Navigation – Plan du site

AccueilNuméros42Escrita do Tempo, escrita do Mund...La historiografía del Dominium Mu...

Escrita do Tempo, escrita do Mundo: historiografia universal na Ibéria dos séculos XII a XV

La historiografía del Dominium Mundi: Universalismo en la Estoria de Espanna

Elena Caetano Álvarez

Résumés

Il est bien connu que, pendant le Moyen Âge, l'historiographie a joué un rôle important dans la légitimation du pouvoir temporel. Cette étude explore la relation dichotomique entre le national et l'universel pour essayer de comprendre comment la conception de l'histoire choisie dans une chronique peut être intimement liée à la construction de l'idéologie politique de son promoteur. Le cas d'Alphonse X et de son Estoria de Espanna est paradigmatique, car les frontières entre le national et l'universel sont brouillées, et ce qui semble être une histoire de la Péninsule Ibérique devient, à plusieurs reprises, un récit d'histoire universelle visant à exalter la dignité impériale de la monarchie castillane-léonaise.

Haut de page

Texte intégral

  • 1 Alfonso X, Estoria de España, cap. 79, Ms. Escorial Y-I-2 (E1), fol. 36v, l. 35.

Cómo Sobre
las Razones desta conquista de las espannas
se començo a descobrir el fecho. poro fueron des
pues a tiempo mudadas las maneras del sen
norio de Roma. e los Regnos todos ayuntados
en uno. e los sennorios en un sennor solo1.
(Estoria de España, cap. 79, Ms. Escorial Y-I-2 (E1) fol. 36v, l. 35)

1Cualquiera que haya dedicado algún tiempo a hojear la Estoria de Espanna se habrá acostumbrado rápida e irremediablemente a ver su historia como una sucesión de Sennoríos, tal y como los llaman en la crónica, y a estos Sennoríos, lógicamente, como una sucesión de sennores. Pero ¿a qué sennores nos referimos? Si bien, como anuncia el título de la obra, una gran parte de esos sennores serán aquellos que gobernaron sobre la península, también protagonizan la historia otros personajes más universalmente conocidos como Eneas, Julio César o Carlomagno. Y es que, a pesar del carácter nacional de la crónica particular alfonsí, no son escasas las anomalías que nos podrían indicar un alcance mucho mayor de la obra, que tiende a la universalidad en algunos de sus planteamientos, como este artículo vendrá a desarrollar. La línea entre lo nacional y lo universal es borrosa en la Estoria de Espanna, y el objetivo de este estudio será el de explorar esta dicotomía y comprender las relaciones entre texto, contexto y concepción histórica para intentar vislumbrar la relación entre ideología, intención compositiva, y cambio de paradigma histórico: ¿por qué Alfonso X adopta una concepción universal del tiempo histórico, incluso dentro de su crónica nacional y cuáles son las vinculaciones de esto con la ideología que el monarca estaba desarrollando dentro de su reinado? Y lo que es más importante, ¿de dónde viene el universalismo historiográfico alfonsí?

“La yda al imperio, que es lo más”

  • 2 Sobre la faceta cultural de Alfonso X ver, entre otras, las obras de Evelyn S. PROCTER, Alfonso X o (...)

2En el contexto del Gran Interregno, y más concretamente en 1256, Alfonso X recibe la propuesta pisana de convertirse en candidato al Sacro Imperio Romano Germánico. En este momento comienza una frenética carrera por el imperio que, convertida en casi una obsesión para Alfonso X, promovió profundos cambios en el reino castellanoleonés. Algunos de ellos se difuminaron al fallecer el monarca, otros le costaron el descrédito y el escarnio de sus sucesores, y algunos, esencialmente aquellos de la faceta más cultural del rey Sabio, llegaron a formar parte del imaginario colectivo2. Sea como fuere, lo que es indiscutible es que la pretensión imperial fue una de uno de los objetivos más importantes dentro del programa político del monarca castellano, y que impregnó casi todas, si no todas, las facetas de su reinado.

  • 3 Purificación Martínez, «La imagen del monarca en la Crónica de Alfonso X», in: Florencio SEVILLA AR (...)
  • 4 Manuel González Jiménez y María Antonia CARMONA RUIZ, Crónica de Alfonso X: según el Ms. II/2777 de (...)

3Según el testimonio recogido en la Crónica de Alfonso X que, aunque escrita después de la muerte del monarca, nos sirve de ayuda para ver la extensión del proyecto imperial desde la mirada crítica de sus sucesores3. El monarca, convencido de la plausibilidad de su proyecto imperial, escribe una encendida carta a su hijo Fernando de la Cerda en la que justifica sus acciones durante la carrera imperial enfatizando la importancia que tiene el imperio dentro de su programa político: “Agora lo podedes entender en esto, ca todas las cosas por que me yo movía a fazer lo que ellos querían, tíranlas, ende, señaladamente la yda al Inperio, que es lo más”4.

  • 5 Charles F. Fraker, «Alfonso X, the Empire and the Primera crónica», Bulletin of Hispanic Studies, 5 (...)
  • 6 Teniendo en cuenta que las respuestas que pretendemos buscar tratan sobre la intención compositiva (...)
  • 7 Inés Fernández-Ordóñez, Las Estorias de Alfonso el Sabio, Madrid: Istmo, 1992, p. 21-22.
  • 8 Francisco Rico, Alfonso el Sabio y la General Estoria: tres lecciones, Barcelona: Ariel, 1984, p. 3 (...)
  • 9 C. F. Fraker, art. cit., p. 95; F. Rico, op. cit., p. 39.

4Alfonso X es muy claro en especificar que el imperio es lo más importante, y ciertamente lo es en la Estoria de Espanna. La crónica alfonsí, a pesar de apuntar a ser una historia ibérica, resulta estar construida en torno a un núcleo imperial romano, cuya extensión desproporcionada llamó la atención de Charles Fraker lo suficiente como para considerarla una de las anomalías esenciales en el estudio de la obra5: la sección romana de la crónica ocupa 344 capítulos de los 1146 que componen la obra, o de los 574 que componen el manuscrito E16. Además, el propio sistema de datación de la crónica cambiará radicalmente al comienzo del relato del Sennorío de Roma, donde empieza a seguir la cronología por el año del emperador7. En ese sentido, resulta llamativo que, si bien en un principio se sigue al emperador de Roma en su conjunto, tras la división del imperio que provoca el fin del Sennorío los compiladores comienzan a datar de acuerdo con el año del emperador de Constantinopla, cuya relación con la península es mínima. Aunque algunos autores, como Francisco Rico8, han defendido que esto se debe a la interpolación de asuntos locales y nacionales en un marco histórico más amplio, universal, la consistencia de este desarrollo tan característico de la materia romana y la continuidad de la idea imperial en la crónica alfonsí (incluso tras el traspaso de la capital del imperio a Constantinopla) nos parecen indicar una razón más allá de la literaria9.

  • 10 Rosa Rodríguez Porto, «The Pillars of Hercules: The Estoria de Espanna (Escorial, Y.I.2) as Univers (...)
  • 11 Ver para más detalles sobre el Fecho del Imperio: Carlos Estepa Díez, «Alfonso X y el “fecho del Im (...)
  • 12 Ver, entre otros, los estudios C. F. Fraker, art. cit. y The scope of history: studies in the histo (...)

5El texto de la Estoria de Espanna, en su estructura compositiva, consigue incluir una historia imperial dentro de una crónica con un límite geográfico aparentemente claro, de manera que los objetivos ideológicos de la obra quedan un poco difuminados entre lo universal y lo nacional10. Una sola mirada al contexto de creación de la obra deja muy claro que el imperio no es una idea que solo aparece en la Estoria de Espanna, sino que es una constante dentro de la producción cultural alfonsí y responde a unas necesidades muy específicas del reinado del rey Sabio: la aspiración imperial de Alfonso X al Sacro Imperio Romano Germánico que se desencadena tras la propuesta de la embajada pisana de 1256 y que está muy ligada a una idea previamente desarrollada en el plano ibérico de un Imperium Hispanicum leonés y, esencialmente a una aspiración hegemónica en la Península Ibérica que parece más plausible mediante la consecución de la corona imperial germana11. El estudio de la carga imperial en la Estoria de Espanna y en otras obras del scriptorium regio no es, por supuesto, un tema inexplorado12 y, una vez aceptamos que el esquema histórico sobre el que sustenta la crónica alfonsí está impulsado por esta ambición imperial, se podría hipotetizar que hay una relación clara entre la ideología alfonsí y la concepción del tiempo histórico dentro de la Estoria de Espanna. La cuestión que queda sin resolver es cómo interactúan estas dos nociones: no solo cómo la ideología puede materializarse en el texto cronístico, sino también cómo la construcción de un paradigma de evolución histórica puede afectar a los modos en los que se desarrolla una ideología, en este caso, imperial.

Buscando origen en la Translatio Imperii. Anclajes ideológicos para la legitimación de la dignidad imperial

  • 13 Sobre nuevas reinterpretaciones de la Translatio Imperii ver, entre otras, las obras de Michele CAM (...)
  • 14 Jacques Le Goff, Medieval civilization 400-1500, Oxford: Basil Blackwell, 1988, p. 171.

6Alfonso X no habría sido el primero en intentar vincular su historia nacional a una historia imperial, en definitiva, a una Translatio Imperii o transferencia del imperium. Este concepto, acuñado durante los siglos medievales y relacionado intrínsicamente con la herencia romana en el medievo, se convirtió en uno de los principales motores de la evolución histórica durante este periodo. La noción de imperio, o imperium (equivalente al sennorío en la obra alfonsí), tomó la forma de un agente sempiterno que representaba el máximo exponente del poder temporal en la tierra13. Este imperium sería transferido de emperador en emperador, respetando un linaje imperial que se remonta a los orígenes de la institución. Así, y como muy bien apuntaba Jacques Le Goff, cada una de las edades del mundo tendría un único corazón; un motor cuyo ritmo e impulso marcarían los designios del resto del universo14.

  • 15 Michael D. REEVE (ed.), Geoffrey of MONMOUTH, The history of the kings of Britain: an edition and t (...)
  • 16 Douglas KELLY, «Honor, Debate, and “Translatio imperii” in “Cligés”», Arthuriana, 18 (3), 2008, p.  (...)
  • 17 Para ver más sobre la presencia de Dido y Eneas en la Estoria de Espanna y en la historiografía alf (...)

7Con el surgimiento de sentimientos nacionales durante los siglos del medievo, diferentes monarquías del occidente europeo intentaron apropiarse del mito imperial con el objetivo de legitimar su posición de poder dentro de sus reinos. Así vincularían su linaje, y, por ende, a sí mismos, dentro de esa Translatio Imperii. Tomemos como ejemplo la asociación efectuada por Geoffrey de Monmouth en el siglo XII entre Troya y la monarquía británica (que luego se popularizaría en el Roman de Brut escrito por Wace). Según el clérigo, la monarquía británica habría sido fundada por Brut, hijo de Eneas, que a su vez sería conocido como el fundador de Roma15. Como es de imaginar, el héroe troyano será una presencia recurrente en los mitos fundacionales europeos, especialmente en aquellos con alguna aspiración imperial. Así, la versión anglonormanda de Wace se convirtió en la clave para el desarrollo de la subsecuente tradición francesa de la Translatio, como muestra la obra de autores como Chrétien de Troyes16. Durante el mismo siglo, también en Francia, la revisión de la Eneida en la forma del Roman d´Énéas volvió a recordar la importancia de Eneas en la Translatio Imperii. Habría que esperar un siglo, hasta el reinado de Alfonso X, para ver al héroe troyano introducido en la historiografía castellana como legitimador de la idea imperial y como anclaje de la monarquía castellanoleonesa en la tradición de la Translatio Imperii. De la inclusión de Eneas en las crónicas alfonsíes, llama especialmente la atención su inserción en la Estoria de Espanna17. Como bien se sabe a través del relato virgiliano de la Eneida, Eneas emprendió un largo viaje lleno de obstáculos desde su natal Troya hasta finalmente fundar Roma. Sin embargo, Eneas, en su recorrido, nunca puso un pie en la Península Ibérica, por lo que su inclusión en la Estoria de Espanna es llamativa, especialmente en esos primeros capítulos que sí están dedicados, de manera general, a la historia ibérica. Sin embargo, tanto Alfonso X como sus compiladores debían conocer la importancia del héroe para la construcción del relato imperial, y su inclusión en la crónica nacional era necesaria si, como creemos, uno de los mayores fines de la obra es el de defender las aspiraciones imperiales del monarca castellanoleonés.

8La inclusión de Eneas supuso, pues, un reto para el equipo de compiladores de la Estoria, y para ello hubieron de introducir al héroe de una manera indirecta, pero ligada a la Península Ibérica que justificara su pertenencia al relato histórico de la crónica. Esto se consigue mediante dos interesantes ejercicios de inventio por parte del equipo de compiladores de la Estoria de Espanna: el primero de ellos vincula a la Península Ibérica con la historia universal, liderada por Cartago, y el otro incorpora al héroe troyano y demuestra su importancia en la Translatio Imperii. La primera de estas inventiones usa a uno de los personajes de la Eneida para insertar a la Península Ibérica en el relato histórico universal: la reina Dido de Cartago. Así, el capítulo 57 de la Estoria narra cómo la ciudad de Cartagena fue fundada por orden de Dido tras indicaciones divinas que reciben tanto la reina como su consejero Cartón. Lo interesante de este episodio es que las fuentes de la Estoria nos apuntan a dos posibles orígenes de la ciudad de Cartagena: Estrabón menciona a Asdrúbal como fundador en torno al año 227 a.C., mientras que Justino y Pompeyo Trogo se retrotraen al siglo XV a.C. y señalan a Teucro, hijo de Telamón. Sin embargo, los compositores de la crónica obvian estos datos y deciden introducir la conexión con Cartago, un cambio aparentemente innecesario pero que prepara el terreno para la inclusión de Eneas en la obra.

9De este modo, es durante el Sennorío de Carthago, una vez vinculado a la Península Ibérica mediante la ingeniosa adición de la fundación de Cartagena, cuando se planea la entrada de Eneas en la crónica de la mano de la reina Dido. Y es este episodio otro ejemplo excelente de inventio dentro la historiografía alfonsí: de nuevo se rompe con el relato original virgiliano y la Estoria de Espanna nos habla del matrimonio entre Dido y Eneas como si de un hecho histórico se tratara.

  • 18 EE, ed. cit., cap. 59, 7-9, 17-18 (Ms. E1, fol. 26).

En
esto adormeciosse e fuel dicho en suennos
que primero casarie con la reyna dido. e de
pues irie a aquel logar o el cobdiciaua.
E pues que desperto semeiol que esta uision fue
ra de dios e plogol mucho. E guisosse lue
go por yr a ueella.[…]
E so
uieron enuno fablando de muchas cosas.
assi que encabo fablaron de casamiento. e pro
metieron se un aotro ques tomassen por
marid e por mugier. e sobresso fizieron se
grandes yuras segund ell uso de los gen
tiles. e casaron luego e fueron las bodas
muy nobles e muy ricas. Y eneas fico por
rey e por sennor de carthago e de tod aquella
tierra18.

10No olvidemos que, en el relato original, la reina y el héroe mantienen una relación, pero esta es únicamente bendecida en una ceremonia simbólica con la diosa Juno como testigo, mientras que otras tradiciones medievales, como el ya mencionado Roman d´Énéas, solo consideran legítima la unión de Eneas con la princesa Lavinia, a la que la Estoria ni siquiera menciona. Por su parte, el relato de la Estoria de Espanna parece alejarse de este relato: la crónica alfonsí no solo incluye la unión entre ambos personajes, sino que ésta es un matrimonio legítimo que se celebra por toda Cartago. Esto da legitimidad a Eneas como señor de Cartago, justifica su presencia en la Estoria y así consigue explicar el origen del linaje, la linna, que tan importante será en la legitimación de las aspiraciones imperiales de Alfonso.

11Es indudable el esfuerzo compositivo de la obra en incluir el linaje imperial como parte de su narrativa, y en definitiva, en introducir la Translatio Imperii como motor de la evolución histórica. De este modo, la presencia de Eneas no se reduce a un hecho anecdótico en la crónica, sino que su inclusión en la obra será usada para enfatizar la existencia de ese linaje imperial que gobierna el mundo y que, de haber sido completada la crónica, acabaría en Alfonso X. Así, el héroe troyano justifica la transmisión del imperium por medio de parentesco e incorpora definitivamente al Imperio Romano en la tradición de la Translatio:

  • 19 EE, ed. cit., cap. 121, 7 (Ms. E1 fol. 60r).

e esto se
entendie bien que fuera dicho por iulio cesar que descendie
del linnage de Julo el fijo de Eneas
19.

12Julio César, cuyo ascenso al poder se desarrolla de manera extensa en la crónica, termina por ser considerado el primer emperador romano en la Estoria de Espanna, incluido en la Translatio y por tanto con poder legítimo, ya que pertenece a ese linaje imperial que proviene de Eneas. Esta idea del linaje como legitimación estará presente en toda la obra, recordando al lector que, en efecto, hay una transferencia de poder dentro de una familia imperial que llegaría hasta los tiempos de Alfonso X, y para ello, la crónica no escatima en ofrecer inventiones que ayudan a la construcción de esta estirpe imperial. Uno de los ejemplos más curiosos tiene como protagonista, precisamente, a Julio César, de quien, en el capítulo 115 de la Estoria de Espanna, se dicen las razones por las que recibió tal nombre:

  • 20 EE, ed. cit., cap. 115, 5-7 (Ms. E1 fol. 57r).

La segunda razon
dizen que este ninno salio de luego con cabel
los. e con una uedija apartada mientre mas
luenga que todos los otros cabellos.
Et en latin
dizen Cesares por uedija. o por cabelladura.
o por cerda de cabellos. Onde fue tomado desta
palaura Cesaries este nombre Cesar. e llama
do a aquel ninno por aquella cerda con que nascio.
E segund esto cesar tanto quiere dezir cuemo
el de la uedija o el de la cerda. o el de la crin.
ca por tod esto es dicho cesaries20.

  • 21 Marina Núñez Bespalova, «“Origen del linaje de la Cerda y de las casas y mayorazgos que de ella pro (...)

13Este episodio que parece tan intrascendente deja de serlo en el momento en el que se analiza la intersección entre texto y contexto, y cuando se mira al círculo cercano del rey Sabio. Si analizamos las fuentes para el pasaje, vemos que los compiladores usan, bastante libremente, la voz «cedo», procedente del Liber Derivationum de Hugutio, y su desarrollo en «cerda», para explicar que Julio César fue llamado de este modo por haber nacido con una vedija de cabellos en el pecho. Esto parece del todo anecdótico, pero en una rápida mirada al entorno alfonsí es imposible no ver una relación entre este pasaje y el nacimiento del hijo de Alfonso X, Fernando de la Cerda, instaurador de la casa de la Cerda y apodado así por haber, aparentemente, nacido también con pelo sobre su pecho21. De este modo, el scriptorium alfonsí vincula a Julio César, que a su vez estaba conectado a Eneas por lazos de sangre, con Fernando de la Cerda, primogénito de Alfonso X y uno de los principales destinatarios de la Estoria de Espanna, y subsecuentemente, el rey Sabio queda incluido en la línea de los Césares, que a su vez, tiene origen en el personaje de Eneas.

14Esta no es la única mención indirecta que hace Alfonso X a su incorporación al linaje imperial en las obras de su scriptorium, ya que en la General Estoria los compiladores también vincularán al monarca a un linaje imperial y sagrado, que en este caso se remontará incluso más allá de Eneas:

  • 22 ALFONSO X, General Estoria. Cuarta Parte, Pedro SÁNCHEZ-PRIETO BORJA (coord.), 2, Madrid: Fundación (...)

E del liñage d'este rey Nemprot vinieron los reis de Francia e los emperadores de Roma. E de los emperadores de Roma e d'essos reis de Francia por liña vino la muy noble señora reína doña Beatriz, mugier que fue del muy noble e muy alto señor e santo don Fernado, rey de Castiella e de León, padre e madre que fueron del muy noble e alto rey don Alfonso que fuzo fazer estas estorias e muchas otras22.

  • 23 I. Fernández-Ordóñez, op. cit., p. 35-37.
  • 24 Ana RODRÍGUEZ LÓPEZ, «El reino de Castilla y el imperio germánico en la primera mitad del siglo XII (...)

15De acuerdo con los estudios de Inés Fernández-Ordóñez23, Nemrod está ligado en la crónica con Saturno, padre de Júpiter, cuyo destino sería el de fundar Roma. La General Estoria, además, vincula posteriormente a Júpiter con el ciclo troyano de Eneas, completando el círculo y mostrando un linaje de origen divino y poder imperial que empezaría con Nemrod y Eneas, y acabaría con los Staufen y con Alfonso X, gracias a su vinculación materna con el imperio de la familia imperial mediante Beatriz de Suabia, sobrina de Federico II y nieta de Federico I. Si además contamos con que Beatriz era, a su vez, nieta de Isaac Komnenos de Constantinopla, se podría decir que, por primera vez desde la división final del Imperio Romano, alguien poseía los derechos dinásticos a las dos partes del imperio24. Se unen en ella las dos ramas imperiales, y Alfonso X, siendo su heredero, se convierte también en el punto de unión de las tradiciones imperiales romanas oriental y occidental.

16De este modo, bien no llama especialmente la atención encontrar una referencia a un linaje imperial, y a la vez universal, que conecta a la divinidad con los emperadores de Roma, Francia y Alemania (y, por ende, con Alfonso X) dentro de la General Estoria, el hecho de que una mención similar apareciera en la crónica nacional alfonsí, sí que podría ser esclarecedor. En este sentido, la Estoria de Espanna, que como hemos visto ya relaciona al monarca castellanoleonés con los emperadores de Roma en la correspondiente sección de la crónica, nos ofrecerá un relato similar de la transferencia de poder de los reyes de Roma a los de Francia:

  • 25 EE, ed. cit., cap. 625, 22 (Ms. E2 fol. 16rº).

E daquj adelant dexa la es
toria el cuento por los Emperadores de Cos
tantinopla; e trael por los Reys de Fran
cia que regnaron en Alemanna e en Fran
cia
25.

17La Estoria de Espanna habla en este pasaje de un cambio sustancial en el sistema de datación de la crónica, que desde el capítulo 625 pasará de seguir a los emperadores de Constantinopla para seguir a los emperadores de Francia. Como ya se mencionó con anterioridad, el sistema de datación de la crónica bascula del oeste al este tras cambiar el criterio de seguir al emperador de Roma a datar según el año del emperador de Constantinopla. Este pasaje devuelve la narrativa al emperador de occidente, ahora encabezado por Francia poco después de la introducción de Carlomagno en la crónica, quien renueva el imperio occidental y restaura la tradición imperial, como se verá en la siguiente sección de este estudio. Además, tanto en el relato de la General Estoria como en el de la Estoria de Espanna, la línea entre los reyes de Francia y Alemania es borrosa, y si en la crónica nacional se menciona a ambos entornos geográficos, la General Estoria simplemente incluye a Beatriz de Suabia dentro del linaje de los reyes de Francia por su pertenencia a la familia Staufen de Alemania. En las crónicas, el linaje imperial prima sobre el linaje peninsular, y además sobrepasa las fronteras geográficas de los reinos, convirtiéndose en una estirpe de carácter universal que se superpone a la intención nacional de la Estoria de Espanna.

18Hay, pues, una asimilación entre los emperadores de Roma, los reyes de Francia y Alemania, y el propio Alfonso X que juega en favor de la construcción de un marco ideológico propicio para las aspiraciones nacionales e imperiales de monarca castellanoleonés. En este marco teórico, Alfonso X es tan emperador como lo sería Julio César, Carlomagno, o los emperadores Staufen, y precisamente esa concepción de un linaje universal va de la mano con una concepción de la evolución histórica muy característica en la que, como venimos viendo durante este estudio, lo nacional y lo universal se entremezclan para ofrecer un mensaje claro de hegemonía y legitimidad imperial.

La profecía de Daniel, Otón de Frisinga y Alfonso X: la concepción del tiempo histórico en la Estoria de Espanna y la Translatio Imperii

  • 26 I. Fernández-Ordóñez, art. cit., passim.

19Volviendo a las preguntas planteadas al principio de este estudio, hemos visto que Alfonso X tenía una clara agenda política ligada al imperio, en el más amplio sentido, ya que, como apuntaba Inés Fernández-Ordóñez, la ideología imperial del monarca castellanoleonés pierde su sentido sin su dimensión Ibérica26. También hemos discutido en este artículo cómo la presencia de Roma, y del imperio en general, en la Estoria de Espanna aportan a la crónica una dimensión más universal que nacional, convirtiéndose la Translatio Imperii casi en la columna vertebral de la narración histórica. Pero ¿de dónde proviene esa noción de la historia basada en la transferencia del imperio?, y ¿de dónde pudo Alfonso X sacar inspiración para construir el marco teórico que, en teoría, le legitimaría como heredero de esa larga sucesión de emperadores y le ofrecería la hegemonía peninsular, e incluso, el Dominium Mundi que su predecesor, Federico II, ya ostentó?

  • 27 Mirko Vagnoni, «La legittimità e la sacralità imperiale di Federico II di Svevia», Eikón/Imago, 1 ( (...)
  • 28 Antonio Martín Pérez, «La Obra Legislativa Alfonsina y Puesto que en Ella Ocupan las Siete Partidas (...)
  • 29 Para más información sobre la vida y obras de Otón de Frisinga, ver el estudio de Jay Rubenstein, N (...)

20Para ello, nos fijaremos de nuevo en la transferencia de poder de Roma a los reyes de Francia y Alemania, y consecuentemente a Alfonso X. Y es precisamente en esta última asimilación, la de Alfonso X con la familia imperial Staufen, donde se puede encontrar la que consideramos que es una de las inspiraciones intelectuales más interesantes con respecto a la construcción del ideario imperial alfonsí. Precisamente, la familia Staufen había tenido que desarrollar un fuerte programa ideológico para legitimar su pertenencia al trono imperial por derechos sucesorios, pues no se puede olvidar que, en principio, la corona del Sacro Imperio Romano Germánico era electiva y estaba sujeta a la aprobación del papa. Los Staufen, por su parte, consiguieron desarrollar una suerte de imperio hereditario que, para cuando llegaron los tiempos de Federico II, habría llegado a convertirse en un problema para el papado, ya que este emperador habría llegado a reclamar el Dominium Mundi27. Esta dinastía, no solo consiguió amasar un gran poder político en el occidente europeo, sino que también, al igual que Alfonso X hizo en su tiempo, desarrolló un importante programa cultural que anclaba a su linaje al trono imperial. Un ejemplo de esta asimilación se puede encontrar en los paralelismos existentes entre la labor legislativa alfonsí y el Liber Augustalis promocionado por Federico II. Ambas obras tuvieron la intención de recopilar el derecho romano y adaptarlo a las necesidades específicas de sus mecenas28. Y del mismo modo que no se puede descartar la influencia del Liber Augustalis en el empeño legislativo alfonsí, la producción cultural de la familia Staufen en materia historiográfica también muestra paralelismos que indican una muy posible repercusión en los métodos de legitimación desarrollados por la historiografía alfonsí. Hay que remontarse en este caso al emperador Federico I y a su círculo más cercano, en el que nos encontramos con una figura que resultará esencial en la creación de un marco legitimador para la familia Staufen: Otón de Frisinga (1114-1158), obispo y tío del emperador Federico I29.

21El obispo, a pesar de pertenecer a la jerarquía eclesiástica, seguía siendo un miembro de la familia Staufen, y su apoyo al emperador fue visible durante toda su vida. Tanto es así, que compone para Federico I dos obras: la Gesta Frederici Imperatoris (1158), una historia inacabada del reinado del emperador, y la Chronica sive Historia de duabus civitatibus (1143-1147), una crónica universal que constituye la legitimación imperial de la familia Staufen. Para lograr este cometido, Otón articula su obra en torno al concepto de la Translatio Imperii, lo que permitiría que su familia ocupara el trono imperial. Esta crónica basa el traspaso de poder en preceptos agustinianos y en la profecía de los cuatro imperios formulada por Daniel, según la cual, al imperio de Babilonia le seguiría el persa, luego el griego y, por último, el romano. De acuerdo con esta idea, el imperio romano sería el último de todos y, por tanto, el mismo imperio que su sobrino estaría gobernando. Esto podría explicar el afán Staufen por la imitatio romana, que llegaría a su punto álgido con el ya mencionado Federico II, que asimiló numerosas características imperiales romanas, como el ejemplo anteriormente expuesto del Liber Augustalis. Los Staufen, descritos en la crónica como los teutonici, no serían para el obispo más que una rama de los francos, restauradores del imperio con Carlomagno, y mediante esa vinculación habrían recibido el poder temporal.

  • 30 David A. Warner, «Renovatio Imperii Romanorum», in: John M. Jeep (ed.), Medieval Germany: an encycl (...)

22Esta teoría planteaba algunos problemas, ya que el hecho de que el Imperio Romano fuera el último de todos los imperios de la Tierra requiere un esfuerzo de justificación que explicara su permanencia a lo largo de los siglos. Como se ha mencionado con anterioridad, el concepto de Translatio Imperii ha sido una constante en los siglos medievales y, a pesar de los múltiples momentos de declive imperial, la idea de una transferencia del poder temporal ha permanecido constante en el imaginario colectivo del medievo. Para su pervivencia, a la Translatio se nos une la Renovatio30, y de este modo, tras la caída del Imperio Romano de Occidente, el imperio que habría liderado Carlomagno sería una restauratio del imperio occidental tras la transferencia del Imperium a Constantinopla. Así, una vez que el poder temporal se encuentra en manos de los francos, Otón de Frisinga, como se ha mencionado con anterioridad, vincula a éstos con su propia dinastía, mediante la asimilación de los teutonici como una rama franca. Los imperios de Francia y Alemania quedan reducidos a uno, y la Traslatio entre la antigua Roma y los Staufen queda completada.

  • 31 Como bien ha desarrollado en su estudio sobre la historiografía universal ligada a la familia Stauf (...)
  • 32 Para saber más sobre la influencia de Beatriz sobre sus hijos y la corte castellanoleonesa, ver Edu (...)
  • 33 Luis Fernández Gallardo, «La idea de “translatio imperii” en la Castilla del bajo medievo», Anuario (...)

23Esta construcción historiográfica dio, como hemos mencionado, herramientas a los sucesores de Federico I para enfrentarse a la negativa papal a aceptar a un emperador Staufen en el trono del Sacro Imperio. Esto se ve claramente en Federico II, pero también en Alfonso X, quien, como parte de la familia imperial, y una vez convertido en candidato al trono, no duda en emplear legitimaciones muy similares a las de sus parientes31. Además, considerando la educación que recibió Beatriz de Suabia bajo la tutela de su tío Federico II no es de extrañar que la educación recibida tanto por Alfonso como por sus hermanos tuviera influencias alemanas32. Esta reina habría sido el nexo de unión entre las tradiciones intelectuales germana y castellana y, posiblemente, el artífice de la recepción de Otón de Frisinga y sus obras en el entorno castellano. Esta influencia hubo de marcar los modos de escribir historia en el entorno castellanoleonés de Alfonso X, quien rompe con la tradición eminentemente isidoriana anterior y crea una nueva estructuración de la historia ligada a la idea de la transmisión del imperio33.

24Alfonso X se acoge a su linaje materno y asume también los métodos de construcción de imaginario imperial que usaron los Staufen, incluyendo el anclaje histórico en la Translatio Imperii que ya habría usado Otón de Frisinga en su historia universal. Ambas crónicas, la alfonsí y la germana, comparten diversas características que podrían indicar una relación intelectual entre las dos obras, de entre las que destaca un uso similar de las fuentes que resulta en una concepción del tiempo histórico parecida, ligada a la idea de Translatio. La Historia Adversus Paganos de Orosio sirve de fuente a ambas obras y, junto a los preceptos agustinianos de los que hablábamos anteriormente, por los que se desarrolla la teoría de los cuatro imperios, ayuda a la construcción del espíritu teleológico que comparten las crónicas. Tanto la Estoria como la Chronica germana dividirían la historia en una sucesión de los diferentes imperios descritos en la profecía de Daniel, con leves discrepancias que dependen de la tradición historiográfica.

  • 34 EE, ed. cit., cap. 17, 1-6 (Ms. E1 fol. 8v-9ºr).

Qvatro son las partes del mun
do; segund los sabios antigos
las nombraron.
¶ Orient.
¶ Occident. ¶ Septentrion.
¶ Medio dia. E segund aquesto
fueron quatro los emperios
que sennorearon el mundo. ¶ El primero
de babilonia aparte dorient. en el tiempo del Rey nino. ¶ El segundo aparte de
medio dia en affrica en Carthago la grand
en tiempo dela Reyna dido. ¶ El tercero en
Macedonia aparte de septentrion enel ti
empo dalexandre. ¶ El quarto en Roma
aparte doccident en tiempo de Julio Cezar34.

  • 35 Austin p. EVANS y Charles KNAPP (eds.), Otto of FREISING, The Two Cities: A Chronicle of Universal (...)

Quamvis nonnulli Persarum regnum simul sicut Medorum ac Chaldeorum Babilonico annumerantes secondo loco Affricanum inter IIIIor mundi principalia regna posuerint regnum, ut sic secundum IIIIor regna constituent, orienti scilicet Babylonicum, austro Affricanum, septentrioni Macedonicum, occidenti Romanum tribuentes35.

  • 36 Ibid., p. 30
  • 37 Ibid.

25Como se puede observar en la comparativa de los textos, la Estoria de Espanna, menciona al imperio cartaginés, en lugar del persa. En esta instancia el texto alfonsí sigue de manera más cercana a Orosio, que posiblemente debido a su origen hispano cambió al imperio persa por el cartaginés. Por su parte, la crónica de Otón de Frisinga, mientras sigue el texto de la Historia Adversus Paganos con bastante consistencia en su generalidad, revierte este cambio36. Es también probable que Alfonso lo aceptara por la misma razón que Orosio. Sin embargo, lo que es indiscutible es que, basándose en esta profecía, ambas crónicas comprenden la historia como una sucesión de sus gobernantes: lo que para Otón serían monarquías mundiales37, para Alfonso serían Sennoríos que, en esencia, tienen el mismo significado. Estos imperios, y en especial, el romano, dan sentido a la evolución de la historia y forman el esqueleto del marco legitimador que tanto Otón de Frisinga como Alfonso X pretendían construir y, de modo que el romano es el último de los imperios, los límites entre los diferentes pueblos ostentadores del imperium quedan desdibujados para ofrecer una línea continua desde los inicios de los tiempos hasta el momento de creación de estas crónicas por la que Federico I y Alfonso X son tan romanos como Julio César, Trajano o, por supuesto, Carlomagno.

Conclusiones finales: entre el nacionalismo y el universalismo

26La Estoria de Espanna, con sus digresiones y anomalías, es un texto que ha fascinado a la crítica, tanto por su complejidad compositiva y su extensísima recepción, como por su potencial ideológico. Es por ello por lo que, como nos posicionábamos anteriormente en este estudio, no creemos que la crónica fuera una obra nacional que simplemente se remitiera a un contexto más amplio, sino que tiene una misión universal más allá de su alcance nacional. Esto se debe a la naturaleza de su concepción histórica basada en la transmisión del imperium. Al estructurar la historia en la sucesión de Sennoríos que gobiernan el mundo y en la Translatio Imperii, la Estoria de Espanna hace del concepto del imperium uno de sus tópicos principales. Y es precisamente la naturaleza universal del imperio, la que da a la crónica nacional alfonsí esos visos de historia universal.

27Como fuente de legitimación imperial, la Estoria de Espanna emplea la historia universal para insertar a Alfonso X dentro de la línea de los emperadores del mundo, y así legitimar su pretensión imperial con independencia de la aprobación del papa. La relación entre texto, contexto e ideología se hace palpable en una crónica que, de manera muy compleja, también incluye a la tradición historiográfica alfonsí en la corriente que habían empezado los antecesores germanos de Alfonso X, encabezada por el obispo Otón de Frisinga, cuyas obras debieron ser conocidas en el entorno alfonsí por influencia de la madre del monarca, Beatriz de Suabia. Así, la crónica alfonsí nos muestra que la historiografía tiene el poder de legitimar mediante la manipulación del concepto de historia, de evolución histórica, y que ideología e historia están íntimamente relacionadas. El imperio, como ente universal, no puede ser explicado, y menos legitimado, dentro de un marco nacional y el conflicto compositivo de la Estoria de Espanna es ejemplo de ello: la línea entre lo nacional y lo universal se desdibuja para justificar la aspiración imperial alfonsí porque, al fin y al cabo, como Alfonso X le dijo a su hijo Fernando, «la yda al imperio, que es lo más».

Haut de page

Bibliographie

ALFONSO X, General Estoria, coord. Pedro SÁNCHEZ-PRIETO BORJA, 10 vols., Madrid: Fundación José Antonio de Castro, 2009.

Baura García, Eduardo, «Beatriz de Suabia: su vida y su influencia en los reinados de Fernando III y Alfonso X», Alcanate: Revista de estudios Alfonsíes, 11, 2018-2019, p. 61-96.

Caetano Álvarez, Elena, The Empire Past and Present: Discursive Treatment of the Translatio Imperii in Alfonso X’s Estoria de Espanna as a Legitimisation of the Fecho del Imperio, Birmingham: University of Birmingham, 2021 [thesis doctoral].

Caetano Álvarez, Elena, «Ipsa sua Dido concidit icta manu: La carta de Dido a Eneas en la historiografía alfonsí y su relevancia en el programa político del monarca castellano», Roda da Fortuna, 1 (1), 2016.

Campopiano, Michele, «New Perspectives on Universal Chronicles in the High Middle Ages», in: Michele CAMPOPIANO et Henry BAINTON (eds.), Universal Chronicles in the High Middle Ages, York: York Medieval Press/Boydell & Brewer, 2017, p. 1-18.

Chrétien DE TROYES, Cligès, trad. Ruth HARWOOD CLINE, Atenas: University of Georgia Press, 2000.

Estepa Díez, Carlos, «El “fecho del Imperio” y la política internacional en la época de Alfonso X», in: José MONDÉJAR (ed.), Estudios alfonsíes. Jornadas: lexicografía, lírica, estética y política de Alfonso el Sabio, Granada: Facultad de Filosofía y Letras 1985, p. 189-205.

Estepa Díez, Carlos, «Alfonso X y el “fecho del Imperio”», Revista de Occidente, 43, 1984, p. 43-54.

EVANS, Austin P. et Charles KNAPP (ed.), Otto of Freising, The Two Cities: A Chronicle of Universal History to the Year 1146 A.D, trad. Charles Christopher MIEROW, Nueva York: Octagon Books, 1966.

Fenzi, Enrico, «“Translatio studii” e “translatio imperii.” Appunti per un percorso», Interfaces: A Journal of Medieval European Literatures, 1, 2015, p. 170-208.

Fernández Gallardo, Luis, «La idea de “translatio imperii” en la Castilla del bajo medievo», Anuario de estudios medievales, 46, 2016, p. 751-786.

Fernández-Ordóñez, Inés, «The Imperium in Alfonso X’s Historiography», The medieval chronicle, 13, 2020, p. 1-32.

Fernández-Ordóñez, Inés, Alfonso X el Sabio y las crónicas de España, Valladolid: Universidad de Valladolid, 2000.

Fernández-Ordóñez, Inés, Las Estorias de Alfonso el Sabio, Madrid: Istmo, 1992.

Fraker, Charles F., The scope of history: studies in the historiography of Alfonso el Sabio, Ann Arbor: University of Michigan Press, 1996.

Fraker, Charles F., «Alfonso X, the Empire and the Primera crónica», Bulletin of Hispanic Studies, 55 (2), 1978, p. 95-102.

González Jiménez, Manuel, Alfonso X el Sabio: 1252-1284, Palencia: La Olmeda, 1993.

González Jiménez Manuel et María Antonia Carmona Ruiz, Crónica de Alfonso X: según el Ms. II/2777 de la Biblioteca del Palacio Real, Madrid, Murcia: Real Academia Alfonso X el Sabio, 1998.

Kelly, Douglas, «Honor, Debate, and “Translatio imperii” in “Cligés”», Arthuriana, 18 (3), 2008, p. 33-47.

Le Goff Jacques, Medieval civilization 400-1500, Oxford: Basil Blackwell, 1988.

Leite, Mariana, «Translatio Imperii, translatio linguarum? On Medieval Universal Chronicles Produced around the Holy Roman Empire», The Medieval Chronicle, 13, 2020, p. 131-148.

Martín Pérez, Antonio, «La Obra Legislativa Alfonsina y Puesto que en Ella Ocupan las Siete Partidas Estudios», GLOSSAE: European Journal of Legal History, 3, 1992, p. 9-64.

Martínez, H. Salvador, El humanismo medieval y Alfonso X el Sabio: ensayo sobre los orígenes del humanismo vernáculo, Madrid: Ediciones Polifemo, 2016.

Martínez, Purificación, «La imagen del monarca en la Crónica de Alfonso X», in: Florencio SEVILLA ARROYO y Carlos ALVAR EZQUERRA (eds.), Actas del XIII Congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas: Madrid, 6-11 de julio de 1998, 1. Medieval. Siglo XVI y Siglo XVII, Madrid: Castalia, 2000.

Núñez Bespalova, Marina, «“Origen del linaje de la Cerda y de las casas y mayorazgos que de ella proceden”: BNE: Ms. 3454», Revista de literatura medieval, 20, 2008, p. 7-30.

Pocock, John G. A., Barbarism and religion, 3, The first decline and fall, Nueva York: Cambridge University Press, 2003.

Procter, Evelyn Stefanos, Alfonso X of Castile: patron of literature and learning, Oxford: Clarendon, 1951.

REEVE, Michael (ed.), Geoffrey of MONMOUTH, The history of the kings of Britain: an edition and translation of De gestis Britonum (Historia regum Britanniae), trad. Neil WRIGHT, Woodbridge: The Boydell Press («Arthurian studies, 69»), 2007.

Rico, Francisco, Alfonso el Sabio y la General Estoria: tres lecciones, Barcelona: Ariel, 1984.

Rodríguez PORTO, Rosa, «The Pillars of Hercules: The Estoria de Espanna (Escorial, Y.I.2) as Universal Chronicle», in: Michele CAMPOPIANO y Henry BAINTON (ed.), Universal Chronicles in the High Middle Ages, York: York Medieval Press/Boydell & Brewer, 2017, p. 233-235.

Rodríguez-Velasco, Jesús, «Espacio de certidumbre. Palabra legal, narración y literatura en Las siete partidas (y otros misterios del taller alfonsí)», Cahiers d’Études Hispaniques Médiévales, 29 (1), 2006, p. 423-451.

Rubenstein, Jay, Nebuchadnezzar’s dream: the Crusades, apocalyptic prophecy, and the end of history, Oxford: University Press, 2018.

Vagnoni, Mirko, «La legittimità e la sacralità imperiale di Federico II di Svevia», Eikón/Imago, 1 (2), 2012, p. 49-72.

WARD, Aengus (ed.), ALFONS  X, Estoria de Espanna Digital v.2.0, University of Birmingham, 2020 [https://estoria.bham.ac.uk/edition/].

Warner, David A., «Renovatio Imperii Romanorum», in: John M. JEEP (ed.), Medieval Germany: an encyclopedia, Nueva York/Londres: Garland Publishing, 2001, p. 469-470.

Haut de page

Notes

1 Alfonso X, Estoria de España, cap. 79, Ms. Escorial Y-I-2 (E1), fol. 36v, l. 35.

2 Sobre la faceta cultural de Alfonso X ver, entre otras, las obras de Evelyn S. PROCTER, Alfonso X of Castile: patron of literature and learning, Oxford: Clarendon, 1951; H. Salvador Martínez SANTAMARTA, El humanismo medieval y Alfonso X el Sabio: ensayo sobre los orígenes del humanismo vernáculo, Madrid: Ediciones Polifemo, 2016.

3 Purificación Martínez, «La imagen del monarca en la Crónica de Alfonso X», in: Florencio SEVILLA ARROYO y Carlos ALVAR EZQUERRA (eds.), Actas del XIII Congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas: Madrid, 6-11 de julio de 1998, 1: Medieval. Siglo XVI y Siglo XVII, Madrid: Castalia, 2000, p. 182-187.

4 Manuel González Jiménez y María Antonia CARMONA RUIZ, Crónica de Alfonso X: según el Ms. II/2777 de la Biblioteca del Palacio Real, Madrid, Murcia: Real Academia Alfonso X el Sabio, 1998, cap. 52.

5 Charles F. Fraker, «Alfonso X, the Empire and the Primera crónica», Bulletin of Hispanic Studies, 55 (2), 1978, p. 95.

6 Teniendo en cuenta que las respuestas que pretendemos buscar tratan sobre la intención compositiva de la obra en su contexto de creación, hemos escogido el manuscrito E1 como base de nuestro estudio, al considerarse el más cercano al momento de composición de la obra y al scriptorium alfonsí. Seguiremos la edición digital Aengus Ward (ed.), ALFONSO X, Estoria de Espanna Digital v.2.0, University of Birmingham: 2020 [https://estoria.bham.ac.uk/edition/].

7 Inés Fernández-Ordóñez, Las Estorias de Alfonso el Sabio, Madrid: Istmo, 1992, p. 21-22.

8 Francisco Rico, Alfonso el Sabio y la General Estoria: tres lecciones, Barcelona: Ariel, 1984, p. 38-39.

9 C. F. Fraker, art. cit., p. 95; F. Rico, op. cit., p. 39.

10 Rosa Rodríguez Porto, «The Pillars of Hercules: The Estoria de Espanna (Escorial, Y.I.2) as Universal Chronicle», in: Michele CAMPOPIANO y Henry BAINTON (eds.), Universal Chronicles in the High Middle Ages, York: York Medieval Press/Boydell & Brewer, 2017, p. 233-235.

11 Ver para más detalles sobre el Fecho del Imperio: Carlos Estepa Díez, «Alfonso X y el “fecho del Imperio”», Revista de Occidente, 43, 1984, p. 43-54; id., «El “fecho del Imperio” y la política internacional en la época de Alfonso X», in: José MONDÉJAR (ed.), Estudios alfonsíes. Jornadas: lexicografía, lírica, estética y política de Alfonso el Sabio, Granada: Facultad de Filosofía y Letras, 1985, p. 189-205; Manuel González Jiménez, Alfonso X el Sabio: 1252-1284, Palencia: La Olmeda, 1993.

12 Ver, entre otros, los estudios C. F. Fraker, art. cit. y The scope of history: studies in the historiography of Alfonso el Sabio, Ann Arbor: University of Michigan Press, 1996; I. Fernández-Ordóñez, op. cit. y Alfonso X el Sabio y las crónicas de España, Valladolid: Universidad de Valladolid, 2000 y «The Imperium in Alfonso X’s Historiography», The medieval chronicle, 13, 2020, p. 1-32; Elena Caetano Álvarez, The Empire Past and Present: Discursive Treatment of the Translatio Imperii in Alfonso X’s Estoria de Espanna as a Legitimisation of the Fecho del Imperio, Birmigham: University of Birmingham, 2021 [thesis doctoral].

13 Sobre nuevas reinterpretaciones de la Translatio Imperii ver, entre otras, las obras de Michele CAMPOPIANO, «New Perspectives on Universal Chronicles in the High Middle Ages», in: Universal Chronicles…, p. 1-18; Enrico FENZI, «“Translatio studii” e “translatio imperii.” Appunti per un percorso», Interfaces: A Journal of Medieval European Literatures, 1, 2015, p. 170-208; John G. A. POCOCK, Barbarism and religion, 3, The first decline and fall, Nueva York: Cambridge University Press, 2003.

14 Jacques Le Goff, Medieval civilization 400-1500, Oxford: Basil Blackwell, 1988, p. 171.

15 Michael D. REEVE (ed.), Geoffrey of MONMOUTH, The history of the kings of Britain: an edition and translation of De gestis Britonum (Historia regum Britanniae), trad. Neil WRIGHT, Woodbridge: The Boydell Press, 2007, 1.

16 Douglas KELLY, «Honor, Debate, and “Translatio imperii” in “Cligés”», Arthuriana, 18 (3), 2008, p. 33-34; Chrétien de Troyes, Cligès, trad. Ruth HARWOOD CLINE, Atenas: University of Georgia Press, 2000, Prólogo.

17 Para ver más sobre la presencia de Dido y Eneas en la Estoria de Espanna y en la historiografía alfonsí en general, E. Caetano Álvarez, op. cit. y «Ipsa sua Dido concidit icta manu: La carta de Dido a Eneas en la historiografía alfonsí y su relevancia en el programa político del monarca castellano», Roda da Fortuna, 1 (1), 2016, p. 153-169.

18 EE, ed. cit., cap. 59, 7-9, 17-18 (Ms. E1, fol. 26).

19 EE, ed. cit., cap. 121, 7 (Ms. E1 fol. 60r).

20 EE, ed. cit., cap. 115, 5-7 (Ms. E1 fol. 57r).

21 Marina Núñez Bespalova, «“Origen del linaje de la Cerda y de las casas y mayorazgos que de ella proceden”: BNE: Ms. 3454», Revista de literatura medieval, 20, 2008, p. 7-30.

22 ALFONSO X, General Estoria. Cuarta Parte, Pedro SÁNCHEZ-PRIETO BORJA (coord.), 2, Madrid: Fundación José Antonio de Castro, 2009, p. 505.

23 I. Fernández-Ordóñez, op. cit., p. 35-37.

24 Ana RODRÍGUEZ LÓPEZ, «El reino de Castilla y el imperio germánico en la primera mitad del siglo XIII: Fernando III y Federico II», in: María Isabel LORING GARCÍA (ed.), Historia social, pensamiento historiográfico y Edad Media: homenaje al Prof. Abilio Barbero de Aguilera, Madrid: Ediciones del Orto, 1997, p. 614.

25 EE, ed. cit., cap. 625, 22 (Ms. E2 fol. 16rº).

26 I. Fernández-Ordóñez, art. cit., passim.

27 Mirko Vagnoni, «La legittimità e la sacralità imperiale di Federico II di Svevia», Eikón/Imago, 1 (2), 2012, p. 55-56.

28 Antonio Martín Pérez, «La Obra Legislativa Alfonsina y Puesto que en Ella Ocupan las Siete Partidas Estudios», GLOSSAE: European Journal of Legal History, 3, 1992, p. 10; Jesús Rodríguez-Velasco, «Espacio de certidumbre. Palabra legal, narración y literatura en Las siete partidas (y otros misterios del taller alfonsí)», Cahiers d’Études Hispaniques Médiévales, 29 (1), 2006, p. 426.

29 Para más información sobre la vida y obras de Otón de Frisinga, ver el estudio de Jay Rubenstein, Nebuchadnezzar’s dream: the Crusades, apocalyptic prophecy, and the end of history, Oxford: University Press, 2018, cap. 9.

30 David A. Warner, «Renovatio Imperii Romanorum», in: John M. Jeep (ed.), Medieval Germany: an encyclopedia, Nueva York, London: Garland Publishing, 2001, p. 469.

31 Como bien ha desarrollado en su estudio sobre la historiografía universal ligada a la familia Staufen y al Sacro Imperio Romano Germánico la autora Mariana LEITE, «Translatio Imperii, translatio linguarum? On Medieval Universal Chronicles Produced around the Holy Roman Empire», The Medieval Chronicle, 13, 2020, p. 131-148.

32 Para saber más sobre la influencia de Beatriz sobre sus hijos y la corte castellanoleonesa, ver Eduardo Baura García, «Beatriz de Suabia: su vida y su influencia en los reinados de Fernando III y Alfonso X», Alcanate: Revista de estudios Alfonsíes, 11, 2018, p. 61-96.

33 Luis Fernández Gallardo, «La idea de “translatio imperii” en la Castilla del bajo medievo», Anuario de estudios medievales, 46, 2016, p. 753-756.

34 EE, ed. cit., cap. 17, 1-6 (Ms. E1 fol. 8v-9ºr).

35 Austin p. EVANS y Charles KNAPP (eds.), Otto of FREISING, The Two Cities: A Chronicle of Universal History to the Year 1146 A.D, trad. Charles C. MIEROW, Nueva York: Octagon Books, 1966, 2I, cap. XIII, p. 167.

36 Ibid., p. 30

37 Ibid.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Elena Caetano Álvarez, « La historiografía del Dominium Mundi: Universalismo en la Estoria de Espanna », e-Spania [En ligne], 42 | juin 2022, mis en ligne le 24 juin 2022, consulté le 12 août 2022. URL : http://journals.openedition.org/e-spania/44719 ; DOI : https://doi.org/10.4000/e-spania.44719

Haut de page

Auteur

Elena Caetano Álvarez

University of Birmingham

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Les contenus de la revue e-Spania sont mis à disposition selon les termes de la Licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
  • Logo CLEA
  • Logo GDRE AILP
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • OpenEdition Journals
Search OpenEdition Search

You will be redirected to OpenEdition Search