Navigation – Plan du site
Débats | 2018
Fabián R. Vega

La dimensión bibliográfica de la reducción lingüística. La producción textual jesuítica en guaraní a través de los inventarios de bibliotecas

The Bibliographic Dimension of the Linguistic Reduction. The Jesuit Textual Production in Guarani Language through the Inventories of Libraries
La dimension bibliographique de la réduction linguistique. La production textuelle jésuitique en guarani à travers des inventaires de bibliothèques
[10/12/2018]

Résumés

Dans cet article on analyse la présence de livres en langue guarani dans les bibliothèques du Paraguay jésuitique et, en particulier, dans les réductions du Paraná et de l’Uruguay. Pour ce faire, on utilise les inventaires de biens réalisés après l’expulsion de la Compagnie de Jésus des territoires de la monarchie espagnole (1767) comme sources documentaires. Après d’une introduction générale aux questions abordées, cet article est divisé en plusieurs sections qui explorent des aspects tels que la présence de manuscrits, la classification et l’organisation des textes en guarani, la place de les imprimés en guarani dans l’ensemble des bibliothèques et les informations quantitatives relatives aux tirages et aux proportions des différents livres, auteurs et genres textuels. L’hypothèse centrale est que les livres en guarani constituaient l’un des éléments fondamentaux de la culture textuelle jésuite du Paraguay et que cette pertinence pouvait être explorée à travers les dimensions organisationnelles et quantitatives examinées ici.

Haut de page

Texte intégral

Presentación

  • 1 A lo largo de este artículo, nos referimos a “evangelización” en un sentido genérico y amplio, sin (...)

1En el presente artículo estudiamos la producción textual jesuítica en lengua guaraní tal y como esta se resguardaba en las bibliotecas de la provincia jesuítica del Paraguay y, especialmente, de las reducciones de los ríos Paraná y Uruguay. Estos libros fueron acumulados y conservados a lo largo de los siglos XVII y XVIII. En casi todos los casos, conocemos la conformación de las bibliotecas gracias a inventarios elaborados en el momento de la expulsión de los jesuitas de los territorios de la monarquía hispánica, en 1767-1768. Este fenómeno concluyó con más de ciento cincuenta años de presencia jesuítica en la evangelización de los guaraníes, desde el establecimiento de la primera reducción en 16091.

  • 2 Gruzinski, Serge, Las cuatro partes del mundo. Historia de una mundialización, México, Fondo de Cul (...)
  • 3 Garone Gravier, Marina, “Cultura impresa colonial en lenguas indígenas: una visión histórica y regi (...)
  • 4 Obermeier, Franz y Cerno, Leonardo, “Nuevos aportes de la lingüística para la investigación de docu (...)
  • 5 Wilde, Guillermo, “Adaptaciones y apropiaciones en una cultura textual de frontera: impresos mision (...)
  • 6 Neumann, Eduardo, Letra de Índios. Cultura escrita, comunicação e memória indígena nas Reduções do (...)
  • 7 Boidin, Capucine, Mots guarani du pouvoir, pouvoir des mots guarani. Essai d’anthropologie historiq (...)

2En el marco de la expansión ultramarina europea y de la conquista de América, el catolicismo experimentó una sensible dilatación geográfica. Las órdenes religiosas fueron las encargadas de evangelizar a las poblaciones de América, África y Asia, para lo cual se valieron a menudo de idiomas locales. En este sentido, la escritura, posterior impresión tipográfica y consiguiente circulación de libros en lenguas no europeas es un fenómeno característico y distintivo de la expansión ultramarina del catolicismo2. Aunque la producción de estos materiales textuales es bastante bien conocida3, en contadas ocasiones se ha utilizado la información derivada del proceso de organización y conservación de los libros en bibliotecas para analizar este peculiar fenómeno del catolicismo global temprano-moderno. Aquí abordamos esta información con relación al Paraguay jesuítico y a partir de la lengua guaraní. En los últimos años, el conocimiento que poseemos acerca de la escritura y la impresión de textos en este territorio se ha visto acrecentado gracias a investigaciones sobre los manuscritos4, la imprenta misional5, la apropiación de la cultura escrita por parte de los indígenas6 y el uso del idioma7. Estas investigaciones permiten, en principio, afirmar la existencia de una cultura textual misional con características peculiares, por lo menos en el ámbito de las reducciones de los ríos Paraná y Uruguay. El tema que se pretende estudiar en este artículo – a partir de documentación escasamente explorada – es una parte de dicha cultura, y puede definirse como el enlace entre la lengua guaraní cristianizada y el uso de una tecnología de la información (la biblioteca) esparcida por las “cuatro partes del mundo” en este período histórico. En este proceso de interacción, las tecnologías de la información y la escritura circularon entre todos los actores implicados.

  • 8 De aquí en adelante, cuando aludamos a libros “en guaraní” incluiremos tanto los textos escritos ín (...)

3La idea central de este artículo es que la producción textual en guaraní8 constituyó uno de los componentes fundamentales de la cultura textual jesuítica en la provincia del Paraguay. Esta idea se puede demostrar a partir del estudio de dos dimensiones. En primer lugar, una dimensión organizativa (o taxonómica). Dentro de las reducciones de guaraníes y en el marco de los esquemas organizativos de las bibliotecas, los libros aquí considerados fueron a menudo ubicados o bien en una categoría propia y exclusiva (“Guaraní” o “Lengua Guaraní”) o bien en rótulos misceláneos sin identidad (como “Misceláneos” o “Varios”). Las dos posibilidades dan cuenta de la incomodidad de los jesuitas para ubicar la producción textual en guaraní dentro del mapa de los saberes característico de la organización de una biblioteca y la necesidad de encontrar alternativas a estos esquemas. En segundo lugar, una dimensión cuantitativa y proporcional. Medidos a partir de los inventarios, los volúmenes en idioma guaraní ocupaban una proporción nada despreciable de las bibliotecas de las reducciones del Paraná y el Uruguay. A esta relevancia al interior de las bibliotecas debe sumarse el hecho de que la cantidad de textos en lenguas indígenas, en estas misiones, era sensiblemente superior a la de otros conjuntos misionales americanos para los que contamos con información. Complementariamente, los inventarios, al incorporar información sobre cantidades absolutas de cada uno de los libros existentes, permiten rastrear el proceso de transformación en la producción textual en guaraní y la importancia relativa de cada uno de los libros en este idioma.

  • 9 Gruzinski, Serge, Las cuatro partes del mundo. Historia de una mundialización, México, Fondo de Cul (...)

4En suma, estas dos dimensiones pueden dar cuenta del lugar de la lengua guaraní dentro de la cultura textual del Paraguay jesuítico. Por lo demás, si, como lo indica Gruzinski, la cultura escrita exporta la modernidad europea al mismo tiempo que contribuye a darle otra forma a partir de la confrontación con realidades locales9, entonces el lugar de la lengua guaraní en la cultura textual del Paraguay jesuítico se convierte en un caso que posibilita evaluar cuál fue el grado concreto de interacción entre esa modernidad europea y las realidades locales en un territorio específico (y marginal) de la monarquía hispánica.

Tabla 1 – Libros en guaraní impresos presentes en las bibliotecas del Paraguay.

Título

Autor principal

Año

Lugar

Idioma

Arte de grammatica da lingoa mais usada na costa do Brasil

José de Anchieta

1595

Lisboa

Tupí y portugués

Tesoro de la lengua guaraní

Antonio Ruiz de Montoya

1639

Madrid

Guaraní y castellano

Arte, y bocabulario de la lengua guaraní

1640

Catecismo de la lengua guaraní

1640

Diferencia entre lo temporal y lo eterno

José Serrano [trad.]

1705

Reducciones de guaraníes

Guaraní

Manuale ad usum Patrum Societatis Iesu

Pablo Restivo

1721

Guaraní, castellano y latín

Vocabulario de la lengua guaraní

1722

Guaraní y castellano

Arte de la lengua guaraní

1724

Explicación de el catechismo en lengua guaraní

Nicolás Yapuguay

1724

Guaraní

Sermones y exemplos en lengua guaraní

1727

Ara Poru aguĭyey haba

José de Insaurralde

1759-1760

Madrid

  • 10 Castelnau-L’Estoile, Charlotte de, “«En raison des conquêtes, de la religion et du commerce». L’inv (...)
  • 11 Wilde, Guillermo, “Adaptaciones y apropiaciones en una cultura textual de frontera: impresos mision (...)

5Desde luego, los jesuitas del Paraguay no fueron los primeros misioneros en producir materiales textuales en guaraní (Tabla 1). En Brasil, algunos jesuitas ya se encontraban trabajando con una lengua básicamente similar, el tupí10. Uno de los libros producidos en este contexto, el Arte de grammatica de José de Anchieta, estaba presente en las bibliotecas del Paraguay. Por su parte, los franciscanos que evangelizaron en este territorio desde el siglo XVI, como Luis de Bolaños, también produjeron textos en guaraní. El catecismo de este religioso, impreso en la compilación Rituale, seu manuale peruanum (1607), era conocido por los jesuitas, a pesar de lo cual no es registrado con claridad en los inventarios. Por lo demás, desde las primeras décadas del siglo XVII, algunos misioneros de la Compañía de Jesús, como Alonso d’Aragona y Roque González de Santa Cruz, fueron conocidos por su trabajo lingüístico, que permaneció manuscrito. La deriva más notoria de este aprendizaje idiomático inicial fue la obra que hizo famoso a Antonio Ruiz de Montoya, jesuita nacido en Lima y autor de tres textos básicos para la evangelización en guaraní: el Tesoro de la lengua guaraní, el Arte y bocabulario de la lengua guaraní y el Catecismo de la lengua guaraní. Todos ellos fueron impresos en Madrid, puesto que durante el siglo XVII ninguna imprenta funcionó en el territorio de la provincia jesuítica del Paraguay. No obstante, los misioneros establecieron una prensa tipográfica, de factura local, entre 1700 y 1727 en los pueblos de guaraníes. Gracias a ella, pudieron imprimir los libros de Serrano, Restivo y Yapuguay que se mencionan en la Tabla 1. Aunque mayormente centrada en los textos en lengua indígena, con esta imprenta también se produjeron textos en castellano relacionados con la realidad política y religiosa de la provincia del Paraguay11.

  • 12 Melià, Bartomeu, “El guaraní y sus transformaciones: guaraní indígena, guaraní criollo y guaraní je (...)
  • 13 Melià, Bartomeu, La Lengua Guaraní en el Paraguay colonial, Asunción, CEPAG, 2003.
  • 14 Burke, Peter, “Cultures of translation in early modern Europe”, en Burke, Peter, Cultural Translati (...)

6La intervención que los jesuitas realizaron sobre la lengua guaraní ha sido estudiada especialmente por Bartomeu Melià. Este investigador enfatiza que los misioneros dieron lugar a una nueva lengua al estabilizar una variedad como hegemónica, a contramano de la amplia heterogeneidad dialectal existente en el habla cotidiana12. A su vez, los jesuitas construyeron una lengua específicamente cristiana, que desde luego antes no existía como tal13. La cristianización de la lengua implicó la posibilidad de crear mensajes anteriormente inexistentes a través del uso de neologismos, hispanismos y de modificaciones semánticas por el uso de conceptos por analogía. La búsqueda de equivalentes locales para los conceptos europeos (como el uso de Tupã para referir a Dios) es una manifestación clara de esta última situación. Es precisamente en este plano de la lengua y de la traducción que se ubica el proceso más complejo de interacción cultural14, interacción que por lo demás no debería llevar a desconocer la evidente dimensión de colonialidad tras la cristianización de la lengua.

  • 15 Neumann, Eduardo, Letra de Índios. Cultura escrita, comunicação e memória indígena nas Reduções do (...)
  • 16 Neumann, Eduardo, Letra de Índios. Cultura escrita, comunicação e memória indígena nas Reduções do (...)

7A pesar de lo que indicaban las leyes de la Corona hispánica, los jesuitas no implementaron una verdadera enseñanza de la lengua castellana en las misiones de guaraníes. Es posible que esto haya sido una característica de todas las misiones “periféricas” americanas. La educación en las reducciones del Paraná y el Uruguay se realizó, fundamentalmente, en guaraní y esto determinó que una parte de la élite indígena adquiriese una práctica aceitada de lectura y escritura15. Es probable que la alfabetización de los guaraníes haya sido mayor que la de otras poblaciones indígenas americanas. Asimismo, como lo ha demostrado Eduardo Neumann, los guaraníes se apropiaron de manera autónoma de la práctica de escritura aprendida. Esto quedó especialmente claro a partir del uso estratégico que de la misma hicieron, por ejemplo, en la Guerra Guaranítica16. Para este artículo, el aspecto relevante de la educación jesuítica en las misiones es que estableció la condición de posibilidad para el uso y apropiación estrictamente indígenas de la cultura textual de la provincia del Paraguay.

  • 17 Francisco Bruno de Zavala, “Remite los diccionarios y artes de lengua guaraní”, Buenos Aires, Archi (...)
  • 18 Benito Moya, Silvano G. A., “Bibliotecas y libros en la cultura universitaria de Córdoba durante lo (...)

8Aunque existen muchas investigaciones acerca de los textos producidos por misioneros en América, los inventarios de libros no se han utilizado en gran medida para profundizar en el conocimiento de las culturas textuales misionales. El objetivo básico de la administración monárquica para la realización de estos listados era reutilizar o comercializar los bienes jesuíticos. No obstante, para los libros en lenguas indígenas es posible que se haya previsto un destino especial, al menos en el Río de la Plata y el Paraguay. En noviembre de 1771 Juan José de Vértiz, gobernador de Buenos Aires, exigió que de Córdoba se le enviase un inventario de los libros jesuíticos, poniendo especial cuidado en la anotación de los diccionarios y gramáticas en lenguas indígenas. En el mismo sentido, existe un registro de febrero de 1772 que indica la remisión de más de doscientos libros en guaraní a Vértiz desde algunas reducciones17. Según Benito Moya, esta política podría obedecer tanto a las necesidades lingüísticas de los nuevos doctrineros como al control ideológico de los textos jesuíticos18. La realización de los inventarios fue una tarea de la que participaron tanto los jesuitas como miembros de otras órdenes religiosas o del clero secular. En las misiones de guaraníes, los integrantes de la Compañía de Jesús fueron los encargados de estos documentos, mientras que por lo general no sucedió lo mismo en otros espacios del Paraguay jesuítico.

  • 19 En esta tabla se listan los documentos referentes a las reducciones de guaraníes. La cantidad de le (...)

9Se conservan ejemplares manuscritos de los inventarios de las reducciones de guaraníes en el Archivo General de la Nación de Buenos Aires y en el Archivo Nacional de Chile en Santiago (véase la Tabla 219). Es común que exista más de un inventario por cada espacio. Para algunas reducciones, existen inventarios de libros especiales (hemos identificado diez para nueve reducciones) confeccionados probablemente en la década de 1770 y que enlistan, exclusivamente, autores jesuitas (ver también Tabla 2). La información de “catálogo” de estos últimos inventarios es sensiblemente superior a la de los realizados inmediatamente después de la expulsión. En cualquiera de los casos, los inventarios refieren a la realidad bibliográfica de las reducciones a fines de la década de 1760 y posteriormente. En este sentido, los inventarios de bienes generales (indicados en la Tabla 2) fueron en su totalidad elaborados entre 1768 y 1778, en este último caso sobre la base de los documentos originales, redactados por los jesuitas. Aportan información fiel sobre el estado bibliográfica tal y como existía en el instante final de presencia de la Compañía de Jesús. Desde luego, esto no significa que las bibliotecas de 1768 puedan reflejar la cultura letrada jesuítica del conjunto de los siglos XVII y XVIII: a lo largo de ese período, las pérdidas y desapariciones de libros deben haber sido innumerables.

  • 20 Brabo, Francisco Javier (ed.), Inventarios de los pueblos de misiones, Madrid, Imprenta y Estereoti (...)
  • 21 Existe una edición del inventario de libros de Asunción, así como también de un catálogo de la bibl (...)

10El conjunto de los inventarios de las reducciones del Paraguay (y también de Moxos)20 ha sido editado parcialmente por Francisco Javier Brabo en 187221. A pesar de la utilidad de esta edición, para un estudio como el postulado aquí resulta parcialmente incompleta y contiene algunos errores. Brabo no incluyó la totalidad de los libros en guaraní presentes en cinco reducciones: San Borja, Concepción, San Miguel, Corpus, San Ignacio Guazú. Asimismo, para cinco reducciones Brabo no indicó existencia de libros en guaraní o lo hizo con expresiones generales (como “varios” o “algunos ejemplares”) a pesar de que los inventarios refieren con precisión cuáles son estos libros; así sucede en Santos Apóstoles, San Carlos, San José, Santos Mártires y Yapeyú. Por último, para el pueblo de Trinidad Brabo incorpora en su transcripción textos que no se encuentran en los inventarios que hemos hallado. Además de estas imprecisiones, existen problemas complementarios. En primer lugar, Brabo no utilizó los inventarios específicamente de libros jesuíticos y, sobre todo, no halló el inventario completo de la librería central de Candelaria, que permite conocer en detalle libros que en otros inventarios solo son mencionados por cantidades. En segundo lugar, tampoco utilizó la remisión de libros en guaraní a Vértiz anteriormente mencionada.

  • 22 Furlong, Guillermo, “Las bibliotecas jesuíticas en las reducciones del Paraguay y del Chaco”, Estud (...)
  • 23 Gutiérrez, Ramón, “Las bibliotecas de las misiones jesuíticas. Consideraciones sobre la de Candelar (...)
  • 24 Obermeier, Franz, “Die Inventare der Jesuitenreduktionen bei der Vertreibung des Ordens aus dem La- (...)

11Por lo demás, los trabajos de Furlong que aludieron a los libros de las reducciones de guaraníes22 se basaron mayoritariamente en la transcripción de Brabo. Más recientemente, Gutiérrez y, posteriormente, Vega realizaron comentarios más completos sobre la biblioteca de Candelaria23. El único investigador que ha realizado un trabajo analítico – similar al propuesto aquí – sobre la base de una gran cantidad de inventarios es Franz Obermeier, quien sólo pudo consultar la transcripción de Brabo (y algunos otros documentos editados o digitalizados)24. Este autor está especialmente interesado en la problemática de la imprenta de las reducciones, que no es el objeto central de nuestro trabajo. De cualquier modo, como se verá, la información aquí utilizada puede verificar varias de las hipótesis de Obermeier.

12Debe mantenerse cautela con respecto a los alcances analíticos de la información que provee un inventario. La información relativa a títulos de libros y autores no es siempre precisa, y dos inventarios distintos de una misma institución pueden contradecirse entre sí. No existe una única manera de resolver esta problemática, y aquí hemos optado por una solución caso por caso. No siempre resulta posible enlazar el objeto inventariado con los títulos de los libros en guaraní. Por ejemplo, el inventario de Candelaria alude a la existencia de un “Tesoro y Arte de Lengua guaraní” atribuido a Ruiz de Montoya; también menciona un “Arte de Lengua guaraní” sin atribución autoral. En el primer caso, ¿se trata tal vez de una encuadernación conjunta del Tesoro de la lengua guaraní (1639) y del Arte, y bocabulario (1640)? Aunque es probable que así sea, no existe forma de asegurarlo. Por su parte, ¿el segundo libro refiere al Arte, y bocabulario de Montoya (1640) o al Arte de la lengua guaraní de Restivo (1724)? Sería arriesgado realizar afirmaciones concluyentes respecto de estas referencias y hemos creído que la mejor alternativa, en caso de que no se pueda resolver la atribución caso por caso, es sostener la duda. Por otro lado, una mayor cantidad de libros en guaraní en una determinada reducción puede obedecer a la existencia de una mayor cantidad de inventarios (que registran libros distintos) y no, necesariamente, a la realidad histórica de la conformación de las bibliotecas jesuíticas. Hecha estas precisiones sobre el corpus documental, resulta ahora sí posible efectuar el análisis de las fuentes en función de las preguntas que guían este artículo y a partir de la contabilización plasmada en la Tabla 3.

Entre impresos y manuscritos

  • 25 Chartier, Roger, Libros, lecturas y lectores en la Edad Moderna, Madrid, Alianza, 1994, p. 20‑33.
  • 26 Bouza, Fernando, Corre manuscrito. Una historia cultural del Siglo de Oro, Madrid, Marcial Pons His (...)

Los inventarios informan sobre libros – ”códices” en el sentido definido por Chartier25, es decir, escritos organizados en cuadernillos y, generalmente, encuadernados –; casi nunca aluden a pliegos y papeles sueltos. Ahora bien, dentro de estos códices parece magnificarse la importancia de la producción impresa con respecto a la manuscrita. Como consecuencia, los impresos en guaraní representan una abrumadora mayoría en comparación con los manuscritos en o de este idioma (Gráfico 1). De modo que resulta necesaria una primera prevención sobre las conclusiones de este artículo: forzosamente, estas referirán en lo fundamental a los libros impresos y no, necesariamente, a la producción manuscrita, que podemos conocer mejor explorando las bibliotecas y archivos actuales que los inventarios del pasado. A pesar de esto, es necesario aclarar que la producción impresa no implicó, necesariamente, una “revolución” en la historia del libro y la lectura. Al contrario: durante la temprana modernidad, la producción y circulación de manuscritos siguió teniendo un rol muy relevante26. Esta idea, aplicable al universo occidental temprano-moderno en su conjunto, cobra una mayor relevancia en los espacios de misión católica (como los márgenes de la monarquía hispánica), puesto que la posibilidad de acceder a imprentas en estos territorios era más bien escasa.

Gráfico 1 – Volúmenes de libros en guaraní en la provincia del Paraguay por tipo de producción.

Gráfico 1 – Volúmenes de libros en guaraní en la provincia del Paraguay por tipo de producción.
  • 27 Telesca, Ignacio, “«Como dolor de Tripas». El colegio de Asunción del Paraguay entre las revueltas (...)
  • 28 En otros colegios, fuera del mencionado de Asunción, existían unos diez manuscritos.
  • 29 Furlong, Guillermo, Misiones y sus pueblos de guaraníes, Buenos Aires, 1962, p. 568‑569. Otra fuent (...)
  • 30 Furlong, Guillermo, Misiones y sus pueblos de guaraníes, Buenos Aires, 1962, p. 589.
  • 31 Krüger, René, “La imprenta misionera jesuítico-guaraní y el primer libro rioplatense, Martirologio (...)

13Los inventarios refieren a manuscritos de sermones, “aprovechar el tiempo”, la “buena muerte”, copias manuscritas de impresos – o tal vez versiones previas de los mismos – y muchos textos lingüísticos, sin autor o atribuidos a Blas Pretovio o Alonso d’Aragona. En toda la provincia se alude a noventa manuscritos; sesenta y cinco de estos se encontraban en las reducciones de guaraníes y quince en el colegio de Asunción27. A manera de ejemplo, en la reducción de Santa Rosa existía un manuscrito titulado Arte guaraní y atribuido a “García”, a quien no hemos podido identificar28. Por otro lado, los inventarios no incluyen referencias a libros presuntamente editados en la imprenta de las reducciones en guaraní de los cuales no conocemos ejemplares en la actualidad. Es claro que los jesuitas efectivamente tradujeron a este idioma la compilación hagiográfica Flos Sanctorum de Pedro de Ribadeneyra, puesto que se conserva la licencia del virrey del Perú para que esta fuera impresa29. En esta misma autorización se acepta la impresión de De la diferencia entre lo temporal y lo eterno de Juan Eusebio Nieremberg en guaraní, efectivamente impreso (con 43 grabados) en 1705. A pesar de esto, en ningún inventario se alude a algún ejemplar de este libro en guaraní. La existencia de ejemplares de este libro de los que no se aclara idioma no es una prueba de la impresión, puesto que estos listados son particularmente exhaustivos al aclarar las lenguas indígenas de los textos. Esto puede arrojar dudas sobre si este libro pudo finalmente imprimirse, aunque esto no es algo que pueda afirmarse con seguridad. El hecho de haber impreso un libro tan complejo (y seguramente caro) como la traducción de Nieremberg en 1705 podría tal vez constituir una explicación al respecto. Después de 1705, debieron pasar ocho años hasta que la imprenta misional volviera a utilizarse. Hasta ahora, los inventarios tampoco prueban la existencia de los “pequeños tratados en lengua española y guaraní” presuntamente escritos por José Serrano y referidos por Antón Sepp30. Estos tratados no son mencionados en ninguna otra fuente. De todos modos, debe mantenerse la cautela, puesto que es posible que eventualmente puedan descubrirse ejemplares perdidos de estos libros. Algo parecido sucedió hace un tiempo con el hallazgo del Martirologio romano de Loreto, el primer impreso de la imprenta de las reducciones identificado por Ernesto Maeder31. No obstante, debe destacarse que en los inventarios existen alusiones a este texto, a diferencia de lo que sucede con los libros anteriormente mencionados.

  • 32 Medina, José Toribio, Historia de la imprenta en los antiguos dominios españoles de América y Ocean (...)

14En suma, la producción manuscrita en lenguas indígenas cumplió un rol fundamental en la evangelización americana. Aunque sólo limitadamente, los inventarios permiten demostrar que esos mismos manuscritos circulaban ampliamente, y no sólo al interior de las reducciones de guaraníes. Los silencios de estos documentos relativos a libros presuntamente impresos guardan una relación con esta circulación manuscrita: en los márgenes de la monarquía hispánica, el acceso a la imprenta no era automático. Así lo reconocía el historiador Francisco Xarque a fines del siglo XVII, para quien a través de amanuenses indígenas “suplen los misioneros la falta que hay de imprenta alguna en toda aquella provincia”32. Estos son, pues, rasgos característicos de la cultura textual del Paraguay jesuítico y de la dimensión bibliográfica aquí analizada. Por las razones que se han indicado, sin embargo, los inventarios no son la mejor herramienta para estudiar algunos de estos rasgos. En cambio, sí pueden servir para analizar en profundidad la organización y clasificación y la importancia relativa de cada uno de los libros impresos en guaraní.

La organización y clasificación de los libros en guaraní

  • 33 “Instancia del administrador general (...) se agreguen los inventarios obrados en el pueblo de Cand (...)

15Dentro de la provincia jesuítica del Paraguay, la gran mayoría de los libros en guaraní (90%) estaban concentrados, por razones obvias, en las reducciones del Paraná y el Uruguay. Desde este punto de vista, la reducción más importante era, sin ninguna duda, Candelaria. Candelaria era un verdadero polo bibliográfico: concentraba cuatro de cada diez libros de las reducciones. Si contabilizamos solo los textos en guaraní, esta proporción aumenta a siete de cada diez. Es decir, en Candelaria existían más del doble de libros en guaraní que en las restantes reducciones del territorio: 1053 contra 484 (Gráfico 2). No obstante, este guarismo oculta un detalle: de los 1053 libros de Candelaria, 780 correspondían a volúmenes del Ara Poru aguĭyey haba (Buen uso del tiempo) de José Insaurralde33. Se trata de un libro íntegramente en guaraní, impreso en dos volúmenes en Madrid en 1759 y 1760. Dado el rol que tuvo el procurador del Paraguay jesuítico en España, Juan de Escandón, en la impresión de este libro (figura nada más y nada menos que como uno de los encargados de la censura), es altamente probable que estos volúmenes hayan arribado al territorio americano en el viaje ultramarino de regreso de este misionero, en junio de 1764. La enorme mayoría de la tirada del libro, que debe haber ingresado a Buenos Aires en su totalidad, pasó a conservarse en Candelaria. Probablemente los jesuitas no hayan tenido tiempo suficiente para distribuirlo entre diversas instituciones, puesto que al poco tiempo se produjo la expulsión. Desde luego, algunos ejemplares parecen haberse diseminado en algunos colegios y reducciones, pero el 94% de los libros totales identificados se encontraban en Candelaria.

Gráfico 2 – Comparación de la cantidad de libros en guaraní entre Candelaria y las 27 restantes reducciones de guaraníes para las que se han encontrado datos.

Gráfico 2 – Comparación de la cantidad de libros en guaraní entre Candelaria y las 27 restantes reducciones de guaraníes para las que se han encontrado datos.
  • 34 Gutiérrez, Ramón, “Las bibliotecas de las misiones jesuíticas. Consideraciones sobre la de Candelar (...)
  • 35 Estos libros no se detallan, pero debido a la referencia al idioma, el conjunto de sesenta volúmene (...)
  • 36 “Índice Histórico del Archivo Grande” (1748), Buenos Aires, AGN, Sala IX, 07-01-04, f. 77.

16Una veintena de reducciones carecía de ejemplares del Ara Poru aguĭyey haba y desde luego Candelaria no tenía necesidad de tantos libros. Por tanto, el guarismo resulta revelador del rol que probablemente cumplía este pueblo en tanto que repositorio central de libros de las reducciones. Gutiérrez sugirió que en este espacio podía funcionar un “servicio general” bibliográfico para el conjunto de las reducciones34. Esto no es así únicamente como consecuencia de los ejemplares de Insaurralde; en la librería central de Candelaria se conservaban también al menos sesenta ejemplares de libros en guaraní impresos en las reducciones35, los cuales sí estaban ampliamente distribuidos en las restantes reducciones. Estos sesenta libros no fueron impresos en Candelaria, de modo que fueron trasladados hasta la capital de las misiones, seguramente para conservarse allí en el caso de que fuesen requeridos en un momento futuro. Complementariamente, la función de repositorio central de Candelaria queda confirmada por la existencia en el pueblo del “archivo grande”, en que se conservaban documentos institucionales relativos a todas las misiones de guaraníes. En 1748, una gaveta entera de este archivo contenía “gramáticas y vocabularios” en lengua guaraní: estos textos “[s]on de varios Padres y el Vocabulario del Venerable Padre Antonio Ruiz es de su mano, se han puesto para que no se pierdan estas memorias y sirvan un día a los Sucesores”36. De algún modo, podría considerarse que Candelaria constituía el nodo central de la cultura textual misional; la mayor “ciudad letrada” en un espacio de reducciones letradas.

  • 37 San Nicolás fue un foco cultural importante en la producción de manuscritos en guaraní. Véase Melià (...)

17El Gráfico 3 indica la distribución de libros en guaraní en las reducciones fuera de Candelaria. San Ignacio Guazú, Santos Mártires, Nuestra Señora de Fe, San Cosme y Damián y San Nicolás son los pueblos con una mayor cantidad de libros en este idioma. Ahora bien, es necesario mantener la cautela a la hora de interpretar estos datos. De algunos pueblos hemos podido recabar una mayor cantidad de inventarios y referencias que eleva el número de libros en lengua guaraní. Por ejemplo, el inventario de libros elaborado después de la expulsión para el pueblo de San Nicolás no desglosa ningún título de los mismos; sin embargo, un documento marginal, la nota de envío de textos en guaraní a Vértiz de 1772 ya mencionada, convierte a esta reducción en una de las mayores poseedoras de libros, pues indica que de ella se enviaron 29 volúmenes37. Del mismo modo, la disparidad de datos entre inventarios distintos obliga a desconfiar de que los listados reflejen la realidad empírica de las bibliotecas misionales: aunque el número total pueda darnos una idea de la acumulación de libros en guaraní en el espacio misional, efectuar un contraste y comparación de cantidades entre reducciones es algo que requeriría datos más certeros y seguros. En este sentido, se hace también necesario advertir que no hemos podido obtener datos para los pueblos de La Cruz y Santa Ana. Asimismo, aunque hallamos el inventario del pueblo de Jesús, en este no se registra ningún libro en guaraní.

Gráfico 3 – Volúmenes de libros en guaraní en las reducciones del Paraná y el Uruguay. La reducción de Candelaria (Paraná) se excluye por razones de visualización.

Gráfico 3 – Volúmenes de libros en guaraní en las reducciones del Paraná y el Uruguay. La reducción de Candelaria (Paraná) se excluye por razones de visualización.
  • 38 Benito Moya, Silvano G. A., “Bibliotecas y libros en la cultura universitaria de Córdoba durante lo (...)
  • 39 Romano, Antonella, “La experiencia de la misión y el mapa europeo de los saberes sobre el mundo en (...)

18Por lo que refiere a la clasificación de los libros, la Compañía de Jesús elaboró, desde el siglo XVI, un esquema para la organización de las bibliotecas. De hecho, las primeras disposiciones institucionales respecto de la conformación de repositorios de libros se encuentran en las Constituciones redactadas por Ignacio de Loyola. En los siglos XVI y XVII, varios jesuitas escribieron libros que funcionaban como guías bibliográficas para la organización de bibliotecas. De este modo, se constituyó un “systema bibliotheae” más o menos homogéneo y aplicado a las muchas “librerías” fundadas por los jesuitas a lo largo de las cuatro partes del mundo38. La organización y clasificación de los libros traduce, en el plano de las bibliotecas (es decir, de la organización de los conocimientos), una determinada concepción del mundo y del saber. Clasificar libros implica revelar dicha concepción. Los misioneros aplicaron clasificaciones en la organización de los inventarios, incluso aunque aún no pueda afirmarse con seguridad que el ordenamiento presente en los documentos tradujera fielmente la ubicación física de los libros en las reducciones. Ahora bien, como es evidente, la organización del conocimiento propuesta por las guías bibliográficas con que contaban los jesuitas estaba, en principio, anclada en los saberes europeos y carecía de un lugar específico o central para el saber lingüístico, geográfico o natural relacionado con América39.

  • 40 Telesca, Ignacio, “«Como dolor de Tripas». El colegio de Asunción del Paraguay entre las revueltas (...)

19La arquitectura del conocimiento utilizada para organizar las bibliotecas de las reducciones de guaraníes debió necesariamente sufrir algunas modificaciones. Muchas bibliotecas (pero no todas) solían organizarse de manera temática, repitiendo para ello los mismos tópicos clasificatorios: bíblicos, espirituales, predicadores, moralistas, historiadores, vidas (de santos), gramáticos, etc. Ahora bien, ¿bajo qué rótulo aparecen registrados los libros en lengua guaraní? Dejando a un lado aquellas reducciones que contaban con una organización alfabética o por formato de los textos, algunos pueblos distribuyeron a los libros en guaraní en las secciones temáticas, independientemente del idioma. Los temas en que aparecen distribuidos estos libros son: predicadores (sermones), espirituales (o ascéticos), catequísticos e, incluso, vidas. En otras reducciones, los libros en guaraní se ubicaban en categorías denominadas “varios” o “misceláneos” o bien aparecen enlistados en el final del inventario, sin el rótulo de una categoría específica. Por último, en algunas reducciones existía una categoría puntual y específica de la lengua guaraní. Además, este último criterio es el que parece haberse seguido en la importante biblioteca del colegio de Asunción, de la cual conocemos la distribución de libros por estantes. En esta institución, en efecto, existían tres estantes enteramente dedicados a la lingüística indígena: aunque se ubican a continuación de los espacios de gramática de otras lenguas (como el latín), estos estantes son exclusivos de las lenguas americanas40.

  • 41 Daher, Andrea, “De los intérpretes a los especialistas: el uso de las lenguas generales de América (...)

20Como puede observarse, las distintas reducciones aplicaron formas bastante diferentes de organizar los libros en guaraní. La ubicación de libros en temas independientemente del idioma parece haber sido una opción minoritaria, pues sólo figura en unas pocas reducciones. Las otras dos opciones, que implican otorgar un carácter específico al conjunto de libros en guaraní, estuvieron extendidas en más pueblos. En este sentido, la lengua guaraní parece haber representado, para los jesuitas, una ruptura respecto de la arquitectura del conocimiento que se importaba de Europa, de modo que estos debieron recurrir a una categoría “atrapa-todo” (como “misceláneos”) o bien a la creación de un rótulo ex nihilo y específico para estos libros. De esto se deduce una cierta resistencia a incorporar los libros en lengua guaraní dentro de sus correspondencias temáticas. La irreductible especificidad de los libros en guaraní parece consecuencia del hecho de que este idioma conformaba un “saber de la conversión”: explícita o implícitamente, todos los libros en guaraní cumplían funciones relacionadas con la evangelización, independientemente de su género o su tema41. Asimismo, esta clasificación puede resultar reveladora del uso de los libros: al menos para los jesuitas, es probable que los distintos tipos de libros en guaraní (sermonarios, catecismos, vocabularios, artes, etc.) tuviesen una utilidad más o menos similar, fundamentalmente relacionada con las prácticas de la evangelización.

  • 42 Vega, Fabián R., “Los saberes misionales en los márgenes de la monarquía hispánica: los libros de l (...)
  • 43 Sobre este libro véase Palomera Serreinat, Lluís, Un ritual bilingüe en las reducciones del Paragua (...)

21La ubicación física de los libros es un problema también derivado de la organización y administración de las bibliotecas. Este asunto ha sido analizado con relación al inventario de Candelaria, que es el que ofrece una mayor cantidad de información a este respecto42. En principio los libros podían ubicarse en la “librería central” de la institución o bien en los aposentos de los distintos jesuitas. Este esquema es aplicable a la mayoría de los colegios; sin embargo, en las reducciones sólo parece haber existido en el pueblo de Candelaria, probablemente como consecuencia de la gran cantidad de libros que allí existía. La enorme mayoría de los libros en guaraní de este pueblo estaban concentrados en la librería central, pero también había algunos en el archivo y en los aposentos particulares (del sacerdote encargado del pueblo, del jesuita compañero y del superior de misiones). Es especialmente relevante el hecho de que casi la totalidad de los libros ubicados en el aposento del padre compañero eran libros en lenguas indígenas. Esto probablemente se debiera al trato cotidiano de este individuo con la población indígena. Por otro lado, y trasladándonos ahora al conjunto de las reducciones, resulta relevante destacar que un libro muy específico podía ubicarse fuera de las librerías o los aposentos: el Manuale ad usum Patrum Societatis Iesu. Este libro podía conservarse, a veces junto a otros manuales o rituales en latín y castellano, en la iglesia o en la sacristía. Es indudable que esto es consecuencia de la utilidad específica de este texto para el ritual, la liturgia y la administración sacramental43.

  • 44 Garone Gravier, Marina, “Cultura impresa colonial en lenguas indígenas: una visión histórica y regi (...)
  • 45 Chartier, Roger, Libros, lecturas y lectores en la Edad Moderna, Madrid, Alianza, 1994, p. 62‑71.

22La organización de los libros en una biblioteca incorpora también una dimensión de descripción. Resulta así posible analizar las atribuciones autorales a que son sometidos los libros en guaraní, especialmente los del cacique Nicolás Yapuguay. La autoría indígena de libros impresos en la América colonial es una peculiaridad del espacio aquí estudiado44. Por supuesto, es necesario aclarar que la idea de una autoría única, asociada a la unicidad estilística y al genio literario original, es una creación histórica que puede fecharse con cierta precisión y que no existe en el período y el espacio aquí estudiado45. No obstante, esto no significa que no podamos analizar qué autor se privilegia en situaciones de evidente autoría múltiple. En la década de 1720, la imprenta de las reducciones produjo dos libros mayoritariamente en guaraní: la Explicación de el catechismo en lengua guaraní (1724) y Sermones y exemplos en lengua guaraní (1727). Ambos fueron escritos por el cacique Nicolás Yapuguay con “dirección” de Pablo Restivo, cuyo nombre sólo figura en el primero de estos libros. Sin embargo, en las reducciones la atribución a Nicolás Yapuguay, el “principal” autor de acuerdo a la portada de los libros, sólo se produce en tres ocasiones, dos de ellas en el mismo pueblo (Yapeyú). En seis ocasiones no se aclara ninguno de los autores de los libros, mientras que en trece ocasiones los libros son atribuidos exclusivamente al jesuita Restivo. Esto revela que los misioneros que realizaron los inventarios no catalogaron en función de la información presente en los ejemplares físicos de los libros, sino de sus saberes previos y su memoria. Dentro de estas concepciones, parece claro que Nicolás Yapuguay no podía ser entendido como un “autor”. Si sumamos esto a las innumerables referencias de los misioneros – con algunas excepciones como Peramás, que escribe luego de la expulsión – a la falta de creatividad entre los guaraníes, podría arribarse a una concepción jesuítica que negaba al indígena como posible “autor” de un objeto cultural.

23En definitiva, por lo menos por lo que concierne a la producción textual en guaraní, es perceptible una adaptación de la organización de las bibliotecas de las reducciones (y de Asunción) a la realidad lingüística local en que se establecieron. Así, el “mapa europeo de los saberes” (según la expresión de Antonella Romano), que nutre la estructura organizativa y clasificatoria de los textos jesuíticos de biblioteconomía del siglo XVI y XVII, debió ser modificado para incluir los cuerpos textuales en guaraní irreductibles a las categorías heredadas. La inclusión de libros en guaraní en taxonomías específicas o incómodas revela, así, la percepción por parte de los jesuitas del Paraguay de una cierta insuficiencia en la clasificación del saber en que se habían formado. No obstante, el surgimiento de una categoría bibliográfica específica como “Lengua guaraní” – enlazada al uso puntual de textos para la evangelización – o el aprovechamiento de categorías misceláneas para radicar la peculiaridad guaraní parecen no haber implicado, al menos automáticamente, el reconocimiento de la capacidad creadora de los indígenas.

El guaraní impreso en la cultura textual misional

  • 46 Garone Gravier, Marina, “Cultura impresa colonial en lenguas indígenas: una visión histórica y regi (...)

24Marina Garone distingue, desde el punto de vista de la producción impresa, dos espacios diferenciados en la América colonial: uno “nuclear”, que correspondería a Nueva España y a Perú, y otro “marginal”, el cual coincidiría con los restantes territorios de ocupación hispánica en que funcionaron imprentas46. Aunque quizás esta distinción sea demasiado tajante, es evidente que el desarrollo tipográfico fue sensiblemente desigual a lo largo de América. Mientras que en el Paraguay y el Río de la Plata funcionaron sólo dos imprentas antes de la expulsión de los jesuitas, en Nueva España existían más de cincuenta hacia 1700. A pesar de esto, una singularidad del espacio de habla guaraní es que aquí funcionó una imprenta en el marco mismo de la experiencia misional, una experiencia quizás sólo comparable a la imprenta que los jesuitas establecieron en Juli. Además, de ninguna otra imprenta americana, fuera de la de las reducciones jesuíticas, salieron libros atribuidos autoralmente a un escritor indígena. Estas peculiaridades del espacio jesuítico-guaraní, sumadas a la posibilidad de recurrir a las prensas madrileñas en dos ocasiones históricas diferentes, representan una marcada diferencia con respecto a otros espacios misionales de lo que Garone denomina “América marginal”.

  • 47 Mathes, Michael, “Oasis culturales en la antigua California: las bibliotecas de las misiones de Baj (...)
  • 48 Romero, Catalina Romero, “Tres bibliotecas jesuitas en pueblos de misión: Buenavista, Paila y Santa (...)

25Al interior de las bibliotecas de las reducciones del Paraná y el Uruguay, la proporción de libros en guaraní es de un 13 %, es decir, que más de uno de cada diez de los libros que existían en estas misiones era un libro en guaraní (Gráfico 4). Se trata de un hecho especialmente relevante si tenemos en cuenta la diferencia entre las tiradas de un libro en este idioma en comparación con otros textos. Como sabemos, una gran cantidad de los libros en guaraní de las reducciones estaba constituido por volúmenes del Ara Poru aguĭyey haba de José Insaurralde. Si excluyésemos este texto de la proporción, el resultado desciende a un 6 %. En las bibliotecas jesuíticas de la Baja California existía solo un 0,71 % de libros en lenguas indígenas (opata, náhuatl, kayta y michoacano o tarasco)47. A su vez, en los inventarios de tres pueblos de misión en Moxos – en la provincia jesuítica del Perú – para los que contamos con datos, se evidencia una proporción de 1,76 % de libros en lenguas indígenas (moxo, chiquitano y chiriguano)48. En estos dos casos, pues, la magnitud de textos en lenguas indígenas es mucho menor que en las reducciones del Paraná y el Uruguay. También resulta evidente el carácter sensiblemente más homogéneo de los textos lingüísticos en este último territorio, en el que prácticamente no existían libros de otras lenguas indígenas diferentes al guaraní.

  • 49 Se excluyen dos reducciones de las que se ignora la proporción de textos en guaraní.

Gráfico 4 – Proporción de libros en guaraní en el marco del total de volúmenes de las reducciones del Paraná y el Uruguay49.

Gráfico 4 – Proporción de libros en guaraní en el marco del total de volúmenes de las reducciones del Paraná y el Uruguay49.

26La adaptación lingüística de los misioneros católicos al contexto local, entre el siglo XVI y la mitad del XVIII, es una política a escala americana e, incluso, global. La proporción de libros en lengua guaraní dentro de las reducciones, por tanto, no constituye una excepción, sino una ejemplificación de la aplicación sumamente exitosa de esta política. Desde luego, dentro de América algunos espacios tuvieron mejores condiciones que otros para desarrollarse en el plano tipográfico y bibliográfico. Aunque requeriría una investigación específica, dos factores parecen relevantes a la hora de explicar la diferencia entre el espacio del Paraná y Uruguay con respecto a Moxos y la Baja California. Por un lado, la mayor antigüedad relativa del proyecto misional: la primera misión de guaraníes se estableció hacia 1609, mientras que los proyectos de Moxos y la Baja California se iniciaron respectivamente en 1675 y 1697. Por el otro, el acceso más fácil a la tecnología tipográfica: excepto uno, los libros en lengua moxa permanecieron en su totalidad en formato manuscrito, mientras que tampoco se imprimieron textos en las principales lenguas indígenas de la Baja California (pericú, guaicura y cochimí).

27Como se ha indicado a lo largo de este trabajo, los libros en guaraní que forman parte de las distintas bibliotecas jesuíticas del Paraguay son: el Arte de grammatica de Anchieta; el Tesoro, el Arte, y bocabulario y el Catecismo, todos ellos de Ruiz de Montoya; la Diferencia entre lo temporal y lo eterno de Nieremberg traducido por José Serrano; el Manuale ad usum, el Vocabulario y el Arte, todos ellos escritos por Restivo; la Explicación y los Sermones y exemplos, escritos por Nicolás Yapuguay bajo la supervisión de Restivo; el Ara Poru de José de Insaurralde (ver Tabla 1); y, por último, una serie de manuscritos entre los que hemos podido identificar con precisión sólo algunos. Sin desconocer la coextensividad entre distintos tipos de textos y los fines religiosos de todos ellos, una clasificación temática puede ser útil para explorar este corpus. Así, aquí hablamos de textos didácticos-doctrinales en oposición a textos meramente lingüísticos.

28En el Gráfico 5 se utiliza esta clasificación en dos polos para contrastar las cantidades de libros de cada tipo que hemos podido identificar a lo largo de las bibliotecas del Paraguay jesuítico (no sólo de las reducciones) en función de los años de impresión. Debido a que seguramente la mayoría de los libros que se imprimieron en o sobre guaraní recalaron precisamente en este territorio, los datos aquí presentados se deben acercar bastante a la tirada real de cada uno de los títulos (véase en este sentido también los Gráficos 6 y 7, que proveen los detalles numéricos sobre los libros de Ruiz de Montoya y los textos en guaraní impresos en las reducciones). Durante el siglo XVII existió un claro predominio en la impresión de textos exclusivamente lingüísticos. En una segunda etapa, la correspondiente a la primera mitad del siglo XVIII y, por lo tanto, al período de funcionamiento de la imprenta misional, el balance entre los textos lingüísticos y los didácticos-doctrinales es un poco más equilibrado. La tercera etapa, correspondiente a la segunda mitad del siglo XVIII, incluye la impresión de una inaudita cantidad de ejemplares de un único libro de contenido didáctico-doctrinario. Debe destacarse que, con la excepción del catecismo de Ruiz de Montoya (bilingüe) y del Manuale ad usum Patrum Societatis Iesu de 1721 (integrado por fragmentos en castellano, latín y guaraní), todos los textos didácticos-doctrinarios están escritos íntegra o mayoritariamente en lengua guaraní. De modo que resulta perceptible, a partir de los inventarios, una tendencia evolutiva clara en la política lingüística jesuítica.

Gráfico 5 – Temas de los volúmenes identificados en los inventarios por año de edición.

Gráfico 5 – Temas de los volúmenes identificados en los inventarios por año de edición.
  • 50 Obermeier, Franz y Cerno, Leonardo, “Nuevos aportes de la lingüística para la investigación de docu (...)

29La evolución concierne tanto al tipo de los libros producidos como a los idiomas de los mismos. En este sentido, es notable un crecimiento progresivo en la impresión de textos didácticos-doctrinales y escritos íntegramente en guaraní. Los posibles usos de estos libros contribuyen a iluminar esta tendencia evolutiva. En efecto, a mediados del siglo XVII, resulta claro que los jesuitas imprimieron textos bilingües guaraní-español que sólo poseían utilidad para ellos mismos. Estos libros carecen de utilidad para la población indígena, o por lo menos para la población indígena no interesada en aprender la lengua española. De modo que los libros de lingüística serían utilizados exclusivamente por los jesuitas para instruirse en los aspectos básicos del idioma (en el caso de las gramáticas) o como obras de consulta y referencia (en el caso de los vocabularios). Esto no quiere decir que esta práctica de lectura y el énfasis en la producción de este tipo de textos sean privativas del siglo XVII: la impresión en las misiones del arte y el vocabulario de Pablo Restivo manifiestan la perduración (y la actualización) en la producción de este tipo de textos. Sin embargo, en el siglo XVIII asistimos a la impresión de textos escritos íntegramente en lengua guaraní y de contenido didáctico-doctrinal. Se trata de una mutación relevante, que también coincide con la aparición de una serie de manuscritos escritos íntegramente en la lengua indígena, a menudo de contenido no religioso desde fines del siglo XVII50. En este caso, estamos en presencia de dos posibles usos, claramente diferenciados, de estos textos.

  • 51 Furlong, Guillermo, Misiones y sus pueblos de guaraníes, Buenos Aires, 1962, p. 568.
  • 52 Medan, Diego, “La «Explicacion de el catechismo» de Nicolás Yapuguay (1724) a la luz del ejemplar d (...)
  • 53 Darnton, Robert, “Historia de la lectura”, en Burke, Peter (dir.), Formas de hacer Historia, Madrid (...)
  • 54 Saito, Akira, “Las misiones y la administración del documento: El caso de Mojos, siglos XVIII-XX”, (...)
  • 55 Gutiérrez, Ramón, “Las bibliotecas de las misiones jesuíticas. Consideraciones sobre la de Candelar (...)

30Por un lado, se trata de libros pasibles de ser utilizados por la población indígena; de hecho, es probable que la producción de los libros se haya pensado como parcialmente destinada a esta población. En efecto, el general Tirso de González en las cartas de fines del siglo XVII relativas a las traducciones al guaraní de Nieremberg y Ribadeneyra indicó que “parece muy útil para los indios que sabiendo leer se podrán aprovechar de estos libros”51. Unos pocos lectores guaraníes también produjeron marginalia en estos libros. Medan ha analizado las escrituras que ciertos lectores indígenas plasmaron en un ejemplar de la Explicación de el catechismo de Yapuguay a principios del siglo XIX52. Se trata de notas por lo general aclaratorias acerca del sentido de determinadas oraciones del texto religioso. Los ejemplares conocidos que poseen este tipo de marcas son muy escasos; en el caso de que se puedan encontrar más, podría conocerse con mayor profundidad la experiencia activa de los lectores corrientes53. De todos modos, la aplicación de marginalia a los libros es una forma peculiar de un proceso general, la apropiación indígena de los materiales textuales que parece haber tenido lugar con posterioridad a la expulsión de los jesuitas. Efectivamente, este fue un fenómeno generalizado en espacios como Moxos, en donde los indígenas se adueñaron de libros, partituras y otros materiales textuales54. En el caso de las reducciones de guaraníes, si bien hasta ahora contamos con menos información, sabemos que una gran cantidad de ejemplares en mal estado del Ara Poru aguĭyey haba conservados en Candelaria fueron entregados a indígenas que habían realizado trabajos de albañilería en la residencia de los sacerdotes55.

  • 56 Neumann, Eduardo, Letra de Índios. Cultura escrita, comunicação e memória indígena nas Reduções do (...)
  • 57 Neumann, Eduardo, Letra de Índios. Cultura escrita, comunicação e memória indígena nas Reduções do (...)
  • 58 Obermeier, Franz, “Los géneros didácticos en la literatura jesuítica rioplatense”, Antiguos jesuita (...)
  • 59 Neumann, Eduardo, Letra de Índios. Cultura escrita, comunicação e memória indígena nas Reduções do (...)

31En este caso, como en otros, la falta de controles derivada de la expulsión de los jesuitas permite revelar prácticas que probablemente ya tenían lugar antes de 1768. En efecto, el dato más relevante para esta idea es la amplia relación que ya existía entre algunos guaraníes y la cultura escrita. Como lo ha indicado Neumann, distintos miembros de la élite indígena (como corregidores, mayordomos, secretarios, cabildantes, maestros de capilla y congregantes) tenían un acceso fluido a prácticas de lectura y escritura56. La relación entre estos guaraníes y las bibliotecas que existían en las residencias de los jesuitas queda clara a través de una orden del visitador y provincial Andrés de Rada de 1667, en que establecía que “los Indios” no leyesen libros de los aposentos si los jesuitas no estaban presentes57. Esta orden no sólo indica que eso podía ser una práctica común antes de 1667, sino que también confirma la existencia de una relación entre los guaraníes y los libros de las reducciones con posterioridad a esa fecha (aunque ciertamente bajo control). A su vez, resulta probable que los indígenas más estrechamente vinculados a la lectura de libros en guaraní hayan sido los miembros de las congregaciones, instituciones religiosas que agrupaban a los más devotos dentro de las reducciones58. De cualquier modo, no deja de existir la posibilidad de apropiaciones más amplias de los materiales escritos, por cuanto en esta época era común la delegación de la lectura, esto es, la práctica de una persona alfabetizada leyendo para audiencia analfabeta. En las misiones esto sucedía con variados materiales textuales59, pero resta todavía demostrar que se aplicase también a los libros aquí estudiados.

  • 60 Obermeier, Franz, “Los géneros didácticos en la literatura jesuítica rioplatense”, Antiguos jesuita (...)
  • 61 Aunque esta requiera desde un punto de vista lingüístico ser actualizada en las ediciones de Restiv (...)

32No obstante, este no es el único uso posible de los libros escritos íntegra o mayoritariamente en guaraní. Existe otro: un uso en función del aprendizaje lingüístico para los jesuitas60. Este es un aprendizaje sensiblemente diferente al indicado con anterioridad, centrado en los aspectos gramaticales del idioma o en el uso de textos como obras de referencia. Los libros escritos en su totalidad en lengua indígena ofrecen a los jesuitas una dimensión pragmática del idioma, enlazada a menudo a situaciones concretas y a giros específicos del lenguaje. De esta manera, obras como sermonarios en lengua guaraní permitirían a los misioneros desplegar una mayor habilidad en la elaboración de pláticas y sermones en esta lengua. Del mismo modo, textos catequísticos o espirituales (como el Ara Poru aguĭyey haba) podrían aportar a la práctica oralizada de evangelización. De todos modos, restaría todavía un análisis más profundo acerca de estos usos posibles. Lo relevante para este artículo es que se explica así la mutación que sufrió la producción bibliográfica en guaraní. En el siglo XVIII, y sobre todo a medida que este avanza, resulta claro que los miembros de la Compañía de Jesús ya manejan la dimensión más básica de la lengua guaraní61 y necesitan dominar aspectos mucho más complejos del idioma, aplicables a variadas situaciones de evangelización y no, únicamente, a la recitación ritualizada del catecismo. De igual manera, la devoción católica entre los propios indígenas también se vio fortalecida a medida que pasaba el tiempo desde el establecimiento inicial de estas reducciones: la aceitada relación entre estos y la cultura escrita, pues, podía ser estimulada a través de la lectura de libros que no existían en la centuria anterior.

Gráfico 6 – Cantidad total en la provincia del Paraguay de libros impresos de Antonio Ruiz de Montoya.

Gráfico 6 – Cantidad total en la provincia del Paraguay de libros impresos de Antonio Ruiz de Montoya.

Gráfico 7 – Cantidad total identificada en la provincia del Paraguay de libros en guaraní impresos en las reducciones (1705-1727).

Gráfico 7 – Cantidad total identificada en la provincia del Paraguay de libros en guaraní impresos en las reducciones (1705-1727).
  • 62 Obermeier, Franz, “Die Inventare der Jesuitenreduktionen bei der Vertreibung des Ordens aus dem La- (...)
  • 63 Por mencionar sólo algunos: González, Ricardo, “Textos e imágenes para la salvación: la edición mis (...)
  • 64 El libro se encuentra en proceso de estudio y traducción por parte de Capucine Boidin y Leonardo Ce (...)

33Los inventarios también posibilitan contrastar las cantidades de libros en función de los títulos y autores individuales. A partir de estos datos (Gráfico 8), tres ideas pueden ser deducidas. En primer lugar, existen dos autores muy poco representados en los inventarios: José de Anchieta y José Serrano (traductor de De la diferencia entre lo temporal y lo eterno). En segundo lugar, otros tres autores poseen una representación media: Ruiz de Montoya, Restivo y el cacique Yapuguay. Por último, un único autor goza de una representación mayoritaria, José Insaurralde: en efecto, 831 de los 1263 libros identificados con precisión corresponden a los volúmenes del Ara Poru aguĭyey haba de este autor. Ahora bien, las circunstancias más relevantes de las aquí consignadas son, por un lado, la aparentemente escasa cantidad de ejemplares de la Diferencia entre lo temporal y eterno de Nieremberg-Serrano y, por el otro, el elevado número de volúmenes de Ara Poru aguĭyey haba. La proporción escasa de Nieremberg-Serrano ya fue postulada por Obermeier62. Este libro es una edición lujosa in folio, que contiene 43 grabados de página completa probablemente realizados por artesanos guaraníes y que tal vez haya sido utilizado como propaganda de la labor jesuítica en las reducciones. Actualmente existen una gran cantidad de estudios dedicados a este texto63. En contraste con esto, del Ara Poru aguĭyey haba de Insaurralde sabemos muy poco, a pesar de lo cual aparece como un libro destinado a poseer una circulación muy amplia. Extrañamente, la impresión de este libro se llevó adelante sólo unos pocos años antes de que la Compañía de Jesús fuera expulsada de la monarquía hispánica, y en la imprenta de Joaquín Ibarra, impresor importante de la segunda mitad del siglo XVIII. Debido a la prácticamente nula investigación sobre este texto, es poco lo que aquí puede reponerse sobre el mismo. Baste pues únicamente destacar que se trata de un texto de temática espiritual o ascética, centrado en la preparación para una buena muerte y en el aprovechamiento cristiano del tiempo. En este sentido, el libro formaría así parte del corpus de textos espirituales que conocemos en lengua guaraní. Además, este libro parece contener una serie de referencias a “expectativas” y prácticas de lectura esperada entre los receptores indígenas del texto, que confirma la idea aquí planteada de una apropiación guaraní de los materiales textuales producidos en esta época64.

Gráfico 8 – Cantidad de volúmenes según autor.

Gráfico 8 – Cantidad de volúmenes según autor.

34Al contener información sobre cantidades que no pueden encontrarse en los libros mismos, los inventarios permiten una aproximación diferente a la producción textual en guaraní. Estos documentos dan cuenta de la importancia que poseía este idioma en la conformación de las bibliotecas de las reducciones, una importancia sumamente mayor a la que tenían las lenguas indígenas en otros conjuntos misionales americanos. En el mismo sentido, es posible observar que una proporción no desdeñable de los volúmenes que existían en las bibliotecas de las reducciones eran, precisamente, volúmenes en esta lengua indígena. Del mismo modo, los inventarios proveen información acerca de la constitución interna del corpus de textos en guaraní. En especial, permiten percibir que un libro muy poco conocido (Ara Poru aguĭyey haba) poseía una gran importancia en cuanto a tirada de impresión, mucho mayor que la de los textos en guaraní más estudiados. En este sentido, las fuentes aquí trabajadas dan cuenta de una sensible evolución al interior de la producción bibliográfica guaraní: el pasaje de la producción de textos bilingües y exclusivamente lingüísticos a la impresión (precedida por la producción manuscrita) de libros escritos íntegramente en lengua indígena, pasibles de ser utilizados por los sectores más alfabetizados de la élite como lectura espiritual o catequística o bien por los mismos misioneros para mejorar su aprendizaje lingüístico.

Conclusión

35A lo largo de este artículo, hemos estudiado un aspecto puntual de la cultura textual del Paraguay jesuítico: la relación entre la lengua guaraní y una tecnología específica de la información, la biblioteca. Esta relación se estableció en el contexto de las interacciones culturales (asimétricas) de la modernidad temprana, que implicaron la circulación y reapropiación de tecnologías del saber y de la escritura originarias de Europa. Con este problema en mente, hemos concluido que, dentro de la cultura textual peculiar que los jesuitas constituyeron en el Paraguay, la producción bibliográfica en guaraní constituyó uno de los componentes más importantes. Así, en el marco de la organización de los libros en las bibliotecas, es posible percibir el lugar asignado al guaraní en el mapa jesuítico de los saberes, quebrando la conformación tradicional de los mapas europeos y construyendo clasificaciones en que el idioma indígena ocupaba un lugar específico. A su vez, la importancia de una categoría disruptiva como la de “lengua guaraní” al interior de la biblioteca se revela en toda su magnitud al tener en cuenta que la cantidad de textos en este idioma en el espacio reduccional era superior a la que existía en otros conjuntos misionales americanos, posibilitando así el desarrollo de toda una producción bibliográfica en guaraní, vinculada a la constitución de un público lector y a la variación en el aprendizaje lingüístico de los propios jesuitas.

36El problema aquí analizado es el punto de partida para un estudio más amplio de la relación entre prácticas de evangelización y cultura textual y la recuperación de la importancia de las lenguas generales en la historia colonial de América. La dilatación geográfica del catolicismo a partir de la expansión ultramarina europea, el rol de las órdenes religiosas en la evangelización y el desarrollo de una producción tipográfica para idiomas locales conforman la materia prima para una historia cultural basada en estas problemáticas. En este contexto, los misioneros actuaron ciertamente como vanguardia de la colonialidad. No obstante, el proceso de constitución de los textos conservados en las bibliotecas aquí estudiadas necesariamente requirió negociación, de modo que es posible postular la existencia de intercambios culturales a partir del contacto entre esquemas gramaticales y sopores textuales europeos, contenidos lingüísticos más o menos locales y surgimiento de variables novedosas para expresar el mensaje cristiano. Esos intercambios, plasmados en el libro-códice, organizados en estanterías y bibliotecas, ocupan espacios importantes de los inventarios aquí estudiados y quiebran esquemas organizativos constituidos. Esta es, pues, la dimensión bibliográfica de la interacción cultural temprano-moderna en los márgenes de la monarquía hispánica. Las posibilidades de reapropiación de este saber – los guaraníes adueñándose de cientos de ejemplares del Ara Poru aguĭyey haba, probablemente nunca antes utilizados – constituyen uno de los derivados más curiosos, e inaccesibles, de este proceso.

  • 65 Entre paréntesis se aclara el número de libros en guaraní identificado en cada uno de los documento (...)

Tabla 2 – Compulsa documental relativa a los libros en guaraní presentes en las bibliotecas de las reducciones del Paraná y Uruguay65.

Reducciones

Fuentes en AGN de Buenos Aires (varios tipos de documentos)

Fuentes en ANCh de Santiago (inventarios de bienes)

Referencia a libros en Brabo (inventarios de bienes)

Inventarios de bienes

Inventarios de libros jesuíticos

Remisión de libros de Vértiz

Santos Apóstoles

"De los Santos Apóstoles...", n° 29 (11). Leg. 22-06-03.
"De los Santos Apóstoles...", n° 17 (11). Leg. 22-09-04.
"Apunte de los libros..." [1771] (0). Leg. 18-06-06.

-

-

"Compulsa de los autos...". Vol. 140.

p. 9 (0)

Santo Ángel

"Santo Ángel. Testimonio...", n° 20 (11). Leg. 22-06-04.

-

"Remite los diccionarios y artes..." [1772] (6). Leg. 22-09-06

"Compulsa de los autos originales...". Vol. 140.

p. 36 (11)

San Borja

"Compulsa de los autos...", n° 27 (16). Leg. 22-06-04.

-

-

"Compulsa de los autos...". Vol. 142.

p. 41-42 (15)

San Carlos

"San Carlos. Testimonio...", n° 10 (11). Leg. 22-06-03.
"San Carlos. Testimonio...", n° 2 (11). Leg. 22-06-03.
"San Carlos. Testimonio...", n°11 (11). Leg. 22-06-03.
"San Carlos. Testimonio...", n°8 (11). Leg. 22-09-04.

"Índice de los libros..." [sin fecha] (10). Leg. 07-01-01.

-

"San Carlos. Testimonio...". Vol. 150.

p. 55 (0)

Concepción

"Concepción. Testimonio de las diligencias...", n° 14 (18). Leg. 22-06-03.
"Concepción. Testimonio de las diligencias...", n° 1 (18). Leg. 22-09-04.

"Índice circunstanciado de los libros..." [sin fecha] (10). Leg 07-01-01.
"Índice circunstanciado de los libros..." [sin fecha] (0). Leg. 07-01-01.

-

"Testimonio de las diligencias actuadas...". Vol. 141.

p. 61-62 (6) y p. 67 (2)

La Cruz

"Cruz. Testimonio de las diligencias...", n°9 (0, no se alude a la librería). Leg. 22-06-03.
"Cruz. Testimonio de las diligencias...", n°9 (0, ídem). Leg. 22-06-03.
"Nuestra Señora de la Asunción...", n°9 (0, ídem). Leg. 22-06-03.
"Nuestra Señora de la Asunción...", n°14 (0, ídem). Leg. 22-06-03.

-

-

"Testimonio de las diligencias actuadas...". Vol. 142.

No se alude a la librería (0)

San Javier

"San Francisco Javier. Testimonio...", n° 15 (0). Leg. 22-06-03.
"San Francisco Javier.
Testimonio...", n° 13 (0). Leg. 22-09-04.

"Catálogo de los libros..." [sin fecha] (5). Leg. 07-01-01.

-

"Compulsa de los autos...". Vol. 145.

p. 97 (0)

San José

"Pueblo de San José. Testimonio...", n° 28 (12). Leg. 22-06-03.
"Pueblo de San José. Testimonio...", n° incomprensible (12). Leg. 22-06-04.

-

-

"San José. Testimonio...". Vol. 150.

p. 111 ("Varios vocabularios y gramáticas en guaraní")

San Juan

"San Juan Bautista. Testimonio...", n° 1 (2). Leg. 22-06-03.
"San Juan Bautista. Testimonio...", n° 16 (2).
Leg. 22-09-04.

-

"Remite los diccionarios y artes..." [1772] (14). Leg. 22-09-06

"Compulsa de autos originales...". Vol. 140.

p. 127 (2)

San Lorenzo

"Pueblo de San Lorenzo. Testimonio...", n° 16 (19). Leg. 22-06-03.
"Pueblo de San Lorenzo. Testimonio...", n° 15 (19). Leg. 22-09-04.

"Nómina de los autores jesuitas..." [sin fecha] (21). Leg. 07-01-02.

"Remite los diccionarios y artes..." [1772] ("se ignora" la cantidad). Leg. 22-09-06

"Compulsa de autos originales…". Vol. 140.

p. 132 (19)

San Luis

"Del pueblo de San Luis Gonzaga...", n° 3 (18). Leg. 22-06-03.
"Del pueblo de San Luis Gonzaga...", n° 23 (18). Leg. 22-06-04.

-

"Remite los diccionarios y artes..." [1772] (19). Leg. 22-09-06

"Compulsa de los autos originales...". Vol. 143.

p. 145 (18)

Santa María la Mayor

"Santa María la Mayor. Testimonio...", n° 7 (19). Leg. 22-06-03.
"Santa María la Mayor. Testimonio...", n°7 (19). Leg. 22-06-03.
"Santa María la Mayor. Testimonio...", n° 7 (19). Leg. 22-06-04.

-

-

"Compulsa de los autos...". Vol. 142.

p. 153 (3) y p. 160 (16)

Santos Mártires

"Santos Mártires. Compulsa...", n° incomprensible (46). Leg. 22-06-03.
"Santos Mártires. Compulsa...", n° 26 (46). Leg. 22-06-04.

-

-

"Compulsa de los auto...". Vol. 142.

p. 174 (46)

San Miguel

"Del pueblo de San Miguel...", n° 23 (12). Leg. 22-06-03.
"Del pueblo de San Miguel...", n° 19 (12). Leg. 22-06-04.

-

"Remite los diccionarios y artes..." [1772] (12). Leg. 22-09-06

"Compulsa de los autos...". Vol. 143.

p. 185 (11)

San Nicolás

"Pueblo de San Nicolás. Testimonio...", n° 26 (0, no se detalla la librería). Leg. 22-06-03.
"Pueblo de San Nicolás. Testimonio...", n° 4 (0, ídem). Leg. 22-09-04.

-

"Remite los diccionarios y artes..." [1772] (29). Leg. 22-09-06

"Compulsa de autos originales...". Vol. 140.

p. 206 (0)

Santo Tomé

"Santo Tomé. Compulsa...", n° 25 (2). Leg. 22-06-03.
"Compulsa de los autos...", n° 2 (2). Leg. 22-09-04.

-

-

"Compulsa de los autos...". Vol. 142.

p. 212 (2) y p. 214 (0)

Yapeyú

"Yapeyú. Testimonio de las diligencias...", n° 27 (16). Leg. 22-06-03.
"Yapeyú. Testimonio de las diligencias...", n° 27 (16). Leg. 22-06-03.
"Testimonio [roto] diligencias actuadas..." [1778], n° 27 (16). Leg. 22-06-03.
"Yapeyú. Testimonio de las diligencias...", n° 3 (16). Leg. 22-09-04.

-

-

"Compulsa de los autos...". Vol. 142.

p. 227 (5 y "Ademas algunos ejemplares de vocabularios en guaraní, ya repetidos en los anteriores inventarios")

Santa Ana

"Santa Ana. Testimonio...", n° 20 (0, no se detalla la librería). Leg. 22-06-03.
"Santa Ana. Testimonio...", n° 8 (0, ídem). Leg. 22-09-04.

-

-

"Testimonio de las diligencias practicadas...". Vol. 140.

p. 246 (0)

Candelaria

"Candelaria. Testimonio de los autos...", n° 13 (1163). Leg. 22-06-03.
"Candelaria. Testimonio de los autos...", n° 13 (1163). Leg. 22-06-03.
"Candelaria. Testimonio de los autos...", n° 12 (1163). Leg. 22-09-04.
"Instancia del administrador general..." (3+1042, detallados). Leg. 17-03-06.

"Índice de todos los libros..." [sin fecha] (19). Leg. 07-01-01.

-

"Compulsa de los autos...". Vol. 141.

p. 257-258 (20) y p. 271-272 (1143)

Corpus

"Corpus. Testimonio de las diligencias...", n° 21 (14). Leg. 22-06-03.
"Corpus. Testimonio de las diligencias...", n° 10 (14). Leg. 22-09-04.
"Memoria de los libro..." [sin fecha] (7). Leg. 07-01-01.

-

-

"Corpus. Testimonio de las diligencias...". Vol. 143.

p. 284 (7)

San Cosme

"San Cosme. Testimonio...", n° 5 (33). Leg. 22-06-03.
"San Cosme. Testimonio...", n° 25 (33). Leg. 22-06-04.

-

"Remite los diccionarios y artes..." [1772] (33). Leg. 22-09-06

"Compulsa de los autos originales...". Vol. 143.

p. 297 (33)

San Ignacio Guazú

"Inventario del pueblo de San Ignacio Guazó", n° 18 (35). Leg. 22-06-03.
"Compulsa… en… San Ignacio Guazú, Nuestra Señora de Fe y Santa Rosa", n° 6 (35+19+20). Leg. 22-09-04.

-

"Remite los diccionarios y artes..." [1772] (48). Leg. 22-09-06

" Testimonio... en... San Ignacio Guazú, Santa María de Fe y Santa Rosa ". Vol. 141.

p. 307-308 (24)

San Ignacio Mirí

"San Ignacio Mirí. Testimonio...", n° 24 (16). Leg. 22-06-03.
"San Ignacio Mirí. Testimonio...", n° 7 (16). Leg
. 22-09-04.

-

-

"Testimonio de las diligencias actuadas...". Vol. 141.

p. 314 (3) y p. 315-316 (13)

Itapúa

"Itapúa. Testimonio de las diligencias...", n° 17 (13). Leg. 22-06-03.
"Itapúa. Testimonio de las diligencias...", n° 24 (13). Leg. 22-06-04.

"Índice de los libros y autores..." [1772] (8). Leg. 07-01-01.

-

"Itapúa. Testimonio de las diligencias...". Vol. 143.

p. 331 (13)

Jesús

"Jesús. Testimonio de los autos...", n° 28 (0). Leg. 22-06-04.

-

-

"Testimonio de las diligencias...". Vol. 140.

p. 344 (0)

Loreto

"Loreto. Testimonio de las diligencias...", n° 12 (0, librería no detallada). Leg. 22-06-03.
"Loreto. Testimonio de las diligencias...", n° 11 (0, ídem). Leg. 22-09-04.

Sin título (primera línea: "Loreto libros de a folio") [sin fecha] (4). Leg. 07-01-01

-

"Loreto. Testimonio de las diligencias...". Vol. 143.

p. 349 (0)

Nuestra Señora de Fe

"Inventario del pueblo de Santa Maria de Fe", n° 19 (19). Leg. 22-06-03.
" Compulsa… en… San Ignacio Guazú, Nuestra Señora de Fe y Santa Rosa", n° 6 (35+19+20). Leg. 22-09-04.

-

"Remite los diccionarios y artes..." [1772] (37). Leg. 22-09-06

" Testimonio... en... San Ignacio Guazú, Santa María de Fe y Santa Rosa ". Vol. 141.

p. 360 (19)

Santa Rosa

"Inventario del pueblo de Santa Rosa", n° 22 (20). Leg. 22-06-03.
" Compulsa… en… San Ignacio Guazú, Nuestra Señora de Fe y Santa Rosa", n° 6 (35+19+20). Leg. 22-09-04.

-

"Remite los diccionarios y artes..." [1772] (18). Leg. 22-09-06

"Testimonio... en... San Ignacio Guazú, Santa María de Fe y Santa Rosa". Vol. 141.

p. 370 (19) y p. 393 (1)

Santiago

"Del pueblo de Santiago. Testimonio...", n° 6 (22). Leg. 22-06-03.
"Del pueblo de Santiago. Testimonio...", n° 23 (22). Leg. 22-06-04.

-

"Remite los diccionarios y artes..." [1772] (20). Leg. 22-09-06

"Compulsa de los autos originales...". Vol. 143.

p. 402 (22)

Trinidad

"El Pueblo de la Santísima Trinidad...", n° 8 (12). Leg. 22-06-03.
"El Pueblo de la Santísima Trinidad...", n° 9 (12). Leg. 22-09-04.

"Nómina de los libros..." [sin fecha] (11). Leg. 07-01-02.

-

"Compulsa de los autos originales...". Vol. 150.

p. 422 (17)

Tabla 3 – Libros en guaraní impresos en Madrid presentes en las bibliotecas del Paraguay jesuítico. Para las fuentes de esta tabla y las siguientes, véase Tabla 2 y nota 19.

Espacio y libro

Montoya. Tesoro

Montoya. Arte y bocab.

Montoya. Tesoro + Arte

Montoya. Catec.

Insaurralde. Ara Poru

Total

Apóstoles

4

4

Santo Ángel

1

2

6

9

San Borja

3

3

1

1

8

San Carlos

1

1

2

Concepción

2

2

4

2

10

San Javier

0

San José

4

2

6

San Juan

0

San Lorenzo

9

9

San Luis

0

Santa María

2

6

8

Mártires

6

5

6

14

31

San Miguel

3

4

7

San Nicolás

0

Santo Tomé

0

Yapeyú

3

5

1

9

Candelaria

4

3

50

782

839

Corpus

1

1

San Cosme y Damián

0

San Ignacio Guazú

3

2

4

9

San Ignacio Mirí

3

3

Itapúa

6

6

Loreto

0

Nuestra Señora de Fe

2

2

Santa Rosa

3

7

1

11

Santiago

2

2

2

4

10

Trinidad

1

4

1

6

Asunción

13

13

1

4

31

Otras instituc. jesuitas

10

20

0

7

20

57

Total

69

79

13

86

831

1078

Tabla 4 – Libros en guaraní impresos en las misiones presentes en las bibliotecas del Paraguay jesuítico.

Espacio y libro

Nieremberg

Manuale

Restivo. Vocab.

Restivo. Arte

Restivo. Vocab. + Arte

Yapuguay. Ex. Catec.

Yapuguay. Sermones

Total

Apóstoles

5

2

7

Santo Ángel

1

1

2

San Borja

8

8

San Carlos

2

2

1

2

7

Concepción

2

4

1

1

8

San Javier

0

San José

1

4

1

6

San Juan

2

2

San Lorenzo

10

10

San Luis

0

Santa María

3

3

3

1

1

11

Mártires

7

6

1

14

San Miguel

4

1

5

San Nicolás

0

Santo Tomé

2

2

Yapeyú

1

3

3

7

Candelaria

2

1

3

Corpus

2

3

7

12

San Cosme y Damián

0

San Ignacio Guazú

3

2

1

3

9

San Ignacio Mirí

3

3

Itapúa

1

3

1

5

Loreto

2

2

Nuestra Señora de Fe

3

3

6

Santa Rosa

1

3

3

1

8

Santiago

3

3

6

Trinidad

1

2

2

1

6

Asunción

3

4

7

Otras instituc. jesuitas

2

0

4

5

0

4

2

17

Total

4

16

35

39

21

31

27

173

Tabla 5 – Subtotales de libros en guaraní en las bibliotecas del Paraguay jesuítico y manuscritos e impresos no identificados con precisión.

Espacio y libro

Total identificados impr. en Madrid

Total identificados impr. misiones

Otros

Total

Apóstoles

4

7

11

Santo Ángel

9

2

11

San Borja

8

8

16

San Carlos

2

7

2 mss. de "exemplos" y "aprovechar el tiempo"

11

Concepción

10

8

18

San Javier

0

0

Mss.: 2 Vocab. y 2 Artes (Montoya) y 1 Catec. (Yapuguay)

5

San José

6

6

12

San Juan

0

2

En gn. sin detallar

14

San Lorenzo

9

10

En gn. sin detallar

21

San Luis

0

0

En gn. sin detallar

18

Santa María

8

11

19

Mártires

31

14

1 Catec. ms. (Restivo)

46

San Miguel

7

5

12

San Nicolás

0

0

En gn. sin detallar

29

Santo Tomé

0

2

2

Yapeyú

9

7

16

Candelaria

839

3

4 "Tesoro y arte" (Montoya), 5 "libros de lengua" impr., 6 "libros de lengua" mss., 2 Vocab., 2 "libros de la lengua", 2 "libros de la lengua" mss., 94 Artes, Vocab. y Predicables (in 4°) impr., 36 mss. de "sermones y vocabularios" (in 4°), 60 Artes, Catec. y Sermones impr. en las misiones

1053

Corpus

1

12

1 Vocab.

14

San Cosme y Damián

0

0

En gn. sin detallar

33

San Ignacio Guazú

9

9

1 "Arte y bocabulario" (Montoya-Restivo), 17 mss., 12 más en gn. sin detallar

48

San Ignacio Mirí

3

3

3 Artes, 3 Vocab., 3 "medianos de sermones y doctrina", "otro en rezos"

16

Itapúa

6

5

3 Vocab.

14

Loreto

0

2

4 Vocab. (1639 y 1722)

6

Nuestra Señora de Fe

2

6

5 Vocab., 1 Doctrina, 5 Artes, otros 18 en gn. sin detallar

37

Santa Rosa

11

8

1 Arte guaraní ms. de García

20

Santiago

10

6

6 Doctrinas

22

Trinidad

6

6

12

Asunción

31

7

2 Artes de Anchieta, 15 mss.

55

Otras instituc. jesuitas

57

17

32 libros (varios)

106

Total

1078

173

446

1697

Haut de page

Notes

1 A lo largo de este artículo, nos referimos a “evangelización” en un sentido genérico y amplio, sin entrar en los debates que existen en la literatura académica con respecto al uso categorial de esta expresión.

2 Gruzinski, Serge, Las cuatro partes del mundo. Historia de una mundialización, México, Fondo de Cultura Económica, 2010, p. 71‑94 y 393‑413.

3 Garone Gravier, Marina, “Cultura impresa colonial en lenguas indígenas: una visión histórica y regional”, Ensayos. Historia y teoría del arte, 2010, vol. 18, p. 99‑140 [En línea], URL: https://revistas.unal.edu.co/index.php/ensayo/article/view/45882. Consultado el 1 de noviembre de 2018.

4 Obermeier, Franz y Cerno, Leonardo, “Nuevos aportes de la lingüística para la investigación de documentos en guaraní de la época colonial (Siglo XVIII)”, Folia Histórica del Nordeste, 2013, vol. 21, p. 33‑56 [En línea], URL: https://revistas.unne.edu.ar/index.php/fhn/article/download/3352/3000. Consultado el 1 de noviembre de 2018.

5 Wilde, Guillermo, “Adaptaciones y apropiaciones en una cultura textual de frontera: impresos misionales del Paraguay Jesuítico”, História Unisinos, 2014, vol. 18, no 2, p. 270‑286 [En línea], URL: http://revistas.unisinos.br/index.php/historia/article/view/htu.2014.182.06. Consultado el 1 de noviembre de 2018.

6 Neumann, Eduardo, Letra de Índios. Cultura escrita, comunicação e memória indígena nas Reduções do Paraguai, São Bernardo do Campo, Nhanduti Editora, 2015.

7 Boidin, Capucine, Mots guarani du pouvoir, pouvoir des mots guarani. Essai d’anthropologie historique et linguistique (XIX-XVI et XVI-XIX). Habilitation. París, Université Sorbonne Nouvelle, 2017. El proyecto en desarrollo Langues Générales d'Amérique du Sud (LANGAS), dirigido en su sección sobre guaraní por Capucine Boidin, contiene transcripciones y una base de datos de la producción escrita en guaraní de las reducciones. URL: http://langas.cnrs.fr/#/description. Consultado el 1 de noviembre de 2018.

8 De aquí en adelante, cuando aludamos a libros “en guaraní” incluiremos tanto los textos escritos íntegramente en este idioma cuanto los textos lingüísticos que, en sentido estricto, son bilingües (castellano-guaraní).

9 Gruzinski, Serge, Las cuatro partes del mundo. Historia de una mundialización, México, Fondo de Cultura Económica, 2010, p. 393‑413.

10 Castelnau-L’Estoile, Charlotte de, “«En raison des conquêtes, de la religion et du commerce». L’invention de la langue générale dans le Brésil du XVIe siècle”, Mélanges de la Casa de Velázquez. Nouvelle série, 2015, no 45‑1, p. 77‑98 [En línea], URL: https://journals.openedition.org/mcv/6147. Consultado el 1 de noviembre de 2018.

11 Wilde, Guillermo, “Adaptaciones y apropiaciones en una cultura textual de frontera: impresos misionales del Paraguay Jesuítico”, História Unisinos, 2014, vol. 18, no 2, p. 270‑286 [En línea], URL: http://revistas.unisinos.br/index.php/historia/article/view/htu.2014.182.06. Consultado el 1 de noviembre de 2018.

12 Melià, Bartomeu, “El guaraní y sus transformaciones: guaraní indígena, guaraní criollo y guaraní jesuítico”, en Wilde, Guillermo (dir.), Saberes de la conversión. Jesuitas, indígenas e imperios coloniales en las fronteras de la cristiandad, Buenos Aires, SB, 2011, p. 88‑98.

13 Melià, Bartomeu, La Lengua Guaraní en el Paraguay colonial, Asunción, CEPAG, 2003.

14 Burke, Peter, “Cultures of translation in early modern Europe”, en Burke, Peter, Cultural Translation in Early Modern Europe, Cambridge, Cambridge University Press, 2007, p. 738.

15 Neumann, Eduardo, Letra de Índios. Cultura escrita, comunicação e memória indígena nas Reduções do Paraguai, São Bernardo do Campo, Nhanduti Editora, 2015, p. 6880.

16 Neumann, Eduardo, Letra de Índios. Cultura escrita, comunicação e memória indígena nas Reduções do Paraguai, São Bernardo do Campo, Nhanduti Editora, 2015, p. 99135.

17 Francisco Bruno de Zavala, “Remite los diccionarios y artes de lengua guaraní”, Buenos Aires, Archivo General de la Nación (AGN), Sala IX, 22-09-06.

18 Benito Moya, Silvano G. A., “Bibliotecas y libros en la cultura universitaria de Córdoba durante los siglos XVII y XVIII”, Información, cultura y sociedad, 2012, no 26, p. 22 y 32‑33 [En línea], URL: http://revistascientificas.filo.uba.ar/index.php/ICS/article/view/713. Consultado el 1 de noviembre de 2018.

19 En esta tabla se listan los documentos referentes a las reducciones de guaraníes. La cantidad de legajos que refieren a libros y bibliotecas de las restantes instituciones jesuíticas (colegios, residencias y otras reducciones) de la provincia del Paraguay es muy amplia. Todos ellos, con la sola excepción de Tarija, pueden encontrarse en el Fondo de Temporalidades del AGN. Estos legajos serán objeto de un artículo específico de nuestra autoría, de modo que remitimos al mismo para mayores detalles sobre los mismos.

20 Brabo, Francisco Javier (ed.), Inventarios de los pueblos de misiones, Madrid, Imprenta y Estereotipia de M. Rivadeneyra, 1872.

21 Existe una edición del inventario de libros de Asunción, así como también de un catálogo de la biblioteca de Córdoba, elaborado en 1757 y por lo tanto anterior a la expulsión. Véase Fraschini, Alfredo Eduardo (dir.), Index librorum Bibliothecae Collegii Maximi Cordubensis Societatis Jesu anno 1757, Córdoba, Universidad Nacional de Córdoba, 2005; Gorzalczany, Marisa Andrea y Olmos Gaona, Alejandro, La biblioteca jesuítica de Asunción, Buenos Aires, edición de los autores, 2006.

22 Furlong, Guillermo, “Las bibliotecas jesuíticas en las reducciones del Paraguay y del Chaco”, Estudios, 1925, p. 171‑175 ; Furlong, Guillermo, Bibliotecas argentinas durante la dominación hispánica, Buenos Aires, Huarpes, 1944.

23 Gutiérrez, Ramón, “Las bibliotecas de las misiones jesuíticas. Consideraciones sobre la de Candelaria”, Investigaciones y Ensayos, 2006, no 54 ; Vega, Fabián R., “Los saberes misionales en los márgenes de la monarquía hispánica: los libros de la reducción jesuítico-guaraní de Candelaria”, Archivum Historicum Societatis Iesu, 2017, vol. LXXXVI, no 172, p. 337‑386.

24 Obermeier, Franz, “Die Inventare der Jesuitenreduktionen bei der Vertreibung des Ordens aus dem La-Plata-Raum im 18. Jahrhundert und ihre buch- und bibliotheksgeschichtliche Bedeutung”, Wolfenbütteler Notizen zur Buchgeschichte, 2016, vol. 41, no 12, p. 77105.

25 Chartier, Roger, Libros, lecturas y lectores en la Edad Moderna, Madrid, Alianza, 1994, p. 20‑33.

26 Bouza, Fernando, Corre manuscrito. Una historia cultural del Siglo de Oro, Madrid, Marcial Pons Historia, 2016.

27 Telesca, Ignacio, “«Como dolor de Tripas». El colegio de Asunción del Paraguay entre las revueltas comuneras y la expulsión”, en Telesca, Ignacio, Tras los Expulsos. Cambios demográficos y territoriales en el Paraguay después de la expulsión de los jesuitas, Asunción, Centro de Estudios Antropológicos de la Universidad Católica, 2009, p. 144‑151.

28 En otros colegios, fuera del mencionado de Asunción, existían unos diez manuscritos.

29 Furlong, Guillermo, Misiones y sus pueblos de guaraníes, Buenos Aires, 1962, p. 568‑569. Otra fuente aducida por Furlong es una carta escrita por el procurador jesuita en la corte de Portugal en 1744, dirigida al provincial del Paraguay, en la cual le agradece la entrega “del cajoncillo del Flos Sanctorum”. No obstante no se aclara que se trate de un texto en guaraní.

30 Furlong, Guillermo, Misiones y sus pueblos de guaraníes, Buenos Aires, 1962, p. 589.

31 Krüger, René, “La imprenta misionera jesuítico-guaraní y el primer libro rioplatense, Martirologio Romano, de 1700”, Cuadernos de Teología, 2010, no 29, p. 1‑27.

32 Medina, José Toribio, Historia de la imprenta en los antiguos dominios españoles de América y Oceanía, vol. 2, Santiago de Chile, Fondo Histórico y bibliográfico José Toribio Medina, 1958, p. 206.

33 “Instancia del administrador general (...) se agreguen los inventarios obrados en el pueblo de Candelaria”, f. 38v, Buenos Aires, AGN, Sala IX, 17-03-06.

34 Gutiérrez, Ramón, “Las bibliotecas de las misiones jesuíticas. Consideraciones sobre la de Candelaria”, Investigaciones y Ensayos, 2006, no 54.

35 Estos libros no se detallan, pero debido a la referencia al idioma, el conjunto de sesenta volúmenes estaría compuesto de ejemplares del Manuale ad usum Patrum Soceitatis Iesu (1721), del Vocabulario de la lengua guaraní (1722), del Arte de la lengua guaraní (1724), de la Explicación de el catechismo (1724) y de los Sermones y exemplos en lengua guaraní (1727).

36 “Índice Histórico del Archivo Grande” (1748), Buenos Aires, AGN, Sala IX, 07-01-04, f. 77.

37 San Nicolás fue un foco cultural importante en la producción de manuscritos en guaraní. Véase Melià, Bartomeu, La Lengua Guaraní en el Paraguay colonial, Asunción, CEPAG, 2003, p. 287‑305.

38 Benito Moya, Silvano G. A., “Bibliotecas y libros en la cultura universitaria de Córdoba durante los siglos XVII y XVIII”, Información, cultura y sociedad, 2012, no 26, p. 14‑21 [En línea], URL: http://revistascientificas.filo.uba.ar/index.php/ICS/article/view/713. Consultado el 1 de noviembre de 2018; Vega, Fabián R., “Los saberes misionales en los márgenes de la monarquía hispánica: los libros de la reducción jesuítico-guaraní de Candelaria”, Archivum Historicum Societatis Iesu, 2017, vol. LXXXVI, no 172, p. 357‑362.

39 Romano, Antonella, “La experiencia de la misión y el mapa europeo de los saberes sobre el mundo en el Renacimiento: Antonio Possevino y José de Acosta”, en Wilde, Guillermo (dir.), Saberes de la conversión. Jesuitas, indígenas e imperios coloniales en las fronteras de la cristiandad, Buenos Aires, SB, 2011, p. 142‑148.

40 Telesca, Ignacio, “«Como dolor de Tripas». El colegio de Asunción del Paraguay entre las revueltas comuneras y la expulsión”, en Telesca, Ignacio, Tras los Expulsos. Cambios demográficos y territoriales en el Paraguay después de la expulsión de los jesuitas, Asunción, Centro de Estudios Antropológicos de la Universidad Católica, 2009, p. 144‑151.

41 Daher, Andrea, “De los intérpretes a los especialistas: el uso de las lenguas generales de América en los siglos XVI y XVII”, en Wilde, Guillermo (dir.), Saberes de la conversión. Jesuitas, indígenas e imperios coloniales en las fronteras de la cristiandad, Buenos Aires, SB, 2011, p. 74‑78.

42 Vega, Fabián R., “Los saberes misionales en los márgenes de la monarquía hispánica: los libros de la reducción jesuítico-guaraní de Candelaria”, Archivum Historicum Societatis Iesu, 2017, vol. LXXXVI, no 172, p. 357‑362 y 366‑371.

43 Sobre este libro véase Palomera Serreinat, Lluís, Un ritual bilingüe en las reducciones del Paraguay: el Manual de Loreto (1721), Editorial Verbo Divino-Universidad Católica Boliviana, 2002. No debería desconocerse, en este punto, la importancia que tenía el espacio físico para entender los diferenciados usos de lo escrito. Véase Darnton, Robert, “Historia de la lectura”, en Burke, Peter (dir.), Formas de hacer Historia, Madrid, Alianza, 1993, p. 189‑190.

44 Garone Gravier, Marina, “Cultura impresa colonial en lenguas indígenas: una visión histórica y regional”, Ensayos. Historia y teoría del arte, 2010, vol. 18, p. 113‑115 [En línea], URL: https://revistas.unal.edu.co/index.php/ensayo/article/view/45882. Consultado el 1 de noviembre de 2018.

45 Chartier, Roger, Libros, lecturas y lectores en la Edad Moderna, Madrid, Alianza, 1994, p. 62‑71.

46 Garone Gravier, Marina, “Cultura impresa colonial en lenguas indígenas: una visión histórica y regional”, Ensayos. Historia y teoría del arte, 2010, vol. 18, p. 107‑115 [En línea], URL: https://revistas.unal.edu.co/index.php/ensayo/article/view/45882. Consultado el 1 de noviembre de 2018.

47 Mathes, Michael, “Oasis culturales en la antigua California: las bibliotecas de las misiones de Baja California en 1773”, Estudios de Historia Novohispana, 1991, vol. 10, p. 369‑442.

48 Romero, Catalina Romero, “Tres bibliotecas jesuitas en pueblos de misión: Buenavista, Paila y Santa Rosa, en la región de Moxos”, Revista de Indias, 1992, vol. 52, no 195, p. 889‑922. La situación de Moxos, sin embargo, es más compleja, puesto que actualmente los archivos contienen una gran cantidad de manuscritos en lenguas indígenas (elaborados en general después de la expulsión). Véase por ejemplo Saito, Akira, “Las misiones y la administración del documento: El caso de Mojos, siglos XVIII-XX”, en Saito, Akira y López Beltrán, Clara (dir.), Usos del documento y cambios sociales en la historia de Bolivia, Osaka, National Museum of Ethnology, 2005, p. 32‑37.

49 Se excluyen dos reducciones de las que se ignora la proporción de textos en guaraní.

50 Obermeier, Franz y Cerno, Leonardo, “Nuevos aportes de la lingüística para la investigación de documentos en guaraní de la época colonial (Siglo XVIII)”, Folia Histórica del Nordeste, 2013, vol. 21, p. 33‑56 [En línea], URL: https://revistas.unne.edu.ar/index.php/fhn/article/download/3352/3000. Consultado el 1 de noviembre de 2018.

51 Furlong, Guillermo, Misiones y sus pueblos de guaraníes, Buenos Aires, 1962, p. 568.

52 Medan, Diego, “La «Explicacion de el catechismo» de Nicolás Yapuguay (1724) a la luz del ejemplar de la Colección Arata”, IHS. Antiguos jesuitas en Iberoamérica, 2018, vol. 6, no 1, p. 40‑60 [En línea], URL: https://revistas.unc.edu.ar/index.php/ihs/article/view/19194. Consultado el 1 de noviembre de 2018.

53 Darnton, Robert, “Historia de la lectura”, en Burke, Peter (dir.), Formas de hacer Historia, Madrid, Alianza, 1993, p. 198‑200.

54 Saito, Akira, “Las misiones y la administración del documento: El caso de Mojos, siglos XVIII-XX”, en Saito, Akira y López Beltrán, Clara (dir.), Usos del documento y cambios sociales en la historia de Bolivia, Osaka, National Museum of Ethnology, 2005, p. 43‑50.

55 Gutiérrez, Ramón, “Las bibliotecas de las misiones jesuíticas. Consideraciones sobre la de Candelaria”, Investigaciones y Ensayos, 2006, no 54.

56 Neumann, Eduardo, Letra de Índios. Cultura escrita, comunicação e memória indígena nas Reduções do Paraguai, São Bernardo do Campo, Nhanduti Editora, 2015, p. 6880.

57 Neumann, Eduardo, Letra de Índios. Cultura escrita, comunicação e memória indígena nas Reduções do Paraguai, São Bernardo do Campo, Nhanduti Editora, 2015, p. 92.

58 Obermeier, Franz, “Los géneros didácticos en la literatura jesuítica rioplatense”, Antiguos jesuitas en Iberoamérica, 2018, vol. 6, no 1, p. 92‑95 [En línea], URL: https://revistas.unc.edu.ar/index.php/ihs/article/view/19196. Consultado el 1 de noviembre de 2018.

59 Neumann, Eduardo, Letra de Índios. Cultura escrita, comunicação e memória indígena nas Reduções do Paraguai, São Bernardo do Campo, Nhanduti Editora, 2015, p. 8086.

60 Obermeier, Franz, “Los géneros didácticos en la literatura jesuítica rioplatense”, Antiguos jesuitas en Iberoamérica, 2018, vol. 6, no 1, p. 86‑96 [En línea], URL: https://revistas.unc.edu.ar/index.php/ihs/article/view/19196. Consultado el 1 de noviembre de 2018.

61 Aunque esta requiera desde un punto de vista lingüístico ser actualizada en las ediciones de Restivo. Véase Obermeier, Franz y Cerno, Leonardo, “Nuevos aportes de la lingüística para la investigación de documentos en guaraní de la época colonial (Siglo XVIII)”, Folia Histórica del Nordeste, 2013, vol. 21, p. 43‑51 [En línea], URL: https://revistas.unne.edu.ar/index.php/fhn/article/download/3352/3000. Consultado el 1 de noviembre de 2018.

62 Obermeier, Franz, “Die Inventare der Jesuitenreduktionen bei der Vertreibung des Ordens aus dem La-Plata-Raum im 18. Jahrhundert und ihre buch- und bibliotheksgeschichtliche Bedeutung”, Wolfenbütteler Notizen zur Buchgeschichte, 2016, vol. 41, no 12, p. 89.

63 Por mencionar sólo algunos: González, Ricardo, “Textos e imágenes para la salvación: la edición misionera de la diferencia entre lo temporal y eterno”, Artcultura, 2009, vol. 11, no 18, p. 137‑158 [En línea], URL: http://www.seer.ufu.br/index.php/artcultura/article/download/7310/4717. Consultado el 1 de noviembre de 2018; Wilde, Guillermo, “Adaptaciones y apropiaciones en una cultura textual de frontera: impresos misionales del Paraguay Jesuítico”, História Unisinos, 2014, vol. 18, no 2, p. 274‑281 [En línea], URL: http://revistas.unisinos.br/index.php/historia/article/view/htu.2014.182.06. Consultado el 1 de noviembre de 2018; Gil, Fernando Miguel, “Introducción”, en Nieremberg, Juan Eusebio, De la diferencia entre lo temporal y lo eterno. Edición facsimilar, Buenos Aires, Instituto Bonaerense de Numismática y Antigüedades, Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Bolsa de Comercio de Rosario, 2010, p. XXV‑LXX.

64 El libro se encuentra en proceso de estudio y traducción por parte de Capucine Boidin y Leonardo Cerno.

65 Entre paréntesis se aclara el número de libros en guaraní identificado en cada uno de los documentos (los números de libros en documentos del archivo de Santiago de Chile coinciden por lo general con los del Archivo General de la Nación de Buenos Aires). Las fechas colocadas entre corchetes refieren a aquella que se encuentra en la portada o en el título del documento. En general, los documentos de la columna “Inventarios de bienes completos post-expulsión” fueron elaborados entre 1768 y 1778 como copias de los documentos originales redactados en el momento de la expulsión. Esta reconstrucción no es exhaustiva y es probable que existan algunos otros inventarios más dispersos.

Haut de page

Table des illustrations

Titre Gráfico 1 – Volúmenes de libros en guaraní en la provincia del Paraguay por tipo de producción.
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/73946/img-1.png
Fichier image/png, 83k
Titre Gráfico 2 – Comparación de la cantidad de libros en guaraní entre Candelaria y las 27 restantes reducciones de guaraníes para las que se han encontrado datos.
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/73946/img-2.png
Fichier image/png, 44k
Titre Gráfico 3 – Volúmenes de libros en guaraní en las reducciones del Paraná y el Uruguay. La reducción de Candelaria (Paraná) se excluye por razones de visualización.
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/73946/img-3.png
Fichier image/png, 120k
Titre Gráfico 4 – Proporción de libros en guaraní en el marco del total de volúmenes de las reducciones del Paraná y el Uruguay49.
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/73946/img-4.png
Fichier image/png, 65k
Titre Gráfico 5 – Temas de los volúmenes identificados en los inventarios por año de edición.
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/73946/img-5.png
Fichier image/png, 62k
Titre Gráfico 6 – Cantidad total en la provincia del Paraguay de libros impresos de Antonio Ruiz de Montoya.
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/73946/img-6.png
Fichier image/png, 59k
Titre Gráfico 7 – Cantidad total identificada en la provincia del Paraguay de libros en guaraní impresos en las reducciones (1705-1727).
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/73946/img-7.png
Fichier image/png, 97k
Titre Gráfico 8 – Cantidad de volúmenes según autor.
URL http://journals.openedition.org/nuevomundo/docannexe/image/73946/img-8.png
Fichier image/png, 103k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Fabián R. Vega, « La dimensión bibliográfica de la reducción lingüística. La producción textual jesuítica en guaraní a través de los inventarios de bibliotecas », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En ligne], Débats, mis en ligne le 10 décembre 2018, consulté le 23 janvier 2019. URL : http://journals.openedition.org/nuevomundo/73946 ; DOI : 10.4000/nuevomundo.73946

Haut de page

Auteur

Fabián R. Vega

CONICET - IDAES (UNSAM) - UBA

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Nuevo mundo mundos nuevos est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page