Navigation – Plan du site
Recensions

Zoltán Biedermann, (Dis)connected Empires. Imperial Portugal, Sri Lankan Diplomacy, and the Making of a Habsburg Conquest in Asia, Oxford, Oxford University Press, 2018, 272 p.

Abisai Pérez

Texte intégral

  • 1 Luís Filipe Thomaz, “Estrutura política e administrativa do Estado da Índia no século XVI”, en Luis (...)

1En 1985, Luís Filipe Thomaz explicaba en un artículo seminal que el Estado da Índia consistió esencialmente en una serie de puertos-fortalezas que aseguraban la circulación constante de bienes, personas e ideas entre distintos continentes1. Siguiendo este enfoque, gran parte de la historiografía consideró que las conquistas territoriales del Estado da Índia fueron situaciones anómalas, pues el Estado dependía del poder naval y la creación de monopolios comerciales para obtener ganancias rápidamente. No obstante, existieron excepciones, tales como la conquista y/o avasallamiento de los reinos de Ormuz, Malaca, Ternate y Kotte. Al estudiar este último caso, en Sri Lanka, Zoltán Biedermann tiene como objetivo responder a la incógnita: ¿por qué y cuándo el Estado da Índia persiguió conquistas territoriales invirtiendo así su dinámica de expansión?

2Al analizar la presencia portuguesa en Sri Lanka entre 1520-1600, Biedermann afirma que las coronas de Portugal y Kotte -el principal reino en la isla- unieron sus destinos para perseguir sueños de dominio imperial. Mientras Portugal buscaba la creación de un dominio universal católico, Kotte aspiraba a mantener el título de crakavarti, es decir, el dominio imperial sobre los reinos de Sri Lanka. El autor sugiere que ambas aspiraciones imperiales, si bien provenían de distintas tradiciones -por un lado, el derecho romano y la teología católica; por el otro, el budismo y la cultura política hindú- embonaron perfectamente en un modelo que definió como “the matryoshka principle” o “nesting empire”. Con estos términos, el historiador británico desarrolla el argumento central del libro: Kotte fue una pequeña formación imperial en Sri Lanka que “anidó” o embonó como una muñeca matryoshka dentro de un imperio más grande, el Estado da Índia. La construcción de este acomodo político se basó en el pago regular de tributo, privilegios comerciales, y juramento de vasallaje por parte de Kotte hacia la corona portuguesa en retribución por su protección militar.

  • 2 Véase John Elliott, “A Europe of Composite Monarchies”, Past and Present, n° 137, 1992, p. 48-71.
  • 3 Véase Rahul Peter Das, “Little Kingdoms and Big Theories of History”, Journal of the American Orien (...)
  • 4 Zoltán Biedermann, The Portuguese in Sri Lanka and South India: Studies in the History of Diplomacy (...)

3La obra explica a detalle la creación y eventual fracaso del acuerdo luso-esrilanqués. Zoltán Biedermann postula que la relación matryoshka entre Portugal y Kotte fue posible gracias a las similitudes entre ambas culturas políticas. Por un lado, Portugal era un agregado de formaciones políticas más pequeñas unidas por su lealtad al rey mediante lazos de vasallaje, es decir una “monarquía compuesta2”. Por otro lado, como el resto de las formaciones imperiales del Subcontinente Indio, Sri Lanka era un conjunto de pequeños reinos clientelares o “little kingdoms” que estaban unidos a una poderosa dinastía mediante alianzas matrimoniales, pago de tributo y una estricta jerarquía simbólica3. Entre ambas tradiciones políticas, la clave era que ambas coronas estaban acostumbradas a interactuar con otras entidades políticas mediante acuerdos políticos de vasallaje y dominio indirecto. Siguiendo este hilo argumentativo, el autor describe cómo fue la relación “matryoshka” entre Portugal y Kotte, una idea que Biedermann previamente había desarrollado en una colección de ensayos publicados como un solo volumen4.

4El primer acercamiento entre lusos y esrilanqueses, ocurrido durante la década de 1520, fue posible por la intercalación de ambas culturas políticas y las disputas locales en Sri Lanka. Al analizar las pocas fuentes dejadas por la dinastía Lanka -especialmente, relieves hechos en marfil de cofres y sarcófagos- y estudios especializados sobre el Subcontinente, Zoltán Biedermann detalla cómo las constantes disputas de los distintos reinos locales por la hegemonía de la isla habían establecido una tradición de contratar soldados extranjeros del sur de India y buscar la protección de imperios más grandes, como la dinastía Ming. Los reyes Lanka, como la mayoría de las sociedades asiáticas de la temprana Edad Moderna, entendían que su relación con poderes externos y más poderosos no implicaban un dominio directo del territorio y de la población, sino sumisión a base de negociación, alianzas dinásticas y embajadas tributarias. Siguiendo esta idea de poder político -o suzeranía, como refiere el autor-, el rey de Kotte invitó a los portugueses a establecerse ofreciendo un pago regular de tributo de especias. Mientras los reyes Lanka esperaban con este tributo contratar y comandar soldados portugueses como mercenarios, el Estado da Índia lo interpretó como un regalo diplomático para establecer un acuerdo comercial. Con el tiempo, la divergencia de objetivos entre ambas partes llevó a una violenta confrontación en 1524, que “desconectó” momentáneamente a ambas sociedades.

  • 5 Francisco Bethencourt, “Political Configurations and Local Powers”, en Diogo Ramada Curto, Francisc (...)

5Pese a este enfrentamiento, Portugal y Kotte volvieron a unir sus destinos. Esto se debió en gran parte a que el Estado da Índia era una organización descentralizada que carecía de un control coherente desde la metrópoli (Lisboa) y la sede del poder colonial (Goa), pues estaba sujeto a distintos factores globales y regionales. En esta línea, el trabajo de Biedermann se alinea con la propuesta de Francisco Bethencourt, quien definió al imperio luso como una “nébula de poder”, una empresa comercial con una estructura de poder político y administrativo delegado por el rey basado en la negociación, la improvisación y la constante disputa entre los distintos agentes del poder regio5. Para Bethencourt, la naturaleza descentralizada del Estado da Índia permitió a sus distintos agentes adaptarse a diversos contextos político-culturales y establecer negociaciones con los poderes locales sin estar sujetos al control de la metrópoli. Biedermann confirma esta lógica al explicar cómo la política local de Sri Lanka permitió que los portugueses establecieran distintos tipos de lazos con Kotte: como comerciantes, mercenarios, y miembros de la corte real. Pese a que la cúpula del Estado da Índia prohibió a sus agentes frecuentar Sri Lanka después del fatídico primer encuentro, el autor demuestra cómo aquellos continuaron viajando y estableciéndose en la isla, pues representaba un espacio ajeno a la jurisdicción del Estado para redituables actividades comerciales. Incluso varios soldados lusos sirvieron al rey de Kotte como mercenarios y miembros de su guardia real. Este contacto “informal” entre ambas partes cambió cuando los mapilas, los musulmanes del Sur de India y acérrimos enemigos de los portugueses, incursionaron en Sri Lanka para favorecer a los enemigos de Kotte. Fue entonces que el Estado da Índia desplegó una operación militar en favor de su viejo aliado para mantenerle como sede imperial de Sri Lanka.

6Tales dinámicas geopolíticas a nivel local y regional llevaron a la eventual agregación del reino de Kotte con la corona de Portugal. Como resultado de la exitosa campaña militar, el rey Bhuvanekabhu VII envío una embajada a Lisboa en 1542 para jurar vasallaje al rey portugués. Al convertirse en vasallo de la corona portuguesa y pagar regularmente tributo, el rey de Kotte esperaba tanto obtener protección militar como asegurar la continuidad de su nieto, Dharmapala, como el único sucesor legítimo de Kotte y del asiento imperial de Sri Lanka. Durante la siguiente década, el reino de Kotte “anidó” dentro del imperio portugués para convertirse en la fuerza dominante de la isla. Biedermann considera que la relación entre ambas coronas fue de suzeranía: Kotte pagaba regularmente tributo como vasallo y, como tal, solicitó exitosamente a la corona portuguesa mantener su autonomía política con respecto a los agentes del Estado da Índia. No había un dominio directo sobre la gente y el territorio, sino una continua negociación que permitió a Kotte mantener a raya tanto a los agentes coloniales como a las órdenes religiosas portuguesas.

7No obstante, la relación entre ambas coronas gradualmente se deterioró por dos factores. Primero, otros reinos Lanka siguieron el ejemplo de Kotte al ofrecer vasallaje a la corona portuguesa. Aún más, algunos mostraron disposición a convertirse al catolicismo, algo que inspiró a los agentes coloniales lusos planes de conquista territorial en nombre de la fe. Aunado a esta situación, que minaba la legitimidad y autonomía de Kotte, en 1551 la muerte de Bhuvanekabhu VII y el ascenso al trono del joven Dharmapala motivaron una violenta campaña militar del Estado da Índia en la isla bajo pretexto de salvaguardar la autoridad del nuevo rey. Entre el caos, los portugueses saquearon templos budistas, espacios sumamente sagrados para la población local. Lejos de ver asegurado su trono, Dharmapala afrontó la rebelión de sus padres y una coalición de todos los reinos de la isla, que tenía la misión de derrocarlo y expulsar a los portugueses, percibidos ahora como sacrílegos enemigos.

8Ante esta difícil situación, Dharmapala decidió estrechar la relación “matryoshka” entre Kotte y Portugal. El joven rey decidió convertirse al catolicismo al tiempo que fundaba una nueva capital imperial en Colombo, donde incentivó el establecimiento de más soldados y mercaderes portugueses, quienes pronto casaron con mujeres de la realeza Lanka. Surgió entonces una ciudad mestiza gobernada por un rey cristiano, vasallo de la corona de Portugal, situación que garantizaba la constante protección militar del Estado da Índia. Pese a esto, la coalición de reinos esrilanqueses eventualmente sitió la nueva sede imperial. Así, en 1580, Dharmapala, sin descendencia y seguro de una muerte inminente, redactó un testamento en el que legaba su reino al soberano portugués. Ahora, Kotte estaba más que nunca atado al destino de la corona portuguesa.

9Casi al mismo tiempo, la Unión Ibérica tuvo lugar: Portugal y Castilla quedaban unidas bajo el reinado de Felipe II quien, como nuevo soberano de Portugal, se convirtió por herencia en rey de Kotte y emperador de Sri Lanka cuando en 1597 Dharmapala murió sin descendencia. Con este translatio imperii, en los albores del siglo XVII, la nueva dinastía reinante sancionó la posesión territorial de la isla y terminó con la relación de suzeranía que mediaba entre ambos bandos. Los agentes portugueses interesados en imponer una soberanía territorial sobre Sri Lanka lograron convencer al rey de tal cambio de política en aras de conseguir una mayor centralización en el Estado da Índia —la quimera inalcanzable de la corona portuguesa. El objetivo era replicar en Sri Lanka lo que Castilla había conseguido en las Américas y Filipinas: posesión y dominio directo de la población y el territorio. Con este giro, argumenta Zoltán Biedermann, la relación matryoshka entre Kotte y Portugal también caducó, pues la idea de suzeranía -dominio tributario e indirecto sobre vasallos budistas- ya no era compatible con la noción castellana de soberanía -gobierno directo de vasallos cristianos y posesión de la tierra. La tensa pero continua relación entre lusos y esrilanqueses llegó a su fin y la confrontación violenta entre ambas partes era inevitable. El autor concluye así que la Unión Ibérica fue el último empuje hacia el conflicto que caracterizó y, eventualmente, minó la presencia portuguesa en Sri Lanka.

  • 6 Sanjay Subrahmanyam, Explorations in Connected History: From the Tagus to the Ganges, Oxford, Oxfor (...)
  • 7 Véase el caso “atlántico” en Tamar Herzog, Frontiers of Possession: Spain and Portugal in Europe an (...)

10Con esta explicación la obra redondea bastante bien la propuesta de entender el imperio portugués ultramarino en relación con los distintos procesos históricos locales, regionales y globales. Siguiendo el enfoque de “historias conectadas”, propuesto hace tiempo por Sanjay Subrahmanyam6, Zoltán Biedermann sitúa el estudio de Sri Lanka dentro de un entramado de distintos fenómenos, todos conectados en mayor o menor medida bajo circunstancias específicas, sin importar la distancia o tipo de relación. La obra describe múltiples variables, tales como los intereses personales de la burocracia, los proyectos de conversión de las órdenes religiosas, las sucesiones dinásticas y la interacción entre Portugal y Castilla en contextos ultramarinos, un tema sobre el cual la historiografía ha dado importantes aportes7.

  • 8 Sanjay Subrahmanyam, “Holding the World in Balance: The Connected Histories of the Iberian Overseas (...)
  • 9 Véase Pedro Cardim, Tamar Herzog, José Javier Ruiz Ibáñez, Gaetano Sabatini (eds.), Polycentric Mon (...)

11Precisamente, por su enfoque en estos dos últimos aspectos, el libro contribuye a una historia comparativa sobre las políticas coloniales de los imperios español y portugués. Anteriormente, Sanjay Subrahmanyam había enfatizado que tanto lusos como castellanos habían intentado emular las políticas imperiales de uno y otro, aunque al final las condiciones locales habían limitado su implementación8. Pero mientras Subrahmanyam se enfocó en las políticas fiscales de los imperios ibéricos, Biedermann compara las culturas políticas de Portugal, Kotte y Castilla, centrándose en las nociones de suzeranía y soberanía. Así, la obra también permite entender que el modelo europeo de “composite monarchy” tuvo vigencia en contextos ultramarinos porque las sociedades locales tenían dinámicas similares de vasallaje, tributo, alianzas dinásticas, etc. Parece entonces que el éxito de las monarquías policéntricas en integrar diversas sociedades gobernadas con un alto grado de autonomía e identidad local fue posible inicialmente por el entendimiento mutuo de culturas políticas aparentemente diferentes9.

Haut de page

Notes

1 Luís Filipe Thomaz, “Estrutura política e administrativa do Estado da Índia no século XVI”, en Luis de Albuquerque, Inácio Guerreiro (coords.), II Seminário Internacional de História Indo-Portuguesa, Lisboa, Centro de Estudos da História e Cartografia Antiga, 1985, p. 515-540.

2 Véase John Elliott, “A Europe of Composite Monarchies”, Past and Present, n° 137, 1992, p. 48-71.

3 Véase Rahul Peter Das, “Little Kingdoms and Big Theories of History”, Journal of the American Oriental Society, vol. 117, n° 1, 1997, p. 127-134.

4 Zoltán Biedermann, The Portuguese in Sri Lanka and South India: Studies in the History of Diplomacy, Empire and Trade, 1500-1650, Wiesbaden, Harrassowitz Verlag, 2014.

5 Francisco Bethencourt, “Political Configurations and Local Powers”, en Diogo Ramada Curto, Francisco Bethencourt (eds.), Portuguese Oceanic Expansion, 1400-1800, Nueva York, Cambridge University Press, 2007, p. 197-254.

6 Sanjay Subrahmanyam, Explorations in Connected History: From the Tagus to the Ganges, Oxford, Oxford University Press, 2005.

7 Véase el caso “atlántico” en Tamar Herzog, Frontiers of Possession: Spain and Portugal in Europe and the Americas, Cambridge (Massachusetts), Harvard University Press, 2015; y el caso “asiático” en Rafael Valladares, Castilla y Portugal en Asia, 1580-1680: declive imperial y adaptación, Leuven, Leuven University Press, 2001.

8 Sanjay Subrahmanyam, “Holding the World in Balance: The Connected Histories of the Iberian Overseas Empires, 1500-1640”, The American Historical Review, vol. 112, n° 5, 2007, p. 1359-1385.

9 Véase Pedro Cardim, Tamar Herzog, José Javier Ruiz Ibáñez, Gaetano Sabatini (eds.), Polycentric Monarchies. How did Early Modern Spain and Portugal Achieve and Maintain a Global Hegemony?, Eastbourne, Sussex Academic Press, 2012.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Abisai Pérez, « Zoltán Biedermann, (Dis)connected Empires. Imperial Portugal, Sri Lankan Diplomacy, and the Making of a Habsburg Conquest in Asia, Oxford, Oxford University Press, 2018, 272 p. », Les Cahiers de Framespa [En ligne], 33 | 2020, mis en ligne le 27 janvier 2020, consulté le 03 avril 2020. URL : http://journals.openedition.org/framespa/7225

Haut de page

Auteur

Abisai Pérez

Abisai Pérez est doctorant en Histoire de l’Amérique latine à l’Université du Texas (Austin). abisai.perez@utexas.edu

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Les Cahiers de Framespa sont mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
  • Logo Les Cahiers de Framespa
  • Logo France, Amériques, Espagne – Sociétés, pouvoirs, acteurs
  • Logo Université Toulouse – Jean Jaurès
  • Logo CNRS – Institut des sciences humaines et sociales
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • OpenEdition Journals