Navigation – Plan du site
Gabriela Dalla-Corte

Moisés Gámez, De negro brillante a blanco plateado, la empresa minera mexicana a finales del siglo XIX, El Colegio de San Luis, San Luis Potosí, 2001.

[07/02/2005]

Entrées d’index

Géographique :

México

Chronologique :

siglo XIX, siglo XX
Haut de page

Texte intégral

1El libro de Moisés Gámez analiza el significado de la construcción de las empresas mineras y metalúrgicas en Mëxico en el complejo periodo que va de 1880 a 1910. Desde una perspectiva económica, Gámez estudia el impacto de las empresas denominadas "gerenciales" en las consideradas "tradicionales", insistiendo en la transformación de la capitalización, la inversión, el tipo de administración y la tecnología aplicada. El libro trata de temas transitados por la historiografía mexicana, pero la perspectiva adoptada por Gámez tiene en cuenta la historia empresarial, a partir de la clasificación de las empresas involucradas en este proceso en tres grupos: el primero, que incluyó las empresas mineras mexicanas en alianza con los intereses de la familia Guggenheim y la American Smelting and Refining Company (Asarco); el segundo, de grandes empresas independientes de capital extranjero; y el tercero, de pequeñas empresas de capital nacional. Las décadas de gobierno de Porfirio Díaz permiten comprobar el desarrollo industrial experimentado por zonas geográficas concretas de México, las cuales se insertaron de lleno en la economía mundial a través del aprovechamiento de materias primas requeridas por el mercado internacional. Como bien demuestra Gámez, los capitales se dirigieron a puntos específicos del territorio mexicano, en el Pacífico norte y en el centro y norte del país.

2La naturaleza de estas empresas, así como el tipo de mercado de trabajo generado, constituyen los dos ejes de la obra de Gámez, que busca comprender cómo se produjo la transformación de las empresas tradicionales, en gran medida familiares, en empresas con fuertes capitales hasta la revolución que puso fin al porfiriato. Hasta 1910, los derechos laborales no estuvieron reconocidos en la legislación, a pesar del cambio en la fuerza de trabajo que incluyó su liberalización y movilidad para satisfacer la demanda laboral, la utilización de tiendas de raya y la consolidación del enganche, en un mercado de trabajo menos libre del que cabría suponer para el periodo y que permite detectar la presencia de una persistente coacción extraeconómica. Como bien señala Gámez, este proceso fue acelerado por el porfiriato, interesado en fomentar con las leyes la producción mexicana, dejando en la oscuridad las normas que pudiesen regular el salario, las condiciones laborales, la situación contractual o el estatus de los migrantes internos. En el primer caso, es a finales del siglo XIX cuando se formaliza el otorgamiento de franquicias y exenciones de impuestos a las empresas, el fomento de empresas metalúrgicas y de extracción de mineral y la modernización empresarial (p. 146), y es también el momento en que se legaliza la sociedad anónima, institución fundamental en la construcción del orden capitalista, como ocurrió en otros países de América Latina insertos de lleno en la economía mundial, como Brasil y Argentina, o en España.

3Gámez muestra las diversas categorías de trabajadores en las empresas mineras, cuya actividad extractiva se basó en una desigual retribución salarial y en la estacionalidad del trabajo, frente a las empresas metalúrgicas que prefirieron mano de obra cualificada y especializada. El autor estudia de qué manera recaía la "reproducción inmediata de la fuerza de trabajo" en las comunidades campesinas, que tradicionalmente se hacían cargo de la reconstitución de la mano de obra contratada sólo temporalmente por las empresas. Desde esta perspectiva, el autor sigue criterios teóricos propios de las últimas décadas del siglo XX, que analizaron la constitución del mercado laboral de los países "periféricos" o "subdesarrollados" haciendo visibles los sectores sociales sobre los que recaía precisamente la obligación de costear aquella reproducción durante los periodos en que los trabajadores no eran contratados, disminuyendo así la presión sobre las empresas. Asociar los factores laborales con los empresariales, como es la pretensión de Moisés Gámez, implica a su vez considerar algunas de las causas del malestar social que condujo a la crisis de 1910. Dicha crisis interrumpió el flujo de capitales e incidió en los vínculos mantenidos con Estados Unidos, afectando a los diversos modelos de organización empresarial. Los efectos sobre los trabajadores, muchos de ellos obligados a movilizarse geográficamente en busca de mejores salarios, constituye un tema sobre el que la historiografía debe transitar para comprender la constitución del mercado laboral latinoamericano en el siglo XX.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Gabriela Dalla-Corte, « Moisés Gámez, De negro brillante a blanco plateado, la empresa minera mexicana a finales del siglo XIX, El Colegio de San Luis, San Luis Potosí, 2001. », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Comptes rendus et essais historiographiques, mis en ligne le 07 février 2005, consulté le 24 août 2019. URL : http://journals.openedition.org/nuevomundo/380

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page