Navigation – Plan du site

AccueilRubriquesComptes rendus et essais historio...2007Alfredo Jocelyn-Holt Letelier, Hi...

2007

Alfredo Jocelyn-Holt Letelier, Historia General de Chile, Tomo II, Los Césares Perdidos, Santiago, Editorial Sudamericana, 2004, 420 p.

Mauricio Onetto Pavez

Texte intégral

1La ironía, la polémica, la reflexión histórica y la utopía constituyen los pilares esenciales de este segundo volumen de la Historia General de Chile de Alfredo Jocelyn-Holt. El autor, con este libro, busca hacer una reflexión arqueológica de las ideas, ensueños o ilusiones que mantuvieron “vivos” a los habitantes de Chile durante el siglo XVII. Con su pluma simple, pero profunda logra dar a conocer sus ideas históricas, aunque para lograr esta claridad  recurre a una mezcla interesante y sugerente de teoría de la Historia, la estética y la  filosofía. No obstante, no deja de lado su estilo agudo de analizar, es decir, esa mirada revisionista que le caracteriza en sus anteriores textos. Su estudio parte intentando cuestionar aquellas miradas que dejan de lado los temores, infortunios o desgracias que debieron vivir las personas durante todo el siglo XVII, como también de aquellas que se olvidan de la importancia que fue el “sentirse” parte de un imperio. Lo que pretende, por tanto, es reaccionar de algún modo ante aquella historiografía que da por hecho ciertos mitos fundacionales que aún persisten en la actualidad, como por ejemplo la del pueblo sufrido y guerrero. En efecto, todas aquellas instancias que develen parte del devenir que se vivió en ese período como lo son Terremotos, pestes, naufragios tanto de mercancías o de empresas conquistadoras, como una ineludible “guerra” son parte importante del análisis e interpretación que hace el autor para llegar a sus conclusiones.

2Ahora bien, para hacer plausibles sus reflexiones trabaja (aunque esto viene desde su primer tomo) ciertos tópicos, muchas veces impensados, para poder aterrizar sus impresiones. Uno de ellos, es la épica, que para el pensador es una herramienta trascendental en dichos años. Según éste, a diferencia del siglo XVI, este modo de comprender el mundo – épica- sufre un cambio importante para el siglo XVII, ya que su abultada utilización y los nuevos escenarios que se generan dan paso a que entre en un agotamiento, es decir, el ideal que proyectaba no resistió los nuevos embates que trajo este siglo. Esto provocó que por un momento histórico determinado los habitantes vivieran una transición de significados y discursos bajo los cuales amparar su imaginario. Ante este vacío, se debía generar un nuevo modo de comprensión que ayudará no sólo a resistir las nuevas adversidades nombradas anteriormente, sino que además debía proporcionar una renovada fuerza o esperanza para sobrevivir como grupo humano. Jocelyn-Holt se da cuenta de que existen muchas variantes para poder mostrar estas incipientes realidades, y por ello se apega a la que le acomoda más para analizar, o sea, todo lo referido a las ideas que se pensaban y manejaban en aquel entonces por los habitantes. Para este estudio, el tema de los viajes, naufragios y espacios histórico-culturales-geográficos van a ser sus sujetos de análisis. Mitos y leyendas que se crearon posteriormente a estas travesías serán los protagonistas de este texto.

3El subtitulo de este tomo –Los Césares Perdidos- es decidor para entender la postura del autor, puesto que con él desea dar cuenta cómo esas experiencias de búsqueda de riquezas, los naufragios y la imaginación de un mejor porvenir, van a constituir el nuevo ideal bajo el cual se ampararan los pobladores. En otras palabras, la épica como ideal fue reemplazada por la convergencia de tres conceptos, naufragio-sobrevivencia-utopía.

4El naufragio se convertirá, por tanto, no en un fatalismo inmovilizador, sino que en una situación de derrota que iluminará, rescatará y revalidará los ideales y utopías que mantuvo anteriormente la épica sobre los habitantes de este pobre paraje. La posibilidad de que algún día “se estará mejor” se convierte en un valuarte dentro del imaginario colectivo, sobretodo de la elite o grupo de poder, que habría sido uno de los factores para prolongar la estadía en un paraje que no justificaba, muchas veces, el que siguiera habitado.  

5No cabe duda que el texto cumple con los objetivos que el autor se plantea, no obstante, hay ciertos puntos que merecen ser considerados como la cantidad de citas extensas que quitan velocidad y continuidad a la gran redacción que posee el escrito. También podemos agregar ciertos vacíos en algunas de las relaciones que busca el autor entre ciertas ideas, imágenes y  conceptos utilizados, como por ejemplo algunos juegos cronológicos-espaciales entre Chile y otros lugares del “imperio”, o algunos datos utilizados de bibliografías extranjeras sobre Chile, que se pueden encontrar perfectamente en textos nacionales o archivos históricos. Lo que trato de decir con esto es que se puede mezclar y matizar mucho más algunos datos extranjeros y chilenos, ya que como se sabe, la “gracia” de este autor está en  ese tono ensayístico que a veces los trabajos con archivos no tienen, puesto que se fijan demasiado en “el dato duro”. No es una falencia esto que hace Jocelyn-Holt, sino que solamente parece ser otra forma de narrar y hacer historia, que, si bien puede ser criticable, es igual de válida y nos sirve para avanzar en la compresión histórica”.

6Siguiendo en este punto, otra arista que pudo haberla pensado de otra forma, fue la crítica personalista a ciertos autores chilenos con respecto a lo que han escrito para este siglo. Es cierto que el autor se caracteriza por su revisionismo, de hecho la parte académica que les critica, es totalmente valida y sugerente, pero perfectamente resumible o indicable en una cita al pie de página o a lo largo del libro, y no en un capitulo entero dedicado a ellos.

7Finalmente, podemos resumir que a lo que pretende llegar Jocelyn-Holt con su texto, es señalar que fue esa (des)ilusión e ironía ante la precaria e ineludible realidad que se vivían en esos años, mediante naufragios o desastres, lo que a fin de cuentas motivó y llevó a los habitantes a pensar en un sueño posible: el sueño de poder vivir en un paraje tan osco y lejano como el chileno, pensando que algún día las cosas mejorarían. Sin embargo, me parece que su aporte más importante lo constituye desde un punto de vista metodológico, al pensar a un país como Chile desde sus desgracias, desilusiones y desventuras ocurridas en su pasado y  mezclarlas sutilmente con preguntas y cuestionamientos presentes, cosa que no hace cualquiera.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Mauricio Onetto Pavez, « Alfredo Jocelyn-Holt Letelier, Historia General de Chile, Tomo II, Los Césares Perdidos, Santiago, Editorial Sudamericana, 2004, 420 p. »Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Comptes rendus et essais historiographiques, mis en ligne le 23 janvier 2007, consulté le 07 mai 2021. URL : http://journals.openedition.org/nuevomundo/3387 ; DOI : https://doi.org/10.4000/nuevomundo.3387

Haut de page

Auteur

Mauricio Onetto Pavez

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search