Skip to navigation – Site map
Debates | 2017
Partie 3 – Los documentos del poder institucional en el gobierno de los imperios ibéricos
Jorge Pérez Cañete

El documento como instrumento de poder en las Reales Audiencias Indianas: el caso de Santa Fe

The document as an instrument of power in the Royal Indian Audiences: the case of Santa Fe
[11/12/2017]

Abstracts

After the discovery and colonization of the Americas, the need to transfer the jurisdiction of the Spanish Monarchy to the new territories led, on the one hand, to the delegation of this jurisdiction to certain institutions that were gradually established in the New World and, on the other hand, to the use of diverse tools that favored this delegation and allowed the expansion of the Atlantic Spanish Empire by mitigating the vast distance existing between these territories and the Royal authority.
The aim of this paper is to analyze the use of the document as one of those tools used by the Crown to consolidate its power, focusing on the Royal Indian Audiences, institutions that were constituted as representatives of the monarch in those distant lands, and paying special attention to the reactions that these uses generated among its contemporaries.

Top of page

Full text

1Los monarcas castellanos nunca viajaron a las Indias y, por tanto, nunca se hicieron presentes ante sus nuevos súbditos. Por ello, necesitaron trasladar a aquellas tierras de alguna manera su imagen, su poder y su autoridad, ayudando a que los pobladores de las Indias aceptarán más rápidamente su sometimiento a la Corona. Para ello, las principales herramientas utilizadas por los monarcas para vencer la distancia y extender su poder por el Nuevo Mundo fueron sus representantes delegados y el documento escrito.

2De la trascendencia de esta delegación de funciones ya se era consciente en aquellos años, sobre todo en los territorios indianos. Así nos lo hace ver Solórzano en el siguiente texto:

  • 1 Solórzano Pereira, Juan de, Política Indiana, Estudio preliminar de M. A. Ochoa Brun. Madrid, 1972, (...)

“En las partes, y lugares donde los Reyes, y Príncipes no pueden intervenir, ni regir y gobernar por sí la República, no hay cosa en que la pueden hacer más segura, y agradable merced que en darle Ministros, que en su nombre, y lugar la rijan, amparen, y administren, y distribuyan justicia, recta, limpia, y sanamente, sin la cual no pueden consistir, ni conservarse los Reynos”1

3No cabe ninguna duda de que esta delegación no se hubiera podido materializar sin el uso del documento escrito. A través de éste, la monarquía comunicaba sus decisiones sobre todos los temas que acuciaban el gobierno del Imperio, desde la hacienda y el fisco, hasta las gracias y mercedes y, por supuesto, la justicia. Es decir, a través de los documentos la monarquía gobernaba.

  • 2 Esta crónica es de las más completas del reinado de Felipe II junto a la de Herrera y Tordesillas, (...)

4Luis Cabrera de Córdoba, uno de los cronistas que mejor relataron el reinado de Felipe II2, describía perfectamente la gran importancia que tuvieron los documentos para el gobierno de los territorios que conformaron la Monarquía más extensa que existió durante los siglos modernos, así como la preocupación que siempre expresaron por su adecuada conservación:

  • 3 Cabrera de Córdoba, Luis, Historia de Felipe II, rey de España, v. 1, cap. IX, p. 504. Copia digita (...)

“Considerando la importancia de que son papeles, como quien por medio dellos meneaba el mundo desde su Real asiento, D. Filipe quiso reducir a orden y buena guarda las escrituras antiguas derramadas por Castilla a riesgo de perderse y consumirse, como muchas que hoy se desean para servicio de la Corona y bien de los vasallos”3.

  • 4 Gómez Gómez, Margarita, “El documento y el sello regio en Indias: su uso como estrategia de poder”, (...)

5Al abordar este tema nos acercamos a un campo de estudio abierto desde hace décadas y que sigue muy activo en la actualidad. El uso del documento como medio de comunicarse con las autoridades y pobladores del Nuevo Mundo, para notificar decisiones, para impartir justicia, en definitiva, para gobernar las Indias, ha sido tratado por numerosos especialistas de diferentes ámbitos de estudio como la historia del documento, del derecho, de las mentalidades o de la hacienda. Entre todos ellos me gustaría destacar, por supuesto, los trabajos de la profesora Margarita Gómez Gómez, enfocados muchos de ellos al estudio del documento indiano, o los de Antonio Castillo, dirigidos a la cultura escrita, al igual que los de Francisco M. Gimeno Blay y los de F. Bouza Álvarez4.

  • 5 Pietschman, Horst, El estado y su evolución al principio de la colonización española de América,(...)

6Todos ellos han puesto de relieve, de una manera u otra, lo que Horst Pietschamann5 define como el especial significado que tuvieron tanto la comunicación escrita en general como el documento regio en particular, para resolver los problemas de distancia con las Indias y poder trasladar la autoridad del monarca.

7En el presente artículo se pretende abordar de manera específica el estudio de la documentación generada por las relaciones entabladas entre el rey y sus representantes en la Real Audiencia de Santa Fe del Nuevo Reino de Granada, así como la generada por este tribunal para ejercer sus funciones delegadas. Nos ceñiremos, en esta ocasión, a la actividad que desarrolló la Audiencia durante la segunda mitad del siglo XVI y principios del XVII.

8Para ello se realizará un paralelismo entre el valor que tenían los documentos emanados de la mano del rey para ejercer su jurisdicción en el Nuevo Mundo, y el valor de los documentos que despachaban sus autoridades delegadas en sus respectivos territorios para ejercer esta misma jurisdicción. Gracias a ello se pretende analizar a la misma vez el grado de ejecución, el impacto sobre la sociedad y el nivel de obedecimiento que tenían los contenidos de ambos tipos de documentos, tanto los emanados directamente del rey, como los despachados por sus representantes en las Indias.

Las Reales Audiencias y Chancillerías

  • 6 Para profundizar en los orígenes medievales de estas instituciones es fundamental al consulta de Ga (...)
  • 7 Sobre el gobierno y administración de los territorios americanos desde su conquista debe consultars (...)

9Superada la primera etapa de gobierno de Cristóbal Colón como representante del rey en el Nuevo Mundo, la evolución que protagonizó la presencia española en las Indias provocó algunos ajustes en su gestión. Por un lado, la magnitud de los territorios incorporados al Imperio imponía la necesidad de multiplicar los agentes delegados para el buen gobierno, y por otro, la distancia existente con la metrópoli hacía imprescindible una fluida y cada vez más constante comunicación. Por ello, comenzaron a establecerse en los territorios que se fueron conquistando unas instituciones que ya tenían una larga tradición en la Península6 y que se convirtieron en la mejor manera que los monarcas encontraron para consolidar su asentamiento en las Indias: las Reales Audiencias y Chancillerías7.

10La implantación de las Audiencias en las Indias como instituciones en las que recayó la delegación de la plena jurisdicción del monarca vino acompañada de la utilización de ciertas herramientas que posibilitaron esta delegación y reforzaron su ejecución. Ya a las Audiencias y Chancillerías castellanas, modelos de las indianas, se les concedió la capacidad de poder actuar como si fueran el propio monarca, para lo cual se les otorgaron unas amplias competencias documentales, que se plasmaron en la posibilidad de despachar Reales Provisiones encabezadas con la intitulación larga, extensa y solemne, con todos los títulos jurisdiccionales del monarca y validadas con el sello real.

  • 8 Sobre el uso del sello real como representante del monarca véanse Gómez Gómez, Margarita, El sello (...)

11Cabe preguntarse en este momento cuál era la intención de estas concesiones. Sin duda alguna, el objetivo era que la figura del rey se hiciera presente en aquellos territorios y extender así su jurisdicción, gracias, entre otros símbolos, a la presencia del sello real8. Como se recoge en la Recopilación de las Leyes de las Indias, este privilegio proveía a estas instituciones de una autoridad igual que la del monarca:

  • 9 Recopilación de las leyes de los reynos de las Indias, 1680. Prólogo por Ramón Menéndez y Pidal; es (...)

“Y para que las dichas nuestras Audiencias tengan la autoridad que conviene y se cumpla y obedezca lo que en ellas se proveyere y mandare, queremos y mandamos que las Cartas, Provisiones y otras cosas que en ellas se proveyere y mandare se despachen y libren por título nuestro y con nuestro sello real, las quales sean obedecidas y cumplidas como Cartas y Provisiones nuestras firmadas de nuestro Real nombre”9

  • 10 Una de las ceremonias que venían a reforzar el papel representativo de las Reales Audiencias Indian (...)

12El tandem formado por las Audiencias y la documentación emanada de ellas, facilitó la ejecución de la política del Imperio en las Indias y trasladó, no solo las órdenes y mandatos reales, sino también una serie de actos y ceremonias10 que ya se daban en la Península y que provocaron en las Indias diferentes reacciones por parte de la sociedad indiana que participaba de ellas.

  • 11 Schäfer, Ernesto, El Consejo real y supremo de las Indias: su historia, organización y labor admini (...)
  • 12 La Real Audiencia y Chancillería de Santa Fe se inauguró oficialmente el 7 de abril de 1550, tal y (...)

13En el Nuevo Reino de Granada, la Real Audiencia y Chancillería de Santa Fe se fundó en 154711. Fue la sexta Audiencia fundada en las Indias, tras las de Santo Domingo, México, Panamá, Confines y Lima, y, al igual que sus antecesoras, se concibió desde un primer momento como un tribunal supremo, capaz de actuar como el mismo monarca. Desde los primeros años, e incluso antes de su inauguración oficial12, llegaban documentos procedentes de la Península, en los que se recogían las órdenes que el rey quería trasladar a este territorio. Además, la propia Audiencia, fruto de las competencias delegadas, comenzó también muy pronto a expedir documentación para llevar a cabo sus funciones. Veamos a continuación como se plasmaron las citadas manifestaciones en torno al documento en el Nuevo Reino de Granada a raíz de la fundación de este tribunal.

Una ceremonia de sometimiento al documento regio

  • 13 Sobre la identificación del rey con sus símbolos véase Clavero Salvador, Bartolomé, “Justicia y Gob (...)
  • 14 Un estudio específico sobre este tipo documental lo encontramos en Arribas Arranz, Filemón, “La car (...)

14La Monarquía, necesitada de hacerse presente en los nuevos territorios, llegó a configurar una estrategia encaminada a representarse o identificarse con ciertos objetos y símbolos, para que la sociedad actuara frente a ellos, tal y como si estuvieran viendo al mismo rey13. En esta ocasión no nos detendremos en valorar la importancia simbólica y representativa de otros símbolos, como el pendón y, por supuesto, el sello real, que también fueron fundamentales para llevar la autoridad del monarca hasta los nuevos territorios conquistados. El centro de nuestro estudio será el documento escrito, y más concretamente uno de los tipos documentales más solemne que se utilizó por parte de la Corona tras la desaparición de otros de épocas anteriores, como el Privilegio rodado, es decir, la Real Provisión14.

  • 15 Gómez Gómez, Margarita, El sello y registro…, Ob. Cit., p. 31.

15A través de su uso, la Corona consiguió una delegación “textualizada” de su poder15. La documentación que era expedida por las Reales Audiencias debía surtir el mismo efecto que la del rey, y debía ser igual de respetada por los pobladores del Nuevo Mundo.

  • 16 En García-Gallo, Alfonso, “La ley como fuente del derecho en Indias”. en Anuario de Historia del De (...)

16Para acercarnos a esta realidad en las Indias podemos analizar el caso de los documentos que se enviaban desde la Península y que contenían los nombramientos de las autoridades y oficiales que el rey designaba. Estos títulos, que solían expedirse en forma de Reales Provisiones, debían ser presentados ante las autoridades competentes para ser reconocidos por tales16. Las autoridades debían obedecer el contenido del título que recogía directamente la voluntad del monarca. Si bien podían posponer su cumplimiento y no ejecutarlo si lo estimaban necesario, luego hablaremos de ello. En cualquier caso, la recepción del documento regio implicaba una ceremonia de sometimiento, mediante la cual las autoridades mostraban su respeto al monarca.

  • 17 Real Provisión de 17 de julio de 1549 nombrando al licenciado Briceño como oidor de la Real Audienc (...)

“Y ansi presentada la dicha provisión real de Su Majestad que de suso va incorporada, pidió a los dichos señores la obedeciesen y cumpliesen, admitiéndole por oidor de la dicha Audiencia como Su Majestad por ella lo manda; e por los dichos señores, vista la dicha provisión, la tomaron en sus manos y besaron y pusieron sobre su cabeza obedeciéndola con el acatamiento debido”17

  • 18 García-Gallo, Alfonso, Estudios de Historia del Derecho Indiano. Madrid: Instituto Nacional de Estu (...)

17En esta ceremonia de obedecimiento, tal y como explica García Gallo, se plasmaba su recepción al cogerla en sus manos, al besarla se expresaba el acatamiento al monarca y al colocarla sobre sus cabezas la sumisión a la voluntad real recogida en el documento18. El acto era completado con el juramento del cargo que se hacía ante Dios, Santa María y las palabras de los Santos cuatro Evangelios, ante sus majestades y ante el sello real, sobre el que ponía su mano derecha. Todo ello tenía el objetivo de solemnizar el acto y de simbolizar la autoridad del rey, representada en el documento y en el sello que lo validaba.

  • 19 Al igual que las procedentes de la Península se trataba de documentos intitulados por el rey, valid (...)

18Las Reales Audiencias, al poder utilizar las Reales Provisiones19 para poner por escrito sus decisiones, necesitaron también el uso de estas ceremonias y actos legitimadores para reforzar su autoridad. La ceremonia descrita más arriba en la que se presentaba ante los oidores una Real Provisión firmada por el propio rey era utilizada igualmente para la presentación de las Reales Provisiones emanadas directamente de la Real Audiencia. Así lo vemos en el título de escribano de Cámara presentado por Juan Martínez Gayoso ante la Real Audiencia de Santa Fe:

  • 20 Ortega Ricaurte, Enrique (dir.), Libro de acuerdo del Audiencia Real del Nuevo Reino de Granada. Bo (...)

“e por los dichos señores, vista la dicha provisión, la tomaron en sus manos e la besaron e pusieron sobre su cabeza y la obedecieron con el acatamiento debido”20

19Este título, librado por la Audiencia el 2 de febrero de 1554, fue presentado ante la propia Audiencia al día siguiente, con el fin de oficializar el nombramiento y darle solemnidad y legitimidad al documento.

  • 21 Archivo Histórico de Medellín (ahm). Fondo Cabildo. Sig.: T. II, f. 201. Esta referencia ha sido to (...)

20En sus relaciones con los cabildos que estaban bajo su jurisdicción, la Real Audiencia emitía Reales Provisiones en las que se recogían igualmente diferentes tipos de negocios, nombramientos, disposiciones de gobierno, etc. En ellas también hemos comprobado la realización de la misma ceremonia de obedecimiento y acatamiento del contenido del documento. Por ejemplo, el cabildo de Medellín, tal y como nos muestra Alfonso Rubio, obedece el contenido de una Real Provisión procedente de la Audiencia en la que se prolongaba la ocupación por parte de Lucas Javier de Betancur en el cargo de escribano del cabildo. Para ello, el alcalde ordinario más antiguo, en nombre de todo el cabildo, ejecutó la ceremonia recogida en el documento con la frase: “Assi la obedeció haviéndola besado y puesto sobre su cabeza como carta de Nuestro Rey y Señor que Dios Guarde”21.

21Estos ejemplos muestran la equiparación entre los documentos procedentes de la Península y los que se creaban en el Nuevo Reino, bajo una ceremonia oficial, fijada y preestablecida. Podríamos analizar otras manifestaciones parecidas a esta, pero para conseguir el objetivo de este artículo, resulta más interesante acercarnos a las reacciones que provocaron tales documentos al margen de esas ceremonias prefijadas.

22Las diferentes respuestas, oposiciones o rechazos que el contenido de estos documentos desencadenaba en la sociedad del Nuevo Reino, puede servirnos para cotejar su grado de ejecución, su impacto sobre la sociedad y su nivel de obedecimiento.

“Obedézcase pero no se cumpla”

  • 22 Son muchos los estudios que aluden a la citada fórmula. Entre ellos podemos destacar el de García-G (...)

23En los diferentes ejemplos utilizados más arriba, los contenidos debían ser obedecidos y cumplidos como respeto a la autoridad del monarca y sometimiento a su voluntad. Sin embargo, fue muy frecuente en las Indias la puesta en práctica de la recurrente fórmula “obedézcase pero no se cumpla” de tradición castellana. Este recurso de origen bajomedieval, utilizado para resolver el problema de las disposiciones reales contrarias a Derecho, fue también utilizado en el Nuevo Mundo para posponer el cumplimiento de aquellas ordenes reales que chocaban con otras disposiciones o leyes anteriores, suspendiendo su aplicación hasta que el monarca, informado de ello, resolviese definitivamente22.

24Tal y como recoge Margarita Gómez Gómez, desde los primeros años de la presencia castellana en el Nuevo Mundo se acogieron a este recurso para salvaguardarse de disposiciones que no debían ser acordes a derecho:

  • 23 Edit. en J. Sánchez-Arcilla Bernal: Las Ordenanzas de las Audiencias..., Ob. Cit., p. 72.

“Item, que si los dichos mandamientos e cartas e mercedes que sus altezas enviaren e fizieren, pareciere al dicho Almirante e oidores que deben ser obedecidas e non cumplidas fasta consultar con sus Altezas e fasta tanto que no haya sobrecarta dello dada en respuesta de las causas e razones que les movió a lo consultar con sus Altezas, que lo puedan hazer, y por el consiguiente los dichos tenientes de las otras islas e tierras podrán obedecer e no cumplir hasta haber enviado el dicho Almirante e oidores las razones que a ello les mueven, lo cual han de enviar con el primer navío que fuere a Santo Domingo para que le envíen a decir lo que cumple a servicio de sus Altezas”23.

  • 24 En García-Gallo, Alfonso. La ley como fuente..., Ob. Cit.

25Documentos llegados al Nuevo Reino que, tras consultar al monarca, contenían respuestas de éste tales como “guárdense las leyes” o “cúmplase lo que he mandado sin más réplica”, dejan entrever la segunda opinión del monarca sobre un asunto puesto en cuarentena hasta que éste no fuera convenientemente informado. También hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones, las disposiciones dictadas por el monarca que requerían de revisión, habían sido expedidas tras recibir informaciones falsas o poco concretas, que provocaban una decisión sin el conocimiento total de un asunto24.

  • 25 Además de todas estas circunstancias, había que añadir el problema del desconocimiento de las leyes (...)

26La dificultad que entrañaba el obedecimiento de las órdenes del monarca en los territorios castellanos peninsulares, se vio acrecentada por la distancia de las recientes conquistas en el Nuevo Mundo y la permanente ausencia de la figura del rey en ellas. Además, la realidad de un mundo lejano y gobernado por personas que en muchas ocasiones hicieron primar sus propios intereses sobre los de la Corona, hicieron que se dieran muchos casos en los que las ordenes procedentes de la Península no solo no fueron obedecidas, sino simplemente obviadas, elevando a un mayor nivel la citada fórmula y sobrepasando su significado primitivo25. Los casos de corrupción en las Indias, en los que se manipulaba, ocultaba o falsificaba documentos son muy abundantes en todos los niveles de la jerarquía de poder. No solo en los cabildos y gobernaciones, sino también en las Audiencias se daban estas actividades fraudulentas.

27El primer presidente de la Audiencia de Santa Fe, Andrés Venero de Leiva, fue consciente de esta situación al poco de tomar posesión de su cargo, expresándolo así en diferentes cartas enviadas al Monarca, como esta fechada el 1 de enero de 1564:

  • 26 AGI, Santa Fe, leg. 188, nº 423.

“Después entendí que ninguna cédula de v.m., ley ni ordenanza que ha enviado a este reino para el buen gobierno dél se guardaba ni aguardaba, y muchas de ellas no se habían publicado de manera que en todas estas provincias nunca se quitaron a los indios cargas ni servicio personal ni minas, ni otros asuntos. Yo las he hecho publicar y cumplir, con penas, vigilados por alguaciles, lo cual ha supuesto grandes quejas contra mi, enviando a personas que dan quejas ante mi no muy fidedigna, con papeles y testimonios falsos como tienen de costumbre”26.

28Lo mismo ocurría con las órdenes que emanaban de las Reales Audiencias. Las autoridades provinciales y locales del Nuevo Reino y sus pobladores protagonizaron frecuentes situaciones en las que pasaban por alto los mandamientos de la Real Audiencia, desobedeciendo el contenido de los documentos que contenían esas órdenes, al igual que sucedía con los del propio rey.

29Esto ya lo puso de relieve Aguiar y Acuña durante aquellos años. Al hablar de las leyes despachadas para las Indias, decía:

  • 27 El fragmento está recogido en García-Gallo, Alfonso, “La ley como fuente...”. Ob. Cit., p. 728.

“pocas han podido llegar a noticia de los pueblos y raras a las de sus vecinos y moradores; y si de algunas se publicaron las decisiones, como lo luego se ofreció a todos el caso en que practicarlas, y después no las hallaron en la necesidad, ni sin ellas las buscaron para leerlas y guardarlas, perdiólas la memoria y ocultólas el olvido, quedando solo a los oficiales de papeles el dar o quitar el derecho a las partes, resucitando la Cédula que es en favor del amigo y escondiendo o negando la que no lo es”27.

30Felipe II no dudó en responder a estas denuncias procedentes del Nuevo Reino y, por Real Cédula de 9 de julio de 1567, requería que se pusiera fin a estos incumplimientos que afectaban incluso a la realización de la ceremonia de obedecimiento explicada más arriba. Juan de la Peña, en representación de todo el Nuevo Reino y, concretamente, de la provincia de Popayán, exponía al rey que cuando una Real Provisión era presentada ante la Audiencia, ésta no cumplía el procedimiento seguido en el resto de Audiencias, asentando a su espalda la presentación y obedecimiento y respuesta de ellas, devolviéndolas a continuación a la persona que la presentaba. El rey, en la citada Cédula, ordenaba a la Audiencia que cumpliera con el procedimiento:

  • 28 AGI, Santa Fe, 534, lib. 4, ff. 94r-v.

“cada y cuando que algunas provisiones y çédulas nuestras se presentaren en esa Audiencia, ante vosotros respondáis a ellas y hagáis asentar la presentación y ovedecimiento con lo a ellas respondido y que los escrivanos dellas las buelvan a las partes que las presentaren”28

  • 29 Sánchez-Arcilla Bernal, José, Las ordenanzas de..., Ob. Cit., p. 189-247.

31Se trataba de un problema generalizado que afectaba a todos los territorios. Por ello, además de intentar resolver casos puntuales como el anterior, el rey recogió en las Ordenanzas generales de 1563 varios preceptos para solucionar esta desobediencia a sus mandatos. En ellas, se facultaba a la Audiencia para que, en el caso de incumplimiento del contenido de sus cartas y provisiones sin causa justificada, pudiera enviar ejecutores para asegurar que finalmente fueran obedecidos sus mandatos29.

  • 30 Gimeno Blay, Francisco, “Misivas, mensageras,..., Ob. Cit. p. 27.

32Para la Monarquía era imprescindible conocer qué estaba sucediendo en América en todo momento y poder actuar contra estas situaciones de desobediencia y desacato. En palabras de Francisco Gimeno Blay, “la distancia genera una necesidad informativa”30. Información que debía obtenerse por cualquier medio posible. Para ello, fue fundamental la correspondencia que existió de ida y vuelta, conteniendo relación de los sucesos que ocurrían en aquellos territorios. Muchas contenían denuncias sobre los abusos que ciertas autoridades estaban cometiendo.

  • 31 Este problema lo pone de manifiesto Gómez Gómez, Margarita en “La documentación de Indias. Reflexio (...)
  • 32 Tal es el caso de la visita realizada por Juan Bautista Monzón y continuada por Prieto de Orellana (...)

33La sociedad del Nuevo Reino de Granada era consciente de la importancia que llegaron a adquirir los documentos como forma de quejarse ante el monarca, presentando numerosas denuncias de estas situaciones abusivas. Las autoridades implicadas utilizaron su poder para evitar que la información contenida en estas cartas de denuncia dirigidas a la Península trascendiera, poniendo medios para que no llegara a su destino31. Son muy frecuentes los casos de bloqueo de correos, secuestro y rapto de documentación dirigida al monarca, coincidiendo muchas veces con las visitas que se hacían para controlar el buen cumplimiento de las funciones de los gobernantes32.

34Durante los primeros años de vida de la Audiencia de Santa Fe, algunos de los oidores tuvieron enfrentamientos con diversos sectores de la sociedad neogranadina que afectaron a su capacidad para gobernar e impartir justicia, conllevando también disputas entre los propios oidores. Fruto de estos conflictos fue el intento por controlar el envío de documentación por parte de esas personas contrarias a la política de estos oidores.

  • 33 AGI, Santa Fe, leg. 188, nº 214.

35Bartolomé González de la Peña, factor del Nuevo Reino de Granada, explicaba, en una carta remitida al rey, la situación que se estaba viviendo en el Nuevo Reino a causa de la política llevada a cabo por el oidor Juan Montaño y cómo éste tenía tan atemorizada y oprimida a la población que nadie se atrevía a denunciar sus abusos. Según exponía el factor, en más de una ocasión había intentado remitir cartas de denuncia al Monarca, pero el oidor Montaño tenía dispuestas a personas afines a él en todos los puertos y vías de salida para requisar todos los despachos que iban dirigidos a la Península. Bartolomé González de la Peña ponía de manifiesto también la falta de noticias de primera mano procedentes de la Península, puesto que también eran requisadas por el dicho oidor33.

  • 34 Ib., nº 264.

36Años más tarde, otro conflicto entre los oidores provoca la denuncia del oidor Alonso de Grajeda contra el oidor Juan de Maldonado a quien acusaba de cambiar el contenido de las Reales Provisiones emanadas de la Audiencia a su antojo, aprovechando para ello su turno como oidor semanero, cuya firma servía para que el resto confiara en el documento y no se detuvieran en revisarlo. Este menosprecio a la autoridad de los acuerdos de la Audiencia revela la capacidad de manipular el contenido de los documentos emanados de este tribunal34.

37Hemos referido solamente algunos casos de los primeros años de vida de este tribunal, plagados de situaciones parecidas que con el paso de los años no disminuyeron.

38Como conclusión me gustaría insistir en la utilidad que se les dio a los documentos, no solo para transmitir un mensaje, ya fuera una orden, una sentencia o una denuncia, sino como instrumento para legitimar el orden jurídico que fundamentaba el poder de la Monarquía. Fueron impregnados de un fuerte valor simbólico que ayudó a trasladar y asentar la autoridad de los reyes en sus nuevas posesiones americanas.

39Además, a través de los usos dados a los documentos, se pueden estudiar las relaciones de poder que existieron no solo entre el rey y sus representantes delegados, sino entre éstos y el resto de autoridades y con los pobladores, relaciones que nos pueden ayudar a comprender el modo en que la sociedad de la época percibía el uso de la documentación por parte del poder.

40En definitiva, hemos analizado las dos principales manifestaciones que se dieron en la sociedad del Nuevo Reino de Granada en cuanto a la utilización que por parte de la Real Audiencia se hizo de los documentos. Por un lado, el modo en que fueron utilizados como instrumento de poder, dentro de la estrategia de persuasión que hizo posible el traslado de la jurisdicción regia a las autoridades delegadas.

41Por otro las reacciones contrarias a los contenidos de estos documentos, que provocaron la desobediencia a ellos, su manipulación e incluso su rapto o secuestro para evitar que su información llegara a las autoridades peninsulares, prueba patente de la importancia que la documentación tuvo en el gobierno de las Indias.

Top of page

Bibliography

Acosta, Joaquín, Compendio Histórico-Descubrimiento y colonización de la Nueva Granada. Bogotá, 1996.

Arribas Arranz, Filemón, “La carta o provisión real”. En Cuadernos de la Cátedra de Paleografía y Diplomática, II, 1959, p. 11-44.

Barrientos Grandón, Javier, La Real Audiencia de Santiado de Chile (1605-1817). La institución y sus hombres, 2000.

Bermejo Cabrero, José Luís, “La idea medieval de contrafuero en León y Castilla”, en Revista de Estudios Políticos, 187 (1973), p. 299-306.

Bouza Álvarez, Fernando, “Escritura, propaganda y despacho de gobierno”, en Escribir y leer en el siglo de Cervantes, 1999, p. 85-110; Del escribano a la biblioteca: la civilización escrita europea en la alta Edad Moderna (siglos XV a XVII), Madrid, Síntesis, 1992.

Cabrera de Córdoba, Luis, Historia de Felipe II, rey de España, v. 1, cap. IX, p. 504. Copia digital. Valladolid : Junta de Castilla y León. Consejería de Cultura y Turismo, 2009-2010. http://bibliotecadigital.jcyl.es/es/consulta/registro.cmd?id=4126

Castillo Gómez, Antonio, “Del oido a la vista: espacios y formas de la publicidad del escrito (siglos XV-XVI)”, en Pensamiento Medieval Hispano. Homenaje a Horacio Santiago Otero, Madrid, CSIC, 1998, p. 473-496.

Clavero Salvador, Bartolomé, “Justicia y Gobierno. Economía y Gracia”, en Real Chancillería de Granada. V Centenario 1505-2005. Granada: Junta de Andalucía.

Diaz Martín, Luis Vicente, “Sobre los orígenes de la Audiencia Real”, en Historia. Instituciones. Documentos, nº 21, 1994, p. 125-308.

Fernandez Piedrahita, Lucas, Historia general de las conquistas del nuevo reino de granada. Amberes: [s. n.], 1688.

Florez de Ocariz, Juan, Genealogías del Nuevo Reino de Granada, tomo II, 1676.

Floriano Cumbreño, Antonio C., Curso general de paleografía y paleografía y diplomática españolas, Universidad de Oviedo, 1946.

García Bernal, J. Jaime, “El recibimiento del Sello Real de Carlos IV en la Audiencia de Guatemala (1792): epítome y epígono de una tradición secular”, Revista de Humanidades [en línea], 2014, n° 22, artículo 8. Disponible en http://www.revistadehumanidades.com/articulos/76-el-recibimiento-del-sello-real-de-carlos-iv-en-la-audiencia-de-guatemala-1792-epitome-y-epigono-de-una-tradicion-secular.

García Gallo, Alfonso, “Los principios rectores de la organización territorial de las lndias en el siglo XVI”, en Estudios de Historia del Derecho Indiano, Madrid, 1972, p. 661-693.

García Gallo, Alfonso, “La división de las competencias administrativas en España e Indias en la Edad Moderna”, en Actas del II Symposium de Historia de las Administración, Madrid, 1971, p. 289-305, recogido en Los orígenes españoles de las instituciones americanas. Estudios de derecho indiano, Madrid, 1987.

García Gallo, Alfonso, “Las Audiencias de Indias. Su origen y caracteres”, en Los orígenes españoles de las instituciones americanas. Estudios de derecho indiano, Madrid, 1987, p. 889-951.

García Gallo, Alfonso, Los orígenes españoles de las instituciones americanas. Estudios de derecho indiano. Madrid: Real Academía de jurisprudencia y legislación, 1987.

Garriga, Carlos: Las Audiencias y las chancillerías castellanas (1371-1525). Historia, política, régimen jurídico y práctica institucional. Madrid: Centro de Estudios Constitucionales, 1994.

Garriga, Carlos, “Sobre el gobierno de la justicia en Indias (siglos XVI-XVII)”. Revista de Historia del Derecho, Num. 34, p. 67-160.

Garriga, Carlos, “Las Audiencias: la justicia y el gobierno de las Indias”, en Barrios Pintado, Feliciano (coord.), El gobierno de un mundo: virreinatos y audiencias en la América hispánica, 2004, p. 711-794.

Garriga, Carlos, “Concepción y aparatos de la justicia: las Reales Audiencia de las Indias”. Cuadernos de Historia, nº 19, 2009, p. 202-244.

Gimeno Blay, Francisco, “Misivas, mensageras, familiares. Instrumentos de comunicación y de gobierno en la España del quinientos”, en Escribir y leer en el siglo de Cervantes. Barcelona, 1999, p. 193-210.

Gimeno Blay, Francisco, “Scripta manent: materiales para una Historia de la Cultura Escrita”, en Arché, Seminario Internacional de Estudios sobre la Cultura Escrita, Universidad de Valencia, 1999.

Gómez Gómez, Margarita. (2008). El sello y registro de indias. Imagen y representación. Köln : Böhlau Verlag.

Gómez Gómez, Margarita. “El sello real como imagen del monarca: el recibimiento del sello en la Audiencia y Chancillería de Filipinas en el año 1598”, en Estudios en memoria del Profesor Dr. Carlos Sáez: homenaje. España: Servicio de Publicaciones. Universidad de Alcalá, 2008, p. 249-260.

Gómez Gómez, Margarita. “La documentación de Indias. Reflexiones en torno al método diplomático en Historia”, en Mitificadores del pasado, falsarios de la historia: historia medieval, moderna y de América, José Antonio Munita Loinaz, José Antonio (coord.) 2011, p. 161-186.

Gómez Gómez, Margarita. “El documento y el sello regio en Indias: su uso como estrategia de poder”, en Documenta & Instrumenta, n° 13, 2015, p. 89-105.

González Alonso, Benjamín, “La fórmula “obedézcase pero no se cumpla” en el derecho castellano de la Baja Edad Media”, en Anuario de Historia del Derecho Español, nº 50, 1980, p. 469-488.

Herrera y Tordesillas, Antonio de, Primera parte de la Historia General del mundo... del tiempo del señor Rey don Felipe II el Prudente, desde el año de MDLIX hasta el de MDLXXIII (Madrid, 1601). http://alfama.sim.ucm.es/dioscorides/consulta_libro.asp?ref=B23341063&idioma=0

Lalinde Abadía, Jesús, “La creación del Derecho entre los españoles”, en Anuario de Historia del Derecho Español, Tomo XXXVI, 1966, p. 301-377.

Mayorga García, Fernando. (1991). La Audiencia de Santa Fe en los siglos XVI y XVII. Bogotá: Instituto Colombiano de Cultura Hispánica.

Millares Carlo, Agustín, Tratado de paleografía Española, Espasa-Calpe, 1983.

Ortega Ricaurte, Enrique (dir.), Libro de acuerdo del Audiencia Real del Nuevo Reino de Granada. Bogotá: Archivo Nacional de Colombia, 1947.

Pérez-Bustamante, Rogelio, “Las reformas de la Administración central del reino de Castilla y León en la época de Alfonso X (1252-1284)”, en Revista de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense, núm. extraordinario 9 (VII-1985). p. 83-102.

Pérez de la Canal, Miguel Ángel, “La Justicia de la Corte de Castilla durante los siglos XIII al XV”, en Historia, Instituciones y Documentos, 2 (1975)

Pietschman, Horst: El estado y su evolución al principio de la colonización española de América. México, 1989.

Procter, Evelyn S., Curia y Cortes en Castilla y León, 1072-1295, Madrid, 1988.

Real Díaz, José Joaquín, Estudio diplomático del documento indiano, Madrid, 1991.

Romero Tallafigo, Manuel, “Los tres tiempos del diploma: los cortos de la actuación y de la escritura, y el largo de la lectura y el pregón”, en Estudios en memoria del Profesor Dr. Carlos Sáez: homenaje. Alcalá de Henares, Servicio de Publicaciones. Universidad de Alcalá, 2007, p. 195-213.

Romero Tallafigo, Manuel, “Las ceremonias de recepción del documento real en los cabildos municipales del Antiguo Régimen”, en El municipio Indiano: relaciones interétnicas, económicas y sociales. Homenaje a Luis Navarro García, Universidad de Sevilla, 2009, p. 445-460.

Rubio Hernández, Alfonso, “La ley en el Archivo. Representaciones de poder en los cabildos coloniales de Nueva Granada”, en Historia Crítica, nº 42, sep.-dic. 2010, p. 10-35.

Sánchez-Arcilla Bernal, José, La administración de justicia real en Castilla y León en la Baja Edad Media (1252-1504). Tesis Doctoral. Universidad Complutense de Madrid, 1980.

Sánchez-Arcilla Bernal, José, Las ordenanzas de las Audiencias de Indias: 1511-1821. Dykinson, 1992.

Schäfer, Ernesto, El Consejo real y supremo de las Indias: su historia, organización y labor administrativa hasta la terminación de la Casa de Austria. Toledo-Madrid, 2003.

Solórzano Pereira, Juan de, Política Indiana, Estudio preliminar de M. A. Ochoa Brun. Madrid, 1972. 5 vol.

Tanodi, Aurelio, “Reales cédulas y provisiones”, en Revista del Museo Mitre, 7, 1954, p. 64-74.

Tau Anzoátegui, Victor, La ley en América Hispana. Del Descubrimiento a la Emancipación. Buenos Aires, 1992.

Valenzuela Márquez, Jaime, Las liturgias del poder: celebraciones públicas y estrategias persuasivas en Chile colonial (1609-1709), Chile, 2001.

Top of page

Notes

1 Solórzano Pereira, Juan de, Política Indiana, Estudio preliminar de M. A. Ochoa Brun. Madrid, 1972, 5, 3, 8.

2 Esta crónica es de las más completas del reinado de Felipe II junto a la de Herrera y Tordesillas, Antonio de, Primera parte de la Historia General del mundo... del tiempo del señor Rey don Felipe II el Prudente, desde el año de MDLIX hasta el de MDLXXIII (Madrid, 1601). http://alfama.sim.ucm.es/dioscorides/consulta_libro.asp?ref=B23341063&idioma=0

3 Cabrera de Córdoba, Luis, Historia de Felipe II, rey de España, v. 1, cap. IX, p. 504. Copia digital. Valladolid : Junta de Castilla y León. Consejería de Cultura y Turismo, 2009-2010. http://bibliotecadigital.jcyl.es/es/consulta/registro.cmd?id=4126

4 Gómez Gómez, Margarita, “El documento y el sello regio en Indias: su uso como estrategia de poder”, en Documenta & Instrumenta, n° 13, 2015, p. 89-105; Gimeno Blay, Francisco, “Scripta manent: materiales para una Historia de la Cultura Escrita”, en Arché, Seminario Internacional de Estudios sobre la Cultura Escrita, Universidad de Valencia, 1999; “Misivas, mensageras, familiares. Instrumentos de comunicación y de gobierno en la España del quinientos”, en Escribir y leer en el siglo de Cervantes, Barcelona, 1999, p. 193-210; Bouza, Fernando, “Escritura, propaganda y despacho de gobierno”, en Escribir y leer en el siglo de Cervantes, 1999, p. 85-110; Del escribano a la biblioteca: la civilización escrita europea en la alta Edad Moderna (siglos XV a XVII), Madrid, Síntesis, 1992.

5 Pietschman, Horst, El estado y su evolución al principio de la colonización española de América, México, 1989, p. 122 y ss.

6 Para profundizar en los orígenes medievales de estas instituciones es fundamental al consulta de Garriga, Carlos, La Audiencia y las Chancillerías castellanas (1371-1525). Historia, política, régimen jurídico y práctica institucional, Madrid: Centro de Estudios Constitucionales, 1994, p. 31. Para comprender el proceso institucionalizador de la Justicia en Castilla que llevó a la creación de estas instituciones véase Procter, Evelyn S., Curia y Cortes en Castilla y León, 1072-1295, Madrid, 1988; Pérez-Bustamante, Rogelio, “Las reformas de la Administración central del reino de Castilla y León en la época de Alfonso X (1252-1284)”, en Revista de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense, núm. extraordinario 9 (VII-1985). p. 83-102; en Pérez de la Canal, Miguel Ángel, “La Justicia de la Corte de Castilla durante los siglos XIII al XV”, en Historia, Instituciones y Documentos, 2 (1975) encontramos un interesante análisis sobre el contenido de la función jurisdiccional del rey durante estos siglos bajomedievales; Diaz Martín, Luis Vicente, “Sobre los orígenes de la Audiencia Real”, en Historia. Instituciones. Documentos, nº 21, 1994, p. 125-308.

7 Sobre el gobierno y administración de los territorios americanos desde su conquista debe consultarse los trabajos de Garriga, Carlos, “Concepción y aparatos de la justicia: las Reales Audiencias de las Indias”. Cuadernos de Historia, nº 19 (2010), p. 203-244, p. 229. (2006). “Sobre el gobierno de la justicia en Indias (siglos XVI-XVII)”. Revista de Historia del Derecho, n° 34, p. 67-160; “Las Audiencias: la justicia y el gobierno de las Indias”, en Barrios Pintado, Feliciano (coord.), El gobierno de un mundo: virreinatos y audiencias en la América hispánica, 2004, p. 711-794. Los clásicos trabajos de García Gallo, Alfonso, “Los principios rectores de la organización territorial de las Indias en el siglo XVI”, en Anuario de Historia del Derecho Español, nº 40, º970, p. 313-348; del mismo autor “Las Audiencias de Indias. Su origen y caracteres”, en Los orígenes españoles de las instituciones americanas. Estudios de derecho indiano, Madrid, 1987, p. 889-951; y también “La división de las competencias administrativas en España e Indias en la Edad Moderna”, en Actas del II Symposium de Historia de las Administración, Madrid, 1971, p. 289-305, recogido en Los orígenes españoles de las instituciones americanas. Estudios de derecho indiano, Madrid, 1987; Sánchez-Arcilla Bernal, José, La administración de justicia real en Castilla y León en la Baja Edad Media (1252-1504). Tesis Doctoral. Universidad Complutense de Madrid, 1980;

8 Sobre el uso del sello real como representante del monarca véanse Gómez Gómez, Margarita, El sello y registro de indias. Imagen y representación, Köln : Böhlau Verlag, 2008; Revista de humanidades, Nº. 22, 2014 (Ejemplar dedicado a: Rey, sello y representación: el poder de la escritura y el documento en el gobierno de las Indias).

9 Recopilación de las leyes de los reynos de las Indias, 1680. Prólogo por Ramón Menéndez y Pidal; estudio preliminar de Juan Manzano Manzano. Madrid, 1973, lib. II, tit. XV, 1, CXVI. Las Leyes Nuevas han sido editadas por Sánchez-Arcilla Bernal, José, Las Ordenanzas de las Audiencias de Indias (1511-1821). Madrid, 1992 p. 103-112.

10 Una de las ceremonias que venían a reforzar el papel representativo de las Reales Audiencias Indianas era el recibimiento del sello en el momento de la inauguración de estas instituciones. Además de las referencias que se hace sobre estas ceremonias, encontramos trabajos específicos sobre ellas en los trabajos de Gómez Gómez, Margarita, El sello y registro de indias..., ob. Cit.; Revista de humanidades, n° 22, 2014; “El sello real como imagen del monarca: el recibimiento del sello en la Audiencia y Chancillería de Filipinas en el año 1598”. En Homenaje al profesor Carlos Sáez Sánchez. Universidad de Alcalá de Henares. Alcalá de Henares, Universidad, 2007, p. 249-260; García Bernal, J. Jaime, “El recibimiento del Sello Real de Carlos IV en la Audiencia de Guatemala (1792): epítome y epígono de una tradición secular”. Revista de Humanidades [en línea], 2014, n° 22, artículo 8. Disponible en http://www.revistadehumanidades.com/articulos/76-el-recibimiento-del-sello-real-de-carlos-iv-en-la-audiencia-de-guatemala-1792-epitome-y-epigono-de-una-tradicion-secular. Barrientos Grandón, Javier, La Real Audiencia de Santiado de Chile (1605-1817). La institución y sus hombres, 2000.

11 Schäfer, Ernesto, El Consejo real y supremo de las Indias: su historia, organización y labor administrativa hasta la terminación de la Casa de Austria. Toledo-Madrid, 2003, t. II, p. 74; Mayorga García, Fernando, La Audiencia de Santa Fe en los siglos XVI y XVII. Bogotá: Instituto Colombiano de Cultura Hispánica, 1991, p. 25-26.

12 La Real Audiencia y Chancillería de Santa Fe se inauguró oficialmente el 7 de abril de 1550, tal y como se relata en la carta enviada por los oidores Góngora y Galarza al rey en la que dan cuenta del proceso de establecimiento de dicha audiencia, con la ceremonia de entrada del sello real en la ciudad. A.G.I., Patronato, 197, R. 24. Este acontecimiento nos lo narra Fernandez Piedrahita, Lucas, Historia general de las conquistas del nuevo reino de granada. Amberes: [s. n.], 1688, p. 470.; Florez de Ocariz, Juan, Genealogías del Nuevo Reino de Granada, tomo II, 1676; Acosta, Joaquín, Compendio Histórico-Descubrimiento y colonización de la Nueva Granada. Bogotá, 1996. Sin embargo, los primeros nombramientos de oidores se realizaron en 1547 y ya en 1548 se enviaban cartas dirigidas al presidente y oidores de las Audiencia del Nuevo Reino de Granada, como la de 18 de octubre de 1548, A.G.I., Santa Fe, 987, lib. 2, f. 228v-229r.

13 Sobre la identificación del rey con sus símbolos véase Clavero Salvador, Bartolomé, “Justicia y Gobierno. Economía y Gracia”, en Real Chancillería de Granada. V Centenario 1505-2005. Granada: Junta de Andalucía, p. 121-147; Gómez Gómez, Margarita, El sello y registro…, Ob. Cit. p....; Valenzuela Márquez, Jaime, Las liturgias del poder: celebraciones públicas y estrategias persuasivas en Chile colonial (1609-1709), Chile, 2001, p. 315-321; Garriga, Carlos, La Audiencia y Chancillerías castellanas... Ob. Cit., p. 229.

14 Un estudio específico sobre este tipo documental lo encontramos en Arribas Arranz, Filemón, “La carta o provisión real”, en Cuadernos de la Cátedra de Paleografía y Diplomática, II, 1959, p. 11-44. También podemos acercarnos a sus tipos, formulas y usos en Tanodi, Aurelio, “Reales cédulas y provisiones”, en Revista del Museo Mitre, 7, 1954, p. 64-74. Estudios más amplios de diplomática también se ocupa de ellas como Millares Carlo, Agustín, Tratado de paleografía Española, Espasa-Calpe, 1983; Floriano Cumbreño, Antonio C., Curso general de paleografía y paleografía y diplomática españolas, Universidad de Oviedo, 1946; Real Díaz, José Joaquín, Estudio diplomático del documento indiano, Madrid, 1991, este centrado sobre todo en su vertiente indiana.

15 Gómez Gómez, Margarita, El sello y registro…, Ob. Cit., p. 31.

16 En García-Gallo, Alfonso, “La ley como fuente del derecho en Indias”. en Anuario de Historia del Derecho Español (1951-1952), p. 645-646. El autor explica cómo aquellas disposiciones reales que iban dirigidas a un particular que no tenía la capacidad por si mismo de cumplir lo que el texto le ordenaba, debían ser presentadas ante la Audiencia para que ésta las obedeciese y cumpliese, anotando en el escrito el testimonio de su presentación y obedecimiento.

17 Real Provisión de 17 de julio de 1549 nombrando al licenciado Briceño como oidor de la Real Audiencia de Santa Fe. AGI, Santa Fe, 533, lib. 1, ff. 79r-80v.

18 García-Gallo, Alfonso, Estudios de Historia del Derecho Indiano. Madrid: Instituto Nacional de Estudios Jurídicos, 1972, p. 205-205. Manuel Romero Tallafigo, en su artículo “Las ceremonias de recepción del documento real en los cabildos municipales del Antiguo Régimen”, publicado en El municipio Indiano: relaciones interétnicas, económicas y sociales. Homenaje a Luis Navarro García, Universidad de Sevilla, 2009, p. 445-460, trata esta ceremonia de recepción del documento regio en los municipios del Nuevo Mundo desde una perspectiva de análisis de la representatividad del monarca no solo en los objetos, sino en las ceremonias, actos, fiestas y demás manifestaciones que se utilizaron para persuadir la voluntad de los habitantes de aquellas tierras y orientarlos a la sumisión y obediencia al rey. En otro trabajo del mismo autor “Los tres tiempos del diploma: los cortos de la actuación y de la escritura, y el largo de la lectura y el pregón”, en Estudios en memoria del Profesor Dr. Carlos Sáez: homenaje. Alcalá de Henares, Servicio de Publicaciones. Universidad de Alcalá, 2007, p. 195-213, encontramos ejemplos de estas ceremonias en la península y en diferentes épocas históricas.

19 Al igual que las procedentes de la Península se trataba de documentos intitulados por el rey, validados con su sello, pero a diferencia de aquellas, éstas estaban firmadas por los miembros de la Audiencia. También en el refrendo del escribano se reflejaba la autoridad que libraba la provisión. Real Díaz, José Joaquín, Estudio diplomático del..., Ob. Cit., p. 248-252.

20 Ortega Ricaurte, Enrique (dir.), Libro de acuerdo del Audiencia Real del Nuevo Reino de Granada. Bogotá: Archivo Nacional de Colombia, 1947, t. I, p. 124.

21 Archivo Histórico de Medellín (ahm). Fondo Cabildo. Sig.: T. II, f. 201. Esta referencia ha sido tomada de Rubio Hernández, Alfonso, “La ley en el Archivo. Representaciones de poder en los cabildos coloniales de Nueva Granada”, en Historia Crítica, nº 42, sep.-dic. 2010, p. 20.

22 Son muchos los estudios que aluden a la citada fórmula. Entre ellos podemos destacar el de García-Gallo, Alfonso, Estudios de Historia del..., Ob. Cit., p. 169 y ss.; González Alonso, Benjamín, “La fórmula “obedézcase pero no se cumpla” en el derecho castellano de la Baja Edad Media”, en Anuario de Historia del Derecho Español, nº 50, 1980, p. 469-488; Tau Anzoátegui, Víctor, La ley en América Hispana. Del Descubrimiento a la Emancipación. Buenos Aires, 1992; Lalinde Abadía, Jesús, “La creación del Derecho entre los españoles”, en Anuario de Historia del Derecho Español, Tomo XXXVI, 1966, p. 301-377; Bermejo Cabrero, José Luís, “La idea medieval de contrafuero en León y Castilla”, en Revista de Estudios Políticos, 187 (1973), p. 299-306.

23 Edit. en J. Sánchez-Arcilla Bernal: Las Ordenanzas de las Audiencias..., Ob. Cit., p. 72.

24 En García-Gallo, Alfonso. La ley como fuente..., Ob. Cit.

25 Además de todas estas circunstancias, había que añadir el problema del desconocimiento de las leyes por parte de quienes tenían que cumplirlas. No faltan medidas por parte de la Corona para resolver y solucionar la falta de conocimiento de sus disposiciones. La publicación en lugares públicos de índices o tablas de contenido en los archivos y arcas en los diferentes municipios para el fácil acceso a las leyes que en ellos se guardaban; la lectura de las ordenanzas en las Audiencias a principio de cada año (Acuerdo de 7 de enero de 1558 de la Real Audiencia de Santa Fe, véase en Ortega Ricaurte, Enrique (dir.), Libro de acuerdo del Audiencia..., Ob. Cit., t. II, p. 73), o los pregones en las plazas públicas, fueron otras medidas para evitar esta ignorancia de las leyes. De todo ello nos habla Castillo Gómez, Antonio, “Del oido a la vista: espacios y formas de la publicidad del escrito (siglos XV-XVI)”, en Pensamiento Medieval Hispano. Homenaje a Horacio Santiago Otero, Madrid, CSIC, 1998, p. 473-496.

26 AGI, Santa Fe, leg. 188, nº 423.

27 El fragmento está recogido en García-Gallo, Alfonso, “La ley como fuente...”. Ob. Cit., p. 728.

28 AGI, Santa Fe, 534, lib. 4, ff. 94r-v.

29 Sánchez-Arcilla Bernal, José, Las ordenanzas de..., Ob. Cit., p. 189-247.

30 Gimeno Blay, Francisco, “Misivas, mensageras,..., Ob. Cit. p. 27.

31 Este problema lo pone de manifiesto Gómez Gómez, Margarita en “La documentación de Indias. Reflexiones en torno al método diplomático en Historia”, en Mitificadores del pasado, falsarios de la historia: historia medieval, moderna y de América, José Antonio Munita Loinaz, José Antonio (coord.) 2011, p. 176-177.

32 Tal es el caso de la visita realizada por Juan Bautista Monzón y continuada por Prieto de Orellana a la Real Audiencia de Santa Fe durante la década de los setenta del siglo XVI. Véase para ello Mayorga García, Fernando, La Audiencia de Santa Fe..., Ob. Cit. p. 163-191.

33 AGI, Santa Fe, leg. 188, nº 214.

34 Ib., nº 264.

Top of page

References

Electronic reference

Jorge Pérez Cañete, « El documento como instrumento de poder en las Reales Audiencias Indianas: el caso de Santa Fe », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [Online], Debates, Online since 11 December 2017, connection on 24 April 2018. URL : http://journals.openedition.org/nuevomundo/71836 ; DOI : 10.4000/nuevomundo.71836

Top of page

Copyright

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Top of page