Navigation – Plan du site
Joaquín Aldao

Acha, Omar y Quiroga, Nicolás, El Hecho Maldito… conversaciones para otra historia del peronismo, Rosario, Argentina, Prohistoria, 2012, 236 p.

[03/04/2013]

Texte intégral

1Uno de los puntos fuertes de El hecho maldito… radica en la actualidad de los trabajos que analiza, un recorrido desde los autores clásicos hasta las ponencias presentadas en los Congresos de Estudios sobre Peronismo y en las Jornadas Interescuelas de Historia. Otro punto fuerte es el énfasis en una escritura heterodoxa, trabajando no sólo lo argumentativo, sino también lo estético como elemento de subversión significante, nuevas prosas para nuevos sentidos. Por último, el libro apuesta a lo multidisciplinar, buscando transformar de manera efectiva los fundamentos disciplinares que encasillan el modo de interpretar, y en definitiva, el quehacer historiográfico.

2El libro consta de nueve capítulos con tres secciones, divididas, según definen los autores, por las “temperaturas” de los diálogos. Domésticos (I-V), Turbados (VI y VII) y Salvajes (VIII y IX). A continuación realizamos una breve sinapsis de cada capítulo.

3En “La normalización del primer peronismo en la historiografía argentina reciente” los autores van delineando distintos aspectos característicos de lo que definen como el proceso de normalización de los estudios sobre el peronismo. En el aspecto histórico, a partir de la vuelta a la democracia y de la profesionalización de la disciplina, los estudios sobre el peronismo se articulan con ciertos consensos implícitos que son el marco en el cuál se debate el primer peronismo: “una historia de la ciudadanía, la democracia, de los ideales liberal-republicanos y de una concepción evolucionista del cambio social” (p.38). Si bien este marco permitió incluir al peronismo en la historiografía argentina y dio la posibilidad de un abordaje científico al establecer el “enfriamiento y normalización del peronismo”, se cobró el precio de evitar aspectos traumáticos del mismo. Este encuadre “más comprensivo y progresivista” de los estudios normalizados responden, en su aspecto subjetivo, a lo que los autores denominan la tarea desublimadora, es decir, la neutralización de las diferencias, de las escisiones que produce el peronismo, en el relato de la integración.

  • 1 Torre, Juan Carlos y Pastoriza, Elisa, “La democratización del bienestar”, en Torre, Juan Carlos (d (...)

4Los autores entienden que el texto La democratización del bienestar de Pastoriza y Torre1 es el “modelo ejemplar” de este paradigma normalizador. La crítica de los autores a esta perspectiva historiográfica, es que “en lugar de subrayar un sentido de la historia que el primer peronismo no supo consumar, lo que merece ser entendido es el tipo de confrontaciones ocurridas y las configuraciones que la conflictividad social adquirió a partir de los procesos históricos analizados” (p.32).

  • 2 Los siete elementos son: “a) Transformaciones socioeconómicas durante la década del treinta, marcad (...)

5En “Pliegues de la normalización de los estudios sobre el primer peronismo: complementos y aclaraciones” los autores se centran en afinar y complementar definiciones del anterior. Los autores distinguen dos vertientes que explican la eficacia de la normalización. Una que encarna en Plotkin y su “historia de la historiografía” del peronismo, en la cual se ve cómo se va moderando la mirada “patologizante” de los estudios, hasta integrar al peronismo a un relato nacional; y la otra, de Luis A. Romero, que se inscribe en una normalización ya establecida, que permite una línea de producción historiográfica “matrizada” por una perspectiva interpretativa hegemónica. A continuación se sumergen nuevamente en La democratización del bienestar para diseccionarlo con mayor énfasis, dividiendo la estructura narrativa del texto en siete elementos que constituyen, en cuanto éste es el modelo ejemplar, los siete ítems de la normalización2.

  • 3 Aboy, Rosa, Viviendas para el pueblo. Espacio urbano y sociabilidad en el barrio Los Perales (1946- (...)

6Por último, los autores se centran en el modo en que circulan y operan estos supuestos presentes en el modelo ejemplar, y para ello analizan el texto de Rosa Aboy, Viviendas para el pueblo3.

7En La intervención del peronismo y el nuevo consenso historiográfico. Conversaciones en torno a El día en que se inventó el peronismo, de Mariano Plotkin” los autores dialogan acerca del texto de Plotkin por considerarlo de fuerte repercusión en el ámbito académico. Por un lado lo ubican al interior del nuevo consenso historiográfico por su selección bibliográfica y su carácter continuista en cuanto ubica al peronismo en un proceso ya iniciado en los 30’s. También ponen en cuestión la validez de la afirmación de Plotkin de que el 17 de octubre es un mito producido desde el estado. Esto lleva a un debate sobre las características de la historia cultural en Argentina y la necesidad-posibilidad de una historia de los consumos, de la receptividad de los elementos propagandísticos del peronismo.

  • 4 Little, Walter, “A note on political incorporation: The argentine plan político of 1955”, Journal o (...)

8En “Manuscrito hallado en una botella. El plan de acción política 1955-56 y la historiografía sobre el primer peronismo” Acha y Quiroga distinguen dos aspectos centrales a los que invita la interpretación del documento “Plan de acción política 1955-56” que hace W. Little en su texto, “A note on political incorporation: The argentine plan político of 1955”4. Primero, ponen en cuestión la interpretación del peronismo como un “impulso fatal de dominación”, que lleva a una concepción del peronismo como estado-partido, asignando una receptividad pasiva a las masas votantes. Segundo, se polemiza sobre la utilización de documentos estatales como reflejo de una ideología y una voluntad estatal única, lo cual no permite entender estos documentos como discursos susceptibles de inscribirse en disputas y antagonismos propios de la coyuntura histórica. Por último, se le reconoce a Little una mirada del peronismo como tragedia, que es un camino poco explorado y potencialmente fructífero.

  • 5 Macor, Darío y Tcach, Cesar, La invensión del peronismo en el interior del país, Santa Fe, Argentin (...)
  • 6 El estudio paradigmático es el de Mackinonn, Moria, Los años formativos del partido peronista (1946 (...)

9En “De la inexistencia a la ubicuidad. El partido peronista en la historiografía académica”, Nicolás Quiroga, especialista en el estudio del partido peronista bonaerense, realiza una actualización del estado de la cuestión respecto a los estudios del Partido Peronista (PP), pero no se queda allí, sino que también avanza sobre una crítica, exponiendo fortalezas y debilidades de los distintos enfoques, y proponiendo algunas herramientas teóricas para nuevas perspectivas de análisis. Divide el capítulo en cuatro apartados. En el primero se enfoca en los estudios del peronismo “en el interior del país”, centrándose en la publicación compilada por Macor y Tcach, La invención del peronismo en el interior del país5, resaltando la validez de dichos estudios. Sin embargo, encuentra que si la construcción política del peronismo como una relación conflictiva es el fuerte de estos estudios, la poca importancia al PP es uno de sus mayores vacíos. Ya en este apartado, y con mayor énfasis en el siguiente, comienza a introducir la discusión central del capítulo que gira en torno a la definición de partido. A la definición que se utiliza en los estudios más significativos6 sobre el PP (de Panebianco), Quiroga propone un enfoque alternativo (el de Eldersveld) que, en resumen, permite mayor flexibilidad para comprender al partido y las prácticas partidarias, e integrar los estudios que se centran en las “bases”, más allá de las elites y segundas líneas partidarias.

10En el tercer apartado pone el eje en el paradojal resultado de la proliferación de particularismos provinciales. Por ejemplo, a la riqueza de datos de los casos provinciales, se le enfrenta una “sustancialización” del caso estudiado que no permite inclusión en una escala macro. En el último apartado se centra en un repaso por los últimos trabajos sobre peronismo en el interior, y luego ensaya algunas consideraciones para futuras investigaciones.

  • 7 A.A.V.V., La cultura popular del peronismo, Buenos Aires, Argentina, CEPE, 1973.
  • 8 Ciria, Alberto, Política y cultura popular: La Argentina peronista 1946-1955, Buenos Aires, Argenti (...)

11En “Melodrama e industrialización: La ‘nueva historia cultural’ del peronismo” se historiza lo que se conoce como “la nueva historia cultural”, poniendo en perspectiva - a partir de desandar el camino de las obras sobre la cultura peronista más significativas - los nuevos estudios sobre cultura y peronismo. En los primeros apartados reseña el libro La cultura popular del peronismo (1973)7 escrito por varios artistas, como antecedente primigenio de estudios centrados en la cultura peronista. En el segundo apartado los autores hacen una lectura crítica de Política y cultura popular de Alberto Ciria8, a quién atribuyen continuar y extender la visión romeriana de la “ideología de Estado Mayor” (p.121), centrándose en la “inducción estatal de discursos peronistas”, y dejando fuera “toda interrogación sobre la genealogía y la eficacia de las políticas culturales del peronismo”.

  • 9 Soria, Claudia, Cortés Rocca, Paola y Dieleke, Edgardo, Políticas del sentimiento. El peronismo y l (...)
  • 10 Karush, Matthew y Chamosa, Oscar, The New Culturla History of Peronism. Power and Identity on mid-t (...)

12Avanzado el capítulo vuelven sobre la preocupación principal, la “nueva historia cultural”, y para ello analizan dos obras: Políticas del sentimiento9 y The New Cultural History of Peronism10. Respecto al primero la crítica es contundente, los textos historiográficos se mantienen dentro de las premisas de la normalización, a la que sólo escapan algunas excepciones pero alejadas de la disciplina historiográfica. Por último, los análisis laclaunianos presentes en la compilación también reciben la crítica de los autores (tanto por su contenido, como por ser laclaunianos): “la fusión entre lo sentimental y lo político, con su promesa de un estallido en el paradigma progresista, se castra en la forma laclauniana de una ‘articulación populista’, figura de una ‘lógica’ de ‘lo político’, despojada de peligro…” (p.125). Otra suerte corre la segunda compilación analizada, con mayor claridad respecto a lo que entienden por análisis cultural (encuentro entre las masas, la industria cultural y el estado), aunque no logra despojarse tampoco del infaltable “cambio acelerado hacia la modernidad” que significó el peronismo, contra el que los autores emprendieron quijotesca lucha por ser El tópico de la normalización. Sin embargo, rescatan trabajos que logran abrir una huella promisoria, donde “el registro se aleja de las lógicas de los medios y se instala en las tramas de las mediaciones” (p.132).

  • 11 James, Daniel, Resistencia e integración. El peronismo y la clase trabajadora argentina (1946-1976)(...)

13En el último apartado, luego de definir el núcleo argumental de James11 y su perspectiva analítica, los autores construyen una interpretación del concepto de melodrama y su utilización en relación a los estudios culturales. Como conclusión, proponen premisas para esta “nueva” historia cultural del peronismo: “atacar de lleno las asfixias que produce reflexionar bajo el género tesis” (p.142), buscar nuevas fuentes, nuevos corpus teóricos, un retorno de la idea de clases, y la necesidad de nuevas narrativas.

14La razón más importante de porqué se incluye el capítulo “Conversaciones sobre sindicalismo, clase obrera y peronismo” en el libro parece ser denunciada abruptamente por Omar Acha al final del capítulo: “Establecer un corte intelectual con la bibliografía ‘obligada’ en la nota al pie número uno de toda monografía requiere rumiar sin prisa los puntales y las vigas que permitirán edificar otras ideas, otras prosas, otras políticas del saber. Rastrear esa posibilidad en la inquisición de la historia obrera me parece útil, así fuera para contrariar la contracción progresista a evadir todo lo que huela a cisuras en lo real” (p.166). Aunque no es la única razón. El capítulo, escrito en forma de diálogo entre los dos autores, abarca temas que van desde caracterizar la discusión en torno a la “transición” que implica el peronismo para los autores “clásicos”, hasta los nuevos estudios sobre clase obrera y peronismo, o más específicamente, los estudios de Camarero y de Iñigo Carreras y sus discípulos. El diálogo se extiende en estos últimos, y en la pertinencia del concepto de clase para estos estudios, desestimando la utilización de términos como “representaciones sociales” presentes en lo que los autores denominan “historiografía progre”.

15El capítulo de Omar Acha “El peronismo y los desencuentros del psicoanálisis con la investigación histórica” es un intento por “fundar” una nueva perspectiva histórica para estudiar el peronismo a partir de la utilización de un extenso bagaje conceptual freudiano. Si bien en estrechas páginas se abultan conceptualizaciones y terminologías extrañas para el lector no iniciado en psicoanálisis, no por eso es para desmerecer el valor de la interpretación. En primer lugar realiza una historización del psicoanálisis (desde un aparato conceptual materialista histórico), para justificar la pertinencia de la teoría freudiana. Luego, postula la tesis central de los autores, que se puede resumir en comprender al peronismo como imago. Los pormenores de la interpretación psicoanalítica del peronismo de Acha es imposible de resumir en estas líneas, por lo que enumeramos: la explicación de cómo el significante Perón y Estado devienen imago y constituyen la identificación peronista (identificación compleja, con múltiples sujeciones); las correlaciones entre los cuatro discursos lacanianos (amo, histérica, universidad, analista) y los discursos peronistas; la peronización del goce y su correlación con la reescritura de la historia; el devenir de Juan y Eva en mito nacional. Estos son sólo algunos de los tópicos que se desarrollan - si tenemos en cuenta lo extremamente subsidiario a una teoría de largo desarrollo como la psicoanalítica en sus distintas vertientes - en escasas páginas.

16¿Porqué Gonzales?, se preguntan los autores en “El peronismo a prueba de ensayos: Horacio Gonzales y la experiencia de la retórica”, y lo responderán. El elemento más importante parece ser que el prestigioso y (para algunos) enrevesado Sociólogo y ensayista permite acoples con la empresa que se han propuesto los autores: “una normativa no progresista de la investigación del peronismo”. Realizan una minuciosa descripción del autor: su modo de escritura “en serie”, su “economía de los nombres”, su costado revisionista, su método de abordaje del peronismo, descripto como “una historia intelectual de las pasiones lectoras”, que parte de entender al peronismo como una “pragmática cultural”, una “retórica”. Una de las dimensiones que permite un acople entre la empresa de los autores y la prosa “gonzaliana” es su “sospecha con la ilustración argentina”, lo cual lleva a referenciar la relación y debate entre Gonzales y Sarlo, realizando una mínima historización del desarrollo de la polémica en contexto nacional e intelectual. En la dimensión historiográfica, se realiza una interesante digresión sobre el contextualismo como método historiográfico. Por último, se carga de nuevo contra la teoría populista de Laclau, diferenciándolo de la comprensión del peronismo de Gonzales por varios motivos, pero en última instancia, por considerar a la primera racionalista y desapasionada, y a la segunda, por el contrario, con fuerte presencia de una dimensión mítica y melodramática, subsidiarias de las raíces borgeanas del pensamiento gonzaliano más que del posestructuralismo laclauniano. Las conclusiones son esquizoides, o lo serían si las escribiera un solo autor. Dos conclusiones en tensión: la primera se inclina por la integración de Gonzales en una generación y corriente de pensamiento de una época particular; la segunda, por el contrario, es un ejercicio de individualización que resalta los particularismos de la prosa gonzaliana.

17El hecho maldito… es un libro recomendable para todo investigador del peronismo por lo ya mencionado, y necesario también, ya que difícil será que no tome cada vez mayor cuerpo este debate en torno a la normalización de los estudios del peronismo. Por otra parte, la polémica se extiende a la forma de concebir el análisis del peronismo más allá de la historiografía. El rechazo de la teoría laclauniana como análisis efectivo del peronismo es una polémica que recién comienza. Si bien es identificable el impulso racionalizante de la teoría populista de Laclau, es discutible si no se pueden realizar otras interpretaciones u otros “usos” de La razón populista. Por otra parte, la crítica a la frivolidad de una cantidad significativa de “nuevos” estudios culturales es de una necesidad primordial. Por último, vale rescatar nuevamente las referencias que se encuentran al quehacer científico, a la dimensión experiencial como becarios, tesistas, investigadores, y la necesidad de socavar los fundamentos mismos de las políticas del saber para poder construir nuevos paradigmas interpretativos.

Haut de page

Notes

1 Torre, Juan Carlos y Pastoriza, Elisa, “La democratización del bienestar”, en Torre, Juan Carlos (dir.) Los años peronistas (1943-1955), Nueva Historia Argentina, Buenos Aires, Sudamericana, 2002, p. 257-312.

2 Los siete elementos son: “a) Transformaciones socioeconómicas durante la década del treinta, marcadas por la crisis de legitimidad política. Ensayos de intervención estatal. b) Constitución de un imaginario nacional y consolidación de una cultura móvil de clase media en las ciudades. c) Desplazamientos demográficos y vacancia de representación corporativa y/o política para las clases populares. d) Emergencia de una política reformista de reconocimiento político cultural y justicia social. Las reformas no suelen alcanzar transformaciones radicales. e) Conmoción y refiguración de las identidades sociales, reordenadas en los moldes de los valores del ascenso social y el familiarismo. Modificación de los patrones de consumo para las clases populares. f) Reacciones culturalmente adversas ante la integración de las clases populares. La acumulación de poder exacerba la escisión. g) Crisis política y derrumbe del gobierno peronista, lo que no obsta para la consolidación de la ciudadanización social y la aparición de nuevos actores socioeconómicos.” (p.52)

3 Aboy, Rosa, Viviendas para el pueblo. Espacio urbano y sociabilidad en el barrio Los Perales (1946-1955), Buenos Aires, Argentina, FCE, 2005.

4 Little, Walter, “A note on political incorporation: The argentine plan político of 1955”, Journal of Latin American Studies, 14, 1982, p. 455-463.

5 Macor, Darío y Tcach, Cesar, La invensión del peronismo en el interior del país, Santa Fe, Argentina, UNL, 2003.

6 El estudio paradigmático es el de Mackinonn, Moria, Los años formativos del partido peronista (1946-1955), Buenos Aires, Argentina, Instituto DiTella-Siglo Veintiuno, 2002.

7 A.A.V.V., La cultura popular del peronismo, Buenos Aires, Argentina, CEPE, 1973.

8 Ciria, Alberto, Política y cultura popular: La Argentina peronista 1946-1955, Buenos Aires, Argentina, Ediciones de la Flor, 1983.

9 Soria, Claudia, Cortés Rocca, Paola y Dieleke, Edgardo, Políticas del sentimiento. El peronismo y la construcción de la Argentina moderna, Buenos Aires, Argentina, Prometeo Libros, 2010.

10 Karush, Matthew y Chamosa, Oscar, The New Culturla History of Peronism. Power and Identity on mid-twentieth-century Argentina, Durham, Duke University Press, 2010.

11 James, Daniel, Resistencia e integración. El peronismo y la clase trabajadora argentina (1946-1976), Buenos Aires, Argentina, Sudamericana, 1990.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Joaquín Aldao, « Acha, Omar y Quiroga, Nicolás, El Hecho Maldito… conversaciones para otra historia del peronismo, Rosario, Argentina, Prohistoria, 2012, 236 p. », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Comptes rendus et essais historiographiques, mis en ligne le 03 avril 2013, consulté le 20 septembre 2019. URL : http://journals.openedition.org/nuevomundo/65170

Haut de page

Auteur

Joaquín Aldao

Universidad Nacional Mar del Plata-conicetjoacoaldao@hotmail.com

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page