Navigation – Plan du site
Actualité de la recherche
Débats. Terres d’exil, terres d’asile (Europe méridionale, xixe-xxie siècle)

Barcelona y el exilio

Entrevista con Inma Boj
Jeanne Moisand
p. 327-330

Texte intégral

Le contexte

Le 16 février 2017, des centaines de milliers de personnes se sont réunies dans les rues de Barcelone pour manifester en faveur des réfugiés aux cris de « Finies les excuses ! Accueillons maintenant ! »a. Dans une Europe si frileuse à l’accueil, une telle mobilisation intrigue. D’autant que la mobilisation citoyenne en faveur des réfugiés ne constitue pas la seule anomalie à échelle européenne : l’attitude de la maire de Barcelone contraste elle aussi avec celle de la plupart des maires d’Europe.

Au printemps 2015, la liste « Barcelone en commun » a remporté les élections municipales à Barcelone avec une courte majorité. Pour la première fois, une femme inconnue des grands partis politiques traditionnels a pris la tête de la municipalité. Fidèle à sa trajectoire d’activiste, la nouvelle maire a rapidement critiqué la politique du gouvernement espagnol en matière d’accueil des réfugiés (l’Espagne n’a effectivement accueilli en 2016 que 4,7 % des réfugiés qu’elle s’était engagée auprès de l’UE à recevoir). Contre cette fermeture, la municipalité de Barcelone a lancé les axes d’une politique urbaine autonome en matière d’asile. Elle a d’abord cherché à éveiller la société civile par une campagne d’affichage sur certains bâtiments publics (« Refugees welcome ») et par l’érection d’un mémorial des victimes sur la plage de Barcelone, qui décompte les réfugiés morts dans l’année en Méditerranée. La capitale catalane s’est aussi investie financièrement dans l’accueil des réfugiés (+ 67 % en 2016) et a lancé l’idée d’un réseau des « villes refuge européennes » destiné à encourager la coopération et l’échange des expériences. Afin de mieux court-circuiter la politique d’asile des États, Barcelone pousse enfin depuis plusieurs mois la Commission européenne à verser directement aux villes, et non plus seulement aux États, les fonds d’urgence européens destinés à l’accueil des réfugiés.

Même si les résultats de ces politiques restent très modestes, les efforts de la capitale catalane et de la société civile pour changer l’accueil sur place et en Europe méritent d’être connus et analysés. Barcelone se distinguerait-elle des autres capitales européennes par une tradition d’ouverture plus grande ? Nous avons choisi d’interroger à ce sujet Inma Boj, directrice du Musée d’histoire de l’immigration en Catalogne.

a. <http://ciutatrefugi.barcelona/es/el-plan>; <http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/atencion-refugiados-barcelona-se-multiplico-ano-pasado-5799136>; <http://vientosur.info/​spip.php?article12254>.

Tanto la sociedad civil catalana como la municipalidad barcelonesa parecen más abiertas a los refugiados que otras sociedades o municipalidades europeas. ¿La frecuentación y el apoyo social a su museo le parecen en adecuación con esta imagen de apertura?

1Inma Boj

El MhiC, es un espacio muy modesto. Su modelo de gestión y su propuesta vienen de un pequeño municipio con grandes necesidades sociales localizado en el área metropolitana de Barcelona (Sant Adrià de Besòs). El MhiC es el único museo de Sant Adrià de Besòs y por tanto no aspira tanto a tener apoyo económico o reconocimiento sino que su objetivo es equiparar el apoyo social a la libertad para presentar temas y propuestas valientes que den voz al público y a la reflexión para opinar sobre las cuestiones más complejas de la inmigración y la ciudadanía.

En Francia, la fundación del «Musée national d’histoire de l’immigration» significó el reconocimiento público del papel de los extranjeros en la historia nacional. ¿Es comparable la historia de la fundación del Museu d’història de la inmigració en Catalunya? ¿Quiénes son los actores movilizados para su funcionamiento?

2Inma Boj

El MhiC tiene el mismo objetivo inicial que la Cité con la diferencia que desde Francia se planteó como un proyecto de la República y aquí inicialmente fue una propuesta autonómica que ha derivado en una acción municipal mucho más modesta de lo que inicialmente se había previsto. En cualquier caso, el MhiC está presente en los foros de museos de Catalunya mediante la red de museos de la Diputación, la red de museos de la Generalitat y también de forma internacional a través del ICOM; nuestro discurso siempre incorpora la idea de la inmigración como hecho fundamental en los cambios históricos.

En el cartel de la última exposición organizada por su museo («Espai refugi»), se lee la poesía de Pere Quart «corrandes d’exili» que recuerda el exilio a Francia en 1939 ¿Qué papel juega la memoria del exilio republicano en la opinión catalana frente a los refugiados actuales?

3Inma Boj

La experiencia del MhiC nos muestra, a partir de sus testimonios, que la memoria del dolor migratorio es frágil y no siempre las personas generan paralelismos entre sus experiencias (históricas) y los conflictos actuales. La inmigración y el exilio llevan un componente individual muy pesado que cuando se supera a veces se enclaustra y se silencia. Los hechos históricos tienden a valorarse como colectivos y por tanto no se evalúan desde los mismos parámetros. El MhiC intenta trabajar sobre esos paralelismos, provocando en el público la revisión de los hechos históricos en los que Catalunya estuvo implicada frente a los hechos contemporáneos a partir de la empatía y el acercamiento al conflicto. Un modo de hacerlo ha sido recurrir al poema del exilio de 1939 de Pere Quart como marco donde presentamos una pantalla interactiva que muestra el «otro» exilio, el de Karima, una mujer que huye de la guerra en Siria en 2017.

Se lee a menudo que la inmigración es un fenómeno nuevo en toda España y también en Cataluña (no sería más antiguo de los años 1990). Sin embargo, su museo expone una historia mucho más antigua. ¿Nos podría explicar de qué inmigración se trata?

4Inma Boj

Las migraciones internas dentro de los mismos territorios políticos, los traslados campo-ciudad, las migraciones climáticas, el nomadismo… Cualquier movimiento humano es transformador de espacios, provocador de cambios y un gran motor social y cultural. El MhiC busca mostrar la potencia de esos cambios y la importancia desde cualquier generación. Destacamos el siglo xx, cuando la inmigración interior procedente del resto de España duplicó matemáticamente la población en Catalunya; mostramos como eso fue casi un hecho revolucionario que cambió la forma de vivir (urbanismo), de hablar (lengua), de trabajar y producir (economía), de gestionarse (política) o de relacionarse (cultura). Todos los ámbitos de la vida de un territorio se ven implicados cuando están afectados por un proceso migratorio.

La experiencia histórica vinculada a los refugiados o a los inmigrantes, ¿le parece generalizada a toda Cataluña, o más bien específica de ciudades del cinturón de Barcelona como Sant Adrià (donde se ubica el Museo)?

5Inma Boj

La ampliación de los territorios (ciudades) en materia de inmigración es un hecho generalizado en la historia de las grandes ciudades. Las llegadas masivas de población generan nuevos espacios de asentamientos que cada ciudad o gobierno afronta desde sus perspectivas políticas correspondientes, pero sin grandes variaciones. Si pensamos en los fenómenos migratorios medievales vemos como la ciudad se hace extensa fuera de las murallas en París, en Barcelona, o en muchas de las grandes capitales europeas. Fueron por tanto esos nuevos asentamientos los que recogieron las experiencias de refugiados o inmigrantes. Los siglos xxxxi no han sido muy diferentes y por ello es más fácil identificar conceptos, experiencias y conductas migratorias en las áreas metropolitanas de esas ciudades que en otros lugares. Pero hay que tener también en cuenta que la emigración y el trabajo están directamente asociados y que las zonas rurales también acogen actualmente mucha población que trabaja en las explotaciones agrarias o en otros nichos de trabajo que están haciendo, en este mismo momento, su relato migratorio también.

En las formas actuales de acogida y/o de rechazo a los refugiados en Cataluña, ¿cuáles son los elementos que le parecen comparables a experiencias pasadas, y cuáles le parecen nuevos?

6Inma Boj

Es importante cuando hablamos de formas de acogida o rechazo diferenciar entre las conductas institucionales —y por tanto políticamente aplicables— y las conductas y las opiniones individuales y ciudadanas. En el primer caso no hay grandes diferencias de unas generaciones a otras, la gestión de la inmigración siempre es muy compleja ya que como hemos visto atañe a todos los sectores de la sociedad: educación, vivienda, trabajo, cultura… Eso genera la idea de que la inmigración siempre es un conflicto y en función del «color/partido» se gestionara de una forma más equitativa o menos. Pero siempre con grandes dificultades.

Cuando la acogida o el rechazo se hacen desde la perspectiva ciudadana y no se ha de gestionar un conflicto sino que lo que se provoca es la opinión de la sociedad, la experiencia pasada puede estar más presente y se pueden plantear esos paralelismos que aunque — como decía antes— son más dolorosos, permiten generar la empatía o el miedo según las condiciones en que cada sociedad se enfrentó a las migraciones pasadas desde una perspectiva histórica.

¿Qué puede aportar el conocimiento de las formas antiguas de migración en Cataluña en la crisis actual de los refugiados?

7Inma Boj

Desde el MhiC insistimos mucho en el reconocimiento de las personas y los hechos migratorios anteriores. Poner en valor a las personas que emigran o que fueron refugiadas ayuda a que el mito del migrante que nos quitará el trabajo, que delinque, que es «ilegal»… se desmorone. Es importante recordar la idea que, en general, migrar comporta un gran esfuerzo, valentía, tenacidad, o inteligencia. Conocer el nombre, la historia, las experiencias y la memoria de la inmigración ayuda a entender esos procesos y por tanto a poder prever y reconocer a las personas que en este momento son protagonistas en la crisis de los refugiados.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence papier

Jeanne Moisand, « Barcelona y el exilio »,Mélanges de la Casa de Velázquez, 48-1 | 2018, 327-330.

Référence électronique

Jeanne Moisand, « Barcelona y el exilio », Mélanges de la Casa de Velázquez [En ligne], 48-1 | 2018, mis en ligne le 07 mars 2018, consulté le 23 septembre 2018. URL : http://journals.openedition.org/mcv/8024 ; DOI : 10.4000/mcv.8024

Haut de page

Auteur

Jeanne Moisand

Université de Paris 1 Panthéon-Sorbonne

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
La revue Mélanges de la Casa de Velázquez est mise à disposition selon les termes de la Licence Creative Commons Attribution - Pas d’Utilisation Commerciale - Pas de Modification 3.0 France.

Haut de page
  • Logo Casa de Velázquez
  • OpenEdition Journals