Navigation – Plan du site
Débats | 2018
Ciudades y fronteras culturales en sociedades transoceánicas – Coord. Jorge Díaz Ceballos y Susana Truchuelo García
Jorge Díaz Ceballos et Susana Truchuelo García

Ciudades y fronteras culturales en sociedades transoceánicas

Cities and cultural frontiers in transoceanic societies
[05/10/2018]

Texte intégral

  • 1 Espinosa, Aurelio, The empire of the cities: Emperor Charles V, the Comunero Revolt and the Transfo (...)
  • 2 Truchuelo, S.; López Vela, R. y Torres Arce, M. (eds.): Civitas: expresiones de la ciudad en la Eda (...)
  • 3 Lucena Giraldo, Manuel, “The Creole metropolis”, en Braun, H. y Pérez-Magallón, J. (eds.): The Tran (...)

1La ciudad constituyó un elemento fundamental en la articulación de poderosos imperios durante la época moderna, como fue el caso de la Monarquía Hispánica en los espacios transoceánicos. En ocasiones se trató de nuevas fundaciones de ciudades y en otras de conquistas o adhesiones al soberano ibérico de ciudades preexistentes. La utilidad de la ciudad en los territorios de ese imperio español transcendía la mera organización social del espacio. En realidad, las ciudades eran auténticos focos donde residía, se ejercía y extendía el poder real, siguiendo un ejemplo que reflejaba – con matices propios – la propia esencia constitucional del agregado territorial principalmente castellano1. Esta premisa explica el singular interés que el mundo urbano ha despertado tradicionalmente en la historiografía y sigue despertando en la actualidad. Sin embargo, la interpretación del estudio urbano en la Monarquía Hispánica está evolucionando y haciéndose más compleja su percepción, análisis y valoración2. Se está paulatinamente abandonando la idea de una “ciudad española” homogénea tanto en su poblamiento como en su condición política, institucional, social e, incluso, cultural, al tiempo que se está prestando atención a novedosos impulsos que por un lado, alteraban el orden urbano, lo ajustaban y recomponían puntualmente y que por otro lado, generaban la conformación de híbridas y complejas realidades culturales y confesionales3.

2La ciudad era un punto de encuentro de personas, productos e ideas provenientes de multitud de lugares ubicados en un mundo cada vez más globalizado e interconectado. Esta condición cosmopolita de las ciudades, en particular de los imperios ibéricos, permite comprender el dinamismo socio-político, económico, cultural y religioso que las caracterizó y que los trabajos de este dossier aspiran a poner de relieve. En primer lugar, resulta relevante constatar que en las “ciudades coloniales”, los castellanos fueron casi siempre una minoría demográfica. Tanto en Manila como en Panamá y, por supuesto, en Beijing, los españoles eran superados en número tanto por chinos como por indios americanos y negros. En segundo lugar, la supuesta separación social en distintas “repúblicas” que la Corona castellana en muchas ocasiones quiso llevar a cabo en sus territorios casi nunca fue efectiva, lo que dio lugar siempre a ciudades híbridas que, más adelante, se convirtieron en el ámbito americano en “criollas”. La naturaleza mixta de las ciudades de la Monarquía Hispánica ofrece un territorio abonado para una comprensión mucho más rica de la compleja naturaleza política, social, cultural y religiosa de los territorios controlados por la Corona y para, incluso, cuestionar y profundizar en los propios límites y fronteras de ese control.

  • 4 Bührer, Tanja, et al. (ed.), Cooperation and Empire. Local Realities and Global Processes, Nueva Yo (...)
  • 5 Ballone, Angela, The 1624 tumult of Mexico in Perspective (c. 1620-1650) Authority and Conflict Res (...)

3Los trabajos de este dossier ejemplifican claramente que los conflictos derivados de la convivencia en entornos urbanos y en sus proyecciones rurales fueron una constante tanto en Asia como en América. La resolución de las tensiones por parte de las autoridades se forjó habitualmente a través de la negociación y no exclusivamente a través de la represión violenta. En este sentido, resulta muy interesante comprobar cómo el propio modelo organizativo de la Monarquía Hispánica disponía de múltiples resortes y recursos para hacer frente a las tensiones, incorporando en su resolución también la voz y opinión de grupos de descontentos o sublevados. Así, las comunidades no-castellanas de las ciudades en los territorios de la Monarquía mantuvieron en muchas ocasiones su estatus y dispusieron de una vías de participación política muy poco exploradas hasta épocas recientes4. De hecho, la constatación de los mecanismos, agentes y actores ubicados en las distintas esferas de poder implicados en esos conflictos que alteraban el mundo urbano, contribuye a aportar complejidad al gobierno de esos espacios urbanos, ahora ya muy alejada de la tradicional dicotomía entre centro y periferia5.

4Los artículos incluidos a continuación buscan ofrecer una mirada novedosa sobre la manera en la que se buscaron y encontraron fórmulas para resolver los conflictos en la ciudad, en cada contexto cronológico y geográfico. Paradójicamente, la quiebra puntual de los consensos, en ocasiones muy frágiles, no descompuso el sistema, si no que en ocasiones incluso lo fortaleció. Así, tras las revueltas o los conflictos armados se rediseñaron identidades, métodos de incorporación social, política y cultural, así como nuevas fórmulas de convivencia sustentadas en el miedo o en el respeto.

  • 6 Una reciente reivindicación para la renovación de los conceptos, lenguajes y categorías para explic (...)

5Uno de los objetivos del presente dossier ha sido explorar significativos contextos geográfico y político-culturales para romper con una imagen homogénea de la Monarquía Hispánica como un sistema monolítico de poder y ofrecer una visión más adaptativa y dinámica de cada territorio y cada ciudad. Las mismas estrategias que podían ser útiles en una región de los imperios ibéricos se volvían inermes en otra, de manera que se hacía necesario la constante adaptación y resignificación contextual de individuos, ideas y sociabilidades. Con esta premisa, este dossier contribuye a la reconstrucción de una realidad histórica poliédrica que incluía en su interior multitud de experiencias, identidades e intereses diversos6.

6El dossier se abre con el artículo de Marina Torres Trimallez en el que expone la poco estudiada entrada de los misioneros franciscanos en China en el siglo XVIII. La autora incide en el conocimiento del territorio y sus habitantes para estudiar las estrategias desarrolladas por el misionero Diego de San José para llevar a cabo su misión evangelizadora, enfatizando sus logros, sus dificultades y la conexión entre el contexto local y las decisiones imperiales que afectaban su trabajo. De igual manera, se pone de relieve el papel de los nativos en el recibimiento de la catequesis y su participación en la extensión de catolicismo en un entorno claramente hostil. Estos nativos integrados en redes locales eran considerados algo más que receptores pasivos de información para convertirse en transmisores culturales y religiosos que interactuaban de igual a igual con los misioneros europeos. Las estrategias seguidas por los misioneros se movieron entre la negociación a pequeña escala y la aplicación de los principios básicos de la orden, pero en todo momento atendiendo a su conocimiento previo del contexto local.

7El artículo de Anna Busquets se centra en el análisis de un conflicto entre chinos sangleyes – chinos habitantes de Manila – y las autoridades castellanas en Manila en el año 1662. Los chinos eran considerablemente más numerosos que los castellanos en la capital de Filipinas, de manera que estos se encontraron con la difícil situación de controlar a una población que, además de más numerosa, era más potente económicamente. El conflicto, que movilizó a más de 9000 habitantes del barrio chino de la ciudad, requirió de todas las artes negociadoras de los misioneros dominicos, cuya previa asimilación a la cultura china resultó crucial. A su vez, este texto permite vislumbrar la diversidad de interpretaciones que facilitaba el contexto en el que cada actor se movía, ya fueran los gobernadores castellanos, los representantes del imperio chino, los propios sangleyes y los misioneros encargados de la negociación diplomática. Este contexto tan complejo permite vislumbrar una realidad del imperio que, a menudo, se aleja de la visión que se podría mantener desde la corte.

8A continuación, el texto de Jorge Díaz Ceballos analiza uno de los conflictos entre castellanos en un contexto geográfico clave para la Monarquía Hispánica. El asalto de los hermanos Contreras a la ciudad de Panamá en 1550 permite al autor reconstruir las fórmulas de creación de identidades que facilitaron la defensa – y construcción – de la propia comunidad urbana. A través de la lectura de casos individuales, se percibe cómo la lealtad a la Corona se construía desde abajo y en contextos de tensión política en los que se ponía en peligro no solo el bien particular sino también el bien común. La resolución del asalto, precisamente, contribuyó a solidificar los lazos de lealtad horizontal y a reforzar, a su vez, la obediencia corporativa a la Corona castellana a través de la activación de los mecanismos de gracia y merced propios de la economía donativa y de las relaciones de fidelidad. La revuelta, y en especial su resolución, se vuelven un observatorio desde el que analizar la solidificación de las estructuras de poder castellano en el Nuevo Mundo, más allá de paradigmas estatalistas y atendiendo a las negociaciones y dificultades inherentes al sistema.

9Próximas aportaciones a este dossier permitirán extender geográficamente y apuntalar ciertos argumentos de esta introducción, que será entonces revisada y actualizada.

Haut de page

Notes

1 Espinosa, Aurelio, The empire of the cities: Emperor Charles V, the Comunero Revolt and the Transformation of the Spanish System. Leiden, Brill, 2009; Herrero, Manuel (ed.), Repúblicas y republicanismo en la Europa Moderna, Madrid, FCE, 2017.

2 Truchuelo, S.; López Vela, R. y Torres Arce, M. (eds.): Civitas: expresiones de la ciudad en la Edad Moderna, Santander, Editorial Universidad de Cantabria, 2015.

3 Lucena Giraldo, Manuel, “The Creole metropolis”, en Braun, H. y Pérez-Magallón, J. (eds.): The Transatlantic Hispanic baroque. Complex identities in the Atlantic World, Nueva York, Ashgate, 2014, p. 171-186. Cañizares-Esguerra, Jorge, Child, Matt y Sidbury, James (eds.), Black Urban Atlantic in the Age of the Slave Trade, Philadelphia, University of Pennsylvania Press, 2013.

4 Bührer, Tanja, et al. (ed.), Cooperation and Empire. Local Realities and Global Processes, Nueva York, Berghahn, 2017.

5 Ballone, Angela, The 1624 tumult of Mexico in Perspective (c. 1620-1650) Authority and Conflict Resolution in the Iberian Atlantic. Leiden y Boston, Brill, 2017.

6 Una reciente reivindicación para la renovación de los conceptos, lenguajes y categorías para explicar el imperio español en Osorio, Alejandra, “Of National Boundaries and Imperial Geographies. A new Radical History of the Spanish Habsburg Empire”, Radical History Review, 130, 2018, p. 100-130.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Jorge Díaz Ceballos et Susana Truchuelo García, « Ciudades y fronteras culturales en sociedades transoceánicas », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Débats, mis en ligne le 05 octobre 2018, consulté le 16 novembre 2018. URL : http://journals.openedition.org/nuevomundo/73081 ; DOI : 10.4000/nuevomundo.73081

Haut de page

Auteurs

Jorge Díaz Ceballos

Universidad Pablo de Olavide

Articles du même auteur

Susana Truchuelo García

Universidad de Cantabria

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page