Navigation – Plan du site
Humberto Cucchetti

María Celina Fares, La Unión Federal. ¿Nacionalismo o Democracia Cristiana? Una efímera trayectoria partidaria (1955–1958), Mendoza, Universidad Nacional de Cuyo, Distribuidora Astrea, 2007, 163 p.

[30/01/2012]

Texte intégral

1Si consultamos la bibliografía existente sobre el fenómeno nacionalista en Argentina podríamos legítimamente preguntarnos qué sucedió con éste en la segunda mitad del siglo XX. En efecto, disponemos de una biblioteca considerable que ha analizado la existencia de ligas, discusiones intelectuales, redes de sociabilidad y órganos de propaganda que hasta el final de la Segunda Guerra mundial se enrolaron en programas explícitamente nacionalistas. Esa supuesta edad de oro del nacionalismo argentino, o mejor dicho, de diferentes programas nacionalistas, se verá modificada por dos acontecimientos mayores: la resolución de dicho conflicto bélico y los orígenes del peronismo. A partir de ese momento, las referencias nacionalistas se habrían contraído considerablemente.

2El trabajo de la historiadora María Celina Fares matiza notablemente esta última impresión. Su análisis de una trayectoria organizativa particular es útil no sólo para comprender en un microcosmos social las tensiones políticas, culturales y religiosas existentes en un universo triunfante, el que derrocó a Perón en septiembre de 1955 y que comenzó a preguntarse qué hacer con el peronismo. También, dicho enfoque representa una riqueza para nada despreciable al ver cómo actores provenientes en gran medida del catolicismo argentino formaban parte de una nebulosa nacionalista todavía existente en esa época. Estos actores intentarán crear, asociando elementos nacionalistas y demócrata-cristianos, una asociación partidaria para vehiculizar públicamente sus ideas.

3Fares reconoce explícitamente su objetivo de completar la “escasa” atención dedicada al nacionalismo en la segunda mitad del siglo XX (p. 15). Si el peronismo representó un desafío a los intelectuales nacionalistas que se toparon con él a mediados de los años cuarenta, representando globalmente una absorción de las ideas nacionalistas con una progresiva marginalización de los actores concretos, el golpe de Estado de 1955 conocido bajo el nombre de Revolución Libertadora permitió otro tipo de oportunidad política. Bajo la frustrada y breve presidencia del General Lonardi (duró sólo algunas semanas entre setiembre y noviembre de ese mismo año), un puñado de intelectuales, de formación católica, ambicionando un proyecto de democracia cristiana y con ideas que bebían igualmente de fuentes nacionalistas, crearon el partido político Unión Federal para incidir en la arena partidaria.

4Esta supervivencia nacionalista sutilmente narrada por la autora intentó realizar una lectura positiva del régimen peronista cuestionando sus excesos, estimando que la posibilidad de captar la adhesión peronista era un objetivo asequible. Si el resultado en términos electorales fue básicamente minúsculo (para las elecciones constituyentes de 1957 Unión Federal obtuvo el 1.8% de los votos, p. 113), el análisis de esta minoría política echa luz sobre dinámicas, trayectorias y actores sociales no siempre atendidos. Como en diferentes medios nacionalistas, esta modesta formación partidaria compuesta básicamente por profesionales e intelectuales de extracción católica reprodujo en su seno innumerables conflictos ideológicos pero también personales que condicionaron su evolución política. Alrededor de su definición partidaria y sus rasgos organizativos (si había que incorporarse a frentes nacionalistas para ampliar la presencia política o si en cambio había que enfatizar los rasgos partidarios autónomos para lograr aplicar un modelo de democracia cristiana) tales conflictos estallaron decretando la defunción de dicha tentativa política.

5La focalización de la mirada en una minoría partidaria que no logró dar el salto y llegar a ser una verdadera organización de masas, condicionada en gran medida por una auto-percepción errada sobre la propia naturaleza nacional y popular de la organización (p. 155), muestra en una escala reducida debates más generales por aquellos años y cuya resolución llevó a largos conflictos políticos. Nuevamente, la presencia de las ideas nacionalistas en la vida política y cómo dirimir en un espacio partidario no confesional los principios del cristianismo social, había movilizado a jóvenes cuadros que también se reencontraban en las reuniones y cónclaves del movimiento católico argentino.

6Lejos de constituir un enfoque exótico de un objeto, el análisis de un objeto marginal puede develar tramas profundas y completamente centrales de la vida política de un país. El nacionalismo, que ya habría ingresado supuestamente en un proceso de extinción, conserva de diferentes maneras relevancia dentro de las ciencias sociales. Los protagonistas de la Unión Federal, al menos una parte de ellos, realizaron en dicha biografía partidaria un conjunto de ideas políticas con un antes y un después, construyendo lazos con actores políticos, sindicales, militares y religiosos. Lo que suponía en la Argentina de la época nada más y nada menos que pensar, aun con recetas no siempre exitosas, el problema del poder.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Humberto Cucchetti, « María Celina Fares, La Unión Federal. ¿Nacionalismo o Democracia Cristiana? Una efímera trayectoria partidaria (1955–1958), Mendoza, Universidad Nacional de Cuyo, Distribuidora Astrea, 2007, 163 p. », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Comptes rendus et essais historiographiques, mis en ligne le 30 janvier 2012, consulté le 19 avril 2018. URL : http://journals.openedition.org/nuevomundo/62345

Haut de page

Auteur

Humberto Cucchetti

CEIL-CONICET

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page