Navigation – Plan du site

AccueilNuméros19Corpus - Au-delà des frontières, ...Interdisciplinariedad y fragmenta...

Corpus - Au-delà des frontières, sept sociologies du travail

Interdisciplinariedad y fragmentación en la investigación laboral en Argentina

Mariana Busso et Julio César Neffa
Traduction(s) :
Interdisciplinarité et fragmentation dans les recherches sur le travail en Argentine [fr]

Résumé

El desarrollo de la sociología del trabajo en Argentina debe ser comprendido a la luz de la historia de inestabilidades económicas y políticas que caracterizan al país desde el golpe militar de 1976. Los vaivenes macroeconómicos, las crisis sociales y la necesidad imperiosa de buscar comprender escenarios volátiles dieron lugar a una disciplina amplia y diversa, tanto temática como teóricamente. Ello incentivado por un campo de estudios que desde sus inicios se configuró como un espacio de diálogo y producción interdisciplinario. Con una impronta inicial que recuperó la perspectiva fundante de la sociología del trabajo francesa y luego se amplió a la anglosajona, actualmente busca fortalecer una mirada latinoamericana que tiene en el centro del debate un mundo del trabajo en permanente conflicto, fuertemente precarizado e informal y donde los trabajadores organizados son actores claves.

Haut de page

Texte intégral

1Desde sus inicios la Sociología del Trabajo en Argentina ha presentado límites difusos. Sin que hubiera una discusión teórica que lo fundamente epistemológicamente, el espacio académico de la disciplina se fue ampliando hacia lo que denominamos “estudios del trabajo”, o las “ciencias sociales del trabajo”. En ese sentido este artículo aporta una visión de síntesis sobre los temas centrales abordados por los especialistas en estudios del trabajo, donde la Sociología del Trabajo ocupa un valor prominente.

2A imagen del Tratado de Sociología del Trabajo dirigido por Fridman y Naville en el siglo pasado, un equipo de sociólogos latinoamericanos coordinados por De la Garza redactó el Tratado Latinoamericano de Sociología del Trabajo (De la Garza, 2000), donde contribuyeron un número importante de investigadores argentinos. Asimismo en 2016 se publicó un nuevo libro sobre la Sociología del Trabajo en América Latina, que incluyó un capítulo sobre el caso argentino, al cual remitimos a los lectores para tener un panorama detallado donde pueden encontrar referencias bibliográficas de los autores argentinos citados en este artículo (Neffa y Del Bono, 2016)1.

3En Argentina las investigaciones laborales se desarrollan incipientemente en los años 60 y 70, al igual que en otros países de la región como Brasil y México. Los trabajos pioneros de Nun (sobre la marginalidad) y de Murmis y Portantiero (sobre los orígenes del peronismo y su influencia en el medio sindical), abrieron un vasto campo de investigación. La creación de la primera carrera de Sociología en 1957 y el surgimiento del Centro de Investigaciones Laborales (CEIL) del CONICET en 1971 fueron dos hitos del desarrollo de la disciplina.

4A partir de 1984, con la vuelta a la democracia, se crearon y consolidaron nuevos centros y equipos de investigación, tanto en el Área Metropolitana de Buenos Aires como también en el interior del país. Los años 80 y 90 son considerados el momento de la institucionalización de la disciplina. La creación de institutos de investigación, de carreras de grado y posgrados especializados en temas laborales, y el surgimiento de asociaciones de investigadores y profesionales dedicados a la temática, junto al apoyo brindado por la cooperación internacional, fueron elementos fundantes de esta etapa.

5A nivel nacional la Asociación de Especialistas en Estudios del Trabajo (ASET) creada en 1982, y a escala regional la Asociación Latinoamericana de Sociología del Trabajo (ALAST), creada en México 1993, otorgaron a la Sociología del Trabajo un importante papel. Ambas organizaciones desarrollan congresos bianuales y publican revistas académicas. A nivel internacional los investigadores argentinos también participan del Comité Sociology of Work, de la Internacional Sociological Association (RC 30, ISA). Desde inicios del siglo XXI se aceleró el proceso de internacionalización de la sociología del trabajo argentina. Se han establecido relaciones de cooperación especialmente con colegas brasileños, uruguayos, mexicanos, chilenos, españoles, franceses, alemanes e ingleses, aunque sigue siendo irrelevante la vinculación con el desarrollo de la disciplina por fuera de los países mencionados.

6En este artículo presentaremos los principales ejes de discusión de la Sociología del Trabajo en Argentina, a partir de un análisis de las problemáticas tratadas en los Congresos bianuales de ASET y en su Revista Estudios del Trabajo en el período 1990-2020, teniendo en cuenta la vinculación entre los temas investigados y el contexto social. A partir del análisis de ambas fuentes seleccionamos seis ejes temáticos por considerarlos relevantes en términos cuantitativos y cualitativos. Estos ejes son : 1-mercado laboral, 2- procesos de trabajo, 3- Salud laboral, condiciones y medio ambiente de trabajo, 4- sindicalismo, 5- trabajo y desigualdades socioeconómicas, 6- políticas sociales y de empleo. En su abordaje aludiremos a su vinculación con el modo de desarrollo, dando cuenta de tres escenarios sociohistóricos que presentaremos a continuación.

Argentina de 1990 a 2020 : escenarios socioeconómicos inestables

7Para comprender la sociología del trabajo presentaremos brevemente la situación en Argentina en el período 1990-2020, caracterizada por tres etapas : la neoliberal del régimen de la convertibilidad (1991-2001), la “social desarrollista” (2002-2015) y la del nuevo neoliberalismo internacionalizado (2015-2019).

8La primera etapa estuvo marcada por un proceso hiperinflacionario previo que creó las condiciones para que se aplicaran las consignas del consenso de Washington y se efectuara un severo ajuste fiscal con fuertes consecuencias económicas, sociales y políticas. Este régimen económico se caracterizó esencialmente por el tipo de cambio artificialmente paritario y fijo respecto del dólar, la apertura indiscriminada al comercio exterior en detrimento de una industria nacional poco competitiva, la privatización masiva de empresas y servicios públicos acompañada de actos de corrupción, las reformas laborales para flexibilizar y reducir el costo de la fuerza de trabajo y una revalorización del papel del mercado como mecanismo óptimo para lograr equilibrios económicos. Estas políticas fracasaron y desembocaron a fines de 2001 en la crisis más grave que soportó la economía argentina durante el siglo XX, dando como resultado elevados índices de desempleo (21,5 % de la PEA), precariedad, pobreza e indigencia con una fuerte contracción del salario real, y con una revuelta popular que dejó más de 30 muertos a causa de la represión.

9Desde 2002 y hasta fines de 2015 la configuración del modo de desarrollo fue muy diferente y antagónica al anterior y se lo define como « social desarrollista », « desarrollo nacional y popular » o « desarrollo con inclusión social », también conocido como período post-convertibilidad. En una primera fase (2002-2008) se lograron excedentes de comercio exterior, de balanza de pagos, de las cuentas fiscales y se redujo fuertemente el desempleo, el subempleo, la pobreza y la indigencia. El presupuesto para el gasto público social (educación, salud, seguridad social, trabajo) se incrementó de manera considerable, incluso por encima del nivel de la recaudación. Si bien cambiaron sustancialmente las orientaciones de política económica y social estimulando la demanda y procurando un crecimiento con inclusión social, no se logró finalmente la integración industrial, el desarrollo regional y la restructuración productiva buscadas. A partir de 2008 se observa un nuevo escenario : la economía continúa creciendo pero más lentamente, se contrae la producción industrial y se desacelera el crecimiento del empleo, estabilizándose la desocupación y los salarios reales, todos indicadores que habían presentado una clara mejora desde 2003.

10Entre 2015 y 2019 asume un gobierno con una orientación tecnocrática y managerial, que tuvo impactos sobre el modo de desarrollo y consecuencias desfavorables sobre el trabajo y el empleo, generando un aumento de la desigualdad y la pobreza. En esos cuatro años se reinstauró un modo de desarrollo neoliberal que abrió la economía a las importaciones y buscó atraer inversión extranjera (pero solo ingresaron capitales especulativos) que endeudó al país y deterioró la situación laboral, pues aumentaron el desempleo, el cuentapropismo, el empleo no registrado y la precariedad, y se redujo fuertemente el salario real así como la participación de los salarios en el ingreso nacional.

Problemáticas y abordajes desde la Sociología del trabajo :

11Las problemáticas abordadas por los sociólogos y sociólogas del trabajo en el período 1990-2020 han sido variadas, por lo que las hemos agrupado en los seis ejes antes mencionados. El abordaje de estas problemáticas presenta particularidades según distintos momentos históricos, como así también especificidades regionales al interior del país. Esta presentación busca enunciar las principales líneas de investigación y estudios relevantes del período, sin ánimo de exhaustividad.

2.1- Mercado de trabajo

12La inestabilidad macroeconómica propia de la Argentina dio lugar a una multiplicidad de investigaciones que buscan describir y comprender las particularidades que adquiere el mercado de laboral ante cada coyuntura. Mientras que entre 1990 y 2005 predominaron las problemáticas de la marginalidad, la pobreza y la informalidad, en los últimos años cobraron más relevancia los estudios sobre precariedad, tercerización y subcontratación.

  • 2 La Teoría de la Dependencia entiende que el subdesarrollo está directamente ligado a la expansión d (...)

13Entre los años 60 y 70 surge en América Latina la Teoría de la Dependencia, que se propone explicar las dificultades que encuentran los países que no logran el desarrollo económico2. Esta teoría propició los estudios sobre marginalidad, pobreza e informalidad en la región. A partir de los años 80, con el retorno a la democracia y una complicada situación socioeconómica, estas problemáticas se constituyen en temáticas centrales de la sociología del trabajo argentina.

14El problema del desempleo ha estado presente en todo el período, aunque con particularidades según cada momento histórico, alcanzando su pico en la “crisis del 2001”. Hasta el año 2005 el desempleo abierto y el efecto desaliento fueron temas abordados desde el aspecto económico del problema, como también desde las secuelas psicológicas, familiares, e incluso colectivas y sindicales. A partir del 2005, con el crecimiento del empleo, la problemática fue abordada desde estudios más focalizados, prestando especial atención a los grupos más vulnerables, principalmente el desempleo de los y las jóvenes, y a las dimensiones regionales, aunque los debates macroestructurales no estuvieron ausentes (Lindenboim y Salvia, 2015).

15En el mismo período también se multiplicó la producción académica sobre la informalidad laboral, pero no solo en términos cuantitativos sino principalmente a través de numerosas investigaciones cualitativas (Carpio et al., 2000). Ya desde los años 80 se observa una presencia significativa de estudios inspirados en el Programa Regional del Empleo en América Latina y el Caribe (PREALC) de la OIT, primordialmente en lo que respecta a los estudios sobre el sector informal urbano. La medición de la informalidad, fue uno de los temas que dominaron el campo en el período, dado que alcanzaba a 4 de cada 10 trabajadores (Pok, 1992).

16Frente al auge de los estudios sobre informalidad, fue hacia fines de los 90 que ganaron presencia las investigaciones sobre precariedad laboral, a pesar de contar con algún trabajo pionero sobre el tema (Galin y Novick, 1990). Esta línea de estudios que continúa estando muy presente, se focaliza primordialmente en las causas y consecuencias del empleo no registrado y precario. Mientras un conjunto de investigaciones puso el acento en aspectos microsociales, a partir de abordajes cualitativos y de estudios de caso (Del Bono y Quaranta, 2010), otra vertiente, se ha dedicado al análisis de las dimensiones estructurales que están en su origen (Bertranou et al., 2013).

17Esta problemática se ha visto ahondada a partir de la profundización del proceso de tercerización, en tanto estrategia de organización estatal y empresarial. La precariedad entre los trabajadores estatales es una problemática muy presente en las investigaciones del período (Diana Menéndez y Míguez, 2009). Las dificultades presupuestarias llevaron a un congelamiento de las plantas de personal del Estado y se multiplicaron contratos sin relación de dependencia en organismos estatales en todos sus niveles. Esta situación ha sido investigada principalmente a partir de estudios de caso cualitativos. El conjunto de trabajadores no registrados, monotributistas y autónomos, todos ellos precarios, es el único sector que creció en todo este tiempo, dando lugar a multiplicidad de investigaciones.

2.2- Procesos de trabajo

18Los estudios sobre los procesos de trabajo comenzaron en Argentina después de México y Brasil. La fuente bibliográfica no fue tanto la producción anglosajona del « Labor Process Debate » y las tesis del « Trabajo y Capital Monopolista » de Braverman sino la originada en Francia y en Italia. En este tema cabe destacar en especial el impacto de Coriat y Boyer, y por otra parte, la producción italiana de fuente gramsciana, a través de la revista Pasado y Presente. Retomando esos antecedentes, las particularidades de la organización del trabajo en América Latina y en Argentina fueron sistematizadas por Novick (2000).

19La discusión internacional acerca del « fin del trabajo », dio lugar en el país a debates y publicaciones (Neffa, 2003). Asimismo, la reflexión sobre los modelos productivos también tuvo su correlato a nivel local. La crisis del modo de “desarrollo kenynesiano-fordista” volvió a revisitarse a la luz del cambio científico y tecnológico y la emergencia de un nuevo paradigma productivo con nuevas formas de management siendo relevante a escala nacional la temática referida a la naturaleza de la organización del trabajo en las actividades no industriales, desde las más informales realizadas en forma ambulante y espacios públicos, pasando por los nuevos trabajos de los servicios, las tareas de cuidado y llegando hasta el trabajo simbólico e informacional del capitalismo cognitivo.

20La crisis de 2001 y el estancamiento de la economía argentina provocaron la quiebra de muchas empresas, cuyos patrones las abandonaron dejando impagos los salarios y los aportes a la seguridad social. La reacción de los trabajadores consistió en ocuparlas y reactivarlas, creando cooperativas de trabajo. Este proceso contó con importante apoyo social y estimuló numerosas investigaciones con trabajos de campo sobre la participación de los trabajadores en la gestión, las cooperativas de trabajo y la autogestión. Al mismo tiempo las estrategias de supervivencia de los sectores populares estimularon la reflexión sobre la “Economía Popular” y “Economía Social y Solidaria”, donde los actores fueron los cartoneros o “recicladores urbanos” y microemprendimientos familiares, y de trabajadores informales. La producción sobre estas problemáticas es ciertamente extensa, podemos mencionar, por ejemplo, los trabajos de Coraggio, Vuotto, Rebón, Ruggeri, Fajn y Rebón, Partenio, Kardasian, Gorbán, Neffa y Basterrechea.

21En los últimos años se desarrollaron análisis del comportamiento laboral de los CEO o managers de grandes empresas, que influyen sobre la organización del trabajo, entre los que podemos mencionar las investigaciones de Walter sobre gestión de la seguridad y normas de calidad ; de Poy acerca de las prácticas discrecionales en la gestión del riesgo ; y de Szlechter, en relación al sentido del trabajo para los managers de empresas transnacionales y sus formas de comportamiento. También Castellani analizó el comportamiento corporativo sistemático de las elites de grandes empresas pero para tomar posiciones dentro del aparato estatal, fenómeno que atravesó los tres períodos analizados. El control managerial y sus efectos sobre los trabajadores se estudió a través de varios estudios de caso, por ejemplo en hipermercados de Abal Medina, y en call centers, de Del Bono, y de Figari y Soul, donde analizaron los mecanismos de disciplinamiento y control, respectivamente.

22Finalmente, es posible identificar en los últimos años una serie de estudios que se focalizan sobre un conjunto de actividades nuevas —o renovadas— que exigen la puesta a prueba de los instrumentos conceptuales tradicionales de la sociología del trabajo. En esta clave, son varios los investigadores argentinos abocados al estudio de servicios empresariales destinados a la exportación, software y servicios informáticos, producción audiovisual e industrias culturales : Miguez, Zukerfeld, Roldán, Bulloni, entre otros.

23Los estudios sobre procesos de trabajo en las grandes industrias son todavía escasos, pero se destacan los realizados por Palermo sobre una empresa petrolera, Battistini sobre una automotriz, y los de Soul, Esponda y Strada sobre la siderurgia. Todos ellos pusieron de relieve el papel activo de los sindicatos.

2.3- Salud laboral, condiciones y medio ambiente de trabajo

24Aún se registran pocas investigaciones sobre el ámbito de la salud, desde la sociología del trabajo. Pero hay estudios epidemiológicos donde intervienen sociólogos para mostrar la desigualdad de oportunidades en el acceso al sistema de salud, el cual es profundamente heterogéneo y fragmentado según sectores o clases sociales, donde coexisten el Hospital y salas de proximidad públicos a los que todos pueden tener acceso, con el sistema mercantil y más exclusivo, donde priman las obras sociales (para asalariados formales), las empresas de medicina pre paga y los seguros de salud.

25Desde mediados de los años 80 los aportes del investigador francés Guy Roustang respaldaron la realización de estudios empíricos por parte de investigadores del CEIL del CONICET, sobre condiciones de trabajo a nivel de los puestos en empresas industriales. Posteriormente se inició un proceso de reflexión colectiva que construyó la “concepción renovadora de las condiciones y medio ambiente de trabajo” (CyMAT) » (Neffa, 1995).

26Desde esta perspectiva se realizaron investigaciones a partir de la demanda sindical, las cuales tuvieron un fuerte impacto debido a que sus conclusiones y recomendaciones se incluyeron en convenios colectivos de trabajo. Los estudios fueron sobre maestros primarios, obreros de la industria del vidrio, telegestores de empresas telefónicas, trabajadores rurales. De nuevo la cooperación internacional jugó un rol decisivo, gracias al aporte de investigadores y ergónomos franceses del CNAM, como Wisner, Laville, Volkoff, y Queinnec y del apoyo académico del el RC30 de la ISA. Se trató nuevamente de investigaciones interdisciplinarias en las que participaron médicos del trabajo, sociólogas y economistas.

27Durante la post-convertibilidad continuó la reflexión sobre las CyMAT dando lugar a numerosas investigaciones empíricas, utilizando métodos cuali y cuantitativos, inspirados en el aporte metodológico de Volkoff mediante encuestas que tuvieron una amplia difusión y se incorporaron a las bibliografías universitarias.

28En las primeras décadas del siglo XXI la temática se profundizó en la perspectiva de los riesgos psicosociales en el trabajo (RPST) y se avanzó en el trabajo en equipos pluridisciplinarios con el valioso aporte de colegas franceses como Gollac, Coutrot y Dejours. Las investigaciones desde esa perspectiva teórica se nutrió con trabajos de campo utilizando una encuesta inspirada en la que se aplica en Francia y otros países europeos, y se llevaron a cabo con el apoyo de sindicatos en empresas, hospitales, clínicas, el sistema de seguridad social, trabajadores no docentes de las universidades, cooperativas de trabajo, etc (Neffa y Henry, 2019). Estas investigaciones, y en particular las relativas a universidades, call centers y cine publicitario mostraron una cruda realidad (Neffa, 2020 ; Del Bono y otros, 2008, Bulloni, 2009) y sirvieron de fundamentos para el Proyecto de Ley del « Estatuto para los Teleoperadores de Centros de Atención de Llamadas (Call Centers) ». Otras investigaciones se hicieron utilizando el método ISTAS, desde la SRT y la Universidad de Avellaneda.

29Uno de los progresos más significativos alcanzados en esta temática es la inclusión expresa de la problemática de la precariedad, el “trabajo en negro” y la discriminación dentro del campo de estudio de las CyMAT para evitar su simple reducción a la higiene y la seguridad laboral. Asimismo se contribuyó en la formación de un consenso acerca de la estrecha relación entre la acumulación del capital y su influencia sobre las CyMAT y el impacto de los riesgos psicosociales en el trabajo (RPST) sobre la salud de los trabajadores, la calidad de vida laboral y la performance de las empresas.

30Partiendo del concepto de proceso de trabajo y de su impacto sobre la salud de los trabajadores, los estudios han identificado los factores de RPST que generan el estrés y dan lugar a patologías cada vez más frecuentes. Estos factores, presentes en los lugares de trabajo y que agrupan diversas variables fueron identificados empíricamente : la demanda e intensidad del trabajo, los riesgos del medio ambiente de trabajo, el grado de autonomía y de control para ejecutar la actividad, los conflictos éticos y de valores a los que se enfrentan, el control de las emociones, las relaciones sociales en el trabajo (con los colegas, la jerarquía, los subordinados, clientes y usuarios), y la seguridad y estabilidad en el empleo. Las investigaciones desarrolladas asignan particular relevancia a la duración y configuración del tiempo de trabajo (horas extraordinarias, trabajo nocturno, trabajo por turnos).

31Otro tema recurrente desde hace dos décadas es el de la identidad y subjetividad de los trabajadores, que está estrechamente vinculado con la organización y contenido del proceso de trabajo y con el sistema de relaciones laborales. Los trabajos de Battistini (2004) y Figari (2013), entre otros, abordaron el problema. De esas investigaciones surge que la intensificación del trabajo y el disciplinamiento buscado a través de la « racionalización del trabajo » en el ámbito fabril, dieron como resultado explotación, despersonalización y una pérdida de sentido, además de fatiga.

2.4- Sindicalismo

32El movimiento obrero argentino se caracterizó, desde la segunda posguerra mundial, por una alta tasa de sindicalización y una fuerte presencia de los sindicatos en el escenario social y político, con fuerte vinculación con un partido político, el Justicialista (“Partido Peronista”). En ese sentido numerosas investigaciones pusieron de relieve que el sindicalismo mayoritario no se expresaba en términos de lucha de clases y que la acción reivindicativa de los sindicatos se canalizaba a través del Estado. Cabe destacar los estudios pioneros realizados por Juan Carlos Torre, Héctor Cordone, Arturo Fernández y Héctor Palomino.

33Las transformaciones del mercado de trabajo y los posicionamientos político ideológicos de los distintos gobiernos de turno fueron generando momentos de mayor o menor tensión con las centrales sindicales, e incluso fracturas dentro del movimiento sindical. En los años 90 los estudios sobre sindicalismo resaltaron los nuevos desafíos que presentaba el mercado de trabajo : incremento del desempleo, precariedad, trabajo no registrado, empresas recuperadas y flexibilización pusieron en jaque la forma de representación de los trabajadores. Asimismo los altos niveles de flexibilización en el empleo público generaron una serie de acciones de los sindicatos de trabajadores estatales (Armelino, 2015). Sin embargo, gran parte de los debates académicos giraron en torno a los “nuevos sujetos” y sus formas de organización y representación colectiva. El posicionamiento de los sindicatos tradicionales frente a este nuevo escenario, especialmente la estrategia de “supervivencia organizativa” (Murillo, 1997), y la división de la Confederación General del Trabajo (CGT), fueron temas de debates y reflexiones académicas (Gómez, 2009). La CGT convivió con la creación del Movimiento de Trabajadores Argentinos (ala disidente de la CGT oficial) y con el surgimiento de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), liderada por trabajadores estatales pero que incorporó a trabajadores desocupados e informales (Cross, 2004 ; Retamozo y Morris, 2015).

34La crisis del 2001 profundizó esta situación, multiplicándose los debates sobre el mundo sindical, sumándose análisis sobre experiencias particulares de organización de trabajadores informales, como feriantes o cartoneros, agrupados en pos de demandas puntuales. Las experiencias de fábricas y empresas recuperadas aludidas anteriormente, se incrementaron exponencialmente en este período, generando una multiplicidad de análisis académicos centrados en sus formas de agrupamiento tanto en el lugar de trabajo como a escala territorial e incluso nacional, con la conformación del Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas y el Movimiento Nacional de Fábricas Recuperadas.

35Desde el 2003 lentamente vuelve a cobrar fuerza el sindicalismo tradicional, principalmente a partir del restablecimiento de la negociación colectiva, cobrando protagonismo la discusión acerca de la “revitalización sindical”. El concepto de revitalización es “importado” de estudios de Inglaterra y EEUU, donde se apela a la posibilidad de un sindicalismo que se readecúe a la realidad, ampliando su base de representación y genere vínculos con otros movimientos sociales. Sin embargo, Argentina se plantea como un contraejemplo, dado que el que “resurge” en este período es el sindicalismo más tradicional (Etchemendy y Collier, 2008).

36Dichas discusiones se dan paralelamente al debate sobre el “sindicalismo de base”, que originariamente había surgido más vinculado con la crisis del 2001 (con la idea de que la crisis cambió las formas de acción y organización colectiva). Algunos autores conceptualizaron este proceso como “revitalización por abajo” (Senén González y Del Bono, 2013), al plantear que serían las bases las que estarían revitalizando al movimiento sindical tradicional. En los últimos años el concepto de “sindicalismo de base” se va a transformar en “sindicalismo radical” (concepto que también es importado de Inglaterra) mientras que se multiplican los debates académicos sobre “burocracia sindical” (Varela, 2016).

37Una novedad del movimiento sindical en Argentina que genera interés de la sociología del trabajo, es el surgimiento de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), con fuerte apoyo y acompañamiento del Papa Francisco y con reconocimiento estatal desde 2015, lo cual implicó la puesta en marcha del Registro de Organizaciones Sociales de la Economía Popular y Empresas Autogestionadas (trabajadores desocupados, cartoneros, campesinos, de empresas recuperadas, pequeñas cooperativas, entre otros). Desde 2019 conforma, junto a otras organizaciones populares, la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), la cual busca adherir a la CGT, a pesar de ser rechazada por incluir a trabajadores no asalariados.

38Por último, el auge del movimiento de mujeres motivó mayor interés por una problemática un poco relegada en los estudios sindicales : la cuestión de género. Asimismo comienza a ser problematizada la sinergia entre sindicalismo y movimiento de mujeres, el cual cuenta con una presencia relevante en el escenario social y político principalmente desde 2015, a partir de las movilizaciones masivas contra la violencia de género (Arriaga y Medina, 2020).

2.5- Desigualdades sociolaborales

39La desigualdad social medida a partir de la distribución de ingresos ha sido una problemática transversal a la historia argentina y latinoamericana, siendo referentes en el tema el sociólogo Agustín Salvia y la economista Adriana Marshall, ambos reconocidos especialistas en estudios del trabajo a nivel nacional. Sin embargo, en una división disciplinar (ciertamente forzada y analítica), los sociólogos del trabajo se han abocado principalmente al análisis de grupos o sectores vulnerables multiplicando abordajes sobre desigualdades sociolaborales.

  • 3 La encuesta de la Deuda Social Argentina dependiente de la Universidad Católica Argentina se realiz (...)

40Metodológicamente las fuentes más recurridas han sido los datos oficiales de la encuesta de hogares (EPH-INDEC), e investigaciones cualitativas y estudios de caso, en las que Sautú, Wainerman y Vasilachis han sido referencias metodológicas ineludibles. Una de las principales dificultades radica en la imposibilidad de contar con bases oficiales de datos longitudinales. Sin embargo, se han utilizado medios alternativos como por ejemplo : 1) matrices de transición entre dos períodos consecutivos y 2) pseudopaneles. Asimismo se han realizado relevamientos cuantitativos a nivel nacional, buscando profundizar en problemáticas no captadas por datos oficiales, donde se destaca el esfuerzo del Observatorio de la Deuda Social Argentina3.

41El análisis de desigualdades sociales de grupos o sectores vulnerables se concentró principalmente en las problemáticas vinculadas a mujeres, a jóvenes y a trabajadores rurales. Al igual que en el resto de América Latina, la problemática de la desigualdad de género es una de las que más se ha desarrollado en los últimos años. Poco a poco, el interés sobre la tradicional problemática feminista que tiene entre sus principales exponentes a Dora Barrancos, se ha ido articulando con la preocupación por la inserción de las mujeres en el mercado de trabajo mostrando la heterogeneidad, la desigualdad y la discriminación, tanto en el acceso como al interior del mundo laboral, siendo Rodríguez Enríquez, Pautassi, Zibecchi y Partenio algunas de las principales referentes del campo.

42Al interior del mundo laboral, se alude a los procesos de segregación vertical y horizontal, las cuales remiten a los conceptos de “techo de cristal” y “piso pegajoso” en el primer caso, y feminización de sectores de actividad, en el segundo. Se ha puesto especial atención a las tareas de cuidado (enfermería, trabajo doméstico, docencia, etc.), claramente feminizadas, como así también a las desigualdades intragénero.

43La juventud ha sido otro de los grupos históricamente vulnerables del mercado laboral. Sus niveles de desempleo triplican el de los adultos y la precariedad atañe a la amplia mayoría de los primeros empleos. Los análisis de la participación de los jóvenes en el mercado de trabajo han sido muy recurrentes. Uno de los ejes de debate ha sido la problemática de la precariedad e informalidad laboral que atañe al conjunto de los jóvenes y particularmente su devenir según orígenes sociales (Salvia, 2008 ; Busso y Pérez, 2016). Al igual que en otros países ha cobrado centralidad la relación entre jóvenes, educación y trabajo, siendo Jacinto, Panaia, Riquelme y Miranda, referencias ineludibles.

44El tercer otro grupo vulnerable más indagado en la bibliografía es el de los trabajadores rurales. Frente a grandes conglomerados urbanos se contrapone en Argentina un amplio territorio donde se desarrollan principalmente actividades productivas extensivas (ganadería y agricultura), como así también extractivas (hidrocarburífera). La sociología rural ha estado muy presente en el ámbito académico desde mediados del siglo XX siendo Giarraca y Forni dos pioneros y referentes del campo. En las últimas décadas se retomaron problemáticas clásicas como las migraciones internas, propias de los “trabajadores golondrina”, y aquellas vinculadas a la agricultura familiar.

45Las transformaciones en el mundo agrario observadas a escala global han presentado su correlato a nivel local. En ese sentido también se desarrollaron en Argentina estudios sobre “la nueva ruralidad”, al identificar cambios en el territorio rural tales como encadenamientos urbano-rurales, el empleo rural no agrícola, las certificaciones agroambientales, los pueblos como centros de servicios al sector rural, etc (Giarraca, 2001 ; Neiman y Craviotti, 2006). Asimismo, el auge de los estudios sobre precariedad laboral también se observó en relación a ámbitos rurales, donde se caracterizó por investigaciones sobre regiones o cultivos específicos, dado el extenso territorio nacional, y la particularidad de cada una de sus regiones, siendo Neiman, Benencia, Forni, Quaranta, Landriscini, Aparicio, referentes del campo

46La sociología del trabajo rural también estudió los procesos de subcontratación de las labores en la agricultura extensiva, el trabajo precario en la agricultura, el de los minifundistas y de los cosecheros temporarios, y recientemente la « sojización ». Este cultivo extensivo y mecanizado intensificó la fumigación con glifosato generando problemas de salud de esos agricultores y de las poblaciones vecinas a los campos fumigados. Las explotaciones minerales a « cielo abierto » y la contaminación del agua de los ríos, también afectó la salud de los trabajadores y de la población circundante, poniendo sobre el tapete los problemas ecológicos y la reprimarización de la economía que justificaron la emergencia de combativos movimientos sociales a escala local, compuestos por sectores concientizados de clases medias, con frecuencia reprimidos (Svampa, 2019). Aún son escasos los trabajos sobre el empleo y las condiciones de trabajo en las minas, en su mayoría explotadas por empresas transnacionales.

2.6 Políticas sociales y de empleo

47La problemática de las políticas sociales y de empleo, fue ampliamente desarrollada a lo largo del período con el apoyo de OIT, Banco Mundial, el Ministerio de Trabajo, el CONICET, las Universidades y fundaciones privadas. El enfoque neoclásico en estado puro ya no es tan aplicado, y ha sido sustituido por aportes inspirados en Keynes, las teorías de la segmentación, del capital humano, marxistas, regulacionistas o enfoques integrados como los de la OIT. Predominan los estudios estadísticos, así como el análisis focalizado de las políticas y sus resultados, pero la discusión teórica es escasa. Los principales referentes académicos del campo son Grassi, Hintze, Monza, Bertranou, Roca, Danani, Isuani y Neufeld, Castillo Marín, Neffa, entre otros.

48Entre los temas más abordados por las políticas sociales y de empleo se encuentran el desempleo, subempleo, el trabajo informal, el empleo no registrado, empleo y desempleo de los jóvenes y de las mujeres. En la post-convertibilidad, las políticas de empleo pusieron el acento en la empleabilidad, las competencias y la terminalidad educativa, y fueron objeto de numerosos estudios. Asimismo proliferaron análisis sobre el desarrollo de oficinas municipales de empleo, dado que se expandieron en pocos años y permitieron el contacto directo del Estado con desempleados y beneficiarios de las políticas sociales.

49Los estudios mostraron por una parte el gran número de beneficiarios de las políticas sociales, aunque los montos de subsidios eran reducidos y no se indexan al ritmo de la inflación. En ese sentido se sostiene que fueron eficaces aunque incompletos los planes y políticas laborales y sociales de transferencia directa con impacto en el mercado de trabajo, entre los que se destacan : Seguro de Capacitación y Empleo, Programa de Empleo Comunitario, Programa Jóvenes por Más y Mejor Trabajo, los programas de Formación Profesional y de Certificación de competencias, el Programa de Crédito Fiscal para promover mediante deducciones fiscales la formación profesional en las empresas, el Seguro por Desempleo (aunque el número de beneficiarios es relativamente pequeño y el monto es muy reducido) y el Programa de Recuperación Productiva (REPRO) que establece el pago a los empresarios de un subsidio por un monto inferior al salario para evitar los despidos y que se activa en momentos de crisis en función de la demanda de los empleadores.

50Los planes más estudiados fueron Plan Jefes y Jefas de Hogar Desocupados, Plan Familias, Programa Manos a la Obra y Programa de Inserción Social con Trabajo, que impulsó la creación de unidades productivas que adoptan la forma legal de cooperativas para realizar trabajos de interés comunitario a nivel local. Algunos tuvieron un fuerte impacto para bajar los índices de indigencia, como la Asignación Universal por Hijo y el programa Progresar. Otro programa que tuvo un impacto considerable para reducir la indigencia y en menor medida controlar la pobreza fue el Plan de Inclusión Previsional del año 2005. Las personas que estaban en edad jubilatoria y no percibían jubilaciones o pensiones, tuvieron la posibilidad de acceder a prestaciones de la seguridad social (jubilaciones y pensiones no contributivas, de un monto mínimo).

51Los estudios mencionados pusieron de manifiesto que además de las políticas adoptadas se estaba produciendo un cambio forzado en el paradigma de la seguridad social, donde había predominado el enfoque « bismarkiano » (financiamiento con participación de los actores sociales), pues progresivamente se iban adoptando medidas de inspiración « beveridgianas », en las que el Estado pasa progresivamente a ser el actor predominante del financiamiento (Bertranou et al., 2019).

Consideraciones finales

52La apretada síntesis sobre el desarrollo de la sociología del trabajo en Argentina muestra una real y sostenida evolución cuantitativa y cualitativa del campo, donde el balance es francamente auspicioso, a pesar de falencias y vacíos.

53En relación a las referencias teóricas, provinieron esencialmente de Francia, Inglaterra, España y Estados Unidos y, de manera complementaria, de Brasil y México, sin identificarse una teoría hegemónica. Se reconoce particularmente una amplia presencia de bibliografía francesa sobre los estudios del trabajo en general y la sociología del trabajo en particular, destacándose la referencia a Coriat, Paugam, Dubar, Freyssinet, Sellier, Silvestre, Verdier, entre otros. La perspectiva de Bourdieu tuvo una fuerte aceptación en la sociología argentina. También ha tenido mucha repercusión el libro La corrosión del carácter de Sennet. Otras fuentes bibliográficas internacionales fueron las provenientes del Reino Unido, elaboradas en las universidades de Cambridge y Sussex con fuerte impronta keynesiana. Las dos publicaciones coordinadas por De la Garza (2000 ; 2016) sobre la sociología del trabajo en América Latina, han sido grandes aportes de sistematización y diálogo de las investigaciones de la región. Sin embargo aún encontramos pocos estudios comparativos a escala latinoamericana así como con los países capitalistas industrializados sobre temas laborales específicos.

54Desde el punto de vista metodológico, en la mayoría de los estudios predominan los abordajes cualitativos a partir de estudios de caso con fuerte influencia de la Escuela de Chicago, del interaccionismo simbólico, y de la teoría fundamentada (Grounded Theory). En cuanto a los estudios cuantitativos sobre empleo, proliferan análisis de estadística descriptiva donde se utiliza de manera casi excluyente la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) aunque su información en materia de precios, inflación, pobreza e indigencia entre 2007 y 2015 fue seriamente cuestionada.

55Esta breve presentación de la sociología del trabajo en Argentina da cuenta de una disciplina que se ha consolidado, institucionalizado y enriquecido teórica y metodológicamente en las últimas décadas, aunque con escasa capacidad de creación conceptual. Escenarios sociohistóricos inestables han propiciado primordialmente investigaciones descriptivas y la proliferación de estudios de caso. Sin embargo hay que destacar la interdisciplinariedad que prima en el campo. Los equipos de investigación se componen por profesionales provenientes de diferentes disciplinas : sociólogos, economistas, ergónomos, politólogos, historiadores, especialistas en educación, médicos del trabajo, abogados, entre otros, trabajan de manera conjunta dependiendo la problemática a analizar. Ello permite comprender que la filial local de la Asociación Latinoamericana de Sociología del Trabajo (ALAST) se denomine Asociación de Especialistas en Estudios del Trabajo (ASET). Estudios longitudinales, como así también la profundización de la comparación a nivel internacional, principalmente a escala latinoamericana, son dos de las tareas pendientes de la Sociología del Trabajo argentina.

Haut de page

Bibliographie

Armelino, M. (2015). Reformas de mercado y reacciones sindicales en Argentina : una revisión desde la experiencia de los trabajadores públicos. Desarrollo Económico, 55(216), 245–278.

Arriaga, A.E. y Medina, L. (2020). Activismo de género en las organizaciones sindicales. Reivindicaciones y estrategias emergentes en los Encuentros Nacionales de Mujeres. Revista Trabajo y Sociedad, Nro 34, 155-178.

Battistini, O. (comp.) (2004). El trabajo frente al espejo. Buenos Aires : Prometeo.

Bertranou, F., L. Casanova, M. Jiménez y M. Jiménez (2013). Informalidad, calidad del empleo y segmentación laboral en Argentina. Documentos de Trabajo, nº 2, Oficina OIT Argentina.

Bertranou, F ; Casalí, P ; Cetrángolo O (2019). ¿A mitad de camino entre Bismarck y Beveridge ? La persistencia de los dilemas en el sistema previsional argentino. Informes Técnicos OIT Cono Sur, Nº9. OIT.

Bulloni, M.N. (2009). El detrás de cámara de la producción audiovisual : un calidoscopio de nuevas y viejas formas de regulación. Revista Sociología del Trabajo, nueva época, nº 68. Madrid : Siglo XXI, 27-49.

Busso y Pérez (coord.) (2016). Caminos al trabajo : el mundo laboral de los jóvenes durante la última etapa del gobierno kirchnerista. Buenos Aires : Miño y Dávila.

Carpio, J, Klein E y Novacovsky I (2000). Informalidad y exclusión. Buenos Aires : FCE / SIEMPRO / OIT.

Cortés R y Marshall A (1999). Estrategia económica, instituciones y negociación política en la reforma social de los 90". Desarrollo Económico, 39(154) 195-212

Cross, Cecilia (2004). La Federación de Tierra y Vivienda de la CTA : El sindicalismo que busca representar a los desocupados. En Battistini, O (comp.) ; El trabajo frente al espejo. Buenos Aires : Prometeo.

De la Garza, E (coord.) (2000). Tratado Latinoamericano de Sociología del Trabajo. México : FCE.

De la Garza, E (ed.)(2016). Los Estudios Laborales en América Latina. Barcelona : Ed. Anthropos

Del Bono A. y Quaranta, G (comps.) (2010). Convivir con la incertidumbre. aproximaciones a la flexibilización y precarización del trabajo en Argentina. Buenos Aires: CICCUS.

Del Bono, A, Gorjup, M., Henry, L. y Valverde, M (2013). Call centers employment practices in global value networks: A view from Argentina as a receiving economy. Economic and Industrial Democracy, vol. 34, nº 4, 693-717

Diana Menéndez, N. y Míguez, P. (2009). El trabajo precario en el Estado. El caso argentino en los años noventa. En Battistini, O., Bialakowsky, A., Busso, M. y Costa, M.I. (comp.) Los trabajadores en la nueva época capitalista : entre el ser y el saber, Buenos Aires : Teseo.

Etchemendy, S. y Collier, R. (2008). Golpeados pero de pie : resurgimiento sindical y neocorporativismo segmentado en Argentina (2003-2007). Posdata, N° 13, 145-192

Figari, C. (2013). Hegemonía empresarial y mediaciones pedagógicas en los espacios de trabajo. Revista Sociología del Trabajo, nueva época, nº 78, 95-115.

Galin, P. y M. Novick (comps.) (1990). La precarización del empleo en la Argentina. Buenos Aires : CEAL, CIAT-OIT, CLACSO.

Giarraca, N (2001). ¿Una nueva ruralidad en América Latina ? Buenos Aires : CLACSO.

Gómez, M. (2009). Un modelo de análisis para entender las transformaciones del sindicalismo durante los 90 en la Argentina. Revista Conflicto Social, Conflicto Social, Año 2, N° 2, Diciembre 2009, 98-135.

Lindenboim, J. y Salvia, A. (coord.) (2015). Hora de balance : procesos de acumulación, mercado de trabajo y bienestar. Argentina, 2002-2014. Buenos Aires : Eudeba.

Murillo, M. V. (1997). La adaptación del sindicalismo argentino a las reformas de mercado en la primera presidencia de Menem. Desarrollo Económico, vol. 37, Nº 147, octubre-diciembre 1997, 419-446

Neiman, G y Craviotti, C (Comp)(2006). Entre el campo y la ciudad : desafíos y estrategias de la pluriactividad en el agro, Buenos Aires : CICCUS.

Neffa JC y Del Bono A (2016). Una visión de conjunto sobre los estudios del trabajo en Argentina (1990-2014). En de la Garza, E (editor), Los estudios laborales en América Latina, Barcelona : Ed. Anthropos.

Neffa, JC ; Henry ML (2019) Los riesgos psicosociales en el trabajo : diferentes miradas para su estudio en el contexto argentino. Revista Trabalho (En) Cena. Volume 4, Número Especial, fevereiro, 1-6.

Neffa JC (2020). Riesgos psicosociales en el trabajo no docente universitario. Corrientes : EUDENE.

Neffa, JC (1995). Las condiciones y medio ambiente de trabajo (CyMAT). Serie CyMAT, Buenos Aires : PIETTE-CONICET.

Neffa, JC (2003). El trabajo humano. Contribución al estudio de un valor que permanece. Buenos Aires : Trabajo y Sociedad /CEIL-PIETTE-CONICET/ Lumen.

Novick, M. (2000). “La transformación de la organización del Trabajo”, en De la Garza, E. (comp.) (2000) Tratado Latinoamericano de Sociología del Trabajo, México : FCE.

Pok, C (1992). Precariedad laboral : personificaciones sociales en la frontera de la estructura del empleo. Documento de trabajo Nro.29 ; 1992, Buenos Aires : CEIL-CONICET.

Retamozo, M. y Morris, B. (2015). Sindicalismo y política. La Central de Trabajadores de la Argentina en tiempos kirchneristas. Estudios Sociológicos, vol. XXXIII, N° 97, enero-abril, 63-87

Salvia, A. (compilador) (2008). Jóvenes promesas. Trabajo, educación y exclusión social de jóvenes pobres en la Argentina. Buenos Aires : Miño y Dávila.

Senén González, C. y Del Bono, A. (2013). La revitalización sindical en Argentina : alcances y perspectivas. Buenos Aires : UNLAM-Prometeo.

Svampa, M. (2019). Neo-Extractivism in Latin America. Cambridge University Press. New York.

Varela, P. (Coord.) (2016). El gigante fragmentado : Sindicalismo, trabajadores y política durante el kirchnerismo. Buenos Aires : Final Abierto.

Haut de page

Notes

1 Disponible en http://www2.izt.uam.mx/sotraem/NovedadesEditoriales/ELAL.pdf

2 La Teoría de la Dependencia entiende que el subdesarrollo está directamente ligado a la expansión de los países industrializados; que no se trata de una etapa en un proceso gradual hacia el desarrollo ni una precondición, y que la dependencia no se limita a relaciones entre países, sino que también crea estructuras internas en las sociedades

3 La encuesta de la Deuda Social Argentina dependiente de la Universidad Católica Argentina se realiza desde 2004 y ha dado lugar, entre otros, a análisis sobre heterogeneidad del trabajo y el empleo en el país.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Mariana Busso et Julio César Neffa, « Interdisciplinariedad y fragmentación en la investigación laboral en Argentina »La nouvelle revue du travail [En ligne], 19 | 2021, mis en ligne le 01 novembre 2021, consulté le 30 novembre 2021. URL : http://journals.openedition.org/nrt/10139 ; DOI : https://doi.org/10.4000/nrt.10139

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
La Nouvelle Revue du Travail est mise à disposition selon les termes de la Licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search