Navigation – Plan du site

Texte intégral

1Este dosier monográfico responde a la necesidad de preparar a los alumnos franceses para las pruebas de la oposición nacional de la “agrégation” ofreciéndoles un panorama de las problemáticas del reinado de Carlos II y de los últimos avances de la investigación científica. Es el resultado de un seminario reunido en París el sábado 27 de enero de 2018 cuyo contenido publicamos sin dilación para facilitar el acceso rápido a los textos a todos los estudiantes. El tema de la “agrégation” lleva un título más amplio “Le siècle d’or en sursis. Le règne de Charles II (1665-1700)”, con el enlace al texto y objetivos del programa tal y como se publicaron en el boletín oficial el 24 de marzo de 2017.

http://media.devenirenseignant.gouv.fr/​file/​agregation_externe/​12/​5/​p2018_agreg_ext_lve_espagnol_741125.pdf.

2El temario así propuesto es apasionante porque se atreve a programar un reinado poco conocido y considerado –erróneamente– como mediocre. Cierto es que las historias nacionales muy a menudo eludieron el largo tiempo del reinado de Carlos II por considerarlo sin interés, como un tiempo oscuro, una edad de vellón de mala ley opuesta a un seculum aureum –siglo de hierro (o a través de la paronomasia yerro) / siglo de oro, el juego antitético fue harto trillado– que era mejor silenciar para llegar a los Borbones. Los numerosos estudios que se han llevado a cabo desde hace ya algún tiempo demuestran que el reinado de Carlos II fue mucho más complejo y apasionante de lo que se ha venido pensando por comodidad, por facilidad o acaso por ignorancia. Ayudar a desechar una serie de mitos y a renunciar a las comparaciones abrumadoras, tal es el propósito de este número monográfico.

3La percepción del reinado de Carlos II fue empañada por contrapuntos y contrastes históricos. Frente a la utopía del siglo de oro y a la nostalgia de los gloriosos tiempos pasados, Carlos II se convirtió en sinécdoque de la decadencia que hizo necesaria la regeneración de la nueva dinastía –la cual, sin embargo, no dejó de cultivar la misma semiología y características que la de los Habsburgos para exaltar el mito de un continuum histórico–. Felipe V había venido a rescatar una monarquía moribunda para restaurar la virtus habsburgica. La historiografía de Las Luces contribuyó a elaborar esta mistificación, a la par que la historiografía liberal o la historiografía francesa del siglo XIX:

Au XVIIe siècle, l’Espagne présente le phénomène d’une décadence mortelle au milieu d’une puissance intacte. Le colosse vidé au dedans, se tient debout encore, les pieds sur deux mondes. Son énorme empire est à peine entamé : elle a perdu le Portugal, la Hollande, le Roussillon et la Franche- Comté : mais c’est comme si l’on avait coupé les ongles d’un géant. Il lui reste encore, en Europe, le royaume de Naples et le duché de Milan, la Sardaigne, la Sicile et les Flandres ; une côte immense en Afrique ; des royaumes en Asie, avec tout le rivage de l’océan des Indes ; en Amérique, le Mexique, le Pérou, le Brésil, le Paraguay, le Yucatan, la Nouvelle-Espagne ; sur la mer des îles innombrables, parmi lesquelles les Baléares, les Açores, les Canaries, les Philippines, Madère, Cuba, Porto-Rico, Saint-Domingue.

  • 1 Paul de SAINT-VICTOR, Hommes et dieux. Études d’histoire et de littérature, “la cour d’Espagne sous (...)

Et pourtant cet immense empire, qui a si longtemps étouffé la terre, n’est maintenant qu’un simulacre impuissant. L’Europe le méprise ; elle en fait son jouet et sa dérision. Ce qui était une terreur est devenu un épouvantail qui n’effraie plus même les principicules. La formidable armée de l’Espagne, brisée à Rocroy, n’a pas rejoint ses tronçons ; bandes déguenillées d’invalides qui vieillissent dans leurs garnisons. Sa flotte gigantesque n’est plus qu’une épave ; les restes de l’Armada pourrissent dans ses ports1.

4El reinado de Carlos II fue además coetáneo del de Luis XIV, uno de los mayores monarcas franceses, el rey-sol del “Grand Siècle” que da paso a una era nueva de paz y de grandeza:

  • 2 Jean-Michel DEQUEKER-FERGON, Une histoire de France, Toulouse: Le Pérégrinateur, 2016.

1660. La paix, cette fois, est générale. Face au Habsbourg d’Autriche, Mazarin est parvenu à rassembler les princes allemands dans une ligue du Rhin cependant que la victoire de Turenne, en juin 1658 (bataille des Dunes), a permis de signer avec l’Espagne, sur une petite île de la Bidassoa – l’île des Faisans –, le traité dit des Pyrénées : la France conserve l’Artois, le Roussillon et la Cerdagne ; Louis XIV doit épouser l’infante Marie-Thérèse, qui recevra une dot de 500 000 écus d’or en échange de sa renonciation à ses droits à la couronne espagnole ; Condé est pardonné2.

5El dosier incita por lo demás a desenmarañar los hilos de una historia europea tupida y confusa que ocultó la gran cantidad de reformas que llevaron Silvia Torres De Castro2018-02-04T14:40:00STDCa cabo en primer lugar el duque de Medinaceli (1680-1685) y luego el conde de Oropesa (1685-1691; 1698-1699). Durante las dos últimas décadas del reinado se llegó incluso a hablar de “auge del reformismo”. De hecho, sin tales reformas, es probable que los éxitos de la política de Felipe V no hubieran sido ni tan rotundos ni tan inmediatos.

6Así, la recuperación económica del siglo XVIII, por poner un ejemplo, procede del “respiro” fiscal a finales del reinado de Carlos II –a pesar de las guerras continuas y de las tasas elevadas– debido a una reducción del producto fiscal global –y a una rentabilización de la fiscalidad– en comparación con lo que se percibía bajo Felipe IV. Durante la guerra de los Treinta Años, la presión fiscal había sido tan monstruosa que la sociedad española había interiorizado el peso administrativo como consustancial a su modo de funcionar. Por razón inversa, las tasaciones bajo Carlos II se percibieron como menos agobiantes que en tiempo de su padre. Numerosas reformas fueron llevadas a cabo, con mayor o menos éxito, en función de los periodos y del caos de la política exterior, por hombres bien formados y competentes como Medinaceli, Oropesa, el marqués de los Vélez o el marqués de Leganés. La obsesión reformista Silvia Torres De Castro2018-02-04T14:40:00STDCse halla presente desde la época inicial, e incluso durante la “década trágica de Castilla” (según palabras del propio Antonio Domínguez Ortiz) don Juan José de Austria, en conciencia, mantiene el objetivo de reducir la pesadez administrativa y de reforzar la preeminencia de la justicia real; de reformar las prácticas políticas de la corte para moralizarla (vieja cantinela demagógica de siempre…); así como de rentabilizar la política fiscal. Tres estribillos trillados, tres fracasos… hasta las reformas de 1680-1686.

  • 3 Christopher STORRS, La resistencia de la Monarquía Hispánica, 1665-1700, Madrid: Actas, 2013.
  • 4 José Javier RUIZ IBÁÑEZ y Bernard VINCENT, Los siglos XVI-XVII. Política y sociedad, Madrid: Síntes (...)
  • 5 Louis de ROUVROY, duque de SAINT-SIMON, Mémoire de Monsieur le duc de Saint-Simon ou l’observateur (...)

7Sea lo que fuere, a pesar de las derrotas militares, de los escollos de la política interior y exterior, el imperio de Carlos II sigue siendo, en el momento de su fallecimiento, el mayor imperio ultramarino, aún en fase expansiva. Tal vez sea lo que más llama la atención y lo que la historiografía a menudo ha infravalorado: La capacidad de resistencia, de “resiliencia”3 incluso y de “supervivencia”4 de la monarquía católica. A pesar de los desórdenes políticos, de la inflación, de las carestías que abruman al pueblo, les cuesta muchísimo a los enemigos de España imponerse definitivamente –y Luis XIV lo experimentó a su pesar, según Saint-Simon5, a partir de Ratisbona–. Para que la monarquía resistiera de tal manera, tuvo que ser sólida la base en que se asentaba y estar sólidamente arraigado el principio de la conservación de la grandeza y de la reputación de la monarquía católica. ¿Qué sentido darle a esa resistencia?

8El dosier aquí presentado se compone de siete contribuciones que desbrozan el reinado a través de sus finanzas y de las tentativas incesantes de reformas y de rentabilización de la fiscalidad (Carmen Sanz Ayán); a través de la Carrera de Indias y de las problemáticas del comercio americano que Castilla había construido para el beneficio económico propio y el beneficio político de los Habsburgo si bien la realidad fue muy distinta (José Manuel Díaz Blanco). María Victoria López Cordón, por su parte, muestra cómo la minoridad del rey puso a prueba el gobierno y las instituciones, obligadas a poner en marcha reglas específicas que reconocían la plena potestad del heredero regulando su incapacidad para el gobierno. Todo ello generó una nueva práctica política que alteró el funcionamiento institucional habitual del reino. Dicho cambio se verifica en la manera que tuvo el poder real de ponerse en escena dentro de las procesiones madrileñas para mejor enaltecer la figura de Defensor Fidei et Patriae del rey gracias a una saturación iconográfica de los espacios públicos (Emmanuelle Buvat-Bruyère). En la fiesta finisecular, las construcciones efímeras, la arquitectura de los carros y los catafalcos, las conmemoraciones religiosas o los triunfos construyen una escena barroca que ha de leerse como un gigantesco palimpsesto urbano donde la grandeza de la monarquía católica se descifra en las profusas imágenes simbólicas, crípticas para nosotros sin duda más que para los propios contemporáneos, acostumbrados a este tipo de lenguaje jeroglífico (José Jaime García Bernal). Bajo Carlos II, la fiesta se hace tremendamente eficaz para difundir la ideología de la monarquía (es decir, sus códigos políticos y morales) de un extremo del imperio al otro, de Valparaíso a Manila. El público fue muy diverso, hombres de letras, mercaderes, artesanos, religiosos, aristócratas o analfabetos. Para dar cuerpo a este público, Ofelia Rey Castelao estudia las políticas culturales –o mejor dicho, su ausencia–, la imprenta y el comercio del libro, así como la difusión de una cultura informal abierta a menudo a la novedad y a la influencia extranjera que la emergencia de la generación de los novatores favoreció. Por último, Pierre Civil se centra en la figura artística del napolitano Luca Giordano, pintor de la corte y de la novedad creativa que puso, a partir de 1692, su talento, su estilo luminoso y su virtuosismo al servicio de Carlos II. A partir de un fondo de imágenes de propaganda que habían ido fijando un proceso heurístico de la grandeza, Luca Giordano dio nuevo impulso apologético al poderío español.

Dosier realizado con la ayuda inestimable de Adeline Léandre.

Haut de page

Notes

1 Paul de SAINT-VICTOR, Hommes et dieux. Études d’histoire et de littérature, “la cour d’Espagne sous Charles II”, 1832, http://obvil.paris-sorbonne.fr/corpus/critique/st-victor_hommes-dieux#body-166.

2 Jean-Michel DEQUEKER-FERGON, Une histoire de France, Toulouse: Le Pérégrinateur, 2016.

3 Christopher STORRS, La resistencia de la Monarquía Hispánica, 1665-1700, Madrid: Actas, 2013.

4 José Javier RUIZ IBÁÑEZ y Bernard VINCENT, Los siglos XVI-XVII. Política y sociedad, Madrid: Síntesis, 2007, “La supervivencia”, p. 268-303.

5 Louis de ROUVROY, duque de SAINT-SIMON, Mémoire de Monsieur le duc de Saint-Simon ou l’observateur véridique sur le règne de Louis XIV…, París: Chez Buisson, 1789, p. 21: “[…] Depuis, jusqu’en 1688, le tems se passa dans le cabinet, moins en fêtes qu’en dévotions & en contraintes. Ici finit l’apogée de ce règne, & le comble de gloire & de prospérité. Les grands Capitaines, les grands Ministres au dedans & au dehors n’étoient plus ; mais il en restoit les élèves […]”. https://books.google.fr/books?id=lUNC1qszODsC&pg=PA21&lpg=PA21&dq=saint+simon+ici+finit+l%27apog%C3%A9e+de+ce+r%C3%A8gne&source=bl&ots=DP-KXVJCp_&sig=lBP9QhE_PGgL-SnDfujL4XsiUh8&hl=fr&sa=X&ved=0ahUKEwi0xb-1kPvYAhVN_KQKHUn6CuIQ6AEIKDAA#v=onepage&q=saint%20simon%20ici%20finit%20l'apog%C3%A9e%20de%20ce%20r%C3%A8gne&f=false.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Béatrice Perez, « La España de Carlos II (1665-1700) », e-Spania [En ligne], 29 | février 2018, mis en ligne le 01 février 2018, consulté le 20 juin 2018. URL : http://journals.openedition.org/e-spania/27518

Haut de page

Auteur

Béatrice Perez

Sorbonne Université, CLEA

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Les contenus de la revue e-Spania sont mis à disposition selon les termes de la Licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
  • Logo CLEA
  • Logo GDRE AILP
  • Logo DOAJ
  • OpenEdition Journals