Navigation – Plan du site
Romané Landaeta Sepúlveda

Document sans titre

[20/01/2010]

Texte intégral

  • 1 Bizi Alvear, R., “Esposo e hijo en el Estadio Nacional. Mi experiencia como Familiar de Presos Polí (...)

“mientras adentro ellos sufren golpes, humillaciones y vejámenes, además del miedo que los acompañaba día día, nosotros sufríamos afuera la angustia, el miedo y el dolor de la impotencia”1.

1Esta publicación es el resultado de un minucioso trabajo realizado por dos ex presas políticas, quienes recopilaron los testimonios de cien personas que, como ellas, sufrieron la tortura y prisión política en Chile durante la dictadura militar (1973-1999). El origen de este libro – tal como lo explicitan en el Prólogo – es a partir de la detención de Pinochet en Londres el 16 de octubre de 1998, cuando un grupo de mujeres decide escribir sus testimonios para enviarlos al juez Baltasar Garzón, constituyéndose al mismo tiempo, en la Agrupación de Ex presas y Presos Políticos.

2La recopilación de testimonios, escritos por sobrevivientes a la prisión y la tortura en Chile, corresponden a relatos personales escritos con el objetivo que se den a conocer públicamente, por ello aparecen nombres tanto de los centros de reclusión y tortura como de los torturadores, civiles y militares que participaron en su reclusión.

3La importancia que tiene esta publicación es fundamental para comprender desde la óptica de los sobrevivientes lo inconmensurable del dolor provocado a tantas personas, mujeres, hombres, niños, niñas, ancianos, ancianas, para quienes sin duda, es algo más que el castigo corporal. Más aún, cuando entrega nombres y apellidos de aquellos que provocaron tanto daño, así como también, de los lugares en que estaban situados los centros de tortura; detalles que pudieron capturar en sus recuerdos aunque casi todos los testimonios dan cuenta que tenían la vista vendada, manos y pies amarrados, durante las muchas horas de encierro y tortura.

4Los testimonios realizados por escrito y no bajo la óptica de una entrevista, permiten advertir el enfoque biográfico de sus relatos, los que tienen como nudo central el paso del horror vivido, y las diversas formas de observar ese episodio traumático en el actual acontecer de sus vidas. Son relatos donde se nombra el horror, se describen en detalle las diversas formas de tortura, en esto radica su fortaleza, porque al relatar lo vivido deja a la reflexión lo irreversible del daño causado. Cada uno de los testimonios, otorga la mirada al Chile de ayer, inscrito en el anhelo de un proyecto político vinculado a la Unidad Popular y la figura emblemática de Salvador Allende Gossens, pero también permite ver el despliegue de la forma institucionalizada en que el Estado de Chile durante diecisiete años ejerció la violencia, tortura, muerte y desaparición forzada de cientos de ciudadanos chilenos.

5A través de sus más de quinientas páginas, los sobrevivientes describen la tortura y el encierro, develando una vez más, la gravedad de la violencia ejercida por el Estado de Chile. Los testimonios corresponden a relatos venidos de todos los rincones de la larga y angosta faja de Chile, tal como dieron cuenta los Informes elaborados por la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación (1991) y la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura (2004). Aunque es estremecedor leer en detalles las formas de reclusión y de tortura, es importante realizar este trabajo de memoria, ya que permite ver la amplitud de la violencia, y la valentía de los sobrevivientes para narrar su paso por el horror, detallando incluso la violación tanto de mujeres como de hombres, así como el abuso contra mujeres embarazadas, el castigo a los niños en la celda, la burla y humillación hacia los ancianos y campesinos. Permite analizar el despliegue de las técnicas de tortura, la descripción de los torturadores que con nombre y apellido se delatan en estas páginas. Así también destaca, la importancia que adquirían para las presas y presos cualquier signo que los vinculara a la vida nuevamente, como el canto de los otros en la celda, el abrazo silencioso después de haber sido torturado con electricidad, o bien las palabras de consuelo luego de experimentar los “allanamientos corporales” como les llamaban a la forma en que los militares “revisaban” parte del cuerpo del sospechoso al momento de detenerlos.

6Vista vendada, manos y pies amarrados, el ocultamiento de los detenidos, los cuerpos desnudos, golpes, insultos, gritos y súplicas, son recurrentes en todos los relatos que recoge este libro. Sin embargo, la diversidad de testimonios permite observar sutilmente las diferencias que existían entre los diferentes centros de detención y tortura instalados en todo Chile. Diferencias que van desde las formas en cómo los torturaban hasta los lugares que ocupaban para su ejecución, por ejemplo los Subterráneos de la Plaza Constitución, es decir, debajo donde se localiza el Palacio Presidencial, así como barcos, casas, plazas, colegios, y lugares habilitados específicamente para la detención y tortura de los detenidos, como Pisagua y Chacabuco en el norte del país, Estadio Nacional, Estadio Chile (hoy Víctor Jara), Villa Grimaldi, Venda Sexy, Londres 38, en Santiago, e Isla Dawson en el sur. Sin embargo, son cientos los lugares anónimos en los que en forma transitoria estuvieron detenidos, por ejemplo en las zonas rurales, en los pajares y sitios donde se guardaban los animales, así también en aquellos lugares cercanos al mar, lagos o ríos, donde se los lanzaba durante horas a las aguas frías, o bien se les sumergía hasta el punto de sacarlos casi sin vida. Porque lo que importaba en las sesiones de tortura, según los relatos recopilados en este libro, es conocer cierto tipo de información, pero también dejar con vida a la víctima, de allí la existencia de personas vinculadas a la medicina que revisaban a los detenidos, para saber si podían recibir más sesiones de tortura.

7Desde el punto de vista metodológico, la importancia de este libro está relacionada con la forma en la que se realiza el relato, cómo las víctimas logran nombrar el horror vivido, y cómo visibilizan desde hoy ese trágico ayer. Pero mucho mayor aún, es la crudeza del relato y la valentía de las personas que han decidido firmar sus testimonios, muchos de los cuales narran además el encuentro cotidiano con sus torturadores, hecho que da cuenta de las paradojas en que Chile vive hoy, a pesar de los esfuerzos realizados por los gobiernos de la transición chilena, aún en estos días podemos escuchar relatos donde víctimas y victimarios, se encuentran en situaciones cotidianas, evidenciando la necesidad una justicia real.

8La abundancia de información que contiene esta publicación incluye, además, excelentes anexos que permiten un mayor conocimiento de lugares y nombres que se citan en sus páginas, entre ellos podemos mencionar el listado de los centros de detención y tortura ubicados en todo Chile, así como los nombres de los ejecutores y colaboradores en la desaparición, ejecución, tortura y muerte de las víctimas. También se da los nombres de desaparecidos y ejecutados políticos, como de organismos nacionales y extranjeros no gubernamentales, organizaciones políticas y sociales que ayudaron a los cientos de víctimas. Incluye una descripción pormenorizada de los organismos represivos durante la dictadura militar. Cierra estos anexos un detallado mapa de los centros de detención y tortura en Chile.

9Sin duda este libro contiene una abundancia de testimonios que dan cuenta de la sistematicidad de la prisión política y tortura en Chile durante la dictadura militar. Se rescata el valor de quienes han decidido firmar sus testimonios.

10La crudeza de los relatos permite conocer en detalles las formas de violencia, tanto física, pquísica como simbólica, permitiendo conocer el abanico de experiencias que comporta la tortura y prisión política, invitándonos a la reflexión cotidiana que valora la importancia de conocer lo ocurrido para realizar un trabajo de memoria que permita, sin duda, llegar al anhelado Nunca Más. Por ello es necesaria la circulación de este libro, dentro y fuera de Chile, porque en la medida en que cultivemos una sociedad informada podremos avanzar hacia la convivencia de las diferentes identidades.

Haut de page

Notes

1 Bizi Alvear, R., “Esposo e hijo en el Estadio Nacional. Mi experiencia como Familiar de Presos Políticos”, en Cien voces rompen el silencio. Testimonios de ex presas y presos políticos de la dictadura miliar en Chile (1973-1999), Editorial Dibam, Fuentes para la Historia de la República, Volumen XXIX, Chile, 2008, p. 106.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Romané Landaeta Sepúlveda, « Document sans titre », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Comptes rendus et essais historiographiques, mis en ligne le 20 janvier 2010, consulté le 15 octobre 2019. URL : http://journals.openedition.org/nuevomundo/58527

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page