocimiento libresco del español y buena formación gramatical) frente a los «gramáticos de camino», que han podido tener contacto directo con el español al haber viajado o vivido por tierras españolas, según la dicotomía sugerida en Sáez Rivera, 2009, para el caso del corpus gramatical de manuales para enseñar español en Europa en forma de oleada a causa del interés suscitado por la Guerra de Sucesión española a principios del siglo xvii.

45 Des Roziers [Claude Dupuis, Sieur], La grammaire espagnole de Des Roziers, À Paris, Chez l’Autheur dans ſa maiſon, ruë de Berry, proche le petit Marché du Marais, 1659. BNF [X-14692]. Para su registro en repertorios previos, véase Cioranescu, 1965-1966, 27783 y 1977, 2683; Niederehe, 1999, 759, solo conoce el ejemplar de Nueva York HSA; Sánchez Pérez, 1992, 475; Sáez Rivera, 2008a, núm. 23.

46 Rosier se traduce en español no solo como «rosal», sino también como «rosario» (que deriva del latín rosarium) en el sentido de «serie», «conjunto de cosas relacionadas» (RAE, 2014, s. v. rosario), en este caso explicaciones gramaticales y otros recursos para el aprendizaje de una lengua, en forma de florilegio o ramillete (denominaciones alusivas también a flores y por otra parte habituales en los títulos de los manuales de enseñanza de lenguas en la época). Este último es el sentido que adopta Dupuis en sus obras.

47 Según la opinión de Amado Alonso, 1951a, p. 19; 1967, p. 177, con la que se mostró en desacuerdo Collet-Sedola, 1974, pp. 233-234 y 236-239.

48 Sáez Rivera, 2008a, p. 284, sobre las fuentes de Dupuis.

49 Véase el estudio introductorio de Zuili en su edición de 2016 del Trésor de Oudin. Sobre la vida de César Oudin, ver Zuili, 2005.

50 Dupuis, La grammaire espagnole, p. 30.

51 Dupuis, La grammaire espagnole, p. 60.

52 Quijada van den Berghe, 2008, p. 661 comenta que coincide en canon con César Oudin, pero cita ejemplos distintos.

53 La dedicatoria «À Monsieur Monsieur de Ramboüillet» (sign. āij r-āiiij v), el prólogo «Au lecteur» (sign. āv r-ā vj r) y la tabla de corrección de erratas (sign. āvj r).

54 Dupuis, La grammaire espagnole, sign. āvj v-āxij r.

55 Dupuis, La grammaire espagnole, pp. 1-271.

56 Dupuis, La grammaire espagnole, pp. 272-288. Esta sección del volumen la estudia con detalle y acierto García Aranda, 2009. También le dedican unas páginas sumarias, pero certeras, tanto Pablo Núñez, 2010, vol. II, pp. 138-139, como Alvar Ezquerra, 2013, pp. 220-222.

57 Moutié, 1850, pp. 28-34.

58 Dupuis, La grammaire espagnole, sign. āv r-āvj r.

59 Alonso, 1967, pp. 59-60.

60 Sobre la igualación o diferenciación de b-v en gramáticas, ver también Alonso, 1931.

61 Dupuis, La grammaire espagnole, sign. āviij r-v.

62 Salazar, Espeio general de la grammatica en dialogos, pp. 48-51.

63 Dupuis, La grammaire espagnole, p. 60.

64 Dupuis, La grammaire espagnole, sign. āvj v-āxij r. Comentan y aprovechan el pasaje Kiddle, 1975, p. 96, y Menéndez Pidal, 2005, p. 1006.

65 Dupuis, La grammaire espagnole, p. 5.

66 Según Lapesa, 1981, p. 391.

67 Ya Collet-Sedola, 1974, señalaba tal despropósito de Dupuis. Ver Girón Alconchel, 2004, p. 864, sobre la historia de la construcción en el Siglo de Oro. La norma moderna no queda definitivamente sancionada hasta la Gramática de la lengua castellana, 1771, p. 51: «Decimos: el alba, el ave, el águila; y no decimos: el abeja, el aguja, el afición, el afrenta, el abundancia, sino la abeja, la aguja, la afición, la afrenta, la abundancia, dando a estos nombres femeninos su artículo femenino, porque el uso no ha permitido en ellos lo contrario». Sin embargo, podemos observar que la RAE no formula la regla adecuadamente, pues no asocia el con á- sino meramente con a-: de hecho, hasta la gramática de Salvá en el siglo xix no se enunciará correctamente la regla (Álvarez de Miranda, 1993, p. 7, también para otras formulaciones gramaticales en los siglos xvi y xvii). Hasta el siglo xviii aún son posibles estos tipos de ejemplos, aunque siempre han sido minoritarios con respecto al modelo el ama; no obstante, Salvá aún admite ejemplos del tipo la alma atribulada hasta la tercera edición de su gramática en 1837 (Álvarez de Miranda, 1993, pp. 15-16).

68 Ver ficha núm. 20 en Sáez Rivera, 2008a.

69 Como ya señaló Collet-Sedola, 1974, p. 280. La referencia bibliográfica completa es la siguiente: Deça Sottomayor, Simón, Abrégé de la grammaire espagnole, À Paris. Chez Nicolas & Jean de la Coste a la petite porte du Palais. Et se vendent Chez l’Espagnol de Seuille, ruë Pallette, près la Monnoye, 1659. BNF [X-14728 (1)] en el mismo volumen aparece encuadernado el Desengaño de cortesanos, de Alonso de Barros (París, François Huby, 1617), en edición bilingüe, versión francesa de Sebastien Hardy BNF [X-14728 (2)]. Para su registro en repertorios bibliográficos véase Cioranescu, 1977, p. 2679; Niederehe, 1999, p. 757; Sánchez Pérez, 1992, p. 475; Sáez Rivera, 2008a, núm. 20.

70 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. 11-85.

71 «À Monsieur, Mr. Iacques Debanes, Chevalier Seigneur de Sinarguie, Mestre de Camp d’vn Régiment de Caualerie», Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. [3-5]. Se trata de un noble de menor rango que Rambouillet.

72 «Al Señor de Sinargue. Soneto.» (Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, p. [6]), que arranca «AQuel [inicial metálica sin cursiva seguida de mayúscula cursiva] bello botón en ñudo ayroso, /Que en verde cárcel al clavel detiene»; «Otro.» (p. [7]), cuyos dos primeros versos dicen «ARrogante intento, más que prudente, / Mouer el coche resplandor del día»; y casi al fin una composición poética formada por dos sonetos unidos (pp. [88-89]) que reza al principio así: «SI de la muerte rigurosa y fiera / Principio son la sequedad y el frío».

73 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. [8-10]. Cito entre corchetes los números de página reconstruidos en las secciones del impreso original sin paginación (cf. ficha descriptiva en Sáez Rivera 2008 : 1372-1373). El texto de la gramática está compuesto por defecto en cursiva, por lo que la cursiva de las citas está en el original.

74 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. [86-87].

75 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. [90-94].

76 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, p. [94].

77 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. 11-13.

78 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, p. 13.

79 Dupuis, La grammaire espagnole, pp. 67-69.

80 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, p. 29.

81 Pace Sánchez Pérez, 1992, p. 110, que dice lo contrario.

82 Dupuis, La grammaire espagnole, pp. 51-52,

83 Véase Sáez Rivera, 2006; Del Barrio, 2017, pp. 259-261.

84 Alonso, 1951b, p. 44.

85 Véase Caput, 1972.

86 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. 73-74.

87 Ver cuadro comparativo en Sáez Rivera, 2008a, p. 1139.

88 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. 84-85.

89 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. [86-87].

90 Ver Sáez Rivera, 2008b.

91 Dupuis, La grammaire espagnole, p. 183. El subrayado del italianismo es mío.

92 Dupuis, La grammaire espagnole, p. 223. El subrayado del italianismo es mío.

93 Ver Cioranescu, 1983, p. 148.

94 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. [88-89].

95 Se trata de la típica promesa, normalmente incumplida, de publicación de más obras que realizaban muchos autores de la época, no solo gramáticos. En este caso, una de las promesas editoriales es parcialmente homónima con el Hospital de incurables (1636) de Jacinto Polo de Medina, editado modernamente por Díez de Revenga, 1987. Aquí, aparte de hacerse eco del real Ospedale degli Incurabili sito en Nápoles, es posible que Deça simplemente estuviera tentado por el plagio de la novelita de Polo de Medina, constituyendo el plagio una tentación constante y una práctica frecuente en la época, más entre los maestros de lenguas y sus impresores; así Marcos Fernández se apropió sin empacho de varias poesías de Gregorio de Silvestre al fin de su Olla podrida a la española (1655), haciéndolas pasar como suyas (véase Sáez Rivera, 2008c).

96 Deça, Abrégé de la grammaire espagnole, pp. [90-91].

97 Dascal, 1998a.

98 Elias, 1996, pp. 96-98.

99 Fuente de la imagen: http://www.cervantesvirtual.com/portales/sor_juana_ines_de_la_cruz/ imagenes_iconografia_2/imagen/imagenes_iconografia_2_23_gramatica_artes_liberales/

100 Fuente de la imagen: http://www.artnet.com/artists/adriaen-brouwer/three-peasants-fighting-in-a-barn-interior-iI4vVAAFW73L5x0V6crfMQ2

101 Fuente de la imagen: https://www.histoire-image.org/fr/etudes/mariage-louis-xiv-marie-therese-autriche

102 Sin nombre de autor en portada, en la sign. ãi v se añadió a lápiz «par J. Doujat», nombre que coincide con las iniciales «I.D.» en la firma a la dedicatoria a Mme. Estampes de Valencey (sign. ã iij r- ã viij v), por lo que la autoría del texto es indudable (ver Sáez Rivera 2008, p. 264), pero al ser reconstruida y no consignada en portada la señalamos entre corchetes.

Inicio de página

Índice de ilustraciones

Título La Gramática. Biombo de las Artes Liberales (Juan Correa. 1670. Óleo sobre madera, Museo Franz Mayer. México D. F.)99.
URL http://journals.openedition.org/criticon/docannexe/image/7727/img-1.jpg
Ficheros image/jpeg, 84k
Título Tres campesinos de pelea en un granero (círculo de Adriaen Brouwer, c. 1605-1638, colección particular)100.
URL http://journals.openedition.org/criticon/docannexe/image/7727/img-2.jpg
Ficheros image/jpeg, 252k
Título Jacques Lamousnier, Mariage de Louis XIV avec Marie-Thérèse d’Autriche en l’Église de Saint-Jean-de-Luz, le 9 juin 1660 (Museo de Tessé, Le Mans)101.
URL http://journals.openedition.org/criticon/docannexe/image/7727/img-3.jpg
Ficheros image/jpeg, 182k
Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia en papel

Daniel M. Sáez Rivera, « Las gramáticas como textos polémicos: la controversia entre gramáticos de la lengua española en Francia a mediados del siglo xvii », Criticón, 137 | 2019, 53-78.

Referencia electrónica

Daniel M. Sáez Rivera, « Las gramáticas como textos polémicos: la controversia entre gramáticos de la lengua española en Francia a mediados del siglo xvii », Criticón [En línea], 137 | 2019, Publicado el 19 diciembre 2019, consultado el 12 julio 2020. URL : http://journals.openedition.org/criticon/7727 ; DOI : https://doi.org/10.4000/criticon.7727

Inicio de página

Autor

Daniel M. Sáez Rivera

Daniel M. Sáez Rivera es Licenciado en Filología Hispánica (1994-1999), con premio extraordinario, y en Filología Románica (1995-2002) por la Universidad Complutense de Madrid, así como Diploma de Estudios Avanzados en Lengua Española (2002) y Doctor en Filología por la misma Universidad (2007), igualmente con premio extraordinario. De 2003 a 2010 fue profesor de Lengua Española y de Lingüística Aplicada a la Traducción en el antiguo CES Felipe II (Campus Aranjuez de la UCM, hoy transferido a la Universidad Rey Juan Carlos), y desde 2010 enseña en el Departamento de Lengua Española y Teoría de la Literatura y Literatura, como Profesor Titular de Universidad desde el 23 de abril de 2019. Es miembro del equipo del proyecto PROGRAMES (Procesos de gramaticalización en la lengua del español) desde su fundación y en todas sus ediciones (hasta la última, quinta), y encargado de su página web (https://www.ucm.es/procesosdegramaticalizacionenlahistoriadelespanol/). Autor de más de 100 publicaciones (entre artículos, capítulos de libros, reseñas, libros como autor o editor, y bibliografías), sus líneas de investigación son diversas: Historia de la Lengua Española (historia de la ortografía, morfosintaxis histórica, pragmática histórica, tradiciones y géneros discursivos, gramaticalización/lexicalización, sociolingüística histórica), Historiografía Lingüística y Sociolingüística (histórica y actual, en especial Lingüística de la Migración y Paisaje Lingüístico), así como también se interesa por la Lingüística Aplicada (a la Traducción y al Español como Lengua Extranjera y el Español Académico). Gran parte de todas esas líneas solo aparentemente dispersas se aúnan en su investigación sostenida desde hace tiempo sobre la historia de la enseñanza del español como lengua extranjera.
dansaez@filol.ucm.es

Artículos del mismo autor

Inicio de página
  • Logo Presses universitaires du Midi
  • Logo ENS de Lyon
  • Logo IHRIM - Institut d'Histoire des Représentations et des Idées dans la Modernité
  • Logo Labex COMOD - Université de Lyon
  • Logo Instituto Cervantes
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • OpenEdition Journals