Navigation – Plan du site

AccueilHors-sérieHors-série 1Dossier : Le parcours d’un histor...Le goût de l’EspagneLe goût de l´Espagne. Opinión y “...

Dossier : Le parcours d’un historien hispaniste à l’Université de Toulouse : Bartolomé Bennassar (1929-2018)
Le goût de l’Espagne

Le goût de l´Espagne. Opinión y “cosas” de una España imaginada desde y con Bartolomé Bennassar

Le goût de l'Espagne. Avis et "choses" d'une Espagne imaginée depuis et avec Bartolomé Bennassar
Le goût de l´Espagne. A Spanish Taste: imagining early modern Spain and Spaniards from and with Bartolomé Bennassar´s work
Fernando Bouza

Résumés

Cet article propose d’aborder l’œuvre de Bartolomé Bennassar du point de vue de l’histoire culturelle. Pour cela, plusieurs titres de son énorme production sont passés en revue, principalement ceux qui témoignent de son intérêt pour l’histoire de l’art, un champ spécifique dans lequel l’histoire sérielle peut s’articuler avec l’étude de cas. De plus, est ici évoquée la place des caractéristiques culturelles dans la fabrication d’une image de l’Espagne dans la France moderne et contemporaine : le rôle des voyageurs français est souligné dans la création d’un supposé caractère espagnol, particulièrement avec les stéréotypes des « Choses d’Espagne ». Enfin, est exposée l’urgente nécessité d’avancer dans le débat sur s’il y eut ou non une réponse à cette opinion dans l’Espagne des Habsbourg et, si oui, comment elle fut reçue.

Haut de page

Texte intégral

  • 1 Bartolomé Bennassar, “La vida y la muerte en El Escorial en tiempos de Felipe II”, en El Escorial. (...)

1En 1986, Bartolomé Bennassar, siempre generoso, aceptó mi invitación a colaborar en El Escorial. Biografía de una época, una de las exposiciones organizadas entonces con motivo del cuarto centenario de la finalización del célebre monasterio jerónimo. En su catálogo, hoy raro, publicó “La vida y la muerte en El Escorial en tiempos de Felipe II1”.

2Se trata de un texto que, aunque breve, resulta sumamente elocuente del modus scribendi de Don Bartolomé: datos demográficos y económicos de naturaleza serial se conjugaban de forma muy fluida con noticias y casos propios de la historia política o religiosa. Todo ello, sin que el autor olvidara la evocación de los modos cortesanos y de las rutinas de los trabajadores que se afanaban en aquella gran obra en construcción que atraía hacia sí más artífices y más recursos.

3Como uno de los primeros lectores del texto, una pequeña observación, quizá inadvertida para otros, llamó de inmediato mi atención. Casi de paso, Bennassar se preguntaba si la conocida insistencia de Felipe II en el culto a San Lorenzo, si su identificación personalísima con la fundación escurialense, había encontrado algún reflejo en la onomástica común entre sus vasallos. Desde una perspectiva propia de la historia cultural, tan atenta como está a las escalas, a la circulación transversal de modelos y a la fabricación compartida de signos de reconocimiento mutuo, todavía hoy esa pregunta me provoca la más sincera admiración.

  • 2 Tanto para la problemática definición historiográfica de la historia cultural como para el reconoci (...)
  • 3 Seguimos a Peña Díaz, op. cit., p. 183.
  • 4 Bartolomé Bennassar, Valladolid au Siécle d´Or. Une ville de Castille et ses campagnes au xvie sièc (...)

4Aunque sea cierto que la obra de Bartolomé Bennassar no puede ser enmarcada propiamente dentro de las, siempre elusivas, fronteras de la historia cultural, no puede ignorarse el enorme calado de sus aportaciones a la conformación de esta concreta perspectiva académica en España2. Ya en su Valladolid au Siècle d´Or, de 1967, además de prestarle atención a la producción tipográfica y a la posesión de libros en la ciudad castellana3, Bennassar se ocupó de artistas, palacios, iglesias y colecciones en “L´art et la culture” –memorable capítulo sexto de la parte dedicada a perfilar la “Définition d'un style de vie4”.

  • 5 Bartolomé Bennassar, “L´art et la Monarchie espagnole”, en Anne-Marie Cocula y Marie Boisson-Gabarr (...)

5Pero acaso es en su “L´art et la Monarchie espagnole”, de 2001, donde cabe encontrar cristalizada de la forma más sintética su contribución a la consideración de la “vocation politique” del arte en los siglos xvi y xvii. Por ejemplo, a propósito de la poderosa mole laurentina, Bennassar afirma que “l´Escorial était en lui même un message” o que, más genéricamente, cabe considerar el arte “comme diffuseur des messages de la monarchie”. En suma, proclamaba que “à l´époque des Habsbourg d'Espagne la relation entre la monarchie et l´art est essentielle5”.

  • 6 Luis Díez del Corral, Velázquez, la Monarquía e Italia, Madrid, Espasa-Calpe, 1979.
  • 7 José Antonio Maravall, La cultura del Barroco. Análisis de una estructura histórica, Barcelona, Ari (...)

6A la luz de esta propuesta, en la que no dejan de oírse los ecos de un sustrato común a favor de una historia cultural de la política en el que también bebieron Luis Díez del Corral6 y José Antonio Maravall7, no es sorprendente que los escenarios principales que son recreados en “L´art et la Monarchie espagnole” sean, junto a la Nápoles de los virreyes, El Escorial de Felipe II y el Buen Retiro de Felipe IV y Olivares. Por supuesto, resulta patente que hoy en día son esos tres escenarios los que siguen concentrando una buena parte de la atención historiográfica en el actual debate sobre la Monarquía de España y, parafraseando a Don Bartolomé, la “vocation politique” de sus formas culturales.

  • 8 Bartolomé Bennassar, Pérégrinations ibériques. Esquisse d´ego-histoire, Madrid, Casa de Velázquez, (...)

7En sus impagables Pérégrinations ibériques, Bennassar recuerda con justicia la primera visita al Museo del Prado que realizó durante su augural viaje a España de 1951. Allí pudo ver pinturas del Bosco que provenían del San Lorenzo filipino y se detuvo “en arrêt” ante la Recuperación de Bahía de San Salvador que Juan Bautista Maíno había pintado para el Salón de Reinos del Buen Retiro8. Pero, ante todo, pudo encontrarse entonces por vez primera con Velázquez, un hecho que, también en su caso, marcó su posterior relación con los museos y el arte.

  • 9 “Ma première rencontre avec Les Ménines me persuada (après réflexion) que j´avais tout à apprendre (...)

8Después de evocar sus impresiones ante Las Meninas, cuyos gestos, lenguaje y sentido confiesa todavía no poder comprender9, afirma que

  • 10 Ibid.

Il est vrai que ma visite au Prado était ma première experiénce sérieuse avec la peinture des grands maîtres. Elle eut pour moi une réelle importance […], je compris au moins que la fréquentation des grands musées était indispensable à la réflexion historique. Ce n´était pas un résultat négligeable et ce fut une grande leçon10.

  • 11 Bartolomé Bennassar, Les Lances de Breda de Vélasquez, Paris, Armand Colin, 2008.
  • 12 Bartolomé Bennassar, Vélasquez: une vie, Paris, Éditions de Fallois, 2010. Merece la pena recordar (...)

9Más tarde, se ocuparía monográficamente de un cuadro tan singular como Las lanzas11 –pensado también para el conjunto palatino del Buen Retiro– y le dedicaría una resonante biografía al pintor sevillano publicada en 201012.

  • 13 Por supuesto, hay un capítulo específicamente dedicado al gran cuadro del Prado, “Les Ménines, une (...)

10Su Vélasquez: une vie es, de alguna manera, una vuelta a los inicios de aquella visita al Prado realizada sesenta años atrás durante su primer viaje español. Ni que decir tiene que el joven Bennassar se había convertido a la sazón en un magnífico historiador capaz no sólo de colmatar las lagunas de interpretación que, a la luz de su memoria en las Pérégrinations, habría tenido en 1951, sino que también era el consumado maestro que había hecho posible que una generación entera de historiadores comprendiera mejor los gestos y el sentido de la pintura de Diego Velázquez13.

11El singular “Vélasquez” de Bennassar parece la decantación de la mismísima ejecutoria historiográfica de su autor. Se entiende bien así que, por ejemplo, se preste tanta atención a los medios urbanos de Sevilla, Madrid y Roma en los que vivió el artista viajero, se interrogue por la supuesta hidalguía y el origen de su familia o no se olviden ni los detalles del trabajo en los talleres ni las realidades de la vida diaria, tal y como –“les mots et les choses”– se reflejan en inventarios de bienes.

  • 14 Así se puede leer en la contracubierta de Vélasquez, op. cit.
  • 15 Sobre esta tradición, que sirve de contexto a la obra de Bennassar, remitimos a Paul Guinard, “Velá (...)

12No obstante, desde 1951, en la mirada fascinada de Bennassar se mantiene una indudable emoción ante la obra de Velázquez, un pintor que “incarne à lui seul toute la peinture espagnole, et peut-être la peinture toute entière14”. En esto, como prueban las páginas del capítulo titulado “Survivre” abierto oportunamente con Édouard Manet, el autor se convierte en epígono de la larga tradición francesa de admiradores del arte español y, en términos más generales, del “Spanish taste” o del “goût de l´Espagne15”.

  • 16 Bartolomé Bennassar y Bernard Bessière, Espagne: histoire, société, culture, Paris, La Découverte, (...)
  • 17 Lucile y Bartolomé Bennassar, Le voyage en Espagne. Anthologie des voyageurs français et francophon (...)

13En una obra pensada para el público muy amplio, Espagne: histoire, société, culture, escrita con Bernard Bessière, se ofrece una suerte de guía para viajeros que partan hacia España con su aquel de admiración y curiosidad mezclado con algún que otro recelo y disgusto16. Pero es en Le voyage en Espagne, compuesto en colaboración con Lucile Bennassar, donde se hace una maravillosa antología de los relatos en los que bajo cualquier forma, de la carta al diario, los viajeros franceses y francófonos se enfrentaron, en general, a las “Cosas de España”17.

  • 18 Bartolomé Bennassar (dir.), L´Inquisition espagnole, xve-xviie siècle, Paris, Hachette, 1979. Al Sa (...)
  • 19 Por ejemplo, Bartolomé Bennassar y Jean-Pierre Dedieu, “Réflexions à propos de la mort d'Anne d´Aut (...)
  • 20 Sobre el autor de los Études sur l'Espagne et sur les influences de la littérature espagnole en Fra (...)
  • 21 María del Rosario Álvarez Rubio, Las historias de la literatura española en la Francia del siglo xi (...)

14En este Le voyage en Espagne, así como en sus estudios sobre el Santo Oficio inquisitorial, el autor se adentró en la frondosa maraña de estereotipos que se tejen y destejen en la llamada Leyenda Negra18. No obstante, también hay que recordar sus aportaciones a la abundante historiografía gala sobre “l´influence”, ante todo literaria y cultural, de España en la Francia de la Edad Moderna19 y que hunde sus raíces en el Romanticismo, con figuras tan singulares como Philarète Euphemon Chasles, y su curso de “Littérature étrangère et comparée” de 183520, o Louis Viardot, tan importante para la fortuna del Prado y de la pintura del xvii española en la Francia decimonónica21.

  • 22 Sobre el concepto historiográfico, Patricia Molins y Pedro G. Romero (coms.), La noche española. Fl (...)
  • 23 Así reza un epígrafe de Le voyage en Espagne, “Les cigarières de Seville: naissance de Carmen” en “ (...)

15El expresivo relato de Pérégrinations ibériques antes citado podría tanto ser incorporado a una edición aumentada de Le voyage en Espagne, que abarcase también el asendereado siglo xx, como en la abundante bibliografía sobre el indudable French taste por nuestro arte barroco. Y, aunque Bennassar no siempre se libra de la sombra alargada del tópico de la Noche española22 y rinde también su cuarto de espadas a la “naissance de Carmen23”, consigue huir de los estereotipos nacionales más comunes gracias a un metódico trabajo documental y bibliográfico.

  • 24 Bartolomé Bennassar, Histoire de la tauromachie. Une société du spectacle, Paris, Desjonquères, 199 (...)
  • 25 Daniel-Henri Pageaux, “Recherche sur l´imagologie: de l´Histoire culturelle à la Poétique”, Revista (...)
  • 26 Remitimos también a Ana Álvarez López, La fabricación de un imaginario. Los embajadores de Luis  XI (...)

16Historiador del espectáculo, del urbano e, incluso, el inquisitorial, pero, ante todo, del taurino, que considera expresamente un “produit social24”, bien podría decirse que Bennassar se convierte en un observador privilegiado de los múltiples avatares de ese “goût de l´Espagne” a lo largo del último medio milenio. En este sentido, no sólo fue un historiador de España –e, incluso, de lo español, un carácter de cuya existencia parece haber dudado acaso menos que muchos españoles–, sino también un analista de la imagen de España25 y de su fabricación26.

  • 27 Alfred Morel Fatio, “Comment la France a connu et compris l´Espagne depuis le Moyen Âge jusqu´à nos (...)

17A su manera, Don Bartolomé respondió, con la renovada metodología propia de su tiempo, a la doble pregunta del “comment la France a connu et compris l'Espagne” de Alfred Morel Fatio, cumpliendo así con su parte del gran y más que centenario proyecto hispanista “de raviver autant que possible le goût des choses de l´Espagne, en les expliquant de notre mieux27”.

  • 28 Este interés por la respuesta ante la Leyenda Negra hace especialmente interesante el volumen Yolan (...)

18Acaso demasiado obsesionados por debelar la influencia nefasta de las leyendas negras –materia que ha generado algunos libros que deberían presentarse antes en las secciones de autoayuda de las librerías que en las de Historia–, no se le presta la suficiente atención a la recepción hispánica de las invectivas en su contra y aún menos a la activa respuesta que pudo llegar a plantearse ante ellas28.

  • 29 Philarète E. Chasles, La France, l´Espagne et l´Italie au xviie siècle, Paris, G. Charpentier, 1877 (...)

19Sabedores de que, valga la expresión, Non placet Hispania, no todos los poderes de la España de los Austrias se quedaron mudos, presos de la supuesta y orgullosa “fierté silencieuse” que Chasles consideraba característica de los españoles29. Una recetería tipográfica de 1615 que trata de viajeros, y franceses, que recorren Castilla viene a revelar que no eran otros que los propios castellanos quienes se daban a sí mismo en espectáculo. A buen seguro que la anécdota le gustaría a Bartolomé Bennassar.

  • 30 Fernando de Acevedo, [Íntima sobre los preparativos del viaje de las bodas reales]. S.l. [Burgos?], (...)

20Se trata de una íntima impresa que Fernando de Acevedo, Arzobispo de Burgos, hizo difundir en julio de 1615, entre los eclesiásticos –vicarios, curas, beneficiados y demás eclesiásticos– de los distintos lugares que en su archidiócesis “son passo ordinario de Francia a Madrid, y Valladolid30” y que podrían llegar a ser visitados por el cortejo que acompañaría a Isabel de Borbón en su futura jornada desde el Bidasoa hacia el corazón de Castilla. Para la ocasión el prelado señalaba que

Y porque en la ocasión que se espera de la jornada de Francia, vendrá gente de diuersas naciones, y passarán por algunos lugares deste Arçobispado, y unos con deuoción y piedad Christiana, y otros con vana curiosidad, o ambiciosa emulación, pondrán los ojos en el asseo y linpieza de los Templos, ornato de los Altares y Sacristías, obseruancia de las ceremonias y piadosa reuerencia del culto diuino, y en el trato modesto y venerable, hábito limpio y decente de los Sacerdotes.

21A la espera de tales viajeros y para que creciese “la opinión de España” mediante la satisfacción de su devoción, pero, repárese, también de su curiosidad, el Arzobispo invitaba a los eclesiásticos mostrar sus mejores galas. Para lograrlo, les sugería que “sin descuydo ni remissión alguna” se prestasen “unas Iglesias a otras, los ornamentos de plata que tuuieren”, juntándose “los Sacerdotes de los lugares vezinos, en los que fueren passo común, y hospedage de los Franceses”.

  • 31 José María Perceval, Opinión pública y publicidad (siglo xvii). Nacimiento de los espacios de comun (...)

22Sin duda, los viajeros franceses verían con devoción o con curiosidad los ornamentos y las ceremonias de los templos que encontrasen a lo largo de su jornada. Acaso, sin llegar a saber que lo que veían podía no ser otra cosa que, propiamente, un espectáculo planeado desde hacía meses para que creciera “la opinión de España31”.

  • 32 Apenas a título de referencia remitimos a algunos títulos que anuncian el debate sobre la opinión e (...)

23Aclarar a qué se refería exactamente el prelado burgalés al proponer como objetivo expreso de su impresito de 1615 que aumentase “la opinión de España” constituye todo un reto hoy para la historia cultural de la política32. Además de una obvia reflexión sobre que se preocupaba por la reputación del Rey Católico y el corazón de su extensa Monarquía, la retórica de la Íntima esconde algún eco misional, como si hubiera creído posible convertir, industriosamente, a algún foráneo mediante el lucimiento en ceremonias y ornamentos. No obstante, no se puede ignorar que Acevedo podía estar simplemente buscando ganar reputación ante la corte de Felipe III en una coyuntura de la que, a la postre, resultaría promovido a la presidencia del Consejo de Castilla.

  • 33 Sobre las tecnologías escritas y el saber del despacho en la alta Edad Moderna hispánica resultan e (...)

24Lo que parece de la mayor relevancia hoy es que el Arzobispo hubiera recurrido a la imprenta como instrumento para conseguir sus intenciones, sean cuales fueran éstas33. Las grises prensas, que difundían su orden de una manera uniforme, podían aliarse entonces con la voluntad de lograr un espectáculo en la muy visual España moderna, entre la opinión y la fabricación de una imagen centenaria que fascinó a Bartolomé Bennassar, convertido en su singular espectador e intérprete.

Haut de page

Notes

1 Bartolomé Bennassar, “La vida y la muerte en El Escorial en tiempos de Felipe II”, en El Escorial. Biografía de una época. [La historia] [catálogo de la exposición celebrada en la Biblioteca Nacional de España, Madrid, octubre/noviembre de 1986, con motivo del IV centenario del Monasterio de El Escorial] Madrid, Ministerio de Cultura, 1986, p. 54-70.

2 Tanto para la problemática definición historiográfica de la historia cultural como para el reconocimiento de la huella gala en su particular aclimatación hispana, con especiales referencias a Bennassar, remitimos a Manuel Peña Díaz, “La historiografía francesa en la historia cultural de la Edad Moderna española. Breve balance de su influencia”, en Benoît Pellistrandi (dir.), La historiografía francesa del siglo xx y su acogida en España, Madrid, Casa de Velázquez, 2002, p. 177-188.

3 Seguimos a Peña Díaz, op. cit., p. 183.

4 Bartolomé Bennassar, Valladolid au Siécle d´Or. Une ville de Castille et ses campagnes au xvie siècle, Paris-La Haye, Mouton &Co, 1967, p. 493-529.

5 Bartolomé Bennassar, “L´art et la Monarchie espagnole”, en Anne-Marie Cocula y Marie Boisson-Gabarron (edras.), Adhésion et résistences à l´État en France et en Espagne, 1620-1660, Bordeaux, Presses Universitaires de Bordeaux, 2001, p. 173-184; las citas corresponden a las páginas 173 y 177-178.

6 Luis Díez del Corral, Velázquez, la Monarquía e Italia, Madrid, Espasa-Calpe, 1979.

7 José Antonio Maravall, La cultura del Barroco. Análisis de una estructura histórica, Barcelona, Ariel, 1975.

8 Bartolomé Bennassar, Pérégrinations ibériques. Esquisse d´ego-histoire, Madrid, Casa de Velázquez, 2018, p. 21-22.

9 “Ma première rencontre avec Les Ménines me persuada (après réflexion) que j´avais tout à apprendre du langage des grands peintres: je ne comprenais ni l´extraordinaire science de la composition, ni la signification du miroir dans lequel apparaissait le couple royal, ni le sens du geste du peintre qui avait interrompu son travail”, op.cit, p. 22.

10 Ibid.

11 Bartolomé Bennassar, Les Lances de Breda de Vélasquez, Paris, Armand Colin, 2008.

12 Bartolomé Bennassar, Vélasquez: une vie, Paris, Éditions de Fallois, 2010. Merece la pena recordar aquí el oportuno juicio de Bernard Vincent a propósito de que la obra de Bennassar demostraría que la historia serial y los estudios de caso no son perspectivas historiográficas irreconciliables, Bernard Vincent, “Bartolomé Bennassar in memoriam”, Cuadernos de Historia Moderna, 2019, 44(1), p. 284-285.

13 Por supuesto, hay un capítulo específicamente dedicado al gran cuadro del Prado, “Les Ménines, une provocation”, Vélasquez.., p. 223-235.

14 Así se puede leer en la contracubierta de Vélasquez, op. cit.

15 Sobre esta tradición, que sirve de contexto a la obra de Bennassar, remitimos a Paul Guinard, “Velázquez et les romantiques français”, Varia Velazqueña, Madrid, Dirección General de Bellas Artes, 1960, I, p. 561-573; Ilse Hempel Lipchutz, Spanish painters and French Romantics, Cambridge (Mass.), Harvard University Press, 1972 ; Jeanine Baticle y Cristina Marinas, La galerie espagnole de Louis-Philippe au Louvre, 1838-1848, Paris, Éditions de la Réunion des Musées Nationaux, 1981; María de los Santos García Felguera, La fortuna de Murillo (1682-1900), Sevilla, Diputación Provincial, 1989 ; y Viajeros, eruditos y artistas. Los europeos ante la pintura española del siglo de oro, Madrid, Alianza, 1991; Alixa Luxenberg, “Over the Pyrenees and through the looking-glass: French Culture reflected in its imagery of Spain”, en Suzanne L. Stratton-Pruitt (com.), Spain, Espagne, Spanien. Foreign artists discover Spain: 1800-1900 [catálogo], New York, The Equitable Gallery/Spanish Institute, 1993, p. 11-32; Gisèle Caumont, “Velázquez dans le miroir du xixe siècle en France”, en Velázquez et la France. La découverte de Velázquez par les peintres français [catálogo], Castres, Musée Goya, 1999, p. 55-85; Geneviève Lacambre y Gary Tinterow (coms.), Manet-Velázquez. La manière espagnole au xixe siècle, [catálogo], Paris, Éditions de la Réunion des Musées Nationaux, 2002; Suzanne L. Stratton-Pruitt (edra.), Velázquez´s Las Meninas, Cambridge, Cambridge University Press, 2003; Alisa Luxenberg, The Galerie Espagnole and the Museo Nacional. 1835-1853. Saving Spanish Art, or the politics of patrimony, Aldershot, Ashgate, 2008; Javier Portús, El concepto de pintura española. Historia de un problema, Madrid, Verbum, 2012, máxime p. 129-185; o, de nuevo, A. Luxenberg, Secret and glory. Baron Taylor and his “Voyage pittoresque en Espagne”, Madrid-New York, CEEH-CSA-Hispanic Society of America, 2013. Quisiera recordar aquí el magisterio de María de los Santos García Felguera, que fue la primera persona en llamar mi atención sobre esta materia.

16 Bartolomé Bennassar y Bernard Bessière, Espagne: histoire, société, culture, Paris, La Découverte, 2009, publicado en la colección Les guides de l´état du monde. La obra ha sido corregida y aumentada en nuevas ediciones aparecidas en 2012 y 2017.

17 Lucile y Bartolomé Bennassar, Le voyage en Espagne. Anthologie des voyageurs français et francophones du xvie au xixe siécle, Paris, Laffont, 1998.

18 Bartolomé Bennassar (dir.), L´Inquisition espagnole, xve-xviie siècle, Paris, Hachette, 1979. Al Santo Oficio se dedica específicamente uno de los textos del presente volumen, por ello nos limitaremos a remitir a propósito de la leyenda negra a la reseña de Jean-Pierre Amalric “Bartolomé Bennassar et al., L'Inquisition espagnole, xve-xixe siècle [compte-rendu]”, Annales. Economies, sociétés, civilisation, 1981, 36- 6, p. 1079-1082.

19 Por ejemplo, Bartolomé Bennassar y Jean-Pierre Dedieu, “Réflexions à propos de la mort d'Anne d´Autriche. Le thème des vanités et fins dernières dans l´Espagne du xviie siècle”, en Charles Mazouer (edr.), L'âge d'or de l'influence espagnole. La France et l'Espagne à l'époque d'Anne d'Autriche, 1615-1666. Actes du 20e colloque du C. M. R. 17, placé sous le patronage de la Société d'Etudes du xviie siècle et de l'Université de Bordeaux III (Bordeaux, 25-28 janvier 1990), Mont-de-Marsan, InterUniversitaires, 1991, p. 101-112. Para un planteamiento global de la recepción de lo hispánico en la Francia del xvii, entre la hispanomanía y la Leyenda Negra, Jean-Frédéric Schaub, La France spagnole. Les racines hispaniques de l´absolutisme français, Paris, Éditions du Seuil, 2003.

20 Sobre el autor de los Études sur l'Espagne et sur les influences de la littérature espagnole en France et en Italie (Paris, Amyot, 1847), remitimos a Claude Pichois, Philarète Chasles et la vie littéraire au temps du Romantisme, 2 vols., Paris, Librairie José Corti, 1965.

21 María del Rosario Álvarez Rubio, Las historias de la literatura española en la Francia del siglo xix, Zaragoza, Prensas Universitarias de Zaragoza, 2007.

22 Sobre el concepto historiográfico, Patricia Molins y Pedro G. Romero (coms.), La noche española. Flamenco, vanguardia y cultura popular. 1865-1936 [exposición], Madrid, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofia, 2008. La muestra se incardina en la estela de Ángel González y su augural “La noche española”, El Paseante, 1981, 18-19, p. 68-79. Ninotchka D. Bennahum, Antonia Mercé, La Argentina. Flamenco and the Spanish avant-garde, Hanover, Wesleyan University Press, 2000; y Carmen: a gypsy geography, Middelton, Wesleyan University Press, 2013.

23 Así reza un epígrafe de Le voyage en Espagne, “Les cigarières de Seville: naissance de Carmen” en “Cosas de España”.

24 Bartolomé Bennassar, Histoire de la tauromachie. Une société du spectacle, Paris, Desjonquères, 1993, p. 9.

25 Daniel-Henri Pageaux, “Recherche sur l´imagologie: de l´Histoire culturelle à la Poétique”, Revista de Filología francesa, 1995, 8, p. 135-160; y sobre la “comparative imagology” actual, esa particular derivación de los estudios literarios a propósito de los clichés de los nacionalismos, José Manuel López de Abiada y Augusta López Bernasocchi (edrs.), Imágenes de España en culturas y literaturas europeas. Siglos xvi-xvii, Madrid, Verbum, 2004 ; Joep Leerssen, National thougth in Europe : a cultural history, Amsterdam, Amsterdam University Press, 2006 ; Manfred Beller y Joep Leerseen (edrs.), Imagology. The cultural construction and literary representation of national characters. A critical survey, Amsterdam-New York, Rodopi, 2007 ; o Luc van Doorslaer, Peter Flynn y Joep Leerssen (edrs.), Interconnecting translation studies and imagology, Amsterdam-Philadelphia, John Benjamins, 2015.

26 Remitimos también a Ana Álvarez López, La fabricación de un imaginario. Los embajadores de Luis  XIV y España, Madrid, Cátedra, 2008.

27 Alfred Morel Fatio, “Comment la France a connu et compris l´Espagne depuis le Moyen Âge jusqu´à nos jours”, Études sur l´Espagne. Première série, Paris, F. Vieweg, 1888, p. vi-xi [Avant-propos] 1-140; la cita p. vii.

28 Este interés por la respuesta ante la Leyenda Negra hace especialmente interesante el volumen Yolanda Rodríguez Pérez, Antonio Sanchez Jiménez y Harm Den Boer (eds.), España ante sus críticos. Las claves de la Leyenda Negra, Madrid-Frankfurt am Main, Iberoamericana-Vervuert, 2015. Ha de llamarse la atención sobre grandes empresas editoriales que no llegaron a completarse, como la de Juan Alonso Calderón a mediados del reinado de Felipe IV o la de Scioppius en el Madrid de Felipe III. Sobre ésta, José Manuel Floristán Imízcoz, “De admirandis Hispaniae. Esbozo de tratado sobre las grandezas de España de Caspar Schoppe”, Boletín de la Real Academia de la Historia, 2012, 209-2, p. 231-254. Scioppius hizo un llamamiento impreso para que todos cuantos quisieran suministrarle informaciones laudatorias sobre España se dirigieran a él con el objeto de incorporarlas en su De admirandis Hispaniae.

29 Philarète E. Chasles, La France, l´Espagne et l´Italie au xviie siècle, Paris, G. Charpentier, 1877, p. 213.

30 Fernando de Acevedo, [Íntima sobre los preparativos del viaje de las bodas reales]. S.l. [Burgos?], n.i., 1615. Remitimos a esta nota para todas las citas a continuación en el texto. Agradezco a la amable propietaria de la única copia conocida de este impreso la generosa licencia que me ha concedido para dar noticia de la íntima.

31 José María Perceval, Opinión pública y publicidad (siglo xvii). Nacimiento de los espacios de comunicación pública en torno a las bodas reales de 1615 entre Borbones y Habsburgo, Barcelona, Universitat Autònoma de Barcelona, 2003, tesis doctoral consultable en https://www.tdx.cat/handle/10803/4178#page=1 .

32 Apenas a título de referencia remitimos a algunos títulos que anuncian el debate sobre la opinión en la España de los Austrias, como los de Fernando Bouza, Papeles y opinión. Políticas de publicación en el Siglo de Oro, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 2008 ; Antonio Castillo Gómez y James Amelang (eds.), Opinión pública y espacio urbano en la Edad Moderna, Gijón, Trea, 2010; o Michele Olivari, Avisos, pasquines y rumores. Los comienzos de la opinión pública en la España del siglo xvii, Madrid, Cátedra, 2014.

33 Sobre las tecnologías escritas y el saber del despacho en la alta Edad Moderna hispánica resultan esenciales las monografías de Arndt Brendecke, Imperium und Empirie. Funktionen des Wissens in der Spanischen Kolonialherrschaft, Köln-Weimar-Wien, Böhlau Verlag, 2009; y Guillaume Gaudin, Penser et gouverner le Nouveau Monde au xviie siècle. L´empire de papier de Juan Díaz de la Calle, commis du Conseil des Indes, Paris, L´Harmattan, 2013.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Fernando Bouza, « Le goût de l´Espagne. Opinión y “cosas” de una España imaginada desde y con Bartolomé Bennassar »Les Cahiers de Framespa [En ligne], Hors-série 1 | 2020, mis en ligne le 15 mars 2020, consulté le 14 juin 2024. URL : http://journals.openedition.org/framespa/7624 ; DOI : https://doi.org/10.4000/framespa.7624

Haut de page

Auteur

Fernando Bouza

Fernando Bouza, Catedrático de Historia Moderna, Universidad Complutense de Madrid, ortegal@ucm.es  ; código Orcid: 0000-0002-8419-0643

Haut de page

Droits d’auteur

CC-BY-NC-ND-4.0

Le texte seul est utilisable sous licence CC BY-NC-ND 4.0. Les autres éléments (illustrations, fichiers annexes importés) sont « Tous droits réservés », sauf mention contraire.

Haut de page
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search