Navigation – Plan du site
La ville caribéenne, les villes dans la Caraïbe

Un estudio del impacto de la UNESCO y el Banco interamericano de desarrollo en los procesos de revitalización de los centros históricos latinoamericanos y caribeños: el caso de la zona colonial de Santo Domingo (República dominicana)

Une étude sur l’impact de l’UNESCO et de la Banque interaméricaine de développement dans les processus de revalorisation des centres historiques latino-américains et caribéens le cas de la zone coloniale de Santo Domingo
A Study of The Impact of UNESCO and of the Inter-American Development Bank in the Latin-American and Caribbean Historic Centers’ Revitalization Processes: The Case of the Colonial Zone of Santo Domingo (Dominican Republic).
Vildan Bahar Tuncay

Résumés

Il existe de nombreuses études de cas et ouvrages collectifs qui cherchent à mieux comprendre les processus de revalorisation des centres historiques latino-américains. Dans la documentation existante les centres historiques caribéens sont très peu étudiés sauf les cas de la Havane et de Carthagène. De plus, le rôle des organisations internationales comme l´Organisation des nations unies pour l’éducation et la culture et la Banque interaméricaine de développement impliquées dans plusieurs processus de revalorisation des centres historiques a été très peu exploré.
Dans ce contexte, l’hypothèse que l’article avance est la suivante : l´impact des organisations mentionnées ne se limite pas au financement de la revalorisation et à la promotion d´une gestion axée sur l’efficience et la viabilité économique dans le temps. Il concerne également les dimensions normatives et administro­valoratives de la gestion urbaine qui promeuvent même conditionnent des schèmes de normalisation d’homogénéisation et de professionnalisation. Pour confirmer ou infirmer l’hypothèse avancée, l’article a choisi le cas de la gestion de la revalorisation de la zone coloniale de Santo Domingo, la capitale de la République Dominicaine.

Haut de page

Texte intégral

Introducción

  • 1 Los trabajos de Fabián López Ulloa, Lucia Durán, Nicolás González León y Marcelo Rodríguez Mancilla (...)
  • 2 Entre otras, Carrión y al. (2001ª, 2001b), 2016
  • 3 Una excepción a esta generalización es la teorización del financiamiento de los CH por Mendes Zanch (...)
  • 4 Salinas Chávez y Echarri Chávez (2005)

1Los sistemas urbanos y los centros históricos (CH) caribeños constituyen temas poco estudiados en comparación con la abundante producción científica sobre transformaciones socio-espaciales de las ciudades latinoamericanas ocurridas en las últimas décadas (desarrollo periférico, metropolización, segregación espacial, gentrificación, precariedad del hábitat, revalorización de los CH, etc.). La revalorización incluye la renovación de los edificios para fines residenciales (rehabilitación), la realización de obras para mejorar el entorno (peatonales, plazas, arborización) y la revitalización de las funciones clásicas de un CH (uso residencial, servicios de restauración, hoteles, actividades socio-culturales). De hecho, existen numerosos estudios de caso1 y obras colectivas2 a escala latinoamericana que buscaron una mayor comprensión de los procesos de revalorización de los CH. Esta documentación resalta elementos como la degradación del patrimonio urbano y arquitectónico, los desalojos masivos de los inquilinos y vendedores ambulantes. Mayormente constituida de estudios de casos independientes que tienen como objetivo mostrar la diversidad de las situaciones existentes, no ha buscado teorizaciones. Más bien, propone marcos conceptuales en torno al patrimonio urbano, a la sostenibilidad urbana y al derecho a la ciudad3. Por un lado, en esta documentación, los CH caribeños son inexistentes con la excepción de La Habana4 y Cartagena. Por otro lado, el papel de los organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas para la educación y la cultura (UNESCO) y el Banco interamericano de desarrollo (BID) muy involucrados en los procesos de revalorización de los CH, ha sido muy poco explorado.

2En este contexto, la hipótesis que se plantea es que el impacto de los organismos mencionados no se limita al financiamiento de la revalorización y a la promoción de una gestión enfocada en la búsqueda de eficiencia y de sostenibilidad económica. Repercute también en lo normativo y en lo administrativo-valorativo de la gestión promoviendo -hasta condicionando- unos esquemas de normalización, homogeneización y profesionalización de los procesos de revalorización.

3Para confirmar o infirmar la hipótesis, el artículo ha seleccionado el caso de la gestión de la revalorización de la zona colonial de Santo Domingo (ZCSD), la ciudad capital de la República dominicana.

Figura 1. Ubicación geográfica de Santo Domingo

Figura 1. Ubicación geográfica de Santo Domingo

Credits: Tuncay, V.B, 2016

4El artículo se estructura en cuatro partes. En la primera, se presenta la metodología a partir de la cual se trabaja el tema, la selección y la descripción del aérea de estudio. En la segunda, se expone los principios de intervención de la UNESCO y del BID en los CH. En la tercera, se discute la manera como dichas intervenciones impactan la gestión del proceso de revalorización de la ZCSD desde una perspectiva económica, normativa y administrativo-valorativa. En la última, a manera de conclusión se hace un destaque de los aspectos centrales del caso seleccionado.

1. Diseño metodológico y descripción del áerea de estudio

5El diseño metodológico es hipotético-deductivo: primero, se formula una hipótesis exploratoria a partir de la documentación existente sobre la implicación de la UNESCO y del BID en la revalorización de los CH latinoamericanos y caribeños. Después, se busca la confirmación o la invalidación de la hipótesis en el caso de la ZCSD.

Tabla 1. El diseño metodológico del estudio

Hipótesis

Marco teórico

Marco conceptual

Estrategia de recolección de datos

Intervenciones de la UNESCO y del BID impactan los aspectos financieros y administrativo-valorativos de la gestión de la revalorización de la ZCSD

Institucionalismo sociológico

Centro histórico/zona colonial

Revalorización

Análisis documental

Análisis del contenido

Observación directa no participante

Credits: Tuncay, V.B, 2016

1.1. El institucionalismo sociológico

6El papel multifacético de la UNESCO y del BID en la gestión de la revalorización de la ZCSD se explorará en el marco del institucionalismo sociológico. Con las dos otras vertientes del institucionalismo (el institucionalismo histórico y el institucionalismo de elección racional), éste comparte la idea de que las instituciones son constreñimientos que estructuran y dan forma a la interacción humana tanto al nivel nacional como al nivel internacional.

7El institucionalismo sociológico pone especial énfasis en la influencia de las instituciones como marcos de referencia cultural en las decisiones de los actores. Dichas decisiones pueden derivarse no sólo de reglas formales como leyes, regulaciones, decisiones jurídicas, pero también de algunas opciones que parecen más naturales, plausibles, apropiadas que encauzan las decisiones (por ejemplo, la cultura organizacional como sistema de mapas cognitivos). Entre las formas de coerción formales en los procesos decisorios aparece la obligación de conformarse a los esquemas normativos y procedurales. Entre las formas informales de control institucional figura la adopción de procedimientos y de métodos de trabajo de los organismos mencionados por parte de otras entidades o actores internacionales. Muchas veces, éstas últimas se conforman a las formas de coerción mencionadas en el contexto de su búsqueda de financiamiento o pericia técnica.

8De la relación compleja entre constreñimientos formales e informales resulta una dinámica simbiótica al grado que incluso los objetivos de los actores resultan modelados por el entorno institucional (Romero, 1999: 21).

9En el caso específico de la gestión de la ZCSD, el institucionalismo sociológico permite rescatar la dinámica entre las formas de coerción formales e informales ejercidas por la UNESCO y el BID en las autoridades dominicanas encargadas de la gestión de la ZCSD en busca de reconocimiento de la etiqueta patrimonio de la Humanidad, financiamiento/subvenciones y pericia técnica.

1.2. El estudio de caso como estrategia de investigación y criterios de selección de la zona colonial de Santo Domingo

10El estudio de caso es una estrategia apropiada para una problemática de tipo exploratorio que tiene como objetivo esclarecer temas o aspectos poco estudiados. Busca una comprensión profunda de un fenómeno social en su contexto, la descripción, la explicación y la predicción de sus componentes y características particulares (Seawrigth y Gerring, 2008 ; Gagnon, 2012; Hamel, 1997; Tight, 2017). En ese sentido, la selección de estudio de caso como estrategia para investigar el impacto de los organismos internacionales en los procesos de revitalización de los CH caribeños es científicamente legítima. También, se enfoca en un aspecto poco explorado (el papel de los organismos internacionales en los procesos de revitalización de los CH caribeños) de un tema muy estudiado (revalorización de los CH).

11En cuanto a la selección de la ZCSD como estudio de caso, los criterios son los siguientes:

  • con la excepción de la Habana y Cartagena, los CH caribeños son muy poco estudiados en la documentación sobre los procesos de revalorización;

  • en esta documentación, no se ha buscado diferenciar las particularidades de los CH caribeños relacionándolos con la evolución histórica de los sistemas urbanos caribeños;

  • la ZCSD es la más vieja de las zonas coloniales latinoamericanas y caribeñas, un modelo de urbanización para otras ciudades coloniales. Sin embargo, es una de las menos estudiadas en la abundante documentación académica sobre la revalorización de los CH latinoamericanos;

  • existen muy pocos estudios sobre el modelo de gestión urbana de la ciudad de Santo Domingo en relación con la gestión de la ZCSD.

12La estrategia de recolección de datos consiste en el análisis documental sobre:

  • la implicación de la UNESCO y del BID en la revalorización de los CH latinoamericanos y caribeños;

  • la formación del sistema urbano dominicano;

  • la historia de la ZCSD y la gestión de su revalorización a partir de los años 70.

13A esta estrategia se agrega la observación directa no participante de la investigadora durante su estadía en la Ciudad de Santo Domingo en julio de 2014.

2. Aérea de estudio: la ciudad de Santo Domingo y su zona colonial

14Fundada en 1496, la ciudad de Santo Domingo funcionaba como sede central español en el Nuevo Mundo y puerto habilitado sobre el rio Ozama para expediciones y exploraciones hacia Cuba, México y América del Sur. Con la creación de la Real Audiencia de Santo Domingo en 1511, su conjunto arquitectónico y su planificación urbana sirvieron de modelo urbanístico para otras ciudades coloniales.

Foto 1. Catedral de Santo Domingo: catedral primada de América

Foto 1. Catedral de Santo Domingo: catedral primada de América

Credits: Tuncay, V.B, 2014

15En menos de tres décadas, los yacimientos superficiales de oro agotaron y la demografía indígena cayó drásticamente. Al mismo tiempo, creció la importancia de los virreinatos de la Nueva España y del Perú que contaban con recursos incalculables de metales preciosos y una numerosa mano de obra indígena. La Real Audiencia de Santo Domingo perdió progresivamente su importancia estratégica con el traslado del eje gravitacional del comercio colonial hacia el Caribe occidental a finales del siglo XVI que priorizó el triángulo cuyos vértices eran la Habana, Veracruz y Cartagena. En este contexto, la ciudad de Santo Domingo, desconectada del itinerario de los buques comerciales, se marginalizó paulatinamente (Dilla Alfonso, 2014: 47). Esta situación de decadencia y aislamiento permaneció hasta muy avanzado el siglo XIX y la trama urbana compacta avanzó apenas unas hectáreas desde la franja inicial (Dilla Alfonso, 2014: 50).

16En los siglos XIX y XX, los diferentes modelos económicos que se implementaron en relación con la inserción de la República dominicana en el sistema económico internacional impactaron drásticamente el sistema urbano dominicano y la concepción de la gestión de la ZCSD. Estos modelos son el modelo primario exportador, el modelo de crecimiento industrial por sustitución de importaciones y el modelo exportador de servicios, sucesivamente.

  • 5 No es una división administrativa, sino una macrorregión de desarrollo ubicado en el norte del país (...)

17Dentro del modelo primario exportador (1844-1945), la articulación de las formas espaciales dominicanas obedecía a una estructura con ciertas regiones muy dinámicas y otras más estáticas (Yunén, 1985). La ciudad de Santo Domingo concentraba más las actividades administrativo-burocráticas y militares que productivas. Los productos agrícolas (café y tabaco) del Cibao5 llegaban desde Santiago y la Vega hasta Puerto Plata para su exportación hacia los Estados Unidos y Europa (Zeller, 1977:26-27). En consecuencia, Santiago se había convertido en el centro de la política por su poder comercial. En los finales del siglo XIX, este esquema cambió a raíz de la concentración de la industria azucarera y de las inversiones estadounidenses en el sur. La capital se convirtió en el centro importador y absorbió paulatinamente el poder económico de Santiago que conservó un poder más bien regional (Lozano, 1997).

18El modelo de crecimiento industrial por sustitución de importaciones (1945-1978) favoreció la concentración de la mayoría de las actividades industriales en las provincias meridionales del país, el éxodo rural y la polarización de la ciudad de Santo Domingo como el principal asentamiento industrial. A eso se agregaron la nacionalización de la producción azucarera y la centralización burocrático-estatal durante la era de Trujillo (1930-1961) que fortalecieron aún más la primacía de la capital sobre la red urbana dominicana (Lozano, 1997).

19En este contexto, la zona colonial conservó las funciones políticas, legislativas, educativas, religiosas y comerciales hasta la mitad del siglo XX. Sin embargo, el tejido socio-demográfico cambió con el desplazamiento de las clases medias y altas que alejaron del centro para radicarse en el oeste de la ciudad mientras que las familias menos favorecidas se ubicaron en las tierras bajas a poca distancia de la zona colonial. La expansión de la población pobre, en mayoría de origen rural y recién llegado a la ciudad, continuó creando un cinturón de precariedad habitacional en torno al núcleo central (Lozano, 1997).

20El modelo exportador de servicios que se desarrolló a partir de los 80, se caracterizó por la expansión de las zonas francas y los enclaves turísticos. Reestructuró el sistema urbano dominicano y redefinió el lugar de la zona colonial dentro de las tendencias del turismo internacional.

21Otros factores contextuales que considerar en esta reestructuración son la crisis fiscal de los años 90 y también la descentralización bajo la cual, muchas de las responsabilidades y competencias antes pertenecientes al gobierno central se vieron transferidas a los gobiernos regionales o locales. Sin embargo, el proceso no implicó un aumento de los presupuestos asociados. En los años siguientes, las autoridades encargadas de la gestión de la ZCSD tuvieron que desarrollar diferentes estrategias para financiar los trabajos de revalorización.

22En esos años, la zona colonial se singularizó por un fuerte elemento de inquilinato y la falta de mantenimiento, el deterioro del patrimonio arquitectónico, los problemas de infraestructura (administración de agua y recolección de basura) y por la contaminación del rio Ozama.

Foto 2. Vista al rio Ozama contaminado por actividades industriales en su desembocadura y problemática de recolección de basura en el Parque Colón

Foto 2. Vista al rio Ozama contaminado por actividades industriales en su desembocadura y problemática de recolección de basura en el Parque Colón

Credtis: Tuncay, V.B, 2014

  • 6 Datos del Estudio socioeconómico de hogares del Distrito nacional.

23Actualmente, la zona colonial constituye uno de los 65 barrios del Distrito nacional (DN) y representa el 0,07% de su superficie con una extensión de 196 hectáreas. El uso se concentra en lo residencial, religioso (Catedral, palacio arzobispal) y comercial orientado al sector turístico. En lo que se refiere a los indicadores sociales, cuenta con menos del 2% de la población total del DN y menos del 2% de sus viviendas6. Estos datos confirman que a lo largo de los años ha perdido su valor de uso/su valor habitacional en comparación con su valor económico/valor de consumo.

Figura 2. Población de la ZCSD (1893-2010)

Figura 2. Población de la ZCSD (1893-2010)

Fuente: elaboración propia a partir de los datos de Departamento de coordinación estadística (2010) et Sistema único de Beneficiarios-Vicepresidencia de la República Dominicana (2012).

3. Las intervenciones de la UNESCO y del BID en los procesos de revalorización de los CH

24Las intervenciones de la UNESCO en los CH se inscriben dentro de la Convención sobre la protección del patrimonio mundial, cultural y natural de 1972, en la cual definió el patrimonio cultural de la Humanidad y se dio la misión de velar por su conservación y protección. La UNESCO recalca que la evolución de la vida social y económica, incluyendo la turistificación de los CH, causan su alteración o destrucción y concibe la revalorización desde una perspectiva conservacionista y proteccionista.

25El BID empezó a ocupar un lugar importante en la gestión de los CH al inicio de los años 2000. Como banco de desarrollo económico y social, concentró sus primeras intervenciones en el financiamiento de iniciativas públicas de conservación y rehabilitación de patrimonio urbano en apoyo al desarrollo turístico. En las últimas décadas, bajo la perspectiva según la cual la conservación no es sostenible por sí sola y que no podría resolver las causas del deterioro del patrimonio construido, el organismo desarrolló programas más integrados de conservación y revalorización de los CH para abarcar los temas de pobreza, equidad y eficiencia de los gastos sociales. La implicación del BID en los procesos de revalorización de los CH se convirtió en una herramienta para promover las reformas institucionales y operacionales en los países y a escala de ayuntamientos para asignar de forma eficiente los fondos públicos. Hubo un cambio paradigmático en el sentido de que se evolucionó desde una perspectiva de protección de edificios aislados y totalmente financiada por el sector público, a una rehabilitación de sectores históricos con la participación activa del sector privado (Mendes Zancheti, 2007). En este nuevo contexto, desde la perspectiva del BID, los CH favorecen el desarrollo urbano. Por ende, los programas actuales de conservación de patrimonio urbano financiados por el BID incluyen, además de la conservación de monumentos, inversiones en mejoramiento del espacio público y las infraestructuras y recursos para promover la conservación de edificios privados y el fomento de actividades económicas. El BID considera el sector privado como una garantía para la sostenibilidad de los esfuerzos y una eficiencia empresarial protegiendo los proyectos de las volatilidades de coyunturas políticas y electorales. Por ende, lo integra en la rehabilitación de los monumentos y espacios públicos, la formulación de prioridades, la definición de proyectos, el financiamiento y la ejecución de los trabajos (Rojas, 2001).

4. Impactos de las intervenciones de la UNESCO y del BID en la gestión de la revalorización de la zcsd

4.1. Impactos relativos a los procesos de gestión

26La tendencia de monumentalización del patrimonio marco la presidencia de Joaquín Balaguer (1960-62, 1966-1978, 1986-1996), para quien la dominicanidad se debía construir en base a la herencia socio-cultural hispanoamericana cristalizada en el patrimonio arquitectónico colonial frente a la amenaza demográfica haitiana (Fennema, 1998). Su administración se singularizó desde luego por la búsqueda de reconocimiento de la etiqueta patrimonio mundial.

  • 7 Cumple con los siguientes criterios: Ser la manifestación de un intercambio considerable de valores (...)

27Para el reconocimiento de la ZCSD como patrimonio de la Humanidad, la UNESCO exigía la elaboración de un plan regulador y el cumplimiento de exigencias en materia de supervisión y mantenimiento. Por falta de personal con suficientes conocimientos de las técnicas de restauración, de conservación y del uso de materiales adecuados en su preparación, las autoridades dominicanas acudieron a las firmas consultores y a los expertos técnicos con costos importantes en la realización de la mayoría de los trabajos exijidos. Entre 1987 y 1990 se preparó el estudio del Plan Regulador de la Ciudad Colonial, lo cual integraba los aspectos arquitectónicos, urbanos, monumentales y las consideraciones financieras. Los esfuerzos dieron sus resultados y la ZCSD se reconoció como patrimonio de la Humanidad en 19907.

Foto 3. El monumento dedicado a la declaración de Santo Domingo como patrimonio mundial, Santo Domingo

Foto 3. El monumento dedicado a la declaración de Santo Domingo como patrimonio mundial, Santo Domingo

Credits: Tuncay, V.B, 2014

  • 8 En el primer componente se buscaba definir las áreas de intervención directa, las acciones que prom (...)

28En ese mismo tiempo, a raíz de la situación económica frágil, las autoridades dominicanas consideraron la celebración del quinto centenario de la llegada de Cristóbal Colón como una oportunidad para favorecer el turismo cultural (Viala, 2014; Khron-Hansen, 2001). Este contexto coincidió con la creciente influencia que empezó a tener el BID en los procesos de revalorización de los CH latinoamericanos y caribeños. Entre 2001 y 2006 se ejecutó el Plan de Revitalización de la Ciudad Colonial de Santo Domingo patrocinado por ese organismo, lo cual incluía una estrategia de desarrollo a mediano plazo y un plan físico de recuperación8. En el marco del plan se hizo un informe diagnóstico con la participación del BID, de la UNESCO y de algunas entidades públicas que abordaba la falta de infraestructura, el proceso de despoblamiento, el deterioro de los edificios coloniales y las ganancias turísticas muy debajo de las potencialidades.

  • 9 Para lograr estos objetivos, el programa está estructurado en tres componentes: (i) desarrollo de o (...)

29En 2011, el BID inició dos nuevos proyectos: El Programa de Fomento al Turismo-Ciudad Colonial de Santo Domingo y El Proyecto de apoyo a la Preparación Programa Nacional de Turismo-Santo Domingo-Ciudad Colonial. El primero buscaba incrementar el ingreso y el empleo generado por el turismo en la zona colonial a través del desarrollo de productos turísticos de alto potencial competitivo9. El segundo tenía como objetivo dinamizar la competitividad del sector turístico dominicano por la diversificación de la oferta turística mediante nuevos productos turísticos, incluyendo la zona colonial.

30Para terminar con la lista, entre 2009 y 2015, el ayuntamiento de Santo Domingo ejecutó un plan que también se denominaba el Plan de Revitalización Integral de la Ciudad Colonial financiado por el BID entre otras fuentes privadas y públicas.

31En este proceso bajo la influencia de los principios y de los instrumentos de gestión de la UNESCO y del BID, se observan las siguientes tendencias:

  • la armonización de los procesos de gestión de las autoridades dominicanas con los organismos mencionados;

  • la profesionalización creciente de sus estructuras para poder satisfacer a las diferentes exigencias;

  • la adopción de una postura empresarial (cálculo de los costos vs los beneficios, transparencia)

  • la búsqueda para el aumento y la diversificación de los recursos;

  • la formación de las colaboraciones público-privadas (una condición para poder tener acceso a los fondos de la UNESCO y del BID)

  • 10 Se trató por ejemplo de la contratación de consultaría de arquitectos italianos para elaborar un in (...)

32También, la elaboración de los números planes y proyectos que se sucedieron conllevó la contratación de expertos internacionales y una cierta dependencia hacia ellos10. Después de tres décadas, la presencia importante de expertos en conservación y de arquitectos hace surgir cuestionamientos sobre la sostenibilidad de los procesos a largo plazo y las razones por las cuales las autoridades no invirtieron en la formación de expertos locales.

33Además, los ciudadanos tienen que luchar para hacerse escuchar por las autoridades responsables de la gestión. Ciertos arqueólogos dominicanos denunciaron la falta de estudio arqueológico previo y la destrucción de los estratos arqueológicos presentes por la maquinaria (El Nacional, 2013). El entorno institucional en el que las autoridades dominicanas se desenvuelven y en el cual los tecnócratas o profesionales técnicos no tienen que rendir cuentas a los ciudadanos, parece haber influido en sus comportamientos y actitudes.

4.2. Impactos relativos a los resultados de gestión

34Los impactos relativos a los resultados de las intervenciones están estrechamente ligados a la aplicación de los principios de cada uno de los organismos que no son siempre coherentes entre ellos. Por un lado, la UNESCO recalca que la evolución de la vida social y económica, incluyendo la turistificación de los CH, causan su alteración o destrucción. Por otro lado, la obtención de la labelización patrimonio cultural de la Humanidad conlleva el aumento de la visibilidad y la visitabilidad (visitability) del sitio, su internacionalización, su turistificación y la producción de una nueva marca para la ciudad donde se ubica. El proceso se caracteriza muchas veces por la dependencia hacia las firmas internacionales de branding turístico y de place-branding en las campañas diseñadas por expertos para reforzar la identidad y comunicar los atributos del sitio. El BID considera este mismo aspecto como una oportunidad para favorecer el desarrollo urbano.

  • 11 Por ejemplo. abrir zanjas para introducir tuberías que servirán de conducto al cableado soterrado y (...)

35Asimismo, pese a los presupuestos destinados al desarrollo del uso social y habitacional de la zona colonial y a la contratación de expertos técnicos con costos importantes en la realización de la mayoría de los trabajos, la insatisfacción de los habitantes sale en los periódicos casi diariamente. Más precisamente, la ejecución de los trabajos de revalorización y su lentitud con respecto a los plazos iniciales11 han ocasionado incomodidades, molestias, bajas ventas y perdidas económicas para los comerciantes de la zona. Los proyectos realizados exacerbaron la tendencia al despoblamiento de la zona colonial y la pérdida de ciertas de sus funciones históricas, pero también la concentración de los recursos en la capital y su desarticulación con las demás regiones del país (Chantada, 1998:114).

36Entre las quejas figuran pérdidas económicas y molestias, hasta problemas de salud ocasionados por el ruido y el polvo, problemas con la administración de agua durante varios meses debido a los trabajos en las calles, los vaivenes constantes de la corriente eléctrica que dañan los electrodomésticos. Los buhoneros desplazados y los moradores reportan no estar indemnizados por los daños o perdidas ocasionados por los trabajos de revalorización (El Acento, 2012, 2014; El Caribe, 2013, 2015, 2016; El Diario libre 2014; El Nacional 2014, El Grillo, 2016).

Foto 4. Molestias ocasionadas por la rehabilitación de las calles para los moradores de la zona colonial

Foto 4. Molestias ocasionadas por la rehabilitación de las calles para los moradores de la zona colonial

Credits: Tuncay, V.B, 2014

37A pesar de insistir cada vez más en la importancia de un enfoque integral y de la inclusión social, en práctica, tiene una visión instrumentalista de la revalorización para impulsar el desarrollo urbano. En la dimensión valorativa de la gestión del proceso de revalorización por las autoridades dominicanas, la búsqueda de sostenibilidad económica prevalece sobre la sostenibilidad social, lo cual se puede asociar con la influencia organizacional del BID.

Consideraciones finales

38A la luz de las premisas del institucionalismo sociológico y de la colección de datos, el estudio de caso recalcó el impacto de la UNESCO y del BID en la gestión de la revalorización de la ZCSD. Primero, destacó los factores contextuales que influyeron en la intensificación de las autoridades dominicanas para la conservación, la protección y la puesta en valor de la ZCSD en las últimas tres décadas. Se trata de:

  • la monumentalización de la herencia hispánica como pilar de la identidad dominicana;

  • los efectos de la crisis fiscal y de la decentralización administrativa de los años 90;

  • la escasa o irregular disponibilidad de los recursos de los gobiernos locales que han afectado la sostenibilidad de las intervenciones;

  • la falta de personal técnico para realizar los trabajos relacionados con la revalorización.

39Segundo, el impacto creciente de la UNESCO y del BID a partir de los años 90 implicó la recuperación de la centralidad histórica y la intensificación de las actividades de revalorización de la ZCSD, casi abandonada por las autoridades urbanas durante varias décadas. En concordancia con las premisas del institucionalismo sociológico, los dos organismos tuvieron un papel decisivo en cuanto a la filosofía que subyace en las intervenciones, la identificación de las prioridades y la asignación de los recursos entre los objetivos de los planes elaborados por las autoridades dominicanas. Los instrumentos de planificación y gestión se homogeneizaron para coordinar las acciones de los actores involucrados y asegurar la sostenibilidad del proceso a largo tiempo.

40En cuanto al aspecto valorativo de la gestión, los procesos tuvieron el sello del BID que tiene una visión instrumentalista de la revalorización para asegurar la sostenibilidad económica de las intervenciones. A pesar de los discursos que veneran la importancia de la aceptabilidad social de las intervenciones, el descontento de los habitantes de la zona y de algunos expertos locales está documentado. En teoría los procesos de gestión deberían ser más eficaces y más transparentes para la ciudadanía con la introducción de una postura empresarial. Este objetivo no se cumplió.

41Otro impacto destacado es la ausencia de armonización entre los diferentes trabajos realizados a lo largo de los años. No se optimizó el contenido de los informes anteriores, se financió nuevos estudios, muchas veces contratando una y otra vez los mismos expertos extranjeros, por falta de datos o porque los nuevos respondieron a las necesidades señaladas en los informes anteriores. La mayoría de estos documentos tiene el mismo título a veces fechada con el año de inicio, otras veces con el de la finalización que hace difícil la comprensión y el seguimiento.

42El estudio de caso permitió validar la hipótesis inicial y dar un primer paso en una posible teorización del papel de la UNESCO y del BID en los procesos de revalorización de los CH caribeños.

Figura 3. Cuadro síntesis de los resultados del estudio de caso

Figura 3. Cuadro síntesis de los resultados del estudio de caso

Credits: Tuncay, V.B, 2014

43Otros casos de estudio del espacio caribeño deberán llevarse a cabo para completar el panorama. El estudio también puede extenderse e incluir el impacto de otros organismos involucrados en los procesos de gestión urbana en América latina y el Caribe como el Banco mundial y la Agencia española de cooperación internacional.

Haut de page

Bibliographie

Artículos científicos-Libros

Banco Central de la República dominicana (2016) Encuesta de Opinión, Actitud Motivación a Extranjeros no Residentes, Santo Domingo, Publicaciones económicas.

Chantada, A. (1998). Del proceso de urbanización a la planificación urbana de Santo Domingo: las políticas urbanas del gobierno de Balaguer (1986-1992), Santo Domingo, Editora San Juan.

Departamento de coordinación estadística (2010). Tu Municipio en cifras, Santo Domingo.

Dilla Alfonso, H. (2014). Ciudades en el Caribe. Un estudio comparado de la Habana, San Juan, Santo Domingo y Miami, Ciudad de México, Flacso México.

Étienne Sauveur, P. (2011). Haïti, La République dominicaine et Cuba. État, économie et société (1492-2009), Paris, Harmattan.

Fennema, M. (1998). ˝Hispanidad and national identity in Santo Domingo˝, Revue Journal of Political Ideologies, (3) 2.

Gagnon, Y-C. (2011). L’étude de cas comme méthode de recherche, Presses de l’Université du Québec, Québec.

Hamel, J. (1997). L’étude de cas et sciences sociales, Pris, Harmattan.

Instituto nacional de cultura (2015). Plan Maestro Nacional de Cultura (2016-2017), URL. <http://www.inac.gob.pa/images/2015a_Transparencia/PlanifPresup/prioridades%202015%202019%20v6.pdf>.

Krohn-Hansen, C. (2001). ˝A tomb for Colombus in Santo Domingo. Political cosmology, population and racial frontiers˝, Revue Social Anthropology (9) 2: 165–192.

Lozano, W. (1997). La urbanización de la pobreza, Santiago, FLACSO.

Rojas, E. (2001). ˝Financiando la conservación del patrimonio urbano en América Latina y el Caribe: La acción del Banco Interamericano de Desarrollo˝, In Carrión, Fernando (dir.), Centros históricos de América latina y el Caribe, UNESCO, BID, Flacso Ecuador, 15-22

Seawright, J. & J. Gerring (2008). ˝Case Selection Techniques in Case Study Research. A Menu of Qualitative and Quantitative Options˝, Revue Political Research Quarterly (61) 2: 294-308

Sistema único de Beneficiarios-Vicepresidencia de la República Dominicana (2012). Distrito nacional Calidad de vida. Estudio socioeconómico de hogares, Santo Domingo.

Tight, M. (2017). Understanding the case study research, London, Sage Publications.

Vergara Durán, A. (2008). ˝Transformaciones de la imagen de una ciudad. Repercusiones de la renovación urbana˝, In Vergara Duran (dir.). Renovación de centros históricos en grandes ciudades latinoamericanas. Repercusiones socioeconómicas, urbanístico-estructurales y medioambientales-urbanas, Barranquilla, Ediciones Uninorte.

Viala, F. (2014). « Commémorer Christophe Colomb à Puerto Rico, Cuba et en République dominicaine: anamnèse et insularités mémorielles », Revue Diogène (2) : 99-113

Yunén, Rafael (1985). La isla como es: hipótesis para su comprobación, Santiago, Universidad católica Madre y Maestra.

Zeller, Neici (1977). ˝Puerto Plata en el siglo XIX˝, Revue Eme Eme: Estudio dominicanos (5): 26-50

Artículos periodísticos

El Acento noticias, El Ozama, entre basura y pobreza 9 años después de tener vecinos ricos, 14 de marzo de 2014, URL: http://acento.com.do/2014/economia/1168839-el-ozama-entre-basura-y-pobreza-9-anos-despues-de-tener-vecinos-ricos/#, página consultada el 15 de mayo de 2016.

Buhoneros denuncian atropellos por autoridades para expulsarlos de la Zona Colonia, URL: http://acento.com.do/2014/actualidad/1175925-buhoneros-denuncian-atropellos-por-autoridades-para-expulsarlos-de-la-zona-colonial/, 5 de abril de 2014, página consultada el 26 de julio de 2015.

El Caribe, Buhoneros de la Ciudad Colonial temen desalojos, URL: http://www.elcaribe.com.do/2015/07/21/buhoneros-ciudad-colonial-temen-desalojos, 21 de julio de 2015, página consultada el 26 de julio de 2015.

El Caribe, Entre quejas, avanza la remodelación de la Ciudad colonial, URL: http://www.elcaribe.com.do/2013/11/12/los-trabajos-zona-colonial-van-lentos-pero-ven#sthash.NyoBIkZl.dpuf, 12 de noviembre de 2013, página consultada el 26 de julio de 2015.

El Diario libre, http://www.diariolibre.com/noticias/el-antes-y-despus-de-la-ciudad-colonial-NODL532861, 21 de marzo de 2014, página consultada el 26 de julio de 2015.

Rescate de la Ciudad colonial incluirá rehabilitación de la calle El Conde y su entorno, URL:http://elnacional.com.do/rescate-de-la-zona-colonial-incluira-rehabilitacion-de-la-calle-el-conde-y-su-entorno/, 6 de octubre de 2014, página consultada el 26 de julio de 2015.

Ciudad colonial presenta varios problemas pese a intervención, URL: http://www.elcaribe.com.do/2016/01/23/zona-colonial-presenta-varios-problemas-pese-intervencion#sthash.GjCyu7sn.dpuf, 23 de enero de 2016, página consultada el 19 de mayo de 2016.

Portal de información El Grillo, Los residentes de la Ciudad colonial tienen razón en preocuparse, URL: http://elgrillo.do/2015/06/mas-alla-de-las-intervenciones-de-remozamiento-los-residentes-de-la-zc-tienen-razon-en-preocuparse, página consultada el 20 de mayo de 2016.

Portal de información El Grillo, Familias de Ciudad colonial no reciben agua desde hace siete meses, URL: http://acento.com.do/2012/actualidad/26825-familias-de-zona-colonial-no-reciben-agua-desde-hace-siete-meses/#, página consultada el 21 de mayo de 2016.

Arqueólogo critica destrucción en Ciudad Colonial, URL: http://hoy.com.do/arqueologo-critica-destruccion-en-ciudad-colonial/, 26 de octubre de 2013, página consultada el 21 de mayo de 2016.

Informe de López Belando a la Academia de Ciencias revela violación normas, URL: http://elnacional.com.do/informe-de-lopez-belando-la-academia-de-ciencias-revela-violacion-normas/, 3 de octubre de 2013, página consultada el 21 de mayo de 2016.

Haut de page

Notes

1 Los trabajos de Fabián López Ulloa, Lucia Durán, Nicolás González León y Marcelo Rodríguez Mancilla sobre las políticas de renovación del CH de Quito; de René Coulomb sobre el CH de la Ciudad de México; Adrián Manrique Gómez (2013) sobre la Candelaria de Bogotá; Luis Alberto Zuleta y Lino Jaramillo (2006) sobre la zona histórica de Cartagena.

2 Entre otras, Carrión y al. (2001ª, 2001b), 2016

3 Una excepción a esta generalización es la teorización del financiamiento de los CH por Mendes Zancheti (2007)

4 Salinas Chávez y Echarri Chávez (2005)

5 No es una división administrativa, sino una macrorregión de desarrollo ubicado en el norte del país. Al norte y al este de la región se encuentra el océano Atlántico, al oeste se encuentra la República de Haití y al sur la Cordillera Central.

6 Datos del Estudio socioeconómico de hogares del Distrito nacional.

7 Cumple con los siguientes criterios: Ser la manifestación de un intercambio considerable de valores humanos durante un determinado periodo o en un área cultural específica, en el desarrollo de la arquitectura o de la tecnología, las artes monumentales, la planificación urbana, el diseño paisajístico; Ser un ejemplo sobresaliente de un tipo de construcción, de un conjunto arquitectónico o tecnológico, o de paisaje que ilustre una o más etapas significativas de la historia de la humanidad.

8 En el primer componente se buscaba definir las áreas de intervención directa, las acciones que promovieran el desarrollo integral de la ciudad colonial, la elaboración de un marco regulador, y la definición de ordenanzas y reglamentaciones. El segundo componente comprendía la elaboración de los instrumentos necesarios para promover la recuperación física de la ciudad colonial.

9 Para lograr estos objetivos, el programa está estructurado en tres componentes: (i) desarrollo de oferta turística clave dirigido a mejorar la oferta turística de la Ciudad Colonial con vistas a aumentar el tiempo de permanencia y el gasto que realiza el turista. (ii) integración local en el desarrollo turístico dirigido a fortalecer las capacidades de los recursos humanos locales para proveer servicios de calidad e incrementar la captación de los beneficios derivados de una mayor actividad turística en la Ciudad Colonial. (iii) fortalecimiento de la gestión turística dirigido al fortalecer las capacidades del MITUR que permiten una planificación y gestión turística sostenible, con vistas a mejorar la información que provee al sector e incrementar el nivel de satisfacción de los turistas en la Ciudad Colonial.

10 Se trató por ejemplo de la contratación de consultaría de arquitectos italianos para elaborar un informe diagnóstico, la obtención por la sociedad española de ingeniería urbana Arquitectura, Urbanismo y Cooperación el diseño peatonal, la supervisión de los trabajos de soterramiento del cableado, de las instalaciones de saneamiento y de suministro de agua y la organización de los estacionamientos

11 Por ejemplo. abrir zanjas para introducir tuberías que servirán de conducto al cableado soterrado y del agua potable y negra para restaurar el acueducto y el sistema de drenaje, eliminar aceras para hacerlas peatonales, colocar postes o bórdalos para separar estas de las calles, colocar cámaras de seguridad y revitalizar las fachadas de edificios y viviendas.

Haut de page

Table des illustrations

Titre Figura 1. Ubicación geográfica de Santo Domingo
Crédits Credits: Tuncay, V.B, 2016
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/11388/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 1,3M
Titre Foto 1. Catedral de Santo Domingo: catedral primada de América
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/11388/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 2,5M
Crédits Credits: Tuncay, V.B, 2014
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/11388/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 2,5M
Titre Foto 2. Vista al rio Ozama contaminado por actividades industriales en su desembocadura y problemática de recolección de basura en el Parque Colón
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/11388/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 2,4M
Crédits Credtis: Tuncay, V.B, 2014
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/11388/img-5.jpg
Fichier image/jpeg, 2,5M
Titre Figura 2. Población de la ZCSD (1893-2010)
Crédits Fuente: elaboración propia a partir de los datos de Departamento de coordinación estadística (2010) et Sistema único de Beneficiarios-Vicepresidencia de la República Dominicana (2012).
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/11388/img-6.png
Fichier image/png, 47k
Titre Foto 3. El monumento dedicado a la declaración de Santo Domingo como patrimonio mundial, Santo Domingo
Crédits Credits: Tuncay, V.B, 2014
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/11388/img-7.jpg
Fichier image/jpeg, 2,5M
Titre Foto 4. Molestias ocasionadas por la rehabilitación de las calles para los moradores de la zona colonial
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/11388/img-8.png
Fichier image/png, 948k
Crédits Credits: Tuncay, V.B, 2014
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/11388/img-9.jpg
Fichier image/jpeg, 2,5M
Titre Figura 3. Cuadro síntesis de los resultados del estudio de caso
Crédits Credits: Tuncay, V.B, 2014
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/11388/img-10.png
Fichier image/png, 37k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Vildan Bahar Tuncay, « Un estudio del impacto de la UNESCO y el Banco interamericano de desarrollo en los procesos de revitalización de los centros históricos latinoamericanos y caribeños: el caso de la zona colonial de Santo Domingo (República dominicana) », Études caribéennes [En ligne], 39-40 | Avril-Août 2018, mis en ligne le 15 juin 2018, consulté le 18 octobre 2018. URL : http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/11388 ; DOI : 10.4000/etudescaribeennes.11388

Haut de page

Auteur

Vildan Bahar Tuncay

Politóloga y Doctora en ciencias geográficas (Universidad Laval, Quebec, Canadá), vildanbahartuncay@gmail.com, http://ulaval.academia.edu/vildanbahartuncay, https://vildanbahartuncay.wordpress.com/

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Les contenus d’Études caribéennes sont mis à disposition selon les termes de la Licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale 4.0 International.

Haut de page
  • Logo Revue soutenue par l’Institut des Sciences Humaines et Sociales du CNRS
  • Logo ERIHPLUS (European Reference Index for the Humanities and Social Sciences)
  • Logo DOAJ (Directory of Open Access Journals)
  • Logo Université des Antilles
  • OpenEdition Journals