Navigation – Plan du site
Margarita Vargas Betancourt

Guía del investigador americanista: La Universidad de Tulane en Nueva Orleáns

[22/09/2009]

Texte intégral

Introducción

1La Universidad de Tulane se encuentra en una de las ciudades más interesantes de Estados Unidos, y probablemente, una de las ciudades norteamericanas que más se parece a las ciudades de Latino América: Nueva Orleáns.

Copyright © (fotografías de Daniela Castillo y James Huck)

2Ejemplo de ello es que Nueva Orleáns tiene un centro histórico (el barrio francés) y una plaza o zócalo (Jackson Square). Antes de que Napoleón vendiera Luisiana a Thomas Jefferson en 1803, Nueva Orleáns fue parte de una colonia española y francesa, lo que dio lugar a una gran influencia latina. Hasta la guerra civil, la economía de la ciudad estuvo basada en la mano de obra africana. La convivencia de europeos, negros, indios norteamericanos y de otros inmigrantes ha dado lugar a una cultura riquísima cuya expresión más conocida es el jazz.


3La relación entre Nueva Orleáns y Latino América ha sido estrecha desde hace ya varios siglos. A principios del siglo XIX, hubo una gran inmigración de haitianos que huían de la revolución de 1804. Con ellos se fortaleció una de las manifestaciones culturales más importantes de la ciudad: el vudú. Una vez que México obtuvo su independencia estableció su primer consulado en Nueva Orleáns, y por muchos años hubo un buque que zarpaba de Veracruz a Nueva Orleáns. Los dueños de la United Fruit Company, transnacional que marcó la historia de Centro América a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, eran originarios de Nueva Orleáns. Durante el siglo XX, la inmigración hondureña dio un sello distintivo a la ciudad, y después del huracán Katrina, ha llegado un número cuantioso de mexicanos. Ahora, además de pupusas, ya se pueden comer tacos en las calles de esta ciudad.

4La Universidad de Tulane, fundada en 1834, se ha caracterizado por ser sede de varios de los centros de investigación sobre Latino América más importantes de Estados Unidos. Entre ellos destacan el Middle American Research Institute, el Roger Thayer Center for Latin American Studies, el Cuban and Caribbean Studies Institute, la Biblioteca Latinoamericana, el departamento de antropología, el departamento de historia del arte e incluso la escuela de salud pública que se especializa en enfermedades tropicales. De ahí que visitar esta famosa universidad sea una experiencia muy interesante para el investigador americanista.

¿Cómo llego y cómo me voy?

5Si viene del extranjero, volar es la manera más fácil de llegar a Nueva Orleáns. Aunque el aeropuerto Louis Armstrong es internacional, no hay vuelos directos del extranjero. Por tanto, si viene de Europa o América Latina, es necesario tomar un vuelo a Dallas, Houston, o incluso Atlanta y transbordar de ahí hacia Nueva Orleáns. La única excepción es México. A partir de julio de este año, Aeroméxico tendrá vuelos directos de la Ciudad de México a Nueva Orleáns.

6Un buscador que consigue vuelos a muy buen precio es el siguiente: http://www.neworleansonline.com/​book/​flights/​index.html.

7El aeropuerto se encuentra afuera de la ciudad, por tanto, el transporte hacia ésta puede resultar caro. Un taxi, por ejemplo, cobra veintiocho dólares, más uno o dos dólares por maleta. Una opción más económica es tomar un Airport Shuttle, una camioneta que por quince dólares te lleva a diferentes hoteles de la ciudad; la Universidad de Tulane es una de sus paradas. Este servicio se encuentra enfrente de donde se recogen las maletas. Al final del viaje, también se puede reservar este servicio para llegar al aeropuerto. Basta marcar el teléfono (866) 596-2699.

¿Dónde me hospedo?

8Confirmar el hospedaje antes de emprender el viaje es muy importante porque hay temporadas en la que la ocupación hotelera es altísima, y en la que por tanto es muy difícil encontrar habitación. Una es durante la época de carnaval (Mardi Gras); la otra durante el Festival de Jazz (aproximadamente en la primera semana de mayo).


Copyright ©

9La Universidad de Tulane tiene un mapa interactivo en el que puede localizar los hoteles cercanos al campus: http://www.campustravel.com/​university/​tulane/​

10Los hoteles de Nueva Orleáns, sobre todo aquellos cercanos a la universidad, no son baratos. Otra posibilidad sería subarrendar algún departamento. Durante el verano, muchos estudiantes y profesores dejan la ciudad y subarriendan su casa. Para encontrar anuncios de este tipo se puede consultar el siguiente buscador: http://neworleans.craigslist.org/​sub/​

¿Qué ropa llevo?

11El clima de Nueva Orleáns es muy extremo. La temporada más larga, húmeda y caliente es el verano. Éste empieza aproximadamente en abril y termina a finales de octubre. En este período, la temperatura fluctúa desde los veintiséis hasta los cuarenta grados. Hace mucho calor y la humedad hace que éste se sienta sofocante. Por eso hay que llevar ropa muy fresca, pero también un suéter o abrigo ligero, porque en el interior de casas y edificios el aire acondicionado es helado. El invierno, que generalmente dura de noviembre a febrero, es muy frío. En esa época, hay que llevar un buen abrigo, suéteres, bufandas, sombreros, guantes, botas, ropa térmica y también un poco de ropa no muy caliente. Durante el invierno, el clima en Nueva Orleáns puede ser muy traicionero. Un día templado y hasta caliente puede seguir a uno muy frío. Así que hay que estar preparado para las sorpresas. Llueve todo el año, por eso es muy buena idea llevar un paraguas. En cuanto a clima, la mejor época para visitar Nueva Orleáns es en la primavera. Es el único período templado en la ciudad, pero es muy breve. Normalmente dura dos meses: febrero y marzo. En esta temporada, puede haber, de repente, un frente frío. Por eso, también hay que llevar ropa caliente.

¿Cómo me transporto?

12El sistema de transporte público de Nueva Orleáns es un ejemplo de la paradoja que un investigador del siglo XXI experimenta entre la belleza y la lentitud de lo antiguo. La manera más fácil y más barata ($1.25) de llegar a la Universidad de Tulane es tomar el tranvía que pasa por la avenida Saint Charles. Hacer este trayecto es llevar a cabo un viaje al pasado. La avenida está bordeada por robles y magnolias cuyas copas forman un túnel verde.


13Si uno va en verano, las magnolias están en flor y con el calor se pudren expidiendo un olor maravilloso. Los tranvías de Saint Charles son los más antiguos del mundo que todavía circulan. Anteceden al mundo de plástico y de aluminio. Sus asientos son de caoba; sus pasamanos, de latón, y no tienen aire acondicionado. Si bien es maravilloso ir del centro de la ciudad hasta la universidad en uno de estos tranvías, hay que tener muy presente que el servicio de transporte no es regular. En teoría, pasa un tranvía cada quince minutos. La realidad es que puede esperar hasta una hora y media para que pase uno. Por eso es importante salir con mucho tiempo de anticipación si tiene prisa. Nuevo Orleáns, como muchos lugares de Latino América, es un lugar donde el tiempo transcurre lentamente, y eso se nota en los autobuses y los tranvías.

14Ahora bien, si quiere evitarse las demoras que el tranvía puede ocasionar, debe buscar hospedaje muy cerca de la universidad, para llegar caminando. O si se hospeda más lejos, entonces podría rentar un carro. Si se hospeda cerca de la universidad, de regreso a su hospedaje puede tomar el servicio de shuttle que sale de la biblioteca. Para ver los detalles de este servicio, puede consultar la siguiente página: http://tulane.edu/​publicsafety/​shuttle-schedules.cfm

Seguridad

15Para estar seguro en Nueva Orleáns se necesita estar consciente de los peligros que hay en esta ciudad. El primero es la inseguridad pública; el segundo, el clima. Como tantos lugares en Latino América, Nueva Orleáns se caracteriza por una aguda desigualdad económica y social. Como resultado, Nueva Orleáns tiene uno de los índices criminales más altos en Estados Unidos. Los problemas que originó el huracán Katrina han contribuido a empeorar el problema. Por eso, recomendamos usar el sentido común para no sufrir ningún crimen, como por ejemplo, estar pendientes del entorno, dejar el pasaporte en el hotel, llevar sólo el dinero necesario, no merodear en lugares desconocidos u obscuros, caminar en grupo, recordar que tomar alcohol sin moderación lo convierte a uno en blanco para los criminales, y en caso extremo, no resistirse a un asalto.

16La temporada de huracanes empieza en junio y termina hasta finales de octubre. Si el investigador viaja a Nueva Orleáns en esta época debe estar muy pendiente del clima. Nueva Orleáns está situada bajo el nivel del mar. Una simple lluvia hace que la ciudad se inunde momentáneamente. Pero si lo que viene es un huracán, es necesario evacuar la ciudad y seguir las instrucciones de las autoridades de la ciudad.

Investigación en Tulane

MARI (Middle American Research Institute)

17Este instituto tiene como propósito fomentar la investigación y la publicación de estudios antropológicos y arqueológicos en Centro América y en México. El núcleo de este instituto es un museo que alberga colecciones arqueológicas, etnográficas, fotográficas y documentales. Este material es producto de las expediciones arqueológicas que desde 1900 el instituto ha patrocinado en zonas mayas de distintos países. Actualmente el museo está en renovación, y el catálogo de su acervo está siendo digitalizado. Por eso, si el investigador americanista necesita o quiere visitar este instituto, le aconsejamos que primero vea su website: http://www.tulane.edu/​~mari/​MARIMain.htm

Biblioteca Latinoamericana

18La Biblioteca Latinoamericana de Tulane es una de las bibliotecas norteamericanas que mayor acervo tienen sobre Latino América. Su origen se remonta al desarrollo del Middle American Research Institute. En el siglo XX, durante las décadas de los veintes y los treintas, Frans Blom, el director de este instituto compró códices y manuscritos coloniales que ahora forman parte de los tesoros de la biblioteca. Entre ellos se encuentran la Ordenanza del Señor Cuauhtémoc y el Códice Tulane. Por otra parte, en 1924, Samuel Zemurray, el presidente de la Cuyamel Fruit Company, compró y donó a Tulane la colección de William Gates. Este impresionante acervo constituyó el núcleo de la Biblioteca Latinoamericana, pues incluía incunables mexicanos, impresos coloniales, documentos del siglo XIX, manuscritos y miles de libros sobre la historia de México. Durante las siguientes décadas, los directores de MARI siguieron adquiriendo colecciones relacionadas con la historia de México y Centro América. En los sesentas, la biblioteca se mudó a su actual ubicación, y su colección empezó a incluir mucho material moderno y relacionado a toda Latino América. Como resultado, esta biblioteca es un tesoro para el investigador americanista.

19Desde el 2007, la Biblioteca Latinoamericana de Tulane ofrece becas para que investigadores provenientes de Latino América lleven a cabo en ella estancias cortas de investigación. El investigador puede encontrar más información sobre esto en el siguiente link: http://lal.tulane.edu/​about.htm

20Los requisitos para la consulta de materiales son los siguientes. El acceso a los libros que no son parte de las colecciones especiales es de estantería abierta. El investigador puede tomarlos de los estantes y consultarlos dentro de la biblioteca. Si quiere fotocopiarlos, debe comprar una tarjeta digital en el mostrador del primer piso y puede usar las fotocopiadoras que se encuentran en el edificio.

21Para consultar las colecciones especiales, es necesario traer una identificación con fotografía. No es indispensable traer una carta de presentación, pero es buena idea tenerla. Tampoco es necesario traer guantes o tapabocas [máscara]. Lo único que se solicitará al investigador es que llene un cuestionario al principio de su visita, un formato para pedir el material que requiera, y que consulte el material de las colecciones especiales en la sala destinada para tal fin.

22Por otra parte, la biblioteca cuenta con servicio de reproducción de libros, documentos e imágenes. Este servicio se puede solicitar tanto en persona como por correo electrónico [email] o por teléfono. El investigador puede obtener información sobre el proceso a seguir y sobre los costos en la siguiente página: http://lal.tulane.edu/​services/​imaging_services/​index.htm

23El idioma no es obstáculo para el investigador hispano parlante, ya que todo el personal de la Biblioteca Latinoamericana habla español. El personal es muy amable e incluso puede contestar preguntas referentes a la vida en la ciudad, pues en Nueva Orleáns no es muy común encontrar ayuda en español. Aunque es posible que esto cambie en un futuro no muy lejano. A pesar de que Nueva Orleáns fue una ciudad francófona, ahora ya no se habla francés. De hecho, en la actualidad es más fácil escuchar español que francés.

Special Collections Division

24La Universidad de Tulane también resguarda colecciones referentes a la historia de Luisiana, como por ejemplo, los archivos de la universidad, archivos sobre la historia del jazz, la colección Luisiana, archivos sobre arquitectura de la región, etc. El website de este acervo es: http://specialcollections.tulane.edu/​

Roger Thayer Stone Center for Latin American Studies

25Y por último, el investigador no puede dejar de contactar a los investigadores del Centro de Estudios Latinoamericanos de Tulane. Este centro promueve la investigación en muchas disciplinas y en muchas áreas de América Latina. Los investigadores que lo forman son reconocidos mundialmente y estarán encantados de recibir a sus colegas americanistas.

Acceso a Internet

26En cuanto a acceso a internet, toda la universidad cuenta con conexión wireless [wifi]. Por tanto, si lleva su laptop puede usar internet en todo el campus. En la Biblioteca Latinoamericana hay también dos computadoras para el uso de los investigadores. Los cafés de la ciudad también cuentan con conexión inalámbrica gratis. Por eso, si el investigador americanista trae su propia computadora, no tendrá problemas de conexión. Si no lo hace, hay uno que otro cibercafé. Sin embargo, no abundan.

Links de interés

27http://www.neworleansfinehotels.com/​track.cgi/​notmcb/​

28http://www.neworleansonline.com/​book/​rooms/​lodging.php?lodgingType=1

29http://www.tulane.edu

30http://www.neworleansonline.com

31http://airportshuttleneworleans.com

32http://www.neworleansonline.com/​book/​flights/​index.html

33http://www.norta.com/​

34http://www.tulane.edu/​~mari/​MARIMain.htm

35http://stonecenter.tulane.edu/​  (Roger Thayer Stone Center for Latin American Studies)

Haut de page

Table des illustrations

Légende Copyright © (fotografías de Daniela Castillo y James Huck)
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/56972/img-1.png
Fichier image/png, 91k
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/56972/img-2.png
Fichier image/png, 105k
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/56972/img-3.png
Fichier image/png, 177k
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/56972/img-4.png
Fichier image/png, 123k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Margarita Vargas Betancourt, « Guía del investigador americanista: La Universidad de Tulane en Nueva Orleáns », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Guide du chercheur américaniste, mis en ligne le 22 septembre 2009, consulté le 23 octobre 2019. URL : http://journals.openedition.org/nuevomundo/56972 ; DOI : 10.4000/nuevomundo.56972

Haut de page

Auteur

Margarita Vargas Betancourt

Universidad de Tulane, tinymai[at]hotmail[point]com

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page