Navigation – Plan du site
Bernard Lavallé

Frédérique Langue, Aristócratas, honor y subversión en la Venezuela del siglo XVIII, Caracas, Biblioteca de la Academia Nacional de Historia, serie Fuentes para laHistoria Colonial de Venezuela, vol. 252, 2000, 340 pp.

[04/02/2005]

Entrées d’index

Mots clés :

élites

Géographique :

Venezuela, Caracas

Chronologique :

Colonia, siglo XVIII

Palabras claves :

mantuanos
Haut de page

Texte intégral

1En general, las élites que, después de la Independencia, vinieron a copar todos los poderes de las flamantes republicas criollas son de manera evidente de raigambre hispá-nica, y ésta constituía su modelo declarado. Sin embargo, también es cierto que manifes-taban desde tiempo atrás rasgos distintivos, originales si se los comparaba con las normas culturales hispanas de corte netamente aristocrático.

2En esta serie de ensayos&emdash;los más de ellos publicados a lo largo de los años 90, y a veces modificados por posteriores reflexiones&emdash;Frédérique Langue analiza, desde los enfoques de la historia de las mentalidades y/o de las representaciones, los fenómenos de compenetración de los mantuanos con "la multitud promiscual", esto es el mundo de los mestizos, de la pardocracia. Las prácticas discursivas de ésta, su cultura material, remitían en lo esencial a los modelos mantuanos, que a su vez no podían hacer caso omiso de esos otros componentes del abigarrado abanico social venezolano

3En su introducción, la autora explica la palabra "subversión" que, por supuesto, lla-ma la atención en el titulo. Para ella, recuperando en los archivos la voz y el testimonio de "los de abajo", se trata de entender y caracterizar actuaciones, aspiraciones y discursos a primera vista atípicos o extraños desde una perspectiva peninsular. Andando el tiempo, con la presión demográfica y la aparición de nuevos sectores sociales, las "voces delsilencio" se convierten en actores. Las consecuencias fueron dobles. Por una parte, la élite mantuana cobró caracteres propios, incluso en el marco americano, con estrategias distintas para conservar su estirpe y su honor. Por otra parte, el grupo mayoritario, el de los pardos, recuperó de manera "perversa" el modelo inicial, pero lejos de invertirlo, lo perpetuó por vías distintas, y restituyendo al discurso aristocrático una vigencia que re-cordaba en muchos aspectos su esplendor primerizo. Nacía así una incipiente (o futura) clase media pero con un imaginario fuertemente impregnado de elementos aristocráticos.

4Frédérique Langue no se acerca a la problemática planteada por las élites desde un ángulo tradicional, y sobre todo único. Mas allá de lo que sin duda pueden aportar, cada uno de por si, lo económico, lo social, lo político, etc., ofrece un enfoque plural, o mejor dicho sintético. Aunque consciente de las insuficiencias de la vía de las "representaciones", la ha escogido por la fluidez de las circunstancias, el carácter evolutivo de las configuracio-nes sociales que analiza. Tomando en cuenta las prácticas efectivas y los discursos de los protagonistas, avanza hacia una interpretación que vincule la construcción de las categorías sociales con la cuestión de las identidades. Estamos en el corazon mismo de las grandes discusiones que agitaron al cuerpo social americano a f1nales de la época colonial, y que hoy en día alimentan no pocas controversias del gremio de los historiadores.

5Después de una interesante introducción (bien respaldada por los grandes debates historiográficos actuales) en la que presenta los objetivos de su libro, el hilo rojo de esa serie de estudios con objetivo comun o, por lo menos, convergente, Frédérique Langue ofrece primero un estudio sobre los orígenes de la elite mantuana, sus vínculos con el desarrollo del cultivo del cacao en la antigua provincia de Caracas. De manera mas origi-nal, este capitulo analiza también el circulo de las alianzas, las estructuras familiares y las estrategias económicas de los mantuanos caraqueños.

6El capitulo segundo, (Actores económicos y escenarios políticos) de alguna forma con-tinua en dos direcciones la investigación del primero, en la medida en que estudia los anta-gonismos y las solidaridades en el seno del cabildo de Caracas entre 1750 y 1810, pero también entra en el debate de la influencia de los hombres y de las ideas de la Ilustración en dos ciudades consulares, Caracas, por supuesto, pero también, en contrapunto, Veracruz.

7Muy lógicamente, el capitulo tercero se inclina hacia lo político (Ideas nuevas y re-presentación politica). ¿Cuál fue la actitud de esas élites frente a la Revolución france-sa ? ¿Cómo y hasta qué punto surgió un ideal democrático en Venezuela? ¿Cómo reaccio-naron las élites en el proceso de la Independencia? ¿Cuáles fueron los matices según las regiones y sus particularismos? ¿En qué se fundamentaba el discurso fidelista cuyas ex-presiones han sido a veces opacadas? ¿Cómo actuó la representación venezolana en las Cortes de Cádiz?

8Con el capítulo IV (La difusión de los modelos culturales en la sociedad venezolana de la Colonia) entra en el examen de otros campos, pues está dedicado más bien a los sectores populares en base a archivos eclesiásticos. Los enfoques son diversos: "vicio" y transgresión social, mendicidad y pobreza en la ciudad de Caracas, devoción y fiestas populares cuya convivencia no iba sin problemas, actitud de las autoridades eclesiásticas a través de los planteamientos de Francisco de Ibarra, obispo de Venezuela en la bisagra de los dos siglos, y que se veía en la precisión de hacer coincidir, a veces con alguna dificultad, los principios de la moral con la realidad social que tenía que administrar.

9El último capítulo, significativamente titulado A modo de conclusión, está dedicado a un tema central dentro de la problemática expuesta en la introducción, el del honor, pero visto desde la perspectiva femenina, de sus vivencias y de su acomodo, o de sus dificul-tades de expresión, relativamente al imaginario criollo de la época.

10Como se ve, este libro que reúne trabajos en un principio escritos de manera inde-pendiente tiene una gran homogeneidad, y en alguna medida se pueden echar de menos otros estudios de la autora sobre la Venezuela dieciochesca que habrían podido ampliar esta especie de análisis espectral del mundo criollo caraqueño que les da su unidad y que ayuda para la comprensión de fenómenos similares en otras regiones del Imperio español, aún tomando en cuenta las evidentes diferencias regionales.

11En resumen, este libro que hay que leer como un avance de otro, más ambicioso, abre novedosas perspectivas para todos aquellos que se interesan por el último siglo colonial pero también, de manera mas global, por la historia del mundo criollo hispanoamericano.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Bernard Lavallé, « Frédérique Langue, Aristócratas, honor y subversión en la Venezuela del siglo XVIII, Caracas, Biblioteca de la Academia Nacional de Historia, serie Fuentes para laHistoria Colonial de Venezuela, vol. 252, 2000, 340 pp. », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Comptes rendus et essais historiographiques, mis en ligne le 04 février 2005, consulté le 22 janvier 2020. URL : http://journals.openedition.org/nuevomundo/258

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page