Navigation – Plan du site
Débats | 2018
Mamadou Makaya Diaw

Manuel Josef Ramos, quinterón y escribano real de las Indias. Anatomía de un proceso de movilidad social en el Panamá colonial tardío

Manuel Josef Ramos, quinteron and royal scribe of Indies. Anatomy of a social mobility process in late colonial Panama
[05/10/2018]

Résumés

Este artículo pretende analizar las diferentes etapas de un proceso de movilidad social protagonizado por un quinterón llamado Manuel Josef Ramos poniendo de manifiesto las estrategias empleadas por este último para sortear los obstáculos jurídicos y sociales encontrados por el camino. Se empeña también en demostrar que la calidad de quinterón o pardo no constituía un impedimento para el desempeño de cargos públicos, en este caso los oficios de pluma.

Haut de page

Texte intégral

Introducción

  • 1 Este estudio de caso se inserta en la tesis que estoy desarrollando en el marco del programa de Doc (...)

1El 1 de octubre de 1792, los oficiales de la Cámara de Indias concedieron el fiat de escribano real de las Indias a Manuel Josef Ramos, vecino de la ciudad de Panamá y de calidad de quinterón. Esta respuesta favorable de la Cámara a la súplica de Manuel Josef Ramos era la culminación de un largo y complejo proceso gradual de búsqueda de reconocimiento social y legal iniciado años antes y con el objetivo de favorecer su integración en una sociedad fuertemente jerarquizada donde criterios fenotípicos determinaban en buena medida la posición ocupada en la escala social. Proceso que conllevaba no sólo una formación profesional de varios años en las diferentes escribanías de la ciudad, sino también una recogida de testimonios y certificaciones, los que debían acreditar los buenos procederes y circunstancias del peticionario1. Entre la instrucción y la consecución del título de notario, numerosas eran las variables que entraban en consideración. Variables que atañían tanto a factores estructurales como coyunturales que debemos tomar en cuenta a la hora de proceder al análisis de los fenómenos de movilidad social protagonizados por la población libre de color.

  • 2 Twinam, Ann, Purchasing whiteness. Pardos, Mulattos, and the quest for social mobility in the Spani (...)
  • 3 Twinam, Ann, Purchasing whiteness. Pardos, Mulattos, and the quest for social mobility in the Spani (...)

2La cantidad de variables que entraba en juego era tan considerable que, en su obra de reciente publicación sobre la compra de cédulas de gracias al sacar por parte de la población de color en la Hispanoamérica colonial, Ann Twinam2 destaca lo útil y conveniente que es valerse de un enfoque procesual a la hora de analizar las peticiones de blanqueamiento o de dispensas de color que llegaban de los territorios americanos. Para la historiadora norteamericana, esta utilidad radica en que este enfoque permite no sólo al investigador asomarse a los contextos que subyacían en las dinámicas de exclusión e inclusión, sino que estudiar tres elementos que guardaban una estrecha relación entre sí: primero la identificación de los actores involucrados en las solicitudes de blanqueamiento, segundo, seguir el rastro de la documentación presentada por el solicitante destacando los tipos de documentos y la información contenida en ella y en tercero prestar atención a la toma de decisiones dentro del Consejo y de la Cámara de Indias3.

3Partiendo de este enfoque, este artículo pretende analizar las diferentes etapas de este proceso de movilidad social protagonizado por este quinterón poniendo de manifiesto las estrategias empleadas por este último para sortear los obstáculos jurídicos y sociales encontrados por el camino. No obstante, las posibilidades analíticas que ofrecen estas variables son tan numerosas que nos vemos obligados, dado el espacio, a operar una elección enfatizando lo que consideramos como imprescindible para entender todas las aristas de este pasaje social.

Escribanos y notarios de color en el Panamá colonial

  • 4 La ley 40 del título VIII de la Recopilación de las leyes de los reynos de las Indias establecía cl (...)
  • 5 La calidad es un término clasificatorio de difuso uso en la colonia que designaba una combinación d (...)

4La accesión de Manuel Josef Ramos al cargo de escribano real de las Indias es especialmente llamativa si tenemos en cuenta que se establecía nítidamente en las leyes que los libres de color no tenían derecho al ejercicio de cargos públicos4. De hecho, en su afán por estructurar y regular la vida cotidiana de los habitantes de las colonias americanas, las autoridades metropolitanas y locales habían puesto en marcha diversos mecanismos institucionales y sociales que tenían como principal objetivo mantener bajo control tanto los actuares de cada sector poblacional, sus funciones económicas, como sus espacios de desenvolvimiento. La categorización y la posterior ubicación de cada individuo en una esfera social determinada no era sino el primer paso de los administradores. El ordenamiento espacial representaba el segundo paso y el tercero atañía a qué tipos de oficios cada estrato social debía y merecía dedicarse de acorde a su calidad5. Se trataba de un proceso de socialización consistente en homogeneizar y diferenciar a la vez a los distintos sectores de la sociedad a fin de que hubiera entre ellos no sólo cohesión e interdependencia, sino también aceptación por parte de cada segmento sus funciones socioeconómicas.

  • 6 En su estudio sobre los escribanos y notarios de color en Panamá, Silvia Espelt Bombín ha encontrad (...)

5El caso de Manuel Josef Ramos no era tan excepcional como se pudiera pensar en la historia colonial de Panamá puesto que a lo largo de este periodo se registró más de una cuarentena de libres de todos colores que habían conseguido hacerse con un cargo de la baja burocracia panameña. Estos diferentes casos evidencian no sólo la existencia de una `política de las autoridades para facilitar la entrada de gente de color en la administración pública, sino también de fisuras en las barreras legales y sociales, las cuales posibilitaban estas concesiones6.

  • 7 Castillero Calvo, Alfredo: “Color y movilidad social”, in Castillero Calvo, Alfredo (dir.), Histori (...)
  • 8 Ibíd., p. 287.

6Diversas investigaciones se han interesado por estos casos en un claro intento de dar explicaciones a la presencia cada vez más importante de escribanos y notarios de color en la burocracia panameña. Entre ellas merecen destacarse las de Alfredo Castillero Calvo y de Silvia Espelt Bombín. El primero señala que dicha situación fue ampliamente favorecida por la crisis económica que había empezado a experimentar la región a partir de la segunda mitad del siglo XVII. En su opinión, la coyuntura económica hizo que el grupo cada vez más reducido de blancos perdiera los incentivos para ocupar los oficios notariales, lo cual se tradujo en la escasez de escribanos que las autoridades locales como el cabildo no dudaban en denunciar7. Basta con combinar las quejas de las autoridades con algunas informaciones cuantitativas de los diferentes censos y padrones de población del Panamá colonial para entender las conclusiones de este investigador. Como ejemplo, en el padrón de 1790 de la ciudad de Panamá podemos observar que su población total ascendía a 7.713 habitantes (sin contabilizar los eclesiásticos cuyo número ascendía a 118). La proporción de los libres de todos colores entre estos habitantes era de 5.112 almas o sea el 66,27 %. Las proporciones porcentuales de la blanca, de la esclava y de la indígena representaban el 11,17 %, el 21,72 % y el 0,81 % respectivamente8.

  • 9 Espelt Bombin, Silvia, “Notaries of Color in Colonial Panama: Limpieza de Sangre, Legislation and I (...)

7Contrariamente a Alfredo Castillero Calvo quien piensa que la importante presencia de escribanos de color en la burocracia panameña se debe en gran medida a factores coyunturales como las crisis económicas, Silvia Espelt Bombín postula que las explicaciones de dicha situación se encuentran más bien en elementos estructurales. Según ella, no cabe la menor duda de que el rey y el Consejo de Indias habían establecido desde principios del siglo XVII unas prácticas, aunque no oficiales, que consistían en otorgar a personas libres de color que cumplían ciertos requisitos la oportunidad de ejercer de notario9.

  • 10 Sobre la agencia, vale la pena consultar el reciente trabajo de Joanne Rappaport en el que la autor (...)

8Ambas argumentaciones, si bien muy plausibles, no llegan a explicar del todo esta presencia masiva de gente de color en la administración pública. A nuestro juicio, las razones que pueden elucidar esta situación se encuentran en la conjugación de diversos factores entre los que el demográfico, el económico y el político desempeñan un papel, aunque no del todo protagonistas como lo sugieren los citados autores. En efecto, las conclusiones de estos investigadores pasan por alto o mejor dicho desdeñan un aspecto fundamental que no es más que la agencia de las personas de color10. En otros términos, el deseo y/o la voluntad de la población libre de color de escalar algunas posiciones en una sociedad “jerarquizada” hacían que esta última desarrollara diversas estrategias con el fin de mejorar su estatus económico y social. En nuestro caso de estudio, notemos que el conocimiento del dispositivo legal de la dispensa y los intersticios de las fronteras sociales desempeñaron un papel importante en la decisión de Manuel Josef Ramos de emprender las acciones necesarias para obtener el fiat de escribano real de las Indias.

  • 11 Espelt Bombin, Silvia, “Notaries of Color in Colonial Panama: Limpieza de Sangre, Legislation and I (...)

9De acuerdo con Silvia Espelt Bombín, la existencia de una política paralela a la oficial que consistía en otorgar dispensas a personas de color respondería no sólo a la flexibilidad de la legislación colonial, sino también al hecho de que el rey y el Consejo de Indias se habían dado cuenta de las realidades sociales de las Indias. A la luz de eso y sobre todo con el objetivo de adaptarse a las realidades sociodemográficas, las autoridades metropolitanas establecieron, al igual que lo habían hecho con la ilegitimidad, esta práctica de dispensas de defectos de color11.

  • 12 Silvia Espelt Bombin contempla también este escenario, aunque lo relaciona con la existencia en Pan (...)
  • 13 Vinson III, Ben, Bearing Arms for His Majesty. The Free-Colored Militia in Colonial Mexico, Stanfor (...)

10Esta práctica, que remontaría a principios del siglo XVII y que siguió desarrollándose a lo largo del periodo colonial, constituyó un punto de inflexión puesto que, a partir de entonces, la calidad de pardo o quinterón ya no representaba un impedimento para acceder a los cargos públicos. Aparentemente, en algunas ocasiones, esta calidad se había tornado aun en una baza. Una cualidad que los libres de color no dudaban en exaltar con el fin de obtener mejores condiciones y espacios de desenvolvimiento12. Los trabajos de Ben Vinson III en México y de Rachel Sarah O’Toole en el Perú colonial confirman esta nueva tendencia. Basándose en casos puntuales, estos dos investigadores demuestran cómo un número no desdeñable de gente de color exaltaba orgullosamente su ascendencia africana y/o elementos anteriormente asociados a la servidumbre para hacer reclamaciones o mejorar sustancialmente sus estatus sociales13.

  • 14 Para ser escribano y notario de las Indias, el postulante tenía que cumplir ciertos requisitos jurí (...)

11Si es cierto que los cambios políticos y sociales que se habían operado eran tan significativos que ya no se trataba de ocultar a toda costa la ascendencia sino más bien de exhibirla a fin de que el rey se lo dispensara, cabe decir que no todos los libres de color podían pretender y merecían una gracia real. En el caso de los escribanos y notarios de Indias, por ejemplo, además de los requisitos tradicionales que las leyes establecían14, los postulantes de color tenían que hacer alarde de credenciales profesionales, sociales y morales irreprochables; de ahí la importancia de construirse una realidad pública y de redes sociales sólidas.

Construirse una realidad pública

  • 15 AGI, Panamá 289. Expediente de Manuel Josef de Ramos, vecino de la ciudad de Panamá sobre que se le (...)

12La lectura pormenorizada de los expedientes de dispensa nos revela tanto la trayectoria académica y profesional de los solicitantes como los esfuerzos realizados por estos últimos para conseguir sus objetivos. Los memoriales empiezan siempre por una somera presentación de los peticionarios precisando el nombre, la calidad y la vecindad de la persona que solicita la gracia. Es sólo después de eso, que vienen elementos relativos a las cualidades profesionales y morales y los argumentos en los que se fundamentan las solicitudes. Tal es el caso de Manuel Josef Ramos cuyo memorial nos desvela que es vecino de la ciudad de Panamá y quinterón fruto del ayuntamiento entre Nicolás Ramos, natural de la ciudad de Cádiz y de María Rosario del Esquivel, cuarterona. Es hijo legítimo y se ha dedicado, desde sus tiernos años, a adquirir los conocimientos necesarios en el “empleo y manejo de papeles”. En el momento de su solicitud, ya había adquirido no sólo una sólida experiencia profesional desempeñando en varias ocasiones el “oficio de procurador en causas de presos y de curador adlitem de menores”, sino que seguía ejerciendo de oficial mayor en la escribanía de gobierno y guerra que estaba al cargo de Ciriaco Hipólito Correoso15. Puede decirse que el solicitante y su entorno habían estudiado las diferentes posibilidades profesionales y sociales a las que podía aspirar un hombre de color en la urbe panameña. Ello podría ser una de las razones que explican la exclusión de las demás carreras burocráticas por parte de Manuel Josef Ramos.

13Con base en las declaraciones de los diferentes testigos que acompañan el memorial de Manuel Josef Ramos, se puede apreciar que este último había conseguido forjarse una buena reputación, la cual había granjeado la estimación social de sus pares y la de sus jefes. En efecto, los testigos pintan un retrato muy elogioso de Manuel Josef Ramos alabando tanto sus cualidades profesionales como las personales. Ciriaco Hipólito Correoso, maestro de Manuel Josef Ramos y escribano de gobierno y guerra de Panamá, dice de su discípulo que es una persona honorable y de buenos procederes. En su certificación subraya textualmente que:

  • 16 Declaración del testigo Ciriaco Hipólito Correoso.

14Manuel Josef Ramos entró en la escribanía de mi cargo a ejercitarse en la pluma desde muy tierna edad, y se ha instruido en la formación de instrumentos y seguimiento de causas civiles y criminales en que se halla impuesto desempeñándose con actividad, desinterés y honorabilidad, por cuyos particulares, y créditos que ha adquirido con su buena conducta, sigilo, y buen proceder se le han confiado, y confían asuntos de mayor gravedad, y se le ha nombrado en varias actuaciones por la Real Justicia por curador adlitem de algunos menores y defensor de reos pobres a falta de procurador, y siempre se ha desempeñado con el mismo honor16.

  • 17 Francisco Xavier Patiño, escribano de su S.M y público del número de esta ciudad quien en su inteli (...)
  • 18 Ann Twinam, una de las grandes especialistas de los procesos de blanqueamiento en la América coloni (...)

15Las declaraciones de un segundo testigo de nombre Francisco Xavier Patiño quien desempeñaba el cargo de escribano de su majestad y público del número de la ciudad de Panamá corroboran la excepcional realidad pública que Manuel Josef Ramos había conseguido construirse17. A pesar de su calidad de quinterón, combinando la condición de buen trabajador, de vecino y un estilo de vida basado en los patrones proporcionados por las élites, Manuel Josef Ramos había logrado pasar por una persona de confianza y honorable a quien se confiaban los asuntos de mayor sensibilidad. Que un quinterón pasara por una persona con honor en el mundo colonial era posible porque la calidad-por definición-constituía una reagrupación de elementos, algunos no adscritos al nacimiento18. Así que un mestizaje pronunciado, una exaltación de un comportamiento virtuoso y la proyección en el espacio público de una imagen de acuerdo con los cánones establecidos por las élites tales como la obediencia a las leyes, el respecto del orden y la asistencia a las ceremonias religiosas podían servir de amparo en contra de las serias limitaciones jurídicas y sociales que conllevaban ser denominado quinterón o pardo en el mundo colonial panameño. La conducta arreglada de Manuel Josef Ramos debe ser entendida e interpretada como una estrategia de este último puesto que vino motivada por su conocimiento de las leyes y circunstancias que regían la práctica de los oficios de pluma.

Los componentes del expediente de dispensa

16Los análisis de los distintos expedientes de dispensas de color nos desvelan que obedecían a patrones muy bien definidos. Los tipos de documentos, las certificaciones y la búsqueda de testigos prestigiosos o que formaban parte de las élites refuerzan la tesis según la cual el rey y el Consejo de indias habían fijado no sólo una política de dispensación de defectos, sino también un proceso y procedimientos estandarizados. Por cierto, las solicitudes estaban compuestas de un memorial que informaba sobre la hoja de vida del solicitante, los motivos de la representación, una partida de bautismo, las declaraciones de los testigos y una carta de poder especial en la cual el peticionario otorgaba a un representante en Madrid el poder de hacer todas las gestiones necesarias. Todos estos documentos jugaban un rol determinante en la consecución de la dispensa solicitada.

  • 19 Súplica de Manuel Josef Ramos. “Aunque por este testimonio, ni de la partida de bautismo que acompa (...)

17A la lectura del memorial de Manuel Josef Ramos, aprendemos su filiación biológica, su vecindad, un breve resumen de su trayectoria profesional y más importante aún los argumentos que esgrime para fundamentar su solicitud. Los orígenes y la carrera profesional ya las hemos analizado en páginas anteriores, lo que nos interesa aquí es la argumentación jurídica usada por el solicitante. Se vale de dos aspectos. El primero tiene que ver con una inconsistencia de la ley que prohibía el ejercicio del cargo de escribano y notario de las Indias a los mestizos y mulatos. En efecto, el suplicante apunta claramente que la ley no le obsta para ejercer de notario puesto que no es ni mulato, ni mestizo. El segundo elemento atañe al uso de un precedente. Un caso en el que las autoridades de Madrid otorgaron el fiat de escribano real y notario de las Indias a un individuo llamado Pablo Josef de Peñaranda pese a su calidad de quinterón19. Los argumentos utilizados por Manuel Josef Ramos para cimentar su solicitud demuestran no sólo su conocimiento del dispositivo legal de la dispensa, de los fallos de la ley que impedía a la gente libre de color el ejercicio de cargos notariales, y más importante aún su comprensión de la dualidad del mundo colonial. La relevancia de este último elemento reside en que permitía que un individuo de color pudiera pasar por una persona honorable y ello forjándose una personalidad pública que las élites podían tolerar e incluso integrar en sus círculos privados.

  • 20 AGI, Panamá 289. Expediente de Pablo Josef de Peñaranda suplicando a V.M. que dispensándole en caso (...)

18Aunque en la solicitud no se especifican las motivaciones que han llevado a Manuel Josef Ramos a presentar una súplica al rey para que este último le dispense la calidad de quinterón, cabe decir que lo más habitual era que un acontecimiento ocurrido en la vida profesional o privada del peticionario lo empujara a realizar esta acción. Debemos decir que la movilidad social informal era limitada. La persona seguía corriendo el riesgo de sufrir en cualquier momento una afrenta pública o peor aún una contestación de sus logros profesionales. En este caso, parece evidente que la solicitud de Manuel Josef Ramos fue motivada en buena medida por el episodio sufrido por Pablo Josef de Peñaranda a la hora de examinarse de escribano ante el teniente gobernador de Panamá. Este último le reprochaba el haber ocultado su calidad de quinterón en la consecución de su título de escribano y notario de las Indias. El funcionario fundamentaba sus sospechas en la no mención de la dispensa de calidad de quinterón en el título que le habían expedido. Lo que tuvo como consecuencia una nueva representación de Pablo Josef de Peñaranda a las autoridades de Madrid en la que suplicaba que se mencionara en su título que había precisado la calidad de quinterón que padecía y que no había cometido el delito de obrepción ni el de subrepción20. Por temor de experimentar semejante oposición, y sobre todo evitar más costes y dilataciones, Manuel Josef Ramos prefirió adelantarse elevando una nueva representación a las autoridades de Madrid en la que precisaba que no se había mencionado en su título de fiat de notario la dispensa del defecto de quinterón.

19La importancia de la partida de bautismo radica en que, en una sociedad donde el estatus social y el acceso a los cargos más importantes de la administración dependían en gran medida del color de la piel y de la legitimidad o no del individuo, era uno de los principales documentos dignos de fe en el que se fundamentaban las autoridades para clasificar a cada persona en la escala social y decidir quién debía ser tributario o no, acceder a la Universidad y/o desempeñar tal profesión o no. La certificación de la partida de bautismo de Manuel Josef Ramos dice lo siguiente:

  • 21 Certificación de la partida de bautismo de Manuel Josef Ramos.

El licenciado don Josef Casis de la Torre promotor fiscal eclesiástico de este obispado, y cura rector de esta santa iglesia catedral. Certifico que en uno de los libros manuales del archivo de esta santa iglesia que hoy es a mi cargo en el que comenzó a correr en el año de mil setecientos cincuenta y dos para tomar razón de las personas españolas que en ella se bautizan, a la hoja ciento vuelta está una partida que es la primera y su tenor el siguiente: en la ciudad de Panamá en quince de agosto de mil setecientos sesenta y seis. Yo don Pedro Pablo Luzcando cura de esta santa iglesia catedral bauticé, puse óleo y chisma a Manuel Josef de diez días, hijo legítimo de Nicolás Ramos y de María del Rosario del Esquivel, fueron sus padrinos don Juan Antonio Romero y doña Teresa de la Serna quienes quedaron advertidos de su obligación y parentesco y para que conste lo firmo21.

  • 22 Ares Queija, Berta, "Mestizos, mulatos y zambaigos (Virreinato del Perú, siglo XVI)", in Berta Ares (...)

20Esta certificación del cura nos ofrece una multitud de informaciones sobre la reglamentación y la relevancia de las partidas de bautismo a la hora de clasificar al recién nacido. Ante todo, conviene recordar que en una fecha tan temprana como 1573, la monarquía hispánica ya se había dado cuenta del avance del mestizaje y como consecuencia de ello había emitido una ordenanza real en la que dictaba que se asentara en diferentes libros los bautismos de las distintas calidades evitando así la confusión entre los sectores sociales22. En segundo lugar, hace falta señalar que de todos los testimonios y certificaciones que los solicitantes presentaban para aspirar a la confirmación o la oficialización de un ascenso social, la partida de bautismo a cargo de los eclesiásticos representaba sin lugar a dudas el documento más importante. Esta importancia estribaba en el hecho de que proporcionaba informaciones acerca de la legitimidad o de los grados de ilegitimidad del recién nacido, así como su condición socio-pigmentocrática y la de sus progenitores, aspectos que desempeñaban un destacado papel en la ubicación social de los individuos y sus posibilidades de movilidad social. Y por fin, la partida nos daba indicios sobre las relaciones de compadrazgo y las redes sociales de la familia del bautizado.

21La resolución positiva o negativa de una solicitud podía depender de la información que suministraba la pila bautismal. En efecto, para pretender a una dispensa o una legitimación, el peticionario debía probar el defecto que padecía mediante la presentación de documentos en los que se especificaba nítidamente su calidad y naturaleza. El 23 de noviembre de 1803, los oficiales reales de la Cámara de Indias contestaban a una súplica de Matías Josef de Borbua con un contundente “no ha lugar por ahora”. Entre las principales razones de esta negativa, el fiscal decía que:

  • 23 AGI, Panamá 293. Expediente de Matías Josef de Borbua, oficial segundo de la contaduría de Panamá s (...)

ni en la partida de bautismo, ni en la confirmación, ni en la sumaria de testigos que presenta por prueba de sus buenas costumbres, aplicación y zelo, con que ha desempeñado sus obligaciones este interesado, se hace expresión de la calidad de pardo, sin embargo de que en su memorial asegura que se la tiene pretendiendo por lo mismo se le dispense, aunque sin manifestar como, o de que parte le provenga23.

  • 24 Respuesta del fiscal sobre la solicitud de dispensa de calidad de pardo. Véase el expediente de Mat (...)

22Además de eso, conviene decir que el fiscal reprochaba al párroco su poca profesionalidad por no haber notado en la pila bautismal del solicitante su calidad y recomendaba al gobernador que realizara las providencias necesarias para descubrir la calidad exacta de Matías Josef de Borbua24. Esta petición de Matías Josef Borbua deja entrever no sólo cómo el trabajo minucioso y bien hecho de un eclesiástico podía fijar la denominación socio-pigmentocrática de un individuo, sino también cómo su laxitud podía obstaculizar el reconocimiento legal o la movilidad social.

23Las autoridades coloniales ponían especial énfasis en que los escribanos y notarios de las Indias fueran personas honorables y de confianza. Esto se explica por el hecho de que las informaciones (testamentos, contratos de negocios etc.) manejadas por estos funcionarios públicos eran extremadamente sensibles. Buenas costumbres, aplicación y desinterés eran los calificativos que las autoridades querían y esperaban leer en las diferentes declaraciones de los testigos que el solicitante presentaba para demostrar su conciencia profesional, integridad y probidad moral. Con este objetivo, Manuel Josef Ramos presentó una lista de cinco personalidades locales con un capital político, público y social ya demostrado; de ahí la importancia de disponer de redes sociales. Su lista estaba compuesta de los siguientes individuos: del subteniente don Francisco de Berguido, de su maestro Ciriaco Hipólito Correoso, del licenciado don Antonio de Arechua quien desempeñaba el oficio de abogado fiscal defensor de la Real hacienda, de don Josef Escolástico López quien era defensor general de heredes ausentes y del juzgado de bienes de difuntos, y de Luis Josef de Paz escribano público y del cabildo e interino de la Real Hacienda de minas y registros. Todos los testimonios subrayaban prácticamente lo mismo: la profesionalidad, la honradez y las buenas costumbres del peticionario. A modo de ejemplo, tenemos la certificación de Luis Josef de Paz que estipula que:

  • 25 Declaración del testigo Luis Josef de Paz. Véase Expediente de Manuel Josef Ramos.

[…] Manuel Josef Ramos, oficial mayor de la pluma del presente escribano se halla en ella desde muy pequeño cursando la pluma hasta hallarse con aptitud en la formación de instrumentos y seguimientos de causas civiles, y criminales, habiéndosele nombrado en diversas causas por curador de menores en la calidad de adlitem, y en otras por defensor de reos pobres. Y en todos estos asuntos y en cuantos se le han puesto a su cuidado los desempeña, y ha desempeñado con aptitud, desinterés, zelo, y cuidado, poniendo su mayor atención en los asuntos concernientes al real servicio, de manera que se ha hecho acreedor de la mejor estimación y aprecio que disfruta por su honradez, sin haber dado la menor nota en sus costumbres que desdiga a este crédito25.

  • 26 Auto de aprobación del alcalde ordinario Josef María Urriola y Zarate.

24Las declaraciones de los testigos que acompañaban el memorial debían ser aprobadas por el procurador general. En este caso, don Josef María Urriola y Zarate, alcalde ordinario y procurador general fue quien se ocupó de realizarlo. En su auto de aprobación, señalaba que, después de haber visto la “información producida por Manuel Josef Ramos constante en este expediente y el allanamiento del señor procurador general”, no encontraba ningún reparo en “aprobarla en toda forma, y que decretaba y mandaba que se entregara” a la parte original con los testimonios que previene para el uso de su derecho”26.

25El expediente de dispensa finalizaba con una carta de poder especial en la que el solicitante otorgaba a uno o más representantes la facultad de realizar en su nombre todas las providencias necesarias ante las instituciones competentes. Manuel Josef Ramos confió esta tarea a don Manuel Antonio de Echeverría y a don Francisco Gómez de Cos, ambos agentes de negocios en Madrid y que tenían sus entradas en la Corte para que

  • 27 Carta de Manuel Josef Ramos en la que otorga a los dones Manuel Antonio de Echeverría y Francisco G (...)

en mi nombre y representando mi propia persona, acción y derecho, parezcan, y se presenten ante los Reales pies de su majestad, y en su real y supremo Consejo de las Indias, y en los demás convenga, y con derecho, puedan y deban , y hagan la pretensión, o pretensiones que les instruyo y en adelante instruyere por mis instrucciones, cartas, misivas haciendo al efecto los memoriales, representaciones, pedimentos y oficios que correspondan, exhibiendo los papeles, y documentos que se necesiten hasta conseguir la pretensión, o pretensiones que introdujeren, practicando para ello todas las diligencias que judicial, y extrajudicialmente convengan. Y de la merced o mercedes que la real piedad de su majestad se dignase hacerme sacarán los reales despachos, y ordenes convenciones, que los remitirán a mis manos por duplicado para hacer uso de ellos27.

La respuesta de las autoridades de Madrid

  • 28 Véase respectivamente las cartas del Consejo de Indias sobre la expedición del título de fiat de no (...)

26El reconocimiento y la confirmación del Consejo de Indias eran algo fundamental. Según parece, era la única forma de oficializar y garantizar el ascenso conseguido. Los expedientes de dispensas de color tenían que ser examinados primero por un fiscal del Consejo de Indias que analizaba las informaciones y documentos contenidos en la solicitud, luego buscaba un precedente en los archivos de la institución y por fin hacía llegar sus sugerencias a los miembros del Consejo y Cámara de Indias. El caso de Manuel Josef Ramos no hacía excepción a la regla. Buena prueba de ello fue la respuesta del fiscal que, en su vista del 24 de septiembre de 1792, expuso que no encontraba ningún reparo en que se le despachase el fiat de notario y que el expediente de Manuel Josef Ramos era idéntico al de Pablo Josef de Peñaranda. Coincidiendo con las indicaciones del fiscal, con fecha de 1 de octubre de 1792, los miembros del Consejo de Indias resolvieron conceder al solicitante el fiat de escribano y notario de las Indias, confiando su examen al teniente gobernador de Panamá. Tras pagar los 2.200 reales de vellón como concepto de media-anata, Manuel Josef Ramos fue examinado y recibido de escribano y notario de las Indias28.

27La falta de informaciones no nos permite ahondar en el devenir profesional y social de Manuel Josef Ramos tras haber obtenido el fiat. No obstante, hemos podido identificar su firma en otros documentos, lo que nos lleva a decir que el peticionario ejerció su oficio en Panamá.

Consideraciones finales

28El caso de Manuel Josef Ramos y los similares identificados a lo largo del periodo colonial panameño subrayaban tanto el carácter intersticial de la sociedad como la existencia de una política y procedimientos estandarizados de dispensación de calidades. En este sentido, el largo y complejo proceso de aprendizaje del oficio de escribano real, los tipos de documentos y certificaciones contenidos en el expediente del peticionario y la respuesta de las autoridades de Madrid eran tantas muestras de lo que acabamos de aseverar en líneas anteriores.

29Ser escribano y notario en las Indias constituía un reto para cualquier aspirante. El desafío era aún mayor cuando el candidato padecía un defecto puesto que los obstáculos legales y sociales que tenía que superar se multiplicaban en la medida en que debía adquirir y desarrollar cualidades y atributos que se consideraban innatos y exclusivos de la población blanca.

30Las variables que entraban en consideración para que se concretara oficialmente una movilidad social (obtención del fiat de escribano real y notario de las Indias en este caso) eran tan numerosas que era casi imposible saber cuáles de ellas han resultado determinantes a la hora de obtener el sésamo. En la respuesta de los oficiales de la Cámara y del Consejo de Indias, no se podía apreciar el o los detalle(s) preciso(s) que había(n) propiciado la expedición del título. En la mayoría de las concesiones, se limitaban a utilizar una fórmula jurídica que estipulaba que no encontraban reparo en que se despachase la gracia solicitada. No obstante, a la luz de los diferentes factores desarrollados en esta investigación, nos parece más que razonable afirmar que la realidad pública forjada por el peticionario pesaba más que las demás variables en la balanza.

Haut de page

Bibliographie

AGI, Panamá 289. Expediente de Manuel Josef de Ramos, vecino de la ciudad de Panamá sobre que se le conceda la correspondiente dispensa de su calidad de quinterón, para que pueda usar del fiat de escribano real que se le ha despachado.

AGI, Panamá 289. Expediente de Pablo Josef de Peñaranda suplicando a V.M. que dispensándole en caso necesario el defecto de ilegitimidad, o el que pudiese tener por razón de su naturaleza y calidad, se dignase concederle el fiat de escribano real y notaria de las Indias.

AGI, Panamá 293. Expediente de Matías Josef de Borbua, oficial segundo de la contaduría de Panamá solicita que se le dispense la calidad de pardo.

Ares Queija, Berta, "Mestizos, mulatos y zambaigos (Virreinato del Perú, siglo XVI)", in Berta Ares Queija y Alessandro Stella (coordinadores.), Negros, Mulatos, Zambaigos. Derroteros Africanos en los mundos ibéricos, Sevilla, Escuela de Estudios Hispanoamericanos, 2000, p. 75-88.

Castillero Calvo, Alfredo: “Color y movilidad social”, in Castillero Calvo, Alfredo (director), Historia General de Panamá. Las sociedades originarias y el orden colonial, Panamá, Comité Nacional del Centenario de la República de Panamá, 2004, p. 285-312.

Espelt Bombin, Silvia: “Notaries of Color in Colonial Panama: Limpieza de Sangre, Legislation, and Imperial practices in the Administration of the Spanish Empire”, The Americas, Volume 71, number 1, July 2014, p. 37-69.

Hering Torres, Max, “Color, pureza, raza: la calidad de los sujetos coloniales”, in Bonilla, Heraclio (ed.), La Cuestión Colonial. Bogotá, Universidad Nacional de Colombia, 2011, p. 451-469.

Hidalgo Nuchera, Patricio, “El escribano público entre partes o notarial en la Recopilación de leyes de Indias de 1680”, Revista Espacio, Tiempo y Forma, Serie IV, Historia Moderna, t.7, 1994, p. 307-330.

Katzew, Ilona, La pintura de castas: representaciones raciales en el México del siglo XVIII. Madrid, Turner, 2004, 239 p.

O’Toole, Rachel Sarah, “Ser libre y lucumi: Ana de la Calle y la formación de identidades de la diáspora africana en el Perú colonial”, Revista del Archivo de la Nación, número 32, 2017, p. 145-164.

Rappaport, Joanne, The Disappearing Mestizo: Configuring Difference in the Colonial New Kingdom of Granada, Duke University Press, 2014, 352 p.

Twinam, Ann, Purchasing whiteness. Pardos, Mulattos, and the quest for social mobility in the Spanish Indies, Stanford, Stanford University Press, 2015, 534 p. Twinam, Ann, “Racial passing: informal and official ‘whiteness’ in Colonial Spanish America”, in Smolenski, John and Humphrey, Thomas J. (eds.) New world orders: violence, sanction, and authority in the Colonial Americas. Philadelphia, University of Pennsylvania Press, 2005, p. 249-272.

Vinson III, Ben, Bearing Arms for His Majesty. The Free-Colored Militia in Colonial Mexico, Stanford, Stanford University Press, 2001, 304 p.

Haut de page

Notes

1 Este estudio de caso se inserta en la tesis que estoy desarrollando en el marco del programa de Doctorado en Historia y Estudios Humanísticos: Europa, América, Arte y Lenguas de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. Para la referencia del caso véase Archivo General de Indias (AGI en adelante) Panamá 289. Expediente de Manuel Josef de Ramos, vecino de la ciudad de Panamá sobre que se le conceda la correspondiente dispensa de su calidad de quinterón, para que pueda usar del fiat de escribano real que se le ha despachado. Con la finalidad de facilitar la lectura, hemos optado por modernizar las transcripciones de los fragmentos citados en este trabajo. Las citas y declaraciones de testigos que se utilizarán en este texto proceden del expediente de Manuel Josef Ramos.

2 Twinam, Ann, Purchasing whiteness. Pardos, Mulattos, and the quest for social mobility in the Spanish Indies, Stanford, Stanford University Press, 2015, 534 p.

3 Twinam, Ann, Purchasing whiteness. Pardos, Mulattos, and the quest for social mobility in the Spanish Indies. op. cit., p. 65.

4 La ley 40 del título VIII de la Recopilación de las leyes de los reynos de las Indias establecía claramente que no se admitieran informaciones para que mestizos y mulatos fueran escribanos y que,” si acaso con engaño se dieren algunos títulos a mestizos o mulatos, y constare lo son, no les consentirán usar de ellos, aunque sea en ínterin, y los recogerán, de forma, que no puedan volver en su poder”. Recopilación de las leyes de los reynos de las Indias, Madrid, Iulian de Paredes, 1681, p. 167.

5 La calidad es un término clasificatorio de difuso uso en la colonia que designaba una combinación de factores fenotípicos, económicos, sociales y culturales. Max Hering Torres define la calidad como una “valoración, clasificación e inscripción del cuerpo público y social de un individuo dentro de una jerarquía de significados sociales y valores, de acuerdo con sus personas, su juicio y su circunstancia”. Véase Hering Torres, Max, “Color, pureza, raza: la calidad de los sujetos coloniales”, in Bonilla, Heraclio (Ed.) La Cuestión Colonial. Bogotá, Universidad Nacional de Colombia, 2011, p. 461. Citando a Robert Mccaa, Ilona Katzew añade que la calidad se expresa siempre en términos raciales (por ejemplo, indio, mestizo, español) era en muchos casos una impresión global que reflejaba la reputación de un individuo en general. Su color, ocupación y riqueza podían incidir sobre su calidad, en la misma medida que su limpieza de sangre, honor, integridad e incluso su lugar de procedencia”. Es decir, que como las categorías raciales se trataban en realidad de una construcción social, no podían aludir en exclusiva al aspecto físico de la persona”. Véase Katzew, Ilona, La pintura de castas: representaciones raciales en el México del siglo XVIII, Madrid, Turner, 2004, p. 45.

6 En su estudio sobre los escribanos y notarios de color en Panamá, Silvia Espelt Bombín ha encontrado más de una cuarentena de mulatos, pardos que ejercieron cargos públicos. Ver Espelt Bombin, Silvia: “Notaries of Color in Colonial Panama: Limpieza de Sangre, Legislation, and Imperial practices in the Administration of the Spanish Empire”, The Americas, Volume 71, number 1, July 2014, p. 50-53.

7 Castillero Calvo, Alfredo: “Color y movilidad social”, in Castillero Calvo, Alfredo (dir.), Historia General de Panamá. Las sociedades originarias y el orden colonial, Panamá, Comité Nacional del Centenario de la República de Panamá, 2004, p. 306.

8 Ibíd., p. 287.

9 Espelt Bombin, Silvia, “Notaries of Color in Colonial Panama: Limpieza de Sangre, Legislation and Imperial practices in the Spanish empire. op. cit., p. 55.

10 Sobre la agencia, vale la pena consultar el reciente trabajo de Joanne Rappaport en el que la autora analiza los derroteros de individuos mestizos que intentan promoverse socialmente valiéndose de distintas maniobras para conseguir cacicazgos u otros honores. Véase Rappaport, Joanne, The Disappearing Mestizo: Configuring Difference in the Colonial New Kingdom of Granada, Duke University Press, 2014, 352 p.

11 Espelt Bombin, Silvia, “Notaries of Color in Colonial Panama: Limpieza de Sangre, Legislation and Imperial practices in the Spanish empire, op. cit., p. 48

12 Silvia Espelt Bombin contempla también este escenario, aunque lo relaciona con la existencia en Panamá de un clima seguro y propicio en el que los individuos de color ya no percibían su calidad como un obstáculo para el ejercicio de oficios notariales. Ibid., p. 40.

13 Vinson III, Ben, Bearing Arms for His Majesty. The Free-Colored Militia in Colonial Mexico, Stanford, Stanford University Press, 2001, p. 226-227; Sarah O’Toole, Rachel, “Ser libre y lucumi: Ana de la Calle y la formación de identidades de la diáspora africana en el Perú colonial”, Revista del Archivo de la Nación, número 32, 2017, p. 145.164.

14 Para ser escribano y notario de las Indias, el postulante tenía que cumplir ciertos requisitos jurídicos y sociales entre los que primaba sin lugar a dudas la limpieza de sangre y la legitimidad. Además de eso, el postulante debía formarse en el manejo de los papeles y en la adquisición de los conocimientos jurídicos y académicos y gozar de una buena fama. Para más información sobre las exigencias, consultar los trabajos de Patricio Hidalgo Nuchera, “El escribano público entre partes o notarial en la Recopilación de leyes de Indias de 1680”, Revista Espacio, Tiempo y Forma, Serie IV, Historia Moderna, t.7, 1994, p. 307-330; y el trabajo de Silvia Espelt Bombín ya citado, p. 41-43.

15 AGI, Panamá 289. Expediente de Manuel Josef de Ramos, vecino de la ciudad de Panamá sobre que se le conceda la correspondiente dispensa de su calidad de quinterón, para que pueda usar del fiat de escribano real que se le ha despachado.

16 Declaración del testigo Ciriaco Hipólito Correoso.

17 Francisco Xavier Patiño, escribano de su S.M y público del número de esta ciudad quien en su inteligencia y del otro pedimento dijo que: certificaba y certifica que Manuel Josef Ramos a quien conoce desde mui pequeño entro a cursar la pluma en la oficina del presente escribano hasta haberse colocado de oficial mayor y hallarse impuesto en la formación de instrumentos, actuaciones de causas civiles y criminales desempeñando con honrosidad, desinterés, actividad, y notaria aplicación, en especial en los asuntos del Real servicio, y en las causas de reos pobres cuando ha sido nombrado de defensor de ellos, y como curador adlitem de algunos menores que también se le ha nombrado por la Justicia, a falta de procurador, que es notoria su conducta en todo cuanto maneja, habiéndose adquirido la mayor aceptación sin haber sido ni sabido cosa que desdiga a su buen crédito. Véase la declaración de Francisco Xavier Patiño.

18 Ann Twinam, una de las grandes especialistas de los procesos de blanqueamiento en la América colonial, contempla también esta posibilidad. La historiadora relaciona este hecho con la dualidad del mundo colonial. En este sentido, pone especial énfasis en la construcción de una identidad pública, o sea escenificarse social y culturalmente como blanco con el fin de pasar.

Lo explica a través de la diferencia que existía entre la realidad privada del individuo y la posibilidad de construirse públicamente una identidad o status alternativo. Véase Twinam, Ann, “Racial passing: informal and official ‘whiteness’ in Colonial Spanish America”, in Smolenski, John Humphrey, and Thomas J. (eds.), New world orders: violence, sanction, and authority in the Colonial Americas, Philadelphia, University of Pennsylvania Press, 2005, p. 255. Otra explicación posible y muy plausible es la suministrada por los investigadores John Chance y William B. Taylor quienes subrayan que la clasificación de un individuo en el mundo colonial no era fija ya que podía variar en función de la situación o de las circunstancias. Véase Chance, John & Taylor, William B.: “Estate and Class in a Colonial City: Oaxaca in 1792”, Comparative Studies in Society and History. Nº 19, 1977, p. 465.

19 Súplica de Manuel Josef Ramos. “Aunque por este testimonio, ni de la partida de bautismo que acompaña, resulta su calidad de quinterón, por ser hijo legítimo de Nicolás Ramos, natural de la ciudad de Cádiz, y de María del Rosario Esquivel, cuarterona, lo hace presente a V.M. para que no le sirva de obstáculo a fin de obtener el fiat de escribano real y notario de las Indias, a que se contraje su solicitud; pues no siendo mestizo ni mulato no le comprende la ley, que previene no se admitan informaciones a los de esta clase para escribanos y notarios públicos de las Indias. En esta atención, y en la de haberse despachado en marzo próximo pasado, igual gracia a Pablo Josef de Peñaranda vecino de la ciudad de Panamá, no obstante, de concurrir en su misma persona la calidad de quinterón. Cursivas mías.

20 AGI, Panamá 289. Expediente de Pablo Josef de Peñaranda suplicando a V.M. que dispensándole en caso necesario el defecto de ilegitimidad, o el que pudiese tener por razón de naturaleza y su calidad, se dignase concederle el fiat de escribano real y notaria de las Indias.

21 Certificación de la partida de bautismo de Manuel Josef Ramos.

22 Ares Queija, Berta, "Mestizos, mulatos y zambaigos (Virreinato del Perú, siglo XVI)", in Berta Ares Queija y Alessandro Stella (coordinadores.), Negros, Mulatos, Zambaigos. Derroteros Africanos en los mundos ibéricos, Sevilla, Escuela de Estudios Hispanoamericanos, 2000, p. 75-88.

23 AGI, Panamá 293. Expediente de Matías Josef de Borbua, oficial segundo de la contaduría de Panamá solicita que se le dispense la calidad de pardo.

24 Respuesta del fiscal sobre la solicitud de dispensa de calidad de pardo. Véase el expediente de Matías Josef de Borbua, oficial segundo de la contaduría de Panamá solicita que se le dispense la calidad de pardo

25 Declaración del testigo Luis Josef de Paz. Véase Expediente de Manuel Josef Ramos.

26 Auto de aprobación del alcalde ordinario Josef María Urriola y Zarate.

27 Carta de Manuel Josef Ramos en la que otorga a los dones Manuel Antonio de Echeverría y Francisco Gómez de Cos el poder de hacer en su nombre las gestiones necesarias ante las autoridades de Madrid.

28 Véase respectivamente las cartas del Consejo de Indias sobre la expedición del título de fiat de notario y la carta del teniente gobernador de Panamá sobre el examen de Manuel Josef Ramos en el expediente de Manuel Josef Ramos.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Mamadou Makaya Diaw, « Manuel Josef Ramos, quinterón y escribano real de las Indias. Anatomía de un proceso de movilidad social en el Panamá colonial tardío », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Débats, mis en ligne le 05 octobre 2018, consulté le 19 novembre 2018. URL : http://journals.openedition.org/nuevomundo/72818 ; DOI : 10.4000/nuevomundo.72818

Haut de page

Auteur

Mamadou Makaya Diaw

Universidad Pablo de Olavide
makayamamadou@yahoo.fr

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page