Navigation – Plan du site

AccueilNuméros47DossierLos Cruceros en México. Un panora...

Dossier

Los Cruceros en México. Un panorama general de una actividad con claroscuros

Cruises in Mexico. General Overview of an Activity with Contradistinction
Antonio B. Ojeda

Résumés

Analizamos desde un enfoque de economía política y representamos cartográficamente los principales indicadores oficiales del turismo de cruceros en México de los últimos 25 años. Destacamos que, aunque el país es considerado como uno de los principales destinos internacionales de turismo y posee un extenso litoral tanto en el Golfo-Caribe como en el Pacífico, el sector de los cruceros no arroja los resultados que se espera de una de las modalidades más pujantes del turismo en la actualidad. El caso mexicano aporta elementos empíricos a las afirmaciones generales encontradas en la literatura, que consideran a los cruceros como una actividad que tiende a concentrarse tanto en la oferta como en el perfil de demanda. Exhortamos a seguir investigando sobre las particularidades del turismo de cruceros a escala regional y local en diferentes tópicos como: el laboral, la derrama económica, los beneficios locales y el impacto ambiental.

Haut de page

Texte intégral

Introducción

1El turismo es hoy en día una de las actividades más dinámicas e importantes de la economía global. Dentro del sector turístico, una de las modalidades con mayor crecimiento son los cruceros, pese a ser un segmento altamente concentrado, tanto en los espacios donde se desarrolla, como en los ofertantes y en los consumidores del producto (Rodrigue & Notteboom, 2013), el turismo de cruceros se considera como una actividad capaz de generar una derrama económica importante, pero con un coste ambiental considerable. Sin embargo, es una de las modalidades turísticas menos estudiadas (Dehoorne, Tatar, & Theng, 2014).

  • 1 En este trabajo, los cálculos de variación anual son de elaboración propia con la siguiente formula (...)

2México es considerado como una potencia receptora de turismo a nivel internacional. Previo a la pandemia del CoViD-19, Al país arribaron unos 2.951 cruceros con más de ocho millones y medio de cruceristas durante 2019, repartidos en 18 puertos del país, tanto del litoral del Pacífico como del Golfo-Caribe (Datatur, 2020), esto significa un aumento del 10,5 y 13,5% respectivamente en comparación con 20181.

3En este sentido, el objetivo de este artículo es analizar las cifras oficiales desde un enfoque de economía política de los últimos 25 años, para determinar si el beneficio por la presencia y el desarrollo del turismo de cruceros en México va más allá de cuestiones macroeconómicas, que se traduzcan en mejoras socioeconómicas a escala local. De manera complementaria se realiza una cartografía temática para una mejor comprensión espacial del fenómeno de los cruceros, para aportar elementos al debate de una actividad tan relevante y que al mismo tiempo es un área poco estudiada desde el ámbito académico del turismo.

1. La economía política del turismo

4Para Honneth (1990) la teoría crítica es la manera de materializar productivamente el pensamiento marxista, en este trabajo partimos del enfoque de economía política, uno de los tres pilares del corpus teórico marxista y estos son: el filosófico (materialismo histórico), la economía política y el comunismo científico (Nikitin, 1985). Para poder analizar un fenómeno bajo el enfoque de la economía política es necesario comprender el proceso histórico en el cual se desarrolla la problemática a estudiar (Honneth, 1990). Por tal razón dedicaremos la siguiente sección en sintetizar el desarrollo histórico del turismo de cruceros a nivel mundial y en México, para comprender bajo que esquemas de producción y de relación se desarrolló esta actividad turística.

5En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, surgieron movimientos emancipadores en África, Asía y en las Antillas. Una forma de evitar que las revoluciones de corte socialista se expandieran por la región del Caribe fue mediante el impulso al turismo, de esta manera los países que antes fueron potencias colonizadoras ahora se convierten en potencias emisoras de turistas e inversiones que replican el modelo de servilismo por parte de las poblaciones locales, en pro de una agenda desarrollista (César & Arnaiz, 2008).

6De Kadt (1972) fue una de las primeras voces críticas al modelo de desarrollo basado en la actividad turística, pero fue Britton (1982) quien puso de manifiesto que una estrategia de desarrollo a partir del turismo crea de antemano una relación desigual entre los países del norte respecto a los del sur, pese a que estos últimos son los poseedores de los atributos culturales, escénicos, naturales, entre otros. Pero, la falta de capital y la necesidad de atraer inversiones crea una situación de desventaja en contra de los grandes capitales internacionales, muchas veces en calidad de empresas trasnacionales. De esta manera los capitales la mayoría de las veces en alianza con los gobiernos nacionales dictan las agendas en los procesos de creación, desarrollo y consolidación de los espacios turísticos (Cañada, 2016).

2. Turismo de cruceros, generalidades de una actividad global

7El turismo de cruceros como segmento especializado presenta actualmente las mejores tasas de crecimiento de todo el sector turístico, duplicándose en cada década las cifras de arribos de cruceros como de cruceristas abordo (Dowling, 2006). Los cruceros deben de entenderse como un destino turístico flotante y no como un medio de transporte (Fernández, 2012), ya que los barcos están diseñados y equipados para satisfacer las demandas de alojamiento, esparcimiento, alimentación, bebidas, compras, ocio y diversión, entre otros servicios, a los turistas abordo. Al mismo tiempo, este segmento es considerado uno de los mayores agentes globalizadores en la actualidad, Wood (2000) menciona que la actual tendencia a homogenizar el espacio, tanto en el equipamiento urbano, como en los servicios, la movilidad de capitales, la migración laboral, tematización y folclorización cultural, por mencionar algunos, son elementos asociado a lo que él llama la Globalización del Mar.

8El turismo de cruceros a diferencia de otros segmentos especializados como el turismo alternativo, el ecoturismo, entre otros, es una modalidad con más de un siglo de historia. Fernández (2012) ubica el origen de los cruceros con la compañía Cunrad Line Ltd., que en 1840 fue la primera en ofertar viajes trasatlánticos de manera programada entre Inglaterra y Estados Unidos, años más tarde entraron en el mercado compañías como la White Star Line de Inglaterra en 1845, la Hamburgo American Line de Alemania en 1847 y la Compagnie Generale Transatlantique de Francia en 1861. Sin embargo, para mediados del Siglo XIX ya se ofertaban viajes de placer por la costas de Inglaterra, Escocia, Islandia y las Islas Feroés, pero de manera intermitente y dirigidos a una elite reducida con alto poder adquisitivo (Cruz-Ruiz, 2014).

9Entre los años 1900 y 1920 los cruceros transatlánticos vivieron su mejor época, ya que era la única manera de comunicar América con Europa, pero esta actividad tuvo un declive con la crisis de 1929, la Segunda Guerra Mundial y el inicio de la aeronáutica civil (Moreno, 2018). Sin embargo, al finalizar la Guerra la compañía Cunrad Line puso de nueva cuenta en operaciones al crucero Queen Mary y comenzó la construcción del Queen Elizabeth II (Fernández, 2012). En las décadas siguientes comenzó un resurgimiento de los cruceros, hasta llegar a ser la actividad que hoy en día conocemos. En los años 1970 comenzaron operaciones los cruceros con capacidades superiores a los 1.000 pasajeros a bordo y 10 años más tarde se incorporaron a la flota turística navíos capaces de transportar a 3.000 pasajeros de manera simultánea, de este modo comenzó la carrera por desarrollar mega cruceros con capacidades superiores a los 6.000 cruceristas, aunque la media actual oscila en 4.000 pasajeros por embarcación (Rodrigue & Notteboom, 2013).

10Sin embargo, geográficamente el turismo de cruceros es un fenómeno muy concentrado ya que la cuenca del Mediterráneo y la del Caribe, dominan casi el 70% del tráfico mundial de cruceros, en parte por que poseen condiciones climáticas favorables para que la actividad se desarrolle durante todo el año, en cambio en otras regiones como Alaska, el Norte de Europa, las costas australes de Chile y Argentina, el clima obliga a que el flujo de cruceros sea de manera intermitente (Dwyer & Forsyth, 1998). Violer y Taunay (2019) indican que la demanda de cruceros se concentra principalmente en el mercado norteamericano ya que los cruceristas canadienses y estadounidenses representan a más de la mitad de todos los viajeros al año, pero existe un crecimiento considerable de cruceristas provenientes de Europa Occidental, Japón y China (Fernández, 2012).

11En este sentido, autores como Fernández (2012), Palafox y Vilchis (2019), Dwyer y Forsyth (1998) reportan que el mercado de los cruceros se encuentra dominado por tres holdings de origen estadounidense, inglés y noruego, respectivamente que agrupan a casi el 80% de las compañías ofertantes del servicio. La existencia de estos oligopolios impide que la discusión central del fenómeno de los cruceros se aleje de la temática de generar utilidades en el corto plazo. Por lo tanto, las agendas de responsabilidad ambiental, el beneficio económico a las localidades de acogida, el combate a la precariedad laboral, la tributación y evasión fiscal no son temas prioritarios en el sector de los cruceros (Johnson, 2002).

3. México como destino de cruceros

12México ocupa el séptimo lugar del ranking de países receptores de turismo internacional (OMT, 2019), esto se debe a que el país cuenta con gran diversidad de ofertas y atractivos turísticos. Coll-Hurtado (2016) menciona que dichos atractivos pueden ser catalogados como naturales y culturales; los primeros son aquellos atributos geológicos, geomorfológicos o biofísicos que son susceptibles a ser visitados por los turistas, por ejemplo: playas, ríos, lagunas, cavernas, cenotes, ecosistemas o migraciones faunísticas, etc. Los segundos son los rasgos propios de la cultura local, en ocasiones son intangibles e inmateriales como las tradiciones y el folclor, la gastronomía, la música, entre otros. Y los atributos tangibles son aquellas expresiones artísticas plasmadas en elementos históricos, arqueológicos o arquitectónicos.

13Con un litoral de más de 11.000 km divididos en dos vertientes; el Pacífico con más de 7.800 km y la del Golfo-Caribe con 3.200 km de extensión respectivamente, en el cual habita el 15% de la población, un patrón muy suigéneris para un país con acceso al mar, pero que presentan las mayores tasas de crecimiento a nivel nacional, a un ritmo de un 2,8% de promedio anual (Lara-Lara, 2008). En parte, esto se debe a la reconfiguración tanto económica como demográfica que se impulsó en las costas mexicanas durante la segunda mitad del Siglo XX. En este sentido, resaltan algunos programas gubernamentales a escala regional, un ejemplo fue la “marcha al mar” un esfuerzo para poblar las costas en Yucatán (Ojeda, García de Fuentes, Romero & Fraga, 2020), otro sería la evolución de la geografía política y el crecimiento poblacional en Quintana Roo a partir del desarrollo de la actividad turística en el estado (Cárdenas, 2020).

14El aprovechamiento turístico de las costas mexicanas se puede rastrear a mediados de la década de 1940, durante el mandato del presidente Miguel Alemán Valdés (1946 – 1952), quien impulsó la incipiente industria turística del país, en ese tiempo muchos políticos se convertían en empresarios turísticos y viceversa (Merchant, 2014). Sin embargo, la historia de los cruceros en México se pude resumir en tres etapas que identifica Martínez (2012). La primera se ubica desde los años 1940 hasta la década de 1970, en donde los principales centros turísticos del país poblaciones costeras de antaño como Acapulco y Veracruz, pero sin una infraestructura idónea para realizar operaciones masivas de cruceros. La segunda etapa comprende desde 1970 hasta 1980 cuando surge un interés gubernamental por desarrollar la actividad turística mediante una fuerte política de inversión pública, para crear espacios orientados al turismo. Es decir, los Centros Integralmente Planeados (CIP) tales como: Cancún, Los Cabos, Ixtapa-Zihuatanejo, Loreto, entre otros y se moderniza la infraestructura portuaria en destinos ya existentes como Puerto Vallarta, Mazatlán y Acapulco. Finalmente, la tercera etapa comienza al final de la década de 1980 con la llegada del modelo neoliberal, en el cual el Estado deja de ser el gran inversor de la economía nacional y pasa a ser un simple promotor de la inversión. En este modelo, el mercado y la iniciativa privada generan las condiciones e inversiones para el desarrollo de la actividad del turismo de cruceros en México mediante el esquema de privatizaciones y concesiones.

4. Metodología

15Revisamos los principales indicadores oficiales del turismo de cruceros disponibles en el Sistema Nacional de la Información Estadística del Sector Turismo de México (Datatur) de la Secretaría de Turismo, disponible en la página web (https://datatur.sectur.gob.mx/​). Encontramos que la información oficial disponible no es tan detallada como en otros rublos como ocupación hotelera, tráfico aéreo, procedencia de turistas internacionales (vía área y fronteriza), entre otros. Lo que dificulta un análisis comparativo y detallado del sector de cruceros con otros segmentos como el turismo de sol y playa o el turismo cultural, es decir visitas a museos y zonas arqueológicas, los cuales si cuentan con indicadores e información precisa tanto a nivel nacional como estatal.

16Después, se integró la información obtenida de Datatur en hojas de cálculo en tres diferentes criterios, y estos fueron: totales de 1994 a 2019, por litoral tanto Pacífico como Golfo-Caribe y por Puerto en las variables de arribos de cruceros y cruceristas. Posteriormente, se realizaron análisis estadístico, integración de datos y estimación de variaciones anuales, entre otros cálculos. Algunos indicadores más detallados como derrama económica se obtuvieron del Sistema de Información Económica del Banco de México. Finalmente se graficaron los principales resultados para un mejor análisis y otros se cartografiaron para una tener una perspectiva geográfica del fenómeno.

5. Resultados

17Según Martínez (2012), el panorama actual del turismo de cruceros en México se caracteriza por la renuncia del Estado a la rectoría de este y dejar en manos de la iniciativa privada la gestión de los puertos mediante esquemas de concesiones, asociaciones y privatizaciones, en este periodo el arribo de cruceros creció un 90.3% y el flujo de cruceristas, se sextuplicó (Cuadro 1).

Cuadro 1. Crecimiento del total de arribo y cruceristas en México (1985 – 2019).

Año

1985

1990

1995

2000

2005

2010

2015

2019

Cruceristas

1.211.056

1.248.291

2.311.766

3.189.365

6.537.783

6.658.212

5.929.223

8.926.617

Variación

3,1%

85,2%

38%

105%

1,8%

-10,9%

50,6%

Cruceristas

1.551

1.454

1.896

2.471

3.267

2.692

2.179

2.951

Variación

-6,3%

30,4%

30,3%

32,2%

17,6%

19,1%

35,4%

Fuente: Elaboración propia con datos de Datatur (2020).

18Durante el 2019, México recibió a unos 43,6 millones de turistas internacionales, de los cuales 8,9 millones fueron cruceristas, es decir que el 20,4% de los turistas internacionales que arribaron al país, lo hicieron en un crucero (Datatur, 2020). En ese mismo periodo tuvieron actividad 28 puertos, de los cuales 17 puertos se localizan en el litoral del Pacífico y 11 en el litoral Golfo-Caribe (Figura 1), cabe mencionar que muchos puertos en México presentan una intermitencia en el arribo de cruceros, ya que solamente 7 de ellos han mantenido operaciones constantes en los últimos 25 años, seis de ellos en el Pacífico y solamente Cozumel en el Caribe (Cuadro 2).

Figura 1. Localización de los puertos habilitados para el turismo de cruceros

Figura 1. Localización de los puertos habilitados para el turismo de cruceros

Fuente: Elaboración propia a partir de información disponible en Datatur (2020).

Cuadro 2. Periodos de actividad crucerista de los puertos mexicanos (1994-2019)

Litoral Pacífico

Litoral Golfo-Caribe

Puerto

Anos con arribos de cruceros

Puerto

Anos con arribos de cruceros

Acapulco

1994-2019

Altamira

2000-2001

Cabo San Lucas

1994-2019

Cancún

1997-2006, 2008

Ensenada

1994-2019

Cozumel

1994-2019

Guaymas

2001; 2003-2011, 2013-2014, 2017-2018

Dos Bocas (Paraíso) *

2002-2003, 2009, 2011, 2019

Huatulco

1997-2019

Mahahual

2001-2019

La Paz**

2005-2019

Playa del Carmen***

1995-2011, 2014-2015

Loreto

2005-2019

Puerto Morelos

22000-2002, 2005, 2011, 2014

Manzanillo

1994-2019

Puerto Progreso

1994-1996, 1998-2019

Mazatlán

1994-2019

Seybaplaya

2002-22003, 2011, 2019

Pichilingue

1994, 2001-2019

Tampico

2009

Puerto Chiapas****

2006-2019

Veracruz

199-2006, 2008-2012

Puerto Escondido

2005-2019

Puerto Vallarta

1994-2019

Rosarito

2000

Santa Rosalia

2001-2018

Topolobampo

2004-2011, 2014-2018

Zihuatanejo

1994-2012, 2014, 2016-2017, 2019

En negritas aquellos puertos en operación ininterrumpida en los últimos 25 años.

* Incluyen arribos de cruceros no turísticos.

** Incluye la información de la terminal San Carlos.

*** Incluye la información de la terminal Punta Venado o CALICA.
**** Incluye la información de la terminal Puerto Madero.

Fuente: Elaboración propia con datos de Datatur (2020).

19La tendencia tanto de arribos de cruceros como de cruceristas en los puertos mexicanos presenta un alza en el último cuarto de siglo, en ese mismo periodo atracaron en México más de 63.000 cruceros con un volumen superior a los 130 millones de turistas. Pero dichas cifras presentan algunos altibajos, los cuales se pueden atribuir a diferentes externalidades, entre ellas destacamos la crisis inmobiliaria en Estados Unidos entre 2008 y 2009, y el repunte de la violencia en México del 2011 al 2013. Ya que la participación del mercado estadounidense es la más importante en el sector de cruceros que llegan a México, por eso cualquier alteración en su economía o en la percepción de México en los Estados Unidos repercutirá directamente en el turismo de cruceros en el país (Cuadro 3 y 4; Figura 2 y 3).

20En este sentido, vale la pena recordar el proyecto Escalera Náutica, presentado durante el sexenio de Vicente Fox (2000 – 2006), el cual estaba dirigido para el mercado estadounidense principalmente y pretendía ser un detonador para la inversión público-privada en México. Coll-Hurtado (2016) menciona que dicho proyecto planteaba la construcción y equipamiento de escalas náuticas en las costas de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Nayarit, para embarcaciones de calado medio. Sin embargo, problemas con los títulos de propiedad, insuficiencia de fondos públicos, así como la pugna de colectivos ambientalistas por preservar unas de las zonas de alta biodiversidad y a la vez más frágiles del país, como lo es el Golfo de California, terminaron por echar abajo dicho proyecto.

Cuadro 3. Evolución del Turismo de Cruceros en México (1994-2019)

Cuadro 3. Evolución del Turismo de Cruceros en México (1994-2019)

Fuente: Elaboración propia a partir de las cifras de Datatur (2020).

Cuadro 4. Variación Anual del Turismo de Cruceros en México (1994-2019)

Cuadro 4. Variación Anual del Turismo de Cruceros en México (1994-2019)

Fuente: Elaboración propia a partir de las de Datatur (2020).

21Cabe resaltar, que el segmento de cruceros en México no se distribuye de manera homogénea, por el contrario, es un fenómeno que tiende a la concentración. En 2019, los puertos de Cozumel y Mahahual, ambos en el Caribe recibieron al 62,6% del total de los arribos de embarcaciones y al 69,2% de cruceristas de ese año (Figuras 2 y 3). Al igual que en el escenario global, el sector de cruceros tiende a concentrarse en espacios muy particulares. Sin embargo, al mirar los datos históricos en los últimos 25 años, observamos que el fenómeno se comporta de una manera homogénea, esto se puede explicar por varios factores. En primera instancia, algunos puertos del Pacífico como: Acapulco, Puerto Vallarta, Mazatlán, entre otros, tienen varios años recibiendo cruceros de manera constante, en comparación con el Caribe, donde puertos como Mahahual empezaron operación apenas en la década del 2000. Otro factor que explica el tráfico constante de operaciones portuarias en el Pacífico es la relativa cercanía y fácil accesibilidad con el estado de California en Estados Unidos y la Provincia de Columbia Británica en Canadá, ambos polos muy importantes de salida de cruceros en el Pacífico y que de manera habitual arriban a las costas cálidas de México (Voilier y Taunay, 2019). Por tal razón puertos como: Ensenada, Puerto Vallarta y Los Cabos presentan rangos elevados, tanto en cruceros como en cruceristas en los últimos 25 años (Figuras 4 y 5).

Figura 2. Volumen de cruceristas en 2019

Figura 2. Volumen de cruceristas en 2019

Fuente: Elaboración propia a partir de información disponible en Datatur (2020).

Figura 3. Arribos de cruceros en 2019

Figura 3. Arribos de cruceros en 2019

Fuente: Elaboración propia a partir de información disponible en Datatur (2020).

Cuadro 5. Total de cruceros y cruceristas en México (1994- 2019).

Año

Cruceristas

Variación

Cruceros

Variación

1994

1.966.942

2,8%

2.143

4,43%

1995

2.311.766

17,5%

1.896

-11,53%

1996

2.079.643

-10,0%

1.969

3,85%

1997

2.320.957

11,6%

2.149

9,14%

1998

2.589.282

11,6%

2.195

2,14%

1999

2.956.838

14,2%

2.436

10,98%

2000

3.189.365

7,9%

2.471

1,44%

2001

3.331.550

4,5%

2.213

-10,44%

2002

4.720.106

41,7%

2.542

14,87%

2003

5.237.822

11,0%

2.681

5,47%

2004

6.262.853

19,6%

3.047

13,65%

2005

6.537.783

4,4%

3.267

7,22%

2006

6.198.177

-5,2%

2.997

-8,26%

2007

6.490.997

4,7%

3.171

5,81%

2008

6.225.884

-4,1%

2.919

-7,95%

2009

5.425.267

-12,9%

2.404

-17,64%

2010

6.658.212

22,7%

2.692

11,98%

2011

5.661.652

-15,0%

2.283

-15,19%

2012

4.774.923

-15,7%

1.772

-22,38%

2013

4.348.858

-8,9%

1.622

-8,47%

2014

5.563.108

27,9%

2.091

28,91%

2015

5.929.223

6,6%

2.179

4,21%

2016

6.427.678

8,4%

2.269

4,13%

2017

7.299.280

13,6%

2.558

12,74%

2018

7.865.550

7,8%

2.671

4,42%

2019

8.926.617

13,5%

2.951

10,48%

Total

131.300.333

63.588

Fuente: Elaboración propia con datos de Datatur 2020.

22En materia económica, el turismo internacional se considera una actividad generadora de divisas para el territorio receptor, razón por la cual muchos países, especialmente aquellos considerados en vías de desarrollo ven en el turismo un sector prioritario para el crecimiento de sus economías. En este sentido, el turismo de cruceros generó en el último año en México una derrama económica superior a los $600 millones de dólares, esto significa que cada crucerista realizó un gasto promedio de $60 dólares (Banxico, 2020). Cifras nada despreciables, pero si se comparan con otras categorías de turismo internacional, el beneficio económico para el país por la actividad de cruceros fue mínima (Cuadro 7).

23Regularmente, el consumo de la oferta de turismo de cruceros se realiza bajo la modalidad all inclusive (todo incluido), esto se traduce en que el crucerista ya no tiene una necesidad de consumo en los puertos de desembarque. Además, cabe recordar que, en un viaje de cruceros, el destino no son los puertos en sí, sino que son considerados como una experiencia más, que el crucerista puede disfrutar en el itinerario de viaje (Rodrigue y Notteboom, 2013), por tal razón el gasto que realizan los cruceristas será minino en comparación con un turista convencional que realiza gastos en hospedaje, transporte, alimentación, entre otros.

Figura 4. Arribos de cruceros en México (1994 – 2019)

Figura 4. Arribos de cruceros en México (1994 – 2019)

Fuente: Elaboración propia a partir de información disponible en Datatur (2020).

Figura 5. Arribos de cruceristas en México (1994 – 2019)

Figura 5. Arribos de cruceristas en México (1994 – 2019)

Fuente: Elaboración propia a partir de información disponible en Datatur (2020).

Cuadro 6. Principales Puertos por volumen total de cruceristas (1994-2019)

Puerto

Crucerista (1994-2019)

Porcentaje

Cozumel

64.295.597

49%

Ensenada

12.754.589

10%

Mahahual

11.146.006

8%

Cabo San Lucas

10.208.922

8%

Puerto Vallarta

8.788.321

7%

Resto (23 puertos)

24.106.898

18%

Total

131.300.333

100%

Fuente: Elaboración propia con datos de Datatur (2020).

Cuadro 7. Principales Puertos por arribo total de cruceros (1994-2019)

Puerto

Crucerista (1994-2019)

Porcentaje

Cozumel

25.983

41%

Ensenada

6.401

10%

Cabo San Lucas

5.545

9%

Playa del Carmen *

5.203

8%

Puerto Vallarta

4.133

6%

Resto (23 puertos)

16.323

26%

Total

63.588

100%

Fuente: Elaboración propia con datos de Datatur 2020. (*) en 2015 dejo de tener operaciones.

Cuadro 8. Impacto económico del turismo de cruceros en México (2014-2019)

2014

2015

2016

2017

2018

2019

Derrama económica por turistas internacionales

(en millones de dólares)

16.208,4

17.733,7

19.649,7

21.336,2

22.526,4

24.562,6

Gasto Promedio de turistas internacionales

(en dólares)

$ 488

$ 493,1

$ 504,5

$ 488,2

$ 493

$ 496,3

Derrama económica por cruceristas

(en millones de dólares)

418,8

399,2

393,8

482,5

556,6

626

Gasto Promedio del crucerista

(en dólares)

$ 72,4

$ 65,3

$ 58,8

$ 62,8

$ 67,3

$ 68,8

Fuente: Elaboración propia con datos de Datatur (2020) y Banxico (2020).

6. Discusión

24Las cifras oficiales marcan un crecimiento en cuanto a arribos de cruceros y cruceristas en México. Sin embargo, resaltamos la dificultad de obtener información detallada de la actividad de cruceros, que vaya más allá de cuantificar los arribos o estimar la derrama económica. Si bien Williams (2006), menciona que el segmento de cruceros está estrechamente vinculado con el leak-money, es decir, la fuga de divisas, la facilidad con la que las empresas cruceristas pueden eludir y evadir impuestos, y la serie de impactos ambientales asociados al arribo de cruceros, son algunas de las razones por la cual es complicado obtener indicadores oficiales que muestren el lado oscuro de la actividad, pero si los datos suficientes, estas aseveraciones seguirán siendo especulativas.

25Aunado a lo anterior, apreciamos que el crecimiento del sector en México no es equilibrado geográficamente, por el contrario, es un segmento que tiende a concentrarse en la región Caribe, en los puertos de Cozumel y Mahahual específicamente. Valdría la pena preguntarnos si dichas cifras son alentadoras, ya que como menciona Klein (2011), mientras se puja cada vez más por un turismo sustentable, la realidad es que el turismo de cruceros camina en una dirección opuesta al demandar cada vez más recursos como agua, insumos y energéticos. Así como de una serie de infraestructura necesaria que supera los cientos de millones de dólares en su construcción y operación, que muchas veces las economías receptoras jamás recuperan, a cambio estos territorios sólo reciben una mínima parte de la derrama proveniente de los cruceristas.

26En este sentido, destacamos la nota del Diario de Yucatán (2019) que manifiesta el acuerdo firmado por el gobierno del estado y algunas líneas como Disney Cruise Line, Costa Cruise Line, entre otras, para que arriben a Puerto Progreso a partir de 2021, pero se omiten las condiciones de las navieras o las concesiones otorgadas por el gobierno del estado. Por otra parte Cuellar y Kido (2008), documentan que un incremento en los impuestos para los operadores de cruceros en Huatulco implicaría un menor número de arribos de cruceros, es decir menos ingresos para la economía local, dejando en claro la relación desigual a la hora de negociar entre gobierno locales y las grandes empresas de cruceros. Contrastando con el caso australiano donde los principales ingresos por concepto de cruceros son por medio de la tributación (Dwyer & Forsyth, 1998).

27El enfoque macroeconómico del turismo de cruceros hace que el análisis se centre únicamente en las cifras de arribos, volumen de pasajeros y derrama económica, en cambio aspectos como la calidad de empleos generados, el ingreso de los trabajadores entre otros, quedan marginados del análisis (Moo, Estrella, Segrado, & Arroyo, 2015). Temas tan importantes como la precariedad laboral, la poca regulación local e internacional de la actividad, la facilidad con la que los grandes consorcios de cruceros juegan con las legislaciones locales a su conveniencia para eludir su responsabilidad ambiental y social. Así como, la planificación territorial, la gestión del riesgo, por mencionar algunos. Deben ser temas centrales y recurrentes en los estudios del fenómeno (Sprague-Silgado, 2017; Vairo et al., 2017).

28Bajo este panorama, Palafox y Vilchis (2019) sostienen que los empleos generados por la actividad de cruceros en Cozumel es mínima, y que los ingresos de la mayoría de esos empleados difícilmente supera la línea de pobreza, además que carecen de derechos laborales básicos y de la seguridad social, razón por la cual los autores consideran que son empleos precarios y señalan la facilidad con la que las compañías navieras evaden impuestos en los destinos del Caribe, evitando de esta manera una mejor distribución de la derrama económica.

29Es necesario hacerse el siguiente cuestionamiento, ¿Son más los beneficios o perjuicios para México a partir del desarrollo de la actividad de los cruceros? Cada año la Secretaría de Turismo por medio de su agencia Datatur genera informes sobre el crecimiento tanto del arribo de cruceros, como de cruceristas en las costas mexicanas. Sin embargo, es necesario estudios en profundidad sobre el impacto a escalas medias y locales de los cruceros en México, para complementar los informes oficiales. En una revisión de las estadísticas oficiales disponibles, observamos que el turismo de cruceros en el país tiende cada vez más a la concentración y son más los puertos que ya no tienen arribos de cruceros. Pero el beneficio económico generado por la actividad de cruceros es mínimo en comparación con otras modalidades.

30Acontecimientos recientes como: el hundimiento del Costa Concordia en 2014, en el que perdieron la vida más de 3.000 personas (McCarthy, 2018), el percance de cruceros en la isla de Cozumel en 2019 (Juárez, 2019) y la de pandemia por el CoViD-19 de 2020 generan nuevas incógnitas en el debate del turismo de cruceros. Y nos plantea la necesidad de ir más allá de los temas macroeconómicos del sector poniendo sobre la mesa temas tan necesarios como la gestión y planeación de los espacios portuarios, la satisfacción de los cruceristas, la integración de los espacios turísticos mediante la creación de corredores, la gestión y mitigación de riesgos e impacto ambiental, la mejora de las condiciones laborables, así como generar escenarios, en donde las poblaciones locales y los territorios de acogida participen también de las bonanzas generadas por los cruceros y no solamente se queden con los impactos y los desechos de este importante sector de la economía global.

31Finalmente, cabe ahondar en la actual contingencia sanitaria por el CoViD-19, ya que el sector turístico es uno de los más afectados, estados como Quintana Roo en donde la actividad terciaria y el turismo aportan más del 70% de valor de su economía, perdieron más del 18% de los puestos de trabajos en los primeros meses de la emergencia por la pandemia. Mientras la media nacional se ubica en 7,4% de empleos perdidos, caso similar acontece en los estados de Baja California Sur y Guerrero donde el turismo representa un sector económico importante (Reyna 2020). Sin embargo, la pandemia parece no afectar a los grandes capitales de los cruceros, ya que cifras publicadas por Mohorte (2020) indica que, a pesar del escenario desfavorable por la pandemia, las reservaciones para 2021 en viajes de cruceros aumentó un 40% de los cuales sólo un 11% corresponde a aplazamientos del 2020, el resto son reservaciones de clientes nuevos deseosos de viajar en los lujosos cruceros. Tal parece que la industria de los cruceros es un segmento consolidado capaz de resistir diferentes escenarios y externalidades.

Conclusiones

32Desde la óptica de la economía política, el turismo de cruceros en México pone de manifiesto la disparidad entre los actores globales, es decir compañías trasnacionales y los agentes locales como la población receptora y los gobiernos estatales, en donde los primeros mantienen las ganancias y los segundos obtienen una derrama escasa.

33Es necesario contar con estudios en profundidad en los diferentes destinos de cruceros en México, para conocer a detalle la realidad socioeconómica y ambiental de los espacios turísticos que desde las cifras macroeconómicas no se perciben, pero que son de vital importancia. De la misma manera, es innegable que el turismo de cruceros genera un aporte significativo a la economía nacional, el reto es generar acciones complementarias para mejorar las condiciones laborales e incrementar la demanda en los espacios locales.

34En este sentido, es necesario señalar que el segmento de turismo de cruceros puede ser una modalidad que padezca en menor medida los estragos de la emergencia sanitaria por el coronavirus, y puede ser una de las primeras actividades en reactivar regiones que han sufrido contracciones en sus economías. Ante tal panorama de claroscuros del turismo de cruceros, no queda más que exhortar a seguir generando evidencia robusta acerca de las consecuencias reales de los cruceros en los territorios receptores.

Haut de page

Bibliographie

BANXICO (2020). Sistema de Información Económica del Banco de México. https://www.banxico.org.mx/SieInternet/consultarDirectorioInternetAction.do?accion=consultarCuadro&idCuadro=CE36&locale=es (consultado febrero de 2020).

Britton, S. G. (1982). "The political economy of tourism in the third world". Annals of Tourism Research, 9(3), 331-358. https://doi.org/10.1016/0160-7383(82)90018-4

Cañada, E. (2016). "Implicaciones socioambientales de la construcción del espacio turístico". Ecología política, (52), 12-16.

Cárdenas, E. (2020). "Municipios turísticos en Quintana Roo: origen y problemáticas". Turismo y Sociedad, 26(1), 89-110.

César, A. D., & Arnaiz, S. M. (2008). "El turismo: ¿desarrollo o crecimiento? El caso de Cancún". En S. Arnaiz & A. D. César (Eds.), Turismo y Desarrollo, crecimiento y pobreza (pp. 13-36). Guadalajara

Coll-Hurtado, A. (2016). Espacio y ocio: el turismo en México. Espacio y ocio: el turismo en México. México, DF: Instituto de Geografía UNAM. https://doi.org/10.14350/tsg.1.5.6

Cruz-Ruiz, E. (2014). El turismo de cruceros en el mundo: análisis de las tipologías de cruceristas en el puerto de Málaga según la percepción de la imagen, satisfacción y lealtad al destino turístico de la capital. Universidad de Málaga.

Cuellar, M., & Kido, T. (2008). "Perfil y análisis del gasto del crucerista: El caso de Bahía de Huatulco (México)". Cuadernos de Turismo, 22: 47-78.

Datatur (2020). "Sistema Nacional de la Información Estadística del Sector Turismo de México (Datatur) de la Secretaria de Turismo", https://datatur.sectur.gob.mx/ (consultado febrero de 2020)

De Kadt, E. (1979). Tourism - Passport to Development? Oxford, UK: World Bank - Unesco Study.

Dehoorne, O., Tatar, C., & Theng, S. (2014). "Cruise Tourism: Global Logic and Asian Perspectives". En B. Cao, S. Ma, & H. Cao (Eds.), Ecosystem Assessment and Fuzzy Systems Management. (pp. 447-460). Cham: Springer.

Dowling, R. K. (2006). Cruise ship tourism. Oxford, UK: CABI Publishing. https://doi.org/10.3727/108354208784548733

Dwyer, L., & Forsyth, P. (1998). "Economic significance of cruise tourism". Annals of Tourism Research, 25(2), 393-415. https://doi.org/10.1016/S0160-7383(97)00098-4

Fernández, R. (2012). "Lo que hunden mientras flotan Auge y análisis crítico del turismo de cruceros en la globalización". Opiniones en Desarrollo, (13), 2-42.

Honneth, A. (1990). "Teoría crítica". En A. Giddens & J. H. Turner (Eds.), La teoría crítica hoy (pp. 445-488). Madrid: Alianza.

Johnson, D. (2002). "Environmentally sustainable cruise tourism: a reality check". Marine Policy, 26(4), 261-270. https://doi.org/10.1016/S0308-597X(02)00008-8

Klein, R. A. (2011). "Responsible Cruise Tourism: Issues of Cruise Tourism and Sustainability". Journal of Hospitality and Tourism Management, 18(1), 107-116. https://doi.org/10.1375/jhtm.18.1.107

Lara-Lara, J. R. (2008). "Los ecosistemas costeros, insulares y epiconentales". En J. Sarukhan & et al. (Eds.), Capital Natural de México Vol I (pp. 109-134). México, DF: CONABIO.

Martínez, C. I. (2012). "Organización espacial del turismo de cruceros en México". Études Caribéennes, (18), 1-21. https://doi.org/10.4000/etudescaribeennes.5077

McCarthy, J. (2018). "Responsible cruise tourism and regeneration: the case of Nanaimo, British Columbia, Canada". International Planning Studies, 23(3), 1-14. https://doi.org/10.1080/13563475.2018.1428539

Merchant, L. A. (2014). "El Egipto de América. Yucatán y el olvido histórico en el nacimiento del turismo mexicano". Memorias, 11(23), 52-75.

Mohorte, (2020) "El turismo se está hundiendo. Excepto en los cruceros: las reservas de 2021 ya crecen un 40%" Magnet. Martes 14 / 04 / 2020. https://magnet.xataka.com/preguntas-no-tan-frecuentes/turismo-se-esta-hundiendo-excepto-cruceros-reservas-2021-crecen-40 [Consultado en abril 2020].

Moo, M. de J., Estrella, C., Segrado, R., & Arroyo, L. (2015). "Estudio de un destino de cruceros a partir de la estimación del efecto multiplicador: caso Cozumel (México)". Études Caribéennes, (31-32), 1-16. https://doi.org/10.4000/etudescaribeennes.7522

Moreno, E. (2018). "Inventer le monde maya. Les débuts de l’aviation et du tourisme au Yucatan, 1929-1969". Norois, (247), 95-106.

Nikitin, P. (1985) "Cours d'economie politique". (7 ed). Ciudad de México: Editores Unidos.

Ojeda, A. B., García de Fuentes, A., Romero, D., & Fraga, J. (2020). "El ecoturismo como herramienta de conservación en los humedales costeros de Yucatán", México. Revista Cartográfica, (101), 1-17.

OMT. (2019). "International Tourism Highlights". Madrid: UNWTO. https://doi.org/10.18111/9789284419890

Palafox, A., & Vilchis, A. (2019). "El lado obscuro del turismo de cruceros en Cozumel". Études caribéennes, (43-44), 1-15.

Juárez, H. (2019). "Cruceros chocan en Cozumel por mal tiempo" Excelsior. Sábado 21 /12 / 2019. https://www.excelsior.com.mx/nacional/cruceros-chocan-en-cozumel-por-mal-tiempo/1354317 [Consultado en febrero 2020].

Reyna, J. (2020). "Estados turísticos sufren el mayor desempleo" La Jornada. Jueves 14/05/2020. https://www.jornada.com.mx/2020/05/14/economia/019n1eco [Consultado en mayo 2020].

Rodrigue, J. P., & Notteboom, T. (2013). "The geography of cruises: Itineraries, not destinations". Applied Geography, 38(1), 31-42. https://doi.org/10.1016/j.apgeog.2012.11.011

Sprague-Silgado, J. (2017). "The Caribbean Cruise Ship Business and the Emergence of a Transnational Capitalist Class". Journal of World-Systems Research, 23(1), 93-125. https://doi.org/10.5195/jwsr.2017.623

Vairo, T., Quagliati, M., Del Giudice, T., Barbucci, A., & Fabiano, B. (2017). "From land- to water-use-planning: A consequence based case-study related to cruise ship risk". Safety Science, 97, 120-133. https://doi.org/10.1016/j.ssci.2016.03.024

Violier, P., & Taunay, B. (2019). Les lieux touristique du Monde. De la mondialisation à la mondialité. London: ISTE Editions.

Williams, M. (2006). "The political economy of tourism. Liberalization, gender and the GATS". En Duterme, B. (ed). Expansion du Tourisme : Gagnants et Perdants. (pp.111-140). Louvain-la-Neuve: Syllepse.

Wood, R. E. (2000). "Caribbean cruise tourism: Globalization at sea". Annals of Tourism Research, 27(2), 345-370. https://doi.org/10.1016/S0160-7383(99)00073-0

Haut de page

Notes

1 En este trabajo, los cálculos de variación anual son de elaboración propia con la siguiente formula:

Haut de page

Table des illustrations

Titre Figura 1. Localización de los puertos habilitados para el turismo de cruceros
Crédits Fuente: Elaboración propia a partir de información disponible en Datatur (2020).
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/19946/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 240k
Titre Cuadro 3. Evolución del Turismo de Cruceros en México (1994-2019)
Crédits Fuente: Elaboración propia a partir de las cifras de Datatur (2020).
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/19946/img-2.png
Fichier image/png, 28k
Titre Cuadro 4. Variación Anual del Turismo de Cruceros en México (1994-2019)
Crédits Fuente: Elaboración propia a partir de las de Datatur (2020).
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/19946/img-3.png
Fichier image/png, 36k
Titre Figura 2. Volumen de cruceristas en 2019
Crédits Fuente: Elaboración propia a partir de información disponible en Datatur (2020).
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/19946/img-4.png
Fichier image/png, 122k
Titre Figura 3. Arribos de cruceros en 2019
Crédits Fuente: Elaboración propia a partir de información disponible en Datatur (2020).
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/19946/img-5.png
Fichier image/png, 137k
Titre Figura 4. Arribos de cruceros en México (1994 – 2019)
Crédits Fuente: Elaboración propia a partir de información disponible en Datatur (2020).
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/19946/img-6.png
Fichier image/png, 160k
Titre Figura 5. Arribos de cruceristas en México (1994 – 2019)
Crédits Fuente: Elaboración propia a partir de información disponible en Datatur (2020).
URL http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/docannexe/image/19946/img-7.png
Fichier image/png, 149k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Antonio B. Ojeda, « Los Cruceros en México. Un panorama general de una actividad con claroscuros », Études caribéennes [En ligne], 47 | Décembre 2020, mis en ligne le 15 décembre 2020, consulté le 17 avril 2021. URL : http://journals.openedition.org/etudescaribeennes/19946 ; DOI : https://doi.org/10.4000/etudescaribeennes.19946

Haut de page

Auteur

Antonio B. Ojeda

Escuela Nacional de Estudios Superiores, ENES-Mérida. Carretera Mérida-Tetiz Km. 4.5, Municipio de Ucú, Yucatán, México, CP 97357, ojeda.antonio@ciencias.unam.mx / http://enesmerida.unam.mx/

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Les contenus d’Études caribéennes sont mis à disposition selon les termes de la Licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale 4.0 International.

Haut de page
  • Logo Revue soutenue par l’Institut des Sciences Humaines et Sociales du CNRS
  • Logo ERIHPLUS (European Reference Index for the Humanities and Social Sciences)
  • Logo DOAJ (Directory of Open Access Journals)
  • Logo Université des Antilles
  • OpenEdition Journals
Search OpenEdition Search

You will be redirected to OpenEdition Search