Skip to navigation – Site map

HomeNuméros9VariaFray Hernando de Talavera y el ne...

Varia

Fray Hernando de Talavera y el neo-ebionismo converso

Fabio Lichtensztein

Abstracts

This research article aims give an answer what was the reason why used the counsellor and confessor of Queen Isabella the Catholic, the monk Jeronimo Fray Hernando de Talavera in his book Católica Impugnación, of a related term with the beginnings of early Christianity, attributed to a heretical sect called the "Ebionites" as part of his description of the relationship between Christians, Converts and Jews in Spain at the end of the 15th century.

Top of page

Full text

Introducción

1Este articulo tiene como objetivo investigar las razones que llevaron al consejero y confesor de la reina Isabel la Católica, el monje jerónimo fray Hernando de Talavera (14281507), a utilizar en su libro la “Católica Impugnación” un término relacionado con los comienzos del Cristianismo atribuido a una “secta hereje” llamada los “Ebionitas” como parte de su descripción frente al fenómeno Cristiano Nuevo o Judeoconverso en la España al fin del siglo XV. Analizaré el uso del término “Ebionita” en un contexto marcado por la inminente irrupción de una Inquisición ya autorizada por medio de una bula papal desde el año 1478. La inquisición centraría su persecución contra el público judeoconverso en un ambiente en el que determinados sectores eclesiásticos apoyaban la exclusión social de algunos de estos cristianos nuevos como portadores de una supuesta tendencia a judaizar y de no integrarse al seno de la sociedad cristiana vieja. Sin embargo, para fray Talavera, sus ataques contra el “Ebionismo” judeoconverso, sería una manera de embanderar la polémica religiosa y la evangelización, como alternativa a la represión inquisitorial.

2Para comprender el uso del término “Ebionita” en este artículo, esbozaré una breve introducción acerca de quienes fueron dichos Ebionitas en la historia del cristianismo primitivo. Además, analizare si estos hicieron una reaparición histórica en la época de fray Talavera, o si bien fueron utilizados por el jerónimo como una categoría heresiológica para describir ciertos puntos de similitud entre las prácticas y creencias religiosas de los auténticos “Ebionitas” en el pasado con aquellas supuestamente existentes entre algunos judeoconversos de la España de finales del siglo XV. También demostrare si el uso del término “Ebionita” por fray Talavera era polémico en contra lo que él percibió como ciertas tendencias sincretistas judeo-cristianas existentes entre algunos conversos.

3El uso polémico del término “Ebionita” resultó indirectamente una manera de contrarrestar el proceso de establecimiento de una incipiente persecución inquisitorial y de evitar la instauración de leyes y mecanismos de exclusión en contra de la totalidad del grupo converso, calificados de poseer sangre impura, mediante la propuesta de una alternativa. Esta alternativa implica que para fray Talavera se debía confrontar el problema de la integración de los judeo-conversos no como una cuestión étnica generalizada, si no como una cuestión doctrinal, que, en caso de llevarse con éxito, implicaría que en la España de finales del siglo XV se estaría recreando una cristiandad pura y ejemplar tal como lo fue durante los primeros momentos de la Iglesia primitiva.

  • 1 David Nirenberg, “Mass Conversion and Genealogical Mentalities: Jews and Christians in Fifteenth-Ce (...)

4Para finalizar, me referiré a la utilización del término “Ebionita” en la “Católica Impugnación”, dando ejemplos de cómo este término fue empleado por fray Talavera para abordar dos épocas diferentes. La primera referencia es el cristianismo en los siglos I y II, cuando judíos y gentiles se unían en una misma comunidad de creyentes en Cristo. La segunda era la situación que se vivía en España del siglo XV, que evocaba aquellos primeros tiempos de la Iglesia, ante la existencia de un nuevo fenómeno socio-religioso cristiano nuevo/cristiano viejo creado por la conversión en masa de los judíos al cristianismo. En este contexto, la utilización del término “Ebionita” muestra el advenimiento del fenómeno judeoconverso en España tras las conversiones en masa, exacerbando cuestiones de linaje en lo que David Nirenberg llamó “viraje genealógico” (“genealogical turn”), pero también cuestiones en lo referente a las identidades religiosas.1 También evocó aquellas dificultades de integración entre cristianos de origen judío o gentil, que desde el comienzo de la cristiandad tuvieron que enfrentar Pablo y los Padres de la Iglesia.

La cuestión de los Conversos y la “Católica Impugnación”

  • 2 Haim Beinart, “The Records of the Inquisition: A Source of Jewish and Converso History”, in Proceed (...)

5A continuación, esbozaré la evolución de la cuestión judeoconversa a través de lo narrado en la “Católica Impugnación”. Por una parte, los investigadores contemporáneos que se centran en los estudios judaicos veían a la mayoría de los judeoconversos como un grupo de personas formado casi en su totalidad por judaizantes. Los judaizantes serían aquellos judíos que fueron bautizados mediante coerción y violencia, que de manera clandestina siguieron con las prácticas, tradiciones y rituales de las leyes mosaicas del pasado. Estos investigadores sostienen que la identidad de los conversos era mayoritariamente judía y que aquellos que habían optado por abrazar el cristianismo con fervor eran un grupo pequeño, marginal y exótico (véase la opinión de Benzion Netanyahu que veía a los conversos como un grupo mayoritariamente compuesto por cristianos verdaderos).2

  • 3 Marcel Bataillon, Erasmo y España: estudios sobre historia espiritual del siglo XVI (México: Fondo (...)

6Por la otra parte, los investigadores de la historia y de la cultura hispánica que inquirieron en el aporte crucial que tuvieron una buena parte de los cristianos nuevos de origen judío en la vida religiosa, la espiritualidad cristiana española y la literatura religiosa en la península Ibérica, han puesto el énfasis en la importancia de este grupo en la renovación del cristianismo Ibérico de aquel entonces.3

  • 4 Jonas A. Van Praag, "Almas en Litigio”, Clavileño, 1 (1950), 14–26.
  • 5 David L. Graizbord, Souls in Dispute: Converso Identities in Iberia and the Jewish Diaspora, 1580–1 (...)

7Sin embargo, en los últimos años surgió una creciente convergencia entre ambas maneras de percibir el fenómeno judeoconverso, especialmente con la adopción de los estudios culturales, donde se viene insistiendo en los aspectos híbridos, dinámicos, sinérgicos y plurales de las identidades que componían el grupo judeoconverso. Este cambio de percepción historiográfica, además de evitar la catalogación del grupo judeoconverso de acuerdo con criterios fijos y preestablecidos, insiste en la heterogeneidad de sus identidades y en la combinación existente de su cultura y percepción religiosa. De esta manera, si en los años cincuenta del siglo XX el hispanista Jonás Van Praag calificaba a los conversos que retornaron a la diáspora sefaradí como portadores de “Almas en Litigio”,4 hoy en día se pone hincapié en las harmonizaciones que existieron entre los diversos ingredientes culturales y religiosos de muchos de los judeoconversos que “retornaron” al judaísmo en la diáspora sefaradí o que permanecieron en la península Ibérica.5

8Este articulo integra esta percepción historiográfica, al contemplar la posibilidad de que en el seno del grupo judeoconverso existiesen creyentes en el evangelio y en los principios del cristianismo, que reconocían el origen judío del mesías y de sus primeros seguidores, así como con la necesidad de continuar con la práctica parcial de la ley mosaica. De confirmarse esta hipótesis, lo que fray Talavera describía en su “Católica Impugnación” como “Ebionismo” no sería entonces la mera proyección de categorías heresiológicas propias de la tradición cristiana sino que, al mismo tiempo, podría reflejar una identidad “hibrida” judeocristiana existente en algunos cristianos de origen judío.

  • 6 Marcel Bataillon, Erasmo y España: estudios sobre historia espiritual del siglo XVI, 176–189.

9Ya en su momento, Marcel Bataillon explicó la afinidad de muchos conversos de los comienzos del siglo XVI por la obra de Erasmo de Rotterdam, debido a un substrato Paulino en común que enfatizaba la función socialmente armonizadora del espíritu y la fe en Cristo como cabeza del “cuerpo místico” (1 Corintios 12:12-14; Colosenses 1: 18, 24; Romanos 12: 5, Efesios 3: 6 y 5: 23).6 De hecho, lo que se podría llamar “neo-ebionismo” en la España de fines del siglo XV es el resultado inesperado de una nueva manera inusual de percibir e interpretar el mensaje de Pablo entre muchos de los judeoconversos españoles, siendo una manera de conciliar la integración entre judíos y gentiles, manteniendo los primeros su especificidad judeocristiana.

  • 7 Marcel Bataillon, Erasmo y España: estudios sobre historia espiritual del siglo XVI, 176–189; Franc (...)
  • 8 Francisco Márquez de Villanueva, Investigaciones sobre Juan Álvarez Gato. Contribución al conocimie (...)
  • 9 John G. Gager, Reinventing Paul (New York: Oxford University Press, 2002); Paula Fredriksen, Paul: (...)

10Frente a la desunión y rencor que caracterizaba la importancia que se daba al linaje y a la etnia, fue el hispanista Francisco Márquez de Villanueva que desde los años sesenta reveló el aporte Paulino en la constitución de sensibilidades teológicas existentes entre muchos cristianos de origen judío durante la segunda mitad del siglo XV.7 Márquez de Villanueva enfatizó la propia posición de fray Talavera como portador de una visión evangelizadora frente a los conversos que se basaba en una lectura proto-erasmista del apóstol Pablo.8 Los “Ebionitas” denunciados en la “Católica Impugnación” serían aquellos que resistieron la primacía del espíritu sobre la letra enarbolada por el “Apóstol de los Gentiles” (2 Corintios 3:7) ante el apóstol Pedro en Antioquía (según Gálatas 2:11-13, y Hechos 11), aunque podría ser también fruto de una lectura judeocristiana de sus epístolas, tal como hoy en día la han realizado algunos exégetas de Pablo, a la luz de una búsqueda de afianzar las raíces judías del cristianismo.9

  • 10 Isabella Iannuzzi, El Poder de la Palabra en el Siglo XV: Fray Hernando De Talavera (Salamanca: Jun (...)
  • 11 Stefania Pastore, Una Herejía Española: Conversos Alumbrados e Inquisición (1449-1559).
  • 12 Felipe Pereda, Las Imágenes de la Discordia (Madrid: Marcial Pons, 2007).
  • 13 Maria L. Giordano, “La Ciudad De Nuestra conciencia”: Los Conversos y La construcción De La Identid (...)
  • 14 Bruce Rosenstock, New Men: Conversos Christian Theology, and Society in XV Century Castile (London: (...)
  • 15 Claude B. Stuczynski, “Converso Paulinism and Residual Jewishness: Conversion from Judaism to Chris (...)

11Existen investigaciones sobre la integración teológica eclesiológica de los judeoconversos durante la vida de fray Talavera por Isabella Iannuzzi,10 Stefania Pastore11 y Felipe Pereda.12 A su vez, María Laura Giordano,13 Bruce Rosenstock14 y Claude B. Stuczynski,15 han ampliado el espectro de la influencia paulina en el grupo judeoconverso. En todos estos casos, se ha puesto de manifiesto que para Talavera el problema de la evangelización de los conversos y su integración en el seno de la mayoría cristiana vieja suscitó una identificación con la cuestión ya abordada por Pablo en sus Epístolas: la integración de judíos y gentiles portadores, cada uno de ellos de otra historia, otros ritos y otras culturas, en una comunidad fraternal de creyentes en Cristo.

  • 16 Claude B. Stuczynski, “Converso Paulinism and Residual Jewishness: Conversion from Judaism to Chris (...)

12Lo que mostraré a continuación es la identificación por parte de fray Talavera de un fenómeno de “neo-ebionismo” entre los conversos, así como la probable existencia de tendencias “Ebionitas” entre algunos de los cristianos de origen judío de aquella época, formando parte de un mismo fenómeno que Stuczynski calificó de “momento Paulino converso”.16

Breve Introducción a la “Católica Impugnación”

  • 17 Juan Gil, Los Conversos y la Inquisición sevillana, 5 vols. (Sevilla: Universidad de Sevilla & Fund (...)
  • 18 Juan Gil, Los Conversos y la Inquisición sevillana, 5 vols. (Sevilla: Universidad de Sevilla & Fund (...)
  • 19 Isabella Iannuzzi, Convencer para convertir: la Católica Impugnación de fray Fernando de Talavera ( (...)

13Parece ser que en el año 1480 comenzó a circular por Sevilla un libelo anónimo redactado por un converso renegado que según se entiende del fray Talavera es un judaizante “Ebionita”, un impostor “Cristiano”.17 Habiéndose perdido este escrito, tan sólo sabemos a través de Talavera que su autor sería un converso disfrazado de cristiano viejo y al parecer no bautizado, quien acusó a la Iglesia Católica y a sus fieles de llevar a cabo rituales y prácticas impiadosas.18 Al parecer de lo escrito en este panfleto perdido, la fe de Cristo se ratificaba en los mandamientos de la ley mosaica e incitaba a la comunidad conversa a retomar costumbres de la religión de sus antepasados en nombre del Mesías e hijo de Dios.19

  • 20 Emilio González Ferrín, “Libelos y heterodoxos hasta el s. XVI español” in Rica Amrán & Antonio Cor (...)
  • 21 Felipe Pereda, “El Debate Sobre la Imagen en la España del siglo XV: Judíos, Cristianos y Conversor (...)

14El libelo escrito por este “Ebionita” fue una composición que tenía como intención levantar la moral del publico converso tras la paulatina imposición de los estatutos de limpieza de sangre. También sería una respuesta del público converso a la presión con la que habían tenido que enfrentarse los neófitos sevillanos desde los años 1477–1478,20 tras la visita por parte de los reyes Católicos, en la que escucharon quejas incitadas principalmente por parte del fray dominico sevillano Alonso de Ojeda acerca del comportamiento judaizante entre la población judeo-conversa de dicha ciudad.21

  • 22 Isabella Iannuzzi, Convencer para convertir: la Católica Impugnación de fray Fernando de Talavera, (...)
  • 23 Jesús Montoya Martínez, “Hernando de Talavera Apologista, Catequista y Hagiógrafo”, Revista del Cen (...)
  • 24 Fr. José de Sigüenza, Historia de la orden de San Jerónimo, Madrid, 1909, 2ª ed. T. II, 325.
  • 25 Isabella Iannuzzi, Convencer para convertir: la Católica Impugnación de fray Fernando de Talavera, (...)

15Esta situación llevó a la reina Isabel de Castilla encomendar a su confesor y hombre de confianza, fray Talavera, a escribir una respuesta contra las acusaciones de este anónimo “judaizante”.22 Este tuvo conocimiento de la existencia de este “maldito libelo” por medio de la reina Isabel, cuando se encontraba en su monasterio del Prado en Valladolid en 1481.23 En pocos meses fray Talavera ya tenía preparada su réplica que llamó: “Católica Impugnación”.24 De hecho, la “Católica Impugnación” fue objeto de censura, incluso antes de que se divulgara (al parecer estaba ya escrita pero no publicada en 1480).25

  • 26 Davide Scotto, “The Conflation of Judaism and Islam in Hernando de Talavera’s Conversion Plan,” Jew (...)

16Si bien la fecha de publicación de la respuesta al libelo sevillano por parte del fray fue tema de discrepancia entre los investigadores, que en su gran mayoría lo situaban entre en los años 1478 y 1480, gracias a la aportación de las nuevas investigaciones podemos deducir que esta fue completada por Talavera poco tiempo antes de su publicación en 1487.26

  • 27 Felipe Pereda, “El Debate Sobre la Imagen en la España del siglo XV: Judíos, Cristianos y Conversor (...)
  • 28 Davide Scotto, “The Conflation of Judaism and Islam in Hernando de Talavera’s Conversion Plan”, 297(...)

17Se puede presumir que lo que motivó al fray Talavera a la escritura de la “Católica Impugnación” fue el pedido de la reina Isabel de dar inmediata respuesta a las acusaciones enumeradas en el libelo, donde se denunciaba a los cristianos de incurrir al pecado de la idolatría debido al culto a los santos, sus procesiones a los santuarios, y en lo referente de las imágenes, comportamientos que según este “criptojudio” eran la herencia de los cultos idolátricos de los gentiles.27 Pero los hechos ocurridos demuestran una causa mucho más profunda detrás de lo que incitó al fray a escribirla. La profunda preocupación de este por la posibilidad de la existencia de un “neo-ebionismo”, estas sospechas procederían de las acusaciones inquisitoriales sobre la existencia de frailes entre sus hermanos Jerónimos en el monasterio de Santa María de Guadalupe en 1485, que fueron acusados de mantener la práctica de rituales judíos que incluían la circuncisión y la armonización entre la “ley de Moisés” y la “ley de Cristo”.28

  • 29 Davide Scotto, “The Conflation of Judaism and Islam in Hernando de Talavera’s Conversion Plan”, 297

18De ahí que, al menos en parte, la “Católica Impugnación” habría sido compuesta por el fray Talavera como respuesta de defensa a su propia Orden y sus hermanos Jerónimos, contra las acusaciones de judaizar y de adoptar paralelamente las enseñanzas de los evangelios y la ley mosaica.29

  • 30 Davide Scotto, "Theology of the Laws and Anti-Judaizing Polemics in Hernando De Talavera's Católica (...)

19Al margen de las valiosas alusiones de fray José de Sigüenza (que a finales del siglo XVI ya había sacado a luz amplios fragmentos de un tratado contra la exclusión de los conversos de la orden de San Jerónimo, tal como se argumentó en el “Lumen ad Revelationem Gentium” de fray Alonso de Oropesa durante los años 60 del siglo XV), no existe en los escritos de Sigüenza ninguna referencia sobre la “Católica Impugnación”. Suficiente será recordar que la primera edición moderna de la “Católica Impugnación”, realizada en 1961, se basó en el único ejemplar conocido, encontrado en la biblioteca Vallicelliana de Roma, sin que ningún otro ejemplar se hallase en bibliotecas españolas.30

  • 31 Isabella Iannuzzi, Convencer para convertir: la Católica Impugnación de fray Fernando de Talavera, (...)
  • 32 Isabella, Iannuzzi. "Evangelizar Asimilando: La Labor Catequética De Fray Hernando De Talavera Haci (...)

20En esencia, se trata de una obra que debería ser de lectura obligatoria para todos los interesados en la investigación de los judeoconversos durante el siglo XV hispánico. Como lo expresa a lo largo de su “Católica Impugnación”, fray Talavera se propuso en su respuesta transformar las creencias y las costumbres de los judaizantes mediante la polémica y la persuasión, afín de que la comunidad cristiana vieja quede convencida de la buena fe potencial de estos “nuevos creyentes” y puedan llegar a concretar juntos el principal proyecto de la Iglesia que era considerar a todos como cristianos a parte entera.31 Según las palabras de Isabella Ianuzzi, esta convicción la expresó Talavera desde el íncipit de su obra: “los problemas hay que solucionarlos mediante la utilización y desarrollo de la jurisdicción eclesiástica, una jurisdicción que va más allá de la corrección puntual de los errores dado que su tarea central es sobre todo prever y erradicar la misma posibilidad de desviación”.32

  • 33 Ángel Gómez Moreno and Isabella Iannuzzi, Fray Hernando De Talavera (OSH): Católica Impugnación De (...)

21Según Iannuzzi, esta obra refleja la honestidad espiritual y la vocación catequética de este humanista y eclesiástico Jerónimo, que transmitía el mensaje evangélico basado en la doctrina de San Pablo.33 Fray Talavera se ocupó de escribir con claridad y sencillez, utilizando ejemplos y citaciones del Antiguo y del Nuevo Testamento como herramientas de fortificación de argumentativa. El hecho de que fray Talavera no haya escrito su obra en latín refleja un interés de llegar a la mayor cantidad de creyentes, con el fin de intensificar su mensaje evangelizador y al mismo tiempo para evitar de futuros nuevos “judaizantes” de intentar penetrar en las almas de los nuevos creyentes.

Los Ebionitas

22Este trabajo tiene como objetivo dar respuesta del porqué de la utilización del término “Ebionita” por parte de fray Talavera en su “Católica Impugnación”, por los tanto nos introduciremos al mundo de los primeros días del cristianismo donde conoceremos quiénes fueron, como eran los hábitos, costumbres y ritos que practicaban los llamados “Ebionitas”. Con este objetivo me remitiré brevemente a evocar una serie de fuentes en la que se incluye la descripción de estos por los padres de la Iglesia Católica.

  • 34 San Ireneo de Lyon, Contra los Herejes (México, Conferencia Episcopal Mexicana, 2000), 10.

23La primera mención sobre los “Ebionitas” aparece en el manual “Contra las herejías” de Ireneo de Lyon escrito hacia el año 180 de la era cristiana. Éste describe a estos “Ebionitas” como herejes que no forman parte de ninguna secta gnóstica que entonces abundaban, sino de un tipo de judaísmo-cristiano: creyentes de una doctrina adopcionista en la que Cristo no es Dios ni hijo de Dios por naturaleza, sino más que nada un hombre elevado a la dignidad divina en función de un ministerio. De acuerdo con Irineo de Lyon existieron dos corrientes dentro del movimiento de los “Ebionitas”: una marcada por la concepción de que Jesús fue un hombre nacido de José y María, y el otro que su fe continuaba a ser la judía, de acuerdo con el Antiguo Testamento y la ley mosaica, ya que sólo así se podía acceder a la revelación y a la correcta interpretación del Evangelio según Mateo, el texto más utilizado por la secta de los Ebionitas.34

  • 35 Hippolytus, Philosophumena or the Refutation of all Heresies (London, Society for promoting Christi (...)

24Otra mención de los “Ebionitas” se encuentra a comienzos del siglo III en la “Philosophumena” (Refutación de todas las herejías) de Hipólito de Roma. Allí se relata que los llamados “Ebionitas” reconocen que el mundo fue hecho por aquél que en realidad es Dios y proponen relatos sobre un Cristo puramente humano, similares a los de Cerinto y Carpócrates. Según este tratado, los “Ebionitas” viven conforme a la costumbre, la tradición y el rito judío, afirmando que son justificados al igual que lo fue el mismo Jesús: a través del cumplimiento de la ley mosaica. Por consiguiente, todos aquellos que siguen a Cristo cumpliendo la ley mosaica son capaces de llegar a ser como el propio Cristo.35

  • 36 Orígenes, Orígenes contra Celso (Madrid, La Editorial Catolica, 1967), 107.
  • 37 Orígenes, Orígenes contra Celso, 387.

25Otra descripción de los “Ebionitas” la encontramos en el escrito por Orígenes de Alejandría “Contra Celso”. Allí se hacía referencia a aquellos judíos que, creyendo en Jesús, aún no han abandonado la ley de sus padres y viven conforme a ella, derivando su nombre “ebión” de la “pobre” interpretación que ellos poseen de la nueva ley.36 Según Orígenes, los ebionitas rechazaron por completo el mensaje evangelizador y antinómico del apóstol Pablo.37

26Los “Ebionitas” así llamados en la “Historia Eclesiástica” de Eusebio de Cesárea son descriptos por este como:

  • 38 Eusebio de Cesarea, História Eclesiástica (Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos, 2008), 168.

otros que el demonio malvado impotente para arrancarlos de su disposición para con el Cristo de Dios, se los apropió al encontrar otros puntos por dónde agarrarlos y a éstos los llamaron ‘Ebionitas’ como cuadraba puesto que tenían sobre Cristo pensamientos pobres y de baja estima, pensaban de él que era simple y común hombre solamente, justificado a medida que progresaba en su carácter y nacido de la unión de un hombre y de María, creían absolutamente necesaria para ellos la observancia de la ley, alegando que no se salvarían por la sola fe y por vivir conforme a ella.38

  • 39 Eusebio de Cesarea, História Eclesiástica, 169.

27Estos creían que era necesario rechazar las epístolas de Pablo, a quien denominaban apóstata de la ley y hacían uso del llamado “Evangelio de los Hebreos”. Observaban el Sábado como día de descanso y a su vez, durante los domingos celebraban ritos semejantes a los verdaderos fieles de la “nueva ley”, al vincularse aquel día con la memoria de la resurrección del Salvador. Según Eusebio de Cesárea, el nombre de “Ebionitas” vendría de la pobreza de sus inteligencias de no saber dirimir entre la ley vigente y la caduca.39

  • 40 Epiphanius of Salamis, The Panarion of Epiphanius of Salamis (Boston, Leiden, 2009), 131.
  • 41 Epiphanius of Salamis, The Panarion of Epiphanius of Salamis, 133.

28Según el “Panarión” de Epifanio de Salamina, escrito entre 374 y 377, el fundador de la secta “Ebionita” fue un samaritano de nombre Ebión. De acuerdo con Epifanio, estos herejes creen que Cristo vino a abolir la realización de los sacrificios y que Santiago, su hermano, predicó contra la corrupción que existía en el sagrado templo de Jerusalén y contra los sacrificios que se realizaban en él, pero no de toda la ley mosaica.40 Epifanio también señala que los llamados “Ebionitas” estaban divididos de acuerdo con su cristología. Algunos de ellos creían que Adán es Cristo y que este es eterno y que ha reaparecido muchas veces a través de la historia como un símbolo eterno de la salvación.41

  • 42 Epiphanius of Salamis, The Panarion of Epiphanius of Salamis, 135, 164.

29Asimismo, los Ebionitas no aceptaban todos los escritos del Pentateuco agregando que detestaban a los héroes de los relatos bíblicos, y aceptaban y creían tan solo en una versión modificada del Evangelio de Mateo. Entre sus prácticas rituales se encontraba la purificación después de las relaciones sexuales, el bautismo y la celebración de la eucaristía una vez al año con pan sin levadura y agua, siendo además estrictamente vegetarianos.42

  • 43 Hans-Joachim, Schoeps. Jewish Christianity: Factional Disputes in the Early Church (Philadelphia: F (...)
  • 44 Bart, Ehrman. Lost Christianities: The Battles for Scripture and the Faiths We Never Knew (New York (...)
  • 45 William J. Cook, Jr., “The Ebionites: Eccentric or Essential Early Christians?” Journal of Arts and (...)

30Para concluir, los ebionitas parecen haber sido en los primeros días del cristianismo primitivo el grupo más heterogéneo dentro de lo que se conoce como “cristiandad judía”. Julius Schoeps argumenta que los ebionitas eran los descendientes físicos de los primeros discípulos de Jesús siendo los portadores de una tradición propia legítima.43 Ehrman por su parte, observa que el “cristianismo ebionita” estaba en una seria desventaja al momento de intentar atraer a las masas, ya que debían enrolarse a una religión que requería leyes alimentarias estrictas y a la circuncisión.44 Por lo tanto, dado el estilo de vida difícil que habían elegido y existiendo una oposición a dichos ebionitas por parte de la comunidad judía rabínica, así como de la comunidad cristiana “proto-ortodoxa”, no es sorprendente que los “ebionitas” desapareciesen del mundo cristiano hacia el siglo IV.45

El término “Ebionita” en la “Católica Impugnación”

31Como cité anteriormente, el fenómeno de un neo-ebionismo por parte de sus hermanos Jerónimos entre los muros del monasterio de Santa María de Guadalupe preocupó a fray Talavera, induciéndolo a escribir su “Católica Impugnación”. Esta sería su respuesta contra la práctica de costumbres Ebionitas, que no debe ensuciar el nombre de la Orden Jerónima, ni mucho menos de la gran mayoría de sinceros y fieles Cristianos Nuevos. Por lo tanto, presentaré a continuación una serie de ejemplos de dichos comportamientos Ebionitas por parte de algunos monjes jerónimos en dicho monasterio y la respuesta que fray Talavera da en su “Católica Impugnación” contra dichos pecados herejes.

  • 46 Albert A. Sicroff., “Clandestine judaism in the Hieronymite monastery of Nuestra Señora de Guadalup (...)

32De acuerdo con lo relatado por Albert Sicroff, existió una variedad de prácticas judaizantes entre algunos de los monjes de Nuestra Señora de Guadalupe; las formas más frecuentes en que los monjes conversos vivían su adhesión al judaísmo eran practicando la circuncisión, manteniendo las leyes dietéticas evitando ingerir la carne de cerdo y encendiendo velas en sus celdas los viernes por la noche.46

  • 47 Sicroff, “Clandestine judaism in the Hieronymite monastery of Nuestra Señora de Guadalupe”, 98.

33Primero evaluaré la evitación de ingerir la carne de cerdo por parte de algunos frailes conversos. Es importante recordar la prohibición del consumo de este tipo de comida en la tradición judía, y podemos enumerar casos como del fray Diego de Segovia, que trataba de ocultar su repugnancia simplemente no acudiendo al refectorio cuando se iba a servir el cerdo. Otro monje, Francisco de Burgos, siempre le daba por regalar su ración de cerdo con el comentario de que no la comía porque le hacía mal al estómago. El fray Francisco de Toledo le entregaba siempre a su compañero de mesa no sólo su ración de tocino, sino también de longaniza y la morcilla porque parecía que se le revolvía el estómago.47

  • 48 Gretchen D. Starr-LeBeau, In the Shadow of the Virgin: Inquisitors, Friars, and Conversos in Guadal (...)

34Claramente, muchos frailes conversos no eran jerónimos ideales, y algunos se mantuvieron en las tradiciones judías dentro de los muros del convento. Diecinueve frailes fueron censurados por sus críticas a la Inquisición y sus prácticas, y con la aversión de estos a la carne de cerdo, sus actitudes sospechosas hacia la Virgen María y a las oraciones en Misa muestra que no eran estos modelos para seguir en su devoción jerónima o espiritualidad cristiana. Profesar el cristianismo mientras se intentaba en secreto vivir como judío era una proposición difícil y peligrosa sin importar las circunstancias; fue especialmente desafiante en un convento, y no debería sorprender que, a pesar del alto número de conversos en la casa de Guadalupe, la mayoría no intentara abierta y consistentemente vivir como judíos.48

  • 49 Davide Scotto, “The Conflation of Judaism and Islam in Hernando de Talavera’s Conversion Plan”, 299

35La crítica respuesta de fray Talavera a este comportamiento herético Ebionita por parte de algunos frailes Jerónimos de negarse a ingerir carne de cerdo por su prohibición en el judaísmo la encontramos en los capítulos 30 y 34 de su “Católica Impugnación”.49

  • 50 Hernando Talavera, Católica Impugnación del herético libelo, maldito y descomulgado, 158–159.

36En el capítulo 30, fray Talavera defiende la práctica de comer puerco y viandas anteriormente prohibidas por la ley mosaica. Esto no simboliza que la iglesia se encuentre en manos de herejes gentiles, sino que estas son comidas por ser muy sabrosas y no están prohibidas a ingerir. Si bien es verdad que en tiempos de la antigua religión judía, el Señor les prohibió a estos de ingerir este tipo de carnes por la razón de abandonar los homicidios, la crudeza y la caída de sangre, cosa que en el presente adhiere Talavera el cristianismo da a los fieles la ley de espíritu y libertad de depender de su propia decisión libre de ingerir este tipo de alimentos, que nunca deben dejar de ser consumidos por lo dictado en la vieja ley mosaica, cosa que sería un grave pecado.50

  • 51 Hernando Talavera, Católica Impugnación del herético libelo, maldito y descomulgado, 168–169.

37En el capítulo 34, continúa y resalta el fray con respecto al tema de las viandas, que la antigua prohibición que se le dio al pueblo judío de comer algunos tipos de carnes estaba vinculado a un proceso de crecimiento de fe y ejercicio espiritual para los fieles, que llego a un punto de maduración con las prácticas del nuevo evangelio, y a un sitio de máximo desarrollo espiritual con la llegada del hijo de Dios al mundo. De ahí en adelante ya se encontraban preparados los fieles para tener el derecho doctrinal de poder comer todo tipo de vianda, sin que esto sea considerado como parte de algún pecado de la antigua ley.51

38El segundo punto para examinar es el fenómeno herético Ebionita entre los frailes Jerónimos del monasterio de Guadalupe en lo relacionado al tema de la circuncisión. Al parecer existía la sospecha que algunos de los hermanos de la orden del fray Talavera continuaban con una de las prácticas más conflictivas en la polémica judeocristiana. El seguimiento de esta práctica indicaba la necesidad del judeoconverso de seguir dándole validez al acuerdo entre Abraham y Dios según los escritos de la ley Mosaica.

  • 52 Sicroff, “Clandestine judaism in the Hieronymite monastery of Nuestra Señora de Guadalupe”, 97.

39Existen cantidad de ejemplos de frailes de este convento que insinúan por distintas causas estar circuncidados. Fray Diego de Segovia insistía en que él había nacido circuncidado por lo cual se decía que preguntaba constantemente a sus compañeros si era realmente posible haber nacido así. Fray Pedro de las Cuevas consideró que era necesario para él confesarse que efectivamente había sido circuncidado cuando fue niño a causa de una condición de salud que tan solo podía remediarse de esta manera y a causa de la operación que le había realizado un cirujano judío, él quedó circuncidado. Fray Juan de Carranza insistió en que su aparente circuncisión fue el resultado de una broma infantil, y contó que de pequeño jugaba con otros niños que lo amarraban y ellos le cortaron un poco de su prepucio así que quedo por esta causa un poco circuncidado. Otro monje, el fray Gonzalo de Guadalcanal, primero trató de sugerir que lo que parecía una circuncisión en su caso era en realidad el resultado de una infección de hace unos veinticinco años que había sido tratada por un tal Maestre Álvaro que era como un cirujano y ensalmador. Luego de no estar contento con su propia explicación, el mismo fray contó la historia de una vecina Conversa que lo quería mucho cuando era un niño y lo llevaba a su casa para acariciarlo y jugar con él teniéndolo todo el día desnudo en una cama pequeña, y así insinuó que el vecino de esta podría haberlo hecho circuncidar sin el conocimiento de sus padres.52

  • 53 Starr-LeBeau, In the Shadow of the Virgin: Inquisitors, Friars, and Conversos in Guadalupe, Spain, (...)

40Así también todos los hermanos del convento sospechosos de estar circuncidados fueron reunidos hacia el final de la inquisición clerical, el 18 de julio de 1485, siendo examinados por un equipo de cuatro frailes que incluía un médico, y tras esta inspección encontraron que tres frailes estaban circuncidados y uno fue declarado incircunciso. Uno de los sospechosos, fray Juan argumentó que él y su hermano fray Diego habían nacido después de la conversión de su padre al cristianismo y que ninguno de los hermanos había sido circuncidado. Su hermano fray Diego expresó durante mucho tiempo a otros frailes su preocupación por estar circuncidado, y este les preguntaba a los otros frailes si era posible haber nacido circuncidado afirmando luego el mismo que sí.53

  • 54 Hechos de los Apóstoles 15:5.
  • 55 Hernando Talavera, Católica Impugnación del herético libelo, maldito y descomulgado, 47.

41Talavera presenta a los “Ebionitas,” diciendo que fueron llamados así en el cristianismo primitivo (como lo explicado en las palabras de Isidoro en sus Etimologías) como gente pobre de sesos y faltos de entendimiento. Además, él los describe (como por parte de Lucas en los Actos de los Apóstoles54) como los que eran parte central de la herejía de los fariseos, argumentando el pedido de los “Ebionitas” a los nuevos creyentes y seguidores de Jesús (llamados cristianos) que debían seguir siendo circuncidados, así también como continuando con la práctica de respetar y de guardar la ley Mosaica.55

  • 56 Hernando Talavera, Católica Impugnación del herético libelo, maldito y descomulgado, 283–284.

42El fray Talavera destaca en el capítulo 73 de la “Católica Impugnación” las palabras del apóstol: que los gentiles no estaban obligados a ser circuncidados ni a guardar ningún tipo de ceremonia, observancia o juicio de la antigua ley mosaica. Esta ley le fue otorgada tan sólo al pueblo judío y este la recibió prometiendo guardarla, de aquí que las palabras del Jerónimo son absolutas y claras: todo aquel que no pertenezca a la nación que el Señor nos brindó con el cristianismo sería considerado como una secta o una congregación sin religión, como un grupo errado que no conoce ni quiere conocer el camino de los santos sacramentos como guía de su fe espiritual. Concluye diciendo que como este ebionita no ha leído ni entendido parte alguna de los evangelios, hay que anunciarle para su decepción que al final del juicio Jesús y su padre Dios harán que todas las almas del universo sean Cristianas.56

  • 57 Sicroff, “Clandestine judaism in the Hieronymite monastery of Nuestra Señora de Guadalupe”, 99.

43El tercer punto por examinar es el ritual que llevaban a cabo un número no determinado de frailes Jerónimos dentro del Monasterio de Guadalupe: encendiendo las velas los viernes por la noche como símbolo a la llegada del sábado judaico. Esta costumbre se convirtió en una práctica muy frecuente entre los monjes judeocristianos del monasterio hasta el punto de que el prior del lugar, fray Diego de Paris, consideró necesario reunir a algunos de los principales conversos advirtiéndoles que no continuaran con esa observancia ya que era considerada como un símbolo de herejía. Un desobediente destacado sobre este asunto fue el maestro de novicios fray Pedro de Madrid que fue descubierto por uno de sus novicios encendiendo velas en su celda, y este se conmovió y actuó rápidamente para expulsar al novicio del monasterio. Según uno de los informantes contra fray Pedro, Dios mostró su enojo con él en el momento de su muerte al enviar un fuerte viento para apagar todas las velas que acompañaban su cuerpo a la tumba en el cortejo fúnebre.57

  • 58 Starr-LeBeau, In the Shadow of the Virgin: Inquisitors, Friars, and Conversos in Guadalupe, Spain, (...)

44Las más comunes de las acusaciones con aquellos frailes sospechosos de judaizar estaban centradas más que nada en las devociones privadas, que eran fáciles de practicar en sus propias celdas. Se insinuaba que algunos frailes, como el ejemplo de fray Pedro de Madrid, encendían lámparas de aceite los viernes por la noche en su celda. Otro ejemplo es el de fray Gonzalo de Alcalá, que sirvió de voz a otros frailes del monasterio trasladando las quejas a sus superiores, diciendo que los frailes conversos no cantaban sus sermones en voz alta y en conjunto, sino que las leían como lección individual. Así es como fray Diego de Burgos el Viejo se ganó el resentimiento de sus compañeros frailes por faltar al coro de los sábados siendo acusado por los otros frailes de intentar de esta manera observar el sábado judío.58

  • 59 Hernando Talavera, Católica Impugnación del herético libelo, maldito y descomulgado, 190.

45En capítulo 42 de la “Católica Impugnación”, el fray Talavera aclara que los sábados son los días dedicados al culto del rezo en la plegaria de la Iglesia a la Madre María, y que algunos de los creyentes hasta para recodar su gratitud y su santidad ayunan este día en honor a la madre de Jesús. Talavera resalta que el por sí mismo preferiría que este ayuno se llevase a cabo el viernes como recuerdo al Salvador: “Más por ventura sería mejor que ayunasen el viernes en memoria de la pasión de nuestro Redentor”. En su mensaje, el fray explica a sus fieles que no hay que olvidar y determinar que todos los cristianos, a pesar de dicho culto a la Virgen María entregado a su recuerdo los días sábados, se deben ocupar de sus labores y sus servicios, sin presentar ningún tipo de limitación o cuidado especial entre los nuevos cristianos convertidos del judaísmo, ya que estos pueden sí no realizan el sábado sus tareas, ser sospechados como impostores que no respetan sus nuevas leyes cristianas dejando de lado lo santo del día sábado.59

Conclusión

46Como examinó este artículo, la España de finales del siglo XV es, de acuerdo con lo relatado por el fray Hernando de Talavera en su “Católica Impugnación”, una sociedad en transición, alerta ante cualquier acontecimiento que pueda hacer tambalear la frágil estabilidad que intentaban edificar los Reyes Católicos en sus reinados para garantizar el triunfo final de la reconquista. De ahí, la hostilidad hacia todo aquello que podría llegar a frenar los planes de unificación de los reinos y la centralización del poder monárquico. En ese punto de inflexibilidad se encuentra la minoría conversa, que era a menudo descrita como herética e impostora, compuesta por judíos que desde ya hace generaciones tenían como interés envenenar al Cristianismo desde su interior. Para contrarrestar esta tendencia, mostró este articulo el protagonismo que ejerció fray Talavera en su época, siendo este fiel a pesar de la persecución personal a la que se exponía, con una visión diferente hacia los “nuevos creyentes” cristianos de origen judío o musulmán, y con la intención de absorberlos al núcleo del cristianismo, siempre guiado por una una idea evangelizadora e integradora de corte paulino.

47Este artículo sostuvo que la utilización del término “Ebionita” por parte del fray Talavera en la “Católica Impugnación” no debe llevar a la conclusión de la existencia de una secta “Ebionita” en la España de finales del siglo XV. Talavera hace uso del término “Ebionita” con la intención de transmitir una imagen simbólica de todo lo que es judeo-cristianamente “herético” en el seno de la Iglesia, basándose principalmente en la prohibición absoluta de llevar cabo la práctica de la ley mosaica de forma paralela con la fe cristiana que, según algunos testimonios de la época, serian promovidos por ciertos judaizantes que intentaban hacer regresar al seno del judaísmo a dichos “cristianos nuevos” sin por ello renegar el cristianismo y para crear un judeo-cristianismo híbrido y sincrético.

48En definitiva, se puede concluir que, de acuerdo con la “Católica Impugnación”, existían paralelismos y convergencias entre los días del comienzo del cristianismo y la compleja situación de identidad religiosa que llevaban consigo los conversos españoles de finales del siglo XV. Algunos de los conversos del siglo XV estarían vinculados con un estereotipo de esos antiguos “Ebionitas” ya que mezclaban y practicaban paralelamente las leyes mosaicas y la fe de los Evangelios.

49La construcción de una identidad cristiana para quienes procedían de un linaje judío fue todo un reto para fray Talavera. Su respaldo teológico, en la concepción paulina de evangelizar, fue un sello duradero que desde entonces identificó toda experiencia de espiritualidad conversa. Su anhelo institucional hubiera sido el de una Iglesia renovada gracias a la reforma eclesiástica puesta en marcha por el propio Talavera mediante la evangelización.

50Sin embargo, la investigación histórica muestra que no existen datos o fuentes suficientes que puedan reflejar la existencia de una secta “Ebionita” en la España de fines del siglo XV. Lo que sí podemos observar es cómo fray Talavera lo refleja en su obra, al rechazar todo compromiso sincretista y a su vez, al proponer la vía de Pablo de integrar a los judíos bautizados en un indistinto y fraternal “cuerpo místico” junto al de sus hermanos de origen gentil.

Top of page

Bibliography

1. Fuentes Primarias

Epiphanius of Salamis, The Panarion of Epiphanius of Salamis, Boston: Leiden, 2009.

Erasmo de Rotterdam, Elogio a la Locura, Edición Digital de Escuela de Filosofía Universidad ARCIS: 2013.

Eusebio de Cesarea, Historia Eclesiastica, Madrid: Biblioteca de Autores Cristianos, 2008.

Hippolytus, Philosophumena or the refutation of all heresies, London: Society for promoting Christian knowledge, 1921.

Origenes, Contra Celso, ed. Daniel Ruíz Bueno, Madrid: La Editorial Catolica, 1967.

San Ireneo de Lyon, Contra los Herejes, México: Conferencia Episcopal Mexicana, 2000.

Talavera, Hernando, Moreno Ángel Gómez. Católica Impugnación Del Herético Libelo, Maldito Y Descomulgado, ed. Ángel Gómez Moreno, prol. Isabella Iannuzzi. Granada: Editorial Nuevo Inicio, 2019.

Talavera, Hernando. Católica Impugnación, edited by Francisco Márquez Villanueva, Barcelona: Flors, 1961.

Talavera, Hernando. Católica Impugnación, edited by Stefania Pastore, Madrid: Almuzena, 2012.

2. Fuentes Secundarias

Bataillon, Marcel. Erasmo y España: estudios sobre historia espiritual del siglo XVI, México: Fondo de Cultura Económica, 1966.

Ehrman, Bart. Lost Christianities: The Battles for Scripture and the Faiths We Never Knew, (New York: Oxford University Press 2003).

Fredriksen, Paula. Paul: The Pagans' Apostle, New Haven: Yale University Press, 2017.

Fredriksen, Paula. When Christians Were Jews: The First Generation, New Haven: Yale University Press, 2018.

Gager, John G. Reinventing Paul, New York: Oxford University Press, 2002.

Gil, Juan. Los conversos y la Inquisición sevillana, 5 vols. Sevilla: Universidad de Sevilla y Fundación El Monte, 2000.

Graizbord, David. Souls in Dispute: Converso Identities in Iberia and the Jewish Diaspora, 1580–1700 (Jewish Culture and Contexts), Philadelphia: University of Pennsylvania Press, 2004.

Iannuzzi, Isabella. Convencer para convertir: la Católica Impugnación de fray Fernando de Talavera, Granada, Nuevo Inicio, 2019.

Iannuzzi, Isabella. El Poder de la Palabra en el Siglo XV: Fray Hernando De Talavera. Salamanca: Junta de Castilla y León, 2009.

Márquez De Villanueva, Francisco. Investigaciones Sobre Juan Álvarez Gato: Contribución al Conocimiento de la Literatura Castellana del Siglo XV. Madrid: Anejos del Boletín de la RAE, IV, 1960.

Pastore, Stefania. Una Herejía Española: Conversos Alumbrados e Inquisición (1449-1559). Madrid: Marcial Pons Ediciones de Historia, 2010.

Pereda, Felipe. Las Imágenes de la Discordia. Madrid: Marcial Pons, 2007.

Pritz, Ray A. Nazarene Jewish Christianity: From the End of the New Testament Period until its Disappearance in the Fourth Century, Jerusalem: The Magnes Press, 1988.

Prosperi, Adriano. Il seme dell'intolleranza. Ebrei, eretici, selvaggi: Granada 1492, Roma & Bari: Laterza, 2011.

Rosenstock, Bruce. New Men: Conversos Christian Theology, and Society in XV Century Castile. London: Medieval Academy of America, 2002.

Schoeps, Hans-Joachim. Jewish Christianity: Factional Disputes in the Early Church. Philadelphia: Fortress Press, 1969.

Sicroff, Albert A. Los Estatutos de Limpieza de Sangre: Controversias Entre Los Siglos XV y XVII, Madrid: Taurus, 1985.

Sigüenza, Fr. Jose de. Historia de la orden de San Jerónimo, Madrid, 1909, 2ª ed. T. II.

Starr-LeBeau, Gretchen D. In the Shadow of the Virgin: Inquisitors, Friars, and Conversos in Guadalupe, Spain. Princeton University Press, 2018.

3. Artículos de Investigación

Beinart, Haim. “The Records of the Inquisition: A Source of Jewish and Converso History” in Proceedings of the Israel Academy of Sciences and Humanities. Jerusalem: Israel Academy of Sciences and Humanities, 1968.

Cook, Jr., William J. “The Ebionites: Eccentric or Essential Early Christians?”, Journal of Arts and Humanities 2 (2013).

Ferrín, Emilio González. “Libelos y heterodoxos hasta el s. XVI español”. Rica Amrán & Antonio Cortijo Ocaña (ed.). Minorías en la España medieval y moderna: asimilación o/y exclusión (siglos XV al XVII).

Giordano, María. L. “ “Como águilas nos avemos de renovar”: reforma de la Iglesia y beneficio de Cristo en Hernando de Talavera (1475-1507)”, eHumanista/Conversos, 6, pp. 233–244.

Giordano, María. L. “La Ciudad De Nuestra conciencia”: Los Conversos Y La construcción De La Identidad Judeocristiana (1449-1556)”: Hispania Sacra 62 (125), 2010, pp. 43–91.

Graizbord, David. L. and Stuczynski, Claude. B. "Introduction", in Jewish History (Special Issue on Portuguese New Christian Identities, 1516-1700), 25 (2011), pp. 121–127.

Haupt, Heinz-Gerhard. “Comparative History”, in: Neil J. Smelser et al. (eds.): International Encyclopedia of Social and Behavioral Sciences, Amsterdam Elsevier 2001, 4, pp. 2397–2403.

Hernández, Pedro A. “Sobre Judíos y Judeoconversos En La Baja Edad Media. Textos de Controversias.” Helmantica: Revista De Filología Clásica Y Hebrea, no. 181 (2009).

Iannuzzi, Isabella. "Evangelizar Asimilando: La Labor Catequética De Fray Hernando De Talavera Hacia Los Moriscos." Áreas. Revista Internacional De Ciencias Sociales 30, 2011, pp. 53–62.

Ladero Quesada, Miguel Angel. “Fray Hernando de Talavera en 1492: de la Corte a la Misión”, Chronica Nova 34 (2008), pp. 249–275.

Lipiner, Elias. "O Cristão-Novo: Mito ou Realidade" in Yosef Kaplan, ed., Jews and Conversos; Studies in Society and the Inquisition. Jerusalem: Magnes Press, 1985, pp. 124–138.

Martínez Blázquez, Jose. M.“Tolerancia E Intolerancia Religiosa En Las Cartas de Jerónimo”. Antigüedad Y Cristianismo, n.º 23 (2006).

Martínez Medina, Francisco Javier. “Fray Hernando de Talavera: La corona y el altar en las bases de la organización del Reino de Granada”: Revista de Estudios Históricos de Granada y su Reino, 19 (2007), pp. 21–46.

Montoya Martínez, Jesus. “Hernando de Talavera Apologista, Catequista y Hagiógrafo”, Revista del Centro de Estudios Históricos de Granada y su Reino, 19 (2007).

Nirenberg, David. “Mass Conversion and Genealogical Mentalities: Jews and Christians in Fifteenth-Century Spain,” Past and Present, vol. 174, no. 1, February 2002.

Rábade Obradó, Maria del Pilar. “La Elite Judeoconversa de la Corte de los Reyes Católicos y el Negocio Fiscal”, En la España Medieval, vol. 37 (2014), pp. 205–222.

Scotto, Davide “The Conflation of Judaism and Islam in Hernando de Talavera’s Conversion Plan,” Jewish History 35, no. 3–4 (December 1, 2021).

Scotto, Davide. "Theology of the Laws and Anti-Judaizing Polemics in Hernando De Talavera's “Católica Impugnación” " García-Arenal Mercedes, and Gerard Albert Wiegers. Polemical Encounters: Christians, Jews, and Muslims in Iberia and Beyond, Pennsylvania: Pennsylvania State University Press, 2019.

Sicroff, Albert A. "Anticipaciones Del Erasmismo Español En El "Lumen Ad Revelationem Gentium" De Alonso De Oropesa.”, Nueva Revista De Filología Hispánica, XXX, no. 2 (1981), pp. 315–333.

Sicroff, Albert A., “Clandestine judaism in the Hieronymite monastery of Nuestra Señora de Guadalupe”, I. A. Langnas, B. Sholod (ed.), Studies in honor of M. J. Benardete, New York: Las Americas Publishing Company, 1965.

Stuczynski, Claude. B. “Converso Paulinism and Residual Jewishness: Conversion from Judaism to Christianity as a Theological-Political Problem.” In: Bastards and Believers: Jewish Converts and Conversion between Judaism and Christianity, ed. Pawel Maciejko y Theodor Dunkelgrün. Philadelphia: University of Pennsylvania Press, 2020, pp. 112–134.

Stuczynski, Claude. B. “Pro-Converso Apologetics and Biblical Exegesis” in: The Hebrew Bible in Fifteenth-Century Spain Century Spain: Exegesis, Literature and Arts, edited by Arturo Prats & Jonathan Decter, Boston & Leiden: Brill, 2012, pp. 149–176.

Trevijano Etcheverria, Ramón. “La Difusión de la Iglesia en el Área Mediterránea Hasta la Paz Constantiniana”, Anuario de Historia de la Iglesia, nº 9 (2000).

Van Praag, Jonas Andries. “Almas en Litigio”, Clavileño, 1 (1950), pp. 14–26.

Welskopp, Thomas. Comparative History, European History Online, Mainz: Institute of European History, 2010, retrieved: June 14, 2012.

Top of page

Notes

1 David Nirenberg, “Mass Conversion and Genealogical Mentalities: Jews and Christians in Fifteenth-Century Spain,” Past and Present, vol. 174, no. 1 (February 2002): 3–41.

2 Haim Beinart, “The Records of the Inquisition: A Source of Jewish and Converso History”, in Proceedings of the Israel Academy of Sciences and Humanities, II (1968): 211–227; Elias Lipiner, "O Cristão-Novo: Mito ou Realidade," in Yosef Kaplan, ed., Jews and Conversos; Studies in Society and the Inquisition (Jerusalem: Magnes Press: 1985): 124–138.

3 Marcel Bataillon, Erasmo y España: estudios sobre historia espiritual del siglo XVI (México: Fondo de Cultura Económica, 1966), 59–63; Stefania Pastore, Una Herejía Española: Conversos Alumbrados e Inquisición (1449-1559) (Madrid: Marcial Pons Ediciones de Historia, 2010), 64–71.

4 Jonas A. Van Praag, "Almas en Litigio”, Clavileño, 1 (1950), 14–26.

5 David L. Graizbord, Souls in Dispute: Converso Identities in Iberia and the Jewish Diaspora, 1580–1700 (Jewish Culture and Contexts) (Philadelphia: University of Pennsylvania Press, 2004), 172; David L. Graizbord and Claude B. Stuczynski, "Introduction", in: Special Issue on Portuguese New Christian Identities, 1516-1700,” Jewish History, 25 (2011), 121–127.

6 Marcel Bataillon, Erasmo y España: estudios sobre historia espiritual del siglo XVI, 176–189.

7 Marcel Bataillon, Erasmo y España: estudios sobre historia espiritual del siglo XVI, 176–189; Francisco Márquez de Villanueva, Investigaciones sobre Juan Álvarez Gato. Contribución al conocimiento de la literatura castellana del siglo XV, (Madrid: RAE, 1960; segunda edición 1974), 124.

8 Francisco Márquez de Villanueva, Investigaciones sobre Juan Álvarez Gato. Contribución al conocimiento de la literatura castellana del siglo XV, (Madrid: RAE, 1960; segunda edición 1974), 124.

9 John G. Gager, Reinventing Paul (New York: Oxford University Press, 2002); Paula Fredriksen, Paul: The Pagans' Apostle (New Haven: Yale University Press, 2017); ídem, When Christians Were Jews: The First Generation (New Haven: Yale University Press, 2018).

10 Isabella Iannuzzi, El Poder de la Palabra en el Siglo XV: Fray Hernando De Talavera (Salamanca: Junta de Castilla y León, 2009).

11 Stefania Pastore, Una Herejía Española: Conversos Alumbrados e Inquisición (1449-1559).

12 Felipe Pereda, Las Imágenes de la Discordia (Madrid: Marcial Pons, 2007).

13 Maria L. Giordano, “La Ciudad De Nuestra conciencia”: Los Conversos y La construcción De La Identidad Judeocristiana (1449-1556)”: Hispania Sacra 62 (125), 2010, 43–91.

14 Bruce Rosenstock, New Men: Conversos Christian Theology, and Society in XV Century Castile (London: Medieval Academy of America, 2002).

15 Claude B. Stuczynski, “Converso Paulinism and Residual Jewishness: Conversion from Judaism to Christianity as a Theological-Political Problem” In: Bastards and Believers: Jewish Converts and Conversion from the Bible to the Present, ed. Pawel Maciejko y Theodor Dunkelgrün (Philadelphia: University of Pennsylvania Press, 2020), 112–134.

16 Claude B. Stuczynski, “Converso Paulinism and Residual Jewishness: Conversion from Judaism to Christianity as a Theological-Political Problem”, 149–176.

17 Juan Gil, Los Conversos y la Inquisición sevillana, 5 vols. (Sevilla: Universidad de Sevilla & Fundación El Monte, 2000) vol. 1, 47.

18 Juan Gil, Los Conversos y la Inquisición sevillana, 5 vols. (Sevilla: Universidad de Sevilla & Fundación El Monte, 2000) vol. 1, 47.

19 Isabella Iannuzzi, Convencer para convertir: la Católica Impugnación de fray Fernando de Talavera (Granada: Nuevo Inicio, 2019), 35.

20 Emilio González Ferrín, “Libelos y heterodoxos hasta el s. XVI español” in Rica Amrán & Antonio Cortijo Ocaña. Minorías en la España medieval y moderna: asimilación o/y exclusión (siglos XV al XVII) (Santa Barbara Publications of eHumanista University of California, 2018), 212.

21 Felipe Pereda, “El Debate Sobre la Imagen en la España del siglo XV: Judíos, Cristianos y Conversor”, 61.

22 Isabella Iannuzzi, Convencer para convertir: la Católica Impugnación de fray Fernando de Talavera, 35.

23 Jesús Montoya Martínez, “Hernando de Talavera Apologista, Catequista y Hagiógrafo”, Revista del Centro de Estudios Históricos de Granada y su Reino, 19, 2007, 50; Pedro A. Hernández, “Sobre Judíos y Judeoconversos En La Baja Edad Media. Textos de Controversias.” Helmantica: Revista De Filología Clásica Y Hebrea, no. 181 (2009), 199.

24 Fr. José de Sigüenza, Historia de la orden de San Jerónimo, Madrid, 1909, 2ª ed. T. II, 325.

“Prometí hazer memoria de los libros que este santo Perlado escriuio en medio de tantas ocupaciones, diré breuemente de los que tengo noticia. El primero compuso siendo Prior de Prado, y llamóle impugnación Catholica, porque fue en defensa de nuestra Fe contra vn libro de vn herege que se sembró por Seuilla sin saberse del autor, lleno de mil heregias y en fauor de los ludios. Hallóse allí con los Reyes Catholicos, y entendiendo el daño que el libro hazia en muchos, con gran presteza y con ygual ingenio escriuio esta impugnación, y fue tan bien recebida que luego desapareció el libro del herege y se atajó el fuego que con el se yua emprendiendo, cosa que los Reyes estimaron en mucho. Hizo luego vna instrucción Christiana, en que enseñaua a todos los fieles lo que deuian creer, y las obras que estauan obligados a hacer para conformar con la Fe que professauan”.

25 Isabella Iannuzzi, Convencer para convertir: la Católica Impugnación de fray Fernando de Talavera, 36.

26 Davide Scotto, “The Conflation of Judaism and Islam in Hernando de Talavera’s Conversion Plan,” Jewish History 35, no. 3–4 (December 1, 2021), 297.

27 Felipe Pereda, “El Debate Sobre la Imagen en la España del siglo XV: Judíos, Cristianos y Conversor”, 60.

28 Davide Scotto, “The Conflation of Judaism and Islam in Hernando de Talavera’s Conversion Plan”, 297; Albert A. Sicroff, Los Estatutos de Limpieza de Sangre: Controversias Entre Los Siglos XV y XVII, (Madrid: Taurus, 1985), 105.

29 Davide Scotto, “The Conflation of Judaism and Islam in Hernando de Talavera’s Conversion Plan”, 297.

30 Davide Scotto, "Theology of the Laws and Anti-Judaizing Polemics in Hernando De Talavera's Católica Impugnación," en García-Arenal Mercedes, and Gerard Albert Wiegers (eds.), Polemical Encounters: Christians, Jews, and Muslims in Iberia and Beyond (Pennsylvania: Pennsylvania State University Press, 2019), 118.

31 Isabella Iannuzzi, Convencer para convertir: la Católica Impugnación de fray Fernando de Talavera, 38–39.

32 Isabella, Iannuzzi. "Evangelizar Asimilando: La Labor Catequética De Fray Hernando De Talavera Hacia Los Moriscos." Áreas. Revista Internacional De Ciencias Sociales 30 (2011), 56.

33 Ángel Gómez Moreno and Isabella Iannuzzi, Fray Hernando De Talavera (OSH): Católica Impugnación Del Herético Libelo, Maldito Y Descomulgado (Granada: Editorial Nuevo Inicio, 2019), 18.

34 San Ireneo de Lyon, Contra los Herejes (México, Conferencia Episcopal Mexicana, 2000), 10.

35 Hippolytus, Philosophumena or the Refutation of all Heresies (London, Society for promoting Christian knowledge, 1921), 93.

36 Orígenes, Orígenes contra Celso (Madrid, La Editorial Catolica, 1967), 107.

37 Orígenes, Orígenes contra Celso, 387.

38 Eusebio de Cesarea, História Eclesiástica (Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos, 2008), 168.

39 Eusebio de Cesarea, História Eclesiástica, 169.

40 Epiphanius of Salamis, The Panarion of Epiphanius of Salamis (Boston, Leiden, 2009), 131.

41 Epiphanius of Salamis, The Panarion of Epiphanius of Salamis, 133.

42 Epiphanius of Salamis, The Panarion of Epiphanius of Salamis, 135, 164.

43 Hans-Joachim, Schoeps. Jewish Christianity: Factional Disputes in the Early Church (Philadelphia: Fortress Press, 1969), 134.

44 Bart, Ehrman. Lost Christianities: The Battles for Scripture and the Faiths We Never Knew (New York: Oxford University Press, 2003), 110.

45 William J. Cook, Jr., “The Ebionites: Eccentric or Essential Early Christians?” Journal of Arts and Humanities 2 (2013), 21.

46 Albert A. Sicroff., “Clandestine judaism in the Hieronymite monastery of Nuestra Señora de Guadalupe”, I. A. Langnas, B. Sholod (ed.), Studies in honor of M. J. Benardete, (New York: Las Americas Publishing Company, 1965), 96.

47 Sicroff, “Clandestine judaism in the Hieronymite monastery of Nuestra Señora de Guadalupe”, 98.

48 Gretchen D. Starr-LeBeau, In the Shadow of the Virgin: Inquisitors, Friars, and Conversos in Guadalupe, Spain. Princeton University Press, (2018), 214.

49 Davide Scotto, “The Conflation of Judaism and Islam in Hernando de Talavera’s Conversion Plan”, 299.

50 Hernando Talavera, Católica Impugnación del herético libelo, maldito y descomulgado, 158–159.

51 Hernando Talavera, Católica Impugnación del herético libelo, maldito y descomulgado, 168–169.

52 Sicroff, “Clandestine judaism in the Hieronymite monastery of Nuestra Señora de Guadalupe”, 97.

53 Starr-LeBeau, In the Shadow of the Virgin: Inquisitors, Friars, and Conversos in Guadalupe, Spain, 212–213.

54 Hechos de los Apóstoles 15:5.

55 Hernando Talavera, Católica Impugnación del herético libelo, maldito y descomulgado, 47.

56 Hernando Talavera, Católica Impugnación del herético libelo, maldito y descomulgado, 283–284.

57 Sicroff, “Clandestine judaism in the Hieronymite monastery of Nuestra Señora de Guadalupe”, 99.

58 Starr-LeBeau, In the Shadow of the Virgin: Inquisitors, Friars, and Conversos in Guadalupe, Spain, 209.

59 Hernando Talavera, Católica Impugnación del herético libelo, maldito y descomulgado, 190.

Top of page

References

Electronic reference

Fabio Lichtensztein, Fray Hernando de Talavera y el neo-ebionismo conversoHamsa [Online], 9 | 2023, Online since 19 November 2023, connection on 20 June 2024. URL: http://journals.openedition.org/hamsa/4258; DOI: https://doi.org/10.4000/hamsa.4258

Top of page

About the author

Fabio Lichtensztein

Universidad de Bar Ilan, Ramat Gan, Israel
anaeitan@gmail.com

Top of page

Copyright

CC-BY-NC-ND-4.0

The text only may be used under licence CC BY-NC-ND 4.0. All other elements (illustrations, imported files) are “All rights reserved”, unless otherwise stated.

Top of page
Search OpenEdition Search

You will be redirected to OpenEdition Search