Navigation – Plan du site

Éditions littéraires et linguistiques de l'université de Grenoble

AccueilNuméros44Notes de lecturePatricia Fernández Lorenzo, Arche...

Notes de lecture

Patricia Fernández Lorenzo, Archer M. Huntington. El fundador de la Hispanic Society of America en España

Marcial Pons Historia y Fundación Alfonso Martín Escudero, 2018, 415 pp.
Pedro J. Martínez Plaza
Référence(s) :

Patricia Fernández Lorenzo, Archer M. Huntington. El fundador de la Hispanic Society of America en España, Marcial Pons Historia y Fundación Alfonso Martín Escudero, 2018, 415 pp.

Texte intégral

1La figura de Archer M. Huntington (1870‑1955) y de la Hispanic Society of America que él fundó en 1904 han sido objeto, especialmente en las últimas dos décadas, de numerosas investigaciones y publicaciones. La mayoría de las veces estas han visto la luz en los catálogos de las diversas exposiciones temporales destinadas a difundir la riqueza de las colecciones de aquella institución y celebradas fundamentalmente en España. A través de ellos, y en mucha menor medida de artículos en revistas científicas, capítulos de libros y actas de congresos, se han abordado, de forma específica y concreta, diferentes facetas de este coleccionista, filántropo e hispanista americano y de su legado.

2Aunque el corpus bibliográfico es muy abundante, hasta ahora no era posible conocer en profundidad su trayectoria vital íntegra. Los trabajos de José María Millás (1954) y Beatrice G. Proske (1965) no eran sino modestas aportaciones de escueto contenido. El de José García-Mazas (1962), mucho más extenso, consiste en un relato novelado construido gracias a sus propias vivencias y a testimonios orales y escritos de algunos de los que lo conocieron. Por otro lado, todos los estudios posteriores, singularmente aquellos aparecidos desde finales del siglo xx, han sido parciales, y han estado supeditados a su propia especificidad: unos se centran en el interés de Huntington por la arqueología (Bendala, Alamo & Prados, 2009), otros hacen lo mismo con su faceta de bibliófilo (Socias, 2010 y O’Neill, 2011) o de coleccionista (VV.AA., 2015; Codding, 2017) o bien detallan su relación —amical o profesional— con determinados personajes, como el pintor Joaquín Sorolla (Muller, 2007). Por tanto, resulta sencillo dilucidar que la compleja y rica personalidad de Huntington había permanecido desdibujada, cuando no oculta, por su propio legado histórico y científico, que la historiografía suele limitar a la creación de la Hispanic Society, y por el propio carácter heterogéneo de todas estas investigaciones. Estas se han centrado más en la institución que en el personaje, perpetuando así lo que el mismo Huntington había constado ya en 1918: «el museo está suplantando al coleccionista, es el coleccionista en cierto modo».

3Por ello, la publicación de Patricia Fernández Lorenzo viene a cubrir un vacío que resultaba clamoroso e incluso injusto. No en vano, se trata de la primera vez que alguien aborda la realización de una biografía íntegra y completa de Huntington. El libro tiene como punto de partida su tesis doctoral: Archer Milton Huntington en la vida pública española: 1870‑1855, que, dirigida por Antonio Moreno Juste, fue defendida en la Universidad Complutense de Madrid en 2017. Un año después la publicación veía la luz en forma de libro. Esto supone en sí mismo un mérito encomiable, no solo por el poco tiempo transcurrido, sino por las dificultades que supone conseguir respaldo editorial para este tipo de trabajos académicos, que acaban siendo condenados en muchas ocasiones a los repositorios universitarios, esperando una visibilidad que solo llega a veces mediante las plataformas digitales.

4Como ya anunciaba el título de su tesis (quizá menos comercial pero mucho más certero que el del libro, más abierto y ambiguo, y por ello más confuso), la biografía es sobre todo un relato de la vinculación del personaje con España. Esta relación es la que construye el libro, cuya división en cuatro capítulos viene marcada por la propia historia de España, a la que se acoplan los ochenta y cinco años de vida del protagonista: «Huntington in-Progress (1870‑1898)», «Huntington in‑Motion (1898‑1930)», «Huntington in-Crisis (1930‑1947)» y «Huntington in‑Memory (1947‑1955)». No obstante, este último capítulo se extiende hasta 1967, para dar cuenta así de la nonata Fundación Huntington y del uso que el Franquismo hizo de la memoria de este filántropo.

5La autora ha tenido que enfrentarse al carácter heterogéneo y disperso de las numerosas publicaciones relacionadas con el biografiado y con la Hispanic, y ha compaginado esta labor con el estudio de numerosas fuentes documentales, como la prensa escrita, y, sobre todo, los diarios de Huntington y de su segunda esposa (Anna Hyatt) y la correspondencia epistolar. Esta última se encontraba localizada en diferentes archivos de España y Estados Unidos, como el Archivo General de Palacio, el Archivo General de la Administración, el Archivo del Ministerio de Asuntos Exteriores, la Biblioteca Menéndez Pelayo, la Casa Museo Unamuno, la Syracuse University Library y la Hispanic Society. Salvo la parte localizada en esta última, empleada en buena medida ya por García-Mazas (1962), el resto de referencias estaban inéditas hasta ahora. Los que priorizamos el trabajo con las fuentes primarias sabemos bien que muchas veces este resulta ingrato, que exige del investigador generosas dosis de paciencia, tenacidad y constancia y que sus resultados casi nunca alcanzarán la repercusión pública que para nosotros merecerían. Aunque la modestia de la autora quizá no da suficiente valor a una tarea que celebramos como meritoria, es necesario subrayar que esta parte de la investigación ha resultado esencial. Sólo así se puede acceder al mundo más personal de Huntington y ofrecer un relato vital que prescinde de la mera enumeración de episodios sobre él, o sobre sus numerosas adquisiciones, tan frecuente en algunas investigaciones precedentes.

6A pesar del carácter discreto y reservado de Huntington (bien plasmado en las cartas, p. 278) y de su personalidad compleja y poliédrica, la autora ha logrado trazar con nitidez un retrato humano y cercano, que rescata, sin ambages, al personaje y a la persona. Consigue así alejarse de la visión epidérmica de muchos de los estudios anteriores y ello le permite ofrecer una interpretación mucho más certera, basada en las propias fuentes. Esto es especialmente interesante en lo que concierne a algunos de los aspectos más polémicos que han rodeado a Huntington y que aún condicionan la percepción negativa que de él tienen parte de los especialistas, sobre todo desde la historia del coleccionismo y el mercado artístico. El libro nos permite conocer el verdadero sentido de la Hispanic Society, el carácter público de su biblioteca, sus numerosas iniciativas para la divulgación de la literatura y el arte españoles, y, en fin, el verdadero sentido de su colección. Y gracias a ello, el lector o investigador podrá hacerse una idea más acertada del personaje y recabar argumentos suficientes para poder dilucidar por sí mismo cuánto de cierto hay en la demonización a la que este filántropo ha sido sometido en no pocas ocasiones. Quizá se eche en falta un posicionamiento de la autora respecto a estas polémicas y algunos le podrían exigir mayor implicación y rotundidad. Ella normalmente mantiene cierta distancia, como cuando aborda la venta de la biblioteca del Marqués de Jerez de los Caballeros (p. 115), y solo en casos muy concretos parece ponerse de parte del biografiado (p. 65). Sin embargo, apreciamos positivamente la actitud que adopta, sobre todo en comparación con otros estudios, que acaban convertidos en relatos literarios en los que difícilmente puede dilucidarse cuánto hay de aportación personal.

7A través de los diferentes capítulos, la autora consigue mostrarnos a Huntington más allá de la Hispanic Society. El especial cuidado con el que dibuja sus «redes de sociabilidad» permite conocer mejor al biografiado y nos ofrece también noticias sobre muchos de los componentes de aquellas. A la ya bien estudiada amistad con Sorolla y el marqués de la Vega Inclán —dos de sus más conspicuos interlocutores en España— se suma la de otros muchos, como el rey Alfonso XII (quizá la más interesante, pp. 81‑97), Antonio Maura, el duque de Alba y Josep Pijoan, o, los menos conocidos, Homero Serís y Julio Casares. El lector podrá descubrir además novedosas noticias sobre el coleccionismo y el mercado artísticos, la política cultural española, el hispanismo y sus principales impulsores y la especial magnanimidad de Huntington, que apoyó muchos proyectos de diferente índole, tanto en Estados Unidos como en nuestro país. En efecto, la filantropía del americano no acabó con la apertura de la Hispanic Society. Así lo señaló Proske (1965, pp. 24‑31) y lo estudia Patricia Fernández: el impulso dado a la catalogación de los fondos de la Hispanic —que dejó en manos de mujeres investigadoras (pp. 306‑308)—, la apertura del Mariner’s Museum y del Golf Museum (pp. 241‑244) —dos de las iniciativas que llevó a cabo en la década de 1930—, y la creación de la Hispanic Reading Room en 1939 (pp. 302‑306) son, a nuestro juicio, los más relevantes.

8A partir de 1930, una vez que la Hispanic Society había comenzado a consolidarse, Huntington fue pasando a un segundo plano y reduciendo paulatinamente su implicación directa. Este hecho, la pérdida de influencia de la institución y de sus colecciones por la llegada de nuevas corrientes artísticas y la desvinculación de su fundador con España, que visitó por última vez en 1929, han provocado que su vida desde entonces dejara de tener interés para la historiografía española y para sus biógrafos. García-Mazas, el único que realmente se detiene en estos años (1962, pp. 453‑520), se centra sobre todo en su esposa Anna. Por el contrario, Patricia Fernández mantiene vivo al personaje durante las dos décadas y media que le quedaban de vida. Resulta una decisión valiente, puesto que la escasez de referencias documentales sobre su vinculación con España en estos años supuso una dificultad para su investigación. Aunque algunos pasajes de la parte III (dedicada a la etapa entre 1930‑1947) pueden resentirse de tal ausencia, nuevamente las cartas se convierten en una fuente primordial, y en ocasiones en el único recurso para hilar el relato. Al cabo, estas misivas se convirtieron entonces en su único contacto con España, y, sobre todo las fechadas entre 1936 y 1939, nos hacen suponer las contradicciones (la autora habla de «situaciones bizarras», p. 263) que experimentaría Huntington, quien siempre defendió su neutralidad.

9Aunque las partes III y IV recogen la parte menos conocida de la vida del filántropo americano, son, quizá por esto mismo, las más interesantes del libro. No solo porque ofrecen gran cantidad de referencias desconocidas sobre el comportamiento de artistas, intelectuales y políticos españoles durante la Guerra y el Primer Franquismo (de uno y otro bando), sino porque consiguen mostrar el interior de la personalidad del biografiado, que solo aflora en una situación cada vez más adversa. Sus reflexiones acerca del futuro de España (elijo de todas ellas una de 1941, p. 286) evidencian lo certero que había llegado a ser su conocimiento de la identidad y esencia hispánicas, en cuya difusión desempeñó un papel primordial.

Haut de page

Bibliographie

Bendala Galán Manuel, Del Álamo Constancio & Prados Torreira Lourdes (2009), El tesoro arqueológico de la Hispanic Society of America, Alcalá de Henares: Museo Arqueológico Regional.

Codding Mitchell A. [dir.] (2017), Tesoros de la Hispanic Society of America: visiones del mundo hispánico, Madrid: Museo Nacional del Prado.

García-Mazas José (1962), El poeta y la escultora: la España que Huntington conoció, Madrid: Revista de Occidente.

Proske Beatrice Gilman (1965), Archer Milton Huntington, New York: The Hispanic Society of America.

Millás Vallicrosa José María (1954), Breve semblanza de Mr. Archer M. Huntington, Barcelona: Instituto Grafico Oliva de Vilanova.

Muller Priscilla E. (2007), «Pintor y mecenas en la decoración de la Hispanic Society», S. Barrón & I. Justo (coord.), Sorolla: visión de España, Valencia: Fundación Bancaja.

O’Neill John (2011), «Archer M. Huntington y las primeras publicaciones de la Hispanic Society of America», M. L. López-Vidriero (coord.), Bibliofilia y nacionalismo: nueve ensayos sobre coleccionismo y artes contemporáneas del libro, Salamanca: Seminario de Estudios Medievales y Renacentistas.

Socias Batet Immaculada (2010), La correspondencia entre Isidre Bonsoms Sicart y Archer Milton Huntington: el coleccionismo de libros y objetos de arte, Barcelona: Reial Academia de Bones Letres.

VV.AA. (2015), Perspectivas y reflexiones sobre el coleccionismo de Archer Milton Huntington (1870-1955), t. 24, n.º 47, Madrid: Cuadernos de arte e iconografía.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Pedro J. Martínez Plaza, « Patricia Fernández Lorenzo, Archer M. Huntington. El fundador de la Hispanic Society of America en España », ILCEA [En ligne], 44 | 2021, mis en ligne le 02 novembre 2021, consulté le 07 décembre 2021. URL : http://journals.openedition.org/ilcea/13683 ; DOI : https://doi.org/10.4000/ilcea.13683

Haut de page

Auteur

Pedro J. Martínez Plaza

Doctor en Historia del Arte. Técnico de Museos en el Área de Pintura del siglo xix del Museo Nacional del Prado.
pedroj.martinez@museodelprado.es
ORCID ID: 0000-0002-2328-4371

Haut de page

Droits d’auteur

© ILCEA

Haut de page
  • OpenEdition Journals
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search