Navigation – Plan du site
Dossier

Ecoturismo en Chile: Desafíos de una década de crecimiento en las áreas protegidas del Estado

L’écotourisme au Chili : les défis d’une décennie de croissance dans les zones protégées de l’Etat
Ecotourism in Chile: Challenges of a Decade of Growth in the Protected Areas of the State
Humberto Rivas Ortega

Résumés

Le développement des activités touristiques dans les zones protégées du Chili, promu par l’État, a connu une croissance importante ces dernières années. Des politiques publiques ont été conçues qui, dans l’ensemble, ont suscité l’intérêt du secteur privé pour investir dans des projets d’écotourisme. Cependant, cet effort nécessite un engagement ferme pour assurer la durabilité des écosystèmes récepteurs.

Haut de page

Texte intégral

Introducción

1En la última década, tanto los destinos turísticos, como las áreas protegidas en todas las regiones de Chile han registrado un notable crecimiento de la demanda turística, lo que se ha manifestado en nuevas inversiones hoteleras en torno a centros históricos, ocupación intensiva del borde litoral, instalación de complejos turísticos en las riberas lacustres, e incorporación de nuevas zonas de montaña para la práctica de actividades de aventura y de ecoturismo. Este flujo contante de visitantes, ha contribuido a dinamizar la economía de las comunidades residentes, al mismo tiempo que ha acentuado la presión sobre los ecosistemas naturales.

2El año 2017 aproximadamente 6,5 millones de visitantes residentes en el extranjero viajaron por Chile. Si se suman los más de 20 millones de chilenos que cada año recorren el país, la conclusión es evidente, el país enfrenta un proceso de crecimiento histórico, que se refleja en una acelerada transformación de los destinos receptores situados en torno a las áreas naturales, que ha motivado las visitas de más de 3.000.000 de turistas nacionales e internacionales (CONAF, 2018) y al mismo tiempo ha impulsado a cientos de microempresarios que ven en el turismo una alternativa para diversificar sus actividades productivas, sea en el campo o en las ciudades.

3La ocupación intensiva del espacio turístico que se observa en diversas regiones responde a diversos factores, entre otros: a) motivación por conocer lugares que aún conservan su patrimonio natural y cultural; b) intensas campañas de marketing; c) ampliación de la oferta de alojamiento turístico, d) iniciativas del sector privado, que ha respondido con productos acordes al interés de la demanda y e) creciente compromiso del Estado y de las municipalidades en destinos turísticos. La situación descrita ha derivado en un nuevo ciclo de desarrollo económico, que aporta beneficios económicos inmediatos, complementarios con la producción tradicional, lo que ha favorecido especialmente al medio rural entorno a las áreas protegidas.

1. Las Áreas Protegidas del Estado: instrumento para la conservación y el desarrollo sustentable del Ecoturismo.

4En Chile, las Áreas Protegidas del Estado están con­formadas por Parques Nacionales, Reservas Naciona­les, Reservas Forestales, Monumentos Naturales, Santuarios de la Naturaleza, Bienes Nacionales Pro­tegidos, Parques y Reservas Marinas y Áreas Marinas Costeras Protegidas. El principal sistema de admi­nistración de áreas protegidas del Estado es el Sis­tema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE), que es administrado por CONAF (CONAF, 2018). Actualmente el Sistema cuenta de 103 unidades, distribuidas en 39 Parques Nacionales, 48 Reservas Nacionales y 16 Monumentos Naturales, que en total cubren una superficie de 15.324.843,86 hectáreas, lo que equivale al 20,26 por ciento del territorio continental del país (Cuadro N°1).

Cuadro 1. Áreas Protegidas por el Estado de Chile bajo administración de la Corporación Nacional Forestal. Año 2018

Tipo de

Unidad

Total de Unidades

Superficie

(Hás)

Descripción

Objetivos

Parque Nacional

39

10.046.819,9

Área generalmente extensa, donde existen diversos ambientes úni-cos o representativos de la diversidad biológica natural del país, no alterada significativamente por la acción humana, capaces de auto perpetuarse y en que las especies de flora y fauna o las formaciones geológicas, son de espe-cial interés educativo, científico o recreativo.

Los objetivos de un Parque son la preservación de muestras de ambientes naturales, de rasgos culturales y escénicos asociados a ellos; la continuidad de los procesos evolutivos, y en la me-dida compatible con lo anterior, la realización de actividades de educación, investigación y re-creación.

Reserva Nacional 

48

5.243.595,27

Área cuyos recursos na-turales es necesario con-servar y utilizar con es-pecial cuidado, por la susceptibilidad de éstos a sufrir degradación o por su importancia en el res-guardo del bienestar de la comunidad.

Tiene como objetivo la conser-vación y protección del recurso suelo y de aquellas especies amenazadas de flora y fauna silvestre, a la mantención de o mejoramiento de la producción hídrica y la aplicación de tecno-logías de aprovechamiento ra-cional de éstas.

Monumento Natural 

16

34.428,68

Área generalmente redu-cida, caracterizada por la presencia de especies na-tivas de flora y fauna o por la existencia de sitios geológicos relevantes desde el punto de vista escénico, cultural o cien-tíficos.

Su objetivo es preservar el am-biente natural, cultural y escé-nico, y en la medida que sea compatible con ello, desarrollar actividades educativas, recrea-cionales o de investigación.

Total

103

15.324.843,86

Fuente: Conaf, 2018. Elaboración Propia.No se consideran las áreas protegidas marinas

5En la última década el Estado de Chile, a través de la institución responsable de la administración de dichas áreas, la Corporación Nacional Forestal, ha intensificado el esfuerzo para generar nuevos servicios ecosistémicos asociados a la práctica del Ecoturismo en áreas protegidas estatales su entorno (Conaf, 2003, 2005, 2006, 2010). A continuación se sintetizan los principales instrumentos utilizados por el Estado para incentivar el uso público en las áreas protegidas (Cuadro N° 2).

Cuadro 2. Principales instrumentos de gestión para el desarrollo de las políticas púbicas de Ecoturismo en Áreas Silvestres Protegidas del Estado en Chile en la última década

Instrumento de Gestión

Institución Responsable

Año

Política para el Desarrollo del Ecoturismo en Áreas Silvestres Protegidas del Estado y su Entorno.

Corporación Nacional Fo-restal

2003

Proyecto Creación de un Sistema Integral Nacional de Áreas Protegidas para Chile.

Global Environmental Fund

2008 - 2015

Manual de Asociatividad entre Conaf y Terceros para el Desarrollo del Ecoturismo en Áreas Silvestres Protegidas del Estado.

Corporación Nacional Fo-restal

2005

Plan de Acción de Turismo 2006 – 2010

Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción.

2006

Manual de Procedimientos para el Control de Cumplimiento de los Contratos de Concesiones Recreativas en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado.

Corporación Nacional Fo-restal

2010

Ley N° 20.423 del Sistema Institucional para el Desarrollo del Turismo.

Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción.

2010

Estrategia Nacional de Turismo 2012-2020

Ministerio de Economía, Fomento y Turismo.

2012

Plan Nacional de Desarrollo Turístico Sus-tentable

Ministerio de Economía, Fomento y Turismo.

2015

Plan de Acción de Turismo Sustentable en Áreas Protegidas del Estado 2014-2018

Subsecretaría de Turismo

2015

Manual para la Planificación del Manejo de las Áreas Protegidas del SNASPE.

Corporación Nacional Fo-restal

2015

Turismo Sustentable en Áreas Protegidas

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente

2016 - 2018

Manual de Procedimientos para el Manejo Demanda Alta de Visitantes de Áreas Silvestres Protegidas del Estado.

Corporación Nacional Fo-restal

2016

Mesa de Turismo Sustentable en Áreas Protegidas

Subsecretaría de Turismo - PNUD

2016

Guía para la Interpretación en Áreas Protegidas

Subsecretaría de Turismo

2017

Turismo Sustentable en Áreas Protegidas del Estado: Una Apuesta de Presente y Futuro.

Subsecretaría de Turismo

2017

Modelo de Cooperación Público - Privado para el Desarrollo Turístico Sustentable en las Áreas Silvestres Protegidas del Estado y sus Entornos.

Corporación de Fomento de la Producción. Programa Transforma Turismo.

2017

Fuente: Elaboración propia

6El análisis de estos instrumentos permite concluir que los principales instrumentos de política púbica que han influido en la creación de una oferta y demanda ecoturística al interior de las áreas provienen tanto de la institucionalidad turística, que reconoce que los Parques Nacionales constituyen un factor clave para el posicionamiento turístico de Chile en el exterior (Sernatur, 2006; Subsecretaría de Turismo 2010 y 2014), como de la propia institucionalidad responsable de la protección de áreas estatales, que el año 2003 diseña una Política para el Desarrollo del Ecoturismo, cuyo principal objetivo proponía:

7“Desarrollar en las áreas silvestres protegidas del Estado un ecoturismo socialmente responsable y ambientalmente sustentable, aportando beneficios no solo para la conservación de la diversidad biológica que dichas áreas contienen, sino que también contribuyendo a mejorar las condiciones socioeconómicas de las comunidades locales e indígenas aledañas y/o insertas a ellas y, satisfaciendo las necesidades de la sociedad toda en cuanto al conocimiento y disfrute de las áreas silvestres protegidas del Estado (Conaf, p.18).

8Los principales objetivos específicos planteados por esa Política fueron los siguientes :

  1. Fortalecer la gestión institucional de CONAF, a través de la implementación de infraestructura y/o servicios para conservar y proteger las áreas silvestres protegidas y para profundizar acciones en la educación e interpretación ambiental, tanto hacia las comunidades locales e indígenas, como hacia los diferentes segmentos de visitantes.

  2. Promover, orientar y regular el desarrollo del ecoturismo en las áreas silvestres protegidas del Estado de Chile, considerando la participación de terceros (sector privado u otros) y/o la gestión directa, siguiendo patrones de sustentabilidad ambiental, social y económica, en beneficio de las actuales y futuras generaciones.

  3. Fortalecer la participación de las comunidades locales y comunidades indígenas, insertas y/o aledañas, en el desarrollo del ecoturismo en áreas silvestres protegidas y su entorno, incentivando un mayor respeto y valoración de la sociedad respecto de estas culturas.

  4. Establecer un marco adecuado para la coordinación con otros organismos e instituciones públicas y privadas que cuentan con programas y/o proyectos al interior del SNASPE”.

2. Las políticas de ecoturismo

9La definición de Ecoturismo que adoptó CONAF es concordante con la de la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que reconoce a esta actividad como:

“Aquella modalidad turística ambientalmente responsable consistente en viajar o visitar áreas naturales con el fin de disfrutar y apreciar la naturaleza (así como cualquier manifestación cultural del presente y del pasado), que promueve la conservación, tiene bajo impacto de visitación y propicia un involucramiento activo y socio-económicamente benéfico de las poblaciones locales”.

10La gestión turística en áreas protegidas, considera la necesaria participación de las comunidades locales rurales, especialmente cuando éstas son indígenas, por tal motivo es primordial aplicar efectivamente los instrumentos que se han diseñado en CONAF para contribuir a la mayor participación de los actores locales e incentivar la integración de “clúster” productivos que involucren efectivamente a todos los actores del sector turismo (CONAF, 2003, p.8).

11El instrumento empleado por la institución para establecer normas de uso de los espacios públicos destinados al Ecoturismo es el de las concesiones de uso público, que tienen como propósito regular a través de contratos de largo plazo la participación del sector privado y otros actores externos al Estado, “lo que otorga un derecho especial de uso, temporal y precario sobre un bien fiscal, con un fin preestablecido y en las condiciones que en cada caso se determinen” (CONAF, 2010 P.17).

12Estas concesiones cumplen con distintos objetivos en dos ámbitos vinculados al ecoturismo: a) compatibilización con planes de manejo para la conservación de la biodiversidad en las áreas protegidas y b) regulación de las instalaciones para el uso público (Ver cuadro n°3).

Cuadro 3. Objetivos de las concesiones de uso público en las Áreas Silvestres Protegidas del Estado. Año 2010

Planificación terri-torial y compati-bilización del eco-turismo con planes de manejo y con-servación de la bio-diversidad.

1. Lograr un adecuado desarrollo de instalaciones y servicios recreativos ecoturísticos, que satisfagan los requerimientos de quienes hagan uso de las unidades que integran el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE), supeditado a la compatibilidad con la planificación del área y las aptitudes naturales, como topografía, vulnerabilidad en conservación, paisaje y otros aspectos que deberán ser definidos para cada unidad del SNASPE.

2. La mitigación del impacto ambiental negativo que ocasionare la ejecución y/u operación de la obra o actividad recreativa – ecoturística.

3. Promover el desarrollo recreativo-ecoturístico al interior de las áreas silvestres protegidas acorde con las normas técnicas de las categorías de áreas silvestres protegidas, con la Política de Ecoturismo, con los planes de manejo respectivos y, en concordancia con los instrumentos legales y de planificación gubernamentales, regionales y locales.

4. La utilización de energías limpias, reciclado y en general el uso sustentable de los recursos naturales renovables.

Manejo adecuado de las instalaciones y regulación de los servicios ecoturís-ticos.

1. La prestación de los servicios, para el que fue construida la(s) obra(s) o diseñada la actividad recreativa - ecoturística;

2. La mantención de la(s) obra(s), para sus óptimas condiciones de uso, lo que conlleva a mantener las condiciones de seguridad y buena experiencia recreativa – ecoturística de los usuarios.

3. La ejecución de las inversiones, así como la reposición de éstas, las que estarán contenidas en el plan de desarrollo del proyecto de concesión.

4. La armonía de la infraestructura de los proyectos ecoturísticos en áreas silvestres protegidas, la que deberá estar en concordancia con los valores naturales y/o culturales del área respetando a su vez el estilo arquitectónico de la zona de influencia de ésta.

5. El cobro de tarifas que pagarán los usuarios para acceder al uso de los servicios que presta el concesionario;

6. El impulso de la competitividad en las actividades ecoturísticas – recreativas que operen al interior de las áreas silvestres protegidas, esto a través de la coexistencia de terceros a cargo de la administración de servicios similares o complementarios entre sí.

Fuente: Conaf, 2010. Elaboración propia

13Los factores claves que el Estado ha tomado en consideración para priorizar la participación del sector privado en proyectos ecoturísticos, a través del sistema de concesiones son los siguientes :

  1. Contribuir a la protección de los objetos de conservación biológica, cultural y de bienestar humano.

  2. Brindar una buena experiencia al visitante y diversificar la oferta existente.

  3. Incluir la participación activa de las comunidades aledañas y/o residentes.

  4. Promover la inclusión social y componentes de accesibilidad universal.

  5. Apoyar a la administración del área protegida.

14A partir del año 2014, en el marco del Plan Nacional de Desarrollo Turístico Sustentable se gestó una iniciativa intergubernamental que culminó con el Plan de Acción de Turismo Sustentable en Áreas Protegidas del Estado 2014- 2018 que priorizó 20 Áreas Protegidas pilotos para fomentar la práctica de actividades turísticas. Este trabajo ha sido liderado por la Subsecretaría de Turismo en coordinación con el Ministerio del Medio Ambiente, la Corporación Nacional Forestal, el Ministerio de Bienes Nacionales y el Servicio Nacional de Turismo. Este Plan de Acción identifica los lineamientos básicos para impulsar alianzas con otros organismos, como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) principalmente en proyectos para el fortalecimiento de condiciones habilitantes para el turismo en Áreas Protegidas.

15Dada la gran diversidad de actores e intereses que están vinculados a Áreas Protegidas, el Plan de Acción ha buscado generar diálogos e instancias de participación público, privadas y académicas, en el cual se conforma la Mesa de Turismo Sustentable en Áreas Protegidas en el marco del proyecto PNUD, pero con miras a generar una relación colaborativa de trabajo a mediano plazo, que permita aunar visiones y esfuerzos comunes” (Subsecretaría de Turismo, 2014, p.8).

16Como consecuencia de esta gestión más integrada, se registra un nuevo impulso a la demanda turística en las áreas protegidas de todo el país, que alcanza su cifra récord el año 2016, con más de 3.068.000 llegadas de visitantes a las áreas protegidas, lo que refleja un incremento superior 88% en relación al año 2007.

Gráfico 1. Evolución de las llegadas de visitantes a Áreas Protegidas en Chile Periodo 2007-2017

Gráfico 1. Evolución de las llegadas de visitantes a Áreas Protegidas en Chile Periodo 2007-2017

17Es evidente que las regiones con mayor atracción para este tipo de turismo se ubican en las zonas sur y austral de Chile, que en el decenio registran un crecimiento intensivo en las llegadas de visitantes a las Áreas Protegidas, aunque es preciso destacar la situación particular que se observa en algunas regiones que superan con amplio margen el ritmo de crecimiento del país (Tabla 1).

18Tabla 1. Llegadas de visitantes a las Áreas Protegidas del Estado (Chile)

Fuente: Corporación Nacional Forestal, Elaboración propia

19Es importante destacar que la demanda presenta los mayores índices de crecimiento en las regiones de Antofagasta en la zona norte y Magallanes Antártica Chilena en la zona austral (Gráficos 1, 2, 3 y 4). En cada uno de estos territorios se localiza un destino turístico asociado a un Área Protegida que actúa como polo de atracción para el desarrollo del Ecoturismo como es el caso de San Pedro de Atacama y Torres del Paine (Fig. 1 y Fig. 2).

20Por otra parte, el aporte económico de los servicios ecosistémicos se estimaba el año 2008 en U$ 97.458.020 (Figueroa et. Al, 2010), lo que representaba según un gasto por turista de U$ 1,5/há. para el turismo interno y de U$ 9,6/há. para el turismo internacional. Asumiendo que el gasto promedio diario de los turistas que ingresaron a Chile el año 2016 por el aeropuerto internacional de Santiago era de U$ 85 diarios, es posible asumir que por cada viajero a las Áreas Protegidas se podrá esperar un efecto multiplicador relevante para la economía local, que en consumos básicos de alojamiento y alimentación sumaban al menos U$ 40 por visitante.

Figura 1. San Pedro de Atacama

Figura 1. San Pedro de Atacama

Foto: Felipe Cantillana

Figura 2. Torres del Paine

Figura 2. Torres del Paine

Fuente: Felipe Cantillana

Gráfico. 2. Evolución de las llegadas de visitantes. Áreas Protegidas del Estado Zona Norte de Chile

Gráfico. 2. Evolución de las llegadas de visitantes. Áreas Protegidas del Estado Zona Norte de Chile

Gráfico. 3. Evolución de las llegadas de visitantes. Áreas Protegidas del Estado Zona Central de Chile

Gráfico. 3. Evolución de las llegadas de visitantes. Áreas Protegidas del Estado Zona Central de Chile

Gráfico. 4. Evolución de las llegadas de visitantes. Áreas Protegidas del Estado Zona Sur de Chile

Gráfico. 4. Evolución de las llegadas de visitantes. Áreas Protegidas del Estado Zona Sur de Chile

Gráfico. 5. Evolución de las llegadas de visitantes. Áreas Protegidas del Estado Zona Austral de Chile

Gráfico. 5. Evolución de las llegadas de visitantes. Áreas Protegidas del Estado Zona Austral de Chile

3. Desafíos de un crecimiento intensivo del ecoturismo en las áreas Protegidas en Chile

21Si bien las actividades ecoturísticas y de aventura, como es el caso de la observación de aves, las caminatas, la observación de flora, la interpretación geológica, las ascensiones de media y alta montaña, entre otras, presentan claras oportunidades para generar nuevos empleos e ingresos en destinos aún emergentes, uno de los mayores retos que enfrentarán en los próximos años los profesionales, los empresarios, los organismos responsables del sector turismo y especialmente las autoridades locales, consistirá en identificar a tiempo y aplicar acciones concretas para que la constante presión de ocupación turística de los territorios actualmente bajo protección oficial no vean afectadas las condiciones básicas que determinan su atracción. Esto constituye un factor determinante para las decisiones de las autoridades responsables de las políticas de turismo y de las Áreas Protegidas, lo que es evidente al constatar que la principal razón para visitar Chile de los turistas que ingresaron por el aeropuerto internacional de Santiago es la visita a sitios naturales (Tabla 2).

Tabla 2. Principales razones de los turistas internacionales que ingresaron por el aeropuerto de Santiago el año 2016 para viajar a Chile

Principales razones (respuesta múltiple)

TOTAL

%

Naturaleza/paisajes/flora y fauna

502.607

51,0%

Cultura local

333.665

33,9%

Conocer gente

12.410

1,3%

Conectividad/cercanía

108.573

11,0%

Sensación de seguridad en el país

17.117

1,7%

Clima

70.050

7,1%

Conocer Chile por primera vez

258.693

26,3%

Conocer lugares pendientes

41.063

4,2%

Descansar

107.637

10,9%

Incluido en la ruta de viaje

72.197

7,3%

Familia y/o amigos residentes en Chile

151.919

15,4%

Otro

65.946

6,7%

Fuente: Subsecretaría de Turismo, 2017

22En este contexto, podemos plantearnos algunas interrogantes: ¿se están aplicando medidas adecuadas de planificación territorial para asegurar la sustentabilidad del desarrollo turístico en las Áreas Protegidas en Chile?. ¿Se están asignando los recursos suficientes para la infraestructura y equipamiento que se requiere para soportar el ritmo de crecimiento del Ecoturismo en las zonas de mayor demanda?¿Qué importancia se le asigna a la protección del paisaje en las áreas naturales?¿Qué efectos tiene este fenómeno migratorio, estacional e intensivo para las comunidades locales? ¿Cuál será el impacto de este flujo de visitantes en los ecosistemas situados en destinos ecoturísticos?

23Según los datos del turismo receptivo proporcionados por Sernatur en los últimos años, con la excepción del litoral central, se observa una reducción paulatina en las llegadas a los destinos turísticos de playa. Por el contrario, con la excepción de Putre, todos los destinos vinculados al Ecoturismo registran un crecimiento que en San Pedro de Atacama y Torres del Paine, ya mencionados anteriormente, supera el 65% en el período 2012 – 2016 (Tabla 3).

Tabla 3. Turistas ingresados a Chile por el aeropuerto internacional de Santiago (Variación porcentual en las llegadas a destinos en el período 2012-2016)

Tabla 3. Turistas ingresados a Chile por el aeropuerto internacional de Santiago (Variación porcentual en las llegadas a destinos en el período 2012-2016)

Fuente: Servicio Nacional de Turismo, Elaboración Propia

Conclusión

24El desarrollo de nuevas actividades turísticas en todo el país y en particular en el entorno de las Áreas Protegidas requiere focalizar el esfuerzo y asegurar una gestión más sustentable, condición básica para posicionarse y alcanzar mayores niveles de competitividad. Entre otras razones, podemos mencionar las siguientes:

  • La sustentabilidad no es un atributo de un tipo de turismo, de modo que cualquier proceso de crecimiento turístico, sea en localidades masivas del litoral o en otras de escasa afluencia de visitantes, como por ejemplo la selva Valdiviana, debe manejarse con criterios des ustenta-bilidad.

  • El turismo es una actividad económica, dependiente de la identidad del territorio y, por ende, los recursos naturales y culturales (el medio físico; el paisaje rural; el patrimonio histórico y arquitectónico; las manifestaciones folklóricas; las costumbres y valores locales, entre otras), constituyen la base para su viabilidad en el largo plazo.

  • La comunidad local es beneficiaria directa de la actividad turística, por lo que debe ser involucrada en la recepción de flujos turísticos, ocasionalmente invasivos en el corto plazo. Por ello, su compromiso y preparación previa es un factor que contribuye directamente a la sustentabilidad del proceso de desarrollo turístico.

  • El sector privado, representado por los prestadores de servicios de alojamiento, alimentación, transporte, recreación y todos los responsables de ofrecer bienes y servicios para la industria turística, requiere condiciones estables para su rentabilidad en el largo plazo, lo que implica resguardar las condiciones de base (económicas, ambientales, socioculturales y de gestión) que atraen a los visitantes.

  • Los organismos sectoriales de turismo enfrentan permanentemente decisiones que requieren coherencia y pertinencia en el tiempo y en el espacio, lo que conlleva el desafío de focalizar todo el instrumental disponible para la conducción y coordinación público – privada y su articulación con la gestión municipal.

  • Las actividades ecoturísticas involucran a toda la comunidad residente en un destino, no sólo aquella comprometida directamente con la prestación de servicios directos para el turista. Por ello, la gestión sustentable del turismo en las áreas Protegidas implica anticiparse y abordar soluciones integrales que contribuyan - al mismo tiempo que se fomenta la inversión - a proteger el patrimonio natural y cultural que atrae al turista y a preparar al capital humano que tendrá la responsabilidad de planificar el destino, promocionarlo y prestar los servicios.

  • Es evidente que se deberá trabajar en fortalecer las iniciativas públicas y del sector privado para generar condiciones de sustentabilidad en el desarrollo de las actividades turísticas. Si bien se reconoce que se han diseñado instrumentos de apoyo y de política pública de alto impacto, como el Plan Nacional de Desarrollo Sustentable del Turismo, la Política de Ecoturismo y el Plan de Turismo Sustentable para las Áreas Silvestres ¨Protegidas, aún se requiere intensificar los esfuerzos en otras acciones que antecedan y acompañen las decisiones de las autoridades en todos los niveles territoriales.

  • En cuanto a los instrumentos de medición, es necesario contar con datos sistemáticos sobre el impacto del turismo, de tal forma de establecer los límites y condiciones de uso aceptables para resguardar la integridad de los ecosistemas. Esto implica que por muy rentable que resulte para una comuna la presencia de miles de visitantes al mismo tiempo, no deben exponerse a un deterioro irreversible por saturación

  • En relación a los instrumentos de control, se requieren ordenanzas y otras normativas que orienten el ordenamiento territorial de las inversiones y actividades ecoturísticas y que permitan resguardar el paisaje en áreas naturales que hoy se abren en forma acelerada al turismo, como se observa en la zona sur y austral de Chile.

  • En cuanto a los instrumentos económicos, existe un significativo aporte estatal para el financiamiento de las empresas turísticas y para quienes están emprendiendo por primera vez en el sector. No obstante, se requiere ampliar la oferta de fomento en torno a las áreas protegidas, a objeto que los esfuerzos que el Estado está haciendo tengan un mayor impacto en el desarrollo local.

Haut de page

Bibliographie

Balmford A, Green JMH, Anderson M, Beresford J, Huang C, Naidoo R, et al. (2015). Walk on the Wild Side: Estimating the Global Magnitude of Visits to Protected Areas. Plos Biol 13(2): e1002074. doi:10.1371/journal.pbio.1002074.

Corporación de Fomento de la Producción y Fundación Sendero de Chile (2017). Modelo de Cooperación Público - Privado para el Desarrollo Turístico Sustentable en las Áreas Silvestres Protegidas del Estado y sus Entornos, Santiago de Chile, Chile.

Corporación Nacional Forestal (2016). Evaluación de la Percepción de los Visitantes Respecto de la Calidad del Servicio Ofrecido en las Áreas Silvestres Protegidas del Estado, Santiago de Chile, Chile.

Corporación Nacional Forestal (2005). Manual de Asociatividad entre Conaf y Terceros para el Desarrollo del Ecoturismo en Áreas Silvestres Protegidas del Estado, Santiago de Chile, Chile.

Corporación Nacional Forestal (2017). Manual para la Planificación del Manejo de las Áreas Protegidas del SNASPE, Santiago de Chile, Chile

Corporación Nacional Forestal (2003). Política para el Desarrollo del Ecoturismo en Áreas Silvestres Protegidas del Estado y su Entorno, Santiago de Chile, Chile.

Figueroa Eugenio, et al (2010). Valoración Económica Detallada de las Áreas Protegidas en Chile, Santiago de Chile, Chile.

Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción. Ley N° 20.423 del Sistema Institucional para el Desarrollo del Turismo, Santiago de Chile, Chile.

Subsecretaría de Turismo (2017). Guía para la Interpretación en Áreas Protegidas, Santiago de Chile, Chile.

Subsecretaría de Turismo (2015). Plan de Acción de Turismo Sustentable en Áreas Protegidas del Estado 2014-2018, Santiago de Chile, Chile.

Subsecretaría de Turismo (2017). Turismo Sustentable en Áreas Protegidas del Estado: Una Apuesta de Presente y Futuro, Santiago de Chile, Chile.

Servicio Nacional de Turismo (2017). Turismo Receptivo Anual 2016, Santiago de Chile, Chile

Haut de page

Table des illustrations

Titre Gráfico 1. Evolución de las llegadas de visitantes a Áreas Protegidas en Chile Periodo 2007-2017
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/13161/img-1.png
Fichier image/png, 9,3k
Crédits Fuente: Corporación Nacional Forestal, Elaboración propia
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/13161/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 94k
Titre Figura 1. San Pedro de Atacama
Crédits Foto: Felipe Cantillana
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/13161/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 580k
Titre Figura 2. Torres del Paine
Crédits Fuente: Felipe Cantillana
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/13161/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 620k
Titre Gráfico. 2. Evolución de las llegadas de visitantes. Áreas Protegidas del Estado Zona Norte de Chile
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/13161/img-5.png
Fichier image/png, 21k
Titre Gráfico. 3. Evolución de las llegadas de visitantes. Áreas Protegidas del Estado Zona Central de Chile
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/13161/img-6.png
Fichier image/png, 21k
Titre Gráfico. 4. Evolución de las llegadas de visitantes. Áreas Protegidas del Estado Zona Sur de Chile
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/13161/img-7.png
Fichier image/png, 15k
Titre Gráfico. 5. Evolución de las llegadas de visitantes. Áreas Protegidas del Estado Zona Austral de Chile
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/13161/img-8.png
Fichier image/png, 9,8k
Titre Tabla 3. Turistas ingresados a Chile por el aeropuerto internacional de Santiago (Variación porcentual en las llegadas a destinos en el período 2012-2016)
Crédits Fuente: Servicio Nacional de Turismo, Elaboración Propia
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/13161/img-9.png
Fichier image/png, 67k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Humberto Rivas Ortega, « Ecoturismo en Chile: Desafíos de una década de crecimiento en las áreas protegidas del Estado », Études caribéennes [En ligne], 41 | Décembre 2018, mis en ligne le 15 octobre 2018, consulté le 15 décembre 2018. URL : http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/13161 ; DOI : 10.4000/etudescaribeennes.13161

Haut de page

Auteur

Humberto Rivas Ortega

Escuela de Ingeniería en Expediciones y Ecoturismo, Universidad San Sebastián. Santiago de Chile, rivas.humberto@gmail.com

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Les contenus d’Études caribéennes sont mis à disposition selon les termes de la Licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale 4.0 International.

Haut de page
  • Logo Revue soutenue par l’Institut des Sciences Humaines et Sociales du CNRS
  • Logo ERIHPLUS (European Reference Index for the Humanities and Social Sciences)
  • Logo DOAJ (Directory of Open Access Journals)
  • Logo Université des Antilles
  • OpenEdition Journals