Navigation – Plan du site

AccueilRubriquesComptes rendus et essais historio...2011Alicia Servetto, 73/76. El gobier...

Moira Cristiá

Alicia Servetto, 73/76. El gobierno peronista contra las “provincias montoneras”, Buenos Aires, Siglo XXI editores, 2010, 281 p.

[31/01/2011]

Texte intégral

1Mientras que la lucha contra el gobierno militar iniciado en junio de 1966 aunó fuerzas de diversos sectores sociales de extracciones ideológicas contrastantes, la asunción del peronismo al poder desató sus conflictos internos. Los mismos se expresaron en la distribución de cargos en la administración central, así como a lo largo de todo el país en las conformaciones de los gobiernos provinciales. Si bien con ciertas especificidades locales, las tensiones se intensificaron a lo largo del período democrático. El libro de Alicia Servetto aporta los elementos esenciales para reflexionar sobre la situación nacional en esos tumultuosos tres años, pasando revista de las particularidades de las intervenciones de Mendoza, Salta, Santa Cruz, Formosa y Córdoba. Utilizando herramientas conceptuales de las ciencias políticas a la vez que adopta una perspectiva histórica, Servetto nos brinda un panorama más complejo que el conocido, generalmente focalizado en los avatares del gobierno central. Una de las principales virtudes de este libro es ofrecer al lector un relato acontecimental contundente para, a continuación, alcanzar un análisis comparativo que eche luz sobre la complejidad de las relaciones entre los gobiernos provinciales y la administración nacional.

2En aquellos años, el peronismo “ortodoxo” -representado en los sindicatos- y el “revolucionario” -con Montoneros a la cabeza- se enfrentaron en una puja cuyo increscendo de competencia y violencia fue limitando la capacidad de convivencia hasta su imposibilidad. Si bien la tensión intraperonista en escenarios públicos (aquel de la Plaza de Mayo en el día del trabajador, Ezeiza al regreso del líder) ha provocado frecuentes reflexiones de estudiosos del período, sus manifestaciones dentro del aparato político fueron y continúan siendo menos visibles. La autora, Doctora en Historia y Magister en partidos políticos por la Universidad de Córdoba, construye su trabajo sobre un cruce entre documentos orales, escritos y audiovisuales, develando las estrategias políticas y discursivas puestas en juego. Considerándose los conflictos provinciales como claves en la coyuntura del tercer gobierno peronista, y teniendo en cuenta que las intervenciones se realizaron en distintos momentos y bajo diversas formas, esta obra permite reflexionar en torno a las pujas políticas y sociales así como sus articulaciones con las decisiones políticas de los gobiernos. Los proyectos contrapuestos que se cobijan bajo el paraguas peronista eclosionan con el correr de los meses y el aumento de las presiones sectoriales. Así, la lógica binaria de un “nosotros” y un enemigo que estructuraba gran parte de los discursos de la época impide a largo plazo la negociación. De manera que la profundización de las diferencias dentro de los sectores del campo peronista alcanzó una polarización centrífuga que excluía al adversario y presentaba como única opción su eliminación.

3Este libro se estructura en ocho capítulos, siendo el primero el que establece el panorama provincial desde 1971 hasta las elecciones del ’73. De manera que el lector se sumerge en la reorganización del sistema partidario, tanto del peronismo como de su oposición. La autora considera que la tradicional dicotomía entre peronismo y antiperonismo se transformó en ese entonces en “dependencia o liberación”, llevando a los viejos partidos a adecuarse discursivamente a las nuevas demandas y valores sociales. En aquella tímida legitimidad democrática, el conflicto en las provincias fue vertebrándose en torno a la lucha interna del peronismo, entre los diversos sectores que ambicionaban obtener beneficios económicos, políticos y sociales al acceder al control. La situación de cada caso se delinea previamente a que en los cinco capítulos siguientes se trate detenidamente cada uno de ellos.

4Así, el segundo capítulo, interesado en el proceso formoseño, relata los conflictos a los que debió enfrentarse el gobernador Antenor Gauna: el problema campesino y la cuestión de la tierra, su relación con el vicegobernador Ausberto Ortiz y con el gremialismo, los conflictos intraperonistas, así como aquellos con la Legislatura. En segundo lugar, se trata el caso cordobés, cuyo gobierno encabezado por Ricardo Obregón Cano y Atilio López, revela particularidades interesantes. El mismo es producto de una sociedad movilizada que vivía los efectos de una intensa radicalización ideológica y política alimentada por las luchas sindicales, las demandas estudiantiles y el accionar guerrillero. En efecto, este proceso implicó la legitimación de la juventud radicalizada como actor decisivo en el proceso político interno y el reposicionamiento del ala combativa del movimiento obrero cordobés. De hecho, este fue el único caso en el que el vicegobernador no fue representante de la “burocracia sindical”, sino, contrariamente, un referente del sindicalismo combativo y disidente de Córdoba. En esta provincia, según muestra la autora, los conflictos principales desatados estuvieron ligados a los ganaderos, la Iglesia y la policía.

5Por su parte, el tercer capítulo relata el proceso de la provincia de Mendoza, donde la candidatura de Alberto Martínez Baca conllevó finalmente al triunfo de la sección más verticalista y leal a Perón. Mientras que el discurso del gobernador atrajo a los sectores juveniles radicalizados, la vice gobernación de Carlos Mendoza -proveniente del sindicalismo de la UOM- dio contrapeso a la fórmula. La disputa al interior del gobierno terminó también con el desplazamiento de la Juventud Peronista. Sobre esta evidencia, Servetto sostiene que Montoneros fue a la vez un trampolín como una trampa mortal para este gobierno. En cuarto lugar, se analiza el mandato de Jorge Cepernic en Santa Cruz, cuyo discurso fue el más radicalizado de los tratados. En particular fue su proyecto de expropiación de tierras en manos de compañías inglesas lo que generó una actitud expectante en la juventud. Además de estos guiños a la militancia juvenil que apelaba a la construcción de un socialismo nacional, convergía en su discurso los postulados fundantes del peronismo clásico acerca del papel del estado como agente de planificación pública y redistribución de la riqueza, con postulados económicos desarrollistas.

6En último lugar, el gobierno de Miguel Ragone en Salta completa el panorama del libro. Este médico salteño empleó la retórica peronista del período clásico junto a un lenguaje ligado a sus convicciones cristianas. Apelando a la justicia social, la asistencia, solidaridad y equidad, Ragone tejió su mapa de poder. Sin embargo, la legislatura provincial estaba colmada de figuras anti-ragonistas, y el sindicalismo verticalista también figuraba en su oposición. A pesar de que el dirigente salteño demostró voluntad de adaptarse a la línea impuesta al alejarse de los sectores radicalizados cambiando el rumbo político de su gestión, la intervención tuvo lugar junto al giro a la derecha del gobierno central.

7Finalmente, en los dos últimos capítulos se presentan lecturas cruzadas, teorizando y enriqueciendo la mirada. Fundamental atención se pone en las modalidades de constitución de los gobiernos provinciales, los estilos de mandatos, la articulación con los actores políticos y sociales así como la competencia entre el poder ejecutivo y la oposición. El séptimo capítulo retoma la óptica nacional al interesarse por la manera en la que el gobierno central interactuó con los provinciales y solicitó la intervención cuando lo consideró prudente. Titulado “Perón Mazorca, los zurdos a la horca”, el mismo reconstruye ese proceso de endurecimiento que se fue recorriendo en cada caso trabajado. El último capítulo, por su parte, avanza en el tiempo hasta la descomposición de las instituciones democráticas previas al golpe de 1976. Allí, la autora evidencia que mientras que las intervenciones que impulsó Perón fueron un remedio para disciplinar el partido y garantizar la verticalidad, aquellas de su seguidora respondían a una nueva táctica política de “peronizar” los organismos de gobierno convocando a sus fuentes más ortodoxas y reaccionarias. Las intervenciones son analizadas en su sucesión de mandatos, demostrando la dificultad de la tarea de encauzar las provincias. Por lo tanto, aquellas actuaron como soportes institucionales y legitimadores del inicio de la ofensiva represora. Se instaló de esa forma gobiernos dispuestos a realizar una “limpieza ideológica” eliminando de la administración a los enemigos “infiltrados” y a desmovilizar a los actores sociales conflictivos a través de la violencia estatal.

8En suma, las intervenciones provinciales, y en particular los factores que las provocaron, son el centro del análisis de este libro. Sus contextos específicos, sus características propias, las relaciones que se establecen con la oposición y con los diversos factores de poder, la manera en que se ponen en cuestión la legitimidad de los gobiernos y las estrategias empleadas son algunos de los ejes que lo atraviesan. Asimismo, la comparación de los cinco casos permite despejar puntos de encuentro y diferencias para ensayar una generalización explicativa. De la misma manera, la construcción del liderazgo es analizada en su capacidad de construir  un “nosotros” de identificación inclusiva. El mismo también se sostiene por acuerdos o pactos con otros sectores para construir una coalición dominante estable y funcional a los ejercicios de poder. En estos ejemplos se manifiesta la conveniente unificación de fuerzas para conquistar el poder y la dificultad de ejercerlo consecuentemente. Así, la obra ilustra cómo los conflictos provinciales fueron fruto de múltiples factores que concluyeron en un complejo y contradictorio proceso, en el que las condiciones locales se articularon con el clima del gobierno central.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Moira Cristiá, « Alicia Servetto, 73/76. El gobierno peronista contra las “provincias montoneras”, Buenos Aires, Siglo XXI editores, 2010, 281 p. », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Comptes rendus et essais historiographiques, mis en ligne le 31 janvier 2011, consulté le 30 novembre 2020. URL : http://journals.openedition.org/nuevomundo/60483 ; DOI : https://doi.org/10.4000/nuevomundo.60483

Haut de page

Auteur

Moira Cristiá

EHESS moicristia[at]hotmail.com

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search